La culpa al muerto

El informe de estabilidad financiera del Banco de España de noviembre 2015, referido a junio 2015, pone de manifiesto, sin hincar el dedo en el ojo a nadie, la situación de la banca española.

 

El crédito al sector privado residente en España se redujo un 4,5 % en tasa Interanual a junio 2015.

 

Los activos dudosos se sitúan en el 11,2% en agosto 2015.

 

 

El resultado consolidado total de las entidades de depósito españolas ha aumentado en la primera mitad de 2015 respecto al año anterior, hasta situarse el ROE en el 9,2 %, la mayor parte de esta mejora se debe principalmente a los negocios en el extranjero, ya que la rentabilidad de la actividad en España se ve presionada por diversos factores: los bajos tipos de interés en la zona del euro, el todavía reducido dinamismo de la actividad bancaria y los aún elevados volúmenes de activos dudosos. Estos factores explican que la rentabilidad del negocio doméstico se mantenga muy por debajo de la media histórica.

 

El entorno de bajos tipos de interés, en respuesta a una tasa de inflación en la zona del euro inferior al objetivo del BCE, está sometiendo al margen de intereses de la cuenta de resultados de las entidades de depósito españolas en sus negocios en España a una presión significativa, con escasa aportación a la cuenta de resultados que se produce vía precios.

 

Una muestra por mí realizada entre diferentes bancos en la última semana del mes de febrero arroja los siguientes precios medios de financiación del activo, tipos TIN reales: Hipotecas, la mayor parte de la cartera con antigüedad superior a tres años: 0,60/0,90%; grandes empresas: 2,00%; PYMES: 3,50%; préstamos personales al consumo: 6,00%. Pese a las últimas medidas tomadas por el BCE de dar fondos a la banca a tipo cero, que nadie piense que los créditos van a ser gratis. Es más, seguirá habiendo restricciones porque la demanda no es solvente ni genera recursos para su cumplimiento puntual y dinerario.

 

Un elemento que introduce presión adicional a la baja sobre la rentabilidad del negocio bancario en España es el alto volumen relativo de activos dudosos y adjudicados en los balances de las entidades.

 

Adicionalmente, una sentencia del Tribunal Supremo en función de una ley de 1968, vigente hasta hace poco, ha fallado a favor de quienes compraron sobre plano y la promoción no se llevó a cabo porque el “banco debía garantizar que el dinero entregado a cuenta para viviendas sobre plano se dedicaba efectivamente a la promoción y que lo tenían avalado”. Nuevo frente abierto cuyo montante final es incalculable en estos momentos.

 

En cuanto a la morosidad, los activos dudosos de las PYMEs era del 23,9 % en junio de 2015. Las PYMEs siguen registrando una mayor morosidad que las grandes empresas, cuya ratio es del 13,9 % en junio de 2015. Desglosando la calidad crediticia de las PYMEs, se observa una relación inversa entre su tamaño y su ratio de dudosos. De este modo, son las microempresas las que muestran una ratio mayor (27,2 % en junio de 2015), seguidas de las empresas pequeñas (25,5 %) y de las empresas medianas (20,9%). En cuanto a empresas que realizan actividades de construcción e inmobiliarias, la morosidad es del 35,8% y del 16,0% para el resto de PYMEs, ambos a junio 2015.

 

Las familias redujeron su ratio de dudosos hasta el 5,8%; dentro del crédito a familias, la ratio de dudosos en el crédito para adquisición de vivienda es del 5%, y del 9,9% para el resto del crédito.

 

La composición del volumen total de adjudicados en función del tipo de activo. Un 35,3% del total es suelo; por su parte, un 24,9 % son edificios terminados y un 21,5% son activos adjudicados procedentes de adquisiciones de vivienda. Finalmente, los edificios en construcción suponen, en junio de 2015, un 6,6 % del total; si sumamos los activos dudosos más los adjudicados en pago de deudas obtenemos un volumen de 224 M de euros en junio de 2015 de activos mantenidos en balance que no generan ingresos en la cuenta de resultados. Estos dos tipos de activos, que representan un 8,7% del activo total de los bancos en su negocio en España, presionan negativamente sobre la cuenta de resultados de las entidades, reduciendo su generación de beneficios.

 

El crédito total a nivel consolidado que está refinanciado o reestructurado ascendió, en junio de 2015, a 211 M de euros. De ellos, el 52,1% correspondió a empresas no financieras y el 45,2% a hogares.

 

En cuanto a la distribución sectorial de las operaciones refinanciadas, un 64 % de las mismas corresponde a créditos concedidos a empresas, mientras que el 36 % restante de dichas operaciones son con familias. Dentro de las operaciones refinanciadas correspondientes a empresas, la mitad de las mismas corresponden a créditos concedidos a empresas procedentes de la construcción y actividades inmobiliarias, y la otra mitad proviene de empresas cuya actividad económica es distinta de la anterior. Del 35 % de operaciones reestructuradas a las familias, cabe destacar que un 26,2 % del total corresponde a créditos para la adquisición de viviendas.

 

Define los principales riesgos a los que podemos enfrentarnos, figuran:

 

Baja rentabilidad en el negocio bancario en España, en un entorno de tipos de interés muy bajos, que puede perdurar en el tiempo, junto a un dinamismo de la actividad bancaria todavía reducido y con un nivel de activos dudosos elevado.

 

Intensificar el ritmo de desaceleración de las economías emergentes, en particular donde los bancos españoles tienen parte de su exposición en el extranjero.

 

Corrección de los precios de los activos financieros, con aumentos de la prima de riesgo, tanto de la deuda pública como de los valores privados.

 

En estas condiciones, las entidades deberán ajustar su modelo de negocio y, cuando sea preciso, su estrategia corporativa, con objeto de adecuar su organización y estructura a un entorno económico y regulatorio muy exigente.

 

La eventual materialización de alguno de estos escenarios podría tener repercusiones significativas para la economía española y para la estabilidad financiera. Para minimizar el alcance de estos riesgos, y reducir su probabilidad de ocurrencia en el caso de los que tengan un origen interno, es imprescindible seguir avanzando en el esfuerzo de mejora del funcionamiento estructural de la economía española y asegurar el cumplimiento previsto de la senda de consolidación fiscal.

 

A ello hay que añadir que los dos principales bancos españoles tienen la mayor parte de su negocio y de beneficios fuera de España.

 

Como corolario por parte del Banco de España, el siguiente:

 

De cara a los próximos trimestres, el escenario central contempla un mantenimiento de las tendencias recientes, con un aumento apreciable del nivel general de incertidumbre. Para el conjunto de las economías avanzadas, se espera un aumento modesto del crecimiento, favorecido por los bajos precios de las materias primas —de las que este grupo de países son importadores netos— y unas condiciones de financiación favorables. En el caso de las economías emergentes, existe una mayor heterogeneidad en las proyecciones, pero dentro de un patrón general de debilitamiento sobre el que incidirán, especialmente, la desaceleración de la economía china, el mantenimiento de bajos precios de las materias primas y el probable incremento de la prima de riesgo, tanto en el sector público como en el privado.

 

¿Cómo se traducirá esto a nivel de calle? Pues que cuando una empresa alcanza su nivel de incompetencia, la única solución posible en España, es la fusión (la culpa siempre la tiene el muerto o el jubilado), el cierre de oficinas (las técnicas informáticas se impondrán a la atención presencial) y el desenganche laboral de empleados (no se adaptan a las situaciones actuales del mercado). Y a empezar nuevo ciclo. Eso siempre que no se constituya un Gobierno frente populista, en cuyo caso los precios en Bolsa pueden llegar al cincuenta por ciento del valor en libros.

 

Publicado en el Blog de Campos el 19-03-2016

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 19-03-2016

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: