Archivo de etiquetas| Venezuela

Elecciones a la Asamblea de la C.A. de Madrid

El autor de este artículo es un amigo mío,

profundo conocedor de la vida en Venezuela.

Su opinión no tiene por qué coincidir con la de este blog.

Mi voto será para el Partido Popular

El próximo 4 de mayo votamos los madrileños y con en estas breves notas pretendo dos cosas:

la primera, la transparencia, quiero que mi decisión sea conocida y publica, la segunda quiero dar las razones y motivos de esta decisión, mi voto, que me corresponde como ciudadano libre que soy ahora y pretendo seguir siendo:

Hay tres motivaciones o grupo de circunstancias que me han llevado a esta decisión:

1. Mi experiencia en Venezuela

2. La política Económica y Fiscal.

3. El Valor del Voto

1. Mi experiencia en Venezuela

Algunas personas próximas me indican que yo estoy “mediatizado” por lo que he vivido, o mejor dicho observado de forma privilegiada en Venezuela en estos 11 últimos años. Pues bien, creo que es todo lo contrario lo que yo he visto me da la ventaja de conocer de primera mano lo que ha ocurrido allí. Hace no mucho el infame expresidente Zapatero, se jactaba de conocer la situación de Venezuela por haber viajado 30 veces a este País, pue bien, yo he viajado más de 100 veces los últimos 12 años, he conocido la realidad del País por el conocimiento de las personas, y el análisis de los datos, por el contacto con chavistas y opositores, he conocido muy directamente cómo se puede destruir un País inmensamente rico mediante la aplicación de determinadas políticas, mediante la implementación del socialismo del siglo XXI, una mutación del comunismo clásico ya fracasado en el resto del Mundo, el desastre de Venezuela no han sido los factores externos, ni tampoco la corrupción extrema del País, el desastre Venezolano deriva única y exclusivamente de la aplicación progresiva y cada vez con mayor intensidad, de una política comunista adaptada al País caribeño, el socialismo del siglo XXI y allí conocí a Pablo Iglesias, a Juan Carlos Monedero, a Iñigo Errejón y a otros que luego han ido apareciendo por España, aprovechando el descontento social de la crisis de 2007 y años siguientes.

Para no extenderme más en mi experiencia venezolana, os quiero resaltar dos cosas: He visto personas muy próximas a mí, gente que era como yo, que tenían un buen trabajo, que disfrutaban de una buena vida a través de su trabajo diario, que vivían felices, que sus hijos estudiaban …., he visto como hoy están exiliados, lejos de su entorno y sus relaciones afectivas, totalmente arruinados, sin nada……., la otro cuestión es que algunos a los que les ha pasado esto, cuando hace ya años les mostrábamos el peligro de acabar como Cuba, me decían: “Javi tranquilo, que Venezuela no es Cuba”….., con espanto escucho ahora a los que me decís “Tranquilo que España no es Venezuela…..”, está bien no es igual, es cierto, pero los actores son los mismos, os acabo de indicar que a Monedero, Iglesias, Errejón y otros los conocí allí, cuando aquí no eran nada, y si hubiesen aprendido de aquel desastre, les podría dar un margen de confianza pero vienen con la misma política, con la misma música, con las mismas recetas fracasadas y fracasadas, ¿no os dais cuenta????.

2. La política Económica y Fiscal.

En Economía he tenido el privilegio de tener un maestro extraordinario, D. Julio Alcaide, que hace muchos años ya me decía: “El comunismo está abocado al fracaso porque su teoría económica va en contra de la naturaleza humana ….” Tardé en entenderlo, pero hoy lo comprendo perfectamente, porque mi “otra maestra” ha sido la realidad, la realidad del día a día con empresas de muy diferentes sectores, con miles de empresarios y lo que hoy llaman emprendedores, desde los pequeños empresarios a las grandes Corporaciones, y también la realidad vista a través de los Consejos del Banco, con el ingente manejo de información y la aportación y sabiduría de tantos colegas con los que he tenido el honor de compartir conocimientos y experiencia. En Economía me quedo con esto, ya no me trago el cuento del comunismo y la Economía centralizada, NO, a otro con ese cuento, a otro con esa receta que ha ido “matando enfermos” allí donde se ha aplicado, desde el año 1917, os parece escaso el periodo de prueba para que os deis cuenta que esta medicina es esencialmente dañina???.

En Política económica otro apunte soy contrario a los sistemas que sólo ponen el foco en la protección social , esto es un debate que necesita mucha mayor profundidad y extensión, pero cuando un País crece a dos dígitos en su economía y el paro no baja nunca del 12% y cuando el paro juvenil se sitúa en más del 40%, el problema no es Económico es social y es de un mal diseño, también, de los sistemas de Protección. Hay que sacar a debate de una vez, los conceptos exigencia y esfuerzo versus protección y derecho a la seguridad, algo estamos haciendo mal y muchos mensajes, sobre todo a nuestros jóvenes, son totalmente equivocados…, ¿verdad que nunca a los que tenéis más de 50 o 60 …., nunca os han dicho : “Venga …!!!! Espabila!!!” cuantas veces hemos cambiado esto que nos dijeron a nosotros por el “pobrecito – pobrecita que difícil lo tienen….”

En Política fiscal es donde más desinformación existe tal vez no sólo por desconocimiento no sólo de los políticos que hablan, también de la población en general, mi posición en esto es clara no hay que subir impuestos y menos ahora porque tendrían un efecto negativo en la Economía General y en la propia Recaudación, y no vendría mal que a la vez que hablarnos de subidas de impuestos nos acompañaran un programa serio de gasto y sobre todo de eficiencia de ese gasto, esto los partidos de izquierda en general no lo hacen porque “es totalmente justo sacarle los cuartos al supuesto rico que para eso le sobra y a saber cómo lo ha conseguido y dárselo al pobre necesitado….”

Con independencia de esto os voy a detallar alguna información certera que contrarresta los bulos e informaciones falsas con las que nos intentan engañar cada día: España es uno de los Paises con mayor progresividad, es decir que paga significativamente mas quien mas gana, y con los tipos nominales mas altos en el IRPF.

El dato de presión fiscal en España mas bajo que otros países de la OCDE se explica por el fraude, no por el fraude de 4 ricos, por el fraude generalizado de determinadas actividades a las que habría que vigilar y controlar.

El Impuesto Extraordinario del Patrimonio, no existe en ningún Pais de la OCDE, en su día lo eliminó Zapatero, año 2008, Rajoy lo resucitó, y atenta contra los principios generales del Sistema Tributario por ser confiscatorio.

El impuesto sobre sociedades representa una recaudación muy baja, los tipos efectivos bajos son consecuencia del aprovechamiento por las empresas de diferentes incentivos fiscales que es el propio gobierno quien los establece. Aunque lo reformen y suban los tipos su peso con respecto al IVA o el IRPF, siempre será secundario y menor.

3. El Valor del Voto

El voto es sin duda un activo y un valor de los ciudadanos y quiero darle valor a mi voto, en qué sentido digo esto:

No puedo votar para que consigan cuotas de poder aquellos que fueron inspiradores, amigos, coautores, de las políticas que se fueron implementando en Venezuela y a los que tengo totalmente identificados personalmente, no pudo darles un ápice de confianza ni a ellos directamente ni a sus auxiliadores necesarios en este caso el PSOE.

No creo en el comunismo, porque va en contra de la naturaleza humana. No creo en los sistemas de Economía centralizada, porque siempre han fracasado y han llevado a la pobreza a los pueblos donde se han conseguido instalar.

Hasta la fecha los que están dando señales antidemocráticas son Podemos y el PSOE, con su manipulación de los medios de comunicación, con el señalamiento expreso a determinados periodistas, con el nombramiento de la Fiscal General del Estado, con el intento de asalto al poder judicial, parado en Bruselas…, son cuestiones de tal gravedad que afecta a la libertad y la división de poderes que no se pueden pasar por alto….

Y después de tan profundas y extensas reflexiones, voy a la anécdota el vicepresidente del Gobierno, exige el nombramiento como ministra de su pareja, al puro estilo de los regímenes de izquierda populista sudamericana, esta se rodea de una corte de palmeras que incluyen a la cuidadora de sus hijos con un nivel 30 en la administración, (cuanto cuesta obtener un nivel 30, algunas sí que lo sabéis y muy bien….), se compran en extrañas circunstancias una casa que por su valor no cuadra con sus ingresos…., pero no pasa nada…., deja la vicepresidencia, algunas antiguas compañeras suyas, desde Andalucía le dicen : “Es un inmaduro que no ha hecho nada en la vicepresidencia y no es capaz de terminar ningún proyecto….”, viene a la campaña y la contamina de odio y de un debate pobre y pendenciero, a la vez que sus guardaespaldas se dedican a reventar mítines autorizados y legales de otros partidos, mientras tanto su pareja ha hecho como única contribución en su ministerio incluir en cada proposición de ley el llamado “lenguaje inclusivo”, aparte de darle algunas coces a la seguridad jurídica a la presunción de inocencia y la igualdad de todos ante la ley….., y en todo esto os extraña que mi voto no vaya a estos ni a aquel que dijo “Querido Pablo tenemos 12 días para ganar las elecciones….” Lo que me costará entender es que después de tener toda esta información tú no reflexiones al respecto.

Así viven los ricos en Venezuela

Autor: SERGIO DAHBAR en REVISTA DONJUAN

EDICIÓN 133 – MARZO/ABRIL 2018

ASÍ VIVEN LOS RICOS DE VENEZUELA

Sergio Dahbar se le midió a indagar sobre el tema del que nadie habla ni quiere hablar: cómo viven los ricos en Venezuela a cuerpo de rey y, casi de manera clandestina, sirviéndose de conductores y escoltas que les hacen mandados. Se fue a los restaurantes en donde corren botellas de Petrus y de Möet & Chandon. Llegó hasta donde los chavistas gastan fortunas con mujeres Miss Venezuela amparados en un ambiente en el que nadie los ve. Visitó los mercados en donde venden carne traída directamente de las mejores carnicerías de Manhattan. Estuvo en las tiendas de ropa que han organizado su negocio “a domicilio” para los miembros del gobierno que pagan, sin ruborizarse, cuentas de 20.000 dólares. Bienvenidos al lujo chavista.

Cada vez más siento que los venezolanos viven dentro de la película Casablanca (1942), de Michael Curtiz. Suena curioso, parece mentira, pero representa la más ruda realidad. Es la que conocen a diario muchos ciudadanos o extranjeros que llegan al país. Encuentran dos realidades que, para parafrasear a Gabriel García Márquez, parecen “dos nostalgias enfrentadas como dos espejos’’.

Casablanca siempre ha sido una ensoñación peligrosa: la idea de que en medio de una guerra atroz, con seis millones de judíos exterminados y países arrasados, un restaurant reúna a nazis, expatriados, traidores, líderes de la resistencia, negociantes de la peor calaña y colaboradores fascistas, vestidos impecablemente, como si estuvieran en una fiesta de la Costa Azul, no deja de ser un drama romántico bastante equívoco, porque banaliza el horror.

Como equívoco puede resultar hoy para un extraterrestre sentarse en un restaurant de lujo exótico y oriental en Venezuela y descifrar el entorno. No será fácil tal vez reconocer a políticos tradicionales de la “cuarta república’’ (como despectivamente llama el chavismo a los que los preceden), muy cerca de una “cometa’’ (un intermediario de esos que hacen negocio con los gobiernos de turno) que agasaja a dos funcionarios rojitos (del Gobierno) recién vestidos, de ojos brillantes y mordida fácil.

En esos restaurantes, llámense Sotto Voce, Aprile, San Pietro, Alto, en Caracas, o Gaia en Margarita, abundan técnicos internacionales de diferentes organismos multinacionales, con mujeres muy bellas que apenas abren la boca. En esos entornos corren botellas de Petrus como agua mineral o docenas de botellas de champaña Moët & Chandon, u otras marcas más exclusivas.

Todos los comensales la pasan muy bien, como en la Casablanca, de Humphrey Bogart, muy a pesar del rumor de la guerra que ha quedado oculto debajo de la alfombra y del que la Marsellesa es quizás el más noble de los signos evidentes.

Lo primero que debe aclarar este cronista es que esta realidad, que llamaremos propia de Casablanca en medio de la Segunda Guerra Mundial, solo puede ser disfrutada por una mínima población de Venezuela.

Las cifras de encuestas como Encovi, sobre las condiciones de vida de los venezolanos, que realizan tres universidades: UCAB (Universidad Católica Andrés Bello), UCV (Universidad Central de Venezuela) y USB (Universidad Simón Bolívar), demuestran que 80 % de los hogares se encuentran en inseguridad alimentaria.

Son datos fríos que erizan la piel cuando se observan con detenimiento: aproximadamente 8,2 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día, y las comidas que consumen son de mala calidad. Nueve de cada diez venezolanos no pueden pagar su alimentación diaria.

La mayoría no puede comprar comida o medicamentos con el sueldo que ganan, que es el mínimo (4 o 5 dólares). Por eso deben rebuscarse como pueden, y a veces recurrir a la basura para completar los alimentos que no tienen.

***

Khaled es el descendiente de una familia árabe. Llegaron a Venezuela tan limpios que no traían maletas, sino la suma de los recuerdos con los que habían abandonado las guerras de Oriente Medio. Su abuelo escapó por un segundo de que lo mataran a garrotazos de una tribu que lo confundió con un cristiano al que buscaban para linchar.

Venezuela fue el paraíso para su abuelo, pero podríamos afirmar que la suerte se repotenció para esta familia con el gobierno de Hugo Chávez. Este nietísimo tuvo la suerte de encontrar el negocio de su vida. Entendió que debía traer unos primos del Líbano para que hicieran business en el trópico.

Muchas familias árabes invitaron a sus familiares para que los visitaran en Venezuela. Ya en el país, compraban fondos de comercio (empresas) inactivas por la recesión económica. Y pedían dólares de Cadivi (Comisión Nacional de Administración de Divisas) para traer productos “estratégicos’’ para el país a través de esos fondos de negocio.

Las denuncias que investigó la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional de Venezuela señalan que Cadivi asignó irregularmente cerca de 840.000 millones de dólares para traer mercancía que en muchos casos no llegó a Venezuela.

Qué ocurría. Se solicitaban a través de fondos de comercio diversos fertilizantes para el campo. Se otorgaban los dólares para comprar ese producto. Pero lo que se embarcaba en Estados Unidos era arena de las playas de Miami, que llegaban en contenedores que nadie abría en los puertos de Venezuela.

La máquina de producir dólares en el exterior era infinita, porque el dinero de la venta del petróleo en los años de la bonanza no se detenía ni de día ni de noche.

Khaled pagó 2000 dólares el fin de semana pasado para asistir al Partai Margarita Weekend, un festival de música electrónica que duró cuatro días en escenarios de Playa El Agua, isla de Margarita.

La 5ta edición de este megashow contó con DJ de la escena electrónica del mundo: Joseph Capriati, Marco Carola y The Martínez Brothers. No faltaron Joey Daniel, Serge Devant, Hugo Bianco, Jesse Calosso, Jean Pierre, Salomé, Andre Buljat, Rafa Moros, Diego Terán, Vainc, Abril Love, Jean Pérez, Demenzor, Rupert, Iont, y Protocluster.

En ese show se agotó el whisky JW Blue Label, uno de los preferidos del chavismo, que en una época gustaba disfrutar con agua Perrier. La botella costaba 500 dólares. Khaled quería impresionar a una amiga que acababa de conocer. En una noche larga tomaron en el grupo cinco botellas. Y corría el agua mineral como ríos para calmar el éxtasis de las masas.

Como dato curioso, ya los primos de Khaled regresaron a Líbano. Cumplieron con el cometido familiar. Poner el nombre para comprar productos que enriquecieron ilimitadamente a la familia. Uno de los tantos clanes árabes que se han convertido en multimillonarios con negocios corruptos que el Gobierno facilitó a cambio de comisiones exageradas. Los fondos de comercio han vuelto a quedarse inactivos, y los nombres de los propietarios que hicieron la perfecta trampa son imposibles de rastrear. Es la estafa perfecta, multiplicada como la hierba mala.

Uno de los margariteños que vendió su fondo de comercio, llamado Nassim, recibió a cambio una camioneta Toyota Fortuner. Una nave que jamás hubiera podido tener. Ahora la usa para llevar clientes al aeropuerto, como un taxi de lujo. Es todo lo que recibió del robo mayor.

***

Nunca imaginaron los hermanos Mendoza, miembros privilegiados de la clase media venezolana, educados en los mejores colegios del planeta, y amantes de la pesca, que esa pasión los convertiría en unos empresarios de éxito, en uno de los momentos más críticos de Venezuela.

Poseen uno de los bodegones (ya han abierto cuatro en Caracas) donde ricos, enchufados y chavistas compran productos imposibles para la mayoría de los venezolanos. Trozos de carne de primera, sellados al vacío, que vienen de las carnicerías más exclusivas de Manhattan, son adquiridos por guardaespaldas en carritos de automercado.

Cada kilo cuesta 100 dólares y hay carritos que salen con 50 kilos. También compran mayonesa de aguacate. Pasta italiana sin gluten. Sal del Mediterráneo. Anchoas ibéricas. Jamón serrano de Parma o de bellota. Bottarga italiana. Aceto balsámico espeso para rociar el helado de Venecia.

Todas las veces que intenté comunicarme con los propietarios me mandaron a decir que preferían no conversar con la prensa. No daban entrevistas. La verdad es que nadie quiere hablar por miedo. O por temor a ser confrontado con una acusación moral.

Isaías Mojavi es de los que no temen, porque –asegura– no ha hecho nada ilegal. Su tienda de ropa y artículos de lujo, ubicada en uno de los centros comerciales que en otra época contenía todas las marcas de lujo del mundo, Tolon, vende camisas Kiton, chaquetas Brioni, encendedores Dupond y habanos Dunhill deluxe.

Lo saben los empleados de las tiendas cercanas: allí se visten los chavistas que están en el gobierno. Lo curioso es que nunca se dejan ver. Isaías ha organizado su negocio “a domicilio” para los miembros del Gobierno Socialista de Venezuela en sus oficinas, donde les toman las medidas y contratan la compra de trajes, chaquetas y pantalones, camisas, zapatos, relojes exclusivos, iPad de oro, yuntas con las banderas de Estados Unidos…

Hay cuentas que ascienden fácilmente a 20.000 dólares. En algunos casos son regalos cuidadosamente escogidos para pagar un negocio de corrupción que llenó de dólares a una cometa. Para que el funcionario vuelva a darle otra oportunidad de oro, se regalan encendedores de 5.000 dólares o relojes de 15.000 dólares.

***

Uno de los hombres de confianza de Rafael Ramírez, quien fuera presidente de PDVSA y ministro de Energía de Hugo Chávez, el hombre que manejaba el dinero de la familia Chávez, hoy caído en desgracia y perseguido, asistía regularmente al restaurant San Pietro, en la urbanización Las Mercedes, de Caracas. Su nombre se volvió conocido por sus costumbres extravagantes y lujos excesivos. Diego Salazar. Hijo de un guerrillero.

La nomenclatura chavista le entregó el manejo de los seguros de PDVSA. Un negocio multimillonario, sobre todo si se desarrolla irresponsablemente. A Diego Salazar lo vieron muchas veces con clientes en San Pietro. Los mesoneros recuerdan que tenía una curiosa costumbre.

“Observaba el reloj que tenía el cliente. Si era demasiado barato y sencillo, se lo pedía para verlo. Entonces sacaba de un maletín un aparato muy extraño, con el que destruía el reloj y lo dejaba inservible. En ese momento pedía una botella Louis Roederer Cristal Medallón Orfevres, Edición limitada Brut Millesime, diseñada por Philippe di Meo, cubierta con 24 quilates de oro. Descorchaba la botella y sacaba un reloj Hublot’’.

Así atendía Diego Salazar a sus clientes. “Este delfín de la corrupción rojita siempre quiso ser cantante y tenía una orquesta de 50 músicos para divertirse como si fuera una figura del espectáculo. Es un hombre que todos sus amigos conocen como alguien que no acepta un no como respuesta’’, repite un amigo de otra época de su padre…

Se antojó de un edificio en la urbanización del norte caraqueño, Campo Alegre. Visitó piso por piso a los propietarios y los convenció de que vendieran para poder ubicarse en cada piso. Un amigo me contó la conversación que mantuvo con este pichón de multimillonario.

Diego Salazar se presentó vestido de lino, impecable y recién bañado. Le ofreció comprar su apartamento. Mi amigo le agradeció el interés, pero le dijo que no estaba vendiendo. Salazar le pidió que no se apresurara. Que quizás hacían negocio. Mi amigo volvió a negarse. Y Salazar comenzó a subir la apuesta.

Hoy Diego Salazar es el único dueño de ese edificio de siete apartamentos. “Allí viven algunos de sus guardaespaldas, amigas y chefs que le cocinan cuando no asiste a los restaurantes más caros de la ciudad’’, confiesa uno de los propietarios que vendió su apartamento por el doble de lo que indicaba el mercado.

Diego Salazar cerraba en su época dorada uno de los restaurantes más caros de Las Mercedes, a partir de las doce de la medianoche. Le pagaba fortunas a los dueños para que mantuvieran la cocina habilitada.

“Traía seis misses, que habían concursado en el Miss Venezuela, para que sirvieran a sus invitados, con los pechos desnudos. Corría la champaña hasta las seis de la mañana. Algunos invitados perdían el control y se ponían a bailar con las muchachas. Parecía una orgía’’, me confesó un mesonero que ya no trabaja en el restaurant.

***

“La isla de Margarita es una perla en el Caribe’’. Así reza el lugar común. Pero es una joya que no escapa a las falencias de tierra firme. Ubicada a 40 kilómetros al norte del continente, tiene mil kilómetros de superficie y una de las infraestructuras más desarrolladas de las islas del Caribe. Centros comerciales, hoteles de lujo, playas preciosas y autopistas…

Pero la realidad también en el único estado insular del país, llamado Nueva Esparta, se divide entre muchos ciudadanos que sufren una pobreza extrema y dificultades para conseguir alimentos y medicinas. Y pocos que viven a cuerpo de rey.

Gaia era un restaurant italiano emblemático de la isla. Uno de los diez más reconocidos por las guías que recomiendan cocinas exclusivas. En sus mesas eran atendidos miembros reconocidos de la oposición y del gobierno, en un guiño del destino al ambiente de Casablanca. Encontrar una mesa en temporada alta era muy difícil. Las colas para poder sentarse podían esperar horas.

Pero algo ocurrió en diciembre pasado. Gaia cerró sus puertas y abrió en un local más grande (caben 150 personas), en la planta baja del hotel Venetur (antes Hilton), que Hugo Chávez expropió de manera arbitraria y violenta.

Uno de sus viejos clientes me respondió con cierto desaire cuando le pregunté por la nueva Gaia. “No voy más a Gaia. El Gobierno financió esa expansión para tener un sitio donde almorzar sin que los vean gastar. Allí van los chavistas ahora, que se sienten a gusto. Gastan fortunas amparados en un ambiente en el que nadie los ve. Yo no voy a ese lugar’’.

Tuve que caminar por el lobby del hotel Venetur para llegar a Gaia. Enormes fotos del presidente Chávez, mensajes de amor revolucionario, y una estética que no se parece en nada al socialismo que uno alguna vez conoció, precede los pasillos que conducen a una entrada de lujo y diseño exclusivo

.

Gaia hoy es un restaurant lujoso, muy diferente de la taberna sencilla y discreta que estaba llena de comensales en una de las calles concurridas del centro de Porlamar. Tiene algo de formalidad y pretensión, que uno en principio no relacionaría con la verborrea del chavismo cercano al pueblo. Este es un restaurant al que el pueblo no puede ni acercarse.

Úrsula Pernía, la propietaria, trabaja endemoniadamente para que todo se encuentre en su lugar. Dirige un batallón de empleados, colaboradores, mesoneros y técnicos ocasionales… No pierde de vista ningún detalle: el agua que reciben en exceso o limitadamente las matas, las manchas que aparecen en un sofá o la grieta que abre un candado al caerse en el piso de cerámica.

Cuando está ocupada, Úrsula no le gusta que la molesten. Menos con preguntas incómodas sobre lo que dicen sus amigos ahora que mudó su restaurant al vientre de la revolución en Porlamar, allí donde muy pocos pueden pagar los precios de sus exquisitos platos, que utilizan la berenjena, la botarga, el aceite de oliva, la sardina, el peperoncino, las alcachofas, la pasta casera, la langosta y otros frutos de mar, el ossobuco…

Piensa que la gente que ha dejado de ir volverá. Porque las cosas son más complejas que acusar a un sitio de algo porque se mudó a determinado domicilio. Pareciera esperar que las cosas vuelvan a su cauce, en un país donde casi nada pareciera haber retomado la normalidad que alguna vez tuvo.

A medida que trascurren las horas, comienzan a llegar los clientes que han reservado al mediodía. Llegan militares con empresarios, asisten familias que celebran un cumpleaños. La ropa, las carteras, los zapatos impresionan. Cuestan fortunas.

No deja de ser paradójico en un momento tan crítico que ese hotel, ahorra bolivariano, ahora más “soberano’’ que nunca, contenga un restaurant y unos comensales que pueden gastar tanto dinero ostensiblemente.

***

En uno de los centros comerciales más conocidos de la isla de Margarita, Sambil, hay un local lateral a la estructura de los comercios llamado Green Martini. Es un bar exitoso, que en las noches puebla de camionetas Toyota blindadas color blanco el estacionamiento.

Es uno de los centros nocturnos más codiciados de la isla por los cadiveros (nombre acuñado por los negocios irregulares de Cadivi), los enchufados, los boliburgueses, en fin, gente que ha hecho y sigue haciendo negocios con el gobierno.

Me acompaña uno de los empresarios históricos de la isla. Observamos con cierto asombro el volumen de consumo de mesas (champaña, ginebra, whisky, ron) como si el país viviera una fiesta de abundancia ilimitada. Los tragos son caros, las botellas muy costosas, las cuentas suman cantidades de dólares imposibles de pagar para alguien que gana un salario medio o alto.

“Esta es una generación sin moral. Quieren hacer dinero a cualquier costo y no les importa si afuera la gente (pueden ser sus empleados) sufre una vida miserable. Es posible que mañana todo cambie y esto siga igual. El dinero no entiende de solidaridad’’, me dice este empresario que ha aceptado acompañarme sin demasiado entusiasmo, más como una gentileza con un visitante.

***

Quien visite Venezuela debe prepararse para enfrentar una realidad inexplicable. Más allá de la ética y la moral de cada quien, no deja de asombrar un contraste tan brutal, tan alejado de palabras en desuso como misericordia, piedad, compasión. El sufrimiento de muchos y la ostentación de pocos produce una realidad compleja, abismal, cercana a la desazón. Cada día que pasa la mano de Dios pareciera estar más lejos.

No dudo que en Venezuela, uno de los países petroleros más importantes del planeta, se consigan las mejores bebidas alcohólicas, los platos más sabrosos, apartamentos de 3 millones y 4 millones de dólares en zonas exclusivas, automóviles de alta gama (como gustan hablar los vendedores), las ropas más lujosas y extravagantes, los habanos más venerables del Caribe, viajes a paraísos en jets privados.

La publicidad que conmueve al mundo sobre la emergencia sanitaria y alimentaria, sobre la diáspora que desangra al país, convive con el derroche abrumador de un grupo privilegiado que tiene acceso a dólares baratos y los derrocha a mano suelta.

Que tantos millones de dólares que entran por concepto de venta de petróleo no sirvan para equiparar las cargas, que no permita la posibilidad de una salud para aliviar los males de todo el mundo, que no alimente a la gente como se debe, que mantenga a la población en un estado de secuestro cotidiano porque sus calles son peligrosas, abre el espacio para una reflexión mayor.

Venezuela dejó de ser un país cierto, para convertirse en una caricatura donde unos señores que hacen negocios turbios viven como jeques. Pueden hacerlo. Tienen todo al alcance de la mano. Son los frutos terrenales de la corrupción.

SERGIO DAHBAR

REVISTA DONJUAN

Democracia venezolana

Ha habido elecciones democráticas en Venezuela. Con 29 millones de habitantes, 21 millones de ellos con derecho a voto; aunque los datos varían según qué fuentes consultes, han votado el 31% de los electores, y ha ganado Nicolás Maduro con el 67% de los votos. Aproximadamente 4,5 millones de personas, el 15% de toda la población han elegido la nueva Asamblea Nacional y presidente a Nicolás Maduro.

Comparo esta votación con las que se hacían en España con Franco, que eran tan democráticas como estas de Maduro, con la diferencia que Franco obtenía más del 90% de los votos, lo que quiere decir que lo querían más entonces que a Maduro ahora.

Lo peor de todo no es errar, que todos lo hacemos alguna vez en nuestra vida; lo peor es persistir en el error. Y eso es lo que le pasa al Tonto de Babia, que ha resultado no ser tan tonto, porque de abogado de toca sin usar, ha pasado a tener unos signos externos de rico, supongo que propiciado por su agenda como expresidente del Gobierno de España.

Va mucho por Venezuela, y en esta ocasión como “observador imparcial” en las elecciones celebradas, no de forma oficial como representante de la Unión Europea ni de España, y ha salido diciendo que “Lo cierto es que va a haber un Gobierno, lo cierto es que va a haber una Asamblea y de una u otra manera se va a trabajar con esa realidad institucional”  y que “el régimen bolivariano debería ser reconocido por todos los países del mundo”.

Las dos caras de la moneda. Diosdado Cabello, “número dos” del régimen y presidente de la Asamblea Constituyente, defendió a Zapatero en su programa de televisión y atacó a Felipe González: “Felipe lo que quiere es un golpe de estado”.

Por el contrario, once miembros de la opositora Asamblea Nacional de Venezuela, liderados por Juan Guaidó, recuerdan al exjefe del Ejecutivo español que ellos son “la voz legítima del pueblo venezolano al que se le usurpó la democracia” mientras que Maduro representa “una dictadura cada día más decadente, abusiva y cruel” con la que él “está colaborando abiertamente”. “Para nosotros sólo es un aliado del usurpador que nos oprime, que nos persigue, que nos asesina”. Y se preguntan “¿Toleraría usted unas elecciones en España con PSOE, PP, Vox y Ciudadanos prohibidos o perseguidos?”. Y terminan con “Para nosotros la distinción verdadera está clara: es la que separa a los demócratas de los sátrapas. Lamentamos que usted se haya situado, ya sin ningún maquillaje, en la defensa de los segundos”.

Zapatero fue quien inició en España la demolición de la Transición y “resucitó” a muertos enterrados muchos años atrás, abriendo heridas que considerábamos cerradas. Alumnos aventajados, que han superado al maestro, son el presidente y vicepresidente del actual Gobierno de la nación quienes, inexplicablemente para los profanos, no alcanzamos a comprender por qué el trato de favor que se le dispensa a Maduro, a sus emisarios y al régimen bolivariano imperante en Venezuela, donde hay un salario mínimo mensual de 4,6 $USA al cambio oficial, después de dos ajustes salariales en lo que va de año.

Maduro se mantiene en el poder con la indispensable ayuda del Ejército, bien pagado y dotado por el régimen. Fue asesorado política y económicamente por personas que hoy forman la élite de Podemos y marcas desgajadas de ellos por luchas internas de mando, llegando alguno de ellos a decir: “”Qué envidia me dan [los españoles que viven en Venezuela], es muy interesante vivir en un país como éste, en el que se están produciendo bastantes cambios y transformaciones que pueden convertirse en un ejemplo democrático para los ciudadanos del sur de Europa”; los sanchistas mantienen magníficas relaciones con ellos y, lo peor de todo, personas que lo han vivido sobre el terreno en aquel maravilloso país, dicen, avisan y ponen en guardia a todo aquel que quiera oírlos, que la España actual es exactamente igual a como empezaron allí, haciéndose con el poder ejecutivo, legislativo, judicial, de los medios de comunicación, depurando el ejército y quedándose solo con los adictos, devaluando la moneda, asumiendo más y más deuda pública a pagar diferida en el tiempo con petróleo y haciendo a la población esclava de las subvenciones.

A veces la realidad supera a la ficción, por lo que los españoles no deberíamos olvidar la pregunta y la afirmación realizada a Zapatero por los miembros opositores venezolanos, de las que se dejan constancia en párrafos anteriores.

Golpe de estado legislativo

Analizando la realidad española del momento, supongo que a alguien se le habrá pasado por la cabeza prender fuego a las hemerotecas, las videotecas y los archivos de las diferentes televisiones.

Fue durante el año 2016 en Sevilla, en un mitin previo a las elecciones autonómicas andaluzas.  El ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, revelaba una conversación con Pablo Iglesias en la que éste le mostraba sus verdaderas intenciones si lograse el poder gubernamental en España.

Transcribo de forma textual las palabras del entonces líder de la oposición, Pedro Sánchez, aquellas por las que dijo que «No dormiría tranquilo con Podemos en el Gobierno»

«En estos seis meses, las pocas veces que he podido hablar con él, oye Pablo, ¿qué te parecería si recuperamos los convenios colectivos?; me parece fundamental, pero yo creo que es mucho más importante controlar a los jueces y a los fiscales, ¿no? Bueno, ¿qué te parece si recuperamos la universalidad de la salud pública?; bueno, eso es fundamental, pero ¿qué te parece si controlamos a los espías y a los policías? Eso es mucho más importante, ¿no? Bueno, y ¿qué te parece si reconocemos las becas como un derecho o defendemos a los autónomos como antes ha comentado Susana?; bueno, eso es fundamental, pero antes tendremos que controlar la radio televisión española.

Mirad, en política el orden de los factores sí altera el producto; yo no discuto que la gente de Podemos quieran recuperar muchos derechos y libertades robados por la derecha en estos últimos cuatro años, ¿cuál es el problema? Que antes de recuperar esos derechos, siempre va a anteponer otras cosas, como es el control de los jueces, de los policías, de los fiscales, de los espías y el derecho a la autodeterminación de Galicia, de Cataluña y del País Vasco, eso es lo que siempre va a anteponer».

Hoy son sus socios de gobierno y, uno a uno, se están cumpliendo todos los puntos de los que entonces alertaba Pedro Sánchez. Está claro, al menos para mí, que la carreta que marcha por la calzada romana de Hispania, está tirada por una yunta de bueyes, uno marxista y otro leninista, unidos por un yugo cornal que les obliga a caminar al unísono, uno junto a otro, siempre parejos.

El golpe de estado legislativo del frentepopulismo, avanza a marchas forzadas, ya sin esconderse y sin nadie que sepa y pueda pararlo.

Como todavía aguanta la monarquía y parte de la judicatura, para nombrar nuevos miembros del Consejo General del Poder Judicial, PSOE y Podemos han optado por registrar una Proposición de Ley Orgánica en el Congreso con el objetivo de rebajar la mayoría de tres quintos, necesaria actualmente para renovar el CGPJ, activando la elección por mayoría absoluta en 48 horas en caso de que no fuera posible la cualificada en primera votación.

Nada se resiste a sus objetivos finales, y la situación judicial actual de Podemos y de alguno de sus líderes, se va a sustanciar en ese CGPJ, así como la posibilidad de ilegalizar a VOX y tener mayoría reforzada en el Congreso, para lo que cambian las leyes a su antojo, ninguneando a la oposición política, entre otras cosas, porque no les importa nada ni el fondo ni las formas, y porque el Sr. Casado, aunque no tenga nada que ver con esa “máquina de corrupción” que ha dicho el TS, – si hablaran algunos funcionarios públicos, empresarios y directivos de banco no se salvaría ni el Gato Montés – es un líder sin consolidar, sin experiencia empresarial, sin contactos internacionales, sin solidez ni entre los suyos y sin ningún rigor en mantener un programa político que no se sabe muy bien el lugar exacto que ocupa, queriendo quedar bien con Dios y con el diablo, mediatizado por otros compañeros de partido que nadan entre dos aguas pendientes de cómo vendrán las olas en el futuro.

Volviendo al retorcimiento de las leyes, con esta proposición, el PSOE y Podemos evitan tener que pedir los informes de órganos consultivos que se exigen en los anteproyectos de ley que tramita el Consejo de Ministros. En este caso, evitarán pedir informes al Consejo de Estado, al Consejo Fiscal y al propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pedro Sánchez, en su sociedad distópica y culmen de su variante más perversa, retuerce una vez más las palabras, hechos y no palabras contradicen el espíritu negociador que proclama el Gobierno, menospreciando a la mitad de los ciudadanos de España que en teoría están representados por los tres partidos de la oposición, que solo miran quien tiene más o menos intensidad en el azul que los distingue del rojo carmesí de marxistas, comunistas y secesionistas, y al ver cómo ha reaccionado la Unión Europea, se ofrece ahora a negociar con el Partido Popular, pero sin mover su posición de nombrar Magistrados cercanos a Podemos.

El sistema que se está utilizando es calcado al de Maduro en Venezuela, nombrando a dedo a Diosdado Cabello como presidente de la Asamblea Nacional Constituyente porque “necesitamos un nuevo embrión del cambio del Poder Judicial en la justicia” para que “asuma y nombre una alta comisión para hacer una reforma profunda de todas las estructuras del Poder Judicial en Venezuela”.

Bakunin, del que nadie puede poner en duda que era ateo, ácrata, materialista y socialista revolucionario, dejó escrito: “El pueblo, desgraciadamente, es todavía muy ignorante; y es mantenido en su ignorancia por los esfuerzos sistemáticos de todos los gobiernos, que consideran esa ignorancia, no sin razón, como una de las condiciones más esenciales de su propia potencia”.

¿Dónde están aquellos que hicieron la Transición y evitaron un nuevo desencuentro nacional? ¿Dónde están las izquierdas democráticas que contribuyeron decisivamente a la Transición? ¿Qué tienen que taparse mutuamente el sanchismo marxista del PSOE y el leninismo de Podemos? ¿Cuál es el móvil por el que el PSOE ha vuelto a su ideario de los años treinta del siglo pasado, al marxismo impuesto por Pedro Sánchez? ¿Cuál es el móvil por el que cierra (prieta) las filas con Podemos, no permitiendo se investiguen los temas por los que está (o estaba) señalado Pablo Iglesias? ¿Cuál es el móvil por el que el Pedro Sánchez está aceptando todo aquello que criticaba de Podemos? ¿Es verdad que algún importante político tiene una mina de oro en Venezuela? ¿Es verdad que las “cajas de solidaridad” de ciertos partidos políticos son “cajas de dinero negro” con las que comprar algunos personajes? ¿Por qué la Fiscalía retiene diez meses la petición de declaración de Pablo Iglesias en un país hispanoamericano? ¿Qué tiene que ver la presunta financiación de ¿un? partido político con dinero origen en diversos países también hispanoamericanos? ¿Qué se está ocultando a los españoles, que estamos próximos al final del periodo democrático que más ha durado en la historia de España? ¿Qué opinan quienes tienen que guardar y hacer guardar la Constitución?

El gobierno actual, que iba a modernizar España, acabar con la corrupción, con el hambre (¿recuerdan el IMV de Pablo Iglesias?) y ser ejemplo de transparencia, está aprovechando las circunstancias de la pandemia por coronavirus para acabar con el estado de bienestar que había antes de su llegada al poder, para llevarnos a la ruina económica y financiera, incluidos bancos, que va a desembocar en un rescate “a la griega”, con rebajas de salarios, pensiones y servicios públicos, para desmembrar la nación e implantar una dictadura, no del proletariado, que ya no hay proles, sino de asamblea universitaria a mano alzada, una forma excluyente de quien no piense, sienta y actúe como ellos.

Recomendaciones desde Venezuela

En España, cada día nos levantamos con alguna nueva sorpresa por parte de nuestros políticos. La situación sanchista-comunista actual tiene sus orígenes en el expresidente Zapatero y los últimos ocho votos masones que le eligieron Secretario General de su partido. A partir de ahí, se acabó la tranquilidad, se resucitaron viejos odios y horrores, volvieron posiciones guerracivilistas y se acabó la Transición, que creíamos modélica, que realizaron los nacidos a partir del año cuarenta del siglo pasado, sin que en el periodo en el que gobernó el Partido Popular de Mariano Rajoy ni siquiera se intentara modificar lo mal hecho por su antecesor socialista.

El Gobierno, en un informe remitido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha reconocido su estrecha relación con el régimen de Maduro del que recibe indicaciones sobre el procés. Nada nuevo bajo el Sol, pero ahora está puesto por escrito y ante la ONU. El Gobierno de Sánchez e Iglesias recibe recomendaciones sobre cuestiones políticas del régimen de Maduro y además, las da por buenas, como en el caso de Cataluña. De hecho, en las respuestas y observaciones del Ejecutivo en relación con el examen periódico universal (EPU) al que España se sometió el pasado mes de enero en Ginebra queda patente que el Gobierno acepta la recomendación de Venezuela de “iniciar un diálogo constructivo con el pueblo catalán y sus instituciones”. Esdiario del 18-07-2020.

Casi al mismo tiempo, en una intervención en el Foro Nueva Economía, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero considera que, para encontrar una solución a la crisis en Venezuela, “hay que aceptar que el chavismo es una realidad política”, aunque “hay una parte de la oposición a la que le cuesta aceptarlo, y que “cualquier salida que se pueda producir, que tiene que ser electoral y democrática, debe partir de esa idea”. Zapatero ha reconocido sus diferencias de opinión sobre Venezuela con su antecesor en el cargo Felipe González, y ha defendido que la diferencia es que él ha viajado al país “casi 40 veces” en los últimos años y conoce a fondo su historia reciente. Vozpopuli del 14-07-2020.

 

 

¿Qué tendrá Venezuela y el chavismo con el PSOE y Podemos? No solamente callan la situación descrita en mi artículo del pasado viernes 17 de julio titulado QUÉ ENVIDIA DE VENEZUELA, sino que apoyan a Maduro, al socialismo chavista de hambre, miseria y pobreza, a la dictadura de elecciones amañadas desde el poder, que cercena la oposición y la libertad de ese país.

Rumores hay de todo tipo sobre esa ¿interesada? amistad, y sobre las incidencias habidas en torno a diplomáticos y políticos venezolanos, la más sonada la visita de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, recibida por el ministro español Ábalos, en el aeropuerto de Madrid-Adolfo Suarez, en tránsito a Turquía. ¿Conocen ustedes Estambul y sus joyerías de alto lujo, o el Gran Bazar? Allí se puede encontrar todo el oro que uno pueda imaginar, de 14, 18, 22 o 24 kilates, sin que quepa el regateo habitual de cualquier otro de los miles de productos que se venden, porque es mundialmente conocido que en ese país se funde el oro procedente de todas las partes del mundo.

Qué bien vivíamos cuando solo había un tonto en cada pueblo de España.

 

Qué envidia de Venezuela

Las hemerotecas se han convertido en el mayor enemigo de los políticos, sobre todo de aquellos que dicen una cosa y la contraria, que cambian de opinión cada día, que tienen la mentira por conversación habitual, o de los que muestran su verdadera cara en un determinado momento y luego tratan de ocultarlo porque es contrario a sus intereses particulares. Entrevista a Pablo Iglesias en VTV (Televisión Venezolana) el 28-07-2014 en la que se declara marxista ateo y dice, textualmente: “Es antidemocrático que los medios de comunicación estén en manos de los poderosos” … “Venezuela es una de las democracias más consolidadas del mundo” … “Qué envidia me dan porque es muy interesante vivir en un país como este en el que se están produciendo tantos cambios y tantas transformaciones que pueden convertirse en un ejemplo democrático para los ciudadanos del sur de Europa” … “Es crucial que lo que pasa en Venezuela se conozca en Europa”. A eso vamos:

 

 

Como es bueno tener amigos, aunque sea en el infierno, la información y datos que siguen a continuación son de absoluta fiabilidad y me llega desde Venezuela y Perú, aunque ya ha habido algunos medios de comunicación españoles que se han ocupado de ello.

La semana pasada se ha publicado la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la Población Venezolana (ENCOVI), realizada por las universidades Católica Andrés Bello (UCAB), la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolívar (USB), presentaron los resultados 2019-2020. Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, es ahora el más pobre de la región.

El estudio encuestó 9.932 hogares de todo el país entre noviembre de 2019 y marzo de 2020. Para medir la pobreza de ingresos, la ENCOVI contempla que los venezolanos que no consumen 2.200 calorías diarias de una canasta de alimentos básicos, son pobres extremos. Quienes logran ingerir estas calorías, pero no pueden costear servicios esenciales como luz eléctrica y transporte, son pobres. De acuerdo a ese criterio, el 79,3% de los venezolanos están sumergidos en pobreza extrema y el 96,2% son pobres, al cierre de 2019. Luis Pedro España, sociólogo e investigador de la UCAB, precisa que “el aumento de la pobreza se debe a la caída de la economía. Entre 2013 y 2019 el PIB se redujo 70%, entonces no hay riqueza para repartir, no hay bienestar para disfrutar”.

El deterioro en la calidad de vida se manifiesta en la mortalidad infantil. Las proyecciones del INE, elaboradas con base al Censo de 2011, señalaban que en 2020 este indicador se ubicaría en 12 fallecidos por cada mil nacidos, pero la ENCOVI determina que es de 26 fallecidos por cada mil nacimientos.

Venezuela alcanzó los niveles de los países más empobrecidos del mundo y con mayor inestabilidad política. En la actualidad ocupa el segundo lugar, detrás de Nigeria, en cuanto a pobreza y a desigualdad.

La situación en el país suramericano es tan grave que para cubrir la canasta alimentaria en un hogar se necesitan al menos dos dólares al día. Sin embargo, este es el salario mínimo en el país. El ingreso de los venezolanos es de 0,72 dólares al día.

Datos más significativos:

  • Venezuela solo está detrás de Nigeria en materia de pobreza y desigualdad.
  • La pobreza multidimensional pasó de 51% en 2018 a 64,8% en 2019.
  • 96,3% de los hogares son pobres desde el punto de vista de ingreso
  • 79,3% de la población no tiene cómo cubrir la canasta de alimentos.
  • 70% de los hogares reportan inseguridad alimentaria grave y moderada.
  • Solo 3% de los hogares no tiene ningún tipo de inseguridad alimentaria.
  • Ningún estrato social llega al requerimiento de 51 gramos de proteína al día.
  • El consumo nacional promedio de proteínas es sólo el 34,3% del requerido.
  • 30% de los niños registran desnutrición crónica.
  • 166 mil menores de 5 años está en estado de desnutrición.
  • Tasa de mortalidad infantil es de 26 por 1000 habitantes. Venezuela regresa a números de 1985 y 1990
  • 44% de la población está en inactividad económica.
  • Los asalariados del sector público y privado han disminuido y ha crecido el número de personas que generan ingresos por cuenta propia
  • Población bajó a 28 millones a raíz de la migración.
  • En los últimos tres años migraron 2,3 millones de venezolanos.
  • 1,6 millones de hogares reporta migrantes.
  • Entre 15 y 29 años está la mayoría de la población migrante y creciendo la de 30 a 40 años, que sale en búsqueda de oportunidades.
  • 19% de los hogares reportan que al menos un miembro de la familia ha emigrado.
  • Casi 4 millones de niños están en situación de vulnerabilidad, y no tienen garantía en su derecho a la educación.
  • Los jóvenes abandonan las aulas de clases para trabajar y generar ingresos.
  • Ha caído a 15% la cantidad de estudiantes en el sector privado de la educación
  • 60% de la población escolarizada es la que consigue asistir a clases.
  • Solo 28% de los estudiantes recibe el beneficio del Plan de Alimentación Escolar (PAE) todos los días. 74% dice que solo recibe el almuerzo.
  • Más de la mitad de la población más pobre no completa la educación secundaria.
  • La cobertura universitaria se redujo a la mitad.

Que nadie se llame a engaño, este es el resultado de lo que los dirigentes de Podemos asesoraron a Venezuela, y si pudieran, lo que tienen previsto para España, con un colaborador necesario que se llama Pedro Sánchez. Es aún peor, Podemos propone dar la nacionalidad a todos los inmigrantes, legales e ilegales, justificándolo con datos “a fecha de 31 de diciembre de 2019, España contaba con una población extranjera no comunitaria de 2.228.314 personas, a las que hay que sumar las que no tienen documentación para permanecer en nuestro país, que se estiman en medio millón aproximadamente (600.000 en estos momentos), y alrededor de cien mil solicitantes de protección internacional, pendientes de la resolución de su expediente”, que pasarían a ser españoles de pleno derecho, con derecho a voto y subvenciones perpetuas a cuenta del erario público, o sea, de todos los ciudadanos que trabajan, cotizan a la Seguridad Social y pagan impuestos.

Quienes han vivido allí y conocen el proceso de primera mano, no se cansan de decir que las palabras y neologismos que actualmente se utilizan en España, son las mismas que se usaron en el principio de la revolución bolivariana, “naturalizando” sus intereses, copia castrista del todo gratis, que siempre lo pagan otros, y que acaba en la pobreza y miseria general. En España tropezamos más de una vez en la misma piedra y, cuando nos demos cuenta, será tarde.

 

 

El PSOE defiende a Franco

Cuando alguien mantiene una disputa, la que sea, con un contrario que cada vez se muestra más débil, ese alguien se crece y golpea hasta que lo deja K-O, fuera de combate. Nuestro presidente Pedro Sánchez es frágil, políticamente hablando, porque el pueblo español le dio una mínima mayoría en su momento, y para satisfacer su ego y desmedida ambición, antepuso su codiciado sillón en la Moncloa al interés general del país. En otras palabras, tuvo que pagar un alto precio por ello, aliándose con todos estos personajes que figuran en la fotografía que se incluye a continuación, y que no califico porque todo el mundo tiene derecho a vivir, aunque alguno de ellos haya estado muy en contacto con asesinos, en el más amplio sentido de la palabra.

 

 

El presidente de la Generalitat catalana, reclama a Pedro Sánchez 13.000 mil millones de euros, 9.000 de ellos por “deudas históricas acumuladas”, y los otros 4.000 por los “gastos extraordinarios” por la crisis del coronavirus. Junto a ello, otros 500 millones de euros para financiar el déficit que provocará la crisis sanitaria al transporte público.

Y exige el derecho de autodeterminación en la reunión telemática de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez, además de la recuperación de las competencias para liderar la desescalada en Cataluña.

Ni que decir tiene que si no se les da lo que piden, no votarán a favor de las propuestas del Gobierno en el Parlamento y, si llegara el momento, dejarían que cayera. Mentira. Bocachanclas. Saben que nunca podrán hacer eso, pues un gobierno de concentración de la derecha, o de concentración nacional PSOE-PP, no consentirían los abusos, la insolidaridad ni la situación de guerra de guerrillas que ha habido, y vuelto a haber, en Cataluña. Ayer mismo, domingo 24 de mayo, “personas desconocidas” arrojaron artefactos incendiarios contra Correos, Hacienda y una sede del Partido Socialista Catalán en Barcelona.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha cesado al jefe de la Guardia Civil en Madrid, el coronel Pérez de los Cobos, hombre que fue de absoluta confianza del fallecido Pérez Rubalcaba, por desacuerdo con la investigación que su unidad estaba realizando sobre las manifestaciones del 8-M en Madrid y el papel que desempeñó el delegado del Gobierno y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, por haber permitido que se organizasen esos actos.

En su anterior destino en Cataluña, la declaración de Pérez de los Cobos fue clave para las condenas de los líderes del “procés” y siempre defendió que Trapero había desarrollado un despliegue para aquel día, que en realidad era una estafa con el objetivo de que se celebrase el referéndum.

 

 

La magistrada Carmen Rodríguez-Medel comenzó a investigar lo ocurrido en Madrid sobre las concentraciones y manifestaciones celebradas antes del 8-M, a instancia de un particular, el abogado Víctor Valladares, para lo que solicitó la colaboración de la Guardia Civil, que le hizo entrega directa de su informe. En función del mismo, la juez ha citado como imputado al delegado del Gobierno en Madrid, por un presunto delito de prevaricación administrativa en grado de omisión, por permitir las manifestaciones a pesar del riesgo de contagio que ya se conocía en aquella fecha.

Ahora falta ver qué hace la Fiscal General del Estado, si promueve la acusación pública de los fiscales en un tema que ha afectado a la totalidad de españoles, o si archiva o se abstiene en la causa correspondiente.

Toda esta historia, porque el PSOE defiende a Franco, a José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, y al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. A los míos, que no me los toquen.

Cada día lo tengo más claro, aquí no se admiten disidentes, aunque sean prestigiosos militares al que seguirían los hombres y mujeres a sus órdenes, incluso si tuvieran que escalar el Himalaya sin zapatos ni botas.

Otro de los socios de nuestro ínclito presidente, Pablo Iglesias, ha conseguido la aprobación del Salario Mínimo Vital, para lo que ha utilizado al ministro Escrivá, prestigioso profesional en la empresa privada, convertido en técnico servil: “El ingreso mínimo garantizará entre 461 y algo menos de 1.100€ al mes, con cargo a la Seguridad Social”

“A partir de los 461 euros para un hogar formado por un adulto, se aplicará una serie de coeficientes multiplicadores, en función del tipo de familia y del número de menores, con un añadido para los hogares monoparentales, que en un 80% son mujeres. No está cerrado, pero en el mayor de los casos el ingreso garantizado estará en todo caso por debajo del salario mínimo interprofesional, que ahora es de 950 euros por 14 pagas (1.108 euros si se reparte en 12 pagas). La garantía del IMV se situará así entre 461 y algo menos de 1.100 euros al mes”. (El Periódico) (Expansión)

Mejor hubiera sido establecer un Auxilio Social en el que a través de las muchas organizaciones de caridad existentes, se les facilitara desayuno, comida y cena a esas familias, asegurándose así la alimentación sana y suficiente para todas ellas. ¿Quién va a querer trabajar en este país, si va a ganar lo mismo sin dar un palo al agua en toda su vida? ¿Con cargo a la Seguridad Social pagada por todos los españoles que han cotizado desde que tenían pantalón corto? Y la mayoría, lo ha dicho el ministro, son inmigrantes ilegales, o sea, más votos cautivos.

Imaginemos un ejemplo: Una pareja de okupas, chico y chica; asaltan y se establecen en un chalet en la costa mediterránea; ella acusa a él de maltrato; resultado económico: Vivienda gratis; agua, luz, calefacción y aire acondicionado, gratis; diferentes ayudas autonómicas y estatales; Salario Mínimo Vital, familia de dos convivientes; ayuda por violencia de género a favor de la mujer; total, siguen viviendo juntos, todo gratis, e ingresan cerca de dos mil euros mensuales. Quienes conozcan la legislación vigente en materia de ayudas, sabrán que llevo razón. ¿Que pueden inspeccionarlos y rebajar esos importes? Sí, pero no es frecuente, se necesitarían miles de inspectores, que España no tiene para estos menesteres.

He trabajado muchos años en una empresa multinacional, con sucursales en todas las partes del mundo, entre ellos en Argentina, Bolivia, Cuba o Venezuela, de estos dos últimos países no se pueden repatriar los beneficios, que pasan a ser pérdidas cuando se convierten a dólares o euros por la devaluación constante de la moneda local, muchísimo más acusado en Venezuela. Estamos siguiendo el mismo camino, vamos despeñándonos, perdiendo sangre, desde el corazón al dedo gordo del pie izquierdo, dejando sin utilizar la inteligencia, porque la cabeza está más arriba y ya no se utiliza ni para llevar sombrero.

 

La ruta hacia el comunismo

Artículo publicado el 28-04-2020 por el periodista sevillano Francisco Rubiales

La ruta hacia el comunismo pasa por corromper a los generales y controlar los servicios de inteligencia

El desgraciado “asunto” del general Santiago, de la Guardia Civil, cuando dijo ante las cámaras de televisión que la benemérita vigilaba a los españoles para defender al gobierno, es un claro indicio de que Pedro Sánchez y los suyos están actuando en los cuarteles y en las fuerzas de seguridad para controlar el poder, cumpliendo así la hoja de ruta diseñada por el neocomunismo en el siglo XXI.

Fidel Castro, que fue uno de los diseñadores del renacer comunista en el siglo XXI, aprendió de la experiencia española que hay dos condiciones imprescindibles para que el comunismo tome el poder: el control de los servicios de inteligencia y la compra de los generales. Con esas dos premisas, las fuerzas armadas y de seguridad, que son la clave para la toma del poder por parte del comunismo, quedarían neutralizadas, en una primera etapa, para, posteriormente, ser incorporadas al núcleo del nuevo poder rojo.

Fidel Castro me dijo personalmente que España sería un país comunista tras la muerte de Franco. Estaba el dictador agonizando y me llamó para charlar sobre el tema, siendo yo corresponsal de la agencia EFE en la Habana. Me dijo “off the record” que España sería comunista tras la muerte de Franco porque los cuarteles habían sido infiltrados por el comunismo, sobre todo en los niveles de suboficiales, que son la clave. Yo le dijo que no me creía ese pronóstico y que lo que España deseaba es sumarse a las democracia ricas de Europa.

Después, la experiencia demostró que la apuesta comunista fracasó y entonces Fidel y sus pensadores cambiaron de rumbo y apostaron, en adelante, por el control de los generales y de los servicios de inteligencia, como forma infalible para neutralizar a las fuerzas armadas y para que el comunismo renacido tome el poder.

La nueva estrategia de corromper al generalato funcionó perfectamente en Venezuela, que hoy es un país en manos del comunismo bolivariano, gracias a las fuerzas armadas y a la inteligencia militar, esta última infiltrada y controlada por los cubanos.

 

 

La ruta hacia el comunismo pasa por corromper a los generales y controlar los servicios de inteligencia.

No tenemos pruebas de que los comunistas estén aplicando esa receta en España, pero hay indicios claros. Dos de ellos son recientes y muy indicativos: el primero el la obsesión del comunista Pablo Iglesias por controlar el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), donde ya ha puesto su zarpa, y el segundo ocurrió el domingo 19 de abril, cuando el general Santiago, de la Guardia Civil, cometió el error o la indiscreción de afirmar que el instituto armado de la Benemérita estaba trabajando para defender al gobierno de Sánchez frente a los ataques de la opinión pública, toda una locura anticonstitucional impropia de un general en un país democrático, si es que España puede seguir considerándose una democracia, aunque sea imperfecta.

Hay otros muchos indicios de que España avanza hacia Venezuela, siguiendo al pie de la letra la hoja de ruta del comunismo del siglo XXI, ideado para lavar el rostro manchado de sangre del viejo comunismo soviético, derrotado por su propio pueblo cuando el Muro de Berlín fue derribado y la poderosa Unión Soviética se disolvió como un azucarillo.

La imagen de un país recluido en sus hogares, dependiendo por entero del Estado y dando zancadas hacia la ruina económica parece una fotocopia de lo que los comunistas sueñan para tomar el poder. Si ese país, además, avanza hacia la censura, purga a los periodistas libres, califica de “bulo” y persigue toda crítica a su gestión, somete a la Justicia nombrando una Fiscal General con lealtad al partido, si se miente y se falsean los datos, si se atiborra el país de propaganda y confusión y si se siembran miedos y amenazas a diestro y siniestro, incluyendo la de confiscar el dinero y los bienes privados si el Estado los necesita, entonces tenemos algo más que una amenaza y se percibe el avance cauteloso hacia esa “gran cárcel roja”, que es la meta final del comunismo.

En Venezuela se puso a prueba con un éxito espectacular la estrategia de conquista del poder ideada por los estrategas comunistas. Cuando el coronel Hugo Chaves fue ganado para la causa, Fidel le dijo que perder el poder cuando se había ganado es propio de “huevones y remamahuevos” y que eso no podía ocurrir en Venezuela. A partir de entonces Chaves aplicó la receta: corrompió a los generales, con lo que controló al Ejército, al que entregó oro y empresas para que vivieran en la abundancia y el lujo; infiltró y controló los servicios de inteligencia; arruinó la economía para que no quedara otro poder económico fuerte que el del Estado; aterrorizó a la ciudadanía para que sintiera la necesidad de ser socorrida desde el Estado; aplastó a la oposición hasta aterrorizarla; reformó las leyes y la misma Constitución para que el poder nunca se escapara y empezó a gobernar beneficiando a los amigos y aplastando a los enemigos.

Esa es la receta diseñada y la pregunta clave es si es posible aplicarla en España, un país miembro de la Unión Europea y de la OTAN con una Constitución y un Estado de derecho ideados para funcionar en la democracia. Algunos ilusos creen que Europa y la OTAN no van a permitir la violación de las leyes en España y la esclavitud comunista de su pueblo, pero e equivocan, como se equivocaron los cubanos y los venezolanos que creyeron que Estados Unidos no permitiría la existencia de una tiranía en su patrio trasero. No sólo lo permitió sino que utilizó los ejemplos de Cuba y Venezuela para que otros países tentados a seguir su ruta supieran que ese camino conduce al dolor, a la ruina y a la esclavitud.

Ninguno de los millones de teóricos demócratas españoles creíamos que un gobierno con vicepresidente comunista pudiera gobernar España y que el PSOE, un partido teóricamente constitucional, no sólo soportarÍa esa situación sino que la patrocinaría con entusiasmo, aliado también con pro terroristas, independentistas, golpistas y partidos que odian a España.

La realidad es a veces terrible y a España le ha tocado el peor gobierno, con la peor gente, en el peor momento de su Historia moderna, lo que deja al pueblo español como único valladar defensivo para evitar que nos devoren y conviertan a nuestros hijos y nietos en esclavos permanentes al servicio del Estado opresor.

 

La presión de la máquina

Cataluña va a aprobar sus nuevos Presupuestos Generales, y Quim Torra, y su Gobierno, se niega a recortar partidas de evidente acento independentista para crear un “fondo con el que paliar los efectos del Covid-19 y favorecer la reactivación económica, el rescate del sector productivo y hacer frente a la emergencia social por el coronavirus” que ha propuesto Ciudadanos.

Han bloqueado la propuesta en la Mesa del Parlament, no permitiendo la tramitación de enmiendas porque la financiación de ese fondo sería a través de “suprimir el Diplocat, las embajadas y las entidades del sector público de la Generalitat que participaron en la comisión de los delitos de sedición y malversación (Cesicat o CTTI), según lo probado por el Tribunal Supremo en la sentencia del 1-O”; eliminar las subvenciones directas a entidades independentistas como Òmnium Cultural, la Plataforma Pro Seleccions Catalanes o la Plataforma per la Llengua por “constituir un gasto superfluo en la actual situación de crisis”; “reducir un 50% el gasto de TV3 en contratación de productoras y de mantenimiento de corresponsalías en el marco de la redistribución del gasto público a las inaplazables necesidades presupuestarias para afrontar la protección de la salud”; o la “suspensión del salario de comisionados del Parlament investigados por delitos de corrupción, como el Síndic de Greuges, Rafael Ribó”.

En Euskadi, en la subvencionada televisión vasca ETB-2, con motivo del homenaje a los difuntos por el coronavirus en el cierre del Palacio de Hielo de Madrid como tanatorio que alojó más de mil cadáveres, el presentador Xabier Lapitz, ha dicho: “Podría ser la alineación de hockey, ¿no? Es un palacio de hielo que ha sido, por desgracia, un almacén de muertos. ¿Hace falta esto para la clausura de una instalación excepcional? ¿El himno, los militares, la ministra de Defensa, la que llevaba la cuenta del perro de Esperanza Aguirre?”. Desde luego, no ha dicho nada de los dos obreros muertos hace ya más de dos meses y sepultados entre la basura en Vizcaya, aún sin rescatar.

A la vez, el periodista podemita Fonsi Loaiza desea la muerte de las infantas Leonor y Sofía en un twitter pidiendo que pasen por la guillotina. Para ese mensaje no existe eso que el Gobierno nos ha vendido como “evitar bulos inventados por los fachas”, claro, este es de los suyos.

Aprovechando que tenemos un Presidente del Gobierno, y un Gobierno en sí, absolutamente inconsistente, sin reconocimiento internacional, débil en su composición y errado en su toma de decisiones, se están juntando una serie de problemas que es un polvorín, custodiado por dos soldados de guardia que si uno de los dos se volviera loco, borracho, drogado o tonto, podría saltar por los aires en cualquier momento.

España muere, miles de fallecidos por el coronavirus y millones de ciudadanos por miedo sanitario y político, que va cercenando su libertad y la democracia que tanto nos costó conseguir, leones españoles convertidos en borregos por unos lobos disfrazados de corderos.

  • Con la renta mínima os hacemos dependientes
  • Con el control sobre vuestros hijos os hacemos adictos
  • Con el aprobado general os hacemos ignorantes
  • Con la compra de los medios de comunicación os hacemos manipulables
  • Con “nuestra” verdad os olvidáis de pensar
  • Con la manipulación de vuestros aplausos hacemos que no protestéis
  • Con los Decretos Leyes seguiremos perpetuados en el poder
  • Con el BOE vamos erosionando el estado de derecho
  • Con la ocultación del dolor os hacemos ausentes insensibles de la realidad
  • Con el paso del tiempo os haremos olvidar que existió la pandemia
  • Con el confinamiento sin horizonte os hacemos cautivos
  • Con la crisis financiera controlaremos las empresas
  • Con el control de las empresas, las nacionalizaremos
  • Con la nacionalización de las empresas, controlaremos a los trabajadores
  • Con el control de los trabajadores, volveremos a la primera línea, os haremos dependientes.

 

 

Cada vez estamos dando más presión a la máquina de vapor que lleva el tren España a través de Europa y del mundo. Esperemos que no reviente porque estamos siguiendo la misma vía que en su momento condujo a Venezuela, a más velocidad y con el agravante que aquí hay más curvas que atravesar, deuda pública del 115% del PIB, millones de parados, autonomías, independencias, nos comen fronteras por mar, quieren guillotinar la monarquía, el Gobierno se permite disentir de la Justicia diciendo que es libertad de expresión, pero no aplica el mismo rasero si alguien discrepa de “su” verdad, y hasta hay quien pretende que salgamos de la Unión Europea y del euro, lo que supondría una tremenda devaluación de nuestra nueva peseta, como se hizo en Venezuela, que arruinaría a todos, empezando por los mayores de sesenta años y terminando por los jóvenes que se fueran incorporando al trabajo, que vivirían en la miseria para el resto de sus días, pendientes de las subvenciones perpetuas en empresas nacionalizadas, sin trabajo ni remuneración de la sociedad de consumo, sin vacaciones, sin aire acondicionado y sin que se vislumbre ningún fresco general que airee el clima y mantenga la ecología autóctona, por aquello del cambio climático y el aumento de la temperatura.

 

 

 

 

Así empezó en Venezuela

Isabel Serra Sánchez (Isa Serra) tiene treinta años, anticapitalista, diputada y portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid.

 

 

Por los incidentes ocurridos en enero 2014 con motivo de un lanzamiento por desahucio en Madrid, entre los integrantes de la plataforma “Stop Desahucios” y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que se hallaban formando el dispositivo de seguridad, en julio de 2019 se anunció que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid investigaba a Isa Serra por el supuesto delito de desórdenes públicos acontecidos en ese lanzamiento del año 2014.

Ahora, el 22 de abril de 2020 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) la condena a una multa de 2.400 euros y 19 meses de inhabilitación para “el derecho al sufragio pasivo” al margen de la condena de prisión, que en principio no implicara el ingreso en la cárcel, y le absuelve del delito de desórdenes públicos. Entre otras cosas, la sentencia dice:

“La acusada, integrándose en los grupos de personas, pues unas veces se encontraba en uno de los cordones y otras veces en el otro, que increpaban, insultaban y acosaban a los agentes, profirió insultos dirigidos a los agentes en general, así como en particular a una agente de Policía Municipal, diciéndole: ‘Eres cocainómana’, ‘mala madre, hija de puta, con todo lo que hemos luchado las mujeres, contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros’. A otra agente de Policía le dirigió frases como: ‘Hija de puta, puta, zorra; que te follas a todos los policías municipales’. ‘Vergüenza, si fuera tu hijo tendría que cogerte un arma y pegarte un tiro’.

Desde prácticamente el día de su fundación como Partido Político, vengo escribiendo sobre Podemos y sus verdaderas intenciones de implantar el chavismo-comunismo en España. Lo que sigue a continuación son las reacciones de sus principales líderes:

Pablo Iglesias: “Las sentencias se acatan (y en este caso se recurren) pero me invade una enorme sensación de injusticia. En España mucha gente siente que corruptos muy poderosos quedan impunes gracias a sus privilegios y contactos, mientras se condena a quien protestó por un desahucio vergonzoso”. Al día siguiente vuelve a hacer unas declaraciones en las que ataca al CGPJ. Estamos hablando del Vicepresidente del Gobierno.

Irene Montero: “Isa Serra ayudó a parar un desahucio de una persona con discapacidad. Actuó en defensa de los Derechos Humanos y del Art.47 de la Constitución, que protege el derecho a la vivienda. Ni Isa ni ninguna persona que en España luche contra las injusticias estaréis solas. Somos más”.

Pablo Echenique: “El TSJ de Madrid ha condenado sin pruebas a @isaserras por manifestarse pacíficamente para intentar parar un desahucio de una persona con discapacidad. Obviamente recurriremos, pero yo pensaba que los jueces estaban para impartir justicia. Qué vergüenza”.

Conclusión:  Una nueva decepción con una persona que, hasta que ha sido nombrada ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, era un magnífico profesional, que ha callado y “acepta con agrado cuantas indicaciones se le formulan” por parte del Dúo Diabólico que nos gobierna.  Según Podemos, la justicia es injusta, cuando son a ellos a los que se le juzgan, sobre todo, si son declarados culpables. Y no sienten ningún pudor en repetir una y mil veces una mentira hasta que el pueblo, sordo, mudo y esclavo subvencionado, acaba por creerse que el dinero cae del cielo y que algún día van a tener una casa y una piscina como la de Pablo Iglesias. Lo peor de todo es que se está repitiendo, casi de forma textual, la forma en la que empezó la dictadura venezolana.