Archivo | Plaza Mayor RSS for this section

Grupo Vicente Galiana

Comienza el mes de octubre. Me tomo unos días de vacaciones para hacer el último tramo, cinco años con éste, del Camino de Santiago, en coche, ruta turística de “parada y trago” por todos los pueblos que encontramos, con la confianza de llegar a Santiago de Compostela y pedir al Santo que cuando se publiquen estas líneas no estemos metidos en una nueva guerra civil entre hermanos españoles. A mi vuelta, hablaremos largo y tendido sobre este tema.

Nací en Ciudad Real, en la calle El Gato, en los años de la leche en polvo y el queso amarillo de los americanos. Con ocho años mi padre adquirió una vivienda en el Grupo Vicente Galiana. Allí vive aún mi madre, 96 años lúcidos os contemplan, y de allí son mis raíces de juventud.

Nunca supe quién era, o había sido, Vicente Galiana. Pero, en nuestra ignorancia, éramos felices. Solo que se trataban de unas viviendas unifamiliares, de unos ciento cincuenta metros cuadrados, en dos plantas, construidas por el entonces Sindicato único, muy baratas, con una módica entrada y pago a cincuenta años, en cuyo momento pasaban a ser propiedad pública de los adquirentes. Sindicatos, Partidos Políticos, Municipios, Autonomías y Estado, ¿podrían algún día estudiar este tema en profundidad y hacer algo similar, en vez de condenar a los Bancos en su negocio privado?

Se trata de una calle, mejor barrio completo, en dónde todo el mundo conoce a todo el mundo, y en la que jamás ha ocurrido incidente de ningún tipo ni de ningún cariz.

 

 

La semana pasada, el Ayuntamiento de Ciudad Real ha aprobado cambiar el nombre de dicho barrio por el de Gloria Fuertes, poeta de ni niñez y a la que verdaderamente disfruté en mi madurez, que, con palabras simples, expresaba ideas complejas.

He buscado en fuentes diferentes para ver quién había sido Vicente Galiana, y la mejor mini biografía que he encontrado ha sido en http://elsayon.blogspot.com, que dice así:

Vicente Galiana Utrilla. Nacido en Daimiel, licenciado en derecho, fue uno de los fundadores del partido republicano de la Falange Española de José Antonio, que nada tiene que ver con la Falange Española de la JONS del régimen del General Franco, ya que los antecesores en el odio de la señora Zamora (alcaldesa, del PSOE) y del grupo político de Ganemos, no le permitieron la libertad de elegir, al ser asesinado al inicio de la Guerra Civil Española.

El Concejal de Cultura argumenta que fue un dirigente falangista, omitiendo que fue asesinado por ser un republicano de derechas, que militaba en el partido fundado por José Antonio, siendo este su delito y el motivo para ser asesinado por los milicianos de izquierdas. Señor Concejal de Cultura y señores de la Asociación de la Memoria Histórica de Ciudad Real, hay que estudiar más la historia reciente de España y dejarse de sectarismos, intentando revivir los buenos de los malos según criterios partidistas y condenar a todo tipo de destierro político a los que murieron asesinados por la izquierda, solo por el simple hecho de tener una ideología diferente a la suya.

Como he dicho Vicente Galiana Utrilla nació en Daimiel, fue fundador de Falange Española en este pueblo y primer jefe de este partido político en nuestra provincia en 1933. Le sorprendió el inicio de la Guerra Civil Española en Madrid en 1936, buscando refugio en casa de unos familiares de la capital de España para salvar su vida, siendo arrestado cuando intento pasarse a la llamada zona nacional, y asesinado en Madrid al inicio de la Guerra Civil. Es decir que este señor nada tiene que ver con el régimen del General Franco, ni con los símbolos franquistas, ya que fue asesinado antes que en España se implantara la dictadura.

Tras la Guerra Civil Española y demanda de viviendas en nuestra ciudad, la Obra Sindical del Hogar inicio en la calle Libertad en 1944, la construcción de un grupo de casas de una y dos plantas, con un pequeño jardín que fueron destinadas para los beneficiarios de la Obra Sindical, y que recibieron el nombre de “Grupo Vicente Galiana”.

Ahora ochenta años después de que fuera asesinado por su ideología política, los herederos del mismo odio, lo quieren volver a fusilar de nuevo borrándolo del callejero de Ciudad Real, aunque nada tenga que ver con el régimen de Franco, su ideología y la ley de la memoria histórica, esa ley que es fiel reflejo de la intransigencia, el fanatismo y que convierte el sectarismo y la ideología en ley.

 

Por lo que se ve, no tenemos asuntos más graves que solucionar en España en estos momentos. Esta situación se está dando en todos los pueblos y ciudades de España, hasta con escritores del Siglo de Oro. Cuando cambie el color político de la Corporación Municipal, ¿otra vez cambiamos el nombre de las calles? Y así, ¿hasta cuándo? Aún debemos aprender mucho sobre democracia, entre otros temas, ver cómo tratan en Inglaterra a todos sus héroes, sin distinción de ideario político porque, todos, de una u otra forma, han contribuido a lo que hoy es ese país.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en el Blog de Campos el 03-10-2017

Anuncios

Cumplir la ley

Para decidir si algo está “bien” o “mal”, tenemos una regla muy sencilla: la redacción debe ser verdadera. Debemos escribir lo que es, lo que vemos, lo que oímos, lo que hacemos.

Por ejemplo, está prohibido escribir: “la abuela se parece a una bruja”. Pero sí está permitido escribir: “la gente llama a la abuela la Bruja”.

Está prohibido escribir: “el pueblo es bonito”, porque el pueblo puede ser bonito para nosotros y feo para otras personas.

Del mismo modo, si escribimos: “el ordenanza es bueno”, no es verdad, porque el ordenanza puede ser capaz de cometer maldades que nosotros ignoramos. Escribimos, sencillamente: “el ordenanza nos ha dado unas mantas”.

Escribiremos: “comemos muchas nueces”, y no: “nos gustan las nueces”, porque la palabra “gustar” no es una palabra segura, carece de precisión y objetividad. “Nos gustan las nueces” y “nos gusta nuestra madre” no puede querer decir lo mismo. La primera fórmula designa un gusto agradable en la boca, y la segunda, un sentimiento.

Las palabras que definen los sentimientos son muy vagas; es mejor evitar usarlas y atenerse a la descripción de los objetos, de los seres humanos y de uno mismo, es decir, a la descripción fiel de los hechos.

Los párrafos anteriores son de Agota Kristof en “Claus y Lucas”. Es la diferencia entre mi sentimiento personal y la realidad de lo que es.

Leer Más…

Banca doméstica

Leo en el digital hispanidad.com que BBVA quiere hacerse con Ibercaja porque “necesita crecer en banca doméstica”. Todos los bancos están esperando que suban los tipos de interés, que yo creo empezarán a hacerlo durante el próximo año 2018, y es en esa banca doméstica, de particulares, dónde pueden aplicarse tipos de interés ajenos al Euribor, que no admiten las grandes empresas, corporaciones ni entidades estatales.

Leer Más…

Las barbas catalanas

La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. Agamenón: Conforme. Su porquero: No me convence. Agamenón y su porquero discrepan… sobre la verdad. ¿Quién tiene razón? ¿Agamenón o su porquero? ¡Extraordinario Machado!

Oscar Reina, más conocido como el Pancetas, se ha ofrecido como “Observador internacional andaluz” para la ilegal consulta catalana sobre su independencia… Heraldo de Sevilla, de fecha 22-07-2017.

Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde perpetuo de Marinaleda, ha alabado el pulso que el indepentismo catalán mantiene con el Estado por tratarse, a su juicio, de “una acción profundamente subvertidora y revolucionaria”. “Las leyes están para romperlas, si no aún estaríamos con las argollas puestas”. Sánchez Gordillo ha tachado de  “tiranos al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por oponerse al referéndum unilateral en Cataluña, a la vez que ha equiparado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con el fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera. Elmundo.es del 16-09-2017

 

Leer Más…

Abdelardo Satíra

Se llamaba Abdelardo Satíra, había nacido en una familia de clase media, cursó los estudios que libremente eligió y fue destinado a Villatempujo del Monte después de hacer las primeras prácticas en la capital de provincia.

Fue muy bien acogido por todos sus conciudadanos. Tendría unos cuarenta años, evidentemente había nacido en democracia, alto, siempre con barba de tres o cuatro días de antigüedad, amparaba a los pobres, los parados tenían acceso directo a un puesto en su mesa, los jubilados que habían cotizado veinte años y tenían una pensión de cuatrocientos euros, las madres solteras que no tenían ayuda para vivienda, y un grupo de jóvenes a los que ayudaba en sus estudios y con los que se reunía todas las tardes en un viejo caserón abandonado a las afueras del pueblo. Era una persona dentro de los parámetros habituales y que la gente estaba satisfecha con él”.

Contemplaba una vida de esfuerzo, había prohibido beber vino, instaba a lapidar a las mujeres si tenían sexo fuera del matrimonio, indicaba a los maridos dónde y cómo tenían que pegar a sus mujeres para que les obedeciesen, no relacionarse con personas que no fueran católicas, como ese jovenzuelo marroquí que pululaba por el pueblo e iba diciendo que era estudiante porque se lo pagaba el Gobierno español, tenía vivienda gratis y una subvención mensual para comer, joderos si os da envidia, haber nacido en otro país y haberos venido a España, porque yo estoy disfrutando de los impuestos que vosotros pagáis.

El Comandante de Puesto de la Guardia Civil, un Sargento que había leído todas las historias de Plinio, el guardia de Tomelloso que resolvía los casos policíacos a base de observación, constancia y sencillos razonamientos sobre aquellos del pueblo a quien servía, consideraba que todo estaba en calma, que en su destino anterior en Melilla se respetaba y se permitía entrar en nuestro país a todo el que lo quisiera, que se les recibía con mucho cuidado y órdenes de no molestar excesivamente a quién así lo hiciera, que los políticos permiten cualquier cosa, siempre que no haya sangre por medio, para perpetuarse en el poder, unos, y los otros para destruir ese poder y reemplazarlos con la misma inoperancia y ambición. Si no hay novedad, paga segura.

 

 

Mes de agosto. Sol canicular. Media España de vacaciones. Millones de europeos al sol de las costas españolas. Fuengirola. Málaga. Andalucía. España. Ochenta mil habitantes censados. Su población se multiplica por tres en el verano. Centro Cultural Islámico. Inaugurado en 1993. Viernes. Horario de rezos de las 18:07 horas. Cinco encapuchados disparan con armas largas de repetición a los guardianes que se encuentran tras la verja de entrada. Otros cinco aparecen en el Haram – Sala de oraciones, lanzan botes de humo, confusión general, y disparan a discreción sobre todo lo que se menea. Huyen en una furgoneta alquilada cuarenta y ocho horas antes, a través de la Avenida Miramar hasta tomar la autopista del Mediterráneo.

Islamofobia. Xenofobia. Racismo. Asesinos. Fachas. Fascistas. Matarlos sin juicio. Balas a dos euros y no largos y costosos procesos judiciales. Algunos Partidos Políticos incitan a quemar iglesias. Algún ingrato reconstruido por la sanidad española le echa la culpa al Rey por haber presentado en su día sus credenciales al Papa. Personajes con sangre sucia manchan su lengua a la vez que sus manos contaminadas con tinta de dólares. Algunos políticos catalanes dicen que es un acto de Estado para que los musulmanes no voten a favor de la independencia de Cataluña, la alcaldesa de Madrid se ofrece a acoger en su chalet a los familiares de los muertos, igual esos otros presentadores de televisión que tienen no sé cuántas propiedades, cuatro cadáveres políticos se levantan de sus tumbas aún con carne colgando de sus huesos, los imanes y doctores al frente del islamismo dicen que es absolutamente inaceptable y llaman a sus adeptos a luchar contra la Cruzada Cristiana del siglo XXI, no se trata de un grupo asesino liderado por el cura de un pueblo perdido, son los cristianos, todos, los que han cometido el atentado, los asesinatos, asesinos integrales, muerte al cristianismo, cáncer del pueblo insuflado en los jóvenes desde su más tierna infancia.

Este cuento no tiene moraleja. Que cada uno considere la suya. Solo dos razonamientos.

  • Blas de Lezo y Olabarrieta. Almirante español, vasco, 1689-1741.

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden”.

  • León Felipe. Zamorano. Poeta. 1884 – 1968

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

Publicado en Mesa de Estudio Siglo XXI el 16-09-2017

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 16-09-2017

Publicado en el Blog de Campos el 18-09-2017

 

Iguales ante la ley

El colectivo ARRAN es una organización juvenil independentista catalana, grupo radical adscrito a la extrema izquierda, que se presentó en sociedad en el año 2012 y desde entonces ha reivindicado la autoría de una parte de los ataques que, en forma de pintadas, rotura de cristales, y lanzamientos de pintura, se han producido en distintos puntos de la geografía catalana y en Baleares contra las sedes de los partidos contrarios a la secesión de Cataluña (PP, PSC y C’s) y, actualmente, contra el turismo y a favor de la nacionalización de hoteles y grandes complejos vacacionales de Cataluña. Y la quema de un autobús turístico en Barcelona, sin que hasta la fecha (escribo estas líneas más de un mes posterior a que ocurrieron los hechos) se haya detenido a nadie por este motivo. Ideológicamente, a favor del Islán y en contra del cristianismo.

 

Ha publicado una guía en internet titulada Manual de Okupación – Manual d’okupació, el jovent contruïm alternatives que, en cincuenta páginas, enseña a elegir las viviendas a ocupar, forzar puertas, reventar cerraduras, pinchar la luz y el agua, y cómo reaccionar ante la presencia de la policía.

Hay que elegir las viviendas de las existentes en el stock de los bancos, que diluyen las diligencias de lanzamiento y, normalmente, deben las cuotas de la Comunidad de varios meses, o incluso años. Y estar preparados, con apuntes a pie de calle y planos correspondientes, de por dónde pueden venir las Fuerzas de Orden Público y prever una ruta de fuga.

Elegir pisos que no supongan grandes esfuerzos de trabajo, evitando edificios en rehabilitación o ruina, bloqueando el tráfico en el momento de la okupación para cubrir las espaldas del grupo de entrada. “Un coche estropeado con el capó abierto, alguien bebido que se caiga en medio de la calle… Utilizad la imaginación”. Llevar encima todo lo necesario para no tener que salir durante los tres primeros días y evitar un desalojo exprés. “Si se superan, habrá pasado la tormenta”. Y para superarlos, es necesario limpiar, arreglar parte de la casa, pinchar la luz y “solucionar los problemas” de la instalación eléctrica.

Enseña cómo forzar la cerradura agujereándola con un taladro, emplear una palanca o un pie de cabra para abrir la puerta. Engancharse a la luz comunitaria: “El cable que lleva la electricidad de entrada se llama fase y es de color negro, el de salida se llama neutro y es de color azul, y el de color verde o rojo es la toma de tierra”.

 

 

“Nunca hay que dejar entrar a ningún policía, de uniforme o de paisano, si no tiene una orden judicial y, aunque la tenga, es mejor apuntalar la puerta”, y añaden que el siguiente paso en esa situación será hacer un llamamiento convocando una concentración ante la casa ocupada para presionar a la policía y que desista. Si los agentes utilizan “técnicas represivas”, su única respuesta debe ser la denuncia pública de la represión que desde el ayuntamiento y las instituciones se hace hacia la okupación y hacia los jóvenes “que toman conciencia de su derecho a la vivienda y pasan a ejercerlo de forma autogestionada”. O sea, pena de telediario y medios afines, invirtiendo la carga de la prueba.

También incluyen un apartado en el que alertan de los delitos de los que pueden acusarles, como usurpación, daños, robo con fuerza sobre las cosas, desórdenes públicos, resistencia, desobediencia, violación de domicilio, fraude del fluido eléctrico y atentado a la autoridad, entre otros. “Se da cuando ejerces fuerza contra la policía, pero no es necesario, bastaría con insultarlos, intimidarlos o ejercer resistencia activa grave”.

Pienso en voz alta y me pregunto a mí mismo: Si esto lo hubiera publicado una Peña de las Ferias de mi pueblo, ¿habría intervenido la policía y la Fiscalía correspondiente? Si lo hubiera hecho un pelotón de La Legión, ¿habría intervenido el JEMAD? Si lo hubiera hecho una Asociación de Vecinos de Villamonte de Arriba, ¿se hubiera permitido? ¿Somos o no somos todos iguales ante la ley? Parece que, en Cataluña, no. Empezando por la Generalitat, que utiliza como papel higiénico las sentencias del Tribunal Constitucional, pasando por el gran líder Pujol, que parece ser no ha roto un plato en toda su vida, hasta estos pequeños monstruos, algunos hijos de ricos que viven desahogadamente en chalets con piscina privada, que atacan la convivencia diaria y socaban la riqueza que aporta el turismo.

Más arriba y mucho más grave, las personas e instituciones que dirigen la secesión catalana y su problemático encaje jurídico. El desencuentro, en todos los aspectos, entre españoles, es cada vez más evidente.

En esta ocasión, solo recordar cómo actuó la República Española en una situación semejante: Sin debilidad ni crueldad, pero enérgicamente.

En la exposición de motivos que se reflejan en el Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, nº 232, domingo 07-10-1934, a la que sigue el Decreto de declaración del estado de guerra, de la Gaceta nº 280, firmado por D. Niceto Alcalá-Zamora y D. Alejandro Lerroux, Presidente de la República y Presidente del Consejo de Ministros, Partido Republicano Progresista y Partido Republicano Radical, respectivamente, se dice textualmente:

“En Cataluña, el Presidente de la Generalidad, con olvido de todos los deberes que le impone su cargo, su honor y su responsabilidad, se ha permitido proclamar el Estat Catalá.

Ante esta situación, el Gobierno de la República ha tomado el acuerdo de proclamar el estado de guerra en todo el país.

Al hacerlo público, el Gobierno declara que ha esperado hasta agotar todos los medios que la ley pone en sus manos, sin humillación ni quebranto de su autoridad. En las horas de la paz, no escatimó transigencia.

Declarado el estado de guerra, aplicará sin debilidad ni crueldad, pero enérgicamente, la ley marcial.

… / …

Todos los españoles sentirán en su rostro el sonrojo de la locura que han cometido unos cuantos. El Gobierno les pide que no den asilo en su corazón a ningún sentimiento de odio contra pueblo alguno de nuestra Patria. El patriotismo de Cataluña sabrá imponerse allí mismo a la locura separatista y sabrá conservar las libertades que le ha reconocido la República bajo un Gobierno que sea leal a la Constitución”

Esperemos que, ochenta años después, se solucione el mismo problema, con equidad, justicia e igualdad entre todos los españoles, sin experimentos soñados en noche de ayuntamiento frustrado, sin sangre, pero con plena autoridad de corrección a quien transgrede la ley.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de ALCALÁ DE Henares, nº 2.483, pág. 13 del 09-09-2017

Publicado en el Blog de Campos el 11-09-2017

Yo sí tengo miedo

Yo sí tengo miedo. El sábado pasado estuve en Barcelona, en dónde trabajé cinco años en la madurez de mi vida, fui feliz y me dio un idioma de entendimiento fraternal. Junto al Rey y al Presidente del Gobierno, apoyando la libertad y la Constitución, y contra quienes pretenden, de una u otra forma, transgredirla, contra aquellos que abuchearon al Rey y mostraron banderas estrelladas masonas de cinco puntas (esteladas), gritos de independencia, insultos e improperios que tuvieron que soportar estoicamente las máximas autoridades del Estado Español, en un día en el que se politizó una manifestación contra el terrorismo, convertido en un esperpento independentista que pone en evidencia, definitivamente, la hispanofobia de una parte de los catalanes y el enfrentamiento, todavía incruento, guerra civilista del siglo XXI.

Destaco, por tratarse de un Partido Político a nivel nacional, las manifestaciones de Pablo Iglesias, dijo que era libertad de expresión; y mi libertad de expresión me dice que él es un ser despreciable, que además aprovechó la ocasión para una reunión con masones, que no masonería en general, para seguir deconstruyendo la unidad de España.

 

 

El servicio de orden de la manifestación era de la ANC, absolutamente controlada por los separatistas, incluso con escrache de esteladas detrás de las autoridades. Conato de agresión a un grupo que portaban banderas de España, radicales secesionistas rompiendo carteles en castellano, a mí me gusta más decir español, expulsión de dos ciudadanos judíos que portaban una bandera de Israel, ni una pancarta en contra del terrorismo, ni un recuerdo de los fallecidos ni de los heridos que quedarán tullidos de por vida, ese Diputado de la CUP, que tiene dos casas, seis fincas rústicas y tres locales comerciales, partidario de la okupación, que dice que “los yihadistas son gente trabajadora de Cataluña”, en resumidas cuentas, un acto de repulsa contra España, con premeditación, alevosía y tratando de transmitir al mundo que Cataluña no necesita a España para hacer frente al yihadismo, del que quiere aprovecharse para su pretendida independencia.

Dejé Barcelona en el año 2013. Entonces, no había ningún problema en que te contestaran en castellano cuando tú hablabas en castellano. Ahora, no lo he visto así. Gente de todas edades, clases y colores, mirando con odio marcado en sus rostros todo aquello que no es catalán, ojos encendidos y gritando, también con odio, contra cualquier cosa que ataña a España, haciéndola culpable de su quiebra financiera y de todos los males que pudieran imaginarse. Independencia sí, pero manteniendo privilegios, sin fronteras, doble nacionalidad, pago pensiones acumuladas, impago de deuda real y avalada por el Estado, etc….

 

 

Una cosa buena observé, los Mossos se cuadran ante el Rey, la unión entre todas las policías, nacionales y autonómicas, de uniforme y de paisano, en cuyas actuaciones futuras a corto plazo estará el que haya, o no, derramamiento de sangre.

El tema musulmán en Europa es su colonización lenta, pero sin pausa, utilizando la democracia de los países que los acogen, para implantar su religión y la dictadura que ellos representan, probablemente válida en los años de su nacimiento (no comer cerdo, por la triquinosis, limpiarse después de defecar con una mano y comer con la otra, lavarse antes de orar es obligar a mantener aseo corporal, casarse con varias mujeres es satisfacer a quienes no había suficientes hombres para ello, luchar por la expansión y la comida, etc, etc….), está hoy fuera de cualquier democracia entre iguales, del respeto a todas las personas y a todos los pensamientos.

Fue la periodista y escritora italiana Oriana Falacci (1929-2006) la primera que alertó sobre la expansión de los musulmanes en Europa, costumbres distintas, diferente idiosincrasia, dominación del hombre sobre la mujer, obediencia absoluta a su Dios, que prevalece sobre las leyes de la naturaleza y las judiciales, empezando por el propio nombre muslim, que significa “que se somete” a la Ley de Alá, en la que el Corán ordena que se juzgue con ella, y reprende a quien no legisle con ella, describiéndolo como un impío, perverso o infiel.

El Estado Islámico amenaza a España: “Os vamos a matar a todos” … ”Que los gobiernos cruzados estén preparados para el incremento de las pérdidas de esta guerra y la pérdida de dinero”. Según Nostradamus y sus profecías, Barcelona, Baleares, Zaragoza, León, Córdoba y Sevilla son las ciudades españolas que sufrirán los rigores de la guerra, III WW en la que, aunque no queramos reconocerlo, ya estamos.

En Barcelona se han juntado dos de los grandes problemas que tenemos hoy en España, bombas con espoletas retardadas, una primera explotada por los musulmanes asesinos (que no son todos los musulmanes), y otra a punto de explotar por los secesionistas catalanes (que no son todos los catalanes), y que nos va a ocupar los próximos meses.

He visto demasiado odio y ganas de sangre en Barcelona. Ni fuimos tantos, ni tan unidos. Ojalá me equivoque, pero veo el mayor problema que hemos tenido en España desde el momento de la Transición.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en el Blog de Campos el 31-08-2017

A publicar en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 02-09-2017