Archivo de etiquetas| economia

Vicepresidenta de Asuntos Económicos

Vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital

Nadia Calviño Santamaria nació en La Coruña, 51 años, economista por la UCM y Licenciada en Derecho por la UNED, pertenece al Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, en dónde ha trabajado durante muchos años; posteriormente estuvo en la Comisión Europea como Directora General de varios departamentos. Habla español, inglés, francés y alemán. Casada, es madre de cuatro hijos. No es afiliada al PSOE. Pedro Sánchez la incorporó a su Gobierno en 2018 como Ministra de Economía.

 

Resultado de imagen de nadia calviño

 

De pensamiento liberal, europeísta, negociadora, hábil, inteligente, muy trabajadora, perfeccionista, técnica de alto nivel, de carácter cordial pero firme y siempre sonriente. Sus críticos dicen de ella que cede poco en las negociaciones. Tiene unas magníficas relaciones con el Partido Popular y con Ciudadanos.

En su nuevo puesto como Vicepresidenta de Asuntos Económicos, será fundamental para contener el gasto público que Podemos pretender expandir, si por ellos fuera, hasta el infinito, en un país dónde la deuda pública crece de una forma exagerada y el crecimiento esperado de la economía española para 2020 según el Servicios de Estudios de BBVA será del 1,60%, en vez del 2,10% y del 1,80% que prevén otros organismos, entre ellos el propio Gobierno.

Calviño es un antídoto contra la preocupación de la Unión Europea ante la presencia de los comunistas en el Gobierno de España, dada la gran reputación que tiene en todos los foros comunitarios, labrada durante más de una década como alto cargo de la Comisión Europea. Y, en última instancia, quien debe poner los medios económicos que se precisen para que, por tercera vez en la democracia, no volvamos a entrar en un nuevo periodo de crisis financiera de gobierno socialista.

Cuando acabe su presencia en el Gobierno, si no sale perjudicada en esta Legislatura, es una mujer que puede figurar en todas las quinielas para ser Gobernadora del Banco de España, Directora del FMI o puestos similares.

 

 

Venerado Líder Supremo

Venerado Líder Supremo – Caudillo Comandante de las Españas:

Los Reyes Magos te han traído la Presidencia del Gobierno de España, a pesar de tus constantes mentiras, personales e institucionales, tus pactos con los enemigos de España y con quienes quieren abolir la monarquía y derogar la Constitución que nos dimos en 1978, cuando tú vestías con pantalón corto y no habías conocido ni la dictadura real de los primeros años franquistas, ni la dictablanda de sus últimos años. Con esa Transición se evitó una nueva guerra civil y, a lo peor, tú puedes ser la espoleta que la encienda ahora.

 

 

Sin gran preparación intelectual, has ido apartando de tu camino a la vieja guardia socialista que tan decisivamente contribuyó a establecer la democracia, has mentido a diestro y siniestro en la campaña electoral para luego hacer lo contrario de lo que has dicho, te has rodeado de gente lista, aunque no inteligente, a pesar de lo cual, te votan socialistas de toda la vida; otros, poco leídos pero que van a todos los mítines con banderitas de plástico del partido; algunos jóvenes que creen que algún día dormirán en el colchón que tú cambiaste en la Moncloa; y muchos estómagos agradecidos, algunos de ellos no contentos con tus ideas, pero que como llevan toda su vida viviendo de la política, si disienten, van al paro para el resto de sus días.

Pero, Líder Supremo, no me engañes, tienes que tener otras fuerzas que te apoyen en la sombra, de Dios o del Diablo, no lo sé, porque una sola persona, y más un mediocre como tú, no puede montar el tinglado que has montado.

Tu objetivo verdadero es ser Jefe del Estado Federal Ibérico. Yo, de joven, también era republicano, hasta que me di cuenta que, en España, cada vez que ha habido una república, ha acabado en una guerra civil; que, en la monarquía, al futuro rey lo preparan desde que empieza a andar y alcanza unas condiciones técnicas y mentales que están por encima de cualquier advenedizo que pudiera ser optante a ese puesto en una república.

 

 

De momento, has logrado que en el Parlamento te hayan votado solo los republicanos; nos van a salir caros tus ayuntamientos monclovitas, porque los que te mantienen en el poder únicamente pretenden independizarse de España o implantar el comunismo-leninismo, esa trasnochada idea que dejó más de cien millones de muertos en el siglo pasado, y los proetarras de ideas asesinas que, entre otros muchos españoles, dieron un tiro en la nuca a destacados socialistas, que se tienen que estar ahora mismo removiendo en sus tumbas.

Lo peor de todo es que te crees el rey de una república bananera y pretendes acabar, o al menos tergiversar, la división de poderes de Montesquieu, fundamento de toda democracia:

“En cada Estado hay tres clases de poderes: el legislativo, el ejecutivo de las cosas pertenecientes al derecho de gentes, y el ejecutivo de las que pertenecen al civil.

Por el primero, el príncipe o el magistrado hace las leyes para cierto tiempo o para siempre, y corrige o deroga las que están hechas. Por el segundo, hace la paz o la guerra, envía o recibe embajadores, establece la seguridad y previene las invasiones; y por el tercero, castiga los crímenes o decide las contiendas de los particulares. Este último se llamará poder judicial; y el otro, simplemente, poder ejecutivo del Estado (…).

Cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallan reunidos en una misma persona o corporación, entonces no hay libertad, porque es de temer que el monarca o el senado hagan leyes tiránicas para ejecutarlas del mismo modo.

 

 

Así sucede también cuando el poder judicial no está separado del poder legislativo y del ejecutivo. Estando unido al primero, el imperio sobre la vida y la libertad de los ciudadanos sería arbitrario, por ser uno mismo el juez y el legislador y, estando unido al segundo, sería tiránico, por cuanto gozaría el juez de la fuerza misma que un agresor.

En el Estado en que un hombre solo, o una sola corporación de próceres, o de nobles, o del pueblo administrase los tres poderes, y tuviese la facultad de hacer las leyes, de ejecutar las resoluciones públicas y de juzgar los crímenes y contiendas de los particulares, todo se perdería enteramente.” Montesquieu. El espíritu de las leyes. 1748.

Naciste en un año bisiesto y, precisamente, en el día añadido al calendario por Julio César. Este 2020 también es bisiesto. Y coinciden sus fechas exactamente con el calendario de 1936. Dos años antes, se produjo la declaración de independencia de Cataluña; en 2018, dos años antes del 2020, se volvió a producir la declaración de independencia de Cataluña. Ten cuidado con aquello de tropezar en la misma piedra.

 

 

Aunque no me gustes nada políticamente hablando y digas mentira tras mentira, que en cualquier país democrático del mundo hubieran servido para tu inmediata dimisión, eres el Presidente de mi país; también tienes que representarnos a los que no pensamos como tú; a la mitad de los actuales generales, que vas a cesar de inmediato por no ser adictos al régimen sanchista; a los que creemos en una España unida; y a los que somos conscientes del peligro que supone tener al comunismo sentado en la mesa del Consejo de Ministros, motivo más que suficiente para que los países libres de esa carga, no nos informen de nada y nos ignoren en todo. Por ello, te deseo la mejor suerte del mundo y que nunca olvides que lo primero, por encima de cualquiera o cualquier cosa, es España.

Antonio Campos

Santiago Niño Becerra 02/02

En El Economista y bajo la firma de Francisco S. Jiménez, una nueva entrevista en este año que ahora acaba, Santiago Niño Becerra, vuelve a pronosticar:

 

“El IRPF desaparecerá en poco tiempo y se pagará lo que no está escrito por IVA”. Habrá una nueva amnistía fiscal para estructurar otro sistema impositivo. Y apuesta por una renta básica para paliar el impacto de la precariedad.

“”Santiago Niño Becerra, catedrático de la Universidad Ramón Llull, es uno de los economistas más mediáticos del país. Sus análisis no dejan indiferentes a nadie por su tendencia catastrofista, pero en 2009 acertó de lleno con la que se le venía encima a España. En su libro El crash de 2010, describió con precisión la parte más dura de la crisis en la que el país profundizó la recesión y se disparó el paro hasta niveles históricos. Ahora publica El crash. Tercera Fase, el cuarto y último libro de la crisis en el que advierte que la crisis que estalló en 2008 todavía no ha terminado y dará sus últimos coletazos hasta 2023. Para el autor, el mundo resultante tendrá poco ver a lo que estamos acostumbrados.

El libro llega en un momento de varios años de crecimiento, creación de empleo y cierta estabilidad económica y todavía no da por zanjada la crisis que empezó en 2008. Durará hasta 2023. ¿Cómo será esta nueva fase?

Hemos dejado atrás la segunda fase de crecimiento económico. Una segunda fase, que llamo de las anfetaminas, porque ha estado sostenida por los bancos centrales, a base de comprar deuda pública e inyectar dinero a la economía. Por ejemplo, el BCE tiene un cuarto de billón de euros de deuda española. La tercera fase de la crisis será como el final de todas las crisis en la que se produce un cambio de modelo económico. En la Gran Depresión de 1929, la tercera fase empezó en 1937 y terminó en 1947, momento en el se produjo la transición a un cambio de modelo que ha sido el nuestro hasta hace diez años.

Ahora mismo se está diseñando el nuevo modelo que supondrá un cambio profundo para la población y llega el momento de explicárselo a los ciudadanos. A nivel macro habrá estabilidad económica, sin inflación y con tipos bajos, pero las personas lo van a pasar muy mal. La gran diferencia con el ciclo de la Crisis del 29 es que no va a haber una gran guerra que facilite una reconstrucción económica. En aquel momento fue muy fácil de convencer a la población para que aceptara el cambio de modelo económico al estar precedido por una gravísima depresión económica y una cruel guerra. Lo que venía era bastante agradable después de la destrucción.

Ahora se usarán métodos de sugestión duros para que las personas acepten el cambio. Fue significativo, que en las protestas de los chalecos amarillos en Francia de hace dos semanas, por primera vez se sacó al ejército a la calle. El mensaje del Gobierno fue muy claro, aunque no hizo falta ningún tipo de intervención.

¿Qué características tendrá esta tercera fase?

Esta tercera fase va a conllevar caída del PIB. Las actuales previsiones de las instituciones internacionales son muy optimistas, pero el FMI lanzará esta semana un mensaje bastante duro. Es algo que los políticos no están contando en plena campaña electoral. Se va a profundizar en las absorciones bancarias, las corporaciones serán más grandes con concentraciones, las grandes tecnológicas irán saltando a otros sectores y el papel de los Estados en claro retroceso.

¿Usted ve lógico que se pague en impuestos lo mismo por comprar un Seat Ibiza que un Audi A8? El peso de la tributación indirecta irá a más de forma progresiva y el IRPF y otros impuestos directos desaparecerán”

Recalca con insistencia que por primera vez en la historia se ha roto el binomio PIB con el factor trabajo, ¿cómo afectará al empleo?

Será una era de precariedad laboral. Al nuevo modelo al que nos dirigimos cada vez es menos necesario el trabajo. En parte, está provocado por el desarrollo tecnológico que está sustituyendo el factor trabajo. El volumen de producción estaba antes en el centro del sistema capitalista, pero ahora se está desplazando hacia la productividad, la eficiencia y la flexibilidad. Y esto tiene implicaciones muy profundas. La única manera de adaptarse a este contexto es devaluar salarios. El trabajo cada vez valdrá menos. El mismo puesto de trabajo estaba mejor pagado hace diez años. Habrá entre un 10% y un 30% que vivirán muy bien manteniendo sus puestos de trabajo vinculados a las grandes corporaciones. El resto de gente no lo pasará bien.

Supondría un profundo cambio en el actual sistema que impactará en todos los aspectos, empezando por la capacidad de los Estados para recaudar. Sin trabajo no hay ingresos por las rentas de trabajo, justo en un momento en que muchos países tienen un grave problema con el elevado nivel de deuda.

Pasadas las elecciones europeas, vamos a ver cosas importantes. Se va a plantear una reforma fiscal importante, a nivel europeo, empezando por combatir el fraude fiscal de manera seria. En España oscila entre 60.000 millones y 90.000 millones al año. Habrá una nueva amnistía fiscal, pero no como la del señor Montoro, para estructurar un nuevo sistema. Defraudar un impuesto directo como el IRPF es sencillo, pero hacerlo con impuestos indirectos como el IVA es más complicado. ¿Usted cree que es lógico que se pague en impuestos lo mismo por comprar un Seat Ibiza que un Audi A8?. El peso de la tributación indirecta irá a más de forma progresiva hasta que el IRPF y otros impuestos directos desaparezcan. Si alguien quiere comprar un BMW de alta gama lo va a poder comprar, pero va a pagar lo que no está escrito. Es absurdo pagar por lo que gana o lo que tiene, lo que único que fomenta es la evasión de impuestos. Habrá que pagar por lo que se gasta y se consuma. Se va a sustituir la imposición directa por una indirecta progresiva. El aumento de la recaudación compensará el impacto que tendrá en el consumo.

¿Con este cambio será suficiente para mantener las pensiones y el resto de prestaciones sociales?

No. A día de hoy ya las pensiones no se pueden pagar. Este año si se siguen cobrando ha sido gracias a un crédito de 10.000 millones, igual que el año pasado. El principal problema que tiene España es de ingresos por las bajas cotizaciones. El salario del joven que entra por primera vez en el mercado laboral es un 20% inferior a la media de las nuevas pensiones. No es sostenible para España y ni en ningún lado. Creo que las pensiones no van a desaparecer, pero los recortes serán progresivos con medidas como contabilizar toda la vida laboral para calcular la pensión, eliminar pagas extras o ampliar los años de cotización para acceder a la pensión máxima. El último paso será recortar las pensiones.

¿Nos enfrentados a una crisis generacional?

Se ha ido gestando desde que se estableció el sistema en los años cincuenta, aunque con el estallido de la crisis financiera se ha agravado. El modelo está basado en que haya pleno empleo, salarios crecientes ligados a la inflación, demanda creciente del trabajo y una esperanza de vida de 10 años tras la jubilación. Ninguno de estos criterios se está cumpliendo para que siga en pie el sistema.

Nadie lo quiere plantear, sea el partido que sea. Pero cuando estallen los recortes serán para los actuales pensionistas y las generaciones más jóvenes y dictados desde Bruselas o Frankfurt. Los políticos huyen de este tema. Tampoco a pie de calle se quiere pensar en ello. Las personas que tienen entre 35 y 50 años están todavía convencidos que cuando se jubilen van a tener pensión. Pero los más jóvenes ni se lo plantean. De hecho, los chicos de 20 años piensan: “Porque voy a tener que pagar la pensión a mis mayores si a mí no me la va a pagar nadie”. Es un tema tabú, y cuando se plantea la única respuesta que se da es ya se encontrará el sistema, pero qué sistema. Hay una decisión voluntaria de no abrir este debate.

También vislumbra una menor cobertura sanitaria y protección social, una vez terminada la crisis sobre 2023. En definitiva, el Estado como garante de derechos sociales quedará reducido a su mínima expresión, pero a la vez plantea que se comenzará a aplicar una renta básica, ¿quién va a financiarla?

La falta de ingresos por el trabajo será sustituído por algún elemento parecido a la renta básica universal no condicionada, si no quieren que un alto porcentaje de la población viva en la miseria más absoluta. Las grandes empresas y corporaciones serán quienes cubran la renta básica y el resto de protecciones sociales. Aunque sorprenda es un punto de vista muy capitalista. Vamos a mundo oligopolitizado y veremos corporaciones integradas vertical y horizontalmente con presencia en casi 200 países y con mucha liquidez que se harán cargo o complementarán una renta básica.

Choca con la perspectiva que tiene sobre que cada vez más los trabajadores estarán desvinculados de las empresas, ¿no?

Las corporaciones cubrirán el hueco de la protección social completa que dejan los Estados pero para su gente. Solo estarán cubiertos alrededor de un 10% de la población activa sin estas ventajas. El resto de trabajadores serán subcontratados y autónomos, que trabajaran para estas empresas. El resto tendrán que conformarse con una renta básica y una sanidad básica, financiada por estas mismas empresas. Vamos a salir vivimos de esta crisis pero será un mundo mucho peor. Poco a poco los recortes llevarán a las pensiones a converger hacia una renta básica.

¿Quiénes son las empresas de hoy en día que lideraran estas supercorporaciones?

Ya las estamos viendo con Amazon, Google o Apple. Serán las grandes tecnológicas y su estrategia de diversificarse a otros sectores. Y no lo van a hacer con movimientos hostiles, lo harán desde la colaboración con las principales compañías de otros sectores, como ha ocurrido con la tarjeta de crédito de Apple y Goldman Sachs. Terminarán repartiéndose los sectores para avanzar hacia oligopolios mundiales.

¿Qué papel jugará la marihuana en este orden mundial?

El paro estructural, el subempleo elevadísimo y la desigualdad enorme, solo se compensará con lo que llamo el trinomio social: renta básica, marihuana legal y ocio gratuito. La marihuana generará mucho negocio en el futuro y será una de las grandes fuentes de recaudación. Además, es un calmante que servirá para tranquilizar a una población con carencias.

 

 

Santiago Niño Becerra – 01/02

Por su interés general para toda la población española, a pocas horas del nuevo año 2020, que se espera sea muy duro en muchos aspectos, “¡Que en el 20 la vida te sea leve / ya que no pudo serlo el 19!” dice el poeta político, hablamos algo de economía, en palabras de Santiago Niño Becerra, Catedrático de Estructura Económica de la Facultad de Economía de la Universidad Ramón Llull de Barcelona.

En su libro “El crash del 2010” pronosticó la crisis económica pasada, para él todavía no concluida, y del que tomo los párrafos que siguen a continuación.

 

 

““El principio del fin del sistema económico en que nos hallamos inmersos desde hace casi dos siglos, y que se manifestará en una gran crisis que se iniciará en el año 2010. A partir de aquí, el sistema irá evolucionando hasta su total transformación en otro muy diferente siguiendo un proceso estructuralmente semejante por el que el Sistema Mercantilista pasó en la segunda mitad del siglo XVIII.

La crisis del 2010, por tanto, será consecuencia del proceso de muerte de la estructura actual; muerte que por dramático que pueda parecernos, no hace más que encuadrase en la dinámica histórica que lleva aconteciendo en los últimos dos mil años; una dinámica que supone que todo cambia, evoluciona, se agota y muere.

La crisis del 2010 será de características muy parecidas a la de 1929: fin de un modo de hacer las cosas, aunque, a diferencia de lo sucedido con esta, cuya llegada fue por sorpresa debido a que la sociedad de los años 20 vivía totalmente centrada en el presente, la del 2010 se está viendo venir desde hace tiempo (otra cosa es que se diga), por lo que su impacto no será tan violento como la del 29; además, los restos del modelo de protección social mitigarán, en parte, sus consecuencias; no obstante, ese efecto mitigador será muy limitado debido a los progresivos recortes que en el modelo lleva tiempo forzando la propia evolución del sistema, recortes que se acrecentarán.

La economía mundial lleva años funcionando por inercia, con el piloto automático, en gran medida, programado con la filosofía de ‘el mundo va bien’. Esto, lo que en el fondo significa, es que el sistema no está preparado para actuar en situaciones de riesgo, por ello, las medidas que se irán adoptando será un ‘ir a salto de mata’, sin un plan determinado, intentando salir del problema y creyendo, en un principio, que se trata de un mero revés coyuntural.

A la vez, todo lo que hasta ahora se ha ido viendo que en el Sistema no funcionaba pero que ha quedado enmascarado por ‘el mundo va bien’, se manifestará: los problemas en el comercio internacional, la dependencia financiera de USA, las tensiones que un cada vez más devaluado dólar USA provoca, los crujidos de una Europa que no acaba de encajar, los insuficientes pero crecientes gastos sociales, el agotamiento de la capacidad de endeudamiento de las familias, las diferentes burbujas inmobiliarias.

 

Leer Más…

El hachazo fiscal

Por su interés, reproducimos a continuación el artículo de María Galante publicado el 16-11-2019 en Hispanidad, sobre las propuestas fiscales que vienen tras “el abrazo rojo” entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

“”El hachazo fiscal. La subida de impuestos, punto por punto, que preparan Sánchez e Iglesias. Ya se ha hablado mucho, mucho, mucho sobre el pacto, aun por cerrar…no debemos perder la esperanza, entre PSOE y Unidas Podemos. Pero, volvamos al documento de 10 puntos hecho público tras el ‘bombazo’ que dibuja cuáles serán las líneas maestras del Gobierno de coalición.

El último de los puntos es el que habla de impuestos y, aunque no se ofrecen detalles de la futura fiscalidad, -no hace falta porque los conocemos todos, salvo sorpresas y éstas no hay que descartarlas-, a Iglesias no le ha costado nada convencer a Sánchez de que transite por el camino “podemita” y ponga en marcha una reforma fiscal que “aumente la progresividad y la recaudación”. No debemos de olvidar que el programa de Sánchez para el 10-N en cuanto a impuestos estaba sospechosamente vacío, algo que no es habitual en alguien que lleva año y medio gobernando y a quien, por lo tanto, se le supone una política fiscal definida. La tenía, y se la había propuesto a Bruselas, el pasado mes de mayo, pero la ocultó en el programa para estar abierto a pactos de distintos colores.

 

 

Entonces, y sumando las medidas presentadas en las pasadas elecciones de abril, que se mantienen, y las nuevas de cara al Ejecutivo que se avecina en el que tiene ya un pie el populismo, al que algunos definen como “caudillismo amable”, destacan las siguientes, (dedíquenle tiempo porque la lista es larga):

-Subida mínima de dos puntos en los tipos del IRPF para rentas superiores a 130.000 euros y de cuatro puntos para los de más de 300.000 euros.

-En concreto, Podemos propone un incremento del tipo marginal a partir de los 100.000 euros para las rentas del trabajo que pasarían del 45% actual hasta una horquilla del 47% al 55%. Este último tramo afectaría solo a rentas de más de 300.000 euros.

-Subida mínima de cuatro puntos en el IRPF para las rentas del ahorro superiores a 140.000 euros, pasando del 23% al 27%.

-Aplicación de un tipo efectivo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades para grandes corporaciones, que subiría al 18% en el caso de los bancos y empresas de hidrocarburos.

-Recorte de las deducciones en el Impuesto de Sociedades.

-Aplicar un tipo agravado en el Impuesto de Sociedades a las empresas “contaminantes”.

-Incremento de las cotizaciones a través de una nueva subida del salario mínimo interprofesional.

-Aumento de las cotizaciones que pagan los autónomos bajo la excusa de adecuar dicha contribución a sus ingresos reales. El 80% de los autónomos cotiza por la base mínima, de modo que la mayoría pasaría a cotizar más para poder trabajar.

-Destopar las cotizaciones sociales a los sueldos de más de 45.000 euros brutos anuales, lo cual supondría un pago medio de 2.200 euros al año por trabajador, aumentando, además, el coste laboral para, al menos, dos millones de asalariados.

-Aumentar la fiscalidad del diésel con el fin de equiparar su precio al de la gasolina, perjudicando con ello a la mitad de los conductores.

-Armonización fiscal a nivel autonómico, lo cual se traduciría en la reintroducción del Impuesto de Patrimonio en todo el territorio nacional, a partir de un mínimo exento por primera vivienda de 400.000 euros, y en una subida del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en las regiones que lo han eliminado o reducido de forma sustancial.

-Elevar el IVA a los alimentos ultraprocesados o ricos en grasas y azúcares.

-Creación de la tasa Google a empresas tecnológicas.

-Creación de la tasa Tobin a transacciones financieras.

-Endurecer el régimen de las Sicav para elevar su tributación.

-Endurecer el régimen de las Socimi (empresas de inversión colectiva en inmuebles en alquiler) para que, entre otras medidas, paguen un tipo del 15% sobre los beneficios no distribuidos.

-Eliminar las ventajas fiscales que disfrutan los planes privados de pensiones, cuyos partícipes rondan los 7,6 millones de personas.

-Limitación de vuelos nacionales y encarecimiento generalizado de los billetes de avión mediante el aumento del IVA, un mayor gravamen al queroseno y la creación de una tasa adicional y específica a este tipo de viajes.

-Creación de un nuevo impuesto a la distribución y venta de plástico de un solo uso, embalaje o de productos de usar y tirar.

-Subida del impuesto de matriculación a todos los vehículos que emitan CO2, frente al umbral mínimo actual de más de 120 g/km, y una nueva elevación del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

-Nuevos aranceles mediante la creación de un “impuesto de carbono” en las fronteras de la UE que se aplicaría a las actividades intensivas en energía, desde el transporte aéreo y marítimo a los sectores industriales más contaminantes procedentes de terceros países””.

Completan estas medidas las propuestas sobre “la vivienda como derecho y no como mera mercancía”, limitando los precios de los alquileres, prohibiendo los desahucios o “casos de ocupación en precario” (okupas), cesión y alquiler a terceros de los pisos vacíos. El fin de la propiedad privada.

Acabo con una mención a algo que circula por internet y que, desgraciadamente, podría convertirse en realidad:

La buena noticia es que van a subir el SMI a 1.200 euros y vas a trabajar 34 horas a la semana. La mala es que tu empresa va a cerrar y lo verás desde el paro.

 

 

 

 

El abrazo rojo

El domingo pasado, VOTAMOS. Y nos han ENGAÑADO a todos los españoles moderados, con el ABRAZO ROJO de ayer martes entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, con alevosía (a traición y sobre seguro) de que el Rey estuviera en Cuba, que el pacto se haya llevado a cabo en veinticuatro horas cuando durante seis meses lo único que han hecho ha sido insultarse mutuamente, adjetivos y descalificaciones que no repito aquí porque están en todas las hemerotecas, artículos, radios y televisiones de este periodo, y cuando han visto disminuir en más de 1,3 millones los votos recibidos por ambos partidos políticos. Ha sido Pedro Sánchez el que le ha ofrecido la coalición a Pablo Iglesias, mintiendo al electorado y sin consultar a nadie de su propio partido, solo con la connivencia de Iván Redondo y Adriana Lastra; hasta hace unos años, eso se llamaba democracia orgánica, hago lo que me da la gana y luego a ver quién tiene cojones de llevarme la contraria. Ya no se si esa actitud es de Franco o de Pedrosan, o de ambos.

 

 

Solamente una muestra del mentiroso compulsivo que es nuestro presidente, una de sus últimas perlas en campaña electoral: “Ni antes ni después el PSOE va a pactar con el populismo. El final del populismo es la Venezuela de Chaves, la pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia y, sobre todo, la desigualdad”.

Leer Más…

Ayer votamos

Ayer día diez de noviembre se han celebrado nuevas elecciones generales para elegir a los parlamentarios que tienen que designar al nuevo presidente del Gobierno. Los datos son los que siguen a continuación, fuente La Vanguardia en cuanto a los resultados de ayer, resto elaboración del abajo firmante.

(*) El PP consigue un Diputado más a costa del PNV, una vez contados los votos de los expatriados.

Al igual que en las celebradas en abril pasado el dígito base era el 3, en estas últimas ha sido el 4. El número 4 simboliza el constructor, personas de confianza y muy leales. … Simboliza lo estable, lo ordenado; el constructor y su equivalente astrológico es Urano.

Copio de “elmagoarcano”: “Urano tiene mucha influencia sobre los cambios sociales y regula las relaciones mundiales del ser humano, las preocupaciones humanitarias y las cuestiones de carácter ambiental. Este planeta gobierna al signo zodiacal Acuario y, en definitiva, rige toda la Astrología. Este cuerpo celeste es muy imaginativo, innovador, impredecible, inventivo y experimental. También rige todas las ideas creativas y el ingenio científico. A su vez, siempre trabaja ideas rompedoras, incluso radicales, y es llamado comúnmente el Gran Despertador.

También le da fuerza a la rebeldía, a la independencia y a la liberación, tratando de quebrar lo tradicional y retrogrado. Por todo esto, es bien conocido por su búsqueda de las verdades universales utilizando su intuición. Suele obtener resultados rápidos y eficaces ya que no suele hacerle caso al plano emocional. Es decir, su inteligencia le hace extremadamente objetivo y fuerte”.

Hay un libro titulado El Hombre que calculaba, escrito por el profesor de matemáticas brasileño Malba Tahan, cuyo verdadero nombre era Julio César de Mello y Souza, publicado en 1938, que puede ser considerado al mismo tiempo como una novela y como un libro de problemas y curiosidades matemáticas. Al hablar del número cuatro, dice textualmente:

Leer Más…

Situación delicada

La España socialista se ha ganado la enemistad de EEUU. Pequeños detalles que en diplomacia se pagan, y muy caros, cuando el enemigo es la nación más importante del mundo hoy en día.

-Con Zapatero, cuando el día de las Fuerzas Armadas, no se levantó al paso de la Bandera de EEUU.

-Cuando Sánchez retiró la fragata que iba de acompañamiento con las fuerzas navales americanas.

-Sánchez, en su visita a EEUU que, para enemistarse aún más con el Presidente americano, se sienta con su mayor enemigo Abbas Moldavia de Irán.

– EE.UU. estudia sancionar a España por estar prestando ayuda económica al régimen de Maduro, en concreto, por los fondos que el Gobierno de Venezuela tiene depositados en el Banco de España.

Las consecuencias han llegado, y Trump grava a España con unos muy importantes aranceles, que no hace con Francia, Italia, Grecia ni Portugal, condenando así a los exportadores españoles a ese país a una crisis comercial y económica, en un momento en el que tenemos el peor dato de empleo de los últimos siete años, habiéndose frenado la creación de empleo en un 165% en el último año.

En vez de ser amigos de Estados Unidos, China, India, Japón, liderar Europa, vamos de samaritanos con Venezuela, Cuba, Nicaragua y otras “democracias” similares.

Y pretende ganar las próximas elecciones generales (y las ganará, pues el síndrome de Estocolmo se ha implantado en la política española) con ese marxismo fracasado del siglo pasado, con planteamiento masones y estando en posesión absoluta de sus errores, sin renunciar a sus políticas para Cataluña previa al golpe independentista: «España es una nación de naciones y Cataluña es una nación», incluyendo en su programa electoral la defensa de la reforma constitucional para establecer un Estado Federal y reconocer el carácter plurinacional de España.

 

 

¿Cuándo se va a reconocer que los catalanes secesionistas no quieren negociar nada, quieren imponer su independencia, que España les perdone los ochenta mil millones de euros de la deuda con el FLA y que encima les indemnicen por todas las mentiras acumuladas que han fraguado?

¿Qué pasaría si en Cataluña surgieran Batallones de Defensa de la Unidad de España que respondieran a los CDR con sus mismas armas y formas de lucha?

Mejor no pensarlo, pues ahora lo que sí hay que decidir es a quién damos nuestro voto para que saque España de la delicada situación política y económica en la que se encuentra.

 

 

 

 

No son importantes por sí solos

Desde la irrupción de Podemos en el ámbito político nacional, ha condicionado todos los actos y tomas de decisiones del resto de Partidos Políticos.

Hay personas, y entidades, que por son importantes por sí solos, sin necesitar nadie para ser reconocidos a nivel nacional o mundial. Margarita Salas, Mariano Barbacid, Pedro Cavadas, Monserrat Caballé, Mario Vargas Llosa o Mesi, no necesitan otra presentación que no sea su trabajo para ser identificados como personas conocidas y queridas por todos.

 

Podemos, no. Podemos, por sí solo y tras la explosión inicial del 15-M, y del acceso a sueldo fijo mensual, casa y vigilancia privilegiada por unos pocos de ellos, están pasando a ser los continuadores del Partido Comunista histórico español, cuyas ideas proclaman sin tapujo alguno: República, deshacer las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que no puedan oponerse en su momento a sus ideas, confederación de unión de repúblicas a imagen y semejanza de la extinta URSS, predominio del islamismo, falta de contundencia en la transgresión de las leyes, y el trasvase de los recursos financieros e inmobiliario desde aquellos que solo han hecho en su vida que trabajar, hacia aquellos otros que no han trabajado en su vida y, lo que es peor, jamás piensan hacerlo.

Esa extrema izquierda, como puede haber una extrema derecha franquista anclada en los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado, no debería, en ninguno de ambos casos, superar el cinco por ciento de la población, nostálgicos del pasado, incapaces de subsistir por sí mismos sin la ayuda, o a costa, de terceros.

En España, a pesar de llevar cuarenta años de democracia consolidada, el mayor periodo en la historia, somos muy dictadores, nos gusta que se haga “lo que yo digo”, en cualquier aspecto de la vida, incluidos los Partidos Políticos democráticos, que de democráticos no tienen nada, “el que se mueve no sale en la foto” dijo Alfonso Guerra, que al lado de cualquiera de los que hay ahora sería un estadista de talla mundial; para ejemplo, la lucha fratricida en la segunda elección de Pedro Sánchez como Secretario del PSOE, en dónde las facciones contendientes se llamaban fascistas unas a otras …

 

 

Retomo mi argumento. Podemos no sería nada si el PSOE recobrara su identidad socialdemócrata y marginara totalmente a Podemos, en los municipios, en las autonomías y a nivel nacional. Sería la avispa que pulularía por las calles durante algún tiempo, y que se combate con ciertos insecticidas, como son la ley, el orden y la ausencia de subvenciones. Porque, siempre, después de la tempestad, viene la calma.

Para ello, hay que concienciarse que las mayorías absolutas en España son cosas del pasado, lo que nos aleja de las dictaduras y obligan a ser magnánimos con el resto de partidos constitucionalistas, convergencias en un mejor futuro con distintos puntos de vista, y tomar nota de esa catedral inglesa (algo mayor el periodo democrático inglés que el español) en la que están enterrados, o representados, todos sus personajes ilustres, de cualquier idea o pensamiento.

Mientras no haya un gobierno de coalición constitucionalista, estaremos en las mismas una y otra vez. Gastaremos dinero y tiempo (el tiempo es el más preciado tesoro que tenemos las personas) en llegar a ninguna parte: No pondremos los medios necesarios para sortear esa crisis financiera que ya da señales en medio mundo, seguirá creciendo el paro, exportaremos titulados superiores e importaremos parias del mundo, muchos de ellos peligrosos por sus ideas, nuestra investigación no pasará de haber inventado la bayeta y la siesta, el tema de las pensiones explotará por algún sitio, los secesionismos continuarán hasta que aparezca un nuevo dictador, en cualquier sentido, quedaremos fuera de los paraguas de las nuevas grandes potencias mundiales del siglo XXI y, sin participar en las grandes decisiones mundiales, padeceremos sus consecuencias.

Cuando un boxeador ve que a su oponente le tiemblan las piernas o que empiezan a blanquearle los ojos, acaba con él por KO. Esa es la sensación que algunos tenemos de la actualidad secesionista catalana y de Podemos. Y ese KO podría producirse por estrangulamiento económico, quitándoles todos los apoyos allá dónde gobiernan, y haciendo de las subvenciones una inversión productiva para que la gente trabaje y no viva de ver la caída de la lluvia desde el cielo.

 

Publicado en el Blog de Campos el 22-09-2019

 

 

 

 

Financiación de las Comunidades Autónomas

Igual que el Gobierno de Mariano Rajoy en 2016, Pedrosán y la Ministra de Economía niegan las transferencias económicas pendientes a las Comunidades Autónomas, en base a un informe posterior a la toma de decisión, emitido por la Abogacía de Estado, en el que rechaza que un Gobierno en funciones esté capacitado para actualizar las entregas a cuenta y devolver a las comunidades autónomas la liquidación del IVA.

 

 

No voy a entrar en la trampa de discutir si ese informe y la consecuente toma de decisiones, es recurrible judicialmente, porque la solución final podría prolongarse durante años y comer hay que hacerlo todos los días. El mismo razonamiento de que “un Gobierno en funciones no puede tomar decisiones que condicionen la actuación de un nuevo Ejecutivo” sería válido también para todos los Consejos de Ministros de los viernes del Gobierno en funciones, en los que se han aprobado normas y actuaciones expansivas del gasto público, que en muchos casos van a repercutir en las personas y empresas privadas porque afectan a la economía en general de todo el Estado Español.

El refranero español es muy sabio y vale, en este caso, tanto para Rajoy como para Pedrosán: Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Rajoy quedó incluido como uno de los grandes secretos de la democracia al preferir una moción de censura en minoría a traspasar el poder y el liderazgo de su Partido a un compañero, o compañera, de los que le acompañaron en su devenir político; y Pedrosan se ha acostumbrado a mentir por inercia, con rotundidad, aparentando que está en posesión absoluta de la verdad, cuando ya no lo acepta nadie mínimamente documentado, pero sigue siendo la opción más votada de los españoles. Es la democracia española.