Tag Archive | irene montero

Empiezan los tiros verbales

En marzo de este año, cuando era el único optante a sustituir a Pablo Casado como líder y presidente del Partido Popular, escribía yo sobre Núñez Feijóo que las personas procedentes de la dirección de las comunidades autónomas, de todos los signos y condiciones, están muy marcadas por su pasado, los íntimos amigos desde la infancia, las mujeres van a la misma peluquería, coinciden en bares y restaurantes, en entregas de trofeos, obras de teatro y fiestas de cumpleaños de los hijos, en gustos, vacaciones e incluso en fotografías y reportajes que, de cuando en cuando, se vuelven en contra de los protagonistas, en historias financieras que algún día alguien sacará a la luz …/…

No es que yo sea más listo que nadie, pero sí vengo analizando desde hace años el panorama político español y la vida, milagros y mentiras perpetuas de gran parte de los que nos gobiernan, tanto del poder como de la oposición.

El mayor felón, indigno, mentiroso y desleal político, posiblemente en la historia de España y, sin lugar a duda, desde el año 1950 hasta ahora, es Pedro Sánchez, del que voy a obviar cualquier comentario pues  ahí están las hemerotecas, de todas las ideas, signos y colores, para que pueda comprobarlo quién quiera.

Una de las personas salidas de la nada más absoluta es Irene Montero, ministra de Igualdad, claro ejemplo de la Generación de Cristal, afiliada a las Juventudes Comunistas desde los 15 años, se unió a Podemos desde la PAH – Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Comunista de puño en alto y tuiteadora de “los Borbones, a los tiburones”, su experiencia profesional, según indica el Portal de Transparencia de Podemos, trabajó durante un año en 2010 en la empresa Saturn, una marca de electrodomésticos, en labores de nula importancia empresarial.

Fue pareja sentimental de Pablo Iglesias Turrión, con quien tiene tres hijos y que fue el que dijo que “un representante público tiene que dar ejemplo, no puede viajar en business cuando la gente normal viaja en metro”. Ambos son el ejemplo perfecto de la igualdad que pregonaban de todos los ciudadanos, principalmente de los pobres a quienes decían defender, comunistas que quieren tener su sueldo y vivir dónde vive ella, convertida en “casta” contra la que decía luchar en sus inicios.

En contra de lo que venía manteniendo cuando era pobre comunista, se ha montado un viaje a Nueva York con tres “compis”: Isabel Serra (condenada por sentencia firme y por tanto con antecedentes policiales, sueldo de 65.000 euros anuales), Ángela Rodríguez (secretaria de Estado de Igualdad, con un sueldo anual de 120.000 euros y denunciada en el año 2016 por llamar “puta coja” a la entonces líder de Podemos en Galicia) y Lidia Rubio (su jefa de gabinete, sueldo de 90.000 euros anuales), acompañadas del correspondiente servicio y escoltas, que diversas fuentes calculan ha costado 120.000 euros, cuando si hubieran viajado en ruta comercial, en clase turista, el importe no hubiera llegado a los 10.000 euros, mientras Europa se prepara para una recesión de impredecibles consecuencias, en la que -marcha atrás- declara con el calificativo de “verde” al gas y a la energía nuclear y Alemania, que es el verdadero líder europeo, vuelve a utilizar el carbón, eso sí, con cuidado de que no arda mucho.

Vilipendiada y censurada por la oposición, Irene Montero ha declarado: «No me van a encontrar nunca en un yate con un narcotraficante, eso quizá al señor Feijoo sí le deberían preguntar».

Han empezado los tiros verbales ante quien, previsiblemente, va a coger en quiebra técnica la presidencia del Gobierno de España, entre otras cosas porque la causa principal por la que los gobiernos pierden las elecciones es el caos económico, que los ciudadanos más adictos aguantan hasta que empiezan a faltar los elementos fundamentales de subsistencia. Y yo creo que es tan grande la que hay montada en estos momentos que es el mismo sanchismo quien quiere apartarse y que sean otros quienes tomen las drásticas decisiones financieras que se requieren para salir de esta crisis, que se intenta enmascarar bajo el enfrentamiento ruso-ucraniano cuando, además, es el gasto improductivo que fomenta el propio Gobierno para mantenerse en el poder.

No nos extrañemos que, a partir de ahora, vayan apareciendo frases sueltas al principio, párrafos más largos después, y documentos y dosieres de todo y por todo, contra todos. Es el síndrome político español: yo no arreglo nada, pero tú eres más feo que yo.

Antonio CAMPOS

Publicado en https://www.eldiestro.es/2022/07/empiezan-los-tiros-verbales/

Tener amigos, aunque sea en el infierno

El Gobierno ha indultado a MARÍA SEVILLA, mujer condenada por el secuestro de su propio hijo durante más de dos años y medio, aislado en una comunidad extremista religiosa en la provincia de Cuenca, sin escolarizar, tras conocer que varias sentencias otorgaban la custodia del menor al padre, tras el divorcio de ambos, al que acusó de abusos sexuales al niño y por los que éste –hasta en seis ocasiones diferentes– quedó libre de toda sospecha.

María Sevilla fue presidenta de la Asociación Infancia Libre, asociación sin ánimo de lucro que asesora y colabora con Podemos en la lucha, supuestamente, a favor de la protección integral de los derechos del menor.

Su expareja y padre del niño secuestrado declara públicamente que su hijo tenía miedo, falta de sociabilidad y escolarización: “Con once años, tenía un nivel académico de segundo de primaria, no sabía restar grandes cantidades”, y a falta de once vacunas sanitarias; en la actualidad tiene quince años y se encuentra estudiando segundo de la ESO, que le cuesta mucho ir sacando adelante porque tiene déficit de atención.

El indulto es una medida de gracia por la que se extingue la responsabilidad penal y se libera al autor de un delito de cumplir con todas o con alguna de las penas impuestas, está contemplado en la Constitución Española y recogido en la Ley del indulto de 1870, aún en vigor, que habilita al Ejecutivo a tomar esta decisión por “razones de interés general”.

¿Cuál es el interés general del indulto que nos ocupa? Ninguno. Es más, “es una nueva victoria de las feministas” como lo ha definido Irene Montero, quien ha añadido que “el indulto a María Sevilla es patrimonio del movimiento feminista de nuestro país”.

Estamos, en mi opinión, ante un “indulto ideológico”, digno de una dictadura con letras mayúsculas, en la que se convierten en intocables aquellos que pertenecen al partido gobernante, viciando los tribunales de justicia que, además, tienen que aguantar que la señora Montero les diga que “hay que impartir justicia con perspectiva de género”. Tírate estudiando leyes y aprobando duras oposiciones durante una treintena de años para que venga una psicóloga sin ninguna experiencia ni cotización a la Seguridad Social, que trabajó como cajera de supermercado durante menos de un año, para que corrija a todos los tribunales de justicia españoles e imponga su criterio con una desfachatez que ni Franco se hubiera atrevido a ello con uno de sus “camisas azules”, con el único mérito tangible de haber sido compañera sentimental de un comunista confeso llamado Pablo Iglesias Turrión. La que se hubiera armado si la princesa Corina hubiese sido nombrada Ministra de Entrepiernas del Ejecutivo español.

Deberían saltar las alarmas sobre este indulto infame y la sociedad que, bajo un falso planteamiento feminista, esta señora y sus conmilitones, unos por adhesión y otros por miedo, quieren imponernos, invirtiendo la carga de la prueba para que prevalezca la palabra de quien sea o diga sentirse mujer, dejando en papel mojado los artículos 14: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” y artículo 24.2 de la Constitución Española: “Todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia” quees, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo “un convencimiento subjetivo del órgano judicial”, es decir, alguien no podrá ser culpabilizado mientras no se demuestre que lo es.

Según “Juristas del Futuro”, el concepto de presunción de inocencia es tan antiguo como la humanidad y ha ido evolucionando de manera simultánea con la ciencia jurídica. Sus orígenes se remontan a la época del gran Imperio Romano (Derecho Romano); sin embargo, con la aparición de la Santa Inquisición se dejó a un lado, gracias a que el sistema jurídico de la Iglesia Católica estaba más relacionado en que la duda era considerada un sinónimo de culpabilidad.

Posteriormente, este derecho se retomaría por allá de 1789 cuando el Rey Luis XVI aceptó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, adoptado por la Asamblea Nacional Constituyente de Francia. Cabe mencionar que este derecho vuelve a aparecer en el siglo XX en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1976).

Actualmente, la presunción de inocencia es un componente clave del Sistema de Justicia Penal, siendo un derecho primordial dentro de los procesos penales. Respetar el principio de presunción de inocencia es una obligación que debe de tener toda autoridad.

De Román Díez escribe en “El Derecho Fundamental de Presunción de Inocencia. Carga de la prueba” que el derecho de presunción de inocencia corresponde a todo imputado en un proceso penal a ser tratado como si fuese inocente, hasta que una sentencia firme establezca su condena. Dicho derecho constituye uno de los pilares básicos del sistema penal de los Estados democráticos, recogido en distintos instrumentos internacionales.

En nuestro derecho se encuentra expresamente recogido en la Constitución Española en el artículo 24.2. La presunción de inocencia está también reconocida en distintos instrumentos internacionales en materia de derechos humanos: en el artículo 11.1 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre (1948) cuando establece que: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad”; en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966), cuyo artículo 14.2 dispone que: “toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a la ley”; en el Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950) cuyo artículo 6.2 proclama que: ” toda persona acusada de una infracción se presume inocente hasta que su culpabilidad haya sido legalmente establecida” en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969), cuyo artículo 8.2 establece que: “Toda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad”; y por último, en la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (Carta Banjul 1981), en cuyo artículo 7.b) se reconoce el derecho –de toda persona¬– a que se presuma su inocencia hasta que se pruebe su culpabilidad por una corte o tribunal competente”.

Según nuestro Tribunal Constitucional, la presunción de inocencia tiene una doble dimensión cuando dice que “opera en el seno del proceso como una regla de juicio, pero constituye a la vez una regla de tratamiento, en virtud de la cual el imputado tiene derecho a recibir la consideración y el trato de no autor o no partícipe en hechos de carácter delictivo” (STC 128/1995 de 26 de julio, cuando se refiere a la prisión provisional).

Como regla de tratamiento, determina que el imputado ha de ser tratado como si fuese inocente, hasta que una condena definitiva no demuestre lo contrario está presente en el proceso penal a lo largo de todas sus instancias.

Como regla de juicio, la presunción de inocencia despliega sus efectos en el momento de la valoración de la prueba. Se encuentra ligada a la propia estructura del proceso, y en particular a la declaración del hecho probado. Mientras en el proceso civil el juez ha de considerar los hechos alegados por las partes enfrentadas como datos a probar por quien los afirma; en cambio, en el proceso penal el juez tiene como punto de partida la inocencia del imputado, de forma que si el acusador no acredita cumplidamente su acusación contra aquél, la inocencia interinamente afirmada se convertirá en verdad definitivamente después de que el juez o tribunal aprecie la prueba según el principio de libre valoración, en los términos referidos por el artículo 741.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que en su apartado (V), el juez o tribunal tiene obligación de razonar la prueba, es decir, debe explicitar las razones por las cuales ha otorgado valor probatorio a determinada prueba, ello como derivación del derecho a tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE) y del derecho a la presunción de inocencia (art. 24.2 de la CE), pues dicha obligación no se encuentra expresamente prevista en la normativa legal, pues “la valoración conjunta de la prueba practicada es una potestad exclusiva del juzgador, que éste ejerce libremente con la sola obligación de razonar el resultado de dicha valoración” como tiene dicho el TC en sentencia 34/1996.

Volvemos a Irene Montero y Podemos, ¿qué ases tendrán en la manga para someter al PSOE a conculcar la Constitución, la lógica y la democracia en España? Buscan acomodar la Justicia a su servicio y estar por encima del bien y del mal, sus ocurrencias son la ley.

Coincidiendo con este indulto, se conoce que un expolicía municipal de un pueblo de Sevilla ha sido condenado por un Juzgado de Granada a cuatro años y cuatro meses de prisión porque aprovechó un turno de visita a sus dos hijos para no devolvérselos a la madre en Armilla (Granada), manteniéndolos ocultos varios días. La Fiscalía pedía 17 años de prisión, misma pena que solicitaba la acusación particular, que ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Veremos si a este también lo indultan, porque estoy seguro de que este pobre hombre sigue en su pueblo reconcomiéndose su pena, no como una paisana mía que se fue a Madrid con una almeja y hoy tiene cuatro pescaderías. Ahí está la diferencia, entre “ser de pueblo” o “engañar al pueblo”.

Todo a un euro – 006

006 – Soria árida, Soria pura

Soria es una preciosa pequeña capital de provincia, dónde el arte románico se encuentra al alcance de cualquier paseo o ruta que sigas.

Además, tiene el aliciente de haber sido lugar de residencia y pasión de uno de los poetas españoles más importantes del siglo XX, Antonio Machado, y eterno descanso de su amada Leonor, lugar de peregrinaje y visita obligada cuando se va a esa ciudad.

Fue allí donde la conocí; igual podía tener 35 que 45 años, alta, elegante, con la pasmosa serenidad que da la experiencia y los años. Antes que nos diéramos cuenta estábamos desnudos en la habitación del hotel, y ¡oh!, sus partes íntimas estaban primorosamente decoradas, perfiladas, esculpidas como obra de un gran pintor hiper realista, todo era un gineceo floral, explosión de colores primaverales, concejalía local de Igualdad, se admira pero no se toca, se huele pero no se come, ningún pájaro posarse en sus estambres puede, ni siquiera el suave viento de un beso deshacer la bella composición realizada con los filamentos en forma de montera, y por cuenta de Montero.

El caso es que me volví a Madrid y todavía tengo un desgarrador dolor en los testículos.

Antonio CAMPOS

Carta a doña Irene Montero

Doña Irene, usted nació en democracia, siendo presidente del Gobierno Felipe González, en una familia modesta, que tuvo que emigrar desde un pequeño pueblo del interior de España a la gran ciudad para que sus hijos pudieran estudiar y tuvieran un mejor porvenir del que ellos tenían. Vivía en un barrio obrero, populoso, estudió en un colegio concertado, o sea, parcialmente subvencionado por el Estado, gestionado a través de una estructura asamblearia, lo que provocó en usted un gran impacto emocional en el tema de la toma de decisiones a mano alzada.

A los quince años se apuntó a las Juventudes Comunistas, hizo el Bachillerato e ingresó en la Universidad, en la que compaginó sus estudios, que terminó brillantemente, con su militancia comunista activa, de las de puño en alto y cantando La Internacional, y su presencia en cualquier reivindicación que se produjera en contra del Gobierno legalmente constituido, siempre predicando la pobreza como si fuera San Francisco de Asís y el reparto comunista de la riqueza, o sea, igualdad entre el cabo y el coronel, entre el botones y el director general de una empresa, entre el que trabaja diez horas diarias y el que no lo ha hecho en toda su vida, defendiendo a los morosos de los bancos y pidiendo luz, agua y calefacción gratis para todos sus camaradas, incluidos los okupas de viviendas ajenas.

Su único trabajo ha sido como subalterna en una empresa durante menos tiempo que dura un embarazo, no sabe lo que es el agua fría para lavar los platos, no ha cogido una bayeta en toda su vida y a lo más que ha llegado es a dar a un botón para que empezara a funcionar el lavavajillas. Sin bagaje profesional alguno, acabó siendo ministra del gobierno de España por gracia amatoria con el que entonces era el líder de su partido y con el que tiene tres preciosas criaturas, en algo que preconiza la igualdad entre hombres y mujeres, pero en cambio hizo su bandera de una ley que invierte la carga de la prueba y todo hombre es culpable si lo acusa, aún sin pruebas, una mujer de haberla agredido sexualmente; confundió los géneros con los sexos y llegó al extremo de apoyar que, si un hombre decía sentirse mujer, con barba en pecho y colgajo entre las piernas, podría utilizar los servicios de mujeres y competir en partidos de futbol o deportes olímpicos en la categoría femenina.

Ha rodeado su perímetro de empleadas adictas, agradecidas perennes a quienes sacó del anonimato, alguna de ellas autora de un artículo titulado “Por el culo, políticas anales”, en el que anima a que las mujeres penetren analmente a los hombres para alcanzar la igualdad.

Ferviente defensora de los pobres antes de alcanzar el puesto que ahora ocupa, y furibunda enemiga de aquellos que tienen una propiedad de cierta importancia o ingresos superiores a un determinado importe, usted debe ser una gran administradora de los bienes propios porque el caso es que se compró en proindiviso una vivienda en una zona residencial, parcela de más de dos mil metros cuadrados, piscina y casoplón incluido.

Es más, del partido político al que pertenece, minoritario en toda España, pero fundamental para que el inquilino que la ocupa se mantenga en la Moncloa, la tercera parte de sus parlamentarios se han comprado vivienda nueva desde que llegaron al poder, alguno de ellos, chalé con piscina, pista de tenis y pista de frontón.

Y todos ellos, a los que se les llenaba la boca de libertad, de no subir los impuestos: “Con nosotros entra también la bajada de la factura de la luz …. Si gobernamos, la factura de la luz va a bajar …. “, son inductores y cooperantes necesarios para la situación a la que nos hemos visto abocados, en los que ahora no voy a entrar porque esta carta pública es para decirle que echo de menos su discurso, su sermón, sobre los tres temas concretos que siguen a continuación:

  • Rusia ha comenzado una guerra que va a involucrar a toda Europa, de la que España es parte económica y militar. Cuando uno es socio de un club, de cualquier organización o forma parte de un colectivo común, lo es para las buenas y para las malas, tiene que acogerse a los derechos que les correspondan y contribuir a las obligaciones que dimanan de su pertenencia a ese grupo.

Sus conmilitones Yolanda Díaz (La Pasionaria Loewe) y Alberto Garzón el de las macro granjas (cómo se nota que él no es de los que únicamente comíamos carne, un pollo de corral, en el cumpleaños del padre), se han alineado con las grandes democracias mundiales de Irán, Venezuela, Nicaragua, Bielorrusia, Cuba, China y los insurgentes yemenís huzíes, para convocar una manifestación contra la OTAN dejando claro, una vez más, que su ideario es el comunismo puro y duro, y el expansionismo que pretenden implantar, entre otros sitios, en España.

Es el momento de la “España Olegaria”, la camarada que se autodefinía atea; republicana; no binaria; bisexual; antitaurina; feminista; abolicionista; abortista; antiespecista; antifascista; y defiende a los talibanes musulmanes porque “estamos siendo injust@s con los chicos talibanes, los estamos criminalizando y ellos solo son víctimas de la sociedad. No han conocido otra cosa y dándoles charlas sobre feminismo e inculcándoles valores feministas podríamos cambiarlos fácilmente, ellos nos comprenderán”. A ver si dándole unas charlas a Putin repliega sus soldados.

  • Vaya por delante que estoy de acuerdo con que se investiguen los presuntos abusos sexuales cometidos por clérigos de la iglesia católica. Pero son el 0,2% de los perpetrados en el periodo 2008 a 2019 y, en su mayoría, son personas de edad madura que dicen haber sufrido esas agresiones hace veinte, treinta o cuarenta años cargando con su penitencia sin apoyo de nadie y que ahora salen a luz pública sus recuerdos. Pero en cambio, ustedes se han negado a investigar esos mismos actos repudiables, presuntamente cometidos en menores acogidas a la tutela de varias comunidades autónomas en las que gobiernan ustedes y/o sus socios políticos.
  • En el diario LA PROVINCIA de Las Palmas de Gran Canarias, en su edición del 22 de febrero del presente año, se publica la noticia que, textualmente, sigue a continuación:

“Detenido por abusar de una niña de 4 años en un centro de migrantes de Gran Canaria. El apresado, de 35 años, ha sido puesto en libertad con cargos y con la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la menor

La Policía Nacional detuvo el pasado domingo a un hombre de 35 años por, presuntamente, abusar sexualmente de una niña de 4 años en el interior de un centro para migrantes de Gran Canaria. El arrestado ya ha sido puesto a disposición judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos y con la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la menor.

Los hechos ocurrieron el pasado mes diciembre cuando las familias que se encontraban en uno de los edificios adaptados para acoger a los migrantes llegados a las Islas en patera organizaron un asadero. La madre de la pequeña le pidió que fuera a recoger unas prendas de ropa y, ante la tardanza, fue a buscarla.

En un primer momento no la encontró y cuando ya la halló ella caminaba de una forma poco natural. Cuando fueron al baño comprobaron que había restos de semen en la prenda interior de la niña, quien se aquejaba de dolores en sus partes íntimas. La pequeña desde el inicio apuntó a un hombre, identificado con el nombre Oussibi, de 35 años y nacionalidad maliense, como la persona que le retuvo, según indicaron las fuentes consultadas. Éste estaba acogido en el centro al ser tutor de un sobrino suyo menor de edad.

En un principio la madre no comentó la agresión sexual a los trabajadores del centro, quienes días después, por una tercera persona, tuvieron conocimiento de lo ocurrido. Ante esta situación, acudieron junto a la madre a interponer una denuncia ante la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional, que inició una investigación.

La detención se alargó en el tiempo debido a que el presunto abusador sexual contrajo el Covid y estuvo varios días aislado en un centro del sur de Gran Canaria. Una vez recuperado, el pasado domingo la Policía Nacional procedió a su detención como presunto autor de abusos sexuales a una menor de edad y durante la jornada del lunes pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Las Palmas de Gran Canaria.

El juez Florencio Luis Barrera decretó su puesta en libertad con los cargos de presunto autor de un delito de abuso sexual a menores de 16 años, con la medida de alejamiento a más de 500 metros de la víctima y la prohibición de comunicarse por cualquier medio con la pequeña. Además, el juez se inhibió en favor de instrucción número 3, competente en los delitos contra la infancia.

Las fuentes consultadas destacaron las dificultades a las que se enfrentan los trabajadores sociales de los centros en los que están alojados los migrantes de origen africano porque casos como el ocurrido el pasado mes de diciembre se esconden a la opinión pública ante las posibles represalias sociales que puedan tener dentro de la comunidad. Tampoco denuncian ante la escasa confianza que le generan los cuerpos de seguridad de sus países en casos relativos a violaciones debido a la corrupción policial”.

Agradecería me hiciera saber si esta situación es la que se quiere imponer en todo el territorio nacional, si lo sucedido en Las Palmas se ajusta a derecho, que supongo que sí pues yo soy de los que confía en los jueces, y qué diferencia hay entre el “Yo sí te creo”  de momentos anteriores y este en el que con una niña de cuatro años -perdone la expresión, pero a alguien habría que cortarle los cojones, televisado en directo- no se mueve ni la hoja de un árbol, si la justicia de este gobierno es igual para todos y, como pasa con el VAR en el fútbol, nos aclaren de una vez cuándo es penalti y cuándo no, sea el que fuere el color de la camiseta, de los borceguíes o de la piel del jugador que está en el campo, si la próxima manifestación del 8-M va a ser una reivindicación de este asunto y si van a incluir en ella la discriminación que supone que únicamente sean los hombres los que luchen en la guerra de Ucrania.

Una cosa más, no hace falta que se ponga en contacto con el ministerio de Hacienda, yo soy de los que pagan hasta las multas de aparcamiento y tengo un gestor personalizado por parte de ese organismo de recaudación impositiva. Muy agradecido por el tiempo que pueda destinar a leer este escrito y, sobre todo, por el que dedique a solucionar estos problemas.

Antonio CAMPOS

A IRENE MONTERO, MINISTRA DE ALGO

Por Juan Manuel Jimenez Muñoz.

Querida insignificancia:

Has turbado mi descanso vacacional con tus declaraciones de hoy. Dices en el Parlamento “que no hablemos tanto de Afganistán, pues en todos los países del mundo, incluyendo España, se dan casos de machismo, que es una cuestión de grados”.

Bien es verdad que donde Dios no puso, no puede haber; y no es menos cierto que lo que natura non da, Salamanca non presta. Pero Irenita: que intentes blanquear una religión intrínsecamente expansionista, impositiva, guerrillera, liberticida y antifeminista, entremezclando en la misma frase a asesinos talibanes con democracias occidentales, ya pasa de castaño oscuro.

Si por “grados de machismo” entiendes el que va desde lapidar a una adúltera hasta el albañil que piropea a una morena en la calle… entonces tu estulticia raya en lo criminal, pues nos pones en peligro a todos.

Has afirmado también “que de Afganistán hemos de aprender una lección: que jamás una intervención militar ha solucionado los derechos de las personas, y menos de las mujeres”. Posiblemente esa frase se deba a que pasaste de curso con suspensos; pero bueno: hay magníficos reportajes en Canal Historia o en Neflitx para subsanar en parte tu monumental ignorancia.

Irenita: hablar mal de los militares y del oficio de los militares es lo vuestro. Os pone. Os pone cachondos y cachondas. Por eso Pedro Sánchez afirmaba en 2014 “que el Ministerio de Defensa sobraba”. No dijo que, a cambio del de Defensa, faltaba el tuyo, el Ministerio de la Señorita Pepis, pero todos lo entendimos.

Podría empezar por Atapuerca para ilustrarte un poco sobre las bondades de la intervención militar en muchos casos, pero para que no te estalle la cabeza me ceñiré a lo conocido.

A ver, Irenita: ¿quién restauró los derechos humanos en Europa cuando todo el continente era de Hitler? ¿Te suena eso? ¿Te suena la Batalla de Inglaterra, el desembarco de Normandía, la toma de Berlín por el Ejército Rojo, el suicidio de Adolf Hitler y los juicios de Núremberg contra el nazismo?

A ver, Irenita: ¿quién restauró la democracia en Italia y capturó a Mussolini? ¿Te suenan los partisanos? ¿Te suenan los americanos tomando Grecia e Italia? ¿Te suena la ilegalización del Partido Fascista?

A ver, Irenita: ¿quién restauró la libertad en la Camboya de Pol-Pot, tras cinco años de terror rojo y tres millones y medios de civiles asesinados, un tercio de la población? ¿No recuerdas que el ejército comunista de Vietnam del Norte, tras echar a los americanos de Vietnam, tuvo que entrar a sangre y fuego en Camboya para eliminar a esa mala peste de Pol-Pot?

A ver, Irenita: cuando los franceses de Murat fusilaban en Madrid a los civiles, incendiaban los conventos y violaban a las manolas… ¿quién paró los pies al Emperador Napoleón Boina-Aparte? ¿No fueron militares españoles aliados con los ingleses quienes sacaron de España al invasor? ¿No fue la guerra de guerrillas la que hizo que (por suerte o por desgracia) no cantemos ahora La Marsellesa como Himno Nacional? ¿Y no fue Rusia, al otro lado de Europa, la que cortó las alas al Emperador, y no precisamente a base de mimos y carantoñas?

A ver, Irenita: ¿quién restauró la democracia en Japón tras el gobierno militar-fascista del general Tojo, que arrastró al país a la Segunda Guerra Mundial? ¿Fueron feministas de «todas y todes» con las tetas al aire, o militares estadounidenses con muy mala leche en el cuerpo?

En fin, Irenita. Llevas razón en una cosa: de Afganistán, todos hemos aprendido “algo”. Y ese “algo” es que gente como tú sois un peligro para todos.

Firmado:

Juan Manuel Jimenez Muñoz.

Médico y escritor malagueño.

Franco prohíbe manifestación feminista

Por fin se impone la coherencia y el interés general: el subdelegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, el socialista José Manuel Franco prohíbe todas las manifestaciones del 8-M-21 en Madrid. Hay que ser justos y alabar las cosas bien hechas.

Todo empezó el año pasado. El 31 de diciembre de 2019 la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China recibe una alerta de un nuevo tipo de neumonía de origen desconocido que afecta a 27 personas. El 23 de enero de 2020 China sorprende al mundo con una medida drástica. Confina a 11 millones de habitantes en la ciudad de Wuhan. Primeros casos en Tailandia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, todos en personas procedentes de Wuhan. El 25 enero se produce la primera reacción del Gobierno español, transmitiendo un mensaje de tranquilidad: El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del ministerio de Sanidad, el epidemiólogo Fernando Simón, considera muy poco probable que se importen casos de China; «No es imposible que vengan personas potencialmente infectadas, pero el número no es suficientemente alto como para pensar que va a haber una importación importante de casos».

El 30 de enero, el Dr. Cavadas declara: “Cuando China, que no es el país más transparente del mundo, y mis dos hijas son chinas, por tanto, puedo permitirme hablar de ello, aparenta transparencia desde el minuto uno, a mí me preocupa. Construyen un hospital con 800 retroexcavadoras de cien toneladas y se construye un megahospital en tres semanas, esto no va en broma”.

“El virus circulaba en España desde mediados de febrero y nadie se percató de su presencia (….) hacia mediados de febrero han detectado una divergencia de algunos de los virus que entraron en España respecto a los virus originales (….) es probable que entraran varios casos de coronavirus al mismo tiempo, como demuestra la multiplicación de casos días después, y que no fueran detectados”. Declaraciones de Fernando Simón el 23-04-2020 y recogidas en esdiario.com

«El 90 por ciento de los casos en nuestro país son importados», dice a principios de marzo Fernando Simón. Más allá de partidos a puerta cerrada con equipos de las zonas calientes, Sanidad no recomienda suspender eventos sociales. Sólo aconseja que quien tenga síntomas no acuda.  «Si mi hijo me pregunta si puede ir, le diré que haga lo que quiera», asegura preguntado por la manifestación del 8-M; un acto masivo más en un fin de semana cargado de aglomeraciones sociales: el congreso de Vox, partidos de fútbol, cines, discotecas, restaurantes…

El 8 de marzo se celebran multitudinarias manifestaciones, a las que acuden diferentes miembros femeninos del Consejo de Ministros, con mascarillas. Al día siguiente, el presidente del Gobierno visita el centro de alertas sanitarias, sin más contenido que la imagen. A esa hora de la mañana el ministro de Sanidad “no contempla cerrar escuelas”. Tampoco ve necesaria la suspensión de actos y concentraciones.

Pero todo cambia súbitamente en cuestión de horas. A media tarde, tras la manifestación feminista del 8-M en Madrid, el Ministerio de Sanidad informa de 28 fallecidos y 1.200 positivos, más del doble que el día anterior. Madrid es el foco principal. Con estas cifras, el Gobierno regional y Sanidad anuncian el cierre de todos los centros educativos durante 15 días en Madrid.

10-15 de marzo: Todo se precipita en cuatro días. Sanidad eleva el escenario de “contención” a “contención reforzada”. La clausura empieza por los eventos deportivos y se extiende a lo largo de la semana con nuevos cierres de escuelas, locales de ocio, museos, comercios, iglesias… El turismo y la Bolsa se hunden. Cientos de empresas recurren al teletrabajo. Miles de personas acaparan alimentos. Las estanterías se vacían en algunos supermercados. 

Cunde el temor a que el sistema sanitario colapse. El sábado, después de un Consejo de Ministros de siete horas, el Gobierno de Pedro Sánchez decreta el Estado de Alarma que restringe los movimientos de 47 millones de españoles durante 15 días. Sólo podrán salir de casa para tareas imprescindibles.

El resto, salvo el número real de fallecidos y los importes, costes y sobrecostes pagados por el material sanitario adquirido, es de general conocimiento.

Bien por José Manuel Franco, anteponiendo el beneficio general a las ideas partidistas, sean estas las que sean.

Mientras tanto, Irene Montero acusa al Gobierno, del que forma parte, de cercenar su espectáculo, “la fiesta de Irene la pescatera”: «Hay quienes quieren negarnos el derecho a la calle que tanto nos costó conseguir. La calle para estudiar, para trabajar, para reivindicar y conquistar derechos». Lidia Falcón, la más veterana luchadora feminista desde tiempos de Franco, ha dicho: “El ministerio de Irene Montero es una broma de amigas de barrio que van allí a jugar”.

Podemos, IU, PCE, Equo, Más Madrid, UGT, CCOO y FRAVM, han presentado recurso ante la justicia, desestimado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), basándose “en razones de salud pública que preocupan a todos los ciudadanos y ciudadanas por igual”. Y Pedro Sánchez critica que los «enemigos del feminismo» se «froten las manos» ante la prohibición de las manifestaciones, porque “el principal adversario del feminismo es la ultraderecha». Se ha olvidado que el voto femenino activo fue aprobado durante la II República a instancia de Clara Campoamor y que Indalecio Prieto, socialista marxista como él, abandonó el Congreso gritando “Es una puñalada trapera a la República”.

En Cataluña, en donde el ministro Marlaska dice que los disturbios permanentes que allí se producen “no es terrorismo callejero”, sí ha habido concentraciones, que empezaron el domingo día siete al anochecer, de unas dos mil personas, entre las que había un grupo radical que destrozaron comercios y entidades bancarias, ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra. El caso es llevar la contraria a Madrid, porque ellos son “una nación independiente y republicana”. Veremos cuántos/as acaban en las UCI, allí y en otras comunidades autónomas en las que se han realizado manifestaciones el 8-M-21, lunes, la mayoría de ellas protagonizadas por ociosos/as laborales.

Siento decirlo, pero en España no somos demócratas, aunque tratemos de aparentarlo: Unos desconocidos han arrojado pintura contra el mural “Mujeres cambiando el mundo”, del Auditorio Manuel Azaña de Alcalá de Henares, para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres, inaugurado veinticuatro horas antes con la presencia de la VP del Gobierno, Carmen Calvo. Las feministas, arrimando la ascua a su sardina, han dicho que eso es machismo; en mi opinión, es delincuencia, vandalismo, incivismo, barbarie urbana, sin distinción de sexo o identidad sexual de quien o quienes lo hayan hecho, y sobre los que tiene que caer el peso de la ley, aunque dada su laxitud y tolerancia con el transgresor, dudo de su efectividad penal. Desgraciado lema nacional: “Todo el que no piense como yo, es mi enemigo”.

No podemos acabar este artículo sin hacer referencia al “hecho histórico” más importante de esta semana en el “mundo mundial”: -En el día de hoy, blanqueados y presentes en el Parlamento español, los terroristas etarras han presenciado desde su casa el simulacro de la destrucción de sus armas, oxidadas, antiguas, anteriores a 1977, catorce años después de haberlas entregado, cuando yo era un don nadie en la política española, sin la presencia de la bandera de España ni símbolos nacionales. La guerra ha terminado. En zona nacional de la ciudad de Valdemoro, provincia de Madrid, a cuatro de marzo de dos mil veintiuno. Firmado: Pedro Sánchez Castejón, presidente del Gobierno de España con los votos de los herederos de ETA-.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 12-03-2021

Peligro – Ideología de género

Juan Manuel Jiménez Muñoz
Médico y escritor malagueño

Queridos compañeros sanitarios. Queridos lectores:

Solemos tomar a guasa las bazofias intelectuales que perpetran a diario las “autoridades sanitarias” del Ministerio de Igualdad. Es un mecanismo de defensa lógico, que tenemos, para mantenernos cuerdos. Pero ahora, con la inminente aprobación de la “Ley Trans”, se hace necesario difundir las consecuencias de esta Ley.

La llamada “Ley Transgénero” (o “Ley Trans”), que verá la luz muy pronto, es un delirio ideológico del Comité de Ocurrencias del Ministerio de Igualdad, el dueño actual del B.O.E., y sostiene lo siguiente:

1.-El sexo biológico no existe  : la distinción entre machos y hembras es un anticuado constructo social, pero no pertenece a “lo natural”. La presencia de un cromosoma Y para señalar a los varones no tiene importancia alguna. La presencia de testículos u ovarios es un suceso anecdótico. Tener pene o tener vagina es absolutamente irrelevante para la pertenencia a un sexo. Y no digamos ya de los caracteres sexuales secundarios (barba, mamas, nuez de Adán, tono de voz, etcétera): irrelevantes también.

2.-Dado que el sexo biológico nunca ha existido , la inclusión de un neonato en alguna de las tres categorías sexuales (machos, hembras y hermafroditas) se ha debido desde el principio de los tiempos a un peculiar suceso que denominan ahora, estas lumbreras del ministerio , “sexo asignado”. El “sexo asignado” es lo que la matrona (o el ginecólogo, o la amiga, o la madre de la parturienta) observa cuando la criatura llega al mundo: ¿pene o vagina? Si observa pene, asigna macho. Si observa vagina, asigna hembra. Y las iletradas autoridades del Ministerio de Igualdad han concluido que el “sexo asignado” es una arbitrariedad social sin valor legal alguno  . Es decir: suponen en el Ministerio que el “observador del parto” es autor de una posible fechoría por “asignar macho o hembra” al neonato. La expresión, mal entendida, hace suponer que el observador, malvadamente, “asigna lo que le sale de la entrepierna”.

3.-Dado que el sexo biológico no existe, y dado que el sexo legal corresponde al impresentable “sexo asignado”, se concluye que no existen diferencias significativas entre un hombre y una mujer en lo referente a marcadores de sexo. Y al negar lo sexual como criterio clasificatorio, es preciso rellenar esta laguna con dos conceptos novedosos: el “género” y la “autoidentidad de género”.

4.-El “género” es la nueva adscripción en que se clasifican los seres humanos según el Comité de Ocurrencias del Ministerio de Igualdad. Al contrario del sexo biológico (que sólo puede ser macho, hembra o hermafrodita), el género es un constructo variable basado en la “orientación del deseo”, donde se engloban por ahora trece categorías, aunque el Gobierno está invirtiendo muchos euros( pagados con nuestros impuestos) en averiguar si hay más. Y nos tememos que sí, que irán saliendo más géneros, ya que cada uno que aparece nuevo conlleva otro chiringuito en el Ministerio de Igualdad. Existen los géneros andrófilo y ginéfilo (ambos tradicionales y mayoritarios), pero también el género binario, el género transexual, el género homosexual, el cisgénero, el género bisexual, el género intersexual, el género asexual, el género pansexual, el género antrosexual, el género sapiosexual …. y otras chorradas. Los géneros, a diferencia del sexo biológico, no son iguales en cada momento histórico de una comunidad ni en todas las sociedades del mundo. Los géneros son esencialmente flexibles, variables e intercambiables. De hecho, ni siquiera un mismo individuo podría asignarse en todo momento de su vida a un género en exclusiva.

5.-Del punto anterior (flexibilidad de género) se infiere el segundo concepto novedoso: la “autoidentidad de género”. La autoidentidad de género, para el Ministerio de Igualdad y Ocurrencias Varias, es la piedra angular sobre la que descansa la nueva Ley Trans. Lo podríamos definir como el sentimiento mental que cada persona posee en un momento dado de su biografía sobre el género al que pertenece. Y ese sentimiento sobre la identidad de género es íntimo, personal e intransferible, y no necesita demostración. Es decir: está al margen de que terceras personas (padres, jueces, médicos, psicólogos, funcionarios, matronas, políticos o biólogos) opinen sobre el asunto. En otras palabras: cada persona es libre de expresar en cada momento de su vida el género en que se siente cómodo, y esa decisión suprema ha de ser aceptada por el conjunto de la sociedad y defendida en las leyes.

En resumen y antes de hablar de las implicaciones:

1.-El sexo biológico no existe o, si existe, es un concepto trasnochado. Las distinciones entre machos y hembras en el Registro Civil se deben al fenómeno denominado “sexo observado”, que es una arbitrariedad como una casa y un constructo social del que debemos hacer caso omiso.

2.-El género ha de sustituir al sexo, a efectos legales. Existen infinidad de géneros, y cada persona ha de decidir por sí misma en cuál de ellos se encuadra. Su decisión no puede ser mediada, ni interferida, ni opositada por institución o personal alguno. Es más: hoy puedo decidir pertenecer al género andrófilo y el año que viene al ginéfilo, o viceversa. Y mi decisión habrá de ser aceptada en el Registro Civil sin más pruebas que la palabra. Basta con decir al funcionario: “me siento mujer” para que inmediatamente me cambien el carné de identidad y me pongan de nombre Juanita, o Antoñita. Por supuesto sin engorrosos trámites de cambio de sexo, compromiso de continuidad, permisos paternos, informes de psicólogos, hormonación, cirugía, etcétera. Nada de nada de nada. Me siento mujer y quiero llamarme Margarita. Punto. Y el mes que viene, me siento de nuevo hombre y quiero llamarme Pepe. Perfecto. 

Bien, lector. Si has seguido hasta aquí mi explicación es posible que creas que exagero o, lo que sería aún peor, que miento. Te remito al borrador que pretende convertir en Ley el Ministerio de Igualdad para que salgas de dudas. También te remito al manifiesto firmado por los grupos feministas de España (y hablo de las feministas serias, no de estos “chocholocos” que se han apoderado de la palabra “feminista”), en relación a las absurdas consecuencias prácticas que supondrá una Ley que les anula a las mujeres la identidad sexual y, por tanto, sus derechos de mujeres.

Veamos algunos ejemplos:

1.-Las carreras de ingeniería, en España, están subvencionadas para las mujeres con casi el 100% de la matrícula. Es decir: desde hace décadas, el Estado se hace cargo de los gastos para fomentar que la mujer (tradicionalmente volcada en la rama sanitaria o en las carreras humanistas) se decida por ingenierías. Bien. ¿Qué me impide a mí, Pepito Pérez, con 18 años de edad, acudir al Registro Civil y cambiar mi nombre por el de Pepita Pérez para matricularme gratis en ingeniería, y luego, a los 24 años, con la carrera acabada, volver “a sentirme Pepito”?

2.-¿Qué impide a un hombre casado cambiar su nombre a Pepita, apalear luego a su mujer y, como ya serían una pareja lesbiana, librarse de la aplicación severa de la ley por violencia machista?

3.-¿Qué impide a un deportista varón sentirse de pronto mujer y competir en las Olimpiadas con el equipo femenino de su país y ganar todas las medallas?

4.-¿Qué impide a la actual princesa Sofía sentirse hombre y reclamar el derecho sucesorio al Trono a su hermana Leonor?  🤦🏻‍♂️

5.-¿Qué impide a un violador que cumple condena en la cárcel sentirse de pronto mujer y solicitar el traslado a una cárcel de mujeres, donde tendría que compartir con ellas el patio, las celdas, la sala de juegos y las duchas?

6-¿Qué impide a un asesino en serie de mujeres sentirse de pronto mujer para ser trasladado a una cárcel de mujeres?

7-¿Qué impide a un padre maltratador de sus hijos sentirse de pronto mujer para no perder la custodia de sus hijos maltratados?

Nadie tiene respuestas. Nadie. Mejor dicho: esta tropa va a lo suyo, a crear problemas donde no existen, a vivir de la confrontación de “géneros”, a negar la biología, a borrar a la mujer y al hombre como sujetos sexualmente diferenciados, y a cercenar de un plumazo los derechos adquiridos con mucho sudor y sangre por las mujeres a las que dicen defender.

Eso es lo que nos espera, lector. Ah. Y con dos añadidos importantes:

a.-Con 16 y 17 años de edad no será necesario el permiso de los padres para inscribirse como Juanito o Juanita.

b.-Además, como guinda, la ley señala como delito a cualquier negación de la Ley. En otras palabras: en cuanto entre en vigor, no se os olvide avisarme. Habré de borrar este texto si no quiero ir a la cárcel. Ya se sabe que las verdades verdaderas las inspira una paloma a las ministras, como antaño el Espíritu Santo inspiraba a los apóstoles. Y sólo la apología del terrorismo en los cantantes raperos debe permitirse siempre. Lo demás, tijera.

Horroroso, lector. Horroroso. Cagoentóloquesemenea.

Churriega

Miguelturra es un pueblo de la provincia de Ciudad Real, a unos siete kilómetros de la capital, que actualmente tiene unos quince mil habitantes, con el mismo alcalde, del PSOE, desde las primeras elecciones democráticas hasta el año 2015, que sigue estando gobernado por el PSOE. Son muy famosos sus Carnavales, que se siguieron celebrando aún en tiempos de Franco, aunque sin el boato y esplendor actual, y su iglesia parroquial, la “del huevo”, así llamada por su bóveda descubierta al cielo, de estilo barroco, en el mismo centro del pueblo.

Cuando yo era un chaval, tenía mil o mil quinientos habitantes, muchos dedicados al cultivo de la vid y a las bodegas de vino peleón; el resto, iba a trabajar a Ciudad Real todos los días, en “la viajera”, destartalados autobuses que paraban cerca del Hospicio, a cien metros del barrio de lenocinio de la calle La Palma. Todos los churriegos, así se les llama a los de Miguelturra, nacieron en la capital, porque en el pueblo no había ninguna clínica ni hospital. Y ha crecido tanto en habitantes porque quienes no pueden comprarse un pìso en Ciudad Real, sobre todo gente joven, se van a Miguelturra, donde son más baratos y en quince minutos tienen todos los servicios de la capital de provincia.

Farruco – Pintura de Paco Martín Casado (1940 – 2012)

En mi infancia, la persona más famosa de Miguelturra era Farruco. Todos los días del año hacía andando el camino Miguelturra-Ciudad Real-Miguelturra. Más que vagabundo, era el típico pícaro del Siglo de Oro español, trasladado a la segunda mitad del siglo XX. Tenía una ruta preestablecida para ir pidiendo dinero, comida, pan y ropas, por calles plazas y corralas de las muchas que existían en aquellos años. Todo el mundo lo conocía. Le tenía fobia al trabajo, y cuando alguien le insinuaba lo mínimo sobre “arrimar el hombro”, siempre decía: “¿Sabes lo que hace el tren? Pues chucuchú, chucuchú, chucuchú, a la vez que giraba el brazo derecho en redondo y daba un paso para adelante y tres para atrás, se volvía de espaldas a su interlocutor y se iba lo más rápido y lejos posible de cualquier cosa que estuviese relacionada con el trabajo. Murió una fría noche de invierno, de una borrachera de anís, en plena calle, sentado en el suelo y con la botella entre sus brazos.

Bien, pues de este pueblo es Dña María Teresa Arévalo, cuya biografía y currículum quedan explicados en la figura que sigue a continuación:

Profesión: Activista. Experiencia laboral: Ninguna. Esta señora es, según “El Español” y de acuerdo a lo manifestado por la exresponsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, la abogada Mónica Carmona, “la persona que Irene Montero y Pablo Iglesias utilizan de forma irregular como cuidadora de su hija pequeña es una asesora del Ministerio de Igualdad que cobraría más de 50.000 euros al año en su puesto público. En concreto, según el informe que ha emitido al juez que se encarga del caso Neurona y al que ha accedido EFE, la exdiputada de la formación morada por Ciudad Real, María Teresa Arévalo, se encarga de la pequeña desde que nació en agosto de 2019”.

Ha faltado tiempo para que Podemos manifieste que “la acusación es absolutamente falsa», faltaría más. Lo primero que te dice cualquier catedrático de Derecho Penal es que niegues cualquier hecho que se te impute, que te declares inocente y no digas nada más, porque es la fiscalía quien tiene que realizar la carga de la prueba. “¿Y de quién depende la fiscalía?”, dijo alguien. No es de extrañar que Pablo Iglesias haya pedido al Congreso que no intervenga en el tema “por ser asunto privado”.

Yo creo que sustanciar este asunto es fácil: Ver desde dónde le ha llegado la nómina a la churriega; comprobar su asistencia o inasistencia a su puesto oficial; y que los guardias civiles que protegen la vivienda de los Iglesias-Montero la identifiquen visualmente o, mejor, mediante el registro de visitas que estoy seguro deben llevar de quienes se acercan a ese inmueble, más protegido que la Casa Blanca cuando cuatro desarrapados la asaltaron hace pocas fechas.

Con el paso de los años, más convencido estoy que los españoles no aprendemos nunca de los errores pasados, que nos dejamos engañar porque no queremos salir del estado de confort en el que estamos, el “que inventen otros” ha pasado a ser “que lo arreglen otros” porque, a pesar de todos los engaños que los políticos nos hacen, la gente sigue confiando en ellos. Alguien, algún día, debería estudiar en profundidad quienes, desde el primer momento de la Transición, entraron pobres en política y salieron ricos, y quiénes, sin ser políticos, se han hecho ricos por estar cerca de los políticos, directa o indirectamente. Hemos pasado “del rey abajo, ninguno” de Rojas Zorrilla, a “del rey abajo, casi todos”.

Plañideras en público

Tengo una muñeca vestida de azul / con su camisita y su canesú. / La saqué a paseo y se me constipó, / la tengo en la cama con mucho dolor. / Esta mañanita me dijo el doctor / que le dé jarabe con un tenedor.

Tengo una muñeca vestido de negro / que lloraba como en un entierro. / La saqué a la manifestación / ahora está en la cama para curación. / Esta mañanita le dijo el moñas / mientras ellos se ríen somos ricos de coña.

Se ha muerto Maradona; llevamos más de 75.000 muertos por coronavirus; la mitad de las empresas españolas están en pérdidas; entre parados, ERE’s y ERTE’s llegamos a cinco millones de personas; mantenemos a no sé cuántos ilegales en hoteles de tres y cuatro estrellas mientras muchos de nuestros jubilados están durmiendo en las aceras; se desploman los ingresos de Hacienda y seguimos regalando el dinero a ineptos adeptos; los bancos dejarán de conceder hipotecas y los dueños de vivienda de alquilarlas porque, por decreto del Dúo Diabólico, se prohíben los desahucios al no existir «alternativa habitacional de las personas vulnerables», cuyo deber y obligación debe recaer en el Gobierno y no en los particulares; la Deuda Soberana Españolas a punto de llevarnos al estrangulamiento financiero; la analfabeta funcional de Adriana Lastra manda callar al mayor estadista de la España democrática, Felipe González; una dirigente de ERC defiende la vuelta de ETA diciendo que “hicieron muy bien su trabajo”; el frentepopulismo pasa a controlar la justicia a través de la fiscalía; Canarias, Ceuta y Melilla, en el punto de mira de las aspiraciones de un gamba marroquí; las colas del hambre no son películas de ciencia ficción que nos contaron nuestros abuelos de los tiempos de Franco, sino realidades diarias ante asociaciones ligadas a la iglesia católica; hay más muertes por accidentes laborales que por violencia machista de género (yo creo que debería decirse violencia de sexo, simple y llanamente) …. ¿Por qué o por quién derrama sus lágrimas la muñeca llorona?

Se acuerdan del chiste de las hienas: Si comen mierda y copulan una vez al año, ¿de qué se ríen las hienas? En realidad, las hienas emiten un ruido que parece risa cuando están nerviosas, se sienten amenazadas, en peligro, o cuando un congénere quiere quitarle la comida que tanto le ha costado conseguir. Desde luego, no creo que este sea el caso.

El neurocientífico argentino Facundo Manes escribe que “risa y llanto patológico” es un síndrome de desregulación afectiva producido por una disfunción de las regiones cerebrales importantes para la expresión y regulación de las emociones. Se caracteriza por generar episodios incontrolables de risa y/o llanto, que son intensos, breves y frecuentes.

En las Instrucciones para llorar, Julio Cortázar cuenta que “El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente”. Hace muchos años se decía que los políticos iban por la mañana a misa a comulgar y luego a joder al prójimo. Ahora es igual, solo que, en vez de comulgar, se llora en público.

El fiel de la balanza

Las calumnias e injurias contra la Corona constituyen un delito tipificado en el artículo 491 del Código penal español, que prevé penas de multa de cuatro a veinticuatro meses.

Ayer día 23 de noviembre, el Palacio de la Zarzuela hizo oficial que el Rey Felipe VI estará los próximos diez días en cuarentena tras haber estado en contacto con un caso positivo de Covid-19. «A partir de este momento, guardará el preceptivo periodo de cuarentena de diez días, quedando suspendidas todas sus actividades oficiales previstas durante dicho periodo».

En España confundimos muchos conceptos, como público por gubernamental o libertad por libertinaje. Ha faltado tiempo para que la usuaria @SofiLoGon, en su perfil de Twitter, haya escrito: «Ojalá muriese, y la Leonor como es menor de edad no puede reinar, Letizia tiene que hacer de María Cristina, aparece un sector feudalista que dice que no puede ser porque tiene que ser un hombre el rey y se hagan froilanistas, y hay una guerra leonorinos vs froilanistas».

La susodicha tuitera aparece en una foto bebiendo una cerveza frígida, profesional del medio con cerca de ochenta mil mensajes publicados, casi mil seguidores, debe ser de ascendencia gallega pues muchos mensajes están en ese idioma, que hablan millones de personas en el mundo y sin el cual no puedes moverte en los negocios internacionales, que la coordinadora de la Red de Dinamización Lingüística de Galicia, dependiente de la Consejería de Educación del gobierno que preside el independentista de derecha Nuñez Feijóo, ha dicho que “ninguna persona culta debería atreverse a hablar español en público”.

Tomamos al azar otros de sus mensajes, si bien he de decir que he visto miles de personas más radicales que ella en los diversos medios de internet:

  • Fui al obispado para firmar la confirmación de apóstata, me dijeron «¿ESTÁS SEGURA?», yo en plan: que sí acepto términos y condiciones, y al cabo de unas semanas me llegó una carta confirmando que ya no figuraba como integrante de la Iglesia católica.
  • Que todo tenga que ir siempre justificado en aras de la productividad es comprar los marcos del sistema que nos explota y que únicamente nos ve como seres válidos si somos productivos, es decir, si le somos útiles. es perpetuar la idea de que solo valemos en tanto que producimos.

Una cosa es expresar libremente las ideas y otra muy distinta desear la muerte a cualquier persona, con el agravante que en este caso es el Jefe del Estado. Y, por lo que se ve, no pasa nada.

En cambio, el VP Pablo Iglesias y su pareja sentimental, la ministra Montero, acuden al juez querellándose contra un ciudadano que hizo sonar el himno español frente a su vivienda, por “un delito de descubrimiento y revelación de secretos” ocurrido en su domicilio, a la vez que supuestas hordas podemitas han atacado el bar del querellado, pintándole banderas republicanas y atribuyéndole acosar a niños.

A título informativo, señalar que según la primera declaración de bienes que Pablo Iglesias presentó ante el Parlamento Europeo en 2013, su patrimonio alcanzaba a una vivienda rústica por valor de 13,5 mil euros y una moto con valor de 2,7 mil euros. Yo debo ser más tonto que el tonto de mi pueblo, pues tras cuarenta y cinco años y tres meses de cotización ininterrumpida a la Seguridad Social, mi poder adquisitivo no ha alcanzado para vivir en una vivienda unifamiliar independiente en una de las zonas más caras de Madrid.

Y los narcotraficantes que atropellaron e hirieron a dos guardias civiles en Algeciras, en libertad; los alborotadores y protagonistas de la quema de mobiliario urbano en Barcelona, en libertad; los MENA que atracan y roban, en libertad; los aluniceros con más de cincuenta detenciones, en libertad; los sentenciados por los ERE’s de Andalucía, en libertad; los políticos catalanes condenados por sedición, a punto de obtener la libertad; explotación sexual de menores tutelados en Mallorca por instituciones públicas regidas por la izquierda y explotados sexualmente: La presidenta del Consell, la socialista Catalina Cladera, opina que «lo único que pretende la oposición es hacer ruido, crispar, polarizar», pero también en libertad y, peor aún, sin ser investigados.

Parece que, en España, si perteneces a cualquier círculo de presión, lo mismo da que sea legal que ilegal, tienes bula para que más de uno mire para otro lado, cuando la balanza de la justicia no está en el fiel. ¡Qué país vamos a dejar a las siguientes generaciones, quebrado, amoral, indecente y corrupto!