Archivo de etiquetas| Partido Popular

Masoquismo político

Lo reconozco. Anoche supe lo que es el masoquismo viendo en televisión el debate de los cinco líderes políticos a nivel nacional.

Debatir es “Discutir un tema con opiniones diferentes”. Allí no hubo discusiones, ni diálogo ni verdades evidentes. Solamente un micrófono para que cada uno de ellos soltase su perorata y contestara que las sandías son muy caras en Japón cuando les preguntaban algo que pudiera restarles un solo voto.

Albert Rivera, de Ciudadanos, dijo dos obviedades. Una, que facilitaría el próximo Gobierno; está claro que ha llevado la contraria a Soros, a través de Girauta, no apoyando a Sánchez hasta ahora; probablemente le va a costar el liderazgo de esa formación, pero, por si acaso, deja claro su futuro apoyo. Y otra, “negar los problemas no solucionan los problemas”. Totalmente verdadero, el que tiene una adicción, del tipo que sea, no puede solucionar nunca su problema hasta que no lo reconozca y ponga los medios.

Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, habló de mamarla (yo creo que no fue un lapsus de profesor universitario), sino una evidencia de las veces que se arrodilló ante Pedro Sánchez para “formar un gobierno de coalición con el PSOE”, porque sabe que es, prácticamente, su última oportunidad de sentarse en sillón de cuero. Se declaró comunista y proclamó una subida al 55% el tipo máximo del IRPF y al 30% a las rentas del capital, un Banco Público (quiebra segura para Bankia), intervenir el precio de los alquileres, establecer un SMI de 1.200 euros mensuales y claramente a favor de los secesionistas catalanes y vascos. Quedó claro su pátina leninista y su idea de llevarnos a los españoles a la miseria.

Santiago Abascal, de VOX, descubierto como los toreros nuevos en plaza, fue el único que, en mi opinión, arrancó votos a otras formaciones. Puso las cosas claras, sin tapujos, que podrán gustar o no, pero no engañó a nadie: Despilfarro de las Autonomías, duplicidades, inmigrantes ilegales y expolio fiscal. Y fue el único que acabó su discurso con un ¡Viva España!, que algunos de los allí presentes se niegan a gritar.

Pablo Casado, del Partido Popular, el mejor orador de todos ellos, sin papeles, con una memoria prodigiosa, atacó parcialmente a VOX porque empieza a verlo como un serio contrincante, si no para ganar, sí para restarle votos. Y muy directamente al PSOE en general y a Pedro Sánchez en particular. “El PSOE necesita los votos independentistas”. Y las preguntas que se han hecho viral y que Pedro Sánchez no contesto, por eso de que “el que calla, otorga”.

 

 

Pedro Sánchez, del PSOE, se limitó a leer, de forma dispersa pero casi en su totalidad, el Programa electoral del PSOE para las próximas elecciones generales del 10 de noviembre, publicado el pasado miércoles 30-10-2019 y a analizar en este Blog el próximo jueves día siete de noviembre. Tenso, inseguro, sin mirar a los contrarios, con la cabeza gacha, en plan chulesco, como diciendo “a mí me la refanfinflan estos, voy a salir de esta penitencia y a otra cosa mariposa”. Subida de impuestos y más gastos para subvencionar a los que menos, o nada, aportar al erario público. Todo ello sabiendo de antemano los datos que se han publicado hoy: “El paro sufre la mayor subida desde 2012 pese al fuerte tirón del empleo en educación. El número de parados creció, sobre todo, en el sector servicios, seguido del de la agricultura y la industria. Con este repunte ya son tres los meses consecutivos con datos de paro al alza”. No sé quién ganó el debate, pero a mí me parece que el PSOE se dejó algunos votos en la lid. ¡Ah!, y dejó caer una trampa sibilina: Que gobierne quien más votos tenga. Empieza a aparecer el miedo en sus pupilas.

Yo no sabía que el masoquismo cansaba tanto. Quedé dormido a los cinco minutos de terminar esa anticuada forma, cansina, plomiza y obsoleta de hacer periodismo.

 

 

 

Judith

El libro de Judit, contenido en el Antiguo Testamento, ensalza a una mujer, a Judit ya que, gracias a ella, a su coraje, valor y también a su astucia, una vez más el pueblo judío vence a sus enemigos. Muestra como Dios, a menudo, escoge a los aparentemente más débiles, para conseguir los propósitos más difíciles. Para los judíos y protestantes es un libro apócrifo y para los católicos deuterocanónico.

La historia que se cuenta allí es la del pueblo judío, cercado por el ejército sirio de Nabucodonosor al mando del General Holofernes, que sitia la ciudad de Betulia, cortando el suministro de agua. Es en ese momento cuando aparece Judit, una viuda joven y guapa, que vive de manera honesta y que, cuando se entera de que Betulia va a ser entregada, se presenta en el consejo de ancianos y les echa en cara que hayan perdido la fe y que tan pronto se rindan.

“Y ahora, hermanos, mostremos a nuestros conciudadanos que de nosotros pende no sólo nuestra vida, sino que el santuario, el templo y el altar sobre nosotros se apoyan. Demos gracias al Señor, nuestro Dios, que nos prueba igual que a nuestros padres” (8, 24-25).

A continuación, se acicala, se pone sus mejores galas, se convierte en una mujer de bandera, atractiva y apetecible:

“… bañó en agua su cuerpo, se ungió con ungüentos, aderezó los cabellos de su cabeza, púsose encima la mitra, se vistió el traje de fiesta con el que se adornaba cuando vivía su marido Manasés, calzóse las sandalias, se puso los brazaletes, ajorcas, anillos y aretes y todas sus joyas y quedó tan ataviada que seducía los ojos de cuentos hombres la miraban” (10, 3-4).

Vestida así se dirige al campamento de Holofernes para insinuarse al general, quien sucumbe a sus encantos. Dice haber huido de su pueblo y ser su esclava, miente sin pudor ante Holofernes quien la invita a un banquete y, cuando todos se retiran, embriagados y cansados, Judit, en un momento de especial dramatismo en el relato, se acerca a Holofernes y, después de encomendarse a Dios, le asesta dos golpes en el cuello y le corta la cabeza. Previamente lo ha embriagado hasta el punto de robarle la voluntad. Después, entrega la cabeza a la criada que la ha acompañado en semejante aventura y, juntas, vuelven a su casa.

“Avanzó, después, hasta la columna del lecho que estaba junto a la cabeza de Holofernes, tomó de allí su cimitarra, y acercándose al lecho, agarró la cabeza de Holofernes por los cabellos, y dijo: Dame fuerza, Dios de Israel, en este momento. Y, con todas sus fuerzas, le descargó dos golpes sobre el cuello y le cortó la cabeza (Judith 13, 6-8)”.

Cuando los asirios descubren a su general decapitado, se conmocionan y no saben cómo reaccionar. Se sienten débiles y el ejército israelita los derrota con facilidad:

“En cuanto despertó la aurora, colgaron del muro la cabeza de Holofernes y todos los hombres de Israel tomaron sus armas y en escuadrones salieron a las subidas del monte” (14, 11).

La pintura y la literatura recupero su figura para llevarla al teatro, al poema o a la música: Lope de Vega, Azorín, Pedro Salinas, Maeterlick, Kaiser, Bernstein, etc …

El Partido Popular, por el poder del dedo, ha proclamado candidata a alcalde de la ciudad a Judith Piquet Flores, alcalaína, licenciada en Derecho, de 39 años, casada y con dos hijos.

Dejo aparte el valor como persona, como política y como líder que pueda tener esta señora, pero su elección entierra, políticamente hablando, a los componentes populares de la actual Corporación Municipal, apostando por una cara nueva y poco conocida, yo diría que nada, por la ciudadanía. Es un “órdago” del Partido Popular al futuro. Jugada de alto riesgo, que igual puede revitalizar esas siglas que hundirlas en los últimos puestos de la votación local. En cualquier caso, me parece a mí que, o repiten el tripartito de Andalucía, o se perderán en el poder de la nada en una oposición dividida.

 

 

Las elecciones municipales son diferentes a cualquier otra. En una ciudad como Alcalá de Henares, nos conocemos casi todos o, al menos, hemos oído hablar de unos y de otros; y el conocimiento personal lleva consigo saber cuáles son sus ideas y qué fortaleza tiene para llevarlas a cabo.

Doy por sentado que todos los políticos, del partido que sean, quieren el bien para su ciudad. Otra cosa es a través de qué o cómo pretenden conseguirlo. Le deseo a Judith, como al resto de candidatos que respeten la Constitución y la unidad de España, el mayor de los éxitos en esta nueva etapa política que se le presenta.

 

 

 

https://www.alcalahoy.es/2019/03/03/judith/

Publicado en el Blog de Campos el 03-03-2019

 

El centro político español

Se trata de un banco español, cualquiera de los que todavía sobreviven, en los años iniciales del siglo XXI. Se empieza a vislumbrar la crisis y como la Cuenta de Resultados no sale por arriba, hay que empezarla a hacer por abajo: Cerrar oficinas, alguna de ellas compradas por clientes al mismo banco, con una hipoteca que se pagaba con el alquiler mensual, apagar luces, poner claves a los teléfonos, vender inmuebles propios, enajenar los adjudicados cubriendo los precios contables, y prejubilar a empleados, principalmente a los que ganan más, sustituyéndolos por jóvenes licenciados con notas de sobresaliente en todas las asignaturas en primera convocatoria, con idiomas, a los que se les recibe por algún representante del Comité de Dirección y se les motiva diciéndoles que el futuro es suyo, que son los siguientes directores generales de la entidad, y se les asigna un trainer en las principales divisiones o departamentos, para que tengan una visión global del negocio y hagan una serie de contactos profesionales que determinarán su futuro, todo ello lo que los viejos del lugar denominan “Cómo hacerse banquero en quince días”.

Algunos duran poco tiempo en el trabajo; son los que envían a sucursales de pueblo, muchos de ellos en montes y montañas perdidas; no han estudiado ellos en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao …. para trabajar y vivir en un pequeño pueblo en el que aúllan los lobos a partir de las seis de la tarde en invierno.

Otros los destinan a sucursales de ciudades importantes, y van medrando, más lento de lo que ellos pensaban, para obtener un sillón de símil piel en el que recostarse y ganar un dinero suficiente para vivir de una forma holgada. Muchos de ellos consiguieron su objetivo vendiendo cosas invendibles, concediendo préstamos que desde el principio tenían pocas posibilidades de cobro, y añadiendo avalistas que no generaban recursos, solo una pequeña propiedad con la que se cubría el porcentaje de financiación y que los ha llevado a una desgraciada ancianidad. Todo ello, con el conocimiento de sus Servicios Centrales, para crecer más que el colega bancario de turno, fuese el que fuese ese colega. Y, también hay que decirlo, de los acreditados e hipotecados, que sabían de antemano que no podrían pagar en el momento que hubiera el más mínimo problema.

El resto, se quedaban en los Servicios Centrales. Primero, haciendo fotocopias; luego, pequeños trabajos de hojas de cálculo y presentaciones; como muchos de sus jefes habían llegado tarde a la informática, se quedaban con los ojos desorbitados cuando les presentaban un power point lleno de colorines, flechas y citas, en español y en inglés. De ahí pasaron a hacer pequeños informes; y se fueron colocando en puestos de poca importancia, pero muy cerca del poder, lo que algunos, además de su validez personal y profesional, aprovecharon para situarse en el nivel alto del escalafón, convirtiéndose en ejecutivos dinámicos y agresivos, dispuestos a pisar la cabeza de su padre si fuera necesario, para triunfar.

Uno de esos, de nivel poco importante, de pasante de letrado senior, de redactar demandas por ordenador en las que solo hay que cambiar el nombre, el importe y las fechas, de copiar párrafos de las leyes para las escrituras de activo y pasivo de los productos bancarios, todo revisado por su jefe, en un banco en dónde se reúnen cincuenta responsables (no se toma ninguna decisión a título personal) para transaccionar la compra de un negocio en el que la parte contraria éramos solo dos personas, uno de esos, decía, era Albert Rivera.

No se si fue él quién eligió el futuro o lo eligieron, pero el caso es que ha mejorado mucho, en preparación, expresión oral y corporal, vestimenta y presencia en general. Queda bien en cualquier foro y cae bien en el IBEX, en la masonería y en el Club Bilderberg, al que está invitado este año, donde asisten anualmente entre 120-150 personas, las más importantes del mundo en todos los sectores, unos porque forman parte del Comité Directivo del Club, como el español Juan Luis Cebrián, y otros invitados por estos. Los Rockefeller, los Rothschild y Henry Kissinger, entre otros políticos y banqueros.

Sólo permiten hablar a los invitados durante un minuto; transcurrido ese tiempo, se enciende una luz roja en la sala que indica que tu momento ha terminado. Se parece a los métodos de algunos programas de televisión. Hayas acabado o no de exponer lo que querías, ya no puedes decir más.

Españoles que han asistido: Juan Carlos I Rey de España, la Reina Sofía, Fraga, Felipe González, Manuel Prado y Colón de Carvajal, Pedro Solbes, Javier Solana, Joaquín Almunia, Rodríguez Zapatero, Bernardino León, José Manuel Entrecanales, Alberto Ruiz-Gallardón, Enrique Barón, Ana Patricia Botín, Esperanza Aguirre, Juan María Nin, Federico Trillo, Rodrigo Rato, Narcis Serra, Jordi Pujol, Miguel Boyer, Antonio Garrigues Walker, César Alierta, Matías Rodríguez Incierte, Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, José Manuel García-Margallo, Luis de Guindos, Luis Garicano.

Daniel Estulin es la máxima autoridad a nivel mundial en el estudio e investigación del Club Bilderberg. Recomiendo la lectura de su libro La verdadera historia del Club Bilderberg, en el que expone lo que, según él, son sus objetivos.

 

 

Desde la Transición, el centro político no ha tenido demasiado éxito en España, aunque si preguntas a los ciudadanos, la mayoría se considera “de centro”, que es el espacio en el que quiere situarse CIUDADANOS, un pequeño partido político nacido en Barcelona, constitucionalista, españolista y defensor de la unidad de España, lo que le valió ganar las últimas elecciones autonómicas catalanas liderado por Inés Arrimadas, joven, guapa, culta y trabajadora mujer, que ni siquiera presentó su candidatura a la Presidencia de la Generalitat ante la mayoría que representaban las diversas fuerzas independentistas.

El siguiente paso ha sido en las autonómicas andaluzas, donde obtuvo la tercera posición detrás del PSOE y PP, y donde un nuevo partido llamado VOX obtuvo diputados suficientes para ser la llave y la clave del próximo gobierno andaluz. Ciudadanos no quiere pactar ni hacerse foto alguna con el citado VOX, al que califica de ultraderecha aunque lleve en su programa algunos puntos que ellos planteaban defender no hace mucho tiempo. Pero es que VOX, ver https://ancamfer.wordpress.com/2018/11/10/ley-del-pendulo/ también presenta algunos temas con los que coinciden muchos ciudadanos, sobre todo en lo que atañe al separatismo, a la regulación de la inmigración, a las subvenciones descontroladas a sindicatos, patronales, asociaciones feministas y lobistas, independencia real del poder judicial del legislativo, leyes anti-okupación y anti-usura, derogación ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro, garantizar el derecho a ser educado en español en todo el territorio nacional … Aunque en el último planteamiento de “propuestas negociables” para Andalucía, se incluyan algunos temas absolutamente populistas y otros de competencia estatal.

Yo pienso que las tres formaciones (CD’s – PP – VOX) están haciéndose publicidad gratis con el asunto de ponerse o no de acuerdo, para apoyar la candidatura PP-CD’s a fin de constituir un gobierno de centro-derecha, que a la hora de legislar tendrá que pasar por el tamiz de VOX, como el PSOE depende del voto de Podemos a nivel nacional, en una España subordinada a los extremos y a los independentistas que quieren destruirla.

 

 

Todo ello traerá consigo desavenencias importantes, que servirán de excusa a Ciudadanos para pactar con el PSOE en futuras elecciones, pues el bancario lleva tiempo haciendo méritos y con la esperanza de la consecución inminente del deseo, para tocar sillón de cuero legítimo, y sus teóricos “jefes”, quienes sean, como todos los jefes e igual que en el fútbol, no dan un cheque en blanco a nadie, o se gana o se cambia de entrenador.

 

Publicado en el Blog de Campos el 12-01-2019

 

 

 

Sevilla – Primera semana del próximo enero

Como durante el presente año los lectores de mi Blog desde Estados Unidos (sé que una Universidad usa mis textos para sus estudiantes de Filología Hispánica) han duplicado a los de España, seguidos en tercer lugar por los de RAE de Hong Kong (China) y México, voy a tratar de explicar, someramente, la ideología de los cinco grandes partidos políticos que hay a nivel nacional, que, al no obtener ninguno mayoría absoluta en las últimas elecciones generales, se apoyan en partidos nacionalistas autonómicos, cuyo principal objetivo es acabar con la Constitución Española de 1978 para conseguir la escisión y secesión de España como una única nación.

 

Leer Más…

El Partido en el Gobierno

El Partido Popular gobierna en España en minoría, el 33,03% de los votos, 7,9 millones de personas y 137 Diputados en el Parlamento, en las elecciones generales del año 2016. El discurrir de su legislatura ha sido un constante funambulismo sobre un alambre.

 

Como dije hace unos días, Mariano Rajoy, en minoría parlamentaria, ha devuelto la estabilidad económica al país y en la previsión de la evolución del PIB en los principales países del mundo para el presente año, España figura en cuarto lugar mundial con un crecimiento del 2,4% esperado, solo por detrás de EEUU (2,7%), China (6,6%) e India (7,4%). Y le ha tocado bailar con varios de los mayores problemas que ha habido en España desde la Transición: Anti sistemas que quieren acabar con la Constitución, la falta de identidad nacional de gran parte de la población, y la independencia de Cataluña.

Pero hay temas que se le han ido de las manos, no ha sabido atajarlos a tiempo, o ha usado unos métodos que muchos españoles no alcanzan a comprender.

La aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña no ha dado ningún rédito electoral al Partido Popular. Sus votantes consideran excesivamente moderada su actuación política y policial, poco efectivo al no haber intervenido el principal medio de comunicación secesionista, dudas sobre si parte de la financiación ha contado con dinero del FLA, el Fondo de Liquidez Autonómica creado por el Estado para prestar dinero a las Comunidades Autónomas y que estas no tengan que financiar su deuda en los mercados, o si ha habido facturas falsas, en cuyo caso también habría que corregir penalmente los excesos habidos, la actuación del CNI, que parece que no se ha enterado de nada, ni por sus propios medios ni por otros servicios secretos de países amigos, difícil de creer cuando no ha habido cese de ninguna persona ni jefe de mando.

Y lo que es peor de todo, cuando escribo estas líneas, sigue sin haber President de la Generalitat, Cataluña se ralentiza en todos los aspectos, muchos son los que piensan que se convocaron elecciones autonómicas de manera precipitada, sin dejar pasar un tiempo prudencial hasta que se juzgaran los procesos judiciales en curso y fueran condenados los culpables, y se siguen cerrando los ojos ante el adoctrinamiento contra España hasta tal punto que es el Defensor del Pueblo el que ha instado al Gobierno: “Las posibles acciones de adoctrinamiento dirigidas a menores por parte de autoridades o administraciones públicas en Cataluña, especialmente en el ámbito educativo, han dado lugar a la intervención de esta institución”, que apremia al Gobierno a acentuar “su actuación inspectora y supervisora para garantizar la objetividad en la prestación de los correspondientes servicios y los derechos de los ciudadanos”.

El eurodiputado de ERC Josep María Terricabras, ha lamentado “no tener un ejército” con el que poder hacer frente a los españoles que hacen lo posible por evitar la república catalana. “El problema está en que combatimos contra unos enemigos que pueden hacer lo que quieran, porque la ley son ellos. Nosotros, en cambio, no podemos hacer nada, no porque no tengamos jueces, sino porque no tenemos un ejército”. Estas palabras confirman la idea de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras de formar un ejército catalán formado por veinte mil militares para hacer frente a España.

A la situación catalana se han unido las reclamaciones vascas en aras al derecho a decidir, la gallega y la andaluza, y la última, activistas marroquíes inician una campaña para recuperar Ceuta y Melilla; piden que el 13 de marzo se convierta en un día nacional para exigir la recuperación de las dos ciudades autónomas bajo el pretexto de que “los territorios ocupados deben ser liberados” ante la comunidad internacional. Cuando las cosas no marchan bien, hasta la mujer tiene hijos de otros.

El Partido Popular también es la diana de las feministas. A modo de ejemplo, twitter de una de ellas: “La erección es un mecanismo machista que el hombre tiene para violentar a la mujer con su órgano fálico”. “Que tu padre te obligue a llamarlo papá es violencia machista. Es la instauración del patriarcado en su estadio más cercano”. “De hecho, el acto sexual en sí es un máximo exponente de violencia machista al producirse penetración y, como tal, debería ser delito”. Pues nada, que usen olisbos.

Al “no es no”, “portavoces y portavozas”, se ha unido el pretendido cambio de la Ley Electoral por parte de su aliado Ciudadanos, porque sí, beneficia a los Partidos mayoritarios concediéndoles más escaños de los que les correspondería en un reparto proporcional a los votos.

El paro sigue siendo el mayor problema percibido por la ciudadanía, pese a la importante reducción llevaba a cabo el pasado año. No solamente hay que facilitar el trabajo al ciudadano, sino que este tenga una remuneración acorde a las necesidades actuales para que pueda mantener y cuidar a su familia. Y controlar exhaustivamente a parados que trabajan en dinero negro, y a los empresarios que los contratan. El ciudadano no percibe nada de ello.

Pero el verdadero problema del Partido Popular es la corrupción, que ignoro si existe o no, pero que está en todos los medios de comunicación, en los partidos de la oposición y en el ciudadano que pasa desapercibido por todas y cada una de las ciudades y pueblos de España.

Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel, ha declarado desde la cárcel ante la comisión del Congreso que investiga la supuesta financiación ilegal del PP, que “Es un secreto a voces que todos los partidos se financian” de forma corrupta, y ha reconocido que sus empresas facturaban de forma triple los trabajos que realizaba con el PP: con facturas en A, pagos en B y facturas ficticias.

Aunque no deja de ser una opinión de un testigo desde la cárcel, esa idea es la que flota en el aire; y la de un amigo mío que trabajó muchos años en diversas entidades financieras y dice que los “signos externos” de algunos políticos, de todos los Partidos, son evidentes desde la Transición, desde la que muchos de esos algunos son ricos, al menos externamente, y con un poder adquisitivo muy por encima de cuando iniciaron su carrera política. El Partido Popular no ha sabido atajar este tema, ni vender adecuadamente lo que ha hecho bien en otros aspectos durante su mandato en el Gobierno.

La última encuesta del CIS de enero de este año presenta al Partido Popular con el mayor porcentaje de intención de voto (el 26,3%), con tendencia negativa durante todo el año, lejos del 33% de enero del año anterior. La proyección de escaños en el Congreso de Diputados pasaría de 137 a 105, si bien junto a Ciudadanos, que pasa de 32 a 71 Diputados, podrían obtener mayoría simple.

Con esa posibilidad, que contempla incluso Pablo Iglesias, “La única manera de echar a este Gobierno es que nos pongamos de acuerdo el PSOE y nosotros, y que Pedro Sánchez presente una moción de censura”, han empezado a pelearse y atacarse entre ellos cuando la única posibilidad que tienen de repetir o llegar al poder es en coalición. Esta situación ha dado lugar a un trasvase de votos, y líderes locales, al Partido de Albert Rivera.

En un posterior sondeo de primeros de este mes de febrero, realizado para el País, el Partido Popular cae hasta el 21,9% de intención de voto, superado claramente por Ciudadanos, que es la formación política más votada en más de la mitad de las provincias españolas. Pese a los esfuerzos realizados por el Partido Popular en materia económica, la idea de corrupción sigue pesando como una losa en su devenir diario.

Termino con la misma coletilla que en semana anteriores: estoy muy lejos de los extremos, de derechas y de izquierdas; y muy orgulloso de nuestra democracia. Estas líneas deben tomarse como notario de la realidad y no posicionamiento a favor ni en contra de ningún Partido Político.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, nº 2.505 del 17-02-2018

Publicado en el Blog de Campos el 17-02-2018

Todo a Cien – 203 Corrupción

Conocí un país sudamericano en el que se negociaba, sin trabas ni complejos, que la policía te escoltara, abriéndote paso tanto en ciudad como en carretera; precio ajustado al momento y que, al cambio con el dólar, resultaba barato para cualquier extranjero. También un país musulmán, misma situación, pero aún más barato.

Tengo un amigo que ha trabajado muchos años en el sector bancario español, me cuenta que, desde los años en los que mandaba Felipe González y las certificaciones de obras al Estado tardaban un año en cobrarse, había alguno de ellos que llegaba a su oficina y les decía que en una semana y con el número de referencia tal, estaría allí su dinero. ¡Ay si los bancarios y banqueros hablaran!

El que fuera presidente de la Autonomía de Murcia, Alberto Garre, del Partido Popular, se ha dado de baja en dicho partido político por “inacción ante la corrupción” y acusa al PP de “despreciar la ejemplaridad exigible a los políticos y a la asunción de responsabilidad política”.

Mal, muy mal tiene que estar la cosa para que un antiguo “pata negra” del partido en el gobierno haga esas manifestaciones. O se limpia de una vez, en todos los partidos y de todos los colores, el tema de la corrupción, o se convertirá en un acicate más para acabar con la democracia en España.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 24-03-2017

Propuesta política

Se acercan las elecciones del desencuentro entre españoles y cada partido político afina sus propuestas. El Partido Popular, el más votado en las elecciones anteriores pero no lo suficiente para poder gobernar, propone lo siguiente:

 

 

Leer Más…

Nuevas elecciones

 

Hasta las pasadas elecciones generales, la política española era bipartidista, con un reducto comunista bajo las siglas de IU, y los partidos nacionalistas y/o independentistas. Pero los casos de corrupción o de posible financiación irregular de partidos o personas determinadas, han hecho que el PP y el PSOE, en conjunto, perdiesen más de cinco millones de votos, no teniendo, en mi opinión, que echarse nada en cara uno a otro, pues ambos están parejos en número de actos investigados por la policía y el poder judicial. El dinero es una materia prima que no distingue colores ni banderías, y además, le gusta a todo el mundo.

 

Al socaire de esta situación, han surgido varios partidos emergentes que obtuvieron ocho millones de votos, los perdidos por el bipartidismo, los separatistas ampliados a varias CCAA, y el de los que se incorporan por vez primera al voto electoral, ayudados por algunos medios de comunicación escritos, digitales, radio y televisión, cuya difusión diaria hubiera costado varios millones de euros si hubiera tenido que ser pagada en dinero contante y sonante.

 

Acostumbrados a la alternancia en el poder, la falta de “cintura” política de los dos principales líderes para desenvolverse en minoría, pactando entre sí o con terceros en busca del bien general de todos los españoles, lo que realmente han puesto de manifiesto es una ambición personal desmedida e injustificada de Pedro Sánchez, y un ego del Síndrome de la Moncloa en Mariano Rajoy. Creo que el tiempo de ambos ha concluido, debiendo apartarse, o ser apartados por su militancia, para dirigir los destinos de España.

 

Leer Más…