La prevalencia de la mentira sobre la verdad

Artículo de Jaime Mayor Oreja publicado en El Mundo, 20 de octubre de 2021

Les aseguro que no tenía intención alguna de escribir artículo alguno en esta fecha aniversario de la declaración solemne del final de ETA. Reconozco que viendo en estas horas reiteradamente la prevalencia de la mentira sobre la verdad, contemplando la presencia exhaustiva del portavoz del proyecto de ETA, y de otros dirigentes socialistas, he considerado que mi silencio total sería cómplice de la situación y, por ello, culpable.

No hay novedad alguna en el contenido de las palabras de Otegi y de Rodríguez Zapatero estos días, pero sí la confirmación de un proceso, que al inicio negaron radicalmente, y que hoy incluso ellos van desvelando al menos en parte.

Tras la llegada al poder de los socialistas, después del atentado del 11-M, se produjo un acuerdo marco entre ETA y Rodríguez Zapatero, en virtud del cual se acordó una colaboración entre ambos. ETA, muy debilitada por la actuación de la Guardia Civil, del Cuerpo Nacional de Policía y de la Justicia, dejaba de matar, y Rodríguez Zapatero ofrecía la destrucción no solo del orden constitucional del 78 y del espíritu de la Transición sino también la de un orden social asentado en los fundamentos cristianos.

Esta colaboración y este proceso darían lugar años después a un Gobierno Frentepopulista, no solo a lo que algunos dicen que es un Gobierno Frankenstein.

Este acuerdo no cambiaba un centímetro la naturaleza de ETA, que más que una estricta organización terrorista ha sido siempre esencialmente un proyecto de ruptura de España, tanto de la nación como de sus fundamentos históricos.

Por el contrario, provocó una metamorfosis profunda del partido socialista, que repetía e imitaba una transformación similar a la que se produjo en su seno en la mitad de la II República española, cuando tras la victoria de las derechas apuntó a la revolución social y al Frente Popular de 1935.

La moción de censura de mayo del 2018 contra Mariano Rajoy era una pieza, un instrumento, un estadio necesario de este proceso, en el que ya era indispensable configurar un frente popular o un frente de ruptura en el Gobierno.

La presencia de ayer tan protagonista del portavoz del proyecto político de ETA vuelve a poner de manifiesto la mentira de la derrota de ETA, sin paliativo alguno. Se ha negociado un proceso con ETA, no se ha derrotado a ETA. Y los que hablan todos los días de derrota de la misma ni entienden ni comprenden el carácter, la naturaleza, los objetivos de ruptura y de fractura de su proyecto.

No son los herederos de ETA; Bildu nunca ha existido como tal, Bildu nunca se ha rebelado contra ETA, porque en términos de proyecto político solo ha existido, existe y existirá ETA. Lo demás son subterfugios, falsos relatos en determinados momentos para evitar su ilegalización, en otros para justificar la aproximación del partido socialista a ETA, para que el proceso se hiciese realidad.

Por el contrario, la pregunta que al menos yo me hago, y no creo equivocarme en que muchos de los dirigentes de ese entorno se la hacen, es cuándo van a volverse a llamarse como lo que realmente son: ETA.

No nos engañemos, no tienen sentimiento de derrota, porque están ganando por goleada.

Puede ser una imagen de texto que dice "ETA ASESINA 864 asesinatos"

¿Cómo van a estar en la derrota si tienen miles de concejales y cargos electos en el País Vasco, si cogobiernan España a través del proceso referido, si son permanentemente protagonistas en la política española, si se han convertido en un eje esencial de una alternativa de izquierdas en el País Vasco, si están avanzando en la exclusión y en la derrota del Partido Nacionalista Vasco, por ejemplo, en gobiernos municipales como los de Irún y Eibar? ¡Ya me gustaría a mi sufrir esta derrota!

Los frentes, como los que nos malgobiernan, se aproximan a lo que denominamos «democracias populares », que han sido y son siempre la antítesis de la democracia. Los frentes son tan perversos que nos anestesian a los que no formamos parte del mismo.

Nos dividen, nos separan, nos confrontan, debido a la excepcionalidad y anomalía de este instrumento para una democracia occidental consolidada.

Cambian las reglas de juego, embarran el terreno hablando, eso sí, todos los días de diálogo y concordia, y de ahí que el mayor error que pueden cometer los partidos políticos que no estén en el frente, esto es, aquellos que tratan de diseñar una alternativa política y social, es que no comprendan su auténtica naturaleza.

El mayor error es que piensen que enfrente tienen a un Gobierno de coalición, dentro de las coordenadas de normalidad de una democracia.

Un frente es cualquier cosa menos un Gobierno de coalición.

Es verdad que la crisis económica expulsó del poder a Rodríguez Zapatero en 2011, pero en aquella fecha aquel Gobierno representaba y significaba solamente un proyecto que sin duda había comenzado, pero que esencialmente era para el futuro.

Perdieron las elecciones, pero mantuvieron el proyecto y consolidaron el frente.

En la fecha de hoy, no nos enfrentamos solo a un proyecto sino que nos gobierna un frente, una realidad, no solo un proyecto. Quienes están en la cabeza son la extrema izquierda del País Vasco, ETA y Esquerra Republicana de Cataluña. Más aún, ERC, que había acordado en el año 2003 en Perpiñán una tregua de ETA en Cataluña, se fue convirtiendo a través de las instituciones catalanas en la vanguardia del movimiento nacionalista, sustituyendo al crimen de ETA.

Podemos juega el papel de embajador de ambas formaciones y, sin duda, el líder principal en el seno del Gobierno es su presidente, Pedro Sánchez.

Los frentes no tienen límites, ni morales ni demo Democráticos ni legales. Se resistirán a la pérdida del poder; desde el extremo harán todo lo que tengan que hacer para evitar esa situación, ilegalizarán todo lo que impida su mantenimiento y su presencia en el mismo.

Puede que no sea necesario, pero, si lo fuese, no les temblará el pulso, porque en los frentes nunca gobiernan los moderados sino que se imponen siempre los extremos.

Este frente ya ha definido su avance en una doble dirección en estos meses. En primer lugar, la sustitución, el reemplazo, la destrucción de un orden social, asentado en fundamentos cristianos: la vida, la familia, la naturaleza de la dignidad de la persona.

Avanzan en este ámbito como elefante en cacharrería, con enorme facilidad, sin resistencia, y es un proyecto global, total, de ingeniería social. Están reinventando la naturaleza humana, la familia, la historia, la biología.

La segunda dirección significa un avance para la aproximación con nacionalistas vascos y catalanes.

Es más difícil este ámbito que el primero, pero ya claramente apuntan a la reforma constitucional, que en su opinión es el mejor envoltorio de los posibles para la destrucción del orden constitucional de 1978.

Se aproximan, por difícil que parezca, a la autodeterminación, que es el único objetivo que daría satisfacción a todos los nacionalistas. No es fácil pero lo van a intentar sin admitir que se aproximan a la autodeterminación, pero imitando la mentira que también han puesto de manifiesto negando la negociación con ETA. En definitiva, dejémonos de relatos.

Simplemente busquemos, defendamos la verdad de nuestro pasado inmediato y de nuestro presente.

Si no somos capaces de defender lo que hemos vivido, en directo y en vivo, ¿cómo vamos a hacer frente a la leyenda negra, a la distorsión de la historia lejana de España? Y especialmente, ¿cómo vamos a afrontar nuestro futuro desde la mentira como proyecto?

No hay novedad, hay confirmación de que el proyecto al que hacemos frente se asienta no solo en la mentira, sino en el desprecio brutal de la inteligencia de millones de españoles.

Democracia imperfecta

Con “el innombrable” vivíamos en una democracia “orgánica”; ahora vivimos en una democracia en la que una sola mano, el poder ejecutivo, pretende, porque está convencido de ello, controlar el poder legislativo y el poder judicial, que son los pilares que sustentan una democracia, por lo que podría catalogarse de “imperfecta”. Cuando a la democracia hay que añadirle algún adjetivo, malo, muy malo, no es democracia, es dictadura que se enmascara con una pátina de amarillo gubernamental para que parezca democracia.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, ha exigido a Pedro Sánchez que controle al aparato judicial tras la detención de Puigdemont en Italia y las actuaciones de la judicatura española contra el independentismo si quiere dar continuidad a la mesa de diálogo, cuyo objetivo final, lo ha dicho claramente, es “culminar la independencia” con un referéndum de autodeterminación en el que “pondré todos mis esfuerzos por el sí”, porque el Gobierno de Pedro Sánchez “depende de nuestros votos” en el Congreso. “En caso de que el Estado no se lo tome en serio o no sea capaz de controlar a sus aparatos y siga la persecución contra el movimiento independentista, más razones acumularemos nosotros ante la comunidad internacional”, ha concluido.

El pacto secreto Sánchez-Aragonés

Cuatro cosas han quedado muy claras con lo dicho por el Sr. Aragonés, nieto de un alcalde de Alianza Popular, empresario hotelero y textil, que amasó una gran fortuna durante el régimen franquista.

  1. La constitución no tiene ningún valor para él ni para sus seguidores, transgrediéndola en el fondo y en la forma, y nadie dice nada sobre ello.
  • Se cree el dueño de un cortijo de finales del siglo XIX, en dónde el señorito hacía lo que le venía en gana sin dar explicaciones a nadie. El presidente puede dar instrucciones y controlar al poder judicial como si España fuera una república bananera, que parece es lo que él pretende hacer si algún día consiguiera la independencia de Cataluña.
  • Pedro Sánchez dijo en el Congreso de Diputados que “no habrá referéndum de autodeterminación …..” Conociendo al personaje y la mentira permanente en la que está establecido, la trampa está en la expresión “referéndum de autodeterminación”. No hace falta tal consulta si la Generalitat organiza una o varias votaciones, sin que sean legalmente vinculantes, preguntando sobre la independencia con una frase retorcida gramaticalmente, con censos a la medida y sin control democrático, para que el resultado sea “el sentir del pueblo catalán” y sirva de justificación, con apariencia de mayoría en las urnas, para tomar la calle y reclamar o volver a proclamar la república catalana en nombre del pueblo.

Un prestigioso militar de inteligencia de las Fuerzas Armadas, el General de Brigada de Infantería Juan Bautista Sánchez Gamboa, ha escrito no hace muchos días: “Nuestro presidente Sánchez se reúne con el presidente de la Generalidad catalana en una mesa de diálogo en la que se negocia entre el Gobierno de la nación y el Gobierno regional. De unos sabemos qué quieren: autodeterminación y amnistía. De los otros no sabemos apenas sobre qué quieren dialogar. ¿Quieren retirarse de Cataluña y están dispuestos a pagar por ello?”

  • La definición de “falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener” o “delito cometido por civil o militar que atenta contra la seguridad de la patria”, sería aplicable a quien eso permitiera, facilitara o no pusiera los medios necesarios para evitarlo. Académicamente, el nombre es traición.

Todo ello porque un juez justo, ecuánime y juicioso, Pablo Llarena, insiste en reclamar a la justicia italiana y europea la detención y puesta a disposición de la justicia española del fugado secesionista catalán Puigdemont, que sigue reivindicando la confrontación frente al diálogo: “Hay un camino de confrontación que derrota a España”.

“Somos millones los catalanes que queremos hacer de las urnas y las papeletas la herramienta con la que resolver cualquier discrepancia”, repite hasta la saciedad, sabiendo que hoy en día su democracia no está en votar, sino en contar los votos, a la vez que mantiene fieles seguidores dispuestos a enfrentamientos bélicos contra España, hasta 50.000 muertos dicen que podrían permitirse para conseguir su objetivo, y siendo conscientes que Europa no permitiría que fuese España quien iniciase las hostilidades.

Ellos continúan de fracaso en fracaso hasta la victoria final que, parece, conseguirán de una u otra forma a cambio de que el ególatra de Pedro Sánchez siga ayuntando en la Moncloa, en ese colchón que cambió como primer acto de Estado de su gobernanza.

La historia está a punto de repetirse. La independencia de los países latinoamericanos y el declive de España en América fue protagonizada, en su mayoría, por personajes masones. Traspongan aquellos hechos a la realidad actual, en la que hasta el Papa Francisco lleva al cuello una cruz demasiado explícita y contradictoria a aquella en la que murió Jesucristo.

Antonio CAMPOS

Ikabarú

Hace unos días un amigo que vive en Venezuela me envió un video del canal venezolano HCT, sección HASTA QUE CAIGA LA TIRANÍA, que tiene ochocientos mil seguidores, en el que el presentador Norbey Antonio Marin Gil habla de la riqueza de ese país, de sus recursos naturales de petróleo, diamantes, oro, coltán, entre otros, y del dispendio y expolio que se ha producido, y se sigue produciendo, de todo ello por parte del sistema bolivariano y de sus amigos. Hoy está en YouTube desde el martes 19 de octubre. En resumen, mi amigo me cuenta así la cosa:

Sitúa en El Arto Minero del Orinoco, en el Parque Nacional de Roraima, que es el sector oriental del Parque Nacional de Canaima en la frontera con Brasil, el tepuy (montañas verticales de cientos de metros de altura), vigilado por la Dirección General de Contrainteligencia Militar Venezolana, que es la organización que se encarga de investigar e impedir el espionaje entre los militares y civiles del país en contra del estado, el pueblo de IKABARÚ.

Ikabarú es la capital minera de la Gran Sabana en el Estado de Bolívar, está habitado por una etnia indígena llamada pemones, como en todo el sur de la Amazonia de Venezuela, en sus límites con Brasil. El gobierno venezolano ha ido entregando lotes de tierra a adictos al régimen, nacionales y extranjeros, para la explotación del oro de manera desmedida, sin control. Están acabando con una de las fuentes de agua prístinas del continente suramericano.

En el año 2019 ocurrió allí la muerte de ocho pemones porque no querían abandonar su propiedad, ante el hermetismo y complicidad de las autoridades militares que, a pesar de ser testigos, guardaron silencio.

Allí hay una mina, a cielo abierto, de 16,15 Kms de largo por unos 5 Kms de ancho, aproximadamente, sin inscribir en el registro de tierras, lo que allí llaman ilegal, por lo que es imposible saber a ciencia cierta quién es su dueño, y en la que trabajan niños indígenas pemones, tiene una pista para avionetas para transportar el oro obtenido hasta El Callao, capital del Estado, que cuenta con unos 25.000 habitantes y desde donde el oro vuela a distintos puntos del planeta para su fundición.

Ahora que en España está en el cénit de la presión mediática El Pollo Carvajal y sus declaraciones y aportación de documentación a la justicia española, que identifica a Monedero como el encargado de recibir financiación en metálico para Podemos y entrega al juez las pruebas del presunto dinero que Venezuela pagó a Garzón, actual pareja sentimental de la Fiscal General del Estado, la Audiencia Nacional acuerda acceder a su extradición a Estados Unidos, casualidad, me pregunta mi amigo que si yo sé algo de esto. Y le contesto que no, que yo no sé nada de minas, de ingeniería ni desforestación forestal y que cada persona debe ocuparse de lo que sabe, que como dice un refrán castellano, “zapatero, a tus zapatos”.

Antonio CAMPOS

Chafardeo que son verdades

Cuando llega el último trimestre del año, todas las empresas bien dirigidas se esfuerzan en alcanzar los objetivos presupuestarios para poder retribuir al accionista, pagar a sus empleados, a sus proveedores, a Hacienda y aportar valor añadido a la economía del país.

En política es distinto, se continúa con las mismas “sancheces” de siempre, de profesionales y de aficionados, a las que voy a intentar poner música porque ellos han puesto la letra.

Si van a descentralizar los organismos oficiales, propongo que la que se lleven de Madrid sea la Presidencia del Gobierno de la nación, a Soria, acogedora, tranquila y preciosa ciudad del románico hispano, con lo que se dinamizará la economía soriana con el asentamiento allí de todos los ministros, secretarios, subsecretarios, asesores y resto de funcionarios que a su alrededor trabajan, así como sus parejas e hijos. Sería una magnífica forma de dinamizar la economía de una parte de esa España trabajadora y humilde que no presenta problemas de convivencia con nadie.

Aquella formación política que venía a regenerar la democracia y con la honradez por bandera, es la que en estos momentos tiene más políticos en activo condenados, desde cómplices de asesinos a atracadores de banco, pederastas, robos con violencia, tenencia ilícita de armas, delitos contra la libertad sexual, delitos contra la salud pública, agresiones a fuerzas de orden público, etc…. La verdad es que deben ser muy listos, pues según un digital de amplia difusión, la pareja sentimental, hasta hace poco, de Pablo Iglesias e Irene Montero, adquirió una vivienda en mayo de 2018 con un préstamo bancario de 540.000 euros y al final de 2019 ya solo debían unos 75.000 euros. Después de muchos años de trabajo en el sector financiero, que me lo expliquen. Pobre Pilar Miró, ajusticiada públicamente por adquirir un vestido con dinero público para un acto público oficial.

Y empiezan a mostrar sus verdaderas intenciones; Ione Belarra, más peligrosa que una piraña en un bidé, pide nacionalizar ya las compañías eléctricas, ante la incapacidad gubernamental que ha llevado la energía eléctrica a unos precios que va a provocar un caos en la inflación y desabastecimiento de mercancías. Estamos empezando a llegar a dónde íbamos, mejor dicho, a dónde el marxismo y el comunismo quiere llevarnos.

Un ministro de Izquierda Unida propone que no se cobre la luz ni el agua a aquellos ciudadanos que han visto asolada su vivienda por la lava del volcán en erupción en La Palma. ¿Seguirá corriendo el contador por debajo de la lava?

Una actriz que interpreta sus personajes vocalizando a gritos, dice “hago un llamamiento a todas las asociaciones políticas y sociales de izquierdas, para organizar como ya hicimos en el año 2002 con el chapapote del Prestige, ir a La Palma a retirar la lava que tanto daño está causando”. Con unos políticos dónde la figura emergente para futura presidenta de Gobierno es la comunista Yolanda Díaz, la que no sabía lo que era un ERTE, esta actriz tiene méritos contraídos con lo dicho sobre los volcanes para ser ministra de algo próximamente, aunque antes debería saber que habrá que dejar pasar más de un mes para que el magma se enfríe de los mil grados centígrados de temperatura para poder tocarlo.

Otra que hace méritos para ministra: “A los habitantes de La Palma habría que hacerles pagar una indemnización económica por la contaminación que su volcán está generando en la atmósfera”. Es melillense y se declara activista por los derechos humanos.

Una señorita que se dedica a “salvar” a las gallinas separándolas de los gallos porque dicen “no queremos que las violen”, que “comer huevos genera la explotación de las gallinas”, que los consumidores de huevos son “cómplices de la opresión” y que las granjas avícolas son “campos de concentración para las ponedoras”, es la misma que dijo públicamente que dedica sus horas extras a prácticas genitobucales, ejerciendo su libertad. ¿Unos huevos se comen y otros no?

Otra señorita, distinta, dice que “me flipa haber normalizado algo tan violento como pagar un alquiler; yo, que tengo cero casas, tengo que pagar a alguien que tiene varias, en vez de que sea él el que tenga que pagar para equilibrar el reparto de la renta”. Y le contesta otro: “Estoy contigo. Y qué me dices de los cubatas, si eso no es violento, tener que pagar por un gintonic cuando el cabrón del bar tiene la estantería llena de botellas”. 

Uno, que dice ser y llamarse Sergio García (Podemos), director de Bienestar Animal con un sueldo anual de 80.000 euros, dice: No podemos hablar de animales de trabajo”, porque “no pueden afilarse a sindicatos”.

También, para tener un perro de compañía, se necesitará hacer un curso de capacitación. En cambio, para ser congresista, con ser mantero y saber cuándo salir corriendo de la policía, ya estás capacitado para ello.

Una menor tutelada por el gobierno de Baleares desaparece del centro durante un año; nadie sabe nada ni se hace público; aparece por allí ahora, embarazada; no se da parte a la policía ni se la lleva a una casa de acogida; directamente, a abortar. Y nadie publica nada en ninguno de los medios afines subvencionados. Solo Alvise Pérez, luchador solitario.

En un país en el que se puede obtener el título de Bachiller sin haber estudiado, pasando de curso con suspensos, se le va a dar 400 euros mensuales a los mamertos mayores de 18 años “para cultura”. ¿Alguien se cree que quien no ha leído a Cervantes, Quevedo, Antonio Machado, Cela o Miguel Delibres en todo el periodo de escolarización va a comprar libros con ese dinero? Es el chequevoto.

Quién sabe lo que se esconde tras las palabras dichas por el coronel Pedro Baños en la comisión parlamentaria a la que fue citado: “Yo no he venido aquí a regalarle los oídos, por eso soy coronel y no general”. ¿Ergo los generales lo son porque regalan oídos políticos adictos?

¿Alguien me puede explicar qué es eso del “Expediente Royuela” que anda danzando por muchas redacciones de medios de comunicación y nadie se atreve a meterle mano?

¿Qué pasaría si el rey Juan Carlos I fuese visto cazando en un coto de la provincia de Ciudad Real cualquier día de estos?

¿Por qué en España no se conoce a la abogada y escritora alemana musulmana Seyran Ateş, turca de nacimiento, y su obra El islam necesita una revolución sexual? Una voz libre que clama en el desierto medieval, cuya arena está siendo utilizada para derribar el Templo de Salomón.

Joe Biden invita a treinta “estrechos aliados” a una cumbre contra los ciberataques y deja fuera a España; dos comentarios por mi parte: No somos ni pintamos nada en el mundo con el Sr. Sánchez como presidente; y la próxima pandemia podría ser un ciberataque informático o un apagón eléctrico, que colapsaran el mundo.

El FMI estima que España llegará al año 2026 con el tercer déficit más alto de todas las economías avanzadas del mundo, solo superado por Estados Unidos y Reino Unido. ¿Cómo se pagará el coste de la Deuda Pública cuando suban los tipos de interés?

Es obligación de verdad democrática no olvidar ciertas frases: Nunca pactaremos con Bildu, no podría dormir con Pablo Iglesias de vicepresidente, nunca acordaremos nada con los golpistas, no concederé indultos, reforzaremos el delito de rebelión, qué pasó con las balas recibidas por algunos ministros, qué contenían las maletas de la vicepresidenta de Venezuela y cómo acabaran las acusaciones del Pollo Carvajal acerca de la entrega de dinero a ciertos políticos y su declaración áurea sobre Zapatero (Ábalos, “hacer bien a villanos es echar agua al mar” dijo D. Quijote, ya has visto cómo te lo han pagado), entre otras muchos más dichos y hechos para enmarcar.

Felipe González reivindica el “régimen del 78” y pide a Sánchez un PSOE con libertad para ser “crítico” en el XL Congreso Federal. “Creo en el socialismo democrático sobre el fundamento de la libertad. Me siento libre porque digo lo que pienso y responsable porque pienso lo que digo”. Pero cierra con un abrazo de aprobación y reconciliación con Zapatero y con Sánchez, por lo que ya no hay nadie dentro de ese partido que pare la deriva marxista a la que llevan a España. “Sin los hechos, la voz solo es aire”. Baltasar Gracián.

Antonio CAMPOS

Publicado en PPUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 22-10-2021

chafardeo hashtag on Twitter

Más impuestos para el ahorrador

El BOE del pasado 14-10-2021 publicó la Orden del Ministerio de Hacienda para la determinación de los valores de referencia de los inmuebles, que se determinará, anualmente, por aplicación de módulos de valor medio, basados en los precios de todas las compraventas de inmuebles efectivamente realizadas ante fedatario y obtenidos en el marco de informes anuales del mercado inmobiliario, en función de las características catastrales de cada inmueble. A ese precio se le aplicará el nuevo coeficiente de minoración del 0,9%, que no podrá superar el valor de mercado.

Ese coeficiente de minoración pasa del 0,50% actual al 0,90% por lo que la subida prevista en la valoración de los inmuebles en venta, donación y cualquier otro tipo de transmisión pasa a ser casi del doble, el 80% concretamente, lo que se traducirá en mayor devengo de impuesto y plusvalías por Sucesiones, de Patrimonio y de Transmisiones Patrimoniales.

Parece ser, aunque la Orden citada no lo recoja, que “Los valores catastrales vigentes no se verán afectados, por lo que esta nueva norma no tendrá ningún efecto en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que usa el valor catastral como base imponible, y no el valor real.

Enmascarado bajo norma contra el fraude fiscal, la realidad es que es una forma de generar más ingresos que, como siempre, serán soportados por “la clase media” porque los mamertos jóvenes subvencionados no tienen viviendas y los verdaderamente ricos tienen sus muy bien pagados asesores que, de alguna forma, verán una salida airosa para sus intereses. El ciudadano honrado y trabajador, que ha comprado su vivienda con el esfuerzo de toda su vida, verá cómo su herencia se diluye en impuestos y gastos cuando haga el ULVI, su último viaje.

En España tenemos problemas para pagar las pensiones, para dotar de personal a la sanidad pública y que los quirófanos estuviesen activos las veinticuatro horas del día, faltan residencias de mayores, faltan maestros, las carreteras están desatendidas de conservación, la policía desbordada, la justicia dicta sentencias en muchos casos cuando puede, no cuando debiera, puntual e inmediata a la realización de los delitos, y así podríamos seguir enunciando carencias y problemas provocados por la falta de dinero que ni las Autonomías ni el Estado invierten en estos temas.

En cambio nadie dice nada del dinero gastado en inmigrantes ilegales, MENA, televisiones para mayor gloria del cacique autonómico, bonos culturales a quien no ha leído una novela en toda su vida, asesores políticos semianalfabetos, chiringuitos sin contenido para la sociedad pero refugio de adictos y otra multitud de dispendios dinerarios, que hay que pagar con los impuestos de quien verdaderamente son los únicos que pagan impuestos, la clase media, al menos en un porcentaje sobre ingresos mucho más alto que cualquier otro segmento ciudadano, los de abajo porque no pagan y los de arriba porque minimizan su importe optimizando las grietas que la ley les permite.

Según el jurisconsulto romano Domicio Ulpiano, “la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo que le corresponde”. ¿Es justo el trasvase de dinero de quienes han trabajado durante toda su vida a           quienes no lo han hecho, ni piensan hacerlo, nunca? Porque esta es la única razón de la subida de impuestos como intento de mantenerse en el poder quienes han creado “una secretaría de Reforma Constitucional y Nuevos Derechos”, que es presagio de “Cortes Constituyentes” unipartidista, tipo Venezuela, ese país sobre el que “El Pollo Carvajal” ha declarado que Iglesias, Monedero y Errejón “ayudaron a destruir Venezuela asesorando sobre expropiaciones”. No son buenos presagios para la democracia imperfecta que disfrutamos en España.

Antonio CAMPOS

PGE 2022

El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado aprobados en Consejo de Ministros la semana pasada es expansivo con el gasto público, que llega a ser el mayor en la historia de España.

Los ingresos tributarios alcanzan los 232.352 millones de euros, el 83,19% del total de los ingresos no financieros previstos, con un crecimiento del 8,10% sobre el año anterior:

El presupuesto previsto de gastos ascenderá en 2022 a 458.970 millones de euros, de los que 27.633 procederán de fondos europeos. El destino, no confundir cuadre contable con asignaciones por políticas sociales y económicas, es el siguiente:

Todos los epígrafes del Presupuesto de gastos registran incrementos, salvo el destinado a pagar intereses de la deuda. Personalmente, me parece muy aventurado, o lo que es lo mismo, el control financiero mundial seguirá manteniendo artificialmente los tipos de interés para que las impagables deudas que mantienen todos ellos no colapse el mercado, con una inflación actual sobre la que existen discusiones entre economistas sobre si es puntual o ha venido para quedarse.

También disminuye el presupuesto de desembolso por desempleo, un 10,20%, lo que significaría muy buenas expectativas de encontrar un puesto de trabajo.

En estos presupuestos están contempladas las siguientes medidas:

  • Ingresos por 27.633 millones de euros de la Unión Europea, condicionado a su aprobación de las políticas económicas y sociales.
  • Tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades a las mayores empresas
  • Se reduce a 1.500 euros la aportación anual desgravable a los planes de pensiones privados. En cambio, se sube de 8.000€ a 8.500€ los de empleo. A este Gobierno todo lo que sea propiedad privada, contrario a la comuna comunista, le repugna.
  • Previsión que los ingresos tributarios crezcan el próximo año un 8,1%.
  • Sube el impuesto de matriculación de los coches un 20%
  • Subida del sueldo de los funcionarios del 2%
  • Pensiones: Las contributivas aumentarán en función del IPC medio registrado en el mes de noviembre; las no contributivas crecerán en 2022 un 3%, y el mismo porcentaje se incrementará el Ingreso Mínimo Vital. Es absolutamente necesario un pacto nacional entre todas las fuerzas políticas y tomar las medidas adecuadas para solventar la quiebra técnica en la que se encuentra la Seguridad Social, a la que se prevé prestarle 18.396 MM de euros en estos presupuestos.
  • Bono vivienda de 250€ mensuales para jóvenes hasta 35 años
  • Bono cultural de 400€ mensuales para jóvenes hasta 35 años
  • Becas para los opositores a juez, fiscal o abogado del Estado. Otro objetivo calculado a medio plazo para que el Poder Judicial sea agradecido con la izquierda.

Las medidas para la juventud alcanzan 12.550 millones de euros anuales, por el solo hecho de tener una edad necesaria (entre 18 y 35 años) para obtener el voto cautivo de los receptores, porque el objetivo es garantizar “a los jóvenes cuyos empleos y salarios no les permiten tener una vivienda o alquilar una”, acceder a ella para poder emanciparse y desarrollar sus proyectos vitales. A los que no son jóvenes y están divorciados, separados, viudos o con pensiones de 600 euros mensuales, a esos ni agua, que votan al enemigo.

Supongamos una pareja, no casados pero que viven juntos, con un hijo y con contrato de piso compartido como si no tuvieran relación alguna. Podrían cobrar mensualmente, sin pago alguno a la Seguridad Social ni a la Hacienda Pública, lo siguiente:

Él: IMV (462€ + 3%) igual a 475,85 más 250€ para el alquiler, más 400€ para cultura, pendiente de definir si el pago va a ser directo al consumidor o al proveedor de servicios; total 1.125,85 euros.

Ella: IMV (700€ + 3%%) igual a 721 más 250€ para el alquiler, más 400€ para cultura, igualmente pendiente de definir a quién se le hace el pago directamente; total 1.371,00 euros.

En conjunto, 2.496,85 euros, sin pagar impuestos, además de sanidad, medicinas, colegios y otras prebendas totalmente gratis. ¿Quién va a querer trabajar por el Salario Mínimo Interprofesional? ¿Quién va a aportar fondos a las futuras pensiones de este colectivo?

Estima el Gobierno que estos PGE harán crecer la economía española el 7%, un aumento del empleo del 2,7% y una reducción de la tasa de paro hasta el 14,1%, la deuda pública se reducirá hasta el 119,5 % del Producto Interior Bruto (PIB) este año y se situará en el 115,1% del PIB el próximo 2022, y el déficit público bajará en 2022 hasta el 5% del PIB.

Pendientes del “portazgo” que haya que pagar en el Congreso al PNV, ERC y Bildu, que cobran como las meretrices, en efectivo, al momento y sin justificante, por el bien de todos, esperemos que no estén errados. Pero, cuidado, ¡Fíate de Lenin y no corras!, espanta a las empresas con el precio de la luz, del gas, de los impuestos, de las leyes cambiantes a medida de las encuestas, y verás la miseria y la pobreza a la que estás abocado.

Antonio CAMPOS

Tengamos paciencia

“El portazgo” era un tributo que se cobraba en las puertas de las ciudades y villas por la entrada de todo tipo de productos, por tener libertad de movimientos para comerciar con ellos en la ciudad.

“El caso Ghali”, su entrada de incógnito en España y posteriores consecuencias en las relaciones diplomáticas con Marruecos, ha llegado a los tribunales de justicia, y ha caído en manos de un juez de Zaragoza, el magistrado Rafael Lasala, imputando a la exministra de Asuntos Exteriores Arancha González-Laya un delito de prevaricación y pretendiendo llegar hasta el final sobre quien fue el que dio la orden de que Ghali ingresara de incógnito en el hospital de Logroño.

La prensa adicta al régimen social-comunista gobernante ha puesto a este juez en la diana de sus críticas destructivas, tildándole de “juez patriótico” e hijo de un juez franquista, como si entre los militantes de izquierda no hubiera habido ninguno con antecedentes de vítores al “innombrable” y llenado sus estómagos con garbanzos obtenidos en el primer reparto de la cosecha.

La cosa se está poniendo mal porque el que fuera jefe del gabinete de la ministra, Camilo Villarino, ha declarado que él cumplía órdenes, por lo que el juez quiere saber cuál fue el ámbito superior del que esas órdenes procedían.

La ex ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se ha escudado en la ley de secretos oficiales,, que dice fue tomada en un Consejo de Ministros pero nunca publicada en el BOE,  y que la decisión fue “un acto político”, y no un acto administrativo, por lo que no debería intervenir un órgano jurisdiccional, sin aclarar nada sobre quién fue el máximo responsable en dar la orden. Con ese planteamiento, el Poder Ejecutivo podría hacer y deshacer lo que quisiera sin que la justicia pudiera pedirle responsabilidad alguna por las actuaciones presuntamente ilegales.

La abogacía del Estado asume la defensa de la exministra, solicitando el archivo de la causa, a lo que el juez ha dictado un demoledor auto contra los intentos del Gobierno de torpedear la investigación sobre unas infracciones que apuntan “a una vulneración frontal de la legalidad”.

Por aquello de que no se sabe hasta dónde puede llegar el fuego una vez que se enciende, el ministro Bolaños, el nuevo Maquiavelo de la política española, ha empezado a mover los hilos para que las llamas no alcancen a los pinos más altos del monte y se consiga apagar a la mitad del camino.

Parece que a quien más se le teme es a un incendiario que antiguamente se sentaba a la mesa común marisquera y que ahora es más peligroso que un mono con navaja, en forma de micrófono y espacios televisivos, y que no está dispuesto a comerse el marrón.

Y es que en España todo el mundo se apunta a una comilona con marisco y chuletón de buey, pero nadie a fregar los platos.

¿Habrá portazgo? Todo ello, ¿es indicio de esa democracia imperfecta de la que disfrutamos en España en dónde nadie asume responsabilidades? ¿Hasta dónde llegará, o le dejarán llegar, al juez? ¿En qué manos caerá la alzada? ¿Habrán criado pelo las ranas cuando se llegue al final del trayecto judicial?

Los españoles tenemos, para algunas cosas, más paciencia que Job, profeta en las religiones abrahámicas: el judaísmo, el cristianismo y el islam, protagonista del libro que lleva su nombre dentro del Antiguo Testamento de la Biblia. Es considerado el Santo de la paciencia.

Antonio CAMPOS

Job según Léon Bonnat (1880), Museo del Louvre, París.

El Partido Popular nunca llegará así al poder

El tema de las pensiones es uno de los grandes problemas que tenemos en España y del que vengo escribiendo desde el año 2012. Cada vez hay menos trabajadores activos y cotizan por menor importe; otros trabajan en la economía sumergida y no cotizan nada; otros cobran paro y subvenciones, y trabajan en dinero negro, sin cotizar nada; otros, directamente, cobran subvenciones y tienen el “todo gratis” por pasearse por calles y plazas, sin cotizar, ni pretender hacerlo en toda su vida, a la Seguridad Social ni a la Hacienda Pública Española.

Quienes siguen mis escritos saben que mi opinión es que Pedro Sánchez lo está haciendo mal, muy mal, como presidente de todos los españoles. Pero es que Pablo Casado lo está haciendo aún peor como jefe de la oposición política. Y si sigue desaprovechando las oportunidades que le brinda el devenir diario, nunca volverá el Partido Popular a la Moncloa.

Se está dedicando a controlar la organización de su Partido, pero sin diseño de estrategia futura, establecer objetivos concretos, vender el producto adecuadamente y cobrar la mercancía final, traducido todo ello en votos.

Pablo Casado ha insistido en que si él gana las próximas elecciones generales “derogará” la reforma de las pensiones que está haciendo el actual Gobierno de Pedro Sánchez. Con esas instrucciones se ha presentado su partido en el pleno del Congreso de los Diputados, que ha rechazado la enmienda a la totalidad presentada por el grupo parlamentario popular al proyecto de ley en el que se vincula el aumento de las pensiones a la inflación, por el que desde el próximo año 2022 la revalorización de las pensiones se hará el 1 de enero de cada año y subirán la media de las tasas de variación interanual del índice de precios de consumo (IPC) de los 12 meses previos a diciembre del año anterior.

Aunque seamos muchos los que, en plan económico, estemos de acuerdo con ello, también somos muchos los que no compramos, políticamente, su posición de dejar descolgados, económicamente, a los pensionistas, personas nacidas a partir de la Guerra Civil, que empezaron a trabajar con pantalón corto, que han cuidado de sus padres, de sus hijos y de sus nietos, empezando a cotizar en tiempos del “innombrable” mediante un pacto bilateral explícito para obtener una pensión de la media de los últimos 28 meses trabajados y un mínimo de 8 años de cotización, hasta la actual en el que el importe llegará a ser la media de los últimos 25 años de cotización y 37 trabajados.

Pablo Casado se equivoca de objetivo. Sin las franjas de votos jóvenes y de los pensionistas, jamás volverá a gobernar el Partido Popular, improbablemente en mayoría, y nunca en mayoría absoluta, por lo que la equivocación es doble al atacar las ideas de VOX, esa calificada ultraderecha que no ha protagonizado hasta la fecha ni una sola palabra ni un solo acto de esa ideología fascista, dictatorial, anticonstitucional, radical o de agresividad física que se le quiere imputar.

Los pensionistas son más de diez millones de ciudadanos, a los que hay que añadir sus cónyuges, parejas y otros familiares que dependen de la pensión mensual. Y les pasa como a los catalanes, que pueden prescindir de todo, menos “la pela”, eso es sagrado. Hasta ahí podíamos llegar. Los independentistas mantienen en el poder a Pedro Sánchez con el dinero que les transfiere; los pensionistas, lo mismo. Y si Pablo Casado está contra ese colectivo, mejor será que lo deje ya antes de sufrir un descalabro electoral y tenga que salir por la puerta falsa. Y que vaya “calentando” Isabel Díaz Ayuso porque el otro teórico contrincante, Núñez Feijóo, es un independentista de derechas que ya no engaña a nadie fuera de su almunia gallega.

Con esto no quiero decir que la nueva ley haya arreglado el tema de las pensiones, al revés, se ha vuelto a desaprovechar otra ocasión para hacer un pacto nacional entre todas las fuerzas políticas y tomar las medidas adecuadas para solventar la quiebra técnica en la que se encuentra la Seguridad Social.

La ciudadanía española debería ir eligiendo: tener una sanidad pública y una pensión como la que tiene ahora, o que las restricciones recaigan sobre dos grandes gastos desbocados:

1.       Fusionar algunas Comunidades Autónomas, con lo que desaparecerían multitud de cargos, carguillos, amiguetes y caciques locales, a la vez que se reconoce de forma expresa las particularidades propias de Cataluña y el País Vasco a las que, dentro de la solidaridad interterritorial e isonomía entre todos los españoles, mantendrán autonomía financiera y otras transferencias de servicio al ciudadano, salvo temas de educación, defensa, justicia y sanidad, que será igual en todo el territorio español.

El sistema autonómico español representa el modelo de Estado más costoso y despilfarrador de toda Europa y, probablemente, del mundo que, además, alimenta la corrupción, la desigualdad y el separatismo, pero en el que los políticos han encontrado un sistema para multiplicar su poder, su dinero, sus privilegios y sus lujos.

Un reciente estudio de Impulso Ciudadano, supervisado por el profesor y periodista Fernando García-Romanillos Valverde, concluye que solo la Generalitat gasta mil millones de euros al año en crear la nación catalana. Fuente: Vozpópuli del 01-10-2021.

El ahora recuperado para las filas del Partido Popular, Alejo Vidal Cuadras, ha dicho: “El Estado de las Autonomías ha disparado el gasto público, produce desigualdades entre los españoles, es disfuncional y alimenta los separatismos. El empecinamiento en decir que ha sido un éxito es vivir en una realidad imaginaria o defender intereses creados”.

2.       Convertir en productivo el gasto improductivo que es la prestación por desempleo y subvenciones a quienes no trabajan, nativos e inmigrantes, introduciendo criterios de eficacia, cambiando el concepto por el de Salario de Subsistencia, periodo transitorio, con contraprestación de colaboración social de obligado cumplimiento por parte de los perceptores, a disposición del alcalde de cada ciudad y pueblo de España, en horario de jornada completa. Desaparecería así gran parte de la economía sumergida, disminuirían los pagos a parados y aumentarían los ingresos de Hacienda y de la Seguridad Social, por los trabajos que aparecerían de forma exponencial en corto plazo, tanto por parte del trabajador como del empresario, algunos de los cuales se ha acostumbrado a pagar en dinero negro.

El dinero es un bien escaso, la Deuda Pública Española impagable y aumentando, y en el momento que suban los tipos de interés, España tendrá graves problemas financieros, y si no se afrontan profundas medidas en el tema de las pensiones, mediante las que empresarios y trabajadores aporten más cotizaciones sociales pensionables, que nadie piense que, a medio plazo, las próximas generaciones van a poder seguir disfrutando como pensionistas el mismo estado de bienestar que ahora tienen.

Antonio CAMPOS

Pensiones 2020: Los pensionistas empiezan a recibir la nómina de febrero  con la subida del 0,9%

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 08-10-2021

Medidas para captar votos

Podemos y PSOE han llegado a un acuerdo para aprobar, y posterior remisión al Parlamento, la llamada Ley de Vivienda, acuerdo sine qua non Podemos se negaba a prestar su conformidad a los Presupuestos Generales del Estado de 2022, circunstancia esta que hubiera supuesto la disolución de la actual Legislatura.

En la propuesta política con la que se presentó Unidas Podemos a las elecciones generales, envolviendo su programa en un colorista catálogo de productos de autoempleo casero para montar en casa, de marketing actual y muy superior al de cualquiera de sus contrincantes, imprimiendo a sus propuestas un carácter socialdemócrata y callando cualquier referencia a su verdadero ideario comunista, chavista y leninista, textualmente, se leía:

  • Alquiler de viviendas. Reformar la Ley de Arrendamientos Urbanos regulando el alquiler para proteger a la parte más débil, los inquilinos, introduciendo mecanismo para prorrogar el alquiler de la vivienda habitual hasta el plazo mínimo de cinco años. Se modificará el procedimiento de desahucio arrendaticio para garantizar el derecho de defensa de los inquilinos.
  • Un impuesto de sociedades más sencillo y transparente y con unos tipos efectivos realmente próximos a los tipos nominales. Eliminaremos privilegios fiscales y deducciones, y estableceremos un impuesto mínimo para las grandes empresas. Estableceremos un tipo diferenciado en función del destino de los beneficios: un tipo estándar para los beneficios distribuidos a los accionistas (30%) y un tipo inferior (25%) para los beneficios reinvertidos productivamente en la empresa.

Como en España votamos sin conocer cuales son los postulados de cada partido político, nadie debería rasgarse las vestiduras, únicamente tomar nota para documentarse, no dejarse llevar por soflamas propagandistas y votar con la cabeza y no con el corazón.

De ese acuerdo al que hacíamos alusión al principio, solamente se conocen algunas filtraciones oficiosas que apuntan hacia la regulación del precio del alquiler de las viviendas que estén en manos de grandes propietarios (con más de 10 viviendas alquiladas) o de personas jurídicas, en base a índices de referencia para todos los contratos en zonas de mercado tensionado; ello afecta directamente a bancos, financieras, SOCIMI (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria cuya actividad es la adquisición, promoción y rehabilitación de activos de naturaleza urbana para su arrendamiento), promotores inmobiliarios con viviendas invendidas, y otra serie de empresas que aportan valor añadido al país, en empleo, cotizaciones e impuestos, y que van a paralizar los proyectos de inversión de construcción de viviendas para alquiler que diversas multinacionales estaban estudiando implantarse en España.

En cuanto a los particulares que tengan una vivienda en alquiler a terceros, se habilitarán los medios para que los propietarios bajen y mantengan el precio del alquiler, bonificando un porcentaje de las rentas que obtengan, y penalizando con un recargo del 150% el importe del IBI a las viviendas vacías, sin habitar por el propietario o sin alquilar.

Así mismo, se establecen medidas de protección frente a los desahucios, como ha adelantado la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, centradas en la población vulnerable. ¿Quién va a conceder una operación hipotecaria o concertar un alquiler sabiendo que, aunque no le paguen, nunca podrá recuperar el inmueble en el estado en el que cedió su uso a terceros?

Y la última barbaridad financiera: En todas las nuevas construcciones y promociones inmobiliarias, aún en viviendas de lujo y urbanizaciones de superlujo, habitadas por los verdaderamente ricos, se va a obligar a que el 30% de la construcción esté destinada a viviendas sociales “para que no exista distinción de clases ni guetos económicos ni sociales” entre los ciudadanos. Con ello, la presidenta del Banco Santander podría tener como vecino a un ilegal llegado a España procedente de una cárcel de Marruecos. Hay quien se cree que los pájaros maman y que el inversor privado va a tirar su dinero en pro de la causa marxista.

La ley incluye un bono de vivienda de 250 euros mensuales durante dos años para jóvenes entre 18 y 35 años con rentas de trabajo e ingresos anuales inferiores a 23.725 euros, 1.977 euros brutos mensuales en doce pagas, pudiendo incrementarse en los casos de las familias más vulnerables hasta el 40% del importe mensual del alquiler.

Ni que decir tiene que se tratan de unas medidas populistas, un ataque directo a la propiedad privada, en las que los más beneficiados son los jóvenes y los morosos, votos cautivos con espíritu de permanencia en el tiempo para implantar una sociedad comunista a un ritmo más acelerado que en Venezuela, rompiendo la unidad de mercado, definida como “La unidad de mercado se fundamenta en la libre circulación y establecimiento de los operadores económicos, en la libre circulación de bienes y servicios por todo el territorio español, sin que ninguna autoridad pueda obstaculizarla directa o indirectamente, y en la igualdad de las condiciones básicas de ejercicio de la actividad económica” ya que, una vez hecho el mal, para lavarse las manos, delega su cumplimiento en las Comunidades Autónomas. Ahora veremos cuales son las que llevan adelante este despropósito económico y las que habilitan soluciones alternativas a la carencia de parque inmobiliario modesto que, efectivamente, existe. ¿Se acuerdan de las más de cuatro millones y medio de viviendas sociales que se construyeron bajo el mandato del “innombrable”? Estos de ahora no habían nacido, o andaban a gatas, y solo han leído aquello que rezuma odio y que personas tan distantes políticamente como Manuel Fraga y Santiago Carrillo dieron, dimos, por cerrado hace ya cuarenta y cinco años, casi medio siglo.

Antonio CAMMPOS

Miradas impúdicas

No sé por qué todas las religiones persiguen el sexo. Podría ser que el placer físico distrajera a las personas del placer espiritual y pusiera en discusión de conciencia con cuál de ellos quedarse. Hasta tal punto llega el tema que en la Exposición Mundial de Emiratos Árabes Unidos que se celebra en Dubai, se muestra una réplica del “David” de Miguel Ángel al que se ocultan los genitales en aras a esa benevolencia musulmana con las cosas de la dicha (con D) y del regocijo humano. Pobre Rey Emérito, qué vejez tan cruel para quien tiene más muescas en su pistola que Billy the Kid o Julio Iglesias.

En estos momentos, la izquierda radical se ha convertido en una religión más y ha hecho del hembrismo,  disfrazado de feminismo, el sustituto de la lucha de clases porque hasta los que decían ser “clases” se han convertido en “casta”, pretendiendo la prevalencia de la mujer, la homosexualidad y sexos ambiguos, ante el hombre, invirtiendo la carga de la prueba, tema a todas luces inconstitucional y antidemocrático, que la oposición política acepta y calla para que no se le acuse de poco democrático, antiguo y estancado en planteamientos franquistas, que alguien se preocupa de recordar constantemente, que llevan enterrados muchos años, tan distantes para la mayor parte de los ciudadanos españoles como Felipe II, Estanislao Figueras, Nicolás Salmerón, Casares Quiroga o Quevedo, por quién pregunté no hace mucho a unos chavales de 16/18 años que comían su bocadillo a la puerta de un Instituto en su tiempo de recreo y desconocían quién era, no quién había sido, sino en presente, como si se tratara de uno de esos muchos parlamentarios nuestros, mudos durante todo la legislatura.

Doña Irene Montero, a la sazón ministra de Igualdad, casta, adjetivo, hasta más no poder, que le levantó la pareja sentimental a una amiga, quiere que las empresas persigan “miradas impúdicas” y “comentarios sobre la apariencia sexual”.

Se pretende que las empresas sean no solo chivatos de la moral, sino juez y parte del sistema gubernamental que quiere sustituir a la judicatura como único poder de la democracia en declarar o no culpable a una persona.

¿Quién está capacitado para definir, identificar y asegurar qué es y qué no es una mirada impúdica? Si una señora de sesenta años mira mi “paquete sexual” yendo por la calle, ¿es mirada impúdica? Si estoy miccionando en los servicios al efecto habilitados en un restaurante y el señor que está a mi lado mira lo que a mí me cuelga, ¿es mirada impúdica? Si un homosexual está en una discoteca y mira a otro homosexual, ¿es mirada impúdica? Si una mujer, porque nada habla de los hombres, dice que alguien le ha mirado impúdicamente, ¿volvemos al yo sí te creo? Así podría seguir hasta mil y un ejemplos más, incluidos momentos y situaciones en el trabajo diario en el que, y es una lástima que no tenga estadísticas de ello, existe un alto porcentaje de amoríos clandestinos y, perdón, en la mayor parte, provocado por mujeres; y esto lo afirma quién ha trabajado durante muchos años y con muchas personas diferentes, en una generación en la que la mujer era un ejemplo en su trabajo y presentaba mucho menos absentismo laboral que los hombres.

¿A qué mujer no le gusta que le digan que está muy guapa o que le envíen un ramo de flores? Respondo yo, a fuer de ser descalificado por las que trato de definir: A las “cara cartón””, a las feas y a las frígidas. Y el caso es que la Sra. Montero no ha dado muestras de estar en ninguno de estos apartados, pero es más fácil y menos comprometido decir estas soplachocheces que combatir la situación de las mujeres musulmanas en los países musulmanes, que preparar y facilitarles trabajos dignos a las mujeres de todo tipo, clase y color que hay en España, que construir una verdadera igualdad en la que hombres y mujeres sean verdaderamente libres, sin que nadie trate de adoctrinarlas desde la más tierna infancia, confundiendo sexo con género y enfrentando a unos y a otros.

Acabo recordándole el viejo y conocido chiste del mejicano que dice: En Méjico somos todos muy machos; y le contesta el español, el antiguo, el de hace años: Pues en España somos la mitad machos y la mitad hembras, y nos lo pasamos muy bien.

Salud para educar a sus hijos y Monarquía para cuidarnos de las dos Repúblicas habidas que acabaron en sendas guerras civiles, Doña Irene.