Archivo | Sin categoría RSS for this section

La Cataluña del 1-O

Como dejé escrito en “Historia de la Banca. Sus inicios. De Babilonia a los Templarios”, revisión 2016, en Cataluña, Ramón Berenguer III “El Grande”, conde de Barcelona, descendiente de los emperadores carolingios y de los reyes de la casa de Borgoña, que tuvo como primera esposa a María, hija del Cid, ingresó en el Temple en calidad de miembro asociado el 14 de julio de 1130.

En Aragón, el rey Alfonso I El Batallador había hecho un testamento en Bayona en el año 1131, que ratificó en 1134, tres días antes de su muerte, en Sariñena (Huesca), en el que declaró herederos y sucesores de todos sus reinos y señoríos, por partes iguales, al Santo Sepulcro, a la Milicia Templaria, y a los Hospitalarios de Jerusalén. Los templarios declinaron dicha soberanía, cediendo sus derechos a Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, que casó con Petronila, hija de Ramiro II de Aragón, hermano de El Batallador, que así ceñía en sus sienes la corona del Reino de Aragón.

Fruto de las negociaciones llevadas a cabo hasta obtener este desenlace, en 1146, con el acuerdo del Papa, el Temple acepta combatir a los musulmanes en un frente distinto al de los Santos Lugares, en la Reconquista de la Península Ibérica, a cambio de un quinto de las tierras conquistadas ó por conquistar, siendo el sitio de Tortosa en 1147 su primera intervención guerrera en España. Otras batallas en las que participaron fueron en la conquista de Lérida, la batalla de las Navas de Tolosa, las conquistas de Mallorca y del Reino de Valencia, …

Leer Más…

Anuncios

Todo a Cien – 244 Cobardes

Cristianófobos. No encuentro otra palabra para describir vuestra actuación, Cristo crucificado y su “comercialización” por partes de su cuerpo, solomillo, muslo o paletilla, como si fuera un animal, en castellano, eso sí, para que lo entienda todo el mundo, mancha unas fiestas que deberían ser únicamente un punto de encuentro y de alegría y que, desde hace muchos años, se distinguen, negativamente, por reivindicaciones políticas o de insultos religiosos.

Y digo cobardes porque no habéis tenido huevos, sí, esos que los vascos decís que tenéis más grande que el resto de españoles, para no atreveros a “comercializar” a Mahoma y Ala, en cuya ocasión yo os rebatiría del mismo modo; pero no, ahí os da miedo, esos matan, sin piedad, con una diferencia a como vuestra ETA lo hacía: Estos no tienen miedo a morir.

El noble pueblo vasco no os merece. No hacéis bien a nadie. Ni siquiera a vuestras cabezas, siempre con orejeras, “propio de mentes medianas, embestir contra todo aquello que no les entra en la cabeza”, Antonio Machado.

 

Publicado en el Blog de Campos el 23-08-2017

Todo a Cien – 217 No mientas cariño

Primigenia es una preciosa niña, cariñosa, amable, cándida, sin maldad alguna, que acompaña siempre a su hermana gemela llamada confianza y que, en conjunto, muestran la verdad primitiva, originaria, de las personas. Si llegamos a una ciudad que desconocemos y preguntamos a cualquier persona, a la primera que encontremos, cómo ir a la catedral, nos indicará un itinerario que nosotros seguiremos sin ninguna duda; eso es confianza primigenia en las personas.

Si confiamos en una persona y resulta que nos es infiel, se pierde la confianza. Si confiamos en el director de un banco y perdemos el dinero en el producto en el que nos ha recomendado invertir, perdemos la confianza. Si un político aparentemente correcto, resulta que es corrupto, perdemos la confianza. Si el camarero del restaurante nos dice que la merluza es fresca y luego resulta que sí, que es fresca porque está reciente sacada del congelador, se pierde la confianza. Y así podríamos poner ejemplos de todas clases y colores.

Y si un compañero socialista le dice a otro, en una comparecencia pública, con luz, taquígrafos y televisiones, “no mientas cariño”, los votantes han de perder la confianza en él porque “si con el dulce bebe vino, qué será con el tocino”. Si ese es el concepto que se tiene de él en el Partido, o al menos en una importante parte del Partido, qué será capaz de vendernos a los votantes. Claro que en España todo es posible.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 19-05-2017

Las leyes de la calle y la de las empresas

 

Héctor G. Barnés  13/12/2012   El Confidencial

A los 16 años, Ryan Blair vivía entre rejas en una cárcel del estado americano de Los Ángeles, cumpliendo condena por sus actividades delictivas como parte de una peligrosa pandilla urbana tras haber sido atrapado por décima vez. A los 21, ya había fundado su propio negocio, 24/Tech. A los 33, Blair se ha convertido en uno de los grandes emprendedores de Estados Unidos y uno de los empresarios con mejor reputación en su país, así como en el principal ejemplo moderno del Sueño Americano, demostrando cómo se puede escalar a lo más alto desde los peldaños más bajos de la sociedad. Su último proyecto, ViSalus, una empresa de tecnología fundada en 2005, encabeza la lista de las compañías que han crecido más rápido durante la última década, nada menos que un 1.200% en sus tres primeros años.

 

 

Tan demandado se encontraba Blair que decidió editar Nothing to Lose, Everything to Win: How I Went from Gang Member to Multimillonaire Entrepreneur (Portfolio), parte autobiografía, parte libro de autoayuda, donde se recogen los trucos y actitudes que le han ayudado a triunfar en la vida, algo que también relata en todas las conferencias que imparte a lo largo del año y las entrevistas concedidas a medios como Business Insider, Forbes o ABC News o sus colaboraciones en la CNBC. Como señala el autor, las leyes de la calle no son tan diferentes de las de los grandes despachos.

Pelea por lo que es tuyo. Nos sonará de haberlo visto en unas cuantas películas. El matón de la cárcel le pide al que acaba de ingresar que le dé su comida. Este se niega y recibe una buena paliza, pero a cambio, sabe que no le volverán a pedir el almuerzo y el matón elegirá otro objetivo más fácil e, incluso, puede que llegue a considerar al nuevo como uno de los suyos. Blair recuerda que “la gente va a intentar conseguir tu dinero, ya sea demandándote o metiendo mano en tu patrimonio, así que tienes que mantenerte firme por tus principios, porque si le das a alguien lo que te pide, ese sólo será el primero de una larga lista”.

Obtener beneficios manteniendo las promesas. Blair lo tiene muy claro: “hay que hacer pagar a los mentirosos”. Con dicha aserción, el empresario señala que hay que compatibilizar la rentabilidad y la ética con el objetivo de crear una nueva América “donde la autenticidad lleve la voz cantante y nuestros beneficios no sean tasados, sino invertidos en crear más puestos de trabajo”. En una de las últimas entradas de su blog personal, Blair declaraba la guerra “a la avaricia” y señalaba que toda la sociedad, de los más ricos a los más pobres pasando por los activistas de Occupy Wall Street, debía trabajar junta, y no enfrentarse unos contra otros.

No contrates a gente a la que le gusten todas tus ideas. Como señala el autor, “la adulación te hace sentir bien, pero no paga las facturas”. Para Blair, es necesario que nuestros colaboradores nos pongan a prueba de vez en cuando y ofrezcan su punto de vista personal, por mucho que no lo compartamos. De lo contrario, cuando estemos equivocados, nos dirigiremos a la ruina. Eso sí, entre aplausos de nuestros compañeros.

No mezcles trabajo con placer. Blair es un firme defensor de no confraternizar en exceso (no digamos ya entablar una relación amorosa) con sus trabajadores, pues considera que cuando lo personal comienza a interferir en nuestra empresa, es probable que comiencen a surgir determinados problemas. Por ello, hay que tener cuidado a la hora de seleccionar nuestros empleados y anticipar dificultades –o afinidades– futuras.

Nunca expreses una emoción negativa en un correo electrónico. Es lo que el compañero de Blair John Tolmie denomina la “regla de las 24 horas”, y que debemos tener presente cuando, enfadados o decepcionados, nos apresuremos a contentar a un compañero, un superior o un cliente por e-mail. Este tipo de comunicaciones más delicadas sólo deben realizarse en persona, o como mucho, por teléfono.

Gánate la confianza de la gente. “En la calle nunca confías en el primero con que te encuentras”, señala Blair. ¿Por qué hacerlo entonces en el también feroz mundo de los negocios? No debemos fiarnos de los demás sin que antes estos se hayan mostrado dignos de nuestra confianza. Al mismo tiempo, debemos hacernos creíbles a los ojos de los demás a través de nuestro propio comportamiento. La honestidad es lo más importante.

La gente pequeña trata de rebajar tus ambiciones, pero la gente grande te hace sentir que tú también eres grande. Uno de los grandes maestros de Blair es el escritor Mark Twain, al que se refiere con relativa frecuencia en las páginas de su libro. Dicha sentencia nos recuerda de qué clase de personas deberíamos rodearnos para llevar a buen puerto nuestras iniciativas. El autor señala que “necesitas librarte de esa gente tan corta de vista que no es capaz de apreciar tu potencial, o demasiado amargada para aprovecharlo”.

La sabiduría callejera es mejor que cualquier discurso rimbombante. Blair no se muestra impresionado por “la retórica, los currículos o las palabras de moda”, sino que prefiere que sea lo que sea que se le tenga que decir, se le comunique de manera directa y de manera práctica y aplicable a la vida real, no utilizando términos vacuos ni esa palabrería que no significa nada.

Sé rápido para despedir pero lento para contratar. No se trata de comportarse como un déspota al menor error –otro de los consejos de Blair es “no poner jamás a la compañía por encima de sus trabajadores”–, pero sí de que no te tiemble el pulso a la hora de eliminar al trabajador que puede poner en peligro la eficiencia de todo el sistema, una vez se le hayan dado las oportunidades y avisos necesarios. Al mismo tiempo, contratar a alguien por un pálpito o después de una mera entrevista es “como casarse con alguien en Las Vegas tras una noche de fiesta”.

La competencia no lo es todo. El autor señala que uno de los grandes problemas que suelen perjudicar a algunas start-ups es centrarse demasiado en destruir al rival y, de esa manera, descuidar lo que está ocurriendo en tu propia casa. Para Blair, en muchos casos es mejor centrarse en mejorar en términos generales sin pensar en lo que están haciendo en la casa de al lado.

La vida es un teatro donde todos tienen sus papeles: algunos son protagonistas y otros, secundarios. Blair considera que pretender que todos los miembros de un mismo grupo u organización se encuentren al mismo nivel y gocen de la misma capacidad de decisión es contraproducente. Hay gente preparada para mandar y otra para cumplir órdenes. Ello no quiere decir que estos últimos no sean importantes, pero sí que hay que saber el lugar que corresponde a cada cual. Como señala, “todo el mundo en una compañía comparte un fin común, que es el de crear un mejor producto para el cliente y, de esa forma, obtener beneficios. Pero no todo el mundo puede estar en la sala de juntas y tampoco todos pueden estar en la cadena de montaje”. Las leyes de la calle funcionan en las empresas.

 

Publicado en el Blog de Campos el 27-04-2017

 

 

Todo a Cien – 210 Resurrección

Todo en esta vida tiene su tiempo de maduración. Nueve meses para nacer una persona. La fruta, jugosa y en sazón en el momento oportuno, aunque hoy día se producen a demanda del consumidor; pero no es lo mismo. El amor, de un día o de una noche, al alcance del demandante; pero no es lo mismo que el que entra por los ojos y poco a poco va inundando toda tu mente y todo tu cuerpo. Hasta Jesucristo, para resucitar, se tomó un margen de tres días.

Primavera, alargan los días, los enamorados se impacientan, todavía quedan bucólicos paseos en busca de margaritas, mirarse a los ojos y buscar en el horizonte un futuro común …

 

 

La sociedad actual de la consecución inminente del deseo, se impacienta cuando no alcanza “ahora mismo” lo que pretende. Perseverar en el esfuerzo, aplicarse más en los estudios, en el trabajo o en el amor, nos llevará a alcanzar la meta de nuestras ilusiones. No se puede ser General en Jefe de la OTAN al segundo día de ingresar en el Ejército.

Domingo de Resurrección, levantarse, alzarse, resurgir, renacer. Resucitemos todos de nuestras debilidades y pensemos que el mañana es nuestro, que la vida es bella, que vamos a conseguir nuestros deseos, que volvemos a la vida.

 

Publicado en el Blog de Campos el 16-04-2016

 

Reflexión

Archivo de internet – año 2015

 

 

En los últimos tiempos mi vida se complica. No obstante, agradezco a todos mis amigos que todavía se atrevan a relacionarse conmigo, a pesar de lo que soy.

Nací blanco, lo que hace de mí un racista.

No voto a la izquierda, lo que hace de mí un fascista.

No pertenezco a ningún sindicato, lo cual hace de mí un traidor a la clase obrera y un aliado del gran capital.

Soy cristiano, lo que hace de mí un perro engañado.

Yo reflexiono sin creerme todo lo que la prensa me dice, lo que me hace un peligroso reaccionario.

Valoro mi identidad y mi cultura, lo que hace de mí un xenófobo.

Me gustaría vivir con seguridad y ver a los delincuentes en la cárcel, lo que hace de mí un bastardo torturador.

Creo que cada uno debería ser recompensado según sus méritos, lo que hace de mí un egoísta antisocial.

Estoy orgulloso de ser español, lo que atenta contra la libertad y el derecho a decidir democráticamente de los pueblos oprimidos.

He sido educado en valores y principios, lo cual hace de mí un carca que se opone al bienestar social.

Creo que la defensa de mi país es cosa de todos los ciudadanos, lo cual hace de mí un militarista asesino.

He aquí una breve reseña de mi mala reputación. Si estás leyendo esto, ten cuidado, no vaya a ser que tú pienses lo mismo que yo.

 

Publicado en el Blog de Campos el 31-03-2017

Todo a Cien – 193 Exposición de motivos

La Constitución Española se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre ellas.

Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

El Parlamento y la Presidencia de la Generalitat de Catalunya han incumplido reiteradamente los dictámenes del Tribunal Constitucional y, previsiblemente, preparan un referéndum catalán ilegal para el próximo 14-05-2017 sobre la secesión de esa Autonomía del resto de España, contra la solidaridad interterritorial e isonomía entre todos los españoles.

Artículo 155 de la Constitución: 1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general. 2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

Código Penal – TÍTULO XXII – Delitos contra el orden público

CAPÍTULO I – Sedición

Artículo 544. Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales.

Artículo 545. 1. Los que hubieren inducido, sostenido o dirigido la sedición o aparecieren en ella como sus principales autores, serán castigados con la pena de prisión de ocho a diez años, y con la de diez a quince años, si fueran personas constituidas en autoridad. En ambos casos se impondrá, además, la inhabilitación absoluta por el mismo tiempo. 2. Fuera de estos casos, se impondrá la pena de cuatro a ocho años de prisión, y la de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de cuatro a ocho años.

A todos los que la presente vieren y entendieren, mando a todos los españoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar la ley.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 06-02-2017