Tag Archive | inmigrantes

Inmigrantes

En dos artículos anteriores hemos hablado de “EEUU y los inmigrantes” y “Europa y los Inmigrantes”. Junto a personas que se ganan la vida honradamente, que han contribuido con su trabajo a la prosperidad económica del país en el que se han asentado, han llegado vagos, delincuentes, terroristas, y resto de vividores de las subvenciones e impuestos de los que trabajan diariamente, nacionales y extranjeros, en busca de su sustento diario.

Estos últimos son los que no quiere nadie a su lado, insolidarios en el más amplio sentido de la palabra para con el resto de ciudadanos, la mayoría de ellos con escaso nivel cultural y caldo de cultivo para el voto populista de quien pretende asentarse en el poder a base de soflamas contra el estado del bienestar, y a favor de la inequidad que es tratar igual a desiguales.

Los cimbrios y teutones, en número superior al millón de personas, vencieron a los romanos en el siglo II a.C., aunque estos lograron parar esa gran migración. Fueron los bárbaros, en el siglo II d.C., los que superaron las fronteras romanas y aquellos movimientos de personas resultaron cruciales en la formación de Europa. Desde entonces, se han repetido las migraciones, prácticamente siempre, con afán de conquista por las armas, incluidas guerras mundiales.

En el inicio del siglo XXI, la migración de la pobreza es masiva, inicialmente amistosa, pero con la voluntad de permanecer establemente en el sitio de destino escogido, sin acabar de integrarse en el idioma, las costumbres y las leyes de los lugares de acogida. Muchos acaban constituyéndose en guetos aislados del resto de ciudadanos, y su único objetivo es sobrevivir de cualquier manera y en cualquier lugar, pero a ser posible, sin hacer nada productivo y mucho menos integrado en la convivencia del país.

Mención aparte para aquellos que huyen de la guerra en sus países, la mayoría hombres llenos de vitalidad, que se les ve bien alimentados, que llegan sin mujeres ni niños, con móviles último modelo, que rechazan los alimentos que distribuye la Cruz Roja, por ser eso, una cruz cristiana quien se los facilita, y que esperan que la guerra se la ganen los norteamericanos y europeos, que sean estos quienes pongan los muertos.

Hay que separar el grano de la paja, no generalizar nunca, pero es en estos dos grandes grupos migratorios dónde se encuentran los mayores problemas de convivencia, solidaridad y seguridad, mafias de todo tipo, nacionalidades y colores, puntos de fricción para con las personas y con el Estado.

 

 

El término terrorismo, derivado de terror, designa un método expeditivo de represión revolucionaria, de acción política destinada a sembrar el miedo en un grupo social de una comunidad, de una ciudad o de un país, cuyo fin último es desestabilizar la sociedad y promover una revolución.

Reseña especial para el terrorismo islamista, a la vez que máxima prudencia en considerar terrorista a cualquier refugiado. Y total desprecio para aquellos políticos que no se adhieren a la lucha antiterrorista.

La migración en general es, para los excluidos, cada vez más informados de su exclusión, la única posibilidad de incorporación al mundo del consumo, socializado universalmente a través de los medios de comunicación de masas. ¿Hay solución global para ello? Creo que se debería ir al origen del problema, a la situación política y económica de sus países de procedencia. Cooperación e inversión internacional en dichos países, colaboración policial y militar, escuelas, cultura básica y puestos de trabajo en el germen de los problemas, fomentar la agricultura, industrialización, en resumen, una mínima calidad de vida que, en cualquier caso, sería inmensamente superior a la que ahora disfrutan. Y no colaborar en sustituir dictadores políticos por dictadores religiosos, en unos países con mentalidad absolutamente diferente a las de las democracias occidentales.

Se conseguiría con ello ir más allá, como acabar con las mafias que trafican con los inmigrantes y controlar las fronteras, aunque la corrupción existente en la mayoría de esos países pondría trabas a todas estas actuaciones propuestas.

El problema es mundial, tanto en los países de procedencia como de asentamiento. Hay millones de diferentes interpretaciones, artículos, escritos, libros, detractores y defensores. El debate es universal y permanente. No se puede dejar morir a estas personas, ni a ninguna, en medio de los mares. Pero hay que buscar una solución internacional a un tema muy complejo, que puede cambiar la faz de la Tierra en los próximos decenios y, entre otras, acabar con la cultura europea tal como la conocemos.

 

 

http://www.alcalahoy.es/2017/04/26/inmigrantes-por-antonio-campos/

Publicado en el Blog de Campos el 28-04-20107

 

Europa y los inmigrantes

http://www.alcalahoy.es/2017/04/07/europa-y-los-inmigrantes-por-antonio-campos/

En países que son algo en el mundo, como China, Vietnam del Norte, Cuba, Japón o Rusia, cénit de la democracia para algunos, los musulmanes no son bienvenidos.

El Presidente ruso Vladimir Putin ha dicho que aquellos refugiados musulmanes que no estén por la labor de acatar y respetar las costumbres rusas, deben marcharse a Arabia Saudí o Irán donde las creencias radicales son consideradas la norma. Y que permitirá abrir mezquitas cuando los musulmanes permitan abrir iglesias en sus territorios.

Japón es la única nación del mundo que no da ciudadanía a los musulmanes, ni subvenciones de ningún tipo y en el que los musulmanes no pueden ni siquiera alquilar una vivienda. Los musulmanes residentes en Japón son sólo los empleados de empresas extranjeras. Consideran que el Islam es para “mentes muy estrechas” y ejercen una extrema vigilancia sobre los pocos musulmanes residente en aquel país.

Si alguien tiene arrestos, que vaya a Cuba, China o Vietnam a pedir democracia unidireccional (solo derechos, no obligaciones) para los musulmanes.

Y nadie, en estos países ni el mundo entero, los llaman fachas, fascistas, xenófobos ni racistas.

En Europa somos distintos, se está empezando a perder el control ante el terror de los islamistas. Millones de jóvenes en los suburbios pobres de las grandes ciudades europeas, siempre de la misma religión que se niega a aceptar la supremacía del poder civil, se arroga derecho a la agresión y niega derechos a quienes no la profesan, que en el futuro pondrá en discusión la supremacía de las leyes islámicas sobre leyes civiles occidentales. Quienes asesinan a desconocidos aludiendo a una llamada de su dios, nunca son judíos, ni armenios cristianos, ni gitanos protestantes, ni budistas, indios ni chinos.

 

Es ya un problema de primer nivel nacional en diferentes países europeos, pues si bien hay musulmanes pacíficos que se distancian del terrorismo, no existe voluntad integradora de ningún tipo en las leyes civiles ni en el convivir diario, aislándose en un poder religioso paralelo que marca sus vidas. Y esto es así en cualquier país europeo.

 

 

En Londres, fuente la periodista Celia Maza en El Confidencial del 23-03-2017: “grupos islamistas controlan todo un barrio imponiendo, con dinero del contribuyente, la ley Sharia en templos, escuelas y tribunales” … / … “Cuando uno pasea por los barrios de Newham y Tower Hamlets se transporta a otro mundo. Algunos jóvenes pueden llegar a vivir sin hablar inglés y sin relacionarse con otras personas que no sean musulmanas. Es el caldo de cultivo perfecto para los radicales”.

¿Qué pasaría si desalmados de otras religiones, en cualquier país del mundo, atentara contra musulmanes? La explosión por simpatía, en ambos bandos, nos llevaría a una situación muy delicada para todos.

 

En España se está produciendo el efecto “llamada”, dada la laxitud de nuestras leyes en delitos menores y medios, la conciencia “péndulo” de cuarenta años del franquismo, y las subvenciones con las que se acoge a quien llega aquí, además de, perdonen la expresión, estar acojonados, un país de cobardes en el que hasta el Presidente del Real Madrid quita la cruz que remata la corona del escudo del equipo más laureado del mundo. ¿Por qué no exigir reciprocidad con estas personas?

En muchos Ayuntamientos se está empadronando a ilegales que, dicen, viven en una vivienda en la que parece caben cincuenta o cien personas. Para que un español puede empadronarse en cualquier ciudad de España, necesita acreditar la escritura de propiedad y factura de suministro de agua, luz o gas; si vive en alquiler, contrato de arrendamiento y último recibo de pago de suministro de agua, luz o gas, además del título acreditativo de propiedad o alquiler de aquella persona que tenga la posesión efectiva de la vivienda. No sé si a estos inmigrantes se les exigen los mismos requisitos.

Con eso, tienen derecho a ayuda a la integración, ayuda al alquiler, escuela, comedores infantiles, bonos transportes, médicos y medicinas gratis. Todo ello, teniendo en cuenta la retribución dineraria, en especies y servicios, supone un gasto de unos 1.500 euros mensuales, con cargo al erario público. Si tiene esposa y un hijo, hay que añadir otros trescientos euros más.

Todo ello, sin pagar impuestos y a cambio de no hacer nada. Y esa persona, que no hace nada, que no aporta nada y que nunca aportará nada a la sociedad, recibe más dinero al mes que muchos jubilados con más de cuarenta años de cotización; una persona sin oficio ni beneficio, sea blanco, negro o de color café, (no hablamos de racismo ni xenofobia, sólo de vagos caradura) cobra más que muchos funcionarios que se han currado una plaza a base de meses de estudios y sacrificios; y cobra más que muchos mileuristas que se levantan a las seis de la mañana y deben doblar el lomo a diario para pagar su hipoteca, llegando siempre justos a final de mes.

Estamos en “guerra silente”, mundial, aunque los buenismos progresistas no quieran reconocerlo, no quieran enterarse que esa guerra existe, y somos los occidentales los atacados, unos con armas y otros con ovarios. Las leyes y la burocracia no están actualizadas para luchar contra ese enemigo de todos que es el terrorismo. Habrá que adecuarlas para atajar la mentalidad de esos padres que envían a sus hijos a matar y morir en ello, con hombres y mujeres que darán su vida con tal de llevarse a algunos de nosotros por delante.

No se toman en serio manifestaciones como las realizadas en noviembre pasado por el Imán supremo de Canarias, que exige más ayudas a los musulmanes y advierte que de lo contrario, habrá más terrorismo.

El agravio comparativo con muchos inmigrantes honestos que trabajan con nosotros, que trabajan mucho y muy duro para vivir con dignidad, está servido. Personas que se ganan la vida honradamente, que pagan sus impuestos, que han contribuido con su trabajo a la prosperidad económica del país; con esos nadie es racista, es más, la sociedad española les está sinceramente agradecida.

¿No se podrían gestionar las ayudas y subvenciones, en este y en todos los casos, para que fuesen préstamos sin interés, con obligación de devolverlo cuando, con un tope de cinco años, por ejemplo, se superare ese periodo de necesidades materiales? En caso contrario, y así es como funciona esto ahora, estamos alentando a que no hagan nunca nada, no trabajen de forma ilimitada en el tiempo, y tengan libre el día para reclamar cosas que en sus países de origen no se atreverían ni a pensar.

Como en otras muchas cosas, deberíamos reflexionar un rato sobre todo ello.

 

 

Publicado en el digital ALCALA HOY el 07-04-2017

Publicado en el Blog de Campos el 11-04-2017

 

Todo a Cien – 206 Emigrantes en inglés

Pues resulta que nuestros jóvenes lumbreras emigrantes, esos que han tenido que marcharse al Reino Unido de la Gran Bretaña por no tener acceso a un puesto de trabajo en España, también son unos listillos. Con la llegada del Brexit ha aflorado un nuevo fraude a las arcas de la Hacienda Pública Española. Resulta que estaban trabajando allí, sin inscribirse en el Consulado Español, a la vez que permanecen apuntados al paro en España, cobrándolo a través de una cuenta bancaria aquí, y utilizando la tarjeta sanitaria española.

Si el pícaro es una constante en la historia de España, la laxitud también es permanente en nuestras leyes y en quien tiene la obligación de prevenir y hacer cumplir el ordenamiento para evitar el fraude, pues han seguido apuntados al paro, y en más de un año no han sido citados por las oficinas de los Servicios de Empleo para presentarse. Esta es la razón fundamental que les ha permitido alargar el fraude a la Seguridad Social.

Es el mismo caso que ocurre con ciertos inmigrantes en España, que “fichan” en el paro y acto seguido se vuelven a su país de origen.

Si todo el que cobra el paro tuviera la obligación de hacer servicios sociales por la mañana y estudios profesionales por la tarde, con el mismo control que se hace en la empresa privada, esto no pasaría. Pero claro, esto no está contemplado en la mente de nuestros políticos.

 

 

No sé si esta noticia ocupará el tiempo y los comentarios de tantos tertulianos como hay, y de algunos Partidos Políticos, esos que dicen que la donación de trescientos millones de euros para material oncológico es una “filantropía barata” por parte de Amancio Ortega, gracias al cual, y a otros muchos, los reseñados emigrantes e inmigrantes pueden defraudarnos a todos.

 

Publicado en el Blog de Campos el 06-04-2017

El futuro de las pensiones

 

Saber repartir la vida con sabiduría / La primera jornada de la vida debe gastarse en hablar con los muertos: los libros nos hacen fielmente personas / La segunda jornada debe emplearse en los vivos: ver y guardar todo lo bueno del mundo / La tercera jornada debe ser toda para sí mismo: filosofar es la última felicidad. Baltasar Gracián.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social para pensiones, entrará en negativo a cierre del próximo año. De un superávit de 66,8 mil millones de euros en el año 2011 se prevé pasar a un déficit de 2,6 mil millones de euros en el año 2017.

Leer Más…

Todo a Cien – 109 Sindicato de manteros

Se ha constituido en Barcelona el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, colectivo formado por jóvenes manteros de origen africano, inmigrantes ilegales en España. Su sede está en el Raval, antiguo barrio chino de desahogo amoroso de medio mundo, hoy lugar libertario de todo tipo de personas. Con la aquiescencia de los poderes políticos municipales, quince por ciento de los votos y poder omnímodo en las decisiones, una vez más la ley se sesga a favor de quien la transgrede, ante la inacción de quienes la respeten y, además, la sustentan con sus impuestos. Una mafia más de las que pululan por España, en dónde la policía se juega la vida diariamente y las leyes, el Parlamento y el poder ejecutivo, permiten su incumplimiento sistemático.

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, nº 2397 del 07-11-2015, página 12