Tag Archive | subvenciones

Primero de mayo

Primero de mayo, día internacional de los trabajadores del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras por parte, fundamentalmente, de los movimientos socialistas, anarquistas, comunistas y, últimamente, podemitas.

Las manifestaciones realizadas hoy en las principales ciudades de España, vistas desde fuera, han resultado un fracaso, tanto por el número de manifestantes como por la politización de sus reivindicaciones: Se han confundido, o fundido, con temas independentistas (el Secretario General de UGT, el asturiano José María Álvarez Suárez dijo expresamente que era independentista catalán cuando optó a tal puesto), cada vez tienen menos afiliados y, desde luego, ninguno de nivel universitario, que creen en la meritocracia, de trabajadores de pequeñas empresas, de autónomos y de jóvenes en general, que piensan que ya no habrá nunca un trabajo para todo la vida.

Los Sindicatos viven de las subvenciones y, salvo honrosas excepciones, acogen entre los liberados a personas con ideas todavía imbuidas en la lucha de clases, y a aquellos que ven peligrar su puesto de trabajo en edad en la que no volverían a encontrar otro, por conflictivos, por falta de preparación o porque no rinden al nivel que el empresario demanda. Son los que hoy han dicho que o se reparte la riqueza (¿) o habrá un conflicto social garantizado. Mucho peor son los sindicatos autónomos secesionistas y radicales.

Los Sindicatos de la época de la Transición no tienen nada que ver con los actuales, aunque sean las mismas siglas. Aquellos tenían mucha razón de ser. Los de hoy, ninguna. Y lo peor es que son absolutamente necesarios en cualquier democracia, porque representan el contrapeso al poder del capital. Pero me temo que, como otras muchas cosas en España, o se actualizan y cambian su forma de ser y actuar, o acabarán en la inmensidad democrática de la nada, un “cementerio de elefantes” sufragados por el erario público.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 01-05-2018

Anuncios

Todo a Cien – 277 La recogida de la fresa

Hay noticias que no sé por qué, no publican los grandes medios de comunicación nacionales. Por ejemplo, los empresarios andaluces han tenido que contratar en origen, los que están en España tampoco quieren hacerlo, a once mil rumanos y marroquíes porque los andaluces no quieren trabajar en la recogida de la fresa. Y ¿por qué? Pues porque el convenio del sector establece un precio de seis euros la hora trabajada. Ocho horas al día por veinte días laborables, total novecientos sesenta euros, importe superior al salario mínimo interprofesional. Y hay gente que con el PER, el paro, las subvenciones y la economía sumergida, no quieren trabajar por ese dinero. Además de vagos e insolidarios con el resto de españoles, no pagan impuestos, pero sí demandan servicios.

 

 

Esto es conocido por todo el mundo, especialmente por las autoridades municipales, autonómicas y nacionales. Pero nadie pone remedio, nadie se atreve a poner orden en este tema y convertir en productivo el gasto improductivo que es la prestación por desempleo y subvenciones a quienes no trabajan, introduciendo criterios de eficacia, cambiando el concepto por el de Salario de Subsistencia, periodo transitorio, cobrando lo mismo que el SMI, con contraprestación de colaboración social de obligado cumplimiento por parte de los perceptores, en horario de jornada completa: Mañanas, de nueve a catorce horas, arreglo de carreteras y caminos, ambulatorios, hospitales, escuelas, cárceles, limpieza de bosques, riberas y acequias, medio ambiente, acompañamiento de disminuidos, discapacitados, ancianos, y mil y una necesidades más que es necesario cubrir. Horario de tarde, de cinco a siete: Cursos de capacitación impartidos por y en escuelas, institutos y universidades, controlados por el Estado. Todo ello con el mismo rigor con el que se lleva a cabo el horario en cualquier empresa privada.

Como ahora todo el que demande obligaciones a los ciudadanos es un fascista, nadie lo va a hacer. Como ejemplo de lo que se le podría venir encima, varios comentarios publicados a continuación de la noticia de la contratación de rumanos y marroquíes, textuales.

  • Pregunta cuanto pagan y después habla, y todo para que el dueño de las tierras gane un montón de pasta con la mano de obra semi esclava.
  • Este trabajo es muy duro. Recordar que es temporal y que si hay alguna otra alternativa es lógico que se busquen otra cosa. Con salarios dignos, claro que habría más demanda que oferta. Los medios de desinformación cada vez bailando más el agua a los caciques andaluces.
  • La noticia es que los andaluces no se dejan esclavizar y no quieren ir a la fresa.
  • Es mejor estar durmiendo en casa, o sujetando la barra de un bar que trabajando, mientras estoy cobrando el PER.
  • Yo estuve cogiendo naranjas en Málaga a ese precio; estuve dos días y me fui. ¡Que lo cojan ellos con los huevos! Encima te hablaban como si te estuvieran haciendo un favor por darte trabajo.
  • Nadie cuestiona la dureza del campo, desde siempre, ha sido unos de los trabajos más duros que existen, pero si hay gente que está cobrando el PER durante todo el año, por 20 jornadas de trabajo, deberían obligarle a coger esos trabajos, porque lo que no puede ser es estar durmiendo y cobrando.

 

Publicado en el Blog de Campos el 04-01-2018

A burro muerto

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ

El Mundo 28/02/2016

Debate de investidura… Comparo las cifras de 1975 con las del año que acaba de empezar. Presupuestos Generales del Estado: 3.822 millones de euros y 122.083, respectivamente. Déficit público: 0’4% y 8’5%. Deuda pública: 9% y 98% del PIB. Tasa de paro: 3’74% y 24’5%. Población reclusa: 8.440 y más de 80.000. Vivienda: con letras (sin hipoteca) y, ahora, con hipoteca y desahucio. Impuestos: indirectos (sobre los bienes de lujo. No se pagaba IRPF ni IVA) y, ahora, IRPF más IVA, impuesto de Sociedades, impuesto de Bienes Inmuebles, impuesto de Primer Vagido y de Último Suspiro, Impuesto de Impuestos… Clase media: 56% y 43%. Industria: 36% y 12’8% del PIB. Funcionarios: 700.000 y 3.000.000, grosso modo. Índice de fecundidad: 2’8 y 1’27. Inmigración ilegal: 0 y 6’5 millones. Aborto: prohibido y, ahora, en torno a 150.000 al año. Suicidios: inapreciable y, ahora, más de 30 al día. Proyección internacional: 9ª potencia, entonces, y 7ª en el ranking de miseria, ahora. Sueldos públicos: los alcaldes no cobraban y los diputados recibían en pesetas el equivalente a 60 euros (hoy tienen un sueldo anual de 76.920, amén de sustanciosos aguinaldos). Estas cifras proceden de fuentes oficiales: el BOE, el Ministerio de Hacienda, el Instituto Nacional de Estadística, la DGIP…

 

A comienzos de los 80, cuando ya la Transición se había trocado en Desencanto (y no precisamente el de los Panero), culebreó por España el chascarrillo de que «contra Franco vivíamos mejor». ¿Y con él? Saque cada lector sus conclusiones mientras los políticos cotorrean, invisten y embisten. Me pregunto si para el viaje iniciado en 1975 se requerían las alforjas que pesan sobre los hombros de este país «solo, triste, cansado, pensativo y viejo». Así se sentía Antonio Machado en 1912. Tenía entonces treinta y cinco años, pero ya se le había muerto lo que más quería. Tres siglos antes escribió Quevedo un soneto portentoso en el que después de mirar los muros «de la patria mía» sentenciaba que no había «cosa en la que poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte». En el epiloguillo de mi Gárgoris y Habidis, que salió en el 78 y acaba de reeditarse, cité yo otro verso de Cernuda, escrito en el exilio: «¿España?», dijo. «Un nombre. España ha muerto». Lo que ahora se discute en la funeraria de las Cortes y tanatorios adjuntos es la cebada al rabo.

 

Publicado en el Blog de Campos el 12-05-2016

Libertad religiosa

Llevo muchos años emborronando cuartillas y nunca he escrito sobre la religión católica. Siempre he creído en la LIBERTAD y por tanto también en la libertad religiosa. Pero en este tema se ha pasado al libertinaje, “desenfreno en las obras o en las palabras”, según la RAE. España, muchos siglos cristiana, pasa a poner cortapisas a la Semana Santa y subvencionar el ramadán musulmán; mujeres jóvenes y pechos turgentes agreden moralmente a la iglesia católica, pero no tienen clituevos para hacerlo en una mezquita; se quiere que la iglesia pague el IBI pero no las mezquitas ni las sinagogas, ni los partidos políticos, ni los sindicatos ni las patronales; se gritan voces con odio preguerracivilista  hablando de fuegos y bombas contra iglesias, pero no contra otras religiones; no se habla nada de las escuelas, residencias, comedores y hospitales que sostiene la iglesia.

 

Y esos otros que gritan “no a la guerra”, contra el asesimahomato de los cristianos, que esperan que sean los americanos quienes una vez más pongan los muertos mientras los refugiados, que son quienes deberían defender su patria, esperan vivir sin dar golpe en Europa. Una cosa es ser un estado laico, y otra muy distinta hacer proselitismo laicista, arrimando la lumbre a favor de quien puede devolverte el calor con un bote, digo voto, de lentejas, siempre acercándose al ascua con mandil para no quemarse. Recobrar la ecuanimidad, la imparcialidad de juicio y la paz mental, es absolutamente necesario para todo el mundo, y mucho más para los políticos que, sin grandes conocimientos de nada la mayoría, pontifican en todo.

 

Cuando se escriba la historia de la Semana Santa alcalaína, sin mentiras, deberá figurar en letras de oro un socialista, José Macías Soto, granadino afincado en Alcalá desde hace muchas décadas, perteneciente a ese grupo de socialistas que no son ricos después de haber desempeñado algún cargo público. Empleado de Pegaso, en donde era representante sindical por UGT, ese sindicato presto a revuelo ordenado por el partido y que Pedro Sánchez ha perdido ahora a favor de los republicanos catalanes independentistas.

 

Me cuenta un amigo, director de banca por aquella época, que todos los finales de mes recibía la visita de Pepe Macías y Teodoro Escribano, que luego fue Alcalde de Alcalá, a reclamar la nómina de los empleados de dicha fábrica, que se retrasaba habitualmente porque la empresa no atravesaba por sus mejores momentos.

 

La reclamación era contundente, pero educada, correcta y sabiendo ambas partes cómo iba a acabar el tema. A nosotros nos tienes que pagar el último día de mes. Pero si no hemos recibido el dinero. Es igual, cuando domiciliamos las nóminas no nos dijisteis nada de eso. Pero comprender que antes tiene que ingresar la empresa y hasta ahora, nada. Bueno, pero que sepas que como no paguéis, os traigo aquí a todo el Comité de Empresa. Vale, no os pongáis así. Venid mañana, a ver qué pasa. Todos los meses era la misma canción, pero ambos jugaban su papel, ambos sabían lo que tenía que hacer el otro, y todos tomaban una cerveza cuando por la tarde se encontraban por la calle.

 

Pepe Macías fue el verdadero impulsor de la Semana Santa alcalaína. No voy a detallar su trabajo, que queda para los historiadores, pero fue la persona que reorganizó, organizó, puso de acuerdo a todas las partes, para que fuese lo que hoy es, incluso, y de ello me acuerdo perfectamente, dar el carácter festivo, cultural y turístico, a lo que el Obispo de entonces no era muy por la labor.

 

Y era socialista. De los que vivieron la Transición. De los que sabían la diferencia que había entre el régimen franquista y el democrático, del que había padecido en sus carnes, entre otras muchas cosas, que el Jueves y el Viernes Santo solo se podía poner música sacra en las radios y en la televisión, de los que, supongo, hoy ya jubilado, verá con tristeza el odio que ha renacido, cuando él fue uno de los que perdonaron, y fue perdonado, de todo lo ocurrido hasta entonces.

 

En muchos lugares de España, la Corporación Municipal acompaña en los actos religiosos formando dos filas; la de la izquierda la forman los partidos de izquierda; y la fila derecha, los partidos de la derecha; y el Alcalde, que es de toda la ciudad y no solo de los militantes de su partido, en el centro, delante de ambas filas; así muestran públicamente sus ideologías, pero sin renunciar al desempeño de su cargo público para con todos los ciudadanos.

 

Don Quijote dixit: “Yo, inclinado de mi estrella, voy por la angosta senda de la caballería andante, por cuyo ejercicio desprecio la hacienda pero no la honra. Mis intenciones siempre las enderezo a buenos fines, que son de hacer bien a todos y mal a ninguno”.

 

cr1

Publicado en el Blog de Campos el 26-03-2016

Todo a Cien 110 – Los asesores

Cuando uno llega a una empresa a ocupar el puesto para el que ha sido contratado, es porque está capacitado académica y profesionalmente para desempeñarlo, integrándose en un equipo que forma el todo de la empresa. Sin más, sin mirar para atrás ni poner excusas que traten de justificar no alcanzar el éxito para el que ha sido contratado. En política, no. Cualquier ignorante o cuasi analfabeto se rodea de asesores, elegidos a dedo entre amigos y conocidos, que cobran a cargo del erario público sueldos moderados porque no tienen reconocimiento empresarial para alcanzar otras cotas, pero que de alguna forma justifican la falta de conocimientos de quien los contrata. Cada vez son más, soslayando a los preparadísimos funcionarios públicos de carrera, sin ideario político. Con demasiada frecuencia, las personas no están a la altura de los cargos.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 14-11-2015, pág. 15

¿Refugiados o invasión?

Creo no equivocarme mucho si digo que los principales asuntos en los que deberíamos centrarnos los españoles en estos momentos, son los siguientes:

Leer Más…

La mentira del paro español

La mentira del paro español. Mcoy – 07.01.2015

 

El pasado viernes conocimos los datos de empleo correspondientes al pasado mes de diciembre, cifras que confirman un cambio de tendencia en el mercado laboral en España. Una buena noticia, sin duda, fruto de la estabilización económica, de la reforma del mercado de trabajo y de determinados incentivos fiscales que tiene un efecto positivo doble en las cuentas de la Seguridad Social al sustituir prestaciones por contribuciones. Otra cosa es que, en contra de lo que opina el PP, los nuevos asalariados se traduzcan en votos, dado el bajo nivel salarial medio de buena parte de las contrataciones y su carácter temporal. El cabreo sigue ahí.

 

Sin embargo, no es difícil plantearse, viendo los sectores en los que aumenta el interés por contratar gente –hostelería, comercio y servicios fundamentalmente–, la siguiente cuestión: ¿hablamos de nueva mano de obra o, simplemente, está aflorando la que desarrollaba su actividad en la economía informal española?
La pregunta tiene su razón de ser.

 

No en vano, hace unos años, en el cénit de la crisis patria, el presidente de una caja de las serias no dudaba en comentar el estudio que había hecho entre parados de larga duración con hipoteca en su entidad. Resultaba que, al concluir el mes, una parte importante de ellos tenía, tras pagar la correspondiente cuota, MÁS dinero en su cuenta corriente que al inicio del periodo. Aun siendo cierto que buena parte de esa realidad se justificaba en las ayudas del sistema de protección pública, para el gestor era evidente que, en los casos en los que tal situación se producía, había dinero no declarado que cubría el día a día familiar.

 

paro1

Un ejercicio de corte parecido ha realizado en fechas más recientes otra entidad financiera sobre una muestra similar. Movilizó a toda su red para identificar en sus sucursales a desempleados cuasi estructurales con carga hipotecaria con el fin de asesorarlos –de la mano de una de las principales agencias de trabajo temporal– a la hora de redactar su CV, realizar una entrevista o potenciar sus habilidades con el único objetivo de que, finalmente, consiguieran un empleo a coste cero para ellos. Una oferta, se supone, irresistible para quien, casi seguro, ha perdido buena parte de la esperanza de recuperar la dignidad profesional.

 

¿Seguro?

 

Pues bien, de todos los finalmente identificados como potenciales beneficiarios del programa, un 65% declinaron la invitación a participar realizada de forma directa por el director de su oficina. De ellos, el 40% renunció durante el proceso a seguir participando en él, lo que sitúa el porcentaje de aceptaciones sobre el colectivo inicial en el 21%, esto es, uno de cada cinco. Sorprendente, ¿no? Lo de menos es cuántos de ellos terminaron formando parte de una empresa (3,5%) o el coste unitario de ese esfuerzo para el banco (4.400 euros), números ambos encomiables pero irrelevantes a los efectos que nos ocupan. Lo sustantivo es que 4 de cada 5 parados de larga duración con una hipoteca a cuestas prefirió quedarse a verlas venir. ¿Cómo lo ven?

 

paro2

Siendo en teoría como son un grupo de ciudadanos para los que los fondos públicos son testimoniales, tienen más limitada la ayuda familiar (por el paso del tiempo) y les resulta crítica la liberación de renta como consecuencia de la bajada de tipos de interés, la única explicación sensata para tal dejadez sería la existencia de fuentes no declaradas de ingresos. No en todos los casos, por supuesto –las generalizaciones son siempre erróneas–, pero sí en una parte importante de ellos. ¿Cuántos? Imposible saberlo. Lo que sí que queda claro es que paro real y paro oficial en España son magnitudes muy, muy dispares, como intuíamos. Hasta el punto de que, a la pregunta de por qué con un 25% de desempleo en nuestro país no se han quemado las calles, aquí tienen la respuesta.

 

Publicado en el Blog de Campos el 09-07-2015