Armonización fiscal

¿Puede ser socialista-marxista una persona que, antes de ser ministro, es probable que ganase 250.000 euros anuales y pensar lo mismo que alguien que era cajera de un supermercado y es factible ganara unos 15.000 euros anuales? Las cifras me las invento, por no estar callado, pero parece que sí, que aunque hubiera mucha diferencia entre el poder adquisitivo de una subalterna con el director de una reputada Unidad de Estudio de una multinacional, los nuevos trabajos políticos deben dar mucho de sí, como el chicle, porque parece que se juntan los extremos, al menos en cuanto al tema económico y el nivel de vida, porque el poder obnubila la razón y pretende hacer iguales a desiguales, que es la mayor injusticia que existe bajo la capa del cielo, esté o no ocupado por alguien.

Algunas autonomías del Partido Popular han descubierto el hilo negro en economía: Que cuando los impuestos son altos, bajarlos a empleadores y empleados, y darles facilidades fiscales, atrae la inversión, de cualquier sitio, nacional e internacional. El fondo del boom económico español de los años sesenta, fue ese; el de las regiones vascas y catalanas durante el régimen franquista, igual; eso hizo que las grandes empresas e industrias punteras de entonces se establecieran en España y, en concreto, en esos dos territorios a los que sí, en efecto, Franco compró la paz social con ello.

El ministro Escrivá, una de las grandes decepciones de nuestro Gobierno, que va a terminar por quebrar la Seguridad Social de forma definitiva, a la que ya cogió con el agua por arriba del cuello, ha lanzado un mensaje de armonización fiscal en todas las autonomías, porque ha visto como algunas de las gobernadas por el partido de la oposición nacional, están creciendo muy por encima de aquellas en las que gobierna el PSOE o alguno de sus conmilitones, esos que quieren deshacer España y mantienen a Pedro Sánchez en el poder.

¿Se refiere Escrivá a que vamos a armonizar con la Unión Europea, que no será absolutamente nada, lo que es ahora, mientras no haya un gobierno, un parlamento, unas leyes, unos tribunales, una justicia, un ejército, un etc., etc., únicos e iguales para todos? ¿O lo que quiere es que aquellas autonomías que se gastan el dinero en ampliar el odio a España, en embajadas propias, en policías y paramilitares propios, y en otras muchas cosas que van en contra del resto del país, no bajen sus impuestos, sino que sean las autonomías que mejor lo están haciendo fiscalmente quienes los suban? ¿Van a ser todos los impuestos iguales y para todas las autonomías o solo los que beneficien a los que sostienen en el poder a su líder Pedro Sánchez? ¿Por qué no se armoniza a la baja, reduciendo los impuestos en aquellas autonomías que se quejan de “malas prácticas” si no es porque estas tienen que mantener sus estructuras para independizarse de España?

Se vuelve a utilizar el trampantojo y, dicen, podrían llamarlo prestaciones patrimoniales no tributarias al Estado. Una vez más se cumple la Ley de Murphy. Bruselas es peor y más poderoso porque tiene la potestad de fabricar Deuda Pública mediante una fotocopiadora y habla de “la necesidad de aplicar de forma más coordinada la fiscalidad sobre la riqueza entre los distintos territorios para garantizar un nivel de imposición mínimo y coordinado, evitando la competencia fiscal perjudicial entre las comunidades».

Pero hombre, que mire su propio ombligo: Hay que recordar que Escrivá ocupó la misma función en la empresa privada que Miguel Sebastián, no recuerdo bien si fue su sucesor en el puesto, y que este, también socialista y ministro en su día, es totalmente partidario de suprimir el Impuesto de Patrimonio, por razones técnicas que no vienen al caso en estos momentos, pero entre otros motivos prácticos, porque no se paga en ningún país de la Unión Europea, siendo Noruega y Suiza los dos únicos países que lo contemplan en toda Europa. Dice Miguel Sebastián que  ”El Impuesto sobre el Patrimonio habría que quitarlo definitivamente, de una vez por todas. Es penoso que volvamos en España al debate entre ricos y pobres y mezclar la eventual supresión de este impuesto con la viabilidad del Estado de Bienestar”. ¿Por qué Bruselas va a ver con buenos ojos esa discriminación con España? ¿Qué vende Pedro Sánchez por ahí, sin que lo sepamos los españoles?

A la vez que nos quieren poner este supositorio, la ministra cirujana -Dios nos libre caer en sus manos- dice que “No sería ético, no podemos recortar ni nuestros sueldos ni el de nuestros ministros ya que eso sería populismo …. Aunque España tendrá que hacer un gran esfuerzo y prepararse para los recortes que se esperan”. Y, de un golpe, Pedro Sánchez se gasta 573 millones de euros públicos en su viaje a Estados Unidos para conseguir una foto con Bill Gates y autoproclamarse aspirante a presidir la Internacional Socialista. No les voy a llamar sinvergüenzas, pero sí caraduras, fuertes con el cobarde y cobardes con el fuerte.

La armonización, que no deja de ser una recentralización de la toma de decisiones, debería aplicarse a otra serie de competencias, tipo Estados Unidos, ese gran país que nos ha metido en la refriega con Rusia que ya veremos cómo acaba todo: Desde el nombramiento de jueces y fiscales a través del voto, pasando por elecciones diferentes para el poder legislativo y el poder ejecutivo, hasta la policía, justicia y cárceles federales (nacional en nuestro caso), para una serie de delitos previamente establecidos por su gravedad, educación en el idioma nacional y un aprendizaje como segundo idioma del propio autonómico, en el que cualquier ciudadano no fuera discriminado en ninguna parte de la nación, además de por razón de sexo, color o religión, por el idioma. Y no, no soy un iluso. Sé que no lo hará, ni el PSOE ni el nuevo líder de la oposición, que me parece luce la misma enseña en su solapa y está empezando a tomar posturas formadas por sufijación rajoyana de Don Tancredo.

En cuanto a las pensiones, antes o después, el gobierno de turno -lo que pasa es que ningún turno quiere asumirlo- pasará como sucedió en Grecia, serán los más débiles políticamente hablando, o sea, los funcionarios y los pensionistas, quienes verán reducidos sus ingresos de una forma sustancial, contrabalanceo para seguir pagando a estómagos agradecidos que no han ingresado nada en la caja común de todos los españoles y que no piensan hacerlo en toda su vida, pero que votan al partido gobernante.

Escrivá, empleado que fue de banca, debería consultar con sus amigos de la UGT, los de antes de inventarse las cigalas, los de 1981, que fueron los que modificaron la forma de jubilarse los empleados de ese sector, calculando los derechos adquiridos hasta ese momento de forma individualizada, y aportando esa cuantía (en varios años) a una “mochila” que se siguió nutriendo de lo contribuido cada año sucesivo por empleador y empleado y que va con el trabajador dónde quiera que preste sus servicios.

Pero para eso, el Estado (todos los españoles) debería aportar menos, pero en cambio sí aportar más los patronos y los obreros. Y “con la iglesia hemos topado”, ahora que Pedro Sánchez quiere que nos entierren en una caja de cartón, como venían los zapatos de El Gorila en tiempos de Franco. ¡Cualquiera se atreve a eso! Porque como España es el país de los derechos y no de las obligaciones, adiós al voto, al colchón de la Moncloa, a los diez coches blindados de escolta, a los Pumas y a los Boeing, que creo todos ellos van a moverse con electricidad, dando ejemplo a la ciudadanía.

Lo de la solidaridad está muy bien, siempre que no sea SOL y DAR Y DAR. Porque siempre toman el sol los mismos y dan los mismos, pero ambos no son los mismos. No sé si me explico.

Antonio CAMPOS

Sin acritud

En Europa, se ha abierto el melón. Giorgia Meloni ha ganado las elecciones generales en Italia y se perfila como nueva presidente del Gobierno de aquella nación. Sus primeras declaraciones han sido:

«Los italianos han mandado un mensaje claro, quieren un Gobierno de centro derecha guiado por Hermanos de Italia. Es una noche de orgullo, de reivindicación, de lágrimas, de sueños y recuerdos, que dedicar a los que ya no están y merecían haberlo visto. Pero éste es sólo el punto de partida, no de llegada. Italia nos ha elegido y no la traicionaremos. Si gobernamos, lo haremos para todos, con el objetivo de unirnos de nuevo»

En un magnífico artículo firmado por Víctor Lenore en Vozpopuli de ayer, habla de Diego Fusaro, un joven filósofo analista político italiano y algunas de las ideas y frases que este mantiene: “Muchos tontos de izquierda luchan contra el fascismo, que ya no existe, para aceptar plenamente el totalitarismo del mercado”; “La derecha acusa de comunismo a la izquierda, la cual -a su vez- acusa de fascismo a la derecha. La realidad es que nos encontramos ante un penoso juego de espejos”, aportando su propia opinión: “El triunfo de Meloni confirma que el antifascismo actual es un trampantojo estéril al servicio de las élites globalistas” y afirma que “La farsa antifascista permite a las élites de izquierda fingir que están con la justicia social sin renunciar a privilegios de clase”.

Las reacciones en Europa y en España han sido de alarma política por parte de quienes ocupan el poder con ideas globalistas y normas de restricción de libertades, amparadas en transmitir miedo a la población a través de enfermedades, pandemias, restricciones energéticas y, sin decirlo, pero regulando nuestras vidas todos los días, que se acaba el mundo, que ya no cabemos todos en este planeta.

Fue Pedro Sánchez en el Congreso Confederal de la UGT el que dijo que “Largo Caballero fue un sindicalista y un político consecuente con sus actos. Actuó como hoy queremos actuar nosotros». Y está a punto de conseguirlo: Deuda Pública de 1.485 mil millones de euros; tres millones de parados; 17 gobiernos insostenibles; una inmigración descontrolada que los últimos datos estiman en 800.000 personas en los últimos diez años; pérdida de soberanía nacional; inversión de la carga de la prueba, uno de los pilares de justicia democrática; golpes de estado; inseguridad ciudadana …. Únicamente falta, como a alguien le ha faltado tiempo para decir, que no permitirán que la ultraderecha se apodere de la democracia.

Como ha escrito Paloma Carrillo, “¿Os imagináis que ahora llegue Giorgia Meloni y se ponga a violar la Constitución repetidamente y cuele a filoterroristas y comunistas en los secretos de Estado? ¿Y si se pone a indultar golpistas? ¿Y si pretende “educar sexualmente” a nuestros hijos con travestismo y drags o empieza a usar una neolengua tipo “niñes, matria, progenitor B o personas menstruantes” sin traumatismo encefálico previo ni nada? ¿Y si arruina a las familias y al sector primario con más y más impuestos mientras sigue regalando millones a oligarcas, timo climático, mafia de trata de personas, medios de manipulación masiva, mapas del clítoris o puntos lilas? ¿Y si apoya abiertamente al narcoterrorismo hispanoamericano que lleva décadas desangrando países como Colombia? ¿Y qué tal que quiera erradicar cualquier forma de pensamiento que no sea el suyo con cordones sanitarios, llamadas a la violencia, envío de matones a los mítines de la oposición, deshumanización del discrepante, navajitas plateás, sobres con balas, profanación de tumbas, inventarse la historia e imponerla por ley, cargarse toda división de poderes … porque ya hasta lucir tu propia bandera nacional o cantar a Manolo Escobar te convierte en un ultraextremoapestado? ¿Y si abre las fronteras y llena el país de todo tipo de criminales sin control que disparan los asesinatos, violaciones y agresiones y no te puedes defender ni en tu propia casa porque entonces a ti sí te cae la del pulpo? ¿Y si trata por todos los medios de desintegrar la familia como núcleo fundamental de la sociedad para debilitarnos enfrentando hombres contra mujeres, negros contra blancos, ricos contra pobres, homosexuales contra heteros, trabajadores contra empleadores… y viceversa? ¿Y si demoniza nuestras raíces cristianas que son la cuna de nuestra civilización y el origen de nuestros derechos y libertades constitucionales mientras nos venden las bondades feministas de tapar a las mujeres la cabeza con un trapo inclusivo, transversal y resiliente? ¿Y si de repente le da por llamar demócratas a los terroristas, violadores a los hombres blancos heteros, nuestros niños a delincuentes extranjeros, empoderamiento a matar antes de nacer a los que sí son tus propios hijos? ¿Y si aplaude a la caterva de inútiles burócratas millonarios a tu costa que ha arruinado Europa mientras te aconsejan comer bichos, ducharte poco, pincharte mucho y seguir pagando su fiesta como un esclavo, pero serás feliz? Pero no creo que a Meloni se le ocurran todas esas cosas porque sería súper drástico y no puede ser tan fascista, por muy de derechas que sea”.

Sin entrar en estos momentos por qué la derecha es ultra y la izquierda no, cuando hoy existen más dictaduras -ultras- de izquierdas en el mundo, lo sucedido en Italia, si ocurriera en España, sería el momento de ver el verdadero nivel democrático español, cómo se aceptaría y si se respetaría el resultado de las urnas.

Para quien no conozca la figura de Largo Caballero y, sobre todo, para esos jóvenes que no han leído nada sobre él, sobre la II República ni sobre la Guerra Civil, cuyas únicas fuentes de información son los medios subvencionados y/o controlados por el Gobierno, expongo a continuación unos breves retazos de la vida de este gran “demócrata”.

De: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/l/largo.htm

Francisco Largo Caballero (Madrid, 1869 – París, 1946) Político y dirigente socialista español. En 1890 se afilió a la UGT y en 1894 al PSOE. En 1905 fue elegido concejal en Madrid. Miembro de la Comisión Ejecutiva de la UGT, fue detenido en 1909 acusado de preparar la huelga contra la guerra de Marruecos. Durante la huelga revolucionaria de 1917, estuvo en el comité de huelga, por lo que fue condenado a prisión, pero quedó libre al ser elegido diputado (1918). Ese mismo año se convirtió en secretario general de la UGT. En 1920 se opuso a la adhesión del partido a la III Internacional. Vicepresidente del PSOE en 1928, tras proclamarse la República fue ministro de Trabajo, cargo que volvió a ocupar en el Gobierno de Azaña (1931-1933). Con la victoria de la derecha en las elecciones, dejó las posturas moderadas y propugnó un frente unido de los trabajadores. Detenido a raíz del movimiento de octubre de 1934, en 1936 fue elegido diputado por el Frente Popular. Durante la guerra civil fue presidente del Consejo de Ministros (1936-1937). Detenido en Francia por los nazis, murió al poco tiempo de su liberación

A los nueve años se inició en el oficio de estucador, ámbito laboral en el que desarrollaría su actividad como sindicalista. En 1890 ingresó en la Unión General de Trabajadores (UGT), fundada en 1888, y en otoño de aquel mismo año participó en la organización de una huelga de escayolistas para reivindicar la jornada laboral de ocho horas, lo que supuso el principio de su trayectoria ascendente en la UGT. En 1894 ingresó en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), comenzando así su carrera política. Desde 1904 fue uno de los seis vocales integrantes de la Junta Directiva del Instituto de Reformas Sociales que designaban los trabajadores; al año siguiente ocupó su primer cargo político al salir elegido concejal del Ayuntamiento de Madrid por el PSOE, cargo que siguió ocupando tras los comicios municipales de 1909 y 1913.

En calidad de vicepresidente del Comité Nacional de la UGT, fue uno de los cuatro firmantes del manifiesto conjunto del PSOE y la UGT del 12 de agosto de 1917 para convocar una huelga general revolucionaria, que empezó al día siguiente y desencadenó la tercera fase de la crisis de 1917; como consecuencia de ello, fue detenido el 29 de septiembre de ese mismo año con los otros tres integrantes del comité de huelga y firmantes del manifiesto: Daniel Anguiano, como vicesecretario de la UGT, y Julián Besteiro y Andrés Saborit, como vicepresidente y vicesecretario, respectivamente, del PSOE. Los cuatro fueron juzgados, condenados a cadena perpetua y trasladados al penal de Cartagena (Murcia).

En las elecciones legislativas de 1918 fue elegido diputado a Cortes (al igual que sus compañeros de presidio), por lo que fue excarcelado en mayo de 1918; en el XIII Congreso de la UGT, celebrado en julio de aquel mismo año, salió elegido secretario general, cargo que habría de ocupar durante una veintena de años. Como secretario general de UGT, asistió en 1919 al congreso de la II Internacional en Berna y al I Congreso de la Federación Sindical Internacional (FSI), que tuvo lugar en Ámsterdam. A su regreso, y contra los criterios de otros dirigentes socialistas, Largo Caballero se opuso a la integración del PSOE en la III Internacional, razón por la cual no formó parte de la ejecutiva del PSOE salida del congreso extraordinario de 1920, en el que eran mayoritarios los partidarios de la adhesión a la misma.

Durante la dictadura del general Miguel Primo de Rivera (1923-1929), Largo Caballero apoyó (frente a la postura contraria de otros dirigentes socialistas como Indalecio Prieto o Fernando de los Ríos) la aceptación de cargos públicos por parte de los militantes del partido y del sindicato, hasta el punto de que él mismo formó parte, a partir de 1924, del Consejo de Estado. La pretensión de Primo de Rivera de perpetuar un régimen que había nacido con vocación de provisionalidad llevó a Largo Caballero a distanciarse de la postura del dictador y, finalmente, apoyó la tesis defendida por Indalecio Prieto de integrar al PSOE en el pacto de San Sebastián (1930), cuyo objetivo último era derrocar al rey Alfonso XIII y preparar el advenimiento de la república.

Tras las elecciones municipales de 1931, y ante la victoria de los republicanos en las principales capitales de provincia y la proclamación de la Segunda República, Alfonso XIII abandonó España. Los firmantes del pacto de San Sebastián constituyeron un gobierno provisional, presidido por Niceto Alcalá Zamora, en el que Francisco Largo Caballero se hizo cargo de la cartera de Trabajo. Tras la aprobación de la Constitución de 1931, se mantuvo al frente del mismo ministerio en el primer gabinete presidido por Manuel Azaña (1931-1933). En 1932 fue elegido presidente del PSOE, cargo en el que permanecería hasta su dimisión en 1935.

La victoria conservadora en las elecciones de 1933 hizo que los dirigentes del PSOE tuvieran que abandonar el gobierno y pasar a la oposición. Largo Caballero, que había ido evolucionando hacia posiciones cada vez más extremas, intervino de forma decisiva en los preparativos de la Revolución de octubre de 1934, acelerada por la entrada de ministros pertenecientes a la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) en el gobierno de Alejandro Lerroux (1934-1935). Sofocada la revuelta, fue juzgado y condenado por su implicación en los sucesos revolucionarios, pero quedó pronto en libertad.

Tras el estallido de la Guerra Civil (1936-1939), y mientras las tropas nacionales avanzaban sobre Madrid, Francisco Largo Caballero fue designado para presidir un gobierno de coalición (1936-1937), compuesto por ministros de las diferentes fuerzas políticas que conformaban el Frente Popular y en el que ocupó también la cartera de Guerra; sin embargo, por su incapacidad para resolver la crisis barcelonesa de comienzos de mayo de 1937 (enfrentamientos callejeros entre la Generalitat de Catalunya y los comunistas con los anarquistas y los militantes del Partido Obrero de Unificación Marxista, POUM), se vio obligado a dimitir de la presidencia del gobierno y, carente incluso del apoyo de los tres ministros socialistas, a abandonar sus cargos en el PSOE y en la UGT.

En enero de 1939 abandonó España con destino a Francia, pero, tras la invasión de este país por las tropas nacionalsocialistas alemanas (1940), fue detenido por el gobierno colaboracionista de Vichy, entregado a los alemanes e internado en 1943 en el campo de concentración de Sachsenhausen, cerca de Oranienburg (Alemania), de donde fue liberado en 1945, poco antes de su fallecimiento.

Largo Caballero, el “Lenin español” por Pedro Fernández Barbadillo en Libertad Digital

Largo Caballero, que nació en Madrid el 15 de octubre de 1869 y tuvo que empezar a trabajar a los siete años de edad, se vinculó a la UGT (era estuquista, lo que suponía una especialización bien retribuida) en 1890 y al PSOE en 1893. Su falta de cultura, que trató de colmar mediante asistencia a bibliotecas y conferencias, pesó siempre sobre él. Realizó su primer viaje al extranjero en 1919, a los 50 años.

Pronto se convirtió en un ejemplo de ‘burócrata sindical’, que buscaba mejoras para la clase obrera mediante el reformismo, es decir, la negociación y el legalismo, con la excepción de la huelga general de 1917. En 1904 se incorporó como vocal obrero en representación de los socialistas al Instituto de Reformas Sociales, al que perteneció durante los siguientes 20 años. En ese puesto intervino en leyes como la jornada de ocho horas y participó en tribunales de arbitraje para la resolución de conflictos laborales.

La Dictadura del general Primo de Rivera (1923-1930) contó con el PSOE y la UGT para contrarrestar la fuerza de los anarquistas de la CNT y quizás hacer evolucionar a los socialistas hacia el laborismo británico o la socialdemocracia alemana. Los socialistas, en vez de combatir a un régimen que negaba las libertades públicas y había cerrado las Cortes, se acomodaron él y estuvieron tan a gusto que Largo Caballero, secretario general de UGT desde 1918, en una reunión de la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra en 1927 lo defendió.

Gracias al dictador, Largo Caballero fue nombrado miembro del Consejo de Estado y también miembro de la Asamblea Nacional Consultiva. Cuando cayó la dictadura, debilitada la CNT y desarticulados los partidos conservador y liberal, los socialistas tenían la única organización de masas activa en España.

Los socialistas participaron en el Pacto de San Sebastián y contribuyeron al derrocamiento de la Monarquía. Caballero y otros dos socialistas, Indalecio Prieto y Fernando de los Ríos, se incorporaron al Gobierno Provisional; él como ministro de Trabajo. Manuel Azaña calificó en sus memorias, los discursos de Largo Caballero sobre la ‘cuestión social’ de aburridos e insoportables.

En la última parte del primer bienio de la República (1931-1933), Largo Caballero, como todos los socialistas, se fue radicalizando a medida que la CNT se apoderaba de la clase obrera mediante la violencia, y dio su «giro bolchevique». En éste influyó el compañero Luis Araquistáin, uno de los escasos ideólogos del partido, que recurrió al espantajo de la «amenaza fascista», sabiendo que era falsa.

En el verano de 1933 declaró sobre su nueva línea doctrinal y estratégica:

Hoy estoy convencido de que realizar la obra socialista dentro de una democracia burguesa es imposible; después de la República ya no puede venir más que nuestro régimen.

En la campaña electoral del otoño, que ganó la derecha desde la oposición, pronunció frases como las siguientes:

Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aún los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar… ¿Excitación al motín? No, simplemente decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en las torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una república burguesa, sino la bandera roja de la revolución socialista.

Por sus arengas los propios socialistas le pusieron el apodo del ‘Lenin español’, que él no le gustó, pero con el que ha pasado a la historia.

Tanto él como Prieto desplazaron del poder en el PSOE y la UGT a los moderados de Julián Besteiro. Ambas organizaciones se volcaron a partir de entonces en preparar la revolución socialista contra las derechas, mediante el entrenamiento de milicias y la compra de armas, que estalló en octubre de 1934.

Y los socialistas fueron a la revolución: más de 1.400 muertos. Largo Caballero fue detenido, pero negó todas implicación en el golpe, al igual que Prieto, que había dirigido personalmente el contrabando de armas. El tribunal le absolvió a finales de 1935 por falta de pruebas.

Durante la campaña de 1936 otra de sus incitaciones a la guerra y la dictadura del proletariado (de la que sólo había un modelo en el mundo: la URSS de Stalin) fue la siguiente:

La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la revolución.

En esa campaña, los caballeristas y los prietistas tiraron de pistola, no sólo contra los falangistas y los derechistas, sino, también, entre ellos. Así era el ambiente político en la España de 1936.

Presidente del ‘Gobierno de la Victoria’

Cuando estalló la guerra, Largo Caballero, secretario general de UGT, se decantó por armar al pueblo, es decir, a las milicias, que se dedicaron a pasear a los burgueses y a violar monjas.

El 4 de septiembre de 1936 ascendió a presidente del Gobierno, que se llamó «Gobierno de la Victoria», donde desempeñó también el Ministerio de Guerra (su rival Prieto se encargó de Marina y Aire, unidos en Defensa).

Consecuencia de la incompetencia izquierdista para organizar siquiera el suministro de alimentos, el Gobierno de Largo Caballero introdujo la primera cartilla de racionamiento que ha habido en España en marzo de 1937.

Aprobó la salida del oro del Banco de España a la URSS, dirigida por su correligionario Juan Negrín; apoyó la concesión del estatuto de autonomía al Gobierno vasco; perdió Málaga, tomada por los nacionales en febrero de 1937; se produjeron los sucesos de Barcelona, en que las izquierdas se mataron en la capital catalana… Su negativa a ilegalizar al POUM, como querían la URSS y sus vasallos en España, fueron el motivo que llevó al PCE, a los socialistas de Prieto y al presidente de la República, Manuel Azaña a forzar su dimisión el 17 de mayo.

Largo Caballero se enfadó tanto con Negrín, que le sustituyó en la presidencia, y con los demás gerifaltes republicanos, que se apartó de la política activa y no participó en las sesiones de las menguadas Cortes.

Hundida la República, el anciano y fracasado Largo Caballero huyó a Francia y allí fue abandonado por sus correligionarios. Ni dinero ni bandas de seguidores, a diferencia de Prieto y Negrín. A la vez, incubaba un odio implacable contra los comunistas: entre las causas, a su comportamiento en la guerra se unieron el pacto entre Hitler y Stalin y la colaboración de los comunistas franceses con los invasores nazis.

Detenido por la Gestapo

La única simpatía que provoca uno de los grandes responsables de la guerra civil es su sufrimiento en los años de la Segunda Guerra Mundial.

Permaneció en París hasta la proximidad del ejército alemán y entonces huyó a Tolouse, a la vivienda de Rodolfo Llopis, que en los años siguientes se haría con el PSOE hasta que Felipe González y su camarilla, con la ayuda de los servicios secretos del franquismo, le despojaron de la secretaría general.

El Gobierno español solicitó su extradición, pero los tribunales de la Francia de Vichy la rechazaron. En febrero de 1943 fue detenido por la Gestapo que, después de tenerlo detenido cinco meses en su cuartel de Neuilly, le envió a Berlín. El 31 de julio, sin haber sufrido violencias físicas, a diferencia de tantos españoles detenidos en las chekas de su partido y su sindicato, se le ingresó en el campo de concentración de Oranienburg, a 30 kilómetros de Berlín, donde comenzó la redacción de sus memorias. Le liberó el Ejército Rojo el 24 de abril de 1945, pero sólo pudo volver a París, para reencontrarse con su hija Carmen, en septiembre.

Negándose a reconocer que su tiempo había pasado por sus errores y su edad, participó en unos pocos actos del exilio y elaboró un proyecto contra Franco, en el que regresó al reformismo que había abandonado en la década anterior y propuso el pacto en vez de la imposición. Falleció el 23 de marzo de 1946, a los 76 años de edad. Al menos no se pegó la gran vida de Prieto y Negrín.

En abril de 1978, sus restos regresaron a España y se enterraron en el cementerio civil.

Frases famosas de Largo Caballero

01.“La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo y, como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”. Largo Caballero en un mitin en Linares, el 20 de enero de 1936.

02.“La transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas. Estamos hartos de ensayos de democracia, que se implante en el país la nuestra”. En el Cinema Europa, el 10 de febrero de 1936.

03.“Si no nos permiten conquistar el poder con arreglo a la Constitución, tendremos que conquistarlo de otra manera”. Febrero de 1933.

04.“Quiero decirles a las derechas que, si triunfamos, colaboraremos con nuestros aliados. Pero, si triunfan las derechas, nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la Guerra Civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos”. Escribió en “El Liberal”, el 20 de enero de 1936.

05.“No creemos en la democracia como valor absoluto. Tampoco creemos en la libertad”. En 1934, Ginebra.

06.“Hay que apoderarse del poder político, pero la revolución se hace violentamente: luchando y no con discursos». Congreso de las Juventudes Socialistas.

07.“El Partido socialista no es reformista, cuando ha habido necesidad de romper con la legalidad, sin ningún reparo y sin escrúpulo. El temperamento, la ideología y la educación de nuestro partido no son para ir al reformismo”. Discurso en el XIII Congreso del PSOE, en 1932, siendo Largo Caballero ministro de Trabajo y Previsión Social.

08.En “El Socialista», en 1933: “Se dirá: ¡Ah esa es la dictadura del proletariado! Pero ¿es que vivimos en una democracia? Pues ¿qué hay hoy, más que una dictadura de burgueses? Se nos ataca porque vamos contra la propiedad. Efectivamente. Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: ‘Como en Rusia´). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas habrá que obtenerlo por la violencia… nosotros respondemos: vamos legalmente hacia la revolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente (Gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aún los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar. El 19 vamos a las urnas… Mas no olvidéis que los hechos nos llevarán a actos en que hemos de necesitar más energía y más decisión que para ir a las urnas. ¿Excitación al motín? No, simplemente decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en las torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista”.

09.“Si los socialistas son derrotados en las urnas, irán a la violencia, pues antes que el fascismo preferimos la anarquía y el caos”. 10 de febrero de 1936, en el Cinema Europa.

10.“Tenemos que recorrer un periodo de transición hasta el socialismo integral y ese periodo es la dictadura del proletariado, hacia la cual vamos”. 1 de noviembre 1933

Largo Caballero

Fue Francisco Largo Caballero, secretario general del PSOE, conocido como el Lenin Español, quien reflejó estas instrucciones de 1934 en un libro titulado ESCRITOS DE LA REPUBLICA. Notas históricas de la guerra de España. Edición, estudio preliminar y notas de Santos Juliá, Pablo Iglesias, Madrid, 1985.

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL.INSTRUCCIONES SOCIALISTAS PARA INICIAR LA SUBLEVACIÓN ARMADA CONTRA LA REPÚBLICA. INSTRUCCIONES PRELIMINARES

«1º. Se prohíbe en absoluto sacar copias de estas instrucciones y se hace responsable de la custodia y reserva de las mismas a la persona a quien se le entreguen.

«2º. La Junta de provincia se encargará de constituir juntas locales en cada uno de los pueblos, a cuyo efecto se pondrá en relación con la persona de más confianza que pueda encargarse de formar la Junta local encargada de organizar todos los trabajos de relacionarse con la provincial.

«3º. El número de miembros de estas juntas será de tres, solamente ampliable en caso de absoluta necesidad.

«4º. Las juntas provinciales residirán en la localidad de la provincia que se crea más conveniente para el desempeño de su misión y serán las únicas que mantengan relación con la Junta Central.

«5º. Las juntas provinciales se hallan investidas de autoridad plena sobre toda la provincia, y las juntas locales sobre todos los individuos de la localidad.

«6º. Debe evitarse, en todo lo posible, poner en circulación instrucciones u órdenes escritas, y cuando sea indispensable usar este medio, utilizar claves o lenguaje convencional.

«7º. Los miembros de la Junta están obligados a guardar la más rigurosa reserva. No hablarán de los propósitos, instrucciones, y órdenes, sino lo absolutamente indispensable, y esto, solamente con las personas con quienes tengan que mantener relación para los fines que se persiguen. Ninguna confianza con nadie más.

«8º. Las juntas provinciales no deberán atender otros avisos e instrucciones que las que reciban de la Junta Central, ni acatar otras órdenes que las de ésta, sin excepción alguna. Las juntas locales, las que reciban de las provinciales.

«9º. Ningún rumor, noticia, hecho, ni circunstancia, puede justificar la declaración del movimiento en un pueblo o provincia sin haber recibido la orden precisa de las juntas exclusivamente facultadas para ello. El faltar a esta instrucción puede acarrear graves daños al movimiento general.

«10º. Todas las juntas deben vigilar que la organización se haga con toda escrupulosidad, y que se observe una rígida disciplina, base esencial del éxito.

«11º Donde no existan personas de absoluta confianza, las juntas deberán abstenerse de constituir grupos o dar instrucciones.

«12º. Conviene tener dentro de las organizaciones enemigas personas de confianza que nos faciliten información fiel de sus planes y medios.

«13º. Las juntas de provincia tendrán convenidas con las de los pueblos contraseñas especiales, no sólo para cursar las órdenes relativas al movimiento, sino para garantizarse la visita de los delegados y para evitar que una orden falsa pueda provocar un movimiento a destiempo.

«14º. Conviene estar prevenidos contra las noticias falsas que el Gobierno o los enemigos de todas clases puedan esparcir por medio de la prensa o de la radio, tales como “el movimiento está dominado”, “sus directores detenidos”, etc., etc. Cada pueblo debe hacerse a la idea de que tiene que ser un firme sostén de la insurrección, sin ocuparse de lo que ocurra en otros lugares. La debilidad ajena no justifica la propia. El triunfo del movimiento descansará en la extensión que alcance y en la violencia con que se produzca, más el tesón con que se defienda.

«15º. Los grupos de acción han de convertirse en guerrillas dispuestas a desarrollar la máxima potencia. En esta acción nos lo jugamos todo y debemos hallarnos dispuestos a vencer o morir. Una vez empezada la insurrección no es posible retroceder.

«16º. Corresponde a las juntas provinciales:

«a) Asumir la organización y dirección de todo el movimiento en la respectiva provincia.

«b) Mantener relación con la Junta Central y las locales.

«c) Constituir una Junta Local en cada pueblo, con arreglo a la instrucción número 2.

«d) Organizar las fuerzas de la capital.

«e) Velar por la observancia y cumplimiento de las instrucciones y órdenes que reciba y transmita.

«f) Relación con entidades.

«17º. Informarse de las que se hallan decididamente dispuestas a secundar un movimiento revolucionario, y contando con su concurso, adoptar todas las previsiones para que una vez declarado pueda mantenerse indefinidamente; sobre todo en lo que concierne a los servicios más importantes e indispensables.

«18º. Con los individuos más decididos y de mayor confianza dispuestos a ejecutar sin discusión las órdenes que se den, se formarán grupos de diez, dos de los cuales serán designados como jefe y subjefe. Estos grupos deberán estar armados y sus jefes les instruirán en ejercicios de tiro y en táctica militar.

«19º. La potencia revolucionaria de las fuerzas habrá de valorarse convenientemente para dividirlas en dos clases. Hombres capaces de batirse y de ejecutar órdenes. Hombres dispuestos a cooperar en otros servicios. Con los primeros se constituirán las milicias en grupo de diez. Con los segundos pueden cubrirse servicios de poco riesgo.

«20º. Deben constituirse grupos técnicos de los servicios de Gas, Electricidad, Alcantarillado, Teléfonos, Telégrafos, etc., etc., capaces de formalizar y llevar a cabo planes para, en caso necesario, suprimir estos servicios en la población en forma de que no puedan ser fácilmente reanudados por otros.

«21º. El movimiento debe afectar a todos los servicios, pero principalmente a los de vital importancia (alimentación, transportes, agua, gas, etc.), y los grupos de acción cuidarán de anular a los que se presten a evitarlo.

«22º. Cualesquiera que sean las circunstancias de una población y por débil que sea la fuerza organizada, el movimiento debe ser lo más extenso posible. Los grupos técnicos con los de acción cuidarán de lograr por todos los medios la paralización de industrias y servicios y dominar en la calle.

«23º. Las relaciones con los demás sectores afines serán cordiales sin el menor confucionismo; sin facilitarles datos concretos de nuestra organización y nuestros planes, procurando que ellos hagan su organización propia, y comprometiéndose a respetar la dirección del movimiento que siempre debe ser nuestra.

«24º. Todos los grupos que se formen, por medio de sus jefes, estarán bajo el mando de la Junta local y provincial.

«25º. Debe ponerse interés en organizar servicios sanitarios para atender rápidamente a los que puedan caer heridos en la lucha. Las mujeres, en el momento oportuno pueden prestar a este servicio un concurso valioso.

«26º. Precisa conocer la fuerza pública que exista en cada localidad. Militares, Guardia Civil, Asalto, Seguridad, etc., etc. Armamento de que disponen. Condiciones defensivas de sus cuarteles, medios de apoderarse de ellas, inutilizarlas o, por lo menos, inmovilizarlas.

«27º. Con el mayor cuidado debe conocerse la manera de pensar de jefes, oficiales, y clases, procurando establecer relaciones con algunos que merezcan plena confianza, y recomendarles que, independientemente de nosotros, formen ellos su Junta.

«28º. Nuestros jóvenes no deben perder el contacto, discretamente, con los amigos que se hallen en filas.

«29º. En cada provincia debe conocerse con la mayor exactitud el número de jefes, oficiales y clases de la guarnición con sus nombres, domicilios, y significación para actuar en cada caso como las conveniencias aconsejen.

«30º. También deben conocerse los depósitos de armas y polvorines y los medios de apoderarse de ellos o, en otro caso, inutilizarlos.

«31º. Los elementos auxiliares de confianza que haya dentro de los cuarteles deben facilitar con exquisita discreción toda la información que les sea posible respecto a órdenes, preparativos, estado y disposición de la fuerza, medios por los cuales puede hacerse la incautación de las armas o su inutilización en caso contrario; modo de impedir la salida de las fuerzas de los cuarteles y cuanto sirva a contrarrestar estos elementos.

«32º. Cuanto haya inteligencia entre las fuerzas militares y la Junta local, se formalizará el plan de acción combinada de ambas fuerzas, para lo cual deberán celebrar reuniones que no sean numerosas. Bastará con que se reúna un individuo de cada parte.

«33º. Triunfante el movimiento, las fuerzas militares adictas tendrán una representación oficial en la Junta local.

«34º. Los grupos de acción se formarán con arreglo a la instrucción número 18, bajo las órdenes del respectivo organismo directivo local al que obedecerán sin discusión.

«35º. Además de instruirse convenientemente para el momento de la acción, se encargarán de facilitar a la Junta local los nombres y domicilios de las personas que más se han significado como enemigos de nuestra causa, o que puedan ser más temibles como elemento contrarrevolucionario. Estas personas deben ser tomadas en rehenes al producirse el movimiento, o suprimidas si se resisten.

«36º. En el momento de la acción, cada grupo tendrá señalado de antemano el lugar donde debe actuar y a donde debe trasladarse después de concluida su primera misión. Estas instrucciones se las darán sus jefes oportunamente. Las juntas cuidarán escrupulosamente de no dar órdenes contradictorias a los jefes de grupo para que todos los movimientos se produzcan ordenadamente, sin barullo, y sin confucionismos.

«37º. Deben determinarse los edificios y calles que conviene ocupar para mejor resistir los ataques de la fuerza, o para evitar que los elementos enemigos escapen.

«38º. Fórmese una relación de los automóviles y demás medios de transportes que haya en la población, lugares en donde se encierran y lista de los individuos que pueden conducir en caso necesario.

«39º. Conocer los depósitos de gasolina, dinamita y armas, y planear el medio de apoderarse de ellos en el momento preciso. Previamente debe adquirirse y guardar en lugar seguro dinamita. Cada individuo puede tener en su casa sin compromiso para uso doméstico [sic] un bidón de gasolina.

«40º. La gasolina y dinamita empleada inteligentemente pueden servir para desmoralizar al enemigo con incendios y petardos.

«41º. Hay que dificultar con gran rapidez los movimientos de adversario cortando líneas de ferrocarril, inutilizando puentes, interceptando carreteras, todo ello respondiendo a un plan bien meditado por los elementos previamente designados y que imposibilite que la fuerza pueda acudir a todas partes.

«42º. En principio, se llamará la atención de la fuerza pública, donde así convenga, con incendios, petardos u otros medios, para que se vea obligada a acudir donde se produzcan. Estos momentos se aprovecharán para cortar las líneas de comunicación, o inutilizar aparatos, etc., y asaltar centros oficiales y políticos. En éstos, incautarse de ficheros y archivos.

«43º. Rápidamente apoderarse de las autoridades y personas de más importancia, y guardarlas en rehenes.

«44º. Preferentemente hay que inutilizar la fuerza pública de los pueblos desarmándola totalmente, aunque prometa permanecer neutrales.

«45º. Se tomarán las salidas del pueblo. Se requisarán automóviles y otros medios de locomoción. Se incautarán de los depósitos de gasolina y, grupos armados, recorrerán las casas de los enemigos para apoderarse de las armas que tuvieren y armar con ellas a los amigos que no las tengan.

«46º. Apoderarse, lo antes posible, de los establecimientos donde se vendan armas, municiones y explosivos.

«47º. Los bancos y archivos se vigilarán estrechamente. Se impedirá, por todos los medios, que en las iglesias se toque a rebato.

«48º. Haciendo una buena distribución de fuerzas por toda la población deberá hacerse una guerra de guerrillas. Nunca deben presentarse grandes masas frente a la fuerza pública, procurando así que toda sea distribuida y hostilizándola sin cesar hasta rendirla por agotamiento. Atacar siempre, que sea posible, desde lugares seguros.

«49º. Las casas cuarteles de la Guardia Civil deben incendiarse si previamente no se entregan. Son depósitos que convienen suprimir.

«50º. Caso de que por cualquier motivo se produzcan bajas en las juntas provinciales o locales, serán cubiertas nombrándolos los jefes de grupo en los pueblos y los organismos provinciales en las capitales.

«51º. Si fuerzas superiores del Gobierno intentasen reconquistar un pueblo, y éste no ofreciese condiciones de resistencia, los revolucionarios lo abandonarán llevándose los rehenes y buscarán en el campo o la montaña el lugar más favorable para defenderse e intimidar al enemigo.

«52º. Los grupos deben estar numerados en cada localidad; o sea: Grupo número 1, Grupo número 2, etc., y se les distinguirá de este modo a todos los efectos.

«53º. Triunfante el movimiento en un pueblo, se adoptarán las medidas necesarias para asegurar su dominio estableciendo vigilancia armada y asegurando bien los servicios y la defensa y, si sobrase elemento armado, se acudirá en auxilio de los pueblos próximos donde aún no se hubiese triunfado.

«54º. Cuando una ciudad caiga en manos de los revolucionarios, nada debe justificar su abandono. Aunque la lucha se prolongue no debe desmayarse. Cada día que pase aumentará el número de rebeldes. En cambio, la moral del enemigo irá decayendo. Nadie espere triunfar en un día en un movimiento que tiene todos los caracteres de una guerra civil. En este movimiento, el tiempo es el mejor auxiliar.

«55º. Procurarse armas hasta donde sea posible. La Junta Central, por medio de las provinciales, facilitará las informaciones que posea.

«56º. Para dificultar los movimientos de la fuerza, pueden cerrarse bocacalles con alambre de espino y otros medios y, al mismo tiempo regar todo el ancho de la calle con gasolina dándole fuego y desde puntos o casas inmediatas atacar a la fuerza cuando trate de quitar estos obstáculos.

«57º. Levantar barricadas entre las cuales se oculten aparatos explosivos conectados con la corriente eléctrica o sustituida ésta por pilas y cuando la fuerza llega a la barricada hacerlos explotar formando un corto circuito desde una casa o lugar próximo, y aprovechar la sorpresa para atacar a la fuerza que queda y coger sus armas.

«58º. Acumular carros, coches o camionetas a la salida de los cuarteles o en las calles en que sea obligado el tránsito de la fuerza y atacarla desde lugares seguros y por distintos flancos.

«59º. Lanzar botellas de líquidos inflamables a los centros o domicilios de las gentes enemigas.

«60º. Cortar las comunicaciones en forma de difícil arreglo por parte de las fuerzas enemigas.

«61º. Volar puentes. Cortar carreteras. Líneas de ferrocarril. Imposibilitar el traslado de fuerzas para concentrarlas.

«62º. Estropear los neumáticos y de los motores de aquellos vehículos que no puedan ser utilizados por nuestras fuerzas.

«63º. Donde haya estación de emisora de radio, si no puede incautarse, incendiarla o volarla. Si no hay adentro personal adicto, inutilizarla.

«64º. Imposibilitar que los jefes de las fuerzas que no vivan en los cuarteles puedan incorporarse a sus puestos, deteniéndolos a la salida de sus domicilios, y atacándolos si se resisten.

«65º. Donde sea posible, utilizar uniformes del ejército, incluso de oficiales, para dar la impresión de insubordinación militar.

«66º. No gastar inútilmente las energías ni los medios de ataque.

«67º. Tomar y mantener la ofensiva es siempre infinitamente más eficaz que quedarse a la defensiva. Se domina mejor al enemigo, pero debe evitarse cometer imprudencias que pueda aprovechar el adversario.

«68º. Triunfante el movimiento revolucionario, lo primero que debe asegurarse es el dominio absoluto de la población, perfeccionando las milicias armadas, ocupando los sitios estratégicos, desarmando totalmente a las fuerzas contrarias y ocupando los edificios públicos.

«69º. Se restablecerán rápidamente las comunicaciones y se dará cuenta a la Junta de la capital y ésta a la Central de la situación.

«70º. Se procederá a la incautación de los víveres, o bien se controlará al comercio para que éste los facilite al vecindario, evitando enérgicamente todo abuso.

«71º. Siguiendo las instrucciones y órdenes de la Junta local se nombrará una Junta administrativa y de defensa del pueblo cuyas órdenes se acatarán sin discusión y, si fueren abusivas, se acatarán también, pero denunciándolas inmediatamente a la Junta provincial que deberá proceder rápidamente a enviar a un delegado suyo con plenos poderes cuyas resoluciones se acatarán.

«72º. Los bienes de la gente pudiente servirán para garantizar las necesidades del vecindario hasta que se dicten medidas por el Poder Central. Nadie debe quedarse sin comer en tanto haya en el pueblo recursos para proporcionarlo.

«73º. Durante el movimiento revolucionario toda la energía y todos los medios serán pocos para asegurar el triunfo. Una vez que éste se haya logrado, debe ponerse la misma energía para evitar crueldades innecesarias ni daños, sobre todo en cosas que puedan ser luego útiles o necesarias para los fines de la revolución».

Población muslim 2021 en España

Como vengo haciendo desde hace años y a efectos únicamente informativos para general conocimiento, expongo a continuación estadísticas sobre los musulmanes en España, tomadas de UCIDE – Unión de Comunidades Islámicas de España, organización que realiza un estudio muy completo de cuanto atañe a la población musulmana, publicada en español y en árabe. Está establecida en Madrid, e inscrita legalmente en abril del año 1989.

Desde que murió Riay Tatary Bakry, Abu Islam, en 2020 a los 72 años, víctima del coronavirus, que fue presidente de la Comunidad Islámica de España, ejemplo de convivencia y tolerancia, desconozco la evolución del ideario de su actual sustituto, pero tengo entendido que se buscaba “a su sustituto en una cantera de fieles jóvenes e inexpertos que frecuentan la Mezquita Central de Madrid, que han nacido en España y con origen sirio”.

De entre las cinco escuelas reconocidas universalmente, los ritos malekí y hanafí (suníes) son los más extendidos en España para la práctica del culto islámico, seguidos en menor medida del chafeí y del hanbalí, también suníes, y del yafarí (chií). De todas ellas se distinguen algunas pequeñas cofradías sufíes.

Por su origen nacional, los dos grandes bloques en número de población musulmana lo constituyen los españoles y los marroquíes, añadiéndose y superando también los pakistaníes en algunos municipios como Barcelona y Badalona (Barcelona) o Valencia y Logroño (La Rioja), los senegaleses en Salou (Tarragona) y Guisona (Lérida), o La Coruña y Vigo (Pontevedra), y argelinos en Alacant o Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y Lalín (Pontevedra).

Los municipios con mayor número de conciudadanos musulmanes son Barcelona, Ceuta, Madrid y Melilla, seguidos de El Ejido (Almería) y Murcia. Por porcentaje de población musulmana significativa en el municipio también destacan Albuñol (Granada), La Mojonera (Almería), Níjar (Almería), Salt (Girona), Talayuela (Cáceres) y Torre Pacheco (Murcia).

A destacar que el total de musulmanes en España asciende a 2.250.486 personas, que representan el 4,74% del total de la población. En el último decenio los musulmanes españoles han pasado de 464.978 (el 29,15% del total de musulmanes) a 950.952 (el 42,26% del total de musulmanes) que, sumados a los marroquíes, alcanzan el 80,90% del total de practicantes de esa religión.

Cifras oficiales de población resultantes de la revisión del Padrón municipal a 1 de enero 2022. Resumen por Comunidades Autónomas. Fuente: INE.

En España existen 253 municipios con un porcentaje de extranjeros superior al 25,0% respecto a su total poblacional. En 20 de ellos este porcentaje supera el 50,0%.

La edad media de la población total inscrita en el Padrón es de 44,1 años. La de los españoles es de 45,0 años y la de los extranjeros de 37,1 años (la de los ciudadanos de países pertenecientes a la Unión Europea se sitúa en 39,6 años), siendo mucho más baja la de los procedentes de Senegal: 34,6 años; China: 33,6 años; Marruecos: 32,0 años.

362.180 niños reciben clases de religión musulmana, de ellos más de cien mil en Cataluña, repartidos en: Primaria en las autonomías de Andalucía, Canarias, Ceuta, Melilla, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Valenciana, Extremadura, Madrid y País Vasco; y se atiende en Primaria y Secundaria en Aragón, Cataluña y La Rioja; aún no se atiende en Cantabria, Asturias, Galicia, Murcia y Navarra.

No es de extrañar lo de Cataluña, en dónde el partido islamista Hizb ut Tahrir (HUT), está afincado en Badalona desde hace años y cuyo objetivo es un califato que se extienda por todo el mundo, sometiendo a toda la población mundial a los designios de la ‘sharia’, la ley islámica.

Nada habla el estudio de cuál es el grado de formación o capacitación, en qué trabajan y de qué viven los musulmanes en España, ni de su integración en la democracia española. Algún día habrá que hablar en serio de este tema, de quién realmente trabaja en España, de quién sostiene económicamente a quién y si el esfuerzo realizado por nuestros pensionistas, que nacieron cuando las calles eran de tierra, no había semáforos, una estufa de picón para calentar la casa, los pantalones remendados pasaban de padres a hijos, y una lata de tomate de cinco kilos agujereada por un lado servía de ducha, como son pacíficos, no producen algarabías, pagan sus impuestos, no ponen bombas ni gritan en contra de la bandera de España ni del Rey, su pensión es el futuro contrabalanceo a los excesos cometidos para con quienes no han aportado nada, o tendente a nada, a las arcas de la caja común de los españoles.

Foto del autor

Si hacemos una comparación con el Reino Unido, por ejemplo, con 66 millones de habitantes y el 6%  de la población de religión musulmana, existen 3.000 mezquitas; 50 consejos musulmanes de sharía; 130 cortes de sharía musulmanas; el 78% de las mujeres y el 63% de los hombres musulmanes, no trabajan, y son apoyados por el Estado incluso proporcionándoles vivienda gratuita; las familias musulmanas con un promedio de 6-8 niños, reciben alojamiento gratis y todas las escuelas en el Reino Unido deben dar una lección sobre el Islam; son musulmanes -de pleno derecho y legalidad- los alcaldes de Londres (10 millones de habitantes), Birmingham (1,2 millones), Leeds (0,8 millones), Blackburn (0,1 millones), Sheffield (0,5 millones), Oxford (0,2 millones), Oldam (0,1 millones).

El Sagrado Corán en la Azora IV, sura 131, dice “Dios basta como amigo”. ¡Que les vamos a contar a nuestros pensionistas, que se criaron y educaron con el Catecismo del Padre Germán Astete, con Dios presente hasta en la sopa! En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso, que la paz y la convivencia reine entre todos. ¡¡ iin sha’ allah ¡! إن شاء الله.

Antonio CAMPOS

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 23-09-2022

La democracia de la ultraizquierda

La democracia, además de fundamentarse en la división de poderes, representa la libertad, el pluralismo político y el respeto a todas y cada una de las opiniones.

La izquierda en España se ha caracterizado por ser mala perdedora en las elecciones en las que ha sido desalojado del poder, desde la Guerra Civil hasta nuestros días, con la excepción de Felipe González cuando perdió las elecciones.

Ayer, en Granada, en la Universidad, en una conferencia dada por Macarena Olona, representante de VOX, partido de derechas tachado de ultraderecha por muchos que son verdaderos antidemócratas, comunistas cuyo único objetivo es implantar un régimen dictatorial en el que el ciudadano sea esclavo del Estado, esa izquierda radical protagonizó algo más que algaradas, ataques personales a la integridad física de los asistentes, con una actuación de la policía que podría considerarse neutra pues no se sabía si iban o venían.

Uno de los principales “angelitos” adalid de lo que pudiera convertirse España si algún día los comunistas son desalojados del poder, es este señor de la fotografía, al que sería bueno fuera identificado y llevado ante la justicia por su actuación de ayer. Ya sé que, con las leyes actuales en las manos, entraría por una puerta y saldría por otra con la rapidez del rayo, pero, al menos, constaría su identificación en las dependencias policiales para cuando, algún día, se penen como agravantes los antecedentes y las reincidencias de los hechos.

Porque no se trata de hechos aislados, aunque así podría contemplarse por ser en ciudades y situaciones diferentes. Son como los carteristas, itinerantes en favor de la causa.

Y, desde luego, esto no es democracia. ¡La que se puede armar si alguna vez llega la derecha al poder y actúa de forma tan meliflua como hace en la oposición!

El saber popular

El pueblo es más listo de lo que a veces parece. Está callado, pero que nadie confunda su silencio con que es tonto, atesora el saber popular de su vivencia diaria, de luchar todos y cada uno de los días para sacar adelante a su familia, y el día que esos, que son los que dan de comer a quienes no aportan nada a la sociedad, se enfaden, entonces serán las lamentaciones y el crujir de dientes.

La GENERACIÓN DE CRISTAL son los más jóvenes, la ley del mínimo esfuerzo personalizada, la que tiene todos los derechos y ninguna obligación, los jóvenes super protegidos por sus padres, por sus abuelos, imbuidos por parte de la generación anterior y basado en la repetición tipo madraza musulmana, sin dejarles pensar, todo controlado, sin capacidad para discernir por sí mismos.

Lo que sigue a continuación son dos relatos obtenidos de internet, cuyos autores desconozco, pero seguro que tienen “progenitor número uno”, o sea, padre, aunque algún político “diverso funcional”, o sea, subnormal exógeno en su mayoría de edad, porque cualquier “persona tóxica”, o sea, un hijo de puta, aunque no lo conozca, seguro que lo tiene. Y la verdad, siento que un “terrorista ambiental” como yo, o sea, alguien que tiene un coche diesel, sea el que haya recopilado estas líneas.

Ejemplo nº 1

En este país hay una generación de chicos y chicas que crecimos con la EGB. Nuestras madres quitaban el polvo con «Centella», lavaban la vajilla con un bote blanco con el tapón naranja de «Mistol», al Jabón de «Marsella» le llamaban «Lagarto. Nuestras bicis eran «BH» y nuestras primeras zapatillas de deporte fueron unas «Paredes». Nos cortaban el pelo «a navaja». Todos veíamos sólo TVE, aunque podíamos elegir entre el UHF y el VHF. Todos bebíamos gaseosa «La Casera» o «La Revoltosa». Los hombres fumaban «Ducados». Los chicles eran «Cheiw» y los caramelos «PEZ». La gente dormía de miedo en los nuevos colchones «Pikolín» y el Athletic de Bilbao y la Real Sociedad ganaban las Ligas por pares hasta que a Butragueño le dio por enseñar los webos. A Sabrina se le escapó una teta en la Gala de Nochevieja y en todo el país no se habló de otra cosa hasta el mes de marzo. A Alaska le dejaban presentar un programa para críos en la tele «LA BOLA DE CRISTAL» con la bruja Avería. Una Señora le contaba a «Encarna de Noche» que se le quemaba el hijo en Alcobendas porque tenía las empanadillas haciendo la mili. Una caja de 12 «Plastidecores» era un buen regalo de cumpleaños y por uno «color carne» eras capaz de matar. Una bolsa de pipas «Facundo» de 15 pelas era enorme y por una peseta te daban dos «Sugus». Repartían álbumes a las salidas de los colegios para engancharte a la colección. Los sobres de cromos costaban 5 pelas. Las «María» eran «Fontaneda», los camiones «Ebro» y las furgonetas «DKV». El camión del butano tocaba la bocina y los crios nos hacíamos brechas en los hierros oxidados de los columpios del parque. Llevábamos coderas y rodilleras. En vez de un Magnum Almendrado, pedías un «polo de limón» y a veces, el chocolate era «La Campana de Elgorriaga». (Malo,malo,malo). Hubo muchas niñas cuya primera colonia fue «Chispas». Y no había cartones de leche en tetra brik, sino que la leche había que ir a por ella con la lechera y el detergente venía en tambores redondos. Y en vez de grabadoras de DVD y CD-ROM, te ibas a casa de tu colega con radiocasette de doble pletina a llenar una TDK de 90 minutos de música. Y con la teleindiscreta regalaban pegatinas de UVEEEEEEEEEEE.  El helicóptero del «Tulipán» aterrizaba en las piscinas para regalar bocadillos en los anuncios de la tele. Aquella generación empleábamos el vaso de «Nocilla» para desayunar , o para beber agua. Así que la Nocilla, ni mentarla. Además, es «leche, cacao, avellanas y azúcar». A saber que le echarán a la Nutella esa…

Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin Air-bag.

No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños.

Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Pasábamos horas construyendo nuestros «vehículos» con rodamientos, sustituyendo a las ruedas para bajar por las cuestas y sólo entonces descubríamos que nos habíamos olvidado de los frenos. Después de chocar con algún árbol, aprendimos a resolver el problema. Nadie sufrió hernias ni dislocaciones de huesos.

Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y sólo volvíamos cuando se encendían las luces de la calle. Nadie podía localizarnos, no había móvil.

Eso si nos buscábamos maderas en los contenedores o donde fuera y hacíamos una caseta para pasar alli el rato. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerra de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente todos contentos.

La mitad de los compañeros de clase tenía la barbilla rota o algún diente mellado, o alguna pedrada en la cabeza…

Tuvimos peleas y nos partíamos la cara unos a otros y aprendimos a superarlo.

Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una cartera sin ruedas ni nada por el estilo. Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto.

Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando.

Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagio de nada.Sólo nos contagiábamos los piojos en el colegio. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente.

No tuvimos Playstations, Nintendo, vídeo juegos, 99 canales de televisión, películas en vídeo, sonido surround, móviles, ordenadores e Internet, pero nos lo pasábamos de lo lindo tirándonos globos llenos de agua y arrastrándonos por los suelos, destrozando la ropa.

Nosotros si tuvimos amigos. Quedábamos con ellos y salíamos. O ni siquiera quedábamos, salíamos a la calle y allí nos encontrábamos y jugábamos a las chapas, a la peonza, a las canicas, a la lima, al rescate … en fin tecnología punta…Íbamos en bici o andando hasta su casa y llamábamos a la puerta. ¡Imagínense!, sin pedir permiso a los padres, ¡nosotros solos, allá fuera, en el mundo cruel, sin ningún responsable!

¿Cómo lo conseguimos?

Hicimos juegos con palos, botellas y balones de fútbol improvisados, y comimos pipas y, aunque nos dijeron que pasaría, nunca nos crecieron en la tripa ni tuvieron que operarnos para sacarlas.

Bebíamos agua directamente del grifo de las fuentes de los parques, agua sin embotellar, donde chupaban los perros. Íbamos a cazar lagartijas y pájaros con la escopeta de balines, o con el tirachinas, antes de ser mayores de edad y sin adultos. ¡! DIOS MÍO!!

Ligábamos con las chicas persiguiéndolas para tocarles el culo y no en un chat diciéndolas que son muy guay. Éramos responsables de nuestras acciones y arreábamos con las consecuencias. No había nadie para resolver eso. La idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaban un guantazo o un zapatillazo y a callar.

Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.

¿Tú eres uno de ellos? ¡Enhorabuena! Tuviste la suerte de crecer como un niño…… Y ¿quién de nuestra generación no se acuerda de todo esto? Los años pasan, pero orgulloso de haber pertenecido a esta generación.

Nota del terrorista ambiental: Esos fueron los que estudiaron la EGB. Imaginaros los que estudiamos el PREU ….

Ejemplo nº 2

El mundo está loco:

Nos mandan conducir con electricidad, clasificar nuestros residuos, ponernos un jersey y calentar la casa solo a 19°, racionalizar los desplazamientos, todo por el clima… y todos obedecemos de buena fe.

Pero, por mucho que cada uno de nosotros ponga su grano de arena para ayudar a la comunidad, nos encontramos con que:

* Los Juegos Olímpicos de invierno se celebraron en Pekín sobre nieve artificial.

* En Francia, las estaciones de esquí iluminan las pistas hasta la medianoche para que los rezagados puedan esquiar de noche.

* Lufthansa realiza 8.000 vuelos «vacíos» para mantener sus franjas horarias.

* La mayoría de los grandes partidos de fútbol se juegan al anochecer, ¡bajo los focos de potentes proyectores que lo consumen todo!

* Los 8 nuevos estadios de fútbol gigantes seleccionados para acoger el Mundial de Qatar tienen aire acondicionado, ¡en un desierto!

* Cientos de camiones circulan llevando fruta y verdura de España a Europa mientras los productos regionales van a la basura o son aplastados por excavadoras y… nosotros nos comemos lo que ellos no quieren.

* El mayor transatlántico del mundo: el “Wonder of the seas” transportará 7.000 pasajeros, 2.300 tripulantes y girará en círculos por los mares.

* Unos 3.500 barcos portacontenedores circulan por el mundo y cada uno consume 280.000 litros de combustible por cada 1.000 Km.

* Los multimillonarios se entretienen con viajes espaciales de costos económicos y medioambientales «astronómicos».

* Estados Unidos nos ha metido en una guerra en la que Rusia quema todos los días el gas sobrante para no venderlo a Europa

* Amazon consume más energía en un solo día en todo el mundo que una ciudad media española en un mes.

* Los ordenadores centrales de grandes bancos y grandes compañías mundiales se encuentran en la misma situación que Amazon

* El Presidente del Gobierno de España hace trayectos de 25 kilómetros en helicóptero o de menos de 200 kilómetros en el avión oficial, enviando coches blindados vacíos y/o con se séquito por carretera.

* Y … mientras tanto, “nos mandan tomar medidas y preocuparnos por el medio ambiente”.

Está visto que, en vez de atajar las grandes fuentes de contaminación obscena, nos prohibirán circular en coche si no podemos permitirnos cambiarlo y lo tengamos que utilizar para ir a trabajar; y nos mandarán bajar la calefacción en todas las casas. ¡Bravo! ¿De quién se están riendo?

Antonio CAMPOS

Referéndum catalán

El periódico 20minutos publica el 30 de agosto del presente año la noticia de que Pere Aragonès, presidente a la sazón de la Generalitat de Cataluña, durante su intervención en la Rencontre des Entrepeneurs de France de la patronal Medef, que se celebra en París, ha propuesto celebrar un referéndum acordado con el Gobierno Central de España sobre la independencia de Cataluña en el que «las dos partes se comprometan a aceptar el resultado» de la consulta, añadiendo que «Una sociedad que se considere a sí misma madura, que tiene voluntad de autogobernarse, debe poder decidir libremente su futuro».

Esta intervención fue preparada por una de esas embajadas catalanas repartidas por todo el mundo, financiadas con el dinero de todos los españoles, cuyo único objetivo es acabar con la unidad de España.

Este tipo de referéndum no está contemplado en el Ordenamiento Jurídico Español. A mí me parecería hasta bien siempre que el colectivo de la votación sea el censo poblacional con derecho a voto de toda España y no únicamente una parte de ella. Porque yo pretendo independizarme de los pagos a la Hacienda Pública Española, para lo que voy a hacer un referéndum en mi casa, en el que votaremos mis hijos, mi mujer y yo, y no por eso tengo derecho a hacer extensivo el resultado, que evidentemente va a ser favorable a mis intereses personales, a todo mi barrio, mucho menos a mi ciudad, ni a mi autonomía y, por supuesto, nunca a España en su totalidad.

Para poder llevarse a efecto esa consulta que propone Pere Aragonès, se necesita un colaborador necesario, que es aquella persona que ayuda en la ejecución de un hecho delictivo con un acto sin el cual no se hubiera llevado a cabo, de acuerdo con el artículo 28 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Pero mucho cuidado, el legislador no previó penas de gran calado y ejemplaridad para este supuesto de referéndum independentista, porque la Transición se hizo por parte de buenas personas, de buena fe, olvidando para siempre el pasado y no pensando en volver a repetirlo nunca. Por ello, si se diera el caso, que espero no sea así, habría que acogerse a la Constitución Española, que en su artículo 2 dice: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”. Y al artículo 8, cuyo texto es: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”.

Sin que signifique que estoy de acuerdo con ellos, hay que citar lo publicado hace unos días por el diario líder francés Le Figaro y las declaraciones de los historiadores Stanley Payne y Pío Moa, entre otros, justificando al alzamiento nacional de Franco, hasta entonces soldado republicano fiel al poder civil, como reacción a la conculcación de la legalidad vigente como autores y como colaboradores necesarios de socialistas, comunistas, independentistas, milicianos y chequistas que ostentaban el Gobierno de derecho y el poder de hecho.

En mi opinión, la República, aunque manifiestamente imperfecta, era legítima. Y quien se subleva contra un régimen legítimo, se llame Mola, Tejero -pobre cabeza de turco de más altas instancias de aquel momento-, Franco, Companys, Largo Caballero, Indalecio Prieto o Puigdemont, carece de legitimidad y es un golpista, o un sedicioso.

Pío Moa en concreto mantiene que la izquierda en general y el PSOE en concreto son los principales responsables de la guerra civil; para los republicanos y los socialistas, la república era de su propiedad y cualquier violencia la consideraban legítima para impedir a la derecha su acceso al gobierno mediante elecciones pacíficas; la huelga general de 1934 fue planeada como un golpe de Estado; Franco fue el último personaje de esos años en sublevarse; los figurones del Frente Popular huyeron de España con un inmenso botín y abandonaron a sus sicarios implicados en asesinatos, violaciones y robos; etcétera. Libertad Digital del 29-08-2022.

Claro que una nueva contienda bélica civil es impensable ahora, primero porque el espíritu democrático (si la democracia es solo votar una vez cada cuatro años) está muy arraigada en la sociedad española; segundo porque nuestra pertenencia a la Unión Europea no da opción a pensar por sí solos; tercero porque sanchistas, comunistas e independentistas no discuten ni dialogan con nadie que no tenga sus ideas, lo único que quieren es alguien que les reafirme en que están en la dirección correcta; cuarto porque situaciones de ese tipo, en tiempos de guerra y crisis económica-financiera mundial, solo traen piojos, hambre y miseria; y quinto, porque los fajines en activo son todos afines a la causa, habiendo enviado a su casa a los que con tres mantecados en la bocamanga no eran adictos del todo que, ya jubilados, hablan de hipnosis colectiva o estado de inconsciencia al ciudadano provocado por los gobernantes y de que su juramento a la Constitución y al Rey no es manipulable.

Mi amigo Antonio Bravo Fernández, con la sabiduría de haber sido cartero durante muchos años, de aquellos que llevaban una gran cartera de cuero al hombro y sabía quién y qué día recibían cartas todos y cada uno de los vecinos, ha iniciado una serie  que titula HEREDEROS, dirigida especialmente a todos los políticos, politiquillos, mequetrefes, embaucadores y mindundis de la política, falsos demócratas que se permiten insultar de forma reiterada a  cualquiera que no sea de su cuerda política.

Lo que ha escrito sobre el actual presidente catalán Pere Aragonés, es lo siguiente: “Su abuelo fue JOSEP ARAGONÉS I MONTSANT. Empresario franquista nacido en Pineda de Mar y alcalde de este mismo municipio desde 1966 hasta 1987. Hizo su fortuna al abrigo del régimen franquista en diversos sectores, entre otros el hostelero. Propietario de varios hoteles, entre otros, Bahía Tossa, Mar Menuda en la Costa Brava, y su hotel estrella el Taurus Park, con lo que el total de plazas hoteleras asciende a 1930.

Cabe recordar, que durante la construcción de  su hotel estrella Taurus Park en 1962, parte del edificio se derrumbó provocando la muerte de 18 trabajadores (al parecer todos eran andaluces charnegos)

Curiosamente, l’avi (el abuelo) quedó exonerado de cualquier responsabilidad, responsabilidad que se le exigió en su día a Jesús Gil por el  mismo delito cuando se derrumbó el edificio que construía en Los Ángeles de San Rafael, por lo que  fue condenado a varios años de cárcel.

Fundador de AP (Alianza Popular) en su pueblo de Pineda de Mar y avalado por Manuel Fraga y firmante como alcalde de la esquela mortuoria del Almirante Carrero Blanco.

Como podemos ver, el abuelo Aragonés formó parte de esos grandes terratenientes que  durante la dictadura franquista hicieron grandes negocios que les proporcionaron pingües beneficios, esa misma dictadura de la  que sus «HEREDEROS» reniegan.

En fin, que el nacionalismo separatista está lleno de familias ex franquistas que viven de lloriquear contra Franco.

Queramos o no, todos somos herederos o descendientes del antiguo régimen de alguna manera, directa o indirectamente, e incluso también del régimen republicano. Cuando acuséis a alguien de ser «HEREDERO» del franquismo, repasad vuestro árbol genealógico”.

Confío en que la PRUDENCIA, definida como la capacidad de pensar, ante ciertos acontecimientos o actividades, sobre los riesgos posibles que estos conllevan, y adecuar o modificar la conducta para no recibir o producir perjuicios innecesarios, se imponga en todas las personas y ante todos los acontecimientos.

Que no se vuelva a repetir la historia del guerrillero y mariscal de campo Juan Martín Díez “el Empecinado”, ajusticiado por oponerse a Fernando VII, que dejó una frase para la historia: “Diga usted al rey que, si no quería la constitución, que no la hubiera jurado; que el Empecinado la juró y jamás cometerá la infamia de faltar a sus juramentos”. Y de manera especial, a nuestro presidente Pedro Sánchez, al que le recuerdo la canción que escribió el fallecido Luis Aguilé, prohibida en su día en los países sudamericanos filocomunistas, como Cuba, Nicaragua y similares.

Yo soy un ciudadano, común y corriente, sólo tengo un voto

Que usted me ha pedido, como a tanta gente, a la que ha convencido.

Y yo se lo he otorgado, esperando confiado, a que llegue ese día

En que vea cumplido, al pie de la letra, lo que ha prometido.

Sé muy bien que no es fácil, gobernar todo un pueblo, sin tener problemas

Repartir la riqueza, llevándole a todos, el pan a sus mesas.

Y vamos a esperar, que usted pueda lograr, sin hacer excepciones

Que a la cárcel irán, los que deben pagar, todas sus corrupciones.

Que se imponga la Ley, no queremos perder nuestra forma de ser

Somos gente de paz, que no tenga ocasión, de ganar el ladrón

Porque usted nos juró ¡Proteger la Nación!

Me han venido a encuestar, porque quieren saber, qué esperamos de usted

Que la inseguridad, con la que hay que acabar, sea una prioridad.

No sigamos igual, esto va para mal, hay que entrar en razón

Esto debe cambiar, venga usted a gobernar, con firmeza y acción.

Usted irá protegido, entre luces y motos, por la policía

Y nosotros estamos, expuestos al crimen, de noche y de día.

No se puede salir, no se puede vivir, de una forma decente

Ya no somos nación, ahora somos el Reino de los Delincuentes.

Que se imponga la Ley, no queremos perder nuestra forma de ser

Somos gente de paz, que no tenga ocasión, de ganar el ladrón

Porque usted nos juró ¡Proteger la Nación!

Cuando llegue a mandar, no sólo ha de ayudar, a los de su partido

No se quiera quedar, para toda la vida, como un elegido.

No se deje llevar, por esa tentación, de cambiar la Nación

Y arreglar a su hechura y a su conveniencia, la Constitución.

Y ahora sólo le pido, que mi humilde voto, no caiga en su olvido

Cuando asuma el poder, tiene a mano la gloria, y entrar en la historia.

No nos mienta jamás, no use la demagogia, engañando a la gente

Cumpla usted con honor, va con todo respeto, señor presidente.

Nueva modificación de la ley concursal

El Gobierno ha modificado, una vez más, la Ley Concursal a través de la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, de reforma del texto refundido de la Ley Concursal, a través de una Disposición de la Jefatura del Estado que tiene 35 páginas del BOE de preámbulo o introducción, tratando de justificar lo injustificable, el error de las sucesivas modificaciones que se han llevado a cabo desde el año 2003 en el que se derogó leyes vigentes de los años 1869, 1904, 1912, 1917, entre otras muchas, hasta un total de 170 páginas que, en el fondo, es un compendio del miedo que está empezando a sentir ante la que se le puede venir encima una vez vencida la moratoria concursal de la anterior modificación.

Como dejé reflejado en mi artículo del pasado día dos del presente mes, con los datos del primer semestre de 2022, en medio año se han presentado mayor número de procedimientos concursales que durante el año 2017, último completo que estuvo el Partido Popular gobernando en España, aumentando de una forma exponencial los correspondientes a personas físicas sin actividad comercial, es decir, a particulares sobreendeudados, en concreto operaciones hipotecarias.

Mi opinión personal es que esta nueva modificación de la ley, publicada el día 6 de septiembre bajo la firma directa del presidente del Gobierno, es la táctica de la patada hacia adelante para que no aumenten las quiebras y las estadísticas del paro por la cada vez peor situación empresarial en un contexto en el que se vislumbra un grave deterioro de las perspectivas económicas, pues a los errores cometidos por nuestro Gobierno hay que sumar las cada vez más graves consecuencias de la guerra ruso-ucraniana, a la que Europa ha sido empujada por Estados Unidos, y que va a provocar la ruina de nuestro continente una vez que Rusia cierre el grifo del gas, petróleo y trigo, de lo que nadie puede extrañarse pues sería de tontos abastecer las necesidades básicas de quienes están dotando y adiestrando bélicamente a sus enemigos.

Y hay que decirlo claro, aunque no guste: Europa no puede vivir hoy en día sin Rusia. Y Europa tiene que tomar una decisión: Escasez en paz o miseria en guerra; Henry Kissinger, una de las personas mejor informadas de este planeta y como conocen todos los mayores de cincuenta años, todopoderoso secretario de Estados Unidos durante épocas pasadas, ha dicho en una entrevista en The Wall Street Journal hace un mes: “Estados Unidos está al borde de la guerra con Rusia y China”.

Así pues, nuestro Gobierno legisla para que las peores consecuencias de esta situación, “se las coma” quien gobierne cuando ya no estén ellos, bien la oposición, bien el socialista “agenda 30” que pudiera aparecer para sustituirlo en su momento.

Esta nueva ley es general para empresas, empresarios, autónomos y particulares, y de un contenido técnico para profesionales del ramo, en actividades económicamente viables, pero con dificultades financieras, los procedimientos habilitados tratan de facilitar reestructuraciones del pasivo que garanticen a la vez los derechos de los acreedores y la continuidad de la empresa, y cuando el deudor es insolvente “de buena fe”, ofrecerles una exoneración parcial de su pasivo insatisfecho que les permita beneficiarse de una segunda oportunidad, extendiéndose a la totalidad de las deudas insatisfechas, salvo las deudas por responsabilidad civil extracontractual, por muerte o daños personales, por indemnizaciones derivadas de accidente de trabajo y enfermedad profesional; las deudas por responsabilidad civil derivada de delito; las deudas por alimentos familiares; las deudas por salarios correspondientes a los últimos sesenta días de trabajo efectivo realizado antes de la declaración de concurso en cuantía que no supere el triple del salario mínimo interprofesional, así como los que se hubieran devengado durante el procedimiento, siempre que su pago no hubiera sido asumido por el Fondo de Garantía Salarial; las deudas por créditos de Derecho público hasta el importe máximo de diez mil euros por deudor; las deudas por multas a que hubiera sido condenado el deudor en procesos penales y por sanciones administrativas muy graves; las deudas por costas y gastos judiciales derivados de la tramitación de la solicitud de exoneración; y las deudas con garantía real, sean por principal, intereses o cualquier otro concepto debido, abriendo así el paso a la dación en y para pago hipotecario. La exoneración no afectará a los derechos de los acreedores frente a los obligados solidariamente con el deudor y frente a sus fiadores, avalistas, aseguradores, hipotecante no deudor o quienes, por disposición legal o contractual, tengan obligación de satisfacer todo o parte de la deuda exonerada, quienes no podrán invocar la exoneración del pasivo insatisfecho obtenido por el deudor.

En este nuevo texto se introducen conceptos intangibles, no medibles, como es “la buena fe” o “por periodo de tiempo indeterminado”, dando por buena la palabra del deudor y abriendo la puerta a poder “perdonar” incluso la totalidad de la deuda sin averiguaciones judiciales previas. Se está sentando la base para que bancos y proveedores se queden sin cobrar y en el futuro cambien toda su estructura y valoración de concesiones crediticias.

En un estudio que dirigí hace años, con objeto de poder establecer una comparación entre empresas en situación de normalidad con otras en Suspensión de Pagos, mismos sectores y características, a nivel de balances, cuentas de resultados y ratios económicos – financieros, se llegó a las siguientes conclusiones de por qué las empresas se ven abocadas a solicitar el Concurso de Acreedores, antes Suspensión de Pagos:

•             LIQUIDEZ: Si bien, son las tensiones de liquidez las que, en última instancia, llevan a las empresas a la situación de suspensión de pagos, no obstante, se desprende que las empresas que suspenden pagos no presentan históricamente niveles de liquidez inferiores a los de las empresas en situación de normalidad. El deterioro de la liquidez se va a producir, por tanto, en la etapa final, previa a la suspensión. De ahí la dificultad para ver la situación real desde fuera de la empresa, hasta el último momento.

•             ENDEUDAMIENTO: Las empresas que suspenden pagos se mueven históricamente en niveles de endeudamiento superiores a los de las empresas en situación de normalidad. El endeudamiento bancario es, así mismo, superior en las empresas que suspenden pagos, mostrando un empeoramiento  a medida que nos acercamos al momento de la suspensión. En el año previo a la suspensión de pagos, superan el 65% de endeudamiento el 88% de la muestra. El efecto de una mayor carga financiera queda reflejado en la Cuenta de Resultados.

•             ACTIVIDAD COMERCIAL: Muy fuerte crecimiento del volumen de ventas en los dos años previos a la suspensión de pagos, que conlleva un aumento de la estructura del Balance, con las consiguientes necesidades de financiación, obtenida mediante endeudamiento con terceros y no con fondos propios.

•             RENTABILIDAD: Un 61% de empresas en suspensión de pagos presentaba una rentabilidad económica inferior al 3%, a la fecha del estudio.

•             CASH FLOW: En este apartado, el comportamiento de las empresas en suspensión de pagos es históricamente inferior al de las empresas en situación de normalidad, incidiendo de forma decisiva dos hechos: El efecto negativo de márgenes brutos inferiores y el de mayores cargas financieras.

De mi etapa profesional en ese mundillo de impagos, morosidad, suspensiones de pagos y concursos de acreedores, cuando el eslogan del recobro era “al moroso, ni descanso ni reposo”, yo distingo cuatro clases de morosos:

Moroso profesional, que es el no quiere pagar a nadie, vive de impagos continuos y rotación de empresas financiadoras, cuando se endeuda ya sabe que no va a pagar, estadísticamente representa el 25% de todos los morosos; moroso estratégico, que es aquel que saca dinero de la empresa y lo pone a nombre particular de los hijos menores de edad, de la esposa, de la amante, se compra un Mercedes, un chalet, etc…; moroso inducido, que son los avalistas, la mayoría de ellos buenas personas que han actuado de buena fe garantizando a familiares y amigos, que se ven forzados a hacer frente a las deudas de los terceros a los que avalaron; y el moroso circunstancial, que es aquel que verdaderamente quiere pagar, pero no puede, por diversas circunstancias que se producen en la vida. Este último siempre tiene abiertas las puertas de los bancos para negociar y ayudarle a salir adelante.

Pero me temo que, a partir de ahora, todos los morosos tendrán buena fe, serán ejemplares empresarios y padres de familia a los que la vida ha golpeado poniendo alguna piedra en su camino, que va a ser arrojada y dañar directamente en la cabeza de la cuenta de resultados de bancos, particulares, y de todos los españoles que pagan íntegramente sus impuestos al erario, manteniendo artificialmente empresas zombis en vez de enterrar a los muertos  y dejarlos en paz para el resto de la eternidad.

Antonio CAMPOS

Publicado en https://www.vozpopuli.com/opinion/nueva-modificacion-ley-concursal.html

La oposición política

España es la ley del péndulo, pasamos de un extremo a otro con tanta facilidad como el que bebe una cerveza fresquita en este caluroso mes de agosto. Desde que el maléfico Rodriguez Zapatero fue presidente del Gobierno -él es el verdadero culpable de la actual situación en nuestro país- se rompió el rencuentro que nos dimos todos los españoles cerrando las heridas de la Guerra Civil y empezaron a aparecer calificaciones y epítetos que ya creíamos enterrados para siempre.

A quien esto escribe se le ha calificado de todas las formas y colores, sobre todo desde que plasmo mi opinión sobre el desastre que supone Pedro Sánchez como presidente del gobierno de nuestra nación y los problemas nacionales e internacionales en los que nos ha metido. O sea, quienes no saben lo que eso significa me han llamado facha, únicamente porque escribo pretendidamente independiente, ideológica y socialmente, con la libertad de quien tiene libre el tiempo, el pensamiento y la palabra.

Últimamente he escrito sobre la opinión que tengo del nuevo líder de la oposición, Núñez Feijóo, mostrando mis dudas sobre su idoneidad para el cargo que ocupa y algunas situaciones que he observado de fallos, malas prácticas o  despistes políticos que, de ninguna manera, puede permitirse alguien que pretender llegar a ser presidente del Gobierno. Y por eso, ahora ya soy un rojo erudito de cositas.

No puedo sino contestar con el verso de aquel personaje canalla, pero grandísimo escritor que dijo “No he de callar por más que con el dedo, / ya tocando la boca o ya la frente, / silencio avises o amenaces miedo. / ¿No ha de haber un espíritu valiente? / ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? / ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?”.

Núñez Feijóo fue presidente de la Junta de Galicia desde el año 2009 al 2022. Además de la inmersión en el idioma gallego y postergar el castellano como tercera lengua detrás incluso del inglés en museos y letreros oficiales públicos, mostrarse partidario de la plurinacionalidad en España, recortes en los servicios públicos gallegos, entre ellos la educación y la sanidad pública, y montar una infraestructura mastodóntica en Santiago de Compostela como centro político gallego, cuando analizamos su gestión económica, es casi calcada del despilfarro e incremento de la Deuda Pública de España, habiendo multiplicado por 3,05 la deuda per cápita y un aumento del 192,28% en términos absolutos, mientras en toda España fue del 3,16 y 223,94%, respectivamente.

¿Qué viene a significar eso? Pues que todo el mundo es munificente con el dinero público, que Keynes es la solución inmediata para mantenerse en el poder teniendo contentos a los ciudadanos, porque a todo el mundo le gusta un gasto expansivo, pero una solución temporal no puede hacerse perenne porque no existe ninguna economía que lo aguante a medio o largo plazo, sobre todo si ese endeudamiento se ha realizado para gasto no para inversiones que produzcan un retorno en el futuro.

Las cifras que siguen a continuación son datos, oficiales, sobre los que pueden realizarse las opiniones e interpretaciones que se consideren oportunas, pero no son discutibles en cuanto a su veracidad.

Sí es verdad que, al igual que en España, el crecimiento relativo de la Deuda ha sido menor, muy inferior, desde el año 2015 a la actualidad que en ciclos precedentes y que, como todo tiene justificación en esta vida, el mayor endeudamiento corresponde a los años posteriores a la crisis subprime en cuyo tiempo el presidente nacional era Rodríguez Zapatero, y que el Partido Popular tiene el mismo derecho de echarle la culpa a él que él -y Pedro Sánchez- de hacer lo propio con Franco y ahora con Putin. Pero la triste realidad es que TODOS gastan y no invierten, una política que si fuera en una empresa privada se vería abocada a la suspensión de pagos, paso previo a la insolvencia final.

Los ciudadanos que no están contentos con la política económica, social ni laboral del sanchismo, van a hacerse una serie de preguntas antes de dar su voto al Sr. Núñez Feijóo. De entrada, se me ocurren algunas:

Qué va a hacer con la Ley de Memoria Democrática

Qué va a hacer con los estudios en lengua española en las CCAA

Qué va a hacer con la inmigración ilegal

Qué va a hacer con la inversión de la carga de la prueba y presunción de culpabilidad del hombre en temas de violencia familiar

Qué va a hacer con las subvenciones a organizaciones políticas paralelas

Qué va a hacer para la contención del gasto público

Qué va a hacer con el tema del aborto

Qué va a hacer con el tema de las pensiones

Qué va a hacer para mantener la unidad de España

Qué medidas va a tomar para reducir la inflación

Qué va a hacer para conjugar el ecologismo con la construcción de nuevos pantanos, centrales nucleares, conservación y limpieza de montes, tauromaquia, caza y otros elementos de tradición nacional española

Se van a igualar las pensiones de quienes habiendo cotizado por el importe mínimo tienen menos ingresos que los estipulados para el SMV de quienes nunca han aportado nada a Hacienda

Se van a reducir cargos públicos en todos los estamentos de la organización política nacional

Se va a modificar el Código Penal actualizándolo a los nuevos delitos de todo tipo aparecidos en el siglo XXI, en los que el protegido sea el ciudadano y no el delincuente.

               Sr. Feijóo, es muy fácil, solo tiene que decir sí o no. Porque la corbata y las diferentes intervenciones de miembros del Gobierno durante el mes de agosto, solo son cortinas de humo para desviar la atención de lo que realmente importa: Inflación desbocada, precios de productos básicos, el precio de la energía, la sentencia sobre los ERES, el asalto al Tribunal Constitucional, a la fiscalía, el empleo precario con nombre que enmascara el paro real, la connivencia con proetarras y golpistas, la sectaria y socializante ley de educación, la falta de agua en los pantanos por ausencia de infraestructuras para acallar a los ecologistas, los montes ardiendo por el mismo motivo, los decretos de ley improvisados y la ausencia de ideas claras sobre cómo superar esta crisis, que se empeñan en negar.

Y usted ya ha hecho la primera tontería, porque fue quien propuso a Pedro Sánchez un plan de ahorro energético bajando el consumo innecesario, reduciendo el alumbrado nocturno, sin pensar en la repercusión económica de comerciantes y las facilidades que se van a dar a todos los delincuentes apagando las luces, más atracos, más violaciones, más pateras del narcotráfico haciendo su trabajo de forma impune …. La verdad, no ha sido una buena tarjeta de presentación en un coso grande como es Madrid.

Estamos inmersos en dos guerras silentes, una nacional y otra mundial, con los nervios a flor de piel, de las que nadie quiere hablar pero que pueden prender en cualquier momento, con un presidente que quiere hacerse con el poder omnímodo, controlando hasta los secretos oficiales, que caen bajo la responsabilidad de Defensa en todos los países democráticos. Ha cercenado a sus más directos colaboradores, no se fía de nadie, fiel reflejo del mediocre que aparta a todo aquel que pudiera hacerle sombra, aunque sea en la distancia.

Todavía queda mucho para las próximas elecciones generales, pero, cuando llegue el momento, la responsabilidad personal, consigo mismo y con respecto al resto de ciudadanos, hay que ejercerla con la cabeza muy fría y sin dejarse llevar por quienes se hacen pasar por quienes no fueron, aquellos socialistas que contribuyeron de forma decisiva a traer la democracia a nuestro país y a que la paz y concordia reinara todos y cada uno de los días.

Antonio CAMPOS

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 09-09-2022

Mundo sin salida

Por JOAQUÍN RAMOS LÓPEZ

Me inclino y suelo sostener en mis consideraciones una visión realista. Sin ser ajeno a la duda ni a la devoción por algunos sentimientos, prefiero la condición tangible de los hechos a la hora de valorar los acontecimientos humanos.

Entiendo que vivimos en un mundo complejo de imposible conciliación y víctima de nuestros muchos errores. Creo también que la vida colectiva podría ser buena si la gran mayoría de gentes asumen las lógicas servidumbres de la materia, sienten un algo espiritual y usan el sentido común para convivir.

A veces nos olvidamos que nuestra existencia es deudora, por herencia o comportamiento, de bienes naturales que por sí mismos tienen sus circunstancias y desarrollos que nos condicionan y que requieren suma atención.

Pese a todo o gracias a esta suerte, de un tiempo a esta parte da la sensación que nuestras mutuas relaciones están empeorando. Generalmente padecemos problemas ya conocidos con anterioridad o claramente previsibles y no hemos actuado debidamente.

Se están juntando en pocos meses situaciones de conflicto y riesgo de diverso y malicioso orden. Hechos presentes nuevos y reiterativos que evidencian la falta de coherencia y responsabilidad colectiva unida a la interesada provocación de algunos.

Podemos preguntarnos de qué sirven conferencias de paz, tratados de no agresión, declaraciones internacionales de todos los derechos conocidos, acuerdos para la protección del medio ambiente, dotaciones económicas para combatir el hambre, actos pro vida democrática, campañas de sensibilización sanitaria y bla, bla, bla.

Y resulta que palestinos e israelitas andan a su cansina greña; los rusos invaden el país de los ucranianos, los chinos continentales amenazan a los taiwaneses; los talibanes someten de nuevo a sus mujeres; los cristianos son perseguidos en África, Asia e incluso en Nicaragua; se asesina a opositores y periodistas; se incendian maliciosamente los montes; se ocupan impunemente viviendas ajenas; la violencia doméstica no remite; la inmigración nos congestiona; se impone la pertinaz sequía y escuece la insolencia de una política energética que arruina a los hogares.

Cabe plantearse por qué faltan reacciones políticas serias y judiciales rápidas ante actos abusivos sobre la propiedad, el trabajo y la convivencia e incluso hechos criminales contra las personas, individuales o en pandilla.

También hay que reclamar verdaderas, no demagógicas o inviables, soluciones del vilipendiado propósito de la cabal redistribución de las rentas y de una ecuánime justicia fiscal, nunca cumplidas.

Si no. ¿para qué necesitamos partidos políticos, sindicatos, asociaciones patronales, confesiones religiosas y esa maraña de organizaciones “profesionalizadas” creadas para arreglar el mundo y que en la realidad nos llevan a trompicones contra los elementos, naturales que no controlan y sociales que no resuelven?

Por demás, sean gobernantes elegidos o secretos capitostes del que llaman Nuevo Orden Mundial, nos castigan económicamente con decisiones y sutiles presiones rebozadas al huevo hilado, al producir inflación, escasez de productos de primera necesidad y disparatar los precios sin justificación objetiva, para especular y dominarnos.

Una calle sin salida –quería parodiar– significa que no va a ninguna parte después de su final tapiado. Deja de serlo normalmente con la implantación de un nuevo Plan General de Urbanismo que, a buen seguro, remodelará su entorno y horizonte favorablemente.

No estoy yo para adagios crepusculares, tampoco para tropeles apocalípticos, ni mucho menos resucitar plagas sagradas, pero qué bien nos vendría a todos recibir un buen susto incruento, si bien duro, que provocase una fuerte reacción colectiva, marginando estereotipos actuales y, cual Ave Fénix, de él renaciésemos mejores. O sea, generando un Plan Mundial de Normalización de Convivencia que releve a este modelo actual claramente fracasado.

Calle -mundo- sin salida

Autor: Joaquín Ramos López

Me inclino y suelo sostener en mis consideraciones una visión realista. Sin ser ajeno a la duda ni a la devoción por algunos sentimientos, prefiero la condición tangible de los hechos a la hora de valorar los acontecimientos humanos.

Entiendo que vivimos en un mundo complejo de imposible conciliación y víctima de nuestros muchos errores. Creo también que la vida colectiva podría ser buena si la gran mayoría de gentes asumen las lógicas servidumbres de la materia, sienten un algo espiritual y usan el sentido común para convivir.

A veces nos olvidamos que nuestra existencia es deudora, por herencia o comportamiento, de bienes naturales que por sí mismos tienen sus circunstancias y desarrollos que nos condicionan y que requieren suma atención.

Pese a todo o gracias a esta suerte, de un tiempo a esta parte da la sensación que nuestras mutuas relaciones están empeorando. Generalmente padecemos problemas ya conocidos con anterioridad o claramente previsibles y no hemos actuado debidamente.

Se están juntando en pocos meses situaciones de conflicto y riesgo de diverso y malicioso orden. Hechos presentes nuevos y reiterativos que evidencian la falta de coherencia y responsabilidad colectiva unida a la interesada provocación de algunos.

Podemos preguntarnos de qué sirven conferencias de paz, tratados de no agresión, declaraciones internacionales de todos los derechos conocidos, acuerdos para la protección del medio ambiente, dotaciones económicas para combatir el hambre, actos pro vida democrática, campañas de sensibilización sanitaria y bla, bla, bla.

Y resulta que palestinos e israelitas andan a su cansina greña; los rusos invaden el país de los ucranianos, los chinos continentales amenazan a los taiwaneses; los talibanes someten de nuevo a sus mujeres; los cristianos son perseguidos en África, Asia e incluso en Nicaragua; se asesina a opositores y periodistas; se incendian maliciosamente los montes; se ocupan impunemente viviendas ajenas; la violencia doméstica no remite; la inmigración nos congestiona; se impone la pertinaz sequía y escuece la insolencia de una política energética que arruina a los hogares.

Cabe plantearse porqué faltan reacciones políticas serias y judiciales rápidas ante actos abusivos sobre la propiedad, el trabajo y la convivencia e incluso hechos criminales contra las personas, individuales o en pandilla.

También hay que reclamar verdaderas, no demagógicas o inviables, soluciones del vilipendiado propósito de la cabal redistribución de las rentas y de una ecuánime justicia fiscal, nunca cumplidas.

Si no ¿para qué necesitamos partidos políticos, sindicatos, asociaciones patronales, confesiones religiosas y esa maraña de organizaciones “profesionalizadas” creadas para arreglar el mundo y que en la realidad nos llevan a trompicones contra los elementos, naturales que no controlan y sociales que no resuelven?

Por demás, sean gobernantes elegidos o secretos capitostes del que llaman Nuevo Orden Mundial, nos castigan económicamente con decisiones y sutiles presiones rebozadas al huevo hilado, al producir inflación, escasez de productos de primera necesidad y disparatar los precios sin justificación objetiva, para especular y dominarnos.

Una calle sin salida -quería parodiar- significa que no va a ninguna parte después de su final tapiado. Deja de serlo normalmente con la implantación de un nuevo Plan General de Urbanismo que, a buen seguro, remodelará su entorno y horizonte favorablemente.

No estoy yo para adagios crepusculares, tampoco para tropeles apocalípticos, ni mucho menos resucitar plagas sagradas, pero qué bien nos vendría a todos recibir un buen susto incruento, si bien  duro, que provocase una fuerte reacción colectiva, marginando estereotipos actuales y, cual Ave Fénix, de él renaciésemos mejores. O sea, generando un Plan Mundial de Normalización de  Convivencia que releve a este modelo actual claramente fracasado.