Tag Archive | libertad

Navidad

Cada año, el día uno de enero prendemos una vela, un cirio que permanece encendido hasta el treinta y uno de diciembre de ese mismo año, que acaba por consumirse y apagarse sin que nos demos cuenta, porque los efluvios de Nochevieja enmascaran el fin de la cera que ha ido gastándose con el paso del tiempo.

Estos son días navideños, todo el mundo parece bueno, que no ha roto un plato en su vida, que quiere al prójimo como así mismo, que es solidario, humanitario y comparte alegría con cualquiera que se cruce con él en la calle.

Pero la realidad es que ha muerto un año, con sus alegrías y sus tristezas, con sus problemas y sus soluciones, con aquellos que han nacido a la vida y aquellos otros que la han abandonado, con los que tiene mucho y con los que tienen poco, con las ilusiones de lo que está por venir y las desilusiones de lo que ya ha venido.

La naturaleza es sabia y enero es mes de podar las flores para que vuelvan a retoñar con más fuerza e inunden de colores y fragancias, renacer a la vida, un nuevo ciclo vital al que los humanos estamos vetados. Podar los árboles para que crezcan más sanos, fuertes y robustos, a la vez que nos dejen ver el bosque con cierta claridad.

Leer Más…

Anuncios

Todo a Cien – 271 Con la bandera de España

Ayer murió en Zaragoza un hombre de sesenta años al que dos desgraciados atacaron por llevar unos tirantes con la bandera de España, golpeándole en la cabeza con una barra de hierro, causándole gravísimas lesiones cerebrales que provocaron su muerte. El hombre, antiguo legionario español, no tuvo ninguna posibilidad de defensa, pues el ataque fue por la espalda y cuando intentó defenderse ya había caído desplomado al suelo. Tendido en el asfalto, fue víctima de una despiadada paliza y patadas en la cabeza a merced de sus agresores.

Parece ser que los autores son dos jóvenes antisistema (eso podría entenderse como una forma de pensar) cuando en realidad se traduce en una despiadada manera de actuar que permite destrozar todo aquello que molesta, ideas, instituciones, o seres humanos. ¿Qué hemos hecho mal? Una generación de vida dura ha educado en la complacencia sin límites a la siguiente, les hemos dado mucho en lo material exigiendo poco esfuerzo y escasa formación humana y espiritual. No nos gusta ahora lo que vemos, tener más derechos que obligaciones conduce a esa degradación que contemplamos y lucir símbolos españoles puede dar lugar a ser apaleado en España.

En la dictadura franquista, segunda etapa a partir del año sesenta, solo podías esperar una agresión de la policía o de algún falangista que permanecía como estatua en el tiempo; pero ahora, puedes esperar una agresión de cualquiera, menos de la policía. Malos tiempos corren para las personas honestas y para las que todavía significa algo la bandera, el honor, la nación, el patriotismo, España …

Confiemos que la policía y la justicia cumplan con su deber y apliquen la máxima pena legislada a los autores de este execrable crimen.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 13-12-2017

 

 

Todo a Cien 2567 – España preocupante

Podemos pide en el Congreso suprimir el delito de enaltecimiento del terrorismo. Para ello ha registrado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a suprimir este tipo penal, así como a revisar los delitos de injurias y calumnias en lo que puedan “limitar o coartar la libertad de expresión”. El delito de enaltecimiento del terrorismo, castigado con una pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a dieciocho meses, se agravó en la reforma del Código Penal de 2015 para los contenidos difundidos a través de Internet. Ninguno de nosotros podemos negar nuestros orígenes.

La CUP reconoce que está dispuesta a usar la violencia para lograr la independencia. Los exdiputados de la CUP Anna Gabriel y Benet Salellas han reconocido al periódico secesionista El Punt Avui que serían capaces a recurrir al uso de la violencia para rebelarse y desobedecer a la Constitución. ¿Es enaltecimiento del terrorismo o guerra civil en guerra de guerrillas?

Puigdemont se ofrece a debatir con Rajoy en Bélgica: “Tiene que haber esta conversación”. El cesado presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado que accedería a recibir y debatir con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Bruselas, sobre el futuro político de Catalunya. Lo que faltaba. Un delincuente fugado “accedería” a recibir al Presidente del Gobierno de España.

El Ministro de Justicia denuncia ataques y cortes de luz en las casas de jueces y fiscales en Cataluña. Se atemoriza a quienes representan y deben aplicar la justicia, y se socava uno de los pilares de la democracia.

Cada uno de estos temas, de forma individual, es preocupante. Pero en conjunto, es alarmante, porque nuevamente ha aparecido el odio entre hermanos, las ganas de revancha de uno y otro lado, las descalificaciones siniestras, y ponen de manifiesto el estado político real de España en estos momentos, muy delicado en el fondo y en la forma.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 29-11-2017

Cataluña vista desde EEUU

Knowledge@Wharton es un foro de análisis de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos. Ha juntado a Mauro Guillén, profesor de Gestión de Wharton, Joâo Gomes, profesor de Finanzas de Wharton, Brendan O’Leary, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Pensilvania y Becquer Seguin, profesor asistente de Estudios Ibéricos de la Universidad Johns Hopkins, para hablar sobre “Desencuentro entre Cataluña y España: ¿son las elecciones la solución?”.

 

 

Lo que sigue a continuación es un resumen de lo allí hablado.

Un nuevo futuro aguarda a la región de Cataluña después del 21 de diciembre, fecha que el Presidente español, Mariano Rajoy, fijó para las elecciones del gobierno regional. Las elecciones pueden abrir el camino para una coexistencia pacífica, dicen los expertos, aunque el impacto económico y social producido por esta situación debería continuar durante muchos años en el futuro.

Leer Más…

Todo a Cien – 264 Cárceles

La Fiscalía de Bruselas ha pedido a la Audiencia Nacional Española que le informe “cuál será el tamaño de la celda en la que ingresará Carles Puigdemont y si la comida que se le ofrecerá en prisión es suficiente y de calidad”.

Debería habérsele contestado si sabe dónde está España, si en Europa, en África, en Latinoamérica o en Asia. Hace ya un tiempo que circula por internet una propuesta popular para intercambiar los presos a las residencias de ancianos y los ancianos a las cárceles.

De vivir en una cárcel, nuestros ancianos:

– Tendrían acceso a una ducha todos los días, al ocio, paseos, medicamentos, exámenes dentales y médicos regulares.

– Recibirían sillas de ruedas, etc.

– Recibirían dinero, en lugar de pagar por su alojamiento.

– Tendrían derecho a vigilancia continua por videocámara, por lo que recibirían asistencia después de una caída u otra emergencia inmediatamente.

– Sus sábanas se lavarían dos veces a la semana, así como ropa lavada y planchada regularmente.

– Un guardia vendría cada 20 minutos y les llevaría sus comidas directamente a su habitación.

– Tendrían un lugar especial para recibir a su familia.

– Tendrían acceso a una biblioteca, sala de ejercicios, terapia física y espiritual, así como la piscina e incluso a la enseñanza gratuita.

– Pijamas, zapatos, zapatillas y asistencia jurídica gratuita bajo petición.

– Habitación privada y segura para todos, con un patio de ejercicios, rodeado por un hermoso jardín.

– Cada uno tendría derecho a un ordenador, televisión, radio y llamadas ilimitadas.

– También dispondrían de una habitación para sosiego sexual como medida terapéutica.

– Tendrían una “junta directiva” para escuchar las quejas.

Y a la inversa…

– Los delincuentes tendrían platos de comida fríos.

– Se quedarían solos y sin vigilancia.

– Las luces se apagarían a las 20:00 horas.

– Tendrían derecho a un baño a la semana.

– Vivirían en una pequeña habitación.

– Tendrían que pagar toda su pensión para vivir allí y poner más dinero aún.

¿No sería más lógico intercambiar la situación, protegiendo a quienes han dado todo en su vida para mejorar la situación general en España, antes que aquellos que han transgredido las normas de convivencia ciudadana que, además de su reinserción, deberían pagar a la sociedad por aquello por lo que la han ofendido? ¿Por eso no pregunta Bruselas?

 

Publicado en el Blog de Campos el 20-11-2017

Todo a Cien – 261 Gmail

Algunos parecemos cansados de repetitivos. El grupo Gmail catalán, Maquiavelo un aprendiz a su lado, necesita a Pablo Iglesias para inclinar el fiel de la balanza a su favor en las próximas elecciones autonómicas catalanas, para coaligarse con el bloque secesionista e implementar un Frente Popular Independentista, anticonstitucional y antisistema, liderado por ERC, pero esta vez con votaciones legales y todas las santificaciones posibles, vendiéndolas desde ya a todo el mundo mundial como referéndum constituyente de su nuevo país.

Ese sería el primer paso.  Luego repetiría la jugada con el PSOE plurinacional, que en realidad no desea aplicar la ley a los golpistas hasta las últimas consecuencias, como aliado a nivel nacional, lo que abriría las puertas para que el trato al nacionalismo independentista triunfase y dentro de unos meses ¿próximo otoño?, volviesen a declarar su independencia, ahora con argumentos más consistentes.

El Sr. Puigdemont ha dicho en Bélgica, autodenominándose exiliado, como si España fuera Corea del Norte o Venezuela, que si él va a la cárcel se produciría una nueva guerra civil. Yo lo llevo diciendo desde el año 2013, estamos en una guerra civil, a usos y modos del siglo XXI pero, aún hoy, hay quien no quiere reconocerlo. Esperemos que no haya que recurrir al Ejército para poner orden en dónde no lo hay.

Una salida generosa para todo el mundo civilizado serían elecciones generales dentro del primer trimestre del próximo año, que propiciarían un Gobierno de coalición PP-Ciudadanos con mayoría absoluta, derrota importante de la formación  ultra izquierdista Podemos, y una oposición liderada por el PSOE que, como hicieron sus compañeros socialdemócratas que les precedieron, se ganase la alternancia en el poder en el Parlamento, con propuestas justas, igualitarias para las personas y los territorios, con prisas para aprender y sin prisas para mandar.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 10-11-2017

Todo a Cien – 260 Políticos presos

Un político es una persona que se dedica a realizar actividades políticas; se considera que un político es toda persona afiliada a un partido político y que ha sido elegida o nombrada para tareas asociadas a organismos, asociaciones o instituciones públicas.

Un preso es aquel que se encuentra en prisión o privado de libertad.

Un preso político es aquél que se encuentra en prisión a causa de su ideología política o religiosa.

Cuando un político actúa contra la Constitución, desobedece resoluciones judiciales, ignora la ley, se salta toda la legalidad vigente, convoca un referéndum ilegal en el fondo y en la forma, se rompen urnas antes de empezar la votación y aparecen llenas de votos, personas que votan hasta cinco veces, sin identificarse, en cualquiera de las urnas distribuidas, sin censo, sin recuento fehaciente, sin ninguna garantía democrática, se insta a algaradas permanentes, provocaciones a las fuerzas del orden, amenazas a españolistas, escraches a cualquier disidente, insultos, quema de coches de la policía, declaran la secesión de Cataluña del resto del territorio español, esos son POLÍTICOS PRESOS por su actuación, no presos políticos por sus ideas, perjuros  o responsables de promesas públicas rotas, sobre los que tiene que caer todo el peso de la ley y del Estado de Derecho.

Los secesionistas, históricamente, abogan por el victimismo, y amenazan, probablemente sin medir las verdaderas consecuencias: “O ponen en libertad a nuestros presos políticos o destrozaremos a España y a los españoles” ha dicho la alcaldesa de Barcelona, Ana Colau. Cuidado, que en España somos muy dados a la ley del péndulo, ir de un extremo a otro y a lo peor hay más de un español que mira las estrellas en el cielo en noche otoñal de fresco general y está esperando la ocasión de que alguien trate de destrozar a España realmente.

España, y Europa, tienen que aguantar este embate golpista, juzgarlo con la ley y el orden constitucional y legal, sin que tiemble el pulso en ningún momento, y me refiero en concreto al Partido Socialista, porque en caso contrario podría ser el fin de España como nación y de Europa como proyecto del estado de bienestar futuro.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 06-11-2017