Tag Archive | independentismo

No soy Jesucristo

Todos los de mi generación habrán leído u oído la fábula de Esopo ¡Que viene el lobo!, en el que un pastorcillo moviliza varias veces a todo un pueblo al grito ¡que viene el lobo!, cuando era mentira, y cuando verdaderamente llega, nadie le hace caso ni acude a socorrerlo.

Algo parecido está pasando con los independentistas en Cataluña. Diferentes personas de relevancia social en aquellas tierras vienen clamando por “poner 50.000 muertos para la independencia”, armar con armamento de largo alcance a la policía autonómica, pedir ayuda a Rusia para formar un ejército de guerra integrado por 10.000 soldados, y otras actuaciones similares.

Los últimos, por ahora, han sido CLARA PONSATÍ, miembro de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), consejera de Enseñanza del Gobierno de Cataluña entre 2016 y 2017 y diputada del Parlamento Europeo desde 2020, huida de España -cobarde- a la que se le retiró el estatus de inmunidad al considerar que los delitos de secesión y malversación de caudales públicos por los que fue juzgada fueron anteriores a las elecciones europeas en las que obtuvo el escaño. Ha declarado, una vez más, pero de forma más rotunda y en televisión catalana en directo, que la secesión de España «solo será posible con un enfrentamiento civil con el Estado español».

El otro ha sido ​ SANTIAGO ESPOT, presidente ejecutivo de Catalunya Acció, energúmeno independentista que ya en el año 2010 promovió 3.000 denuncias a comerciantes catalanes que no rotulaban sus negocios en catalán, en presunto delito de odio contra el idioma español. En la misma fecha y foro que la anterior, “Yo, como independentista, sinceramente, a mí lo primero que me interesa es la independencia de Catalunya. ¿Qué sea a través de vías democráticas? Ojalá fuese así –(supongo se refiere a un referéndum democrático legal en todo el territorio español)- Pero lo que es evidente es que no renuncio a las vías que puedan traer un conflicto institucional e incluso que puede llegar a pasar  … porque no hemos de engañar a la gente… que puedan llegar a un conflicto civil. Claro que sí, los conflictos civiles los vivimos en todos los lados. Y mira lo que ha dicho Ramón, lo de Rusia y Ucrania. ¿Quién se podía imaginar eso hace cuatro días?» … «el independentismo hemos de tomar buena nota de todo ello. Y dicen: ‘Esto va de democracia’. No. Esto va de romper con España, si hace falta, a costa de la democracia«.

No quiero mezclar agua y vino, pero ¿han escuchado los comentarios de la RAC-1 -el “parte” oficial de la Generalitat Catalana- cuando el Real Madrid eliminó al Manchester City hace unos días, en los que “se masca” el odio a lo español?

De todo esto, ni una sola palabra en los medios de comunicación nacionales, la noticia que ignora el pueblo no existe, las subvenciones en primer tiempo de saludo.

“No tengas sentimientos de enemistad hacia nadie que no haya manifestado ser tu enemigo, ni luches contra nadie que no se oponga a ti”. El Arte de la Guerra, de Sun Tzu. Estos están demostrando ser nuestros enemigos, y todo en la vida tiene un comienzo y un final.

Yo no soy Jesucristo. “A quien te golpee en la mejilla derecha, preséntale la otra” dicen los Evangelios que dijo El Nazareno. Yo estoy harto de poner la otra mejilla, de que el Gobierno mire para otro lado en cualquier agresión, delito o corruptela que venga de los independentistas; de que se les facilite dinero para que abran sus embajadas que únicamente sirven para desprestigiar a España, a mantener el odio sobre todo lo español, que conspiren contra el resto de los españoles y contra la Constitución, que sean el plato de lentejas socialista para que los menos se impongan a los más; que “sus celos son hijos del amor, más son bastardos, te confieso”, Lope de Vega, que también dejó escrito “No hay en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas”, ahora es el momento de solventar el tema porque, como en el fútbol, la mejor defensa es un buen ataque, y supongo que estos personajes son conscientes que en las guerras actuales no vale escudarse en civiles ni en niños, unos pueden ser espías o delatores, y los otros inmolarse en ara de las ideas que les han imbuido: a lo peor hay que ayudarles a alcanzar ese propósito del número de catalanes que están dispuestos a seguir a esos líderes que quieren llevarlos hasta la muerte desde sus cómodos sillones en lugares estratégicos al amparo del poder bélico del enemigo, porque las guerras ponen de manifiesto lo peor de todos nosotros, los odios profundos, las envidias más insondables, los rencores más atroces, el animal más perverso que cada uno llevamos dentro, desenmascarando disfraces propios y ajenos con un único objetivo, o matas o te matan. Matar o que te maten, el resto es palabrería de quienes no se encuentran al alcance de las balas.

España y su actual gobierno tiene abiertos demasiados frentes en este momento: La guerra ruso-ucraniana en la que, queramos o no, estamos involucrados y que cada vez es un peligro mayor, tanto por la ayuda bélica que los ucranianos están recibiendo de sus principales aliados Biden y Soros como por la amenaza encubierta de Rusia, que se ha referido a que París, Berlín o Roma podrían desaparecer íntegramente en tres minutos, pero si fuera España la represaliada, una bomba atómica Zar-100 sobre Madrid produciría el 60% de muertes inmediatas y el 20% con quemaduras gravísimas de la población de toda la Comunidad Autónoma; la cimitarra marroquí que pesa sobre ciertas partes del país, acosado por la inmigración ilegal con la llegada de 10.000 de ellos en los cuatro primeros meses del año; el problema energético, la inflación y las consecuencias económicas que vamos a sufrir, incluido el “yolismo” de no contabilizar como parados a los contratados como fijos discontinuos que dejen de trabajar ya que el trabajador dejará de acudir a la empresa pero no constará como parado en las estadísticas del Ministerio de Trabajo. «Figurará como demandante de empleo no parado», con lo que seguimos decorando los índices de paro mediante el devengo de subvenciones estatales; el aislamiento internacional de las grandes decisiones por la composición comunista del Ejecutivo y la entrada en la Comisión Oficial de Secretos de enemigos declarados de los países democráticos más importantes del mundo; la insostenible financiación de la Seguridad Social y el previsible aumento de impuestos para hacer frente a ello; “la sopa boba” que se facilita a todo aquel que llega; el dinero es un bien escaso y parece que nadie se da cuenta de ello.

La información facilitada por la directora del CNI a la Comisión de Secretos Oficiales, de la que ya forman parte los independentistas -por la gracia de Pedro Sánchez, igual que Franco lo era por la gracia de Dios-, ha enmudecido ante la ingente cantidad de pruebas que les ha facilitado de la legalidad y buen hacer de su actuación.

Pero es igual, los independentistas, que ven la debilidad del mando, están aprovechando la situación para, por las buenas o por las malas, conseguir su objetivo. El resto de los ciudadanos no debemos olvidar que “para ganar al malo, hay que ser más malo que el malo”.

Ojalá se serenen las almas y no tengamos que llegar a ese enfrentamiento civil del que hablan los independentistas, pero, en cualquier caso, deberían saber que España está dispuesta a responder de forma rápida y contundente. Y aquí estamos fallando, pues todos los políticos permanecen callados y nadie asume este problema con la firmeza y responsabilidad que la situación requiere.

Antonio CAMPOS

Información colateral

La guerra ruso-ucraniana está aflorando una información colateral muy importante sobre las relaciones Cataluña-Rusia que, por todas las hemerotecas y fuentes consultadas, no dejan lugar a dudas que se han producido.

Los primeros contactos se remontan al 7 de marzo de 2019 cuando el jefe de la oficina de Puigdemont, Josep Lluís Alay Rodríguez se reunió en Moscú con Serguei Sumin, coronel del Servicio Federal de Protección, de la seguridad personal de Putin, y con el periodista del Komsomólskaya Pravda, Edvard Chesnokov, que desde entonces actúa como propagandista independentista catalán.

Según informa Dolça Catalunya, un enviado personal de Puigdemont y el jefe de la mafia rusa como intermediario en concertar la entrevista, se reunieron en el restaurante Haddock barcelonés en torno al 17 de octubre de 2019, con los espías rusos Serguei Sumin y Artiom Lukoyánov, a los que solicitaron:

*Que influyera sobre Armenia para que reconociera la república cuando dieran el golpe de Estado.

*Que les ayudara a montar un canal opaco de financiación del separatismo, mediante una estructura societaria internacional. Gonzalo Boye (exterrorista y ahora abogado de Puigdemont) y Josep Lluís Alay Rodríguez ya se habían reunido en junio de 2019 en Ginebra con un gestor ruso de patrimonios llamado Yuri Emelin, experto en grandes fortunas y criptomonedas, para crear un fondo en el extranjero.

*Que les echara una mano con sus proyectos informáticos de hacer una “república catalana digital”.

La Hora Dolça: “El tipo que decía que desembarcarían 10.000 soldados rusos a Cataluña era Víctor Terradellas, responsable de Relaciones Internacionales de Convergencia. El tipo que se ha reunido con Primákov en Rusia es Josep Lluís Alay, jefe de Gabinete de Puigdemont, que cobra 107.000€ de la Generalitat”.

TV3 – Josep Lluís Alay: “Nuestro objetivo político, no a largo plazo, a medio plazo, o si fuera a corto plazo todavía mejor, es la creación de un estado independiente. Y para crear un estado independiente finalmente, necesitamos tener relación con todos los estados del mundo. Obviamente de lo que no vamos a hablar es ni de caviar, ni de la ópera rusa, ni de vodka… Vamos a hablar de asuntos que interesan en la creación de un estado independiente en el futuro”.

The Objective – José Rosiñol de Sociedad Civil Catalana: “Si algo deberíamos reconocer al separatismo es su gran capacidad de comunicación y de camuflaje, me refiero a la hora de generar relatos y comparativas para ofrecer una visión áurea de un proyecto político mucho más tenebroso de lo que querrían reconocer. Todo esto hasta que fracasó el golpe de Estado de finales del 2017, ahí empezaron a caerse las caretas y apareció la verdadera cara del separatismo y no solo me refiero a la violencia ejercida en las calles de Barcelona. Me refiero y referiré al relato y a las amistades peligrosas de los que han gobernado el destino de los catalanes durante estos últimos años. (…)

Y aquí nos encontramos con un personaje tan funesto como gris, el expresidente Torra, proponiendo la llamada “vía eslovena” para lograr la independencia de Cataluña, asumiendo “todas las consecuencias” de este tipo de operaciones. Naturalmente se refería a que había que asumir muertos, como ocurrió en Eslovenia. (…) Tenemos a una señora como Ponsatí que, hoy en día, con una guerra terrible en Europa, sigue apostando por asumir la violencia y la muerte como vía lógica para lograr la independencia (Ponsatí que, por cierto, competía con Puigdemont a la hora de correr a escapar huyendo de la Justicia de nuestro país). (…)”.

E-notícies – Clara Ponsatí, exconsellera fugada hoy en Bruselas: “La pregunta no es si Europa nos habría protegido o no. La pregunta es si queremos ser independientes qué hemos de hacer para serlo. Si Europa no nos protegió y los españoles nos quieren apalizar, hemos de dejar de querer ser independientes (…) ahora debemos saber si estamos dispuestos a pagar los costes o no …. “Mientras uses el argumento de que paramos para que no haya muertos sobre la mesa, no podremos ser jamás independientes”.

Antena 3 Noticias – Clara Ponsatí insinúa que si no hay muertos la independencia de Cataluña no se logrará nunca. «Morir por una causa no es una situación extraña en el curso de la historia», ha dicho la eurodiputada de Junts tras criticar el «paternalismo» de los políticos que afirman que no hay que forzar la independencia unilateral porque eso podría provocar muertes.

La delegada adjunta de la Generalitat en la Unión Europea ha comparecido en el Parlamento de Flandes (Bélgica), donde comparó a España con Rusia en plena invasión de Ucrania. «No podéis decir a los ucranianos que son los campeones de los valores europeos y, cuando España nos pisotea, mirar hacia otro lado», dijo Erika Casajoana.

El último ridículo ha sido el envío de una furgoneta a Ucrania para “repatriar catalanes” con capacidad para veinte personas, que hubo de regresar de vacío porque no subió nadie.

Pero en marzo de este año, la prensa recoge el intento de los partidos que mantienen a Pedro Sánchez en La Moncloa -ERC, Junts per Catalunya, PNV, Bildu, Izquierda Unida y Podemos- rechazando que el Parlamento Europeo investigue la conexión entre el independentismo catalán y la Rusia de Vladimir Putin, entre dirigentes separatistas y oficiales rusos. Aunque según Economía Digital, “el parlamento europeo aprobó investigar los lazos del Kremlin con grupos políticos del interior de la UE. (…) Entre los grupos investigados por el Europarlamento se incluye a Junts per Catalunya y a su líder Carles Puigdemont. (…)”.

Y a continuación aflora “La operación Pegasus”, presunto espionaje por parte de los servicios secretos españoles a líderes independentistas catalanes, al parecer de forma individualizada y con control judicial, que utilizan  la Constitución torticeramente para el desmembramiento de la nación española, empezando por el Partido Socialista Catalán cuyo secretario general es el exministro Salvador Illa, el de las mascarillas del coronavirus compradas a precio fuera de mercado y sin investigar a fecha de estas líneas, que vota en contra de que la bandera de España ondee en los edificios públicos de Cataluña.

A nadie ha de extrañar la defensa del artículo 2 de la Constitución, que dice: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas” tanto por parte del CNI como de otras fuerzas de vigilancia y control, españoles y extranjeros, porque atentan contra la libertad del resto de españoles, mal servicio secreto tendríamos si no controlaran estos termas, que sirvieron de regodeo y ataque independentista, qué casualidad, en un programa en la televisión separatista de Roures presentado por el exvicepresidente y exjefe supremo del CNI, Pablo Iglesias, con  Otegi, Junqueras y Puigdemont.

Pero como si fuéramos una república bananera regida por un dictadorzuelo, cambiamos las leyes unilateralmente cuando no cumplen con nuestros deseos, para incluir a Bildu (¿quién movía los árboles para que cayeran las nueces?) y a ERC (¿quién dio un golpe de estado y repetido hasta la saciedad que volverán a hacerlo?) en la Comisión de Secretos -ponemos al zorro a cuidar de las gallinas-, dando así de qué hablar al mundo entero que se pregunta si España es una autocracia y llevan razón los separatistas, mientras seguimos jugando a los soldaditos de plomo como si fuéramos las fuerzas de primer despliegue de la OTAN cuando nuestros ejércitos deberían estar cerca del País Vasco, de Cataluña, de Ceuta, de Melilla, de Canarias, territorios acosados por propios y extraños y, lo que es peor, por traidores a su patria, de la que forman parte y sus antepasados han luchado y defendido, desde tiempos inmemoriales.

Luego Pedro Sánchez se siente ofendido cuando las potencias bélicas mundiales no le llaman para sus reuniones. Todos temen morir envenenados si dan la mano a nuestro presidente. En España llevamos vendiendo, claramente desde el año 2004, el honor, la nación y el concepto patria por el colchón de La Moncloa con la anuencia de todos los que podrían evitarlo, empezando por Felipe VI El Escayola, que adorna como aquellas figuritas que se ponían sobre la radio de válvulas o el televisor cuando no era de plasma.

Antonio CAMPOS

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 06-05-2022

Carta a los Reyes Magos

Cuando la fiesta de los Reyes Magos era un verdadero anhelo para conseguir el regalo deseado durante mucho tiempo, el momento de escribir la carta de nuestras peticiones a sus Majestades de Oriente era único, maravilloso, la ilusión de pequeños y grandes, unos por tener algo que el vivir diario no permitía alcanzar en ninguna otra fecha, y los otros tratando de cumplir con los deseos de sus hijos y nietos contemplando la cara de felicidad que esa noche mágica suponía para ellos. Por favor, que nadie se burle de quienes creen en los Reyes Magos, recuerden que hay adultos que creen en el PSOE pese a las muchas y grandes mentiras que nos han contado sus líderes.

Todos nosotros, pequeños y grandes, ricos o pobres, de cualquier ideología, escribimos nuestra carta a los Reyes Magos, pedimos algún deseo, aunque seamos conscientes que los regalos no son nada si cada vez hay más sillas vacías alrededor de la mesa familiar en estas fiestas.

Este año, con la mayor inflación desde que existe el euro, se anuncian huelgas y problemas en diferentes sectores y servicios para la ya inminente Navidad, por lo que voy a adelantar esta Carta a los Reyes Magos, no vaya a ser que no llegue a tiempo a su destino.

Pablo Casado ha pedido a los Reyes Magos gobernar en solitario en la próxima legislatura. “Lo óptimo sería una mayoría absoluta”, ha dicho. Para ello está dispuesto a formar una coalición con el PSOE, o con VOX, pero sin ninguna contraprestación, porque “tenemos un programa muy reformista que no va a estar nunca 100% de acuerdo ni con Vox ni con el Partido Socialista. Somos un partido europeísta, atlantista, moderado, reformista y en muchas cosas ni la izquierda ni Vox coinciden con nosotros”.

Añade, como el que dice una cosa y la contraria: «Es este PSOE de Pedro Sánchez el que está atentando contra las instituciones al pactar con Bildu, que no reniega de 850 asesinatos de la banda terrorista ETA; o al pactar con ERC, que ya ha dicho abiertamente que quiere romper la unidad nacional … «lamentablemente con este PSOE y con sus aliados el PP tiene muy difícil pactar incluso cuando le hemos propuesto pactos de Estado para la unidad nacional, la seguridad estratégica y la defensa, las pensiones, educación, recuperación económica o para la pandemia. Y es una pena porque en los países más desarrollados del mundo puede haber una buena relación entre el partido conservador liberal y el partido socialista porque el partido socialista no pacta con aquellos que quieren destruir la propia nación».

Y confirmando la senda perdida en la que se mueve, propone un pacto con el PSOE para que gobierne la lista más votada, de tal forma que si por ejemplo, El PSOE obtuviera 110 diputados, el PP llegase a 105, y VOX alcanzase 71, gobernara el PSOE con los compañeros de viaje que considerara oportuno.

El nacionalismo vasco, los separatistas y los proetarras han solicitado acabar con la carrera eclesiástica del Obispo Munilla, un donostiarra de nacimiento al que el Papa ha “ascendido” desde el Obispado de San Sebastián al de Orihuela-Alicante, crítico con el feminismo tal como el actuante y contra el colectivo LGTBI, defensor de las víctimas de ETA y reiterativo en sus homilías para que sus feligreses “no de dejaran engañar con lecturas interesadas”. Para sustituirle, han pedido a los Reyes Magos un jesuita, como el Papa, que de esos hay alguno vasco que sabe mucho del perdón a asesinos fuera del confesionario, o a un párroco como el de Lemona, el que ha dicho que ETA “no era terrorismo”.

El presidente de nuestro Gobierno les ha pedido una guerra contra la cristiandad, nombrando Embajadora ante el Vaticano a la española Isabel Celáa, la ministra de Educación que derogó la anterior ley de educación, postergó la asignatura de religión en el currículo escolar, cercenó la educación concertada, estableció que los alumnos suspendidos pasasen de curso preparándose así adecuadamente para ser subvencionados perennes del Estado, y la educación ideológica escolar porque, declaró,  “los hijos no pertenecen a los padres”, con el propósito de acabar con el Concordato, que la Iglesia pague el IBI y que los bienes inmatriculados puedan ser reclamados por terceros, en especial por los diferentes municipios. Entre el Papa Francisco y Pedro Sánchez se han propuesto acabar con la fe católica en España.

Los catalanes que, además, se sienten españoles, han pedido que alguien ponga orden en la persecución que están sufriendo por parte de los independentistas, como ese padre que quiere que su hijo tenga una educación en idioma español, de obligado conocimiento en todo el territorio nacional, y con el que está pasando algo similar a lo acontecido en 1960 en Lousiana (EEUU) con la segregación racial de una niña negra a la que tuvieron que asignarle protección federal. Los secesionistas han llenado las redes sociales de insultos hacía los padres de este niño y  llamado a apedrear su casa o a aislarlo en la escuela, incluso alguno ha solicitado que se les retire la patria potestad a los padres que se nieguen a que sus hijos cursen sus estudios en catalán. El flamante Defensor del Pueblo, el laxo Ángel Gabilondo, mira para otro lado diciendo: “De lo que hemos conocido hasta ahora, yo digo que no hemos conocido lo que tenemos que conocer para poder tomar una resolución”. Escorzo lingüístico para no molestar a nadie de los que se acuestan en la cama redonda del poder gubernamental.

Si más adelante se lía parda, que le echen la culpa a Franco, o a los Reyes Católicos que, como toda la historia de España hasta el año 1812, desaparecen del currículo de Bachillerato, como si no hubieran existido; mal, muy mal el país que esconde o niega su historia: eso ya lo hacía Franco ocultando su alzamiento y decíamos que era una dictadura.

Los nietos de Plinio han pedido eficacia para que los que hoy ocupan el puesto en el que prestó servicio su abuelo, detengan a esos hijos o nietos gestados en aquel barrio que había de casas iguales, con dos lucecitas, una roja y otra verde, y al que llegaban desde Ciudad Real, Alcázar de San Juan, Cuenca y Madrid para regocijo con la rabiza de turno, más honradas que sus descendientes, esos que han descabezado a los Reyes Magos instalados en la Plaza Mayor de su pueblo. Esto también es aplicable a los que han puesto la cruz satánica como adorno de Navidad en Zaragoza (gestados en el antiguo Tubo) o en Granada (fabricados en la calle San Matías).

El Rey Emérito Juan Carlos ha pedido volver a España, a morir, cuando llegue su momento, en tierra española, y que los españoles decidan qué ha sido más importante, si su poder como jinete amatorio y su avaricia monetaria, o el cambio de una dictadura al mayor periodo democrático en nuestra historia, evitando así una nueva guerra civil. Moncloa no lo va a permitir porque con su sola presencia impone más respeto que su hijo, El Escayola, que parece hace tiempo que eligió, aunque yo no tengo tan claro que el pueblo lo eligiese a él.

Anapé, la banquera del Régimen político actual, que hizo un master quebrando Banesto, ha pedido a los Reyes Magos que, entre dictadura turca islamista y juicio mediático por prácticas irregulares de alguno de sus directivos, el BCE le regale el BBVA como hizo con el Banco Popular; y es que ya no es la primera superdirectiva del IBEX. Sensacionalismo en estado puro. Espero que a esta la traigan carbón, porque cuando sustituyó a su padre la acción estaba a 6,996 euros y en el momento de escribir estas líneas está a 2,674 euros, lo que es lo mismo al 38,22% del precio al que tomó el buque insignia bancario español.

Yo, además de pedir salud y felicidad para mí, los míos y para todos ustedes, apelo a los Reyes Magos suplicando las dos grandes eles que han regulado mi vida: La LÓGICA y la LIBERTAD.

Cada vez somos menos lógicos porque inclinamos el fiel de la balanza en favor propio y de los más adictos y fieles, sin tener en cuenta a los más aptos y eficaces, provocando hechos que van contra el sentido común.

Y cada vez pisoteamos con más fuerza y más odio aquel viejo lema de los años sesenta del siglo pasado: “Prohibido prohibir”. Tenemos más restricciones, preceptos, prohibiciones, cámaras de controles y televigilancia para acabar todo en fracaso en seguridad ciudadana, en desconfianza, en censura, constriñendo la libertad individual.

Queridos Reyes Magos: Me permito pediros no perder nunca la ilusión, el fulgor de la luz que ilumina un lejano, y a la vez íntimo, deseo de creer en vuestra existencia, de volver a ser niño para esperar que vuestras majestades me traigan, nos traigan, trabajo y paz a todos los españoles.

Antonio CAMPOS

Els burots

El presidente de la Generalitat catalana, Pere Aragonès, declara en un periódico argentino que “está firmemente convencido que el diálogo con el Gobierno culminará con la amnistía de los golpistas y con un referéndum de autodeterminación pactado con el Estado que dará paso a una Cataluña independiente”. Y añade: “Nuestra propuesta es que se haga un referéndum precedido de una ley de amnistía para acabar con la represión». ¿Referéndum de todos los españoles puesto que la Constitución es de todos los españoles? ¿Dónde está la represión en Cataluña, a los que hablan en español y a los que portan una bandera española?

Pero lo más grave es que Iván Redondo, en unas declaraciones que destilan rencor por todos los poros, hasta hace poco la mano derecha política de Pedro Sánchez, ha confirmado esas intenciones declarando en la Sexta TV en los primeros días del presente mes de octubre que “la apuesta del presidente es reformar la Constitución: adaptar el modelo territorial para satisfacer a sus socios y, de paso, borrar de la Carta Magna la mención explícita a don Juan Carlos I”.

En esas previstas negociaciones bilaterales, término ya por sí grosero para el resto de España, ERC va a exigir blindar el catalán y sacar a la Policía de Vía Layetana, transfiriendo la comisaría a la Generalitat, incluido la propiedad del inmueble, para apoyar los PGE. Lo que es lo mismo, la desaparición del idioma español en aquella región y de la Policía Nacional, subterfugio de independencia consentida y vía libre para hacer y deshacer a su antojo en el odio hacia todo lo español.

Odio y vileza en las declaraciones de la independentista Montserrat Bassa Coll en el Congreso de Diputados: “la Policía y la Guardia Civil son fuerzas de ocupación …. Llévenselas a su país”.

De momento, ya han conseguido paralizar el proyecto de la Oficina del Español que Pedro Sánchez, copiando la idea que Isabel Díaz Ayuso implantó para Madrid, quería hacer en todo el territorio nacional.

Supongo que ustedes ya conocerán el más reciente ejemplo de democracia catalana separatista. En la población de San Carlos de la Rápita, ERC montó un referéndum popular (o sea, sin control, al estilo de aquel que aprobó el independentismo catalán), para cambiar el nombre de la localidad, suprimiendo el nombre del santo y que pasase a llamarse La Rápita. Se ha votado, lo ha perdido, y dice que no vale, que hay que volver a repetirlo. Es evidente, al menos para mí, que este será el proyecto por seguir y la forma de actuar con la independencia catalana.

Discutiendo si son galgos o podencos, Barcelona se desfigura como ciudad moderna, presenta un alto índice de delincuencia callejera, ante la pasividad municipal y autonómica, habiendo sido relegada por Madrid, económica y socialmente.

En el Raval de Barcelona, en una pelea entre delincuentes, uno de ellos quedó herido de una cuchillada. El agresor es de nacionalidad libia y tiene 100 antecedentes policiales; el agredido es palestino y tiene 30 antecedentes policiales. En Barcelona hay 100 ladrones activos en la zona del centro de la ciudad que suman 4.500 antecedentes policiales. ¿Son estos los que han venido a España a trabajar para pagar las pensiones de futuras generaciones? ¿Son delincuentes reincidentes o racistas quien así los llame?

En cambio, los Mossos d’Esquadra son más rápidos en aparecer y multar a los vecinos que en el Paseo de Gracia muestran una bandera de España, como ocurrió en las primeras horas de la madrugada del 12 de octubre. ¿Dónde está la libertad de expresión de los no independentistas, es odio hacia el españolismo?

El abogado de un político huido proclama, para quien lo quiera oír, que en España no hay democracia por la presión judicial sobre su defendido. Para quien no lo sepa, este señor fue condenado a 14 años de prisión por colaboración en el secuestro del empresario Emiliano Revilla y acusado de blanqueo de capitales para el narcotraficante Sito Miñanco.

Después de un Congreso socialista para mayor gloria y esplendor del ególatra Pedro Sánchez, ahora hay que esperar los portazgos, els burots en catalán, que les conceda para seguir pensando en llegar a ser el presidente de la III República Española. De momento, los PGE 2020 proyectan unas inversiones de 2.430 MM euros para 7.756.928 censados en Cataluña y 1.151 MM euros para 6.745.591 en Madrid, lo que es lo mismo: 1,83 veces más per cápita a favor de los separatistas.

Al igual que la ranita que piensa se está bañando en agua templada y al final acaba en el agua hirviendo y muriendo, despacio, pero sin pausas, para no asustar a la ciudadanía, como los independentistas no ceden un ápice en sus pretensiones, creyéndose en posesión absoluta de la verdad y haciéndonos creer que una votación para ello sería democrática cuando la realidad es que saltaría por los aires el espíritu y la letra de la Constitución, sería en la próxima Legislatura, si ganase ese FRENTE AMPLIO, otro intento de maquillaje y blanqueamiento del agotado comercialmente Frente Popular, cuando se produciría la voladura definitiva de una España unida, de la Transición que acabó con el franquismo y quien sabe si no la vuelta a un luctuoso pasado.

Dijo Margaret Thatcher el comenzar la guerra de las Malvinas: «Ahora veremos si los argentinos son descendientes de españoles o italianos. Si son descendientes de italianos la guerra acabará pronto, si lo son de españoles la batalla será ardua, larga y dura». Tomen nota de ello desde el primero al último de los 47.344.649 ciudadanos que formamos el censo poblacional de España.

Antonio CAMPOS

El otoño de la democracia

Me ha llegado un video, que probablemente habrán visto todos ustedes porque transita libremente por internet, en el que tres agentes de la Guardia Urbana de Barcelona se personan en el bar-restaurante SUAMU, en el centro de la ciudad, supongo que sin orden judicial alguna, y obligan a quitar la pantalla de televisión que daba a la terraza en la que una serie de personas, sin armar ruido alguno ni altercado de ningún tipo, luciendo la bandera constitucional de España, estaban viendo un partido de fútbol de la selección española correspondiente a la Eurocopa que se está celebrando durante estos días.

Pregunto, ¿no es un abuso de poder flagrante? Cataluña tiene 7.756.928 habitantes según el INE al 31-12-2020, de los que 1.736.899 votaron opciones independentistas (excluimos PSC, VOX, CD y PP) en las últimas elecciones autonómicas, el 22,40% del total de la población.

La democracia de esos independentistas, cuyos líderes condenados por sentencia firma por el delito de sedición han sido indultados por el Gobierno de Pedro Sánchez con el argumento verbal de “la concordia y la convivencia ….. la reconciliación y el encuentro ….” ¿es hacer imposible la vida a quienes no tienen sus mismas ideas, autocracia de que quien no está con ellos, está contra ellos? ¿No es perseguible de oficio por la Fiscalía hechos como este?, odio a España, tipificado en nuestro Código Penal como “Serán castigados con una pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses: a) Quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad”. ¿Se ha coartado la libertad de la ciudadanía, portando armas al cinto, imponiendo opciones personales anticonstitucionales y no amparadas por ley? ¿Qué hubiera pasado si en vez de Guardias Urbanos hubieran sido Guardias Civiles abortando un programa de la incendiaria TV3?

No es la primera vez, y me temo que no será la última, que se humilla a España y a los españoles; no hay que ser muy ducho en hemerotecas para encontrar cientos, miles, de insultos a los españoles, que estamos aguantando estoicamente con espíritu cristiano de poner la otra mejilla. Parece mentira que seamos descendientes de aquellos que combatieron a los enemigos exteriores e interiores de nuestra nación.

A las “familias de apellidos conocidos desde el siglo XIX que han sido quienes han regido y gobernado Cataluña, y lo siguen haciendo en la actualidad, y que incrementaron sus fortunas a la sombra de todos los regímenes políticos, desde Isabel II hasta el franquismo, y que fueron adaptándose según las circunstancias”, se han añadido una serie de charnegos vividores alrededor del independentismo. “Esos mismos burgueses separatistas que no dudaron en apoyar al régimen «fascista» para que decidiera instalar la Petroquímica en Tarragona, que suplicaron para que se instalara la SEAT en la Zona Franca de Barcelona, esos mismos burgueses separatistas que consiguieron que España pusiera el dinero para que Barcelona pudiese celebrar los JJOO del 92 , y que gracias al dinero español se construyeron infraestructuras que cambiaron la fisonomía urbana y consiguió poner a Barcelona en el mundo. Esta es la burguesía que hoy defiende el separatismo y odia a España”, en palabras de mi amigo “El Pelmavirus”.

Pero estamos empezando a estar hartos de que nuestro Presidente (Rufián dixit: “Usted hace todo lo que hace por necesitar los votos de ERC para mantenerse en el poder”) nos pida “magnanimidad” al resto de españoles con los enemigos de España y a la misma vez remueva muertos y heridas cerradas con la Transición, ¿para eso no hay que ser magnánimos y generosos? Y para mayor escarnio, los indultados se presentan a su salida de la cárcel con un cartel de “Libertad para Cataluña”, portando la bandera con la estrella de origen masón, diciendo que “lo volverán a hacer”, y reclamando el indulto de todos los independentistas en proceso judicial, el reconocimiento de Cataluña como nación y la independencia mediante la implantación de su república.

Como ante el débil todo el mundo se envalentona, Arnaldo Otegui pide que se indulte a los asesinos etarras y Andoni Ortúzar del PNV reclama que Cataluña y Euskadi sean naciones. Lo de Ortúzar es un doble error, pues en un hipotético caso de independencia de esa autonomía, el PNV se vería envuelto en su propia guerra civil contra la ultraizquierda que pretendería desalojar al nacionalismo vasco de la margen derecha de la ría.

“Nosotros sabemos qué es posible y qué no con las leyes actuales, con la Constitución y con el Estatuto, y se puede hacer mucho, pero algunas cosas no, porque son ilegales. Nuestra posición se basa en hacer ahora lo que podemos y, en un segundo paso, cómo lograr lo que ahora no es posible modificando las leyes”, ha explicado Ortuzar. Y ha confirmado que para apoyar al Gobierno actual, el PSOE suscribió un documento en el que los socialistas se comprometían, literalmente, a “impulsar, a través del diálogo entre partidos e instituciones, las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales, acordando, en su caso, las modificaciones legales necesarias, a fin de encontrar una solución tanto al contencioso en Cataluña como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto de la Comunidad Autónoma Vasca, atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia”.

En esta vida todo tiene un límite y cuando alguien MIENTE MÁS QUE PARPADEA, aunque en su día dijera que “Mis padres me enseñaron que lo más importante es sostener la palabra”, y demuestra con sus actos que vive instalado en la mentira por hacer todo lo contrario de lo que dice: “Nunca pactaremos con Bildu”, “No podría dormir con Iglesias de vicepresidente”, “Nunca acordaremos nada con los golpistas”, algún día podría salir alguien que en vez de poner la otra mejilla, utilizara los mismos medios y con la misma intensidad que hace ARRAN, CDR y resto de independentistas, y solo sería repeler la agresión, de igual a igual, defensa propia.

A lo mejor es el momento de recordar, de forma textual, lo que dijo el ahora presidente del Gobierno cuando estaba en la oposición: “Nunca más indultos por motivos políticos o económicos y desde luego van a estar tasados esos motivos de indulto de injerencia de poder ejecutivo sobre poder judicial y que desde luego van a tener que contar siempre con la petición inicial del Tribunal que emita la sentencia”. Otra mentira más.

El tema catalán tiene una muy difícil solución pacífica, cuando una minoría del 3,67% del total de 47.344.649 ciudadanos de España quieren imponer, por las buenas o por las malas, su prevalencia. Fue Prat de la Riba (1870-1917), uno de los padres del nacionalismo catalán, quien afirmó que Cataluña es para los catalanes su única patria; que España no es sino un estado; que nacionalidad y nación son sinónimos, salvo cuando se emplea nacionalidad en abstracto para significar la cualidad de un ciudadano como miembro de una nación; tomado como significando lo concreto, el término nacionalidad designa nación, y así se le toma cuando se habla del “principio de las nacionalidades”.  Son muchas las voces que, desde Cataluña, sin esconderse, llaman “a la confrontación con España”.

Estamos viviendo la etapa democrática más larga en la historia de España, pero con una serie de frentes abiertos en los que, a modo de novelas y películas que dejan al libre albedrío del lector o espectador el final de la historia, la pandemia por coronavirus, la crisis financiera y económica, la injusticia social de quienes viven sin trabajar a costa de quienes sí lo hacen, el estancamiento en sectores industriales anquilosados en el pasado, las pretensiones independentistas de vascos y catalanes, las malas relaciones con Marruecos y con Estados Unidos, la falta de liderazgo en Europa, el gasto expansivo en tener contentos a los que menos aportan al bien común, el endeudamiento público que van a tener que pagar las próximas generaciones, el control de los medios de comunicación, del poder legislativo y del poder judicial, la coalición gobernante de socialistas marxistas, comunistas, independentistas y anticonstitucionalistas, y la desmedida ansia de poder de Pedro Sánchez, el peor gobernante que ha tenido España desde Fernando VII, parecen anunciar que estamos viviendo EL OTOÑO DE LA DEMOCRACIA en España.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 02-07-2021

Despeñarnos por el acantilado

Los parlamentarios autonómicos catalanes han elegido nuevo presidente de su Asamblea en la persona de Laura Borràs, que vive en la zona alta de Barcelona, conduce un Jaguar y usa bolsos de Armani, actualmente investigada por corrupción, que ha obtenido 64 de los 135 votos que consta la Cámara, correspondientes a los de ERC y Junts, partido este último al que pertenece.

El independentismo ha conseguido cinco de los siete puestos de la Mesa de la Cámara y dos el PSC, asegurándose así el control de lo que se podrá someter a debate.

Su discurso de investidura ha sido contundente en cuanto a las relaciones futuras. He aquí alguna de las frases que ha dicho:

“Como presidenta haré que la soberanía de este Parlament se respete ante cualquier injerencia externa”.

“Lo que el Estado español no consigue en las urnas lo busca mediante los tribunales. No solo no quiere dialogar, sino que está dispuesto imponer sobre qué y quién puede hacerlo. Mientras yo sea presidenta esto no pasará”.

“Esta legislatura marcará un punto de inflexión en el avance hacia la independencia de Cataluña”.

La nueva presidenta del Parlament eludió nombrar a su antecesor, Roger Torrent (ERC) y habló de “trabajar para recuperar la dignidad de esta cámara, para concederle la relevancia política que le corresponde como sede de la soberanía del pueblo y protegerla para que sea una institución soberana”, en referencia velada a que Torrent no convocara la investidura telemática de Puigdemont.

En cambio, sí se refirió a Carme Forcadell, prometiendo continuar el trabajo “en el punto en el que ella lo dejó” (…) “Es nuestro deber mantener la inviolabilidad del Parlament, su independencia, no permitiendo injerencias de los otros poderes, ni del ejecutivo, ni del judicial. Quede dicho como declaración de intenciones”.

Queda dicho y queda claro que se avecina un desacato continuo al Tribunal Constitucional cuando los independentistas voten a favor de la autodeterminación, de referéndum autonómicos o contra la monarquía. Y será una prueba de fuego, dialéctico o real – mil y catorce del manchego sobre costa fenicia cayó-, ver cómo reacciona el Gobierno de la Nación ante la acción premeditada del incumplimiento de la legalidad vigente, en dónde la presunción de inocencia se ha visto reiteradamente conculcada por la realidad.

Borràs, que lo primero que ha hecho es apartar a los letrados del Parlament que frenaron el procés con su dictamen jurídico, ha propuesto al candidato republicano independentista Pere Aragonès como President, sin dar opción al socialista Salvador Illa, que fue la fuerza ganadora en las elecciones. Aragonés no ha logrado la investidura al no contar con el apoyo de JxCat, que le exigía que Puigdemont liderara el procès de independencia desde su regalada vida y residencia en Bruselas, mantenida con no se sabe qué fondos.

Y el PSOE ha desaprovechado la oportunidad de demostrar que su prioridad es España por encima de sus intereses partidistas, no votando al candidato propuesto para romper así el frente común independentista, y evidenciando, una vez más, que eso de socialismo (sanchismo) y libertad es una utopía, dónde el secesionismo catalán, arrojándose la representatividad de toda la población, que no tiene, considera al Ejército un enemigo irreconciliable porque sabe que son los únicos que, en última instancia, cumplirían con lo que les manda la Constitución, de acuerdo siempre con la cadena de mando, que está sujeta al devenir de la política, si llegase un momento en el que las únicas opciones fuesen independencia o mantenimiento de la unidad nacional a través del mandato que la ley le encomienda. Lo peor es que los independentistas no están solos en ese objetivo: En octubre de 2014 el hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo: «Sobra el Ministerio de Defensa y falta presupuesto contra la pobreza».

Mientras la inversión extranjera crece en Madrid el 24%, en Cataluña decrece el 23% y se gastan el dinero en poner en órbita un nanosatélite desde Kazajistán, para mejorar la conectividad de Cataluña y la observación de la Tierra. Hay que tener en cuenta el mérito que supone destinar esos recursos a este encomiable objetivo sobre otros asuntos no tan importantes, como el coronavirus, la salud, la crisis o el paro. Un pequeño paso para el hombre, pero un gran avance para Cataluña.

La ocupación de la calle en Barcelona se ha radicalizado, justificada por algunos partidos políticos y autoridades, la violencia de los CDR y de otros colectivos independentistas podría acabar en una guerrilla urbana en la que, al igual que pasó con ETA en su momento, sería un mérito el haber pertenecido o colaborado con una banda armada, como el ejemplo que dio la televisión de la Generalitat calificando de “una gran reserva del independentismo” a Carles Sastre, uno de los confesos en el tema del empresario José María Bultó.

Mientras los partidos separatistas justifiquen y amparen la violencia con la excusa de los “presos políticos” y diciendo que España no es un país democrático y un Estado de derecho, más cerca estaremos de un enfrentamiento civil.

TV3 anima en directo a perseguir a los catalanes libres de nacionalismo, permitiendo a Pol Andiñach, activista en redes sociales, decir que “hay que perseguir, acosar, privar de la libertad de expresión, señalar y dejar sin trabajo a los catalanes de extrema derecha” en la que encuadra a todos los que no son independentistas, que se han apoderado hasta del CF Barcelona, si bien sumisos ante quien les mantiene, pues Messi sigue sin hablar catalán después de no sé cuántos años allí por mucho que lo diga su contrato, y el gran Pau Gasol escribe en castellano en su vuelta a España.

El socialismo ha apoyado, junto a los independentistas catalanes, una proposición de ley presentada por el PNV que plantea derogar la potestad del Tribunal Constitucional para suspender a aquellos cargos públicos que incumplan sus resoluciones y acabar con el recurso previo de inconstitucionalidad para los estatutos de autonomía. Lo que es lo mismo, los políticos que ocupen cargos públicos son intocables, dando así un paso más a un nepotismo que permita romper España desde la legalidad del Parlamento.

A los problemas sanitarios por coronavirus, financieros por la falta de liquidez del Estado, económicos por el cierre de empresas y negocios, sociales por aumento muy importante del paro, políticos por tener sentado en el Consejo de Ministros a quienes quieren destruir lo conseguido con la Transición y derogar la Constitución, de inmigración ilegal incontrolada y los problemas de todo tipo que eso genera, hay que añadir que vuelven con mucha fuerza a primera línea de batalla las pretendidas independencias de Euskadi y Cataluña. El momento es muy difícil, más aún en un mundo en el que todos los países tienen sus propios problemas de que ocuparse.

¿Hasta cuándo podremos aguantar todos los problemas enunciados, juntos y de forma simultánea? Una vez más, los españoles no somos conscientes de la situación real en la que nos encontramos, pensando únicamente en que abran los bares y lugares de ocio y diversión, insistiendo en sectores anquilosados en el pasado, inventando una y otra vez el botijo, el mismo botijo con el que Tony Leblanc llegó a la luna de Almería, repitiendo errores de egoísmo y caminando, de momento, tangenciales al precipicio, pero en el que podemos caer a poco que nos desviemos de la ruta tomada.

Evidentemente, no tengo la solución. Pero, o me das la mano y la buscamos juntos, o nos despeñamos tú, yo, todos, por el acantilado.

Foto Antonio Campos obtenida de TV

Saqueo a la «clase media»

La CUP – Candidatura de Unidad Popular – es un partido político catalán de izquierdas, de marcado carácter independentista y defensor a ultranza de “los países catalanes”. No reconoce al Estado español ni a la monarquía, es anticapitalista y la formación que más apoyo ofrece a la organización y a las acciones de los CDR – Comités de Defensa de la República – surgidos en el año 2017 con el objetivo inicial de facilitar la realización del referéndum de independencia de Cataluña, y que se han convertido en los protagonistas principales de todas las algaradas, alborotos y destrozos en el mobiliario público de cualquier acto reivindicativo que se produzca en Cataluña.

Como es fácil, y barato, “disparar con pólvora del rey”, han propuesto una renta básica universal que se sostenga «con un tipo único de IRPF del 49%» y que asegura que beneficiaría a un 80% de la población catalana, añadiendo que «no debe ser entendida como caridad sino como un derecho, un derecho a la existencia como primera base de la libertad republicana», a la que “todo el mundo tendría derecho universal e incondicional, sin que se tenga que demostrar los recursos que perciben, ni haya control ni fiscalización de la pobreza”.

Otra puñalada al trabajador: El plan de Podemos para las pensiones subiría la presión fiscal a sueldos a partir de 2.400 € al mes y en los casos de las comunidades con tipos efectivos más elevados, el incremento afectaría a salarios netos inferiores a esta cuantía. Nuevo saqueo a la “clase media”, que es la que verdaderamente les molesta.

Si alguien viene a robarte a tu casa, ¿qué haces? Yo creo que la respuesta no se puede dar de antemano porque no se sabe cómo podemos reaccionar cada uno de nosotros; si es en Estados Unidos, hasta ahora, porque ya veremos qué hace el nuevo presidente progresista Joe Biden, además de llevar al mundo a alguna guerra como ya hicieron sus predecesores del Partido Demócrata, puedes defender tu propiedad privada con cualquier medio al alcance, incluso provocando la muerte del asaltante; en España, que somos más papistas que el Papa y que se ha legislado reduciendo las penas a los delincuentes de forma mucho más laxa que en el resto de países de Europa, casi hay que darles las gracias porque no te maten a ti. Pero en la práctica, alguna vez intentarán robar a alguien al que pillen cabreado, por la razón que sea, y aparecerán las hoces en la mano. Una cosa es la justicia distributiva y que todos contribuyamos a paliar la pobreza de forma alícuota, y otra muy distinta es que el país se convierta en una pléyade de subvencionados perennes, parásitos sociales, a costa del sudor de quienes se esfuerzan todos y cada uno de los días de su vida para sacar adelante a su familia. Poner un impuesto único por IRPF del 49% es un atraco a mano armada a las personas que verdaderamente sostienen la economía del país.

Fuerte con el cobarde y cobarde con el fuerte

Un candidato de Junts per Catalunya (JxCat), la plataforma política de Carles Puigdemont, pide encerrar a los «españoles» en Centros de Internamiento de Inmigrantes (CIE) si su partido gana las elecciones autonómicas previstas para el próximo 14 de febrero. «¿Y si renovamos el CIE cómo centro de internamiento de españoles? Ni siquiera tendríamos que cambiar las siglas» o «La implementación de la república hará limpieza de la morralla colaboracionista con los extranjeros», … «Venga, españolazos, ñordos (excrementos), salid a la calle, os hemos derrotado en la UB y os derrotaremos el 14-F, y asaltaremos el Colegio de Abogados, no os comeréis ni un kiko. Sufriréis, ¡prometido!» …. «Colau no es nada más que una puta histérica española», ha dejado dicho Josep Sort, líder de Reagrupament, que es una asociación catalana cuyas finalidades son «la defensa, el fomento, la difusión y el estudio del independentismo y el republicanismo en el ámbito de Cataluña» y «el fortalecimiento de la base social del independentismo en los Países Catalanes».

Yo trabajé muchos años en una multinacional. Cuando me prejubilaron (sí, verbo que enmascara laboralmente el término despedir mediante pago diferido) por razón de edad (bendito momento porque ahora las empresas van a despedir de forma fulminante a los empleados que antes prejubilaban, con lo que la pensión se verá reducida de forma drástica), me contrató una empresa con sede central en Barcelona, que se auto adjetivaba multinacional porque tenía sucursales en el resto de España y en Portugal. En la entrevista previa al contrato, solo hice tres preguntas: «No sé catalán, ¿qué pasa con ello?; cuales son los objetivos; y cuánto me vais a pagar». A la primera, que es la que interesa a efectos de estas líneas, me contestaron: No te preocupes, primero porque tenemos sucursales en toda España y segundo porque el catalán «es fuerte con el cobarde y cobarde con el fuerte». Efectivamente, en todas mis relaciones con los grandes empresarios, con los políticos y con los organismos públicos, a mí me hablaban en castellano, sin siquiera yo insinuarlo. Y aprendí catalán, hasta donde sé, gracias a que impuse a mis colaboradores «una hora diaria de catalán», porque las clases que patrocinaba la Generalitat y el Ayuntamiento para aprender el idioma, eran a las once y a las trece del mediodía, o sea, horas en la que solo pueden asistir personas paradas e inmigrantes que viven de la magnificencia pública, sus futuros votantes.

Ahora, la situación está mucho más enconada que cuando yo vivía allí; insultan a los españoles con impunidad total; proclaman la independencia y un gobierno filocomunista no sabe qué hacer para ponerlos en libertad y que lo vuelvan a hacer, que a nadie puede sorprender porque lo han repetido hasta la saciedad; dicen con total descaro que están dispuestos a una guerra con España en la que estarían dispuestos a morir hasta 50.000 catalanes; hacen publicidad en contra del consumo de productos españoles; nos insultan y vilipendian; y, lo que es peor todavía, parece que los malos somos nosotros, que la destrucción del estado de convivencia, de la unidad de España, de la seguridad de la nación, es de los españoles. Y saben por qué: «Porque el catalán es fuerte con el cobarde y cobarde con el fuerte»; y en este caso, el cobarde, el débil, el que vende su poltrona por un plato de lentejas, es el Gobierno español. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar los españoles esta situación?

Este fin de semana han aparecido otras noticias que los grandes medios de comunicación han ocultado:

  1. Una mujer, de 49 años intentó, presuntamente acabar con la vida de su expareja (hombre) prendiendo fuego a la habitación donde dormía en la antigua cárcel de Palma de Mallorca, lugar en el que se refugian numerosos indigentes.
  • En Zaragoza, ha fallecido una niña de dos años como consecuencia de una supuesta paliza por la que han sido detenidos tanto su madre, de 28 años, como su actual compañero sentimental. «La niña tenía golpes en la nariz, el rostro… Pero cuando me quedé impresionado fue al levantarle la camiseta para hacerle las maniobras de reanimación. Llevaba moratones enormes por todo el cuerpo. Uno especialmente grande en el costado, debajo del brazo derecho».

¿Dónde están las feministas y los miles, sí, miles, de millones de euros que han recibido en los últimos diez años? Tal como está concebido el feminismo en España, no se trata de igualdad ¿la ministra del ramo era cajera o pescadera, que ya tengo una edad que confundo los términos?, en realidad es HEMBRISMO, la prevalencia de la mujer sobre el hombre, chiringuitos dónde refugiarse mujeres incapaces para desempeñar puestos de responsabilidad en la empresa privada, prestas a agitar la calle en primer tiempo de saludo a las órdenes de la izquierda y ultraizquierda, incluidos sindicatos dirigidos por gente que ni siquiera recuerda dónde está la fábrica en la que trabajaban.

Siento tener que escribir sobre todas estas cosas, pero es que es el devenir diario español en estos momentos.

Cataluña querida

El artículo que sigue a continuación está escrito por D. Fernando Sebastián Aguilar, (Calatayud, 14 de diciembre de 1929), claretiano y sacerdote católico español. Fue obispo de León (1979-1988), arzobispo coadjutor de Granada (1988-1993) y arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela (1993-2007). Ocupó diversos cargos en la Conferencia Episcopal Española y fue creado cardenal por el Papa Francisco en 2014.

Cataluña querida

Soy aragonés, pero he vivido quince años en Cataluña. Vic, Solsona, Valls. Es decir, Barcelona, Lérida y Tarragona. Conozco un poco Cataluña y a los catalanes. Tengo familiares y amigos en Cataluña. Leo literatura catalana. A mis 19 años, hice mi tesis de Filosofía sobre la antropología de Ramón Llull (tema apasionante, ¿no?).

Quiero decir que mis palabras son fruto del amor, del buen deseo y, también, del dolor. No pretendo hablar desde posiciones políticas, casi ni eclesiales, me basta con hablar humanamente, cívicamente, sinceramente.

Leer más…