Tag Archive | paro

Todo a Cien – 206 Emigrantes en inglés

Pues resulta que nuestros jóvenes lumbreras emigrantes, esos que han tenido que marcharse al Reino Unido de la Gran Bretaña por no tener acceso a un puesto de trabajo en España, también son unos listillos. Con la llegada del Brexit ha aflorado un nuevo fraude a las arcas de la Hacienda Pública Española. Resulta que estaban trabajando allí, sin inscribirse en el Consulado Español, a la vez que permanecen apuntados al paro en España, cobrándolo a través de una cuenta bancaria aquí, y utilizando la tarjeta sanitaria española.

Si el pícaro es una constante en la historia de España, la laxitud también es permanente en nuestras leyes y en quien tiene la obligación de prevenir y hacer cumplir el ordenamiento para evitar el fraude, pues han seguido apuntados al paro, y en más de un año no han sido citados por las oficinas de los Servicios de Empleo para presentarse. Esta es la razón fundamental que les ha permitido alargar el fraude a la Seguridad Social.

Es el mismo caso que ocurre con ciertos inmigrantes en España, que “fichan” en el paro y acto seguido se vuelven a su país de origen.

Si todo el que cobra el paro tuviera la obligación de hacer servicios sociales por la mañana y estudios profesionales por la tarde, con el mismo control que se hace en la empresa privada, esto no pasaría. Pero claro, esto no está contemplado en la mente de nuestros políticos.

 

 

No sé si esta noticia ocupará el tiempo y los comentarios de tantos tertulianos como hay, y de algunos Partidos Políticos, esos que dicen que la donación de trescientos millones de euros para material oncológico es una “filantropía barata” por parte de Amancio Ortega, gracias al cual, y a otros muchos, los reseñados emigrantes e inmigrantes pueden defraudarnos a todos.

 

Publicado en el Blog de Campos el 06-04-2017

Anuncios

Economía sumergida

El profesor austriaco Friedrich Schneider ha realizado un estudio sobre la economía sumergida en Europa. Dentro de la dificultad para cuantificar datos, ha estimado que la economía sumergida en España, pagada en dinero “negro” o ”B” , equivale al 18,2% del PIB.

 

Z1

 

Este tipo de actividad, que no paga impuestos ni Seguridad Social por parte ni del empleador ni del empleado, alcanzaría a cuatro millones de empleos, el 18% de la población activa en España.

 

Se justifica esta actuación por las altas cotizaciones a la Seguridad Social, y los elevados impuestos sobre la renta. Pero nadie se acuerda de los que sí los pagan para que esos defraudadores puedan recibir las prestaciones, subvenciones y becas.

Leer Más…

Todo a Cien – 106 Semana Cervantina

Este año ha sido inhábil laboral desde San Cervantes a la Virgen del Pilar. En toda España, lleno hasta la bandera en restaurantes, hoteles, casas rurales (he leído que la ocupación en algunos sitios ha sido de hasta el 95%), museos, desplazamientos en coche y otros modos de ocio. En Alcalá de Henares, Semana Cervantina de tenderetes medievales, no se podía dar un paso, ni a pie ni en coche, atascos para recordar por mucho tiempo. No sé si la notoriedad de estas jornadas pertenece a hunos o a hotros, pero desde luego ha sido un éxito rotundo. Todo este flujo dinerario de ocio, no se corresponde con el paro, puntual ni estructural, que arrojan las estadísticas: Aquí alguien miente. Me gustaría saber la variación de personas atendidas por Cáritas estos días en relación a cualquier día del mes. Y que hubiera un control efectivo sobre aquellas personas que cobran el subsidio del paro. De otra forma, no me explico que “se esté en misa y repicando”.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 17-10-2015

La mentira del paro español

La mentira del paro español. Mcoy – 07.01.2015

 

El pasado viernes conocimos los datos de empleo correspondientes al pasado mes de diciembre, cifras que confirman un cambio de tendencia en el mercado laboral en España. Una buena noticia, sin duda, fruto de la estabilización económica, de la reforma del mercado de trabajo y de determinados incentivos fiscales que tiene un efecto positivo doble en las cuentas de la Seguridad Social al sustituir prestaciones por contribuciones. Otra cosa es que, en contra de lo que opina el PP, los nuevos asalariados se traduzcan en votos, dado el bajo nivel salarial medio de buena parte de las contrataciones y su carácter temporal. El cabreo sigue ahí.

 

Sin embargo, no es difícil plantearse, viendo los sectores en los que aumenta el interés por contratar gente –hostelería, comercio y servicios fundamentalmente–, la siguiente cuestión: ¿hablamos de nueva mano de obra o, simplemente, está aflorando la que desarrollaba su actividad en la economía informal española?
La pregunta tiene su razón de ser.

 

No en vano, hace unos años, en el cénit de la crisis patria, el presidente de una caja de las serias no dudaba en comentar el estudio que había hecho entre parados de larga duración con hipoteca en su entidad. Resultaba que, al concluir el mes, una parte importante de ellos tenía, tras pagar la correspondiente cuota, MÁS dinero en su cuenta corriente que al inicio del periodo. Aun siendo cierto que buena parte de esa realidad se justificaba en las ayudas del sistema de protección pública, para el gestor era evidente que, en los casos en los que tal situación se producía, había dinero no declarado que cubría el día a día familiar.

 

paro1

Un ejercicio de corte parecido ha realizado en fechas más recientes otra entidad financiera sobre una muestra similar. Movilizó a toda su red para identificar en sus sucursales a desempleados cuasi estructurales con carga hipotecaria con el fin de asesorarlos –de la mano de una de las principales agencias de trabajo temporal– a la hora de redactar su CV, realizar una entrevista o potenciar sus habilidades con el único objetivo de que, finalmente, consiguieran un empleo a coste cero para ellos. Una oferta, se supone, irresistible para quien, casi seguro, ha perdido buena parte de la esperanza de recuperar la dignidad profesional.

 

¿Seguro?

 

Pues bien, de todos los finalmente identificados como potenciales beneficiarios del programa, un 65% declinaron la invitación a participar realizada de forma directa por el director de su oficina. De ellos, el 40% renunció durante el proceso a seguir participando en él, lo que sitúa el porcentaje de aceptaciones sobre el colectivo inicial en el 21%, esto es, uno de cada cinco. Sorprendente, ¿no? Lo de menos es cuántos de ellos terminaron formando parte de una empresa (3,5%) o el coste unitario de ese esfuerzo para el banco (4.400 euros), números ambos encomiables pero irrelevantes a los efectos que nos ocupan. Lo sustantivo es que 4 de cada 5 parados de larga duración con una hipoteca a cuestas prefirió quedarse a verlas venir. ¿Cómo lo ven?

 

paro2

Siendo en teoría como son un grupo de ciudadanos para los que los fondos públicos son testimoniales, tienen más limitada la ayuda familiar (por el paso del tiempo) y les resulta crítica la liberación de renta como consecuencia de la bajada de tipos de interés, la única explicación sensata para tal dejadez sería la existencia de fuentes no declaradas de ingresos. No en todos los casos, por supuesto –las generalizaciones son siempre erróneas–, pero sí en una parte importante de ellos. ¿Cuántos? Imposible saberlo. Lo que sí que queda claro es que paro real y paro oficial en España son magnitudes muy, muy dispares, como intuíamos. Hasta el punto de que, a la pregunta de por qué con un 25% de desempleo en nuestro país no se han quemado las calles, aquí tienen la respuesta.

 

Publicado en el Blog de Campos el 09-07-2015

Seguridad Social – Pensiones

Por muy alto que sea el puesto que uno ocupe, siempre hay alguien por encima; por mucho que sepa uno de una cosa, siempre hay alguien en algún lugar del mundo que sabe más. Órdenes son órdenes. Hay que liberar al viajero incontrolado del tiempo, altísimo secreto de Estado, no sacar copia del expediente original, resulta que es estadounidense, sus puertas giran con energía nuclear, creíamos que éramos pioneros en la materia y en cambio parece que nos llevan muchos años de adelanto, que se mueven no solo atrás en el tiempo sino adelante, previendo lo que se nos viene encima.

Leer Más…