Archivo de etiquetas| irene montero

A IRENE MONTERO, MINISTRA DE ALGO

Por Juan Manuel Jimenez Muñoz.

Querida insignificancia:

Has turbado mi descanso vacacional con tus declaraciones de hoy. Dices en el Parlamento “que no hablemos tanto de Afganistán, pues en todos los países del mundo, incluyendo España, se dan casos de machismo, que es una cuestión de grados”.

Bien es verdad que donde Dios no puso, no puede haber; y no es menos cierto que lo que natura non da, Salamanca non presta. Pero Irenita: que intentes blanquear una religión intrínsecamente expansionista, impositiva, guerrillera, liberticida y antifeminista, entremezclando en la misma frase a asesinos talibanes con democracias occidentales, ya pasa de castaño oscuro.

Si por “grados de machismo” entiendes el que va desde lapidar a una adúltera hasta el albañil que piropea a una morena en la calle… entonces tu estulticia raya en lo criminal, pues nos pones en peligro a todos.

Has afirmado también “que de Afganistán hemos de aprender una lección: que jamás una intervención militar ha solucionado los derechos de las personas, y menos de las mujeres”. Posiblemente esa frase se deba a que pasaste de curso con suspensos; pero bueno: hay magníficos reportajes en Canal Historia o en Neflitx para subsanar en parte tu monumental ignorancia.

Irenita: hablar mal de los militares y del oficio de los militares es lo vuestro. Os pone. Os pone cachondos y cachondas. Por eso Pedro Sánchez afirmaba en 2014 “que el Ministerio de Defensa sobraba”. No dijo que, a cambio del de Defensa, faltaba el tuyo, el Ministerio de la Señorita Pepis, pero todos lo entendimos.

Podría empezar por Atapuerca para ilustrarte un poco sobre las bondades de la intervención militar en muchos casos, pero para que no te estalle la cabeza me ceñiré a lo conocido.

A ver, Irenita: ¿quién restauró los derechos humanos en Europa cuando todo el continente era de Hitler? ¿Te suena eso? ¿Te suena la Batalla de Inglaterra, el desembarco de Normandía, la toma de Berlín por el Ejército Rojo, el suicidio de Adolf Hitler y los juicios de Núremberg contra el nazismo?

A ver, Irenita: ¿quién restauró la democracia en Italia y capturó a Mussolini? ¿Te suenan los partisanos? ¿Te suenan los americanos tomando Grecia e Italia? ¿Te suena la ilegalización del Partido Fascista?

A ver, Irenita: ¿quién restauró la libertad en la Camboya de Pol-Pot, tras cinco años de terror rojo y tres millones y medios de civiles asesinados, un tercio de la población? ¿No recuerdas que el ejército comunista de Vietnam del Norte, tras echar a los americanos de Vietnam, tuvo que entrar a sangre y fuego en Camboya para eliminar a esa mala peste de Pol-Pot?

A ver, Irenita: cuando los franceses de Murat fusilaban en Madrid a los civiles, incendiaban los conventos y violaban a las manolas… ¿quién paró los pies al Emperador Napoleón Boina-Aparte? ¿No fueron militares españoles aliados con los ingleses quienes sacaron de España al invasor? ¿No fue la guerra de guerrillas la que hizo que (por suerte o por desgracia) no cantemos ahora La Marsellesa como Himno Nacional? ¿Y no fue Rusia, al otro lado de Europa, la que cortó las alas al Emperador, y no precisamente a base de mimos y carantoñas?

A ver, Irenita: ¿quién restauró la democracia en Japón tras el gobierno militar-fascista del general Tojo, que arrastró al país a la Segunda Guerra Mundial? ¿Fueron feministas de “todas y todes” con las tetas al aire, o militares estadounidenses con muy mala leche en el cuerpo?

En fin, Irenita. Llevas razón en una cosa: de Afganistán, todos hemos aprendido “algo”. Y ese “algo” es que gente como tú sois un peligro para todos.

Firmado:

Juan Manuel Jimenez Muñoz.

Médico y escritor malagueño.

Franco prohíbe manifestación feminista

Por fin se impone la coherencia y el interés general: el subdelegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, el socialista José Manuel Franco prohíbe todas las manifestaciones del 8-M-21 en Madrid. Hay que ser justos y alabar las cosas bien hechas.

Todo empezó el año pasado. El 31 de diciembre de 2019 la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China recibe una alerta de un nuevo tipo de neumonía de origen desconocido que afecta a 27 personas. El 23 de enero de 2020 China sorprende al mundo con una medida drástica. Confina a 11 millones de habitantes en la ciudad de Wuhan. Primeros casos en Tailandia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, todos en personas procedentes de Wuhan. El 25 enero se produce la primera reacción del Gobierno español, transmitiendo un mensaje de tranquilidad: El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del ministerio de Sanidad, el epidemiólogo Fernando Simón, considera muy poco probable que se importen casos de China; “No es imposible que vengan personas potencialmente infectadas, pero el número no es suficientemente alto como para pensar que va a haber una importación importante de casos”.

El 30 de enero, el Dr. Cavadas declara: “Cuando China, que no es el país más transparente del mundo, y mis dos hijas son chinas, por tanto, puedo permitirme hablar de ello, aparenta transparencia desde el minuto uno, a mí me preocupa. Construyen un hospital con 800 retroexcavadoras de cien toneladas y se construye un megahospital en tres semanas, esto no va en broma”.

“El virus circulaba en España desde mediados de febrero y nadie se percató de su presencia (….) hacia mediados de febrero han detectado una divergencia de algunos de los virus que entraron en España respecto a los virus originales (….) es probable que entraran varios casos de coronavirus al mismo tiempo, como demuestra la multiplicación de casos días después, y que no fueran detectados”. Declaraciones de Fernando Simón el 23-04-2020 y recogidas en esdiario.com

“El 90 por ciento de los casos en nuestro país son importados”, dice a principios de marzo Fernando Simón. Más allá de partidos a puerta cerrada con equipos de las zonas calientes, Sanidad no recomienda suspender eventos sociales. Sólo aconseja que quien tenga síntomas no acuda.  “Si mi hijo me pregunta si puede ir, le diré que haga lo que quiera”, asegura preguntado por la manifestación del 8-M; un acto masivo más en un fin de semana cargado de aglomeraciones sociales: el congreso de Vox, partidos de fútbol, cines, discotecas, restaurantes…

El 8 de marzo se celebran multitudinarias manifestaciones, a las que acuden diferentes miembros femeninos del Consejo de Ministros, con mascarillas. Al día siguiente, el presidente del Gobierno visita el centro de alertas sanitarias, sin más contenido que la imagen. A esa hora de la mañana el ministro de Sanidad “no contempla cerrar escuelas”. Tampoco ve necesaria la suspensión de actos y concentraciones.

Pero todo cambia súbitamente en cuestión de horas. A media tarde, tras la manifestación feminista del 8-M en Madrid, el Ministerio de Sanidad informa de 28 fallecidos y 1.200 positivos, más del doble que el día anterior. Madrid es el foco principal. Con estas cifras, el Gobierno regional y Sanidad anuncian el cierre de todos los centros educativos durante 15 días en Madrid.

10-15 de marzo: Todo se precipita en cuatro días. Sanidad eleva el escenario de “contención” a “contención reforzada”. La clausura empieza por los eventos deportivos y se extiende a lo largo de la semana con nuevos cierres de escuelas, locales de ocio, museos, comercios, iglesias… El turismo y la Bolsa se hunden. Cientos de empresas recurren al teletrabajo. Miles de personas acaparan alimentos. Las estanterías se vacían en algunos supermercados. 

Cunde el temor a que el sistema sanitario colapse. El sábado, después de un Consejo de Ministros de siete horas, el Gobierno de Pedro Sánchez decreta el Estado de Alarma que restringe los movimientos de 47 millones de españoles durante 15 días. Sólo podrán salir de casa para tareas imprescindibles.

El resto, salvo el número real de fallecidos y los importes, costes y sobrecostes pagados por el material sanitario adquirido, es de general conocimiento.

Bien por José Manuel Franco, anteponiendo el beneficio general a las ideas partidistas, sean estas las que sean.

Mientras tanto, Irene Montero acusa al Gobierno, del que forma parte, de cercenar su espectáculo, “la fiesta de Irene la pescatera”: “Hay quienes quieren negarnos el derecho a la calle que tanto nos costó conseguir. La calle para estudiar, para trabajar, para reivindicar y conquistar derechos”. Lidia Falcón, la más veterana luchadora feminista desde tiempos de Franco, ha dicho: “El ministerio de Irene Montero es una broma de amigas de barrio que van allí a jugar”.

Podemos, IU, PCE, Equo, Más Madrid, UGT, CCOO y FRAVM, han presentado recurso ante la justicia, desestimado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), basándose “en razones de salud pública que preocupan a todos los ciudadanos y ciudadanas por igual”. Y Pedro Sánchez critica que los “enemigos del feminismo” se “froten las manos” ante la prohibición de las manifestaciones, porque “el principal adversario del feminismo es la ultraderecha”. Se ha olvidado que el voto femenino activo fue aprobado durante la II República a instancia de Clara Campoamor y que Indalecio Prieto, socialista marxista como él, abandonó el Congreso gritando “Es una puñalada trapera a la República”.

En Cataluña, en donde el ministro Marlaska dice que los disturbios permanentes que allí se producen “no es terrorismo callejero”, sí ha habido concentraciones, que empezaron el domingo día siete al anochecer, de unas dos mil personas, entre las que había un grupo radical que destrozaron comercios y entidades bancarias, ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra. El caso es llevar la contraria a Madrid, porque ellos son “una nación independiente y republicana”. Veremos cuántos/as acaban en las UCI, allí y en otras comunidades autónomas en las que se han realizado manifestaciones el 8-M-21, lunes, la mayoría de ellas protagonizadas por ociosos/as laborales.

Siento decirlo, pero en España no somos demócratas, aunque tratemos de aparentarlo: Unos desconocidos han arrojado pintura contra el mural “Mujeres cambiando el mundo”, del Auditorio Manuel Azaña de Alcalá de Henares, para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres, inaugurado veinticuatro horas antes con la presencia de la VP del Gobierno, Carmen Calvo. Las feministas, arrimando la ascua a su sardina, han dicho que eso es machismo; en mi opinión, es delincuencia, vandalismo, incivismo, barbarie urbana, sin distinción de sexo o identidad sexual de quien o quienes lo hayan hecho, y sobre los que tiene que caer el peso de la ley, aunque dada su laxitud y tolerancia con el transgresor, dudo de su efectividad penal. Desgraciado lema nacional: “Todo el que no piense como yo, es mi enemigo”.

No podemos acabar este artículo sin hacer referencia al “hecho histórico” más importante de esta semana en el “mundo mundial”: -En el día de hoy, blanqueados y presentes en el Parlamento español, los terroristas etarras han presenciado desde su casa el simulacro de la destrucción de sus armas, oxidadas, antiguas, anteriores a 1977, catorce años después de haberlas entregado, cuando yo era un don nadie en la política española, sin la presencia de la bandera de España ni símbolos nacionales. La guerra ha terminado. En zona nacional de la ciudad de Valdemoro, provincia de Madrid, a cuatro de marzo de dos mil veintiuno. Firmado: Pedro Sánchez Castejón, presidente del Gobierno de España con los votos de los herederos de ETA-.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 12-03-2021

Peligro – Ideología de género

Juan Manuel Jiménez Muñoz
Médico y escritor malagueño

Queridos compañeros sanitarios. Queridos lectores:

Solemos tomar a guasa las bazofias intelectuales que perpetran a diario las “autoridades sanitarias” del Ministerio de Igualdad. Es un mecanismo de defensa lógico, que tenemos, para mantenernos cuerdos. Pero ahora, con la inminente aprobación de la “Ley Trans”, se hace necesario difundir las consecuencias de esta Ley.

La llamada “Ley Transgénero” (o “Ley Trans”), que verá la luz muy pronto, es un delirio ideológico del Comité de Ocurrencias del Ministerio de Igualdad, el dueño actual del B.O.E., y sostiene lo siguiente:

1.-El sexo biológico no existe  : la distinción entre machos y hembras es un anticuado constructo social, pero no pertenece a “lo natural”. La presencia de un cromosoma Y para señalar a los varones no tiene importancia alguna. La presencia de testículos u ovarios es un suceso anecdótico. Tener pene o tener vagina es absolutamente irrelevante para la pertenencia a un sexo. Y no digamos ya de los caracteres sexuales secundarios (barba, mamas, nuez de Adán, tono de voz, etcétera): irrelevantes también.

2.-Dado que el sexo biológico nunca ha existido , la inclusión de un neonato en alguna de las tres categorías sexuales (machos, hembras y hermafroditas) se ha debido desde el principio de los tiempos a un peculiar suceso que denominan ahora, estas lumbreras del ministerio , “sexo asignado”. El “sexo asignado” es lo que la matrona (o el ginecólogo, o la amiga, o la madre de la parturienta) observa cuando la criatura llega al mundo: ¿pene o vagina? Si observa pene, asigna macho. Si observa vagina, asigna hembra. Y las iletradas autoridades del Ministerio de Igualdad han concluido que el “sexo asignado” es una arbitrariedad social sin valor legal alguno  . Es decir: suponen en el Ministerio que el “observador del parto” es autor de una posible fechoría por “asignar macho o hembra” al neonato. La expresión, mal entendida, hace suponer que el observador, malvadamente, “asigna lo que le sale de la entrepierna”.

3.-Dado que el sexo biológico no existe, y dado que el sexo legal corresponde al impresentable “sexo asignado”, se concluye que no existen diferencias significativas entre un hombre y una mujer en lo referente a marcadores de sexo. Y al negar lo sexual como criterio clasificatorio, es preciso rellenar esta laguna con dos conceptos novedosos: el “género” y la “autoidentidad de género”.

4.-El “género” es la nueva adscripción en que se clasifican los seres humanos según el Comité de Ocurrencias del Ministerio de Igualdad. Al contrario del sexo biológico (que sólo puede ser macho, hembra o hermafrodita), el género es un constructo variable basado en la “orientación del deseo”, donde se engloban por ahora trece categorías, aunque el Gobierno está invirtiendo muchos euros( pagados con nuestros impuestos) en averiguar si hay más. Y nos tememos que sí, que irán saliendo más géneros, ya que cada uno que aparece nuevo conlleva otro chiringuito en el Ministerio de Igualdad. Existen los géneros andrófilo y ginéfilo (ambos tradicionales y mayoritarios), pero también el género binario, el género transexual, el género homosexual, el cisgénero, el género bisexual, el género intersexual, el género asexual, el género pansexual, el género antrosexual, el género sapiosexual …. y otras chorradas. Los géneros, a diferencia del sexo biológico, no son iguales en cada momento histórico de una comunidad ni en todas las sociedades del mundo. Los géneros son esencialmente flexibles, variables e intercambiables. De hecho, ni siquiera un mismo individuo podría asignarse en todo momento de su vida a un género en exclusiva.

5.-Del punto anterior (flexibilidad de género) se infiere el segundo concepto novedoso: la “autoidentidad de género”. La autoidentidad de género, para el Ministerio de Igualdad y Ocurrencias Varias, es la piedra angular sobre la que descansa la nueva Ley Trans. Lo podríamos definir como el sentimiento mental que cada persona posee en un momento dado de su biografía sobre el género al que pertenece. Y ese sentimiento sobre la identidad de género es íntimo, personal e intransferible, y no necesita demostración. Es decir: está al margen de que terceras personas (padres, jueces, médicos, psicólogos, funcionarios, matronas, políticos o biólogos) opinen sobre el asunto. En otras palabras: cada persona es libre de expresar en cada momento de su vida el género en que se siente cómodo, y esa decisión suprema ha de ser aceptada por el conjunto de la sociedad y defendida en las leyes.

En resumen y antes de hablar de las implicaciones:

1.-El sexo biológico no existe o, si existe, es un concepto trasnochado. Las distinciones entre machos y hembras en el Registro Civil se deben al fenómeno denominado “sexo observado”, que es una arbitrariedad como una casa y un constructo social del que debemos hacer caso omiso.

2.-El género ha de sustituir al sexo, a efectos legales. Existen infinidad de géneros, y cada persona ha de decidir por sí misma en cuál de ellos se encuadra. Su decisión no puede ser mediada, ni interferida, ni opositada por institución o personal alguno. Es más: hoy puedo decidir pertenecer al género andrófilo y el año que viene al ginéfilo, o viceversa. Y mi decisión habrá de ser aceptada en el Registro Civil sin más pruebas que la palabra. Basta con decir al funcionario: “me siento mujer” para que inmediatamente me cambien el carné de identidad y me pongan de nombre Juanita, o Antoñita. Por supuesto sin engorrosos trámites de cambio de sexo, compromiso de continuidad, permisos paternos, informes de psicólogos, hormonación, cirugía, etcétera. Nada de nada de nada. Me siento mujer y quiero llamarme Margarita. Punto. Y el mes que viene, me siento de nuevo hombre y quiero llamarme Pepe. Perfecto. 

Bien, lector. Si has seguido hasta aquí mi explicación es posible que creas que exagero o, lo que sería aún peor, que miento. Te remito al borrador que pretende convertir en Ley el Ministerio de Igualdad para que salgas de dudas. También te remito al manifiesto firmado por los grupos feministas de España (y hablo de las feministas serias, no de estos “chocholocos” que se han apoderado de la palabra “feminista”), en relación a las absurdas consecuencias prácticas que supondrá una Ley que les anula a las mujeres la identidad sexual y, por tanto, sus derechos de mujeres.

Veamos algunos ejemplos:

1.-Las carreras de ingeniería, en España, están subvencionadas para las mujeres con casi el 100% de la matrícula. Es decir: desde hace décadas, el Estado se hace cargo de los gastos para fomentar que la mujer (tradicionalmente volcada en la rama sanitaria o en las carreras humanistas) se decida por ingenierías. Bien. ¿Qué me impide a mí, Pepito Pérez, con 18 años de edad, acudir al Registro Civil y cambiar mi nombre por el de Pepita Pérez para matricularme gratis en ingeniería, y luego, a los 24 años, con la carrera acabada, volver “a sentirme Pepito”?

2.-¿Qué impide a un hombre casado cambiar su nombre a Pepita, apalear luego a su mujer y, como ya serían una pareja lesbiana, librarse de la aplicación severa de la ley por violencia machista?

3.-¿Qué impide a un deportista varón sentirse de pronto mujer y competir en las Olimpiadas con el equipo femenino de su país y ganar todas las medallas?

4.-¿Qué impide a la actual princesa Sofía sentirse hombre y reclamar el derecho sucesorio al Trono a su hermana Leonor?  🤦🏻‍♂️

5.-¿Qué impide a un violador que cumple condena en la cárcel sentirse de pronto mujer y solicitar el traslado a una cárcel de mujeres, donde tendría que compartir con ellas el patio, las celdas, la sala de juegos y las duchas?

6-¿Qué impide a un asesino en serie de mujeres sentirse de pronto mujer para ser trasladado a una cárcel de mujeres?

7-¿Qué impide a un padre maltratador de sus hijos sentirse de pronto mujer para no perder la custodia de sus hijos maltratados?

Nadie tiene respuestas. Nadie. Mejor dicho: esta tropa va a lo suyo, a crear problemas donde no existen, a vivir de la confrontación de “géneros”, a negar la biología, a borrar a la mujer y al hombre como sujetos sexualmente diferenciados, y a cercenar de un plumazo los derechos adquiridos con mucho sudor y sangre por las mujeres a las que dicen defender.

Eso es lo que nos espera, lector. Ah. Y con dos añadidos importantes:

a.-Con 16 y 17 años de edad no será necesario el permiso de los padres para inscribirse como Juanito o Juanita.

b.-Además, como guinda, la ley señala como delito a cualquier negación de la Ley. En otras palabras: en cuanto entre en vigor, no se os olvide avisarme. Habré de borrar este texto si no quiero ir a la cárcel. Ya se sabe que las verdades verdaderas las inspira una paloma a las ministras, como antaño el Espíritu Santo inspiraba a los apóstoles. Y sólo la apología del terrorismo en los cantantes raperos debe permitirse siempre. Lo demás, tijera.

Horroroso, lector. Horroroso. Cagoentóloquesemenea.

Churriega

Miguelturra es un pueblo de la provincia de Ciudad Real, a unos siete kilómetros de la capital, que actualmente tiene unos quince mil habitantes, con el mismo alcalde, del PSOE, desde las primeras elecciones democráticas hasta el año 2015, que sigue estando gobernado por el PSOE. Son muy famosos sus Carnavales, que se siguieron celebrando aún en tiempos de Franco, aunque sin el boato y esplendor actual, y su iglesia parroquial, la “del huevo”, así llamada por su bóveda descubierta al cielo, de estilo barroco, en el mismo centro del pueblo.

Cuando yo era un chaval, tenía mil o mil quinientos habitantes, muchos dedicados al cultivo de la vid y a las bodegas de vino peleón; el resto, iba a trabajar a Ciudad Real todos los días, en “la viajera”, destartalados autobuses que paraban cerca del Hospicio, a cien metros del barrio de lenocinio de la calle La Palma. Todos los churriegos, así se les llama a los de Miguelturra, nacieron en la capital, porque en el pueblo no había ninguna clínica ni hospital. Y ha crecido tanto en habitantes porque quienes no pueden comprarse un pìso en Ciudad Real, sobre todo gente joven, se van a Miguelturra, donde son más baratos y en quince minutos tienen todos los servicios de la capital de provincia.

Farruco – Pintura de Paco Martín Casado (1940 – 2012)

En mi infancia, la persona más famosa de Miguelturra era Farruco. Todos los días del año hacía andando el camino Miguelturra-Ciudad Real-Miguelturra. Más que vagabundo, era el típico pícaro del Siglo de Oro español, trasladado a la segunda mitad del siglo XX. Tenía una ruta preestablecida para ir pidiendo dinero, comida, pan y ropas, por calles plazas y corralas de las muchas que existían en aquellos años. Todo el mundo lo conocía. Le tenía fobia al trabajo, y cuando alguien le insinuaba lo mínimo sobre “arrimar el hombro”, siempre decía: “¿Sabes lo que hace el tren? Pues chucuchú, chucuchú, chucuchú, a la vez que giraba el brazo derecho en redondo y daba un paso para adelante y tres para atrás, se volvía de espaldas a su interlocutor y se iba lo más rápido y lejos posible de cualquier cosa que estuviese relacionada con el trabajo. Murió una fría noche de invierno, de una borrachera de anís, en plena calle, sentado en el suelo y con la botella entre sus brazos.

Bien, pues de este pueblo es Dña María Teresa Arévalo, cuya biografía y currículum quedan explicados en la figura que sigue a continuación:

Profesión: Activista. Experiencia laboral: Ninguna. Esta señora es, según “El Español” y de acuerdo a lo manifestado por la exresponsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, la abogada Mónica Carmona, “la persona que Irene Montero y Pablo Iglesias utilizan de forma irregular como cuidadora de su hija pequeña es una asesora del Ministerio de Igualdad que cobraría más de 50.000 euros al año en su puesto público. En concreto, según el informe que ha emitido al juez que se encarga del caso Neurona y al que ha accedido EFE, la exdiputada de la formación morada por Ciudad Real, María Teresa Arévalo, se encarga de la pequeña desde que nació en agosto de 2019”.

Ha faltado tiempo para que Podemos manifieste que “la acusación es absolutamente falsa”, faltaría más. Lo primero que te dice cualquier catedrático de Derecho Penal es que niegues cualquier hecho que se te impute, que te declares inocente y no digas nada más, porque es la fiscalía quien tiene que realizar la carga de la prueba. “¿Y de quién depende la fiscalía?”, dijo alguien. No es de extrañar que Pablo Iglesias haya pedido al Congreso que no intervenga en el tema “por ser asunto privado”.

Yo creo que sustanciar este asunto es fácil: Ver desde dónde le ha llegado la nómina a la churriega; comprobar su asistencia o inasistencia a su puesto oficial; y que los guardias civiles que protegen la vivienda de los Iglesias-Montero la identifiquen visualmente o, mejor, mediante el registro de visitas que estoy seguro deben llevar de quienes se acercan a ese inmueble, más protegido que la Casa Blanca cuando cuatro desarrapados la asaltaron hace pocas fechas.

Con el paso de los años, más convencido estoy que los españoles no aprendemos nunca de los errores pasados, que nos dejamos engañar porque no queremos salir del estado de confort en el que estamos, el “que inventen otros” ha pasado a ser “que lo arreglen otros” porque, a pesar de todos los engaños que los políticos nos hacen, la gente sigue confiando en ellos. Alguien, algún día, debería estudiar en profundidad quienes, desde el primer momento de la Transición, entraron pobres en política y salieron ricos, y quiénes, sin ser políticos, se han hecho ricos por estar cerca de los políticos, directa o indirectamente. Hemos pasado “del rey abajo, ninguno” de Rojas Zorrilla, a “del rey abajo, casi todos”.

Plañideras en público

Tengo una muñeca vestida de azul / con su camisita y su canesú. / La saqué a paseo y se me constipó, / la tengo en la cama con mucho dolor. / Esta mañanita me dijo el doctor / que le dé jarabe con un tenedor.

Tengo una muñeca vestido de negro / que lloraba como en un entierro. / La saqué a la manifestación / ahora está en la cama para curación. / Esta mañanita le dijo el moñas / mientras ellos se ríen somos ricos de coña.

Se ha muerto Maradona; llevamos más de 75.000 muertos por coronavirus; la mitad de las empresas españolas están en pérdidas; entre parados, ERE’s y ERTE’s llegamos a cinco millones de personas; mantenemos a no sé cuántos ilegales en hoteles de tres y cuatro estrellas mientras muchos de nuestros jubilados están durmiendo en las aceras; se desploman los ingresos de Hacienda y seguimos regalando el dinero a ineptos adeptos; los bancos dejarán de conceder hipotecas y los dueños de vivienda de alquilarlas porque, por decreto del Dúo Diabólico, se prohíben los desahucios al no existir “alternativa habitacional de las personas vulnerables”, cuyo deber y obligación debe recaer en el Gobierno y no en los particulares; la Deuda Soberana Españolas a punto de llevarnos al estrangulamiento financiero; la analfabeta funcional de Adriana Lastra manda callar al mayor estadista de la España democrática, Felipe González; una dirigente de ERC defiende la vuelta de ETA diciendo que “hicieron muy bien su trabajo”; el frentepopulismo pasa a controlar la justicia a través de la fiscalía; Canarias, Ceuta y Melilla, en el punto de mira de las aspiraciones de un gamba marroquí; las colas del hambre no son películas de ciencia ficción que nos contaron nuestros abuelos de los tiempos de Franco, sino realidades diarias ante asociaciones ligadas a la iglesia católica; hay más muertes por accidentes laborales que por violencia machista de género (yo creo que debería decirse violencia de sexo, simple y llanamente) …. ¿Por qué o por quién derrama sus lágrimas la muñeca llorona?

Se acuerdan del chiste de las hienas: Si comen mierda y copulan una vez al año, ¿de qué se ríen las hienas? En realidad, las hienas emiten un ruido que parece risa cuando están nerviosas, se sienten amenazadas, en peligro, o cuando un congénere quiere quitarle la comida que tanto le ha costado conseguir. Desde luego, no creo que este sea el caso.

El neurocientífico argentino Facundo Manes escribe que “risa y llanto patológico” es un síndrome de desregulación afectiva producido por una disfunción de las regiones cerebrales importantes para la expresión y regulación de las emociones. Se caracteriza por generar episodios incontrolables de risa y/o llanto, que son intensos, breves y frecuentes.

En las Instrucciones para llorar, Julio Cortázar cuenta que “El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente”. Hace muchos años se decía que los políticos iban por la mañana a misa a comulgar y luego a joder al prójimo. Ahora es igual, solo que, en vez de comulgar, se llora en público.

El fiel de la balanza

Las calumnias e injurias contra la Corona constituyen un delito tipificado en el artículo 491 del Código penal español, que prevé penas de multa de cuatro a veinticuatro meses.

Ayer día 23 de noviembre, el Palacio de la Zarzuela hizo oficial que el Rey Felipe VI estará los próximos diez días en cuarentena tras haber estado en contacto con un caso positivo de Covid-19. «A partir de este momento, guardará el preceptivo periodo de cuarentena de diez días, quedando suspendidas todas sus actividades oficiales previstas durante dicho periodo».

En España confundimos muchos conceptos, como público por gubernamental o libertad por libertinaje. Ha faltado tiempo para que la usuaria @SofiLoGon, en su perfil de Twitter, haya escrito: «Ojalá muriese, y la Leonor como es menor de edad no puede reinar, Letizia tiene que hacer de María Cristina, aparece un sector feudalista que dice que no puede ser porque tiene que ser un hombre el rey y se hagan froilanistas, y hay una guerra leonorinos vs froilanistas».

La susodicha tuitera aparece en una foto bebiendo una cerveza frígida, profesional del medio con cerca de ochenta mil mensajes publicados, casi mil seguidores, debe ser de ascendencia gallega pues muchos mensajes están en ese idioma, que hablan millones de personas en el mundo y sin el cual no puedes moverte en los negocios internacionales, que la coordinadora de la Red de Dinamización Lingüística de Galicia, dependiente de la Consejería de Educación del gobierno que preside el independentista de derecha Nuñez Feijóo, ha dicho que “ninguna persona culta debería atreverse a hablar español en público”.

Tomamos al azar otros de sus mensajes, si bien he de decir que he visto miles de personas más radicales que ella en los diversos medios de internet:

  • Fui al obispado para firmar la confirmación de apóstata, me dijeron “¿ESTÁS SEGURA?”, yo en plan: que sí acepto términos y condiciones, y al cabo de unas semanas me llegó una carta confirmando que ya no figuraba como integrante de la Iglesia católica.
  • Que todo tenga que ir siempre justificado en aras de la productividad es comprar los marcos del sistema que nos explota y que únicamente nos ve como seres válidos si somos productivos, es decir, si le somos útiles. es perpetuar la idea de que solo valemos en tanto que producimos.

Una cosa es expresar libremente las ideas y otra muy distinta desear la muerte a cualquier persona, con el agravante que en este caso es el Jefe del Estado. Y, por lo que se ve, no pasa nada.

En cambio, el VP Pablo Iglesias y su pareja sentimental, la ministra Montero, acuden al juez querellándose contra un ciudadano que hizo sonar el himno español frente a su vivienda, por “un delito de descubrimiento y revelación de secretos” ocurrido en su domicilio, a la vez que supuestas hordas podemitas han atacado el bar del querellado, pintándole banderas republicanas y atribuyéndole acosar a niños.

A título informativo, señalar que según la primera declaración de bienes que Pablo Iglesias presentó ante el Parlamento Europeo en 2013, su patrimonio alcanzaba a una vivienda rústica por valor de 13,5 mil euros y una moto con valor de 2,7 mil euros. Yo debo ser más tonto que el tonto de mi pueblo, pues tras cuarenta y cinco años y tres meses de cotización ininterrumpida a la Seguridad Social, mi poder adquisitivo no ha alcanzado para vivir en una vivienda unifamiliar independiente en una de las zonas más caras de Madrid.

Y los narcotraficantes que atropellaron e hirieron a dos guardias civiles en Algeciras, en libertad; los alborotadores y protagonistas de la quema de mobiliario urbano en Barcelona, en libertad; los MENA que atracan y roban, en libertad; los aluniceros con más de cincuenta detenciones, en libertad; los sentenciados por los ERE’s de Andalucía, en libertad; los políticos catalanes condenados por sedición, a punto de obtener la libertad; explotación sexual de menores tutelados en Mallorca por instituciones públicas regidas por la izquierda y explotados sexualmente: La presidenta del Consell, la socialista Catalina Cladera, opina que “lo único que pretende la oposición es hacer ruido, crispar, polarizar”, pero también en libertad y, peor aún, sin ser investigados.

Parece que, en España, si perteneces a cualquier círculo de presión, lo mismo da que sea legal que ilegal, tienes bula para que más de uno mire para otro lado, cuando la balanza de la justicia no está en el fiel. ¡Qué país vamos a dejar a las siguientes generaciones, quebrado, amoral, indecente y corrupto!

Irene Montero

La ministra de Igualdad, Irene Montero Gil, es licenciada en psicología, diputada por Madrid en el Congreso de Diputados desde enero 2016. Actual pareja sentimental del líder de Podemos, Pablo Iglesias Turrión, con quien tiene tres hijos, y del que el 16 de julio de 2017 decía esto en el suplemento Fashion&Arts del grupo Prensa Ibérica: “No amo a Pablo Iglesias solo me interesa el sexo. El amor es patriarcal y tóxico”, añadiendo: “aunque somos “pareja”, lo que hay entre ambos no es exactamente “amor romántico”; “Aunque tengas muy claro que el mito del amor romántico es algo opresor, patriarcal y tóxico, nuestra educación de forma implícita nos construye. Es verdad que una no se construye de una vez y para siempre, puede reflexionar, por ejemplo, cuando siente celos. Que lo sientas no lo dota de legitimidad”.

Es bueno saber lo que piensa sobre los celos, pues nunca más que ahora se habla de los romances anteriores de su pareja, harén viene de la palabra árabe «haram», que significa prohibido.

Circulan unas coplillas por internet que no sé quiénes pueden ser las protagonistas, pero que no han podido, o no han querido, abortar los censores institucionales que, como las meigas, no creo en ellos, pero “haberlos, haylos”.

–¿De quién tuvo amor e insania?

–¡De Tania!

–¿Quién, al final, fue dañina?

–¡Dina!

–¿Y quién es hoy dueña de su pene?

–¡Irene!

Ser macho alfa es lo que tiene.

¿Qué tiene? Un desgaste enorme.

(A la espera del informe de Tania, Dina e Irene).

–¿Tania sacó algún apaño?

–¡Escaño!

–¿Dina, algún premio y no módico?

–¡Periódico!

–¿E Irene, por su adhesión?

–¡Casoplón!

Cada hembra, su galardón,

pues el macho no es tacaño,

las compensa con escaño,

periódico o casoplón.

Y el harén no se restringe

si pone la cama en hora:

compensa como asesora

a Lilith, la de Verstrynge.

Irene Montero se contagió del coronavirus, previsiblemente, en la manifestación feminista del 8-M, momento multiplicador de esta pandemia, sobre el que se ha discutido, hablado y escrito largo y tendido, y se seguirá haciendo en el futuro durante mucho tiempo.

En los momentos previos a una entrevista en ETB, Irene Montero comenta que la falta de gente en las manifestaciones del 8M se debía a la alerta del coronavirus; por lo tanto, el Gobierno tenía la información de esta preocupación y sin embargo animó a ir a las manifestaciones. El “parte” oficial de la época, RTVE, no dio información alguna al respecto.

Las palabras dichas fueron: “Pues tía, creo que [por el] coronavirus, pero es que… o sea, no lo voy a decir, pues porque no lo voy a decir”. Lo más grave es que reconoce que “hay países europeos que ya están tomando medidas drásticas” y que “la capacidad real de control que están teniendo es muy limitada, tomando medidas superdrásticas”. A pesar de conocer eso, reconoce que su criterio es “no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico generalizado”. Traducción: Se antepuso la manifestación feminista liderada por ella, a evitar que la gente se contagiase.

 

 

 

Rosa Díez, exdiputada nacional, bestia negra del actual gobierno, dijo: “La ministra prometida del vicepresidente matón reconoce que el Gobierno lo sabía antes del 8M y no tomó decisiones para proteger a los ciudadanos”.

“Es un hecho científicamente demostrable y demostrado que las manifestaciones multiplicaron exponencialmente el contagio, y está por cuantificar cuántos manifestantes contagiados han fallecido y cuánto le va a costar al Estado pagar las indemnizaciones a las familias, porque muchos manifestantes del 8-M han muerto por el contagio padecido durante unas concentraciones autorizadas por el Gobierno que Europa y las autoridades sanitarias estaban recomendando que no se celebraran, para evitar la propagación de la enfermedad.

Irene Montero se excusa diciendo: “Hicimos lo que dijeron los expertos”; pero eso es una burda mentira. El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades envió el 2 de marzo un informe a todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE) titulado Evaluación rápida del riesgo: brote de la nueva enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19): mayor transmisión a nivel mundial. Quinta actualización. El documento pedía a todos los Gobiernos de la UE que dictaran “medidas de distanciamiento social individual” y les instaba a “considerar la cancelación de las concentraciones masivas en casos excepcionales” donde hubiera existido algún contagio local de coronavirus. Asimismo, solicitaba a los Gobiernos que recomendaran a sus ciudadanos “evitar acudir a actos multitudinarios”, como medida preventiva. ¿Qué parte no entendieron? El vídeo ahora demuestra que en el Gobierno se sabía que otros países europeos habían adoptado medidas drásticas, y que incluso con ellas la capacidad de control estaba siendo muy limitada.

La decisión de autorizar las manifestaciones del 8-M (y, de paso, la asistencia de público a los partidos de la Liga) fue una imposición ideológica de los políticos, empeñados en mantener la manifestación feminista por pura propaganda, que se impuso al criterio y consejo de los técnicos”. Press Condor – Libertad Digital.

Han transcurrido más de cuatro meses desde entonces, con un resultado de cuarenta y cinco mil muertos, cifra que no concuerda con las oficiales facilitadas por el Gobierno a través del Ministerio de Sanidad, pero que se ajusta más a la realidad en función de las proporcionadas por los juzgados y por las empresas funerarias. Se ha acabado el confinamiento de la ciudadanía y parece como si nada hubiera pasado, como si no fuéramos conscientes que el coronavirus sigue ahí, sin solución médica por el momento, descuidando masivamente los medios higiénicos recomendados por Sanidad. Y es que el español no atiende a recomendaciones, somos de ideas muy democráticas, pero de actuaciones muy dictatoriales: Nadie, o casi nadie, hace caso de ninguna sugerencia si no se le obliga a ello.

Por otra parte, si la actuación gubernamental centralizada ha sido caótica en muchos aspectos, ahora, con diecisiete mandos diferentes, la cosa se está haciendo aún peor. Llegan extranjeros, turistas, trabajadores e ilegales, y a ninguno se le hacen los controles sanitarios que sirvieran de freno a la expansión, cuando hasta Marruecos no permite la llegada de españoles a su territorio y obliga a España a hacer las pruebas oportunas a los jornaleros para que puedan repatriarse. Siguen faltando medios materiales y humanos, y no se si el verdadero motivo es que el Estado no tiene dinero, o si lo tiene, prefiere gastárselo en subvencionar a sus teóricos votos cautivos en vez de invertirlo en prevenir la sanidad de los ciudadanos. Espero que no tengamos que lamentarlo con otros tantos muertos.

 

 

 

Su verdad

Ha sucedido en Sestao (Vizcaya). Durante un mitin celebrado por VOX, que tiene el mismo derecho que cualquier otro partido político y que, hasta la fecha, no ha hecho nada contra el orden constitucional, ni ha quemado banderas españolas, ni ha dicho que piensa matar ni al rey ni a nadie, grupos radicales de independentistas, proetarras y podemitas, han lanzado botes de humo, piedras y botellas, entre otros objetos, lo que ha desencadenado las cargas de los agentes antidisturbios de la Ertzaintza. Uno de esos objetos fue una piedra, que impactó en la ceja izquierda de la diputada de ese partido Rocío de Meer.

La prensa subvencionada, casi toda, ha pasado de puntillas por la noticia, ningún partido político ha condenado los hechos, y solo dos políticos, han hablado sobre ello.

Carlos Iturgaiz, candidato a Lendakari del PP y Cs, ha condenado la agresión: “Mi más enérgica condena ante el ataque y heridas recibidas en Sestao por la diputada de Vox, envío mi apoyo y solidaridad personal y del PP y Cs. Desgraciadamente la libertad de expresión sigue amenazada en el País Vasco por parte de los radicales proetarras”.

El Bufón de la Pampa, en esa dinámica en lo que todo lo que dice la ultraizquierda es verdad, ha dicho: “Solo hizo falta un poco de kétchup para que se tragaran un bulo como una catedral”. Este, el día que no frene a tiempo, se va a caer por un precipicio.

El “manual” ideado por Jordi Pujol, copia tanto del comunismo como del hitlerismo más radical, es el que se ha aplicado desde los años ochenta en España, la educación desde la más tierna infancia, la historia vista desde mi presente, contada según mis intereses, y solo por el bien de mis objetivos: En Cataluña, tapar la corrupción, comisiones y los clanes familiares de ostentación permanente del poder. En el año 2012 escribía yo:

La pretendida actual independencia de Catalunya se empezó a gestar en el año 1982 …/… asunción de atribuciones en los planes de educación, sin prisas pero sin pausas, asignaturas, contenidos, historia, cultura, medios de comunicación, inmersión lingüística, hasta un momento en el que el castellano es el tercer idioma en rotulación autonómica y medios públicos de transporte, detrás del catalán y del inglés, y se enseña en las escuelas que “Catalunya está formada por Barcelona, Tarragona, Lleida, Girona, la Catalunya Norte, el País Valenciano y las Islas Baleares”, que ha conseguido que las nuevas generaciones catalanas no tengan lazos con el resto de España.

Jordi Pujol, buen amigo de Felipe González, que fue el que le enseñó a decir aquello de “Eso ahora no toca”, ha colocado, democráticamente elegido con la democracia teledirigida por los que mandan, al hereu Oriol Pujol i Ferrusola como Secretario General, y el hijo, menos listo, menos inteligente, más ambicioso que el padre e independentista extremista como su madre, es más peligroso, …/… en la espera, más adelante, de Pujol hijo al Palau de la Generalitat en la Plaza de Sant Jaume, salvo que aparezca un charco muy grande con barro en el camino. Y ¿por qué subrayaba esta última línea? Porque yo había vivido los últimos cinco años en Barcelona y todos sabíamos lo que había. Apareció ese charco en Cataluña y un pantano cenagoso en España, llamado Zapatero, y lo que inicialmente era un tema económico pasó a ser un futuro desencuentro fratricida, con logias incluidas, que se va soslayando en el tiempo, como se puede.

En el resto de España, pasó algo parecido, las comisiones y la corrupción se movían por toda clase de organismos oficiales, de unos y de otros, de todos, inicialmente porque hubo que inventarse una democracia en la que nadie tenía un duro ni pagaba los préstamos de los bancos, (quien tenga acceso a ello, que compruebe y estudie la CIRBE histórica de los Partidos Políticos en el periodo democrático español), salvo el Partido Comunista de Santiago Carrillo, que es el único que pagaba los créditos de forma puntual y dineraria. Más de uno pensó aquello de “o parte o chivo”, y el asunto se desmadró. Fariseos todos de palabras huecas, que cuando llegan al poder vuelven a abrir las puertas giratorias y tienen censados tantos o más procesos judiciales que el peor de sus contrincantes.

Hace unos días, vi en internet la opinión de una muchacha, con nombre y apellidos, alcalaína para más señas, que por su aspecto físico debería tener entre veinte y veinticinco años, que decía había que votar a Podemos porque es comunista, que el comunismo es libertad, que está a favor del empoderamiento de las mujeres, de los gays, lesbianas y transexuales, da ayudas a todo el mundo, acoge a los inmigrantes (almas cándidas que llegan a España dispuestos a trabajar de sol a sol),  y que no roban, como hacen los ricos. ¿Se puede tener mayor incultura o habérsela imbuido con un embudo por boca y orejas? ¿Sabe cómo tratan a los homosexuales de cualquier tipo, a las mujeres, a los inmigrantes ilegales, a los que transgreden sus leyes?, en Venezuela, Cuba, Laos, Corea del Norte, China, y otros países comunistas, entre los que Google ha incluido a España. ¿Sabe que el comunismo mató a más de cien millones de personas en el siglo XX? ¿Sabe en qué pisos viven y cómo se alimentan? ¿Sabe el índice de prostitución femenina? ¿Sabe qué derechos humanos y laborales tienen los trabajadores? ¿Sabe que no pueden protestar de nada y ante nadie? Esto no es solo en los países comunistas, podríamos ampliarlo a los países musulmanes.

 

 

Noticia mundial ha sido la muerte de un hombre negro (llamar afroamericano a un ciudadano estadounidense de tercera … quinta … octava o décima generación, que no ha pisado África en toda su vida, ni piensa hacerlo nunca, me parece ofensivo) por la policía de Minnesota (EEUU), y las manifestaciones, disturbios, pillajes y destrucción de estatuas de personajes como Cristóbal Colón, Fray Junípero Serra e incluso Cervantes, han sido aplaudidas por el comunismo internacional, incluso los masones negros de Estados Unidos, uniformados para tenida y en público, porque allí ser masón es una deferencia y privilegio, han manifestado abiertamente que son consignas comunistas.

La semana pasada murió un joven negro en La Habana (Cuba), a disparos de la policía, de la que huía. ¿Han visto alguna referencia en un medio de comunicación español de largo alcance? Pues así es todo; solo vale su versión de los hechos.

¿Qué hubiera pasado si la persona herida hubiese sido Irene Montero?, comunista desde los 15 años, de las de puño en alto y tuiteadora de “los Borbones, a los tiburones”. O la directora del Instituto de la Mujer, Beatriz Gimeno, que aboga por «cerrar cárceles» para que «no haya más presos», considera que «la heterosexualidad oprime a las mujeres», y publica un artículo titulado «Por el culo, políticas anales», en el que anima a que las mujeres penetren analmente a los hombres para alcanzar la igualdad. Una nueva guerra civil, al menos dialéctica, pues la ultraizquierda hubiera sacado todos sus troles y subvencionados a los medios de comunicación y a la calle, imponiendo, una vez más, su verdad por encima de la verdad. Roto el espejo de la Transición, va a ser difícil, por no decir imposible, recomponerlo.

 

¿Nos gobierna un psicópata?

La respuesta es afirmativa: Pedro Sánchez cumple los criterios diagnósticos para ser tipificado sin la menor duda como psicópata narcisista, es decir, presenta un Trastorno de la personalidad de tipo narcisista, en base a los dos manuales nosológicos mundialmente reconocidos, tanto la ICD como el  DSM-IV-TR.

Es necesario advertir que los psicópatas no son enfermos mentales, sino individuos con una personalidad fuera de lo común, desviación que, de forma habitual, es fuente de problemas personales, que, a su vez, van a repercutir de modo negativo en el entorno donde viven. Innecesario es decir que cuanto mayor sea su área de influencia, mayores serán los problemas que ocasionen.

Existen diversos tipos de psicopatías. La de Pedro Sánchez se encuadra en el grupo B, con tipificación nosológica F60.8 (Trastorno narcisista de la personalidad), siguiendo el Manual Diagnóstico y Estadístico DSM-IV-TR, cuyos criterios para este tipo de Trastornos son los siguientes:

1- Grandioso sentido de la propia  importancia;

2.- Preocupación de éxito ilimitado, poder, brillantez;

3.-Creerse especiales, únicos;

4.-Exigencia de excesiva admiración;

5.-Pretensiocidad, expectativas irrazonables de que se cumplan las propias aspiraciones;

6.-Interpersonalmente son explotadores, sacan provecho de los demás para alcanzar sus propias metas;

7.- Carecen de empatía;

8.- Con frecuencia, envidian a los demás o creen que los demás les envidian a ellos;

9.- Presentan comportamientos o  actitudes arrogantes.

La conclusión que se extrae al analizar la trayectoria vital de Pedro Sánchez, es la imperiosa necesidad que tiene de ser admirado. Esta emoción, presente en todos los humanos, es tan intensa en él, -es ahí donde radica su desviación de lo normal-, que la ha convertido en el primum mobile de su vida, desarrollando un proyecto vital  dirigido a  satisfacerla, tarea imposible de alcanzar  por ser insaciable  y  desorbitada  su necesidad  de  sentirse  importante.

Varios factores han contado a su favor para llegar al escenario donde más admiración puede despertar: un verbo fluido, la instrumentalización de la empatía como herramienta política, suficiente histrionismo para representar el correspondiente papel de líder, -mera impostura-, y, sobre todo, la falta de ética, de moral  y el desprecio hacia ESPAÑA y los españoles, a  quienes ha  estafado haciendo  lo contrario  de  lo  que  aseguró.

omo buen psicópata, no se ruboriza ni mueve un solo músculo de la cara, cuando sus oponentes políticos le recuerdan las múltiples mentiras y contradicciones en que incurre. La satisfacción narcisista que experimenta al ostentar  un puesto que jamás pudo imaginar que alcanzaría,  compensa con creces los  reproches  de  la  Oposición y otros  inconvenientes  menores.

Pablo Iglesias sabe que el presidente aceptará lo inadmisible para mantenerse donde más  puede ser visto y admirado, aunque las miradas de millones de españoles sean ya  de rechazo y estupor ante un inepto, rehén de su propia  egolatría, circunstancia que Iglesias  aprovecha para provocar insomnio al 95 % de los españoles, como anunciara el propio Pedro Sánchez, aplicando aquél las medidas que copia de los polvorientos manuales del  revolucionario   bolchevique  que  maneja.

Un binomio, Sánchez-Iglesias, con todos los mediocres adláteres de les acompañan, responsables en su conjunto de los miles de fallecimientos que se podían haber evitado con una buena gestión, responsables en su conjunto de una hecatombe económica sin precedentes y responsables también en su conjunto de una severa  restricción de  derechos y libertades, incluida la vergonzosa manipulación de los medios de comunicación.

Pedro Sánchez no es el primer psicópata que llega a la cumbre del poder de un país. Salvando las diferencias históricas y sociales, Hitler también tenía un Trastorno narcisista de la personalidad (DSM-IV-TR, F60.8), que, junto a un  verbo fluido y las suficientes dotes de actor para representar el correspondiente  papel de  líder carismático, consiguió a  través de las  urnas arrastrar a toda Alemania tras él, para  hundirla después en el  más profundo  de los abismos,  junto  a  medio  mundo.

Pedro Sánchez, frente al nazi, es un actor de vodevil, pero nos duele tanto, o  más, porque  lo  tenemos  de  plena actualidad  y  nos  está  afectando  a  todos, día  a  día,  muy  de  cerca.

JOAQUÍN  SAMA

Jefe Clínico Especialista en Psiquiatría, Neurología y Medicina Familiar y Comunitaria.

Córdoba, 28 de mayo del 2020

 

 

 

Este dictamen de un eminente psiquiátrica, se ha visto confirmado el tres de junio, cuando tras casi treinta mil fallecidos oficiales, cerca de cuarenta y cinco mil según las Comunidades Autónomas, y tras hacerse público un video en el que Irene Montero, lideresa de la manifestación feminista del 8-M en el que reconoce la existencia del coronavirus antes de celebrarse ese acto, Pedro Sánchez declara en el Congreso “Lo digo alto y claro, viva el 8 de marzo”; lo dicho, estamos en manos de un psicópata manejado por un comunista sin escrúpulos.

Los mimbres del cesto

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha pedido «explorar mecanismos» que permitan, en el marco de la legalidad, que los políticos catalanes condenados por el referéndum ilegal de independencia de Cataluña del 1-O de 2017, ya que «no deberían estar en prisión en ningún caso», sino haciendo política, sentados en la mesa de negociación entre el Gobierno central y el catalán, espera que se reanude «cuanto antes». «Mi posición es bien conocida. Me parece que no deberían estar en prisión en ningún caso”.

El Ministerio de Defensa va a comprar vehículos blindados, previstos desde el año 2007, por un importe de 2.100 millones de euros. Pablo Iglesias ha dicho que no creía que “nadie” del Gobierno considerase que la “prioridad” es invertir “en tanques o aviones de combate”. ¡Qué miedo tiene a que alguien se canse de su comunismo y de su predisposición a la formación de diversos Estados dentro de la República Española!

 

 

A la vez, Pablo Iglesias ha vuelto a ser elegido Secretario General de Podemos, con una mayoría del 92,19%, porcentaje parecido a lo que obtiene Castro en Cuba, Maduro en Venezuela o Franco en sus buenos tiempos en España. Y han aprobado un nuevo código ético según el cual, sus cargos electos ya no tendrán el tope salarial de los tres Salarios Mínimos Interprofesionales (SMI), ni tampoco habrá limitación de mandatos internos, que pasan a poder durar más de los doce años fijados ahora como límite.

Marlaska, ministro del Interior, ha emitido una orden a Instituciones Penitenciarias, en la que limita el uso de esposas y otros métodos coercitivos en presos considerados conflictivos y peligrosos. A partir de ahora, la aplicación de «medios coercitivos» deberá resultar excepcional y teniendo en cuenta «los principios de necesidad, proporcionalidad, subsidiariedad y adecuación para el restablecimiento de la normalidad perturbada». Lo que es lo mismo, los funcionarios de prisiones, además de jugarse su integridad física, deberán tener conocimientos profundos de derecho, psicología y psiquiatría, para poder evaluar, sobre la marcha, esos principios de “necesidad” que se requieren.

La Guardia Civil ha emitido una orden a los agentes que blindan la vivienda de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar para que impidan la colocación de banderas españolas y pancartas en las calles cercanas a su residencia, y ordena a los agentes a “evitar daños a la finca, incluido pintadas, o la colocación de cualquier otro elemento en el vallado/muro exterior, calles circundantes o aledañas (pancartas, cartelería, banderas o cualquier otro elemento físico que contenga simbología, reivindicaciones, reclamaciones, etc)”.

Otegi quiere pactar con el Gobierno que la nueva Ley de Memoria Histórica incluya como víctimas a los etarras, y propone la elaboración de una ley vasca de “memoria histórica global”, que incluya la puesta en marcha de una “comisión de la verdad” que abarque todas las vulneraciones de derechos humanos desde 1937 hasta la actualidad, incluyendo a los etarras. O sea, el líder de Bildu pretende reescribir la historia y victimizar a los verdugos.

¿Se acuerdan de los “chivatos” de ETA? Para los más jóvenes, eran personas consideradas “normales” que avisaban a los asesinos de esa organización terrorista de quién era quien, dónde estaba, por dónde iba o en dónde se le podría “interceptar”. Traducido, los que señalaban el camino a seguir para asesinar a una persona.

No digo que sea lo mismo, pero Pablo Echenique ha señalado y publicado la fotografía de un periodista de OKdiario con la siguiente frase: “Un aviso a todos los vecinos de Fuencarral en Madrid. Esta persona anda merodeando el barrio. Quizás os aborde diciendo que es periodista. No es cierto. Es un sicario mediático que envía Eduardo Inda a acosar a las familias de cargos públicos para luego publicar basura. Cuidado”.

No se le queda a la zaga Irene Montero, ministra de Igualdad, diciendo que las protestas ciudadanas acabarán llegando a los domicilios de Isabel Díaz Ayuso, de Pablo Casado, y de Santiago Abascal. “Terminará pasando”, ha advertido … pero parecerá un accidente.

“Un Estado puede crear dinero de la nada” ha dicho Eduardo Garzón, exconcejal del Ayuntamiento de Madrid con Manuela Carmena y hermano del ministro de Consumo.

Hoy es sábado 23 de mayo de 2020; hace un día espléndido, luce el sol y los pájaros han vuelto a cantar y posarse en los árboles de la ciudad. Seguimos confinados, físicamente a consecuencia del tema del coronavirus, y mentalmente con la muerte lenta de las libertades que algunos quieren imponernos. Con estos mimbres, decidme cómo hacemos el cesto de la democracia.