Archivo de etiquetas| zapatero

Democracia venezolana

Ha habido elecciones democráticas en Venezuela. Con 29 millones de habitantes, 21 millones de ellos con derecho a voto; aunque los datos varían según qué fuentes consultes, han votado el 31% de los electores, y ha ganado Nicolás Maduro con el 67% de los votos. Aproximadamente 4,5 millones de personas, el 15% de toda la población han elegido la nueva Asamblea Nacional y presidente a Nicolás Maduro.

Comparo esta votación con las que se hacían en España con Franco, que eran tan democráticas como estas de Maduro, con la diferencia que Franco obtenía más del 90% de los votos, lo que quiere decir que lo querían más entonces que a Maduro ahora.

Lo peor de todo no es errar, que todos lo hacemos alguna vez en nuestra vida; lo peor es persistir en el error. Y eso es lo que le pasa al Tonto de Babia, que ha resultado no ser tan tonto, porque de abogado de toca sin usar, ha pasado a tener unos signos externos de rico, supongo que propiciado por su agenda como expresidente del Gobierno de España.

Va mucho por Venezuela, y en esta ocasión como “observador imparcial” en las elecciones celebradas, no de forma oficial como representante de la Unión Europea ni de España, y ha salido diciendo que “Lo cierto es que va a haber un Gobierno, lo cierto es que va a haber una Asamblea y de una u otra manera se va a trabajar con esa realidad institucional”  y que “el régimen bolivariano debería ser reconocido por todos los países del mundo”.

Las dos caras de la moneda. Diosdado Cabello, “número dos” del régimen y presidente de la Asamblea Constituyente, defendió a Zapatero en su programa de televisión y atacó a Felipe González: “Felipe lo que quiere es un golpe de estado”.

Por el contrario, once miembros de la opositora Asamblea Nacional de Venezuela, liderados por Juan Guaidó, recuerdan al exjefe del Ejecutivo español que ellos son “la voz legítima del pueblo venezolano al que se le usurpó la democracia” mientras que Maduro representa “una dictadura cada día más decadente, abusiva y cruel” con la que él “está colaborando abiertamente”. “Para nosotros sólo es un aliado del usurpador que nos oprime, que nos persigue, que nos asesina”. Y se preguntan “¿Toleraría usted unas elecciones en España con PSOE, PP, Vox y Ciudadanos prohibidos o perseguidos?”. Y terminan con “Para nosotros la distinción verdadera está clara: es la que separa a los demócratas de los sátrapas. Lamentamos que usted se haya situado, ya sin ningún maquillaje, en la defensa de los segundos”.

Zapatero fue quien inició en España la demolición de la Transición y “resucitó” a muertos enterrados muchos años atrás, abriendo heridas que considerábamos cerradas. Alumnos aventajados, que han superado al maestro, son el presidente y vicepresidente del actual Gobierno de la nación quienes, inexplicablemente para los profanos, no alcanzamos a comprender por qué el trato de favor que se le dispensa a Maduro, a sus emisarios y al régimen bolivariano imperante en Venezuela, donde hay un salario mínimo mensual de 4,6 $USA al cambio oficial, después de dos ajustes salariales en lo que va de año.

Maduro se mantiene en el poder con la indispensable ayuda del Ejército, bien pagado y dotado por el régimen. Fue asesorado política y económicamente por personas que hoy forman la élite de Podemos y marcas desgajadas de ellos por luchas internas de mando, llegando alguno de ellos a decir: “”Qué envidia me dan [los españoles que viven en Venezuela], es muy interesante vivir en un país como éste, en el que se están produciendo bastantes cambios y transformaciones que pueden convertirse en un ejemplo democrático para los ciudadanos del sur de Europa”; los sanchistas mantienen magníficas relaciones con ellos y, lo peor de todo, personas que lo han vivido sobre el terreno en aquel maravilloso país, dicen, avisan y ponen en guardia a todo aquel que quiera oírlos, que la España actual es exactamente igual a como empezaron allí, haciéndose con el poder ejecutivo, legislativo, judicial, de los medios de comunicación, depurando el ejército y quedándose solo con los adictos, devaluando la moneda, asumiendo más y más deuda pública a pagar diferida en el tiempo con petróleo y haciendo a la población esclava de las subvenciones.

A veces la realidad supera a la ficción, por lo que los españoles no deberíamos olvidar la pregunta y la afirmación realizada a Zapatero por los miembros opositores venezolanos, de las que se dejan constancia en párrafos anteriores.

Recomendaciones desde Venezuela

En España, cada día nos levantamos con alguna nueva sorpresa por parte de nuestros políticos. La situación sanchista-comunista actual tiene sus orígenes en el expresidente Zapatero y los últimos ocho votos masones que le eligieron Secretario General de su partido. A partir de ahí, se acabó la tranquilidad, se resucitaron viejos odios y horrores, volvieron posiciones guerracivilistas y se acabó la Transición, que creíamos modélica, que realizaron los nacidos a partir del año cuarenta del siglo pasado, sin que en el periodo en el que gobernó el Partido Popular de Mariano Rajoy ni siquiera se intentara modificar lo mal hecho por su antecesor socialista.

El Gobierno, en un informe remitido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha reconocido su estrecha relación con el régimen de Maduro del que recibe indicaciones sobre el procés. Nada nuevo bajo el Sol, pero ahora está puesto por escrito y ante la ONU. El Gobierno de Sánchez e Iglesias recibe recomendaciones sobre cuestiones políticas del régimen de Maduro y además, las da por buenas, como en el caso de Cataluña. De hecho, en las respuestas y observaciones del Ejecutivo en relación con el examen periódico universal (EPU) al que España se sometió el pasado mes de enero en Ginebra queda patente que el Gobierno acepta la recomendación de Venezuela de “iniciar un diálogo constructivo con el pueblo catalán y sus instituciones”. Esdiario del 18-07-2020.

Casi al mismo tiempo, en una intervención en el Foro Nueva Economía, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero considera que, para encontrar una solución a la crisis en Venezuela, “hay que aceptar que el chavismo es una realidad política”, aunque “hay una parte de la oposición a la que le cuesta aceptarlo, y que “cualquier salida que se pueda producir, que tiene que ser electoral y democrática, debe partir de esa idea”. Zapatero ha reconocido sus diferencias de opinión sobre Venezuela con su antecesor en el cargo Felipe González, y ha defendido que la diferencia es que él ha viajado al país “casi 40 veces” en los últimos años y conoce a fondo su historia reciente. Vozpopuli del 14-07-2020.

 

 

¿Qué tendrá Venezuela y el chavismo con el PSOE y Podemos? No solamente callan la situación descrita en mi artículo del pasado viernes 17 de julio titulado QUÉ ENVIDIA DE VENEZUELA, sino que apoyan a Maduro, al socialismo chavista de hambre, miseria y pobreza, a la dictadura de elecciones amañadas desde el poder, que cercena la oposición y la libertad de ese país.

Rumores hay de todo tipo sobre esa ¿interesada? amistad, y sobre las incidencias habidas en torno a diplomáticos y políticos venezolanos, la más sonada la visita de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, recibida por el ministro español Ábalos, en el aeropuerto de Madrid-Adolfo Suarez, en tránsito a Turquía. ¿Conocen ustedes Estambul y sus joyerías de alto lujo, o el Gran Bazar? Allí se puede encontrar todo el oro que uno pueda imaginar, de 14, 18, 22 o 24 kilates, sin que quepa el regateo habitual de cualquier otro de los miles de productos que se venden, porque es mundialmente conocido que en ese país se funde el oro procedente de todas las partes del mundo.

Qué bien vivíamos cuando solo había un tonto en cada pueblo de España.

 

Desclasificación de secretos

La Ley de Memoria Histórica auspiciada por el socialista Zapatero, que reabrió las heridas cerradas con la Transición, y que Pedro Sánchez va a ampliar hasta tensar al máximo la cuerda con la reforma prevista y, dada la composición del Congreso, sin aparentes dificultades, recoge poner a disposición de investigadores, y el público en general, los documentos desde el 14 de abril de 1931, proclamación de la República, lo que implica no los documentos anteriores, incluido el recuento de su teórica victoria en las urnas, y el 31 de diciembre de 1982, justo hasta el inicio del primer mandato de Felipe González, investido presidente el 2 de diciembre de ese año. Yo ampliaría desclasificar también los siguientes temas:

  • El por qué el enriquecimiento del Clan Pujol y por qué nadie investiga, a ver si de una vez salen a la luz los papeles secretos de sus “patas negras”.
  • El 23-F y quienes estuvieron real y verdaderamente detrás de él, incluso si hubo políticos entonces en activo que estaban de acuerdo, y participaron, en el mismo.
  • El 11-M, a ver si de una vez nos enteramos de la verdad porque, salvo que acaben con ella este gobierno sanchista-podemita, vivimos en una democracia consolidada y ya hemos superado aquello de “España no está preparada para saber la verdad” que dijo Gómez Bermúdez, el Juez que dictó la sentencia; y que el Coronel Diego Camacho, exagente del CESID señaló: “Sabemos que la versión oficial del 11-M es falsa”.
  • La operación Bolivia-Venezuela-Aeropuerto Madrid y las cuarenta maletas de Alí-Balós, conejillo-fontanero del Venerado Líder Supremo Pedrosán y temas de mayor calado de su Valído Pablénin.

 

 

La Ley se completará con políticas y subvenciones dinerarias (el verdadero mal de la política española, las subvenciones) para exhumaciones, coartar la libertad de expresión ajustando la historia a pensamientos preconcebidas de carácter ultraizquierdista, olvidarse que el Parlamento Europeo ha pedido el mismo tratamiento y condena a las ideas nazistas que a las comunistas, y hacer como los talibanes sirios, la “resignificación” del Valle de los Caídos, o sea, demoler la cruz de un monumento significativo, nos guste o no, de la historia de España.

Hasta Felipe González, expresidente socialista del Gobierno de España, una persona que contribuyó decisivamente a la Transición, y puso a España en Europa, ha dicho: “Hemos vuelto a la anormalidad histórica en España tras 35 años de estabilidad”, para quien hay que saber “qué hay que hacer para tener por delante otros 30 años más de previsibilidad encauzada hacia el progreso, la lucha contra la desigualdad, la ampliación de las libertades y la eliminación de toda tentación nacionalista y excluyente”. ¡¡Qué diferencia de políticos!!

 

 

La senda se acaba

 

 

 

Aquellos que dicen que Maduro no es un dictador, eso sí, elegido democráticamente con el visto bueno de nuestro expresidente Sr. Zapatero, los que dicen que Otegui es un hombre de paz, los que toman la calle después de perder unas elecciones democráticas y legales, los que odian a España, los que quieren emular a Largo Caballero, tienen presto varios calificativos para aquellos que disienten de sus ideas, como fascista, xenófobo, racista, machista, etc….

En este caso solo me voy a referir al término racista, que según la RAE es: “Aquel que muestra exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que suele motivar la discriminación o persecución de otro y otros con los que convive”.

España no es racista: Que se lo pregunten a cualquier baloncestista negro, al profesor sudamericano de cualquier universidad, al japonés del barrio, al rumano que tiene una empresa de construcción con quince empleados, al chino de la calle Mayor de mi ciudad, que habla castellano igual que yo, que abre su negocio a las nueve de la mañana y lo cierra a las nueve de la noche.

El español al que no acepta es aquel extranjero que ha venido a vivir de las subvenciones y al que ha venido a delinquir. Ni a los españoles que mienten y ocultan la verdad sobre ello, entre las que se encuentran las diversas asociaciones de feministas, subvencionadas en los PGE 2019 con 220 millones de euros, treinta y seis mil millones de pesetas, de los que viven una serie de personas absolutamente ineficaces, porque las mujeres muertas por violencia de género son prácticamente las mismas que en el año 2003, que fue cuando empezó este chollo de estómagos garbanceros agradecidos.

Leer Más…

Talibanes rojos

Acabado el espíritu de la Transición democrática pacífica durante el mandato de Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, su ley de Memoria Histórica que volvía a abrir heridas cerradas muchos años atrás, y el giro político inequívocamente izquierdista dado, más propio de países bananeros que de naciones democráticas del siglo XXI, en España volvieron a aparecer términos fuera de uso hasta entonces, como facha, fascista, machista, xenófobo, tirano, dictatorial, totalitario y otros apelativos similares contra las ideas de derechas, democráticas y constitucionalistas sin lugar a dudas desde el primer momento de la citada Transición política.

Lo mismo pasaba con la izquierda, moderada en el partido socialdemócrata de Felipe González, uno de los mejores estadistas europeos del último cuarto del siglo XX, y en el Partido Comunista, integrado en su mayoría por personas que habían pasado la Guerra Civil y sabían de hambre y penalidades, obreros honrados y con un amplio sentido de la lógica y de la responsabilidad que ha de existir en el juego democrático.

Se atemperó el tema de ETA y sus execrables crímenes, a la vez que fue creciendo el secesionismo catalán, con una declaración unilateral de independencia que ahora se está juzgando en el Tribunal Supremo, y que en su momento se trató de forma poco contundente, todo lo contrario que hizo la II República en una situación similar en el tiempo.

Volvieron, decía, los apelativos con oprobio y los improperios contra la derecha, que callaba y no era consciente que, una vez más, se cumplía la “ley del péndulo” y que los hijos y nietos de conspicuos franquistas se habían unido a otros con ADN manchado de sangre, y se habían convertido en talibanes rojos, más corruptos y peores personas que sus padres y abuelos.

 

 

Y, lo que es peor, desde viviendas unifamiliares, desde fincas de caza, desde parcelas construidas a diez metros de la playa, desde Goyas y Óscares, desde televisiones públicas y privadas, desde su multinacional de discos, desde negocios millonarios, desde vestidos de seda ellas y smóking ellos, desde sus mayordomos y sirvientes, desde la abundancia en todo, mandan rodear el Parlamento Andaluz porque han perdido las elecciones democráticas, montan manifestaciones en las que hay todo tipo de vandalismo, pero insultan, menosprecian y llaman “mierdas” a los miles de españoles que se congregaron en Madrid el pasado domingo, pacíficamente, sin romper ni una sola papelera, sin banderas anticonstitucionales, reclamando a Pedro Sánchez que cesara en una de sus grandes mentiras: Que presentó la moción de censura para convocar elecciones generales. Hablan, además, de convencer a mentes pobres (textual), cuando son ellos los que están siguiendo el Decálogo de Lennin y las ideas de Joseph Goebbels para imponer sus ideas en ese porcentaje pensante por medio de terceros y que aceptan la infalibilidad de su líder, ahora que se cuestiona la del Papa.

“Malos tiempos corren ahora para la picaresca”. ¿O no?

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 13-02-2019

 

 

 

 

 

 

Ni quito ni pongo coma

La carta que Zapatero escribió a Fidel Castro

Publicado el 09-01-2014 en “LA VERDAD OFENDE”

CANELA FINA

Leer Más…

Aquí estamos – Segunda parte – Socialdemocracia

* Viene de la semana anterior

Es en la Transición donde surge un político que más tarde se convertiría en uno de los estadistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX a nivel mundial. Por desgracia, se equivocó en algunas cosas básicas en el final de su carrera política, consintiendo o ignorando algunas situaciones que en una democracia consolidada no son permisibles. Me estoy refiriendo a Felipe González.

El Partido Socialista sobrevivía en el exilio francés bajo el mandato de Rodolfo Llopis, veterano líder partidario de las ideas y tradición marxista del partido. Aunque conocido por todos, no está de más recordar que el marxismo (Karl Marx y Friedrich Engels) “emplea el término socialismo marxista para referirse a las ideas y propuestas específicas del marxismo dentro del marco del socialismo. El objetivo que se propone el marxismo Leer Más…