Archive | octubre 2014

Todo a Cien – 55 Sanidad Pública

Los españoles tenemos obligación de felicitarnos por el nivel de excelencia alcanzado por la medicina del país. Haber vencido al ébola es haber conseguido jugar en la primera división mundial de la sanidad. Es palpable que ha habido fallos en este asunto, lo que no está claro es por parte de quién. Como en España nunca tengo yo la culpa de nada de lo que pasa, y es la patria de lazarillos y nicolasillos (rarooo, rarooo, rarooo que pueda montar todo ese tinglado una sola persona), hay quien aprovecha la ocasión para ganar dinero de los medios de comunicación, olvidando el riesgo asumido por terceras personas inocentes y otras pequeñeces que uno pudiera haber cometido. Pero es el éxito final lo que cuenta y la Sanidad Pública española lo ha logrado.

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de ALCALA DE HENARES, nº 2.350 del 01-11-2014, PÁG. 10

 

Las cinco etapas de una carrera profesional

Las cinco etapas de una carrera profesional

*Las cinco etapas de una carrera profesional*
– por Max Gehringer (Brasil, 1947)

Existen cinco etapas en una carrera profesional.

La primera etapa es aquella en que el empleado necesita usar identificación, porque casi nadie en la empresa conoce su nombre.

Leer Más…

Al César lo que es del César

Al César lo que es del César

Durante el presente año hemos venido tratando diversos temas bancarios, siempre verdad en su momento, que el tiempo ha modificado, y que recogemos a continuación a fin de dar al César lo que es del César.

Leer Más…

Todo a Cien – 54 La CASTA y la MISERIA

En una situación mundial con varios frentes bélicos abiertos, en España hemos inventado una nueva clasificación de mentes pensantes: LA CASTA, estratificación social de los muy ricos, capitalismo en estado puro, que utiliza al resto de personas únicamente en beneficio propio; y LA MISERIA, bolcheviques del siglo XXI, que no quieren pagar la deuda pública, pobreza a repartir, eso sí, a partes iguales, comunismo en estado puro, que pretenden vivir del dinero que aporta la casta a la que combaten. Fin del sistema económico establecido. Y los que no pertenecen/pertenecemos ni a LA CASTA ni a LA MISERÍA, ¿qué?

 

Casta 01Casta 02

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de ALCALA DE HENARES, nº 2.349 del 25-10-2014, PÁG. 15

Corolario

Corolario

Hace unos días, cuando escribí este pequeño ciclo sobre la fe musulmana, dije que tenía miedo de tener miedo. Después de más de mil quinientas visitas a estos artículos recibidas en mi blog, siento verdadero miedo.
Con los sistemas informáticos existentes, puedo asegurar que han tenido acceso a estos escritos: políticos, periodistas, escritores, directivos de empresas, empresarios, profesores de universidad y un variopinto resto de personas, de todas clases e ideas de pensamiento.
Salvo dos de ellos, un vasco recriado en tierras aragonesas y que actualmente vive en plan canarión, y un extremeño rebautizado con acento sevillano, nadie, repito, nadie, ha sido capaz de decir ni hacer ningún comentario, ni a favor ni en contra. Solo encuentro una palabra: miedo.
Ahora que en España somos todos muy demócratas, durante el régimen del General Franco y hasta muy poco tiempo antes de su muerte, no se nos puede engañar a los que tenemos cierta edad, no se movía nadie, únicamente media docena, contados, del Partido Comunista, producían algaradas y panfletos de cuando en cuando. Había miedo, mucho miedo.
Y eso que entonces no se metían contigo nada más que la Policía Armada, la Guardia Civil y cuatro exaltados de Falange. Claro que por decir que “tranquilidad” viene de “tranca” te podían apretar cuatro vergajazos en las costillas que te dejaban doblado para un mes.
Actualmente puede meterse contigo cualquiera, con una laxitud legislativa que si no hay sangre de por medio, muy tonto ha de ser el abogado del transgresor para que vaya a la cárcel. Se puede decir y hacer cualquier cosa, pero atente a las consecuencias.
En cuanto a pensamiento religioso, como llevamos miles de años siendo cristianos y católicos, estamos tan familiarizados con la curia, que podemos meternos con ellos, insultarlos, repudiar a los Obispos que predican su evangelio, es de suponer que no van a catequizar con El Manifiesto Comunista, que no digo que esté bien ni mal, pero no amenazan, torturan ni matan a nadie, y en cambio nadie dice nada cuando es un Imán quien contemporiza con lo de lapidar a las mujeres. Eso se llama miedo, empezando por los políticos locales.
Como no se sabe lo que puede pasarle a uno, de dónde puede venir la puñalada, es mejor mirar para otro sitio. Eso se llama miedo, a nivel nacional.
Como creemos que nos pillan lejos los asesinatos que se están llevando a cabo por parte de los fundamentalistas musulmanes radicales, se les está dando tregua y tiempo para armarse. Eso se llama miedo, a nivel mundial.
Como nadie dice nada, porque todo el mundo tiene miedo, no ha aparecido ningún musulmán de buena fe pacífica, condenando la actuación de sus hermanos violentos.
Quiero vivir en libertad, sin condicionantes de ningún tipo, y mucho menos religiosos. Quiero vivir en un sitio en el que nadie repudie ni condene a nadie porque no piense como él. Quiero vivir en paz y libertad con todos, esa que cantaba Mari Trini “… la libertad no te la regalan, no es patrimonio ni hereditaria …”, y por la que hay que luchar todos los días. Y recordar a Quevedo:

No he de callar, por más que con el dedo,
Ya tocando la boca, ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

La-libertad-segun-Cicerón

Publicado en el Blog de Campos el 26 de octubre de 2014

Mujer musulmana

Mujer musulmana

En estos tiempos en los que se propone que las víctimas de la violencia de género tengan funerales de Estado, espero que no se les ocurra concederles una paga extraordinaria para todos (epiceno) incursos en la misma circunstancia, ni una escultura de Calatrava en la mitad del pueblo, y cuando parece que Podemos va a desalojar a más de uno de su bancada, es el momento de gritar: ¡Vuelve ZP! Al menos nos reíamos contigo.
También “… los que luchamos por la igualdad de las personas independientemente de su condición sexual o a los que, frente a posturas medievales defendidas por instituciones arcaicas, machistas y homófobas …”, eso sí, siempre refiriéndose a la religión católica.
Aquella otra que dice que lo mejor es contratar a mujeres de más de 45 años o de menos de 25, para evitar el problema del embarazo. El embarazo, ¿es un problema? Pues lo ha dicho una señora que tiene seis hijos.

Leer Más…

Lo que no debes decir en una reunión

Ocho cosas que no debes decir nunca a tus colegas en una reunión

Fichero año 2014 – Autor: Miguel Ayuso – abril 2014

Las reuniones son necesarias para el buen funcionamiento de empresas y asociaciones, pero en España somos muy amigos de convocarlas para cualquier cosa y alargarlas más de la cuenta sin que lleguemos a ninguna conclusión verdaderamente importante. Cuando nos sentamos en la mesa no sabemos si la reunión va a llegar a buen puerto: no hay nada que garantice el éxito de la misma. Pero, por desgracia, sí hay cosas que garantizan su fracaso.

El Leer Más…