Archivo de etiquetas| mileuristas

Los bancos no van bien

Fue José Ángel Sánchez Asiaín el promotor de las fusiones, la modernización y el pionero de la banca actual, y al que oí, en persona, las dos frases siguientes:

  • Si los Bancos van bien, el país va bien.
  • Los empleados son el mejor activo que tiene el Banco.

De aquello han pasado casi cuarenta años, y en la banca actual, ni una ni otra cosa tienen cabida.

La poca rentabilidad de la banca, en contra de lo que piensan y dicen algunos ignorantes del tema, incide, y amenaza, a toda la economía española. La antipatía y resentimiento a todo aquello que suene a sector financiero, es patente, y no se es consciente que, sin financiación bancaria, buena, cobrable dineraria y puntualmente, no hay inversión; sin inversión no hay trabajo de calidad; y sin trabajo de calidad no hay poder adquisitivo para un estado de bienestar.

Leer Más…

Todo a Cien – 163 Nueva casta

Desde hace unos días circula por internet la apostilla adjunta, de la que siento no saber su autor, por la nueva-castaconcreción de ideas y claridad de exposición.

Coincide con la publicación de la Declaración de bienes y rentas de los Diputados en el año 2015. Y resulta que el que más ingresos ha obtenido y el que más dinero ha ahorrado en los dos últimos años ha sido el Sr. Iglesias Turrión, incorporándose a lo que él denomina “la casta”, ricos con más de 60.000 euros de ingresos anuales.

Esta es la “nueva casta”, que igual que siempre que ocurre, que ocurre siempre, en el momento que tocan poder se olvida de los que pegan carteles, de los van a los mítines, de los alborotadores de turno y todo tipo de seguidores de música de flauta, algunos de ellos tan incautos que de verdad se creen lo que los líderes pregonan.

Me gustó mucho la respuesta que le dieron al Sr. Iglesias en el Parlamente sobre su saludo comunista de puño alzado: “Mientras no sea obligatorio …”

 

Publicado en el Blog de Campos el 12-09-2016

 

Esto no es lo que era

Hubo un tiempo, siglo pasado, en el que trabajar en banca era un seguro de permanencia y remuneración fija a final de mes. Cuando en España había pocas universidades, concentradas en un reducido número de capitales de provincia, quien no se podía pagar estudiar fuera de casa una vez que terminaba el Bachiller Superior, tenía tres opciones básicas: Ser cura, opositar a funcionario o aprobar oposiciones a un banco, porque todas ellas estaban bien vistas, había una estufa dónde calentarse y, salvo que metieras la mano dónde no debías, era un puesto fijo para toda la vida.

 

Una vez obtenida la entrada en cualquiera de ellas, siempre existía la posibilidad de trasladarse de sitio, acceder a estudios superiores y progresar en la profesión: Un cura de pueblo llegó a Cardenal; un funcionario llegó a Ministro y un botones del Banco Central llegó a Presidente de dicho banco. Preparación, trabajo y esfuerzo siempre fueron de la mano para conseguir el éxito, si éxito consideramos el haber progresado en la escala laboral y social.

 

En el sector bancario se confunde a menudo entre bancarios y banqueros. Antiguamente, tanto empresarios como banqueros eran los dueños del dinero, o sea, los que ponían el capital de la sociedad mercantil. Hoy en día no es así; unos y otros son los que administran la sociedad, tomando las decisiones  estratégicas de los negocios. En cualquier banco a nivel mundial, no pasan de 15/20 personas en su CDC – Comité de Dirección Central, que son los que ganan mucho dinero y tienen un fondo de pensiones para no tener que preocuparse de nada en el futuro.

Leer Más…

Todo a Cien – 136 Papá Estado

La actualidad pone de manifiesto situaciones de siempre ajustadas a los intereses propios. Los afectados por la ¿estafa? de las clínicas dentales Funnydent, circunscritos prioritariamente en la Comunidad de Madrid, pretenden que la sanidad pública, la Comunidad y el Estado, incluso SM el Rey, intervengan para solucionar un problema de unas clínicas privadas a las que han acudido los afectados libremente, sin que nadie les haya obligado y con recursos propios, bien de sus ahorros, bien de su solvencia bancaria. En todas las cosas de la vida hay riesgo; ellos lo han asumido y han perdido. Y no tenemos por qué pagar todos los ciudadanos sus errores a la hora de haber tomado su decisión personal.

Otra noticia de actualidad. La Comunidad de Madrid hace entrega de las llaves de una vivienda de sesenta metros cuadrados y plaza de garaje, en un precio de alquiler mensual de 48,76 euros a una ciudadana ecuatoriana. ¿Para qué quiere una plaza de garaje una persona considerada “familia en dificultades”? ¿Puede pagarse un coche, teléfono móvil y no un alquiler? ¿Los divorciados españoles de más de cincuenta años tienen las mismas oportunidades?

Son tantas las preguntas que me hago que ya no sé contestármelas.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 16-04-2016

La culpa al muerto

El informe de estabilidad financiera del Banco de España de noviembre 2015, referido a junio 2015, pone de manifiesto, sin hincar el dedo en el ojo a nadie, la situación de la banca española.

 

El crédito al sector privado residente en España se redujo un 4,5 % en tasa Interanual a junio 2015.

 

Los activos dudosos se sitúan en el 11,2% en agosto 2015.

 

 

El resultado consolidado total de las entidades de depósito españolas ha aumentado en la primera mitad de 2015 respecto al año anterior, hasta situarse el ROE en el 9,2 %, la mayor parte de esta mejora se debe principalmente a los negocios en el extranjero, ya que la rentabilidad de la actividad en España se ve presionada por diversos factores: los bajos tipos de interés en la zona del euro, el todavía reducido dinamismo de la actividad bancaria y los aún elevados volúmenes de activos dudosos. Estos factores explican que la rentabilidad del negocio doméstico se mantenga muy por debajo de la media histórica.

Leer Más…

Carta de un empleado de banca a su novia

Carmela:

 

El Gran día ha llegado
Por fin Carmela, por fin me han nombrado Director, ahora sí, ahora sí que he llegado, que soy alguien, que he triunfado, que me reconocen los méritos, ahora sí que nos podremos casar, no quepo en mí de gozo y de orgullo, que feliz soy. Te quiero.

 

Leer Más…

Incompetentes y necios

Un banco, hasta ahora, es una empresa privada, sociedad anónima cuyo capital se encuentra suscrito mediante acciones por sus socios, y cuyo primer objetivo, como el de todas las empresas, es obtener resultados que remuneren el capital invertido.

 

Supongamos que hablamos de un pequeño banco, prudentemente gestionado, especializado en intermediación y mercado de capitales, con una rentabilidad acorde a las circunstancias, en la media de las entidades de su tamaño, con un dividendo sostenido en el tiempo.

Leer Más…

La mentira del paro español

La mentira del paro español. Mcoy – 07.01.2015

 

El pasado viernes conocimos los datos de empleo correspondientes al pasado mes de diciembre, cifras que confirman un cambio de tendencia en el mercado laboral en España. Una buena noticia, sin duda, fruto de la estabilización económica, de la reforma del mercado de trabajo y de determinados incentivos fiscales que tiene un efecto positivo doble en las cuentas de la Seguridad Social al sustituir prestaciones por contribuciones. Otra cosa es que, en contra de lo que opina el PP, los nuevos asalariados se traduzcan en votos, dado el bajo nivel salarial medio de buena parte de las contrataciones y su carácter temporal. El cabreo sigue ahí.

 

Sin embargo, no es difícil plantearse, viendo los sectores en los que aumenta el interés por contratar gente –hostelería, comercio y servicios fundamentalmente–, la siguiente cuestión: ¿hablamos de nueva mano de obra o, simplemente, está aflorando la que desarrollaba su actividad en la economía informal española?
La pregunta tiene su razón de ser.

 

No en vano, hace unos años, en el cénit de la crisis patria, el presidente de una caja de las serias no dudaba en comentar el estudio que había hecho entre parados de larga duración con hipoteca en su entidad. Resultaba que, al concluir el mes, una parte importante de ellos tenía, tras pagar la correspondiente cuota, MÁS dinero en su cuenta corriente que al inicio del periodo. Aun siendo cierto que buena parte de esa realidad se justificaba en las ayudas del sistema de protección pública, para el gestor era evidente que, en los casos en los que tal situación se producía, había dinero no declarado que cubría el día a día familiar.

 

paro1

Un ejercicio de corte parecido ha realizado en fechas más recientes otra entidad financiera sobre una muestra similar. Movilizó a toda su red para identificar en sus sucursales a desempleados cuasi estructurales con carga hipotecaria con el fin de asesorarlos –de la mano de una de las principales agencias de trabajo temporal– a la hora de redactar su CV, realizar una entrevista o potenciar sus habilidades con el único objetivo de que, finalmente, consiguieran un empleo a coste cero para ellos. Una oferta, se supone, irresistible para quien, casi seguro, ha perdido buena parte de la esperanza de recuperar la dignidad profesional.

 

¿Seguro?

 

Pues bien, de todos los finalmente identificados como potenciales beneficiarios del programa, un 65% declinaron la invitación a participar realizada de forma directa por el director de su oficina. De ellos, el 40% renunció durante el proceso a seguir participando en él, lo que sitúa el porcentaje de aceptaciones sobre el colectivo inicial en el 21%, esto es, uno de cada cinco. Sorprendente, ¿no? Lo de menos es cuántos de ellos terminaron formando parte de una empresa (3,5%) o el coste unitario de ese esfuerzo para el banco (4.400 euros), números ambos encomiables pero irrelevantes a los efectos que nos ocupan. Lo sustantivo es que 4 de cada 5 parados de larga duración con una hipoteca a cuestas prefirió quedarse a verlas venir. ¿Cómo lo ven?

 

paro2

Siendo en teoría como son un grupo de ciudadanos para los que los fondos públicos son testimoniales, tienen más limitada la ayuda familiar (por el paso del tiempo) y les resulta crítica la liberación de renta como consecuencia de la bajada de tipos de interés, la única explicación sensata para tal dejadez sería la existencia de fuentes no declaradas de ingresos. No en todos los casos, por supuesto –las generalizaciones son siempre erróneas–, pero sí en una parte importante de ellos. ¿Cuántos? Imposible saberlo. Lo que sí que queda claro es que paro real y paro oficial en España son magnitudes muy, muy dispares, como intuíamos. Hasta el punto de que, a la pregunta de por qué con un 25% de desempleo en nuestro país no se han quemado las calles, aquí tienen la respuesta.

 

Publicado en el Blog de Campos el 09-07-2015

Todo a Cien – 96 Wert

             José Ignacio Wert ya no es Ministro de Cultura del Gobierno de España. Yo, que pertenezco a la generación del PREU y del PIO, creo que es un hombre que lo ha intentado, que ha tratado de establecer quienes son los buenos y los malos estudiantes, quienes pasan curso sin saber y son carne de paro perpetuo, quienes tiran el dinero de todos los españoles tardando diez años en acabar una carrera universitaria. Y en cuanto a las artes escénicas de teatro, cine, discografía, libros y resto de las incursas en el tema, quién tiene calidad y puede pervivir, y quién hace “petardeos” que solo ven amigos y familiares. Denostado por todos, es el momento de reconocer que es fácil caer en la tentación de querer triunfar sin esfuerzo. Consecuencia, España es uno de los países de Europa con peores resultados académicos y ninguna de nuestras Universidades figura entre las 100 mejores del mundo. Polémico es la palabra, porque no ha regalado subvenciones en un país en el que casi todo el mundo quiere vivir de ellas.

Wert

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, núm. 2383 del 04-07-2015, pág. 11

Endeudamiento

Mi amigo Paco “El Loco” me hace llegar “la confesión” que le hizo el otro día un “pecador de la pradera”. Se trata de una persona que fue Jefe de Unidad de una gran empresa industrial española. Trabajador, preparado, honrado por encima de todo, dentro de su misión se encontraba el que el resto de empleados fueran igualmente honrados, detectando quien no lo era y aplicando las medidas correctoras correspondientes. Tenía muy buen sueldo, vivía bien y gastaba a tope. Propietario de una vivienda en Madrid, un chalet en la sierra, y una casa alquilada todo el año en la playa levantina.

Leer Más…