Tag Archive | crédito

Todo a Cien – 252 Veinte de septiembre

En mi artículo “Cataluña está quebrada” del mes de mayo pasado decía que “si el objetivo final de Cataluña es separarse del resto de España, no le des más préstamos del FLA, no les hagas el Corredor Mediterráneo, no avales sus emisiones de deuda, noquéalos ahora antes que el boxeador se recupere y acabe haciéndote daño él a ti”. Era la alternativa a una guerra civil declarada.

El veinte de septiembre pasará a la historia de España como el día que el “pasmao” Rajoy ha demostrado no ser tan inoperante como se pensaba, y más estratega de lo que se presuponía.

La actuación del CNI y de servicios secretos de otros países, fundamental ambas cosas hoy en día en España, de la judicatura dictando órdenes de detenciones masivas, Guardia Civil y Policía Nacional, aguantando de forma impasible provocaciones de todo tipo, el requisamiento de nueve millones de papeletas de voto ilegal y el bloqueo de los fondos bancarios para pagar los gastos corrientes de la Generalitat, frente a la inducción a la insurrección de los medios de comunicación secesionistas catalanes, de los partidos independentistas, el tomar la calle poniendo de escudo a las mujeres, niños y tullidos en primera línea de resistencia, el abandono del Parlamento Español por parte de parlamentarios independentistas, la ayuda manifiesta de los extremistas de Podemos y la falta de contundencia estadista del PSOE (o PSOP). Falta que los Mossos d’Esquadra pasen a depender directamente del Ministerio del Interior. Esa es la situación hoy.

La democracia es el respeto y cumplimiento absoluto de la ley y de la Constitución establecida. Quien los transgrede es el golpista.  Votar es democracia, si se hace dentro de la Constitución. Botar a los golpistas es obligación de los verdaderos demócratas, con una actuación firme, adecuada y rigurosa.

Si el Gobierno Rajoy sale airoso de este embate, en la que la ciudadanía ha identificado la actuación que todos y cada uno de los concurrentes, podría obtener mayoría absoluta en las próximas elecciones generales.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 21-09-2017

 

 

Anuncios

Alguien ¿todos? lo sabían

Desde que el Banco Santander adquirió el Banco Popular Español por un euro para salvarlo de la quiebra, han sido muchas las interpretaciones y opiniones sobre qué es lo que ha podido pasar para que el citado banco llegara a esa situación. El mejor y más claro artículo que yo he leído sobre este tema, es el escrito por Mario Moratalla en el digital Voz Populi del pasado tres de julio: http://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/banca/banco-popular-hipotecas-refinanciaciones-santander-insolventes_0_1039397323.html

Un empleado que trabajaba en Reestructuraciones de Riesgos de Andalucía, ha contado cómo y desde cuándo se hacían las refinanciaciones de los préstamos y, a poco que se sepa de ello, era una muerte anunciada.

El Sr. Ron llegó a la Presidencia del banco en el año 2006, año en el que se desmadraron las operaciones hipotecarias, préstamos a todo el que pasaba por la puerta, terrenos baldíos que no hace mucho valían mil euros, a precios de oro, por aquello de la recalificación “segura” de un amigo, tarjetas de crédito que se regularizaban con el incremento del límite de crédito, etc… Eso, en todos los Bancos, más los contubernios políticos-financieros de las Cajas de Ahorro. Y mucho más acentuado en los que llegaron últimos al mercado, como el Banco Popular, que se llevaron todo lo que no quisieron los otros.

 

 

Según el artículo citado, las instrucciones internas fueron de no contabilizar en Mora ninguna operación, refinanciándolas hasta con terceras y cuartas hipotecas sobre el mismo bien; antes o después, el tema tenía que saltar.

Pero, añade, algo que considero muy importante: “El empleado denunció esta política de refinanciaciones desde, al menos, el año 2011, según correos electrónicos que hemos podido consultar y que envió a la Dirección del Popular, al Banco de España, al BCE y a los partidos políticos”. La textualidad de las denuncias, fuente citada, es aterradora:

“Desde hace algunos años se está refinanciando sin control alguno, todo se refinancia y si pasado el tiempo de refinanciación (uno o dos años) el cliente sigue sin pagar, se vuelve a refinanciar (ya que lo que se hace es dar liquidez para el pago de sus cuotas), con lo que la deuda del cliente sube cada año que pasa, (ya tenemos varios clientes con más de cinco hipotecas sobre la misma finca), todo se hace bajo autorización en correo electrónico sin que lo mencionado puede venir reflejado en la propuesta informática que se le genera al cliente.

Siempre se refinancia sin volver a tasar la vivienda, finca o nave, nos basamos en el valor de tasación anterior, sea del año que sea, si la finca se tasó en el 2006 en 500.000 euros, nos acogemos a dicho valor llegando al 100% de dicho valor, aun cuando sabemos de sobra que dicho valor está muy por debajo del valor de mercado. Refinanciamos clientes en Mora que no pagaron su primera hipoteca, volvemos a dar segunda hipoteca para cubrir todo lo que se debe hasta la fecha, incluso damos liquidez para el próximo año por lo que lo peor no es que tapamos la morosidad presente a costa de una morosidad futura mucho más elevada, sino que nos estamos acogiendo a estas operaciones para aumentar los beneficios presentes, ya que con esta refinanciación el cliente tiene que novar todos sus préstamos anteriores con subidas de tipos, (el banco gana más), se paga sus beneficios con la futura morosidad, por supuesto a todas estas operaciones se les da carencia, para intentar ajustar el máximo el capital del préstamo, (esto supone que no se amortizan dichos préstamos actuales, por lo que la deuda no baja), nos evitamos que vuelva a entrar en Mora hasta dentro de doce meses”.

La Memoria del banco de ese año 2011 recoge lo siguiente: Riesgo de crédito: Para la admisión de riesgos y la calificación de los clientes según su perfil crediticio y como apoyo en la toma de decisiones, el Grupo cuenta con modelos internos de análisis y medición (rating y scoring) del riesgo de crédito. Para el segmento minorista (personas físicas y microempresas) se aplican modelos de credit scoring adaptados para cada tipo de producto. Para el segmento de empresas se calcula un rating interno a partir del análisis de variables representativas de su situación económico financiera y del sector de actividad en el que opere. Para los segmentos de grandes empresas y entidades financieras, el Grupo dispone de modelos de réplica. A 31 de diciembre de 2011 Banco Popular Banco Popular ha utilizado modelos avanzados para la gestión del riesgo en el marco de Basilea II para las carteras de grandes empresas, pequeñas y medianas empresas, entidades financieras e hipotecas minoristas.

Destacan en la Gestión de Riesgos, como señas de identidad y criterios de gestión, los puntos correspondientes a: – Implicación de la alta dirección: Entre otras funciones, la alta dirección del Grupo hace un seguimiento regular del proceso de evolución en la gestión interna de los riesgos con el objetivo de asegurar la correcta implementación de la regulación internacional de capital (Basilea II), que ya se viene utilizando en la gestión diaria de riesgos, destinando los medios materiales y de personal necesarios, así como definiendo un marco comprensivo del riesgo, marcando una adecuada política de riesgos y cuidando su constante adaptación a las variaciones de mercado, clientela y normativa que se vayan produciendo.

La oficina de Seguimiento del Riesgo lleva a cabo de forma exhaustiva el seguimiento de determinados riesgos de clientes y grupos económicos con alto volumen de riesgo asumido, o que presentan determinadas incidencias. Este seguimiento, en razón a su intensidad, se divide en tres grupos: intensivo o de revisión semanal de la situación de los riesgos, periódico o de revisión mensual, y puntual, con revisión trimestral.

En el año 2011 era Presidente del Gobierno el Sr. Rodríguez Zapatero y desde diciembre el Sr. Rajoy; Gobernador del Banco de España, D. Miguel Ángel Fernández Ordoñez; Mario Draghi, Presidente del BCE; Banco Popular compra el Banco Pastor, huida hacia delante. Auditor: PWC. Cotización de la acción: 3,52 euros. Por lo que se ve, alguien ¿todos? lo sabían.

 

http://www.alcalahoy.es/2017/07/24/alguien-todos-lo-sabian-por-antonio-campos/

Publicado en el Blog de Campos el 27-07-2017

Títulos bancarios garantizados

En el año 2014 y en estas mismas páginas – https://ancamfer.wordpress.com/2014/02/04/fondo-de-garantia-de-depositos/- hablábamos del Fondo de Garantía de Depósitos, en estudio por la Eurocámara su unificación para todos los países que forman la Unión Europea.

Ese fondo común europeo llevaría aparejado un mecanismo común de dictamen, un Consejo de Resolución como autoridad máxima, encargada de la toma de decisión en cuanto al rescate de la entidad o su quiebra, se nutrirá de las aportaciones de más de trescientos bancos de toda la UE y alcanzará su total dotación en diez años, por lo que no tendrá la consideración de auténtico fondo europeo de rescate o resolución bancaria, de caja única, hasta el año 2026. Durante la década de transición, en el caso de que haya que liquidar un banco, se recurrirá a los fondos del país en el que la entidad tenga su sede social, aunque en casos excepcionales podrían utilizarse los constituidos en los demás países miembros.

Por ello y hasta entonces, los depósitos bancarios en España seguirán garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito, según relación siguiente:

Se consideran depósitos dinerarios garantizados los saldos acreedores mantenidos en cuenta, incluidos los fondos procedentes de situaciones transitorias por operaciones de tráfico y los certificados de depósitos nominativos que la entidad de crédito tenga obligación de restituir en las condiciones legales y contractuales aplicables, cualquiera que sea la moneda en que estén nominados y siempre que estén constituidos en España o en otro Estado miembro de la Unión Europea.

El importe dinerario garantizado tiene como límite 100.000 euros por depositante en cada entidad de crédito. La garantía se aplicará por depositante, sea persona física o jurídica y cualesquiera que sean el número y clase de depósitos garantizados en que figure como titular en la misma entidad. Dicho límite se aplicará también a los depositantes titulares de depósitos por importes superiores al máximo garantizado.

Cuando una cuenta tenga más de un titular, su importe se dividirá entre todos los titulares, de acuerdo con lo previsto en el contrato de depósito y, en su defecto, a partes iguales. Cada titular tiene garantizado hasta el límite máximo anteriormente descrito.

Los titulares de saldos acreedores no cubiertos por la garantía continuarán en su condición de acreedores ordinarios de la entidad de crédito.

No están garantizados, además de otras situaciones más específicas:

  • Los valores representativos de deudas emitidos por la entidad de crédito, incluso los pagarés y efectos negociables.
  • Los certificados de depósito al portador, las cesiones temporales de activos y las financiaciones con cláusula de subordinación.
  • Los depósitos constituidos por empresas pertenecientes al mismo grupo económico que la entidad de crédito.
  • Los depósitos constituidos por las Administraciones Públicas.

Desde aquellas fechas, se ha publicado la Directiva 2014/59/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, por la que se establece un marco para la reestructuración y la resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión, Diario Oficial de la Unión Europea del 12-06-2014; y el Real Decreto 1012/2015, de 6 de noviembre, por el que se desarrolla la Ley 11/2015, de 18 de junio, de recuperación y resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión, y por el que se modifica el Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre, sobre fondos de garantía de depósitos de entidades de crédito.

Con motivo de la intervención del Banco Popular Español por parte de las autoridades monetarias europeas y españolas, ha surgido la pregunta sobre quién o quiénes tienen autoridad para llevar a cabo lo que se ha hecho con este Banco.

Apartado 41 DUE: …/… Debe considerarse que una entidad es inviable o exista la probabilidad de que lo vaya a ser, …/… cuando el activo de la entidad sea o vaya a ser probablemente en el futuro próximo inferior a su pasivo, cuando la entidad no pueda o no resulte probable que vaya a poder en el futuro próximo hacer frente al pago de sus deudas al vencimiento de estas, o cuando la entidad necesite una ayuda financiera pública extraordinaria.

Apartado 46: Para mantener en funcionamiento las actividades de una entidad inviable recurriendo a los instrumentos de resolución deben utilizarse, en la medida de lo posible, fondos privados. Esto puede conseguirse bien mediante la venta a un comprador del sector privado (o la fusión con el mismo) o, una vez efectuada la amortización («write down») de los pasivos de la entidad o la conversión de su deuda en capital, mediante una recapitalización interna.

Apartado 61: El instrumento de venta del negocio debe permitir a las autoridades efectuar una venta de la entidad o partes de sus actividades a uno o más compradores sin el consentimiento de los accionistas. Al aplicar este instrumento, las autoridades deben dar los pasos necesarios para poner a la venta la mencionada entidad o parte de sus actividades en el marco de un proceso abierto, transparente y no discriminatorio, intentando a la vez maximizar en lo posible el precio de venta. Cuando este procedimiento sea imposible por razones de urgencia, las autoridades deben adoptar las medidas necesarias para hacer frente a los efectos adversos en la competencia y el mercado interior.

Apartado 67: Un mecanismo de resolución eficaz debe reducir al mínimo la posibilidad de que los costes de la resolución de una entidad inviable sean asumidos por los contribuyentes. …/… El instrumento de recapitalización interna (bail-in) persigue este objetivo garantizando que los accionistas y los acreedores de la entidad inviable sufran las pérdidas pertinentes y asuman la parte correspondiente de los costes que se deriven de la inviabilidad de la entidad.

Apartado 71: Toda vez que la protección de los depositantes es uno de los objetivos más importantes de la resolución, los depósitos garantizados no deben someterse al instrumento de capitalización …/…

Apartado 77: …/… Las pérdidas deben ser absorbidas en primer lugar por los instrumentos de capital regulador y ser asignadas a los accionistas, bien mediante la cancelación o transmisión de acciones o a través de una fuerte dilución. Si estos instrumentos no son suficientes, debe procederse a una conversión o amortización de la deuda subordinada. Si las categorías subordinadas se han convertido o amortizado ya totalmente, debe procederse a una conversión o liquidación de créditos preferentes.

Ámbito de aplicación de la recapitalización interna. Apartado 2. Las autoridades de resolución no ejercerán sus competencias de amortización o conversión cuando se trate de los siguientes pasivos, independientemente de que estén regulados por la normativa de un Estado miembro o de un tercer país. Entre otros, que no afectan a particulares, se encuentra:

  1. g) pasivos contraídos con: i) empleados, en relación con salarios, pensiones u otras remuneraciones fijas devengadas, excepto si se trata del componente variable de la remuneración que no está regulado por un acuerdo de negociación colectiva, ii) acreedores comerciales, por el suministro a la entidad de bienes y servicios que son esenciales para el desarrollo cotidiano de sus actividades, incluidos los servicios de tecnologías de la información y los suministros públicos de carácter básico y el alquiler, mantenimiento y limpieza de locales, iii) administraciones fiscales o de la seguridad social, siempre que tales pasivos tengan carácter preferente de acuerdo con la normativa aplicable, iv) Sistemas de garantía de depósitos surgidos de contribuciones debidas de conformidad con la Directiva 2014/49/UE.

Hay casi cuatrocientas mil personas jurídicas que han perdido todo el capital invertido en acciones, bonos y preferentes del Banco Popular. Las demandas van a ser muchas y variadas, en productos y contra personas y entidades diferentes. El Banco Santander tiene un equipo jurídico de primerísimo nivel, muy duro en las negociaciones y concesiones a parte contraria. Salud y paciencia. Y recuerde, que cada uno analice su situación, sea consciente del punto en el que se encuentra, y luego tome las decisiones que correspondan. En el futuro, también.

 

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, nº 2.476 del 01-07-2017

Publicado en el Blog de Campos el 03-07-2017

 

 

 

Financiación municipal

Que los Ayuntamientos, en general, están sobre endeudados, es un secreto a voces. Que en cualquier momento no van a tener tesorería para pagar los servicios fundamentales de personal, luz, limpieza y similares, tampoco, aunque muchos ciudadanos no son conscientes de ello.

Todos queremos que el Estado, en sus diferentes escalones, solucione no los problemas, sino nuestro problema, y exigimos ello de diferentes formas, incluso algunas mediante reivindicaciones y algarabías callejeras, irrogándonos una representación que no tenemos, pues en una democracia los únicos representantes del pueblo son los elegidos en las urnas, siempre que las urnas sean legales y se ajusten a la Constitución.

 

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

En fechas recientes, Alcalá de Henares ha sido punto de encuentro y reunión de las quince Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Uno de los temas tratados ha sido la financiación y la posibilidad de que “fundaciones privadas financien sus proyectos”.

Ese enunciado, así, sin más, puede dar lugar a diversas interpretaciones, desde derechos de peaje relacional hasta filantropías para los conciudadanos por parte de empresas y ricos locales. Pero no creo que sea el caso, sino más bien, otra búsqueda de soluciones alternativas a las financiaciones actuales.

Igual que están pensando subir las bases imponibles en el impuesto de Plusvalía Municipal, para paliar la falta de ingresos que van a tener por la compra-venta de inmuebles a pérdidas por parte de particulares, la financiación de terceros, hasta ahora, es a través de endeudamiento bancario y, entiendo, que lo que se pretende es añadir “fundaciones privadas” como proveedor de dinero municipal.

Esto no es nuevo. La “financiación a la alemana” mediante la que una empresa (promotora, constructora o explotadora) construye a sus expensas algo para el municipio, por ejemplo, un parking, a cambio de su explotación por cincuenta años, es utilizado de forma corriente en muchas ciudades. De ahí los altos precios de aparcamiento subterráneo, porque la empresa explotadora tiene que amortizar el capital invertido y sacarle un rendimiento a dicho capital, con plazo de vencimiento.

Las autopistas en quiebra actual es un ejemplo de ello, mal ejemplo, pues quien en su día firmara eso no tuvo en cuenta que pudiera pasar lo que ha pasado y ahora el Estado, sea el Gobierno que sea, tiene que responder a lo suscrito en su momento.

Voy a poner un ejemplo, también mal ejemplo, según se mire o según el resultado final. Cualquier parecido con la realidad sería pura coincidencia, y lo hubiera detectado el organismo inspector de las entidades financieras.

Un grupo de inversores decide agruparse como “fundación privada” o “sociedad de capital” para concurrir a concursos públicos de diversos ayuntamientos, con la siguiente operatoria:

El ayuntamiento, siempre como ejemplo, quiere construir un complejo de piscinas y espacio de recreo en la ciudad.

La construcción se hará por parte del concesionario, precio cerrado, préstamo a veinticinco años e intereses, seguimos en ejemplos, del 4,5%.

Con la carta de concesión, el grupo inversor se va a un banco y solicita un préstamo del importe de la inversión, al 1,5%.

Se hace la obra, se pone en funcionamiento con todo el boato posible, y a funcionar.

Con la obra terminada y el documento de préstamo al ayuntamiento como única garantía, el grupo inversor constituye un Fondo, que comercializa el banco prestamista y con cuya liquidez se paga el préstamo. Todo el mundo gana. El ayuntamiento que tiene gratis las piscinas, a pagar en veinticinco años; el banco, que ha cobrado el principal y los intereses de su préstamo, así como la comisión por colocación del Fondo, a sus clientes o a cualquier otro fondo propio, o del mundo, que no sabe lo que tiene en su cartera; y el grupo inversor, que al final no ha puesto un euro y ha obtenido beneficio por sus gestiones, por la venta al fondo y por la diferencia de intereses.

Todo esto, evidentemente, no se podría hacer sin el concurso de todos los factores intervinientes, a la vez. Ahí lo dejo.

Y saldría perfecto si los ayuntamientos pagasen. Pero … Hace ya bastantes años, en un país sudamericano, un banco llamaba a sus acreditados no para que pagaran, que sabía era imposible, sino para que tuvieran la gentileza de firmarles la renovación de sus créditos.

Así ha funcionado esto y así están las finanzas mundiales, de la que esta historia es un pequeñísimo ejemplo. Si se pagasen las deudas de todos y cada uno de los que debemos, se pararía el mundo.

 

 

http://www.alcalahoy.es/2017/06/04/financiacion-municipal-por-antonio-campos/

Publicado en el Blog de Campos el 05-06-2017

 

Banco Popular de los Previsores del Porvenir

El Banco Popular de los Previsores del Porvenir fue fundado en 1926, cambiando su denominación a la actual de Banco Popular Español en 1947. Bajo la presidencia de los hermanos Valls, llegó a ser el Banco más eficiente de Europa, máxima seriedad y profesionalidad en su toma de decisiones, y una de las mejores redes de banca comercial de particulares y PYMES. A finales del año 2016 era la sexta entidad bancaria española por volumen de activos, tenía 1.739 oficinas, 11.948 empleados y casi cinco millones de clientes.

 

Durante muchísimos años ha venido editando el “Repertorio de Temas de Banco Popular”, concebido por Luis Valls como complemento a la información que proporcionan la Memoria y el Informe anual de cada ejercicio, recogiendo un amplio abanico de asuntos que no tienen cabida natural en esos documentos. Estos asuntos son generalmente desagradables para el Banco: atracos, estafas, infidelidades del personal, quejas, etc. Siempre ha habido quienes no creen conveniente la publicación de fracasos, errores y otras desgracias, aludiendo a que “los trapos sucios se lavan en casa”. Luis Valls siempre creyó que es más higiénico lavarlos al aire libre y al sol.

El Repertorio nació con el objetivo de que los accionistas estén informados de todo lo que sucede en el Banco, sea bueno o malo. Esa información sirve también de formación para directivos y empleados que con su lectura pueden aprender de las experiencias negativas sufridas por otros compañeros, sin necesidad de haberlas vivido personalmente. Es así mismo un freno a las conductas irresponsables o irregulares y un antídoto contra el rumor.

Como ejemplo de la pulcritud en sus actuaciones, y sanciones ejemplares con el personal, recojo estas anécdotas, que verdaderamente son hechos reales.

Conducta de un veterano. Llevaba casi 40 años en el Banco, catorce de ellos como apoderado. Una revisión rutinaria de la sucursal, realizada por la Auditoría interna del Banco, puso de relieve que el apoderado había realizado dos disposiciones de efectivo en la cuenta de sus suegros falsificando su firma. Con una de ellas regularizó un descubierto en su propia cuenta por encima del límite autorizado, a punto de pasar a la situación de morosidad por acumular el saldo deudor una antigüedad de tres meses.

Todo el mundo sabe –y especialmente los apoderados– que el negocio bancario se sustenta en la confianza. Pero la confianza es como un velo sutil que si se rasga no admite compostura. El apoderado con su conducta rompió la confianza que el Banco había depositado en él y ya no había más solución que su salida.

Director e Interventor conchabados. La revisión de una sucursal realizada por la auditoria interna puso de manifiesto una serie de irregularidades entre las que destacaban las interrupciones de la antigüedad de saldos deudores utilizando como “puente” una cuenta interna de la sucursal, con lo que se impedía el traspaso de esos saldos a la cuenta de “deudores morosos”.

La mayor parte de las interrupciones detectadas habían sido realizadas conjuntamente por el director y el interventor. Se llegó a un acuerdo económico con ambos y causaron baja en el Banco.

Empleado listillo. Un empleado cambiaba las fechas de valoración de la cuenta de crédito de una empresa, en la que al parecer tenía participación, para que el saldo medio no apareciera de elevado importe deudor. Fue despedido.

A finales de mayo de 2006, Angel Ron presidió por primera vez la Junta de Accionistas. Mal año financiera y económicamente hablando, hipotecas a todo el que pasaba por la puerta, terrenos baldíos que no hace mucho valían mil euros, a precios de oro, por aquello de la recalificación “segura” de un amigo, tarjetas de crédito que se regularizaban con el incremento del límite de crédito, etc… Eso, en todos los Bancos, más los contubernios políticos-financieros de las Cajas de Ahorro. Y mucho más acentuado en los que llegaron últimos al mercado, que se llevaron todo lo que no quisieron los otros. Ahora se ha ido el Sr. Ron y nadie le ha aplicado la pulcritud y contundencia que se utiliza con los empleados.

Las entidades financieras en España, todos los analistas, la prensa especializada, sus propios colegas, la Cuenta de Resultados de ese Banco, la insuficiente ampliación de capital llevada a cabo, el fichaje de Emilio Saracho como Presidente (procedente de Banca de Inversiones) y de Nacho Sánchez-Asiaín como CEO (cualquier parecido con la calidad profesional y humana de su padre es pura coincidencia), la rebaja de calificación crediticia a “bono basura”, y el informe de BBVA fijando un precio objetivo de 0,50 euros por acción, esto último puede que sesgado por las ganas que tiene de hacerse con la red comercial del Popular, después de haberse cargado la mejor banca comercial de España, que era la del Banco de Bilbao.

Se habla de diferentes opciones para buscar una solución satisfactoria a la situación actual. Aunque las condiciones del antiguo Fondo de Garantía de Depósitos Español han cambiado, a peor, no creo que, bajo ningún concepto, ni el Estado ni los otros bancos españoles lo dejen caer, estos últimos porque, entre otras cosas, querrán cobrar lo prestado a través del interbancario.

Otra cosa son los empleados y los accionistas porque, lógicamente, tendrá que vender unidades de negocio positivas para reducir pérdidas, y acometer una ampliación de capital, bien por sus propios medios o afrontando una fusión por absorción, lo que llevará aparejado un importante descuento y dilución del capital entre los accionistas. Supongo que, en este último caso, los recién fichados habrán fracasado en su intento por revitalizar el banco y no se les pasará por la cabeza negociar su incorporación al banco comprador. Mucha atención al grupo inversor mexicano, que está dejando hacer, pero mantiene su control en la sombra. Y al Ministro Guindos que quiere fusionarlo con Bankia y BMN para aportar negocio y ritmo a una plantilla acostumbrada a trabajar en una banca pasiva de caja de ahorros, a una situación actual de banca proactiva en la que el buen paño ya no se vende solo.

A todo ello, existe un riesgo intangible por reclamaciones en temas hipotecarios, conversión de productos de riesgo en acciones del banco en las que hay clientes que han visto cómo 5.000 euros en efectivo que invirtieron en su momento se han convertido en 125 euros actuales en acciones Banco Popular, reconversión de oficinas y una esperada subida de tipos de interés para el próximo año, que aumentará aún más los problemas a la hora de conceder créditos, así como para cobrar los existentes.

Como siempre que hablo de estos temas, que cada uno analice su situación, sea consciente del punto en el que se encuentra, y luego tome las decisiones que correspondan.

 

 

http://www.alcalahoy.es/2017/05/14/banco-popular-de-los-previsores-del-porvenir/

Publicado en el Blog de Campos el 14-05-2017

 

Las leyes de la calle y la de las empresas

 

Héctor G. Barnés  13/12/2012   El Confidencial

A los 16 años, Ryan Blair vivía entre rejas en una cárcel del estado americano de Los Ángeles, cumpliendo condena por sus actividades delictivas como parte de una peligrosa pandilla urbana tras haber sido atrapado por décima vez. A los 21, ya había fundado su propio negocio, 24/Tech. A los 33, Blair se ha convertido en uno de los grandes emprendedores de Estados Unidos y uno de los empresarios con mejor reputación en su país, así como en el principal ejemplo moderno del Sueño Americano, demostrando cómo se puede escalar a lo más alto desde los peldaños más bajos de la sociedad. Su último proyecto, ViSalus, una empresa de tecnología fundada en 2005, encabeza la lista de las compañías que han crecido más rápido durante la última década, nada menos que un 1.200% en sus tres primeros años.

 

 

Tan demandado se encontraba Blair que decidió editar Nothing to Lose, Everything to Win: How I Went from Gang Member to Multimillonaire Entrepreneur (Portfolio), parte autobiografía, parte libro de autoayuda, donde se recogen los trucos y actitudes que le han ayudado a triunfar en la vida, algo que también relata en todas las conferencias que imparte a lo largo del año y las entrevistas concedidas a medios como Business Insider, Forbes o ABC News o sus colaboraciones en la CNBC. Como señala el autor, las leyes de la calle no son tan diferentes de las de los grandes despachos.

Pelea por lo que es tuyo. Nos sonará de haberlo visto en unas cuantas películas. El matón de la cárcel le pide al que acaba de ingresar que le dé su comida. Este se niega y recibe una buena paliza, pero a cambio, sabe que no le volverán a pedir el almuerzo y el matón elegirá otro objetivo más fácil e, incluso, puede que llegue a considerar al nuevo como uno de los suyos. Blair recuerda que “la gente va a intentar conseguir tu dinero, ya sea demandándote o metiendo mano en tu patrimonio, así que tienes que mantenerte firme por tus principios, porque si le das a alguien lo que te pide, ese sólo será el primero de una larga lista”.

Obtener beneficios manteniendo las promesas. Blair lo tiene muy claro: “hay que hacer pagar a los mentirosos”. Con dicha aserción, el empresario señala que hay que compatibilizar la rentabilidad y la ética con el objetivo de crear una nueva América “donde la autenticidad lleve la voz cantante y nuestros beneficios no sean tasados, sino invertidos en crear más puestos de trabajo”. En una de las últimas entradas de su blog personal, Blair declaraba la guerra “a la avaricia” y señalaba que toda la sociedad, de los más ricos a los más pobres pasando por los activistas de Occupy Wall Street, debía trabajar junta, y no enfrentarse unos contra otros.

No contrates a gente a la que le gusten todas tus ideas. Como señala el autor, “la adulación te hace sentir bien, pero no paga las facturas”. Para Blair, es necesario que nuestros colaboradores nos pongan a prueba de vez en cuando y ofrezcan su punto de vista personal, por mucho que no lo compartamos. De lo contrario, cuando estemos equivocados, nos dirigiremos a la ruina. Eso sí, entre aplausos de nuestros compañeros.

No mezcles trabajo con placer. Blair es un firme defensor de no confraternizar en exceso (no digamos ya entablar una relación amorosa) con sus trabajadores, pues considera que cuando lo personal comienza a interferir en nuestra empresa, es probable que comiencen a surgir determinados problemas. Por ello, hay que tener cuidado a la hora de seleccionar nuestros empleados y anticipar dificultades –o afinidades– futuras.

Nunca expreses una emoción negativa en un correo electrónico. Es lo que el compañero de Blair John Tolmie denomina la “regla de las 24 horas”, y que debemos tener presente cuando, enfadados o decepcionados, nos apresuremos a contentar a un compañero, un superior o un cliente por e-mail. Este tipo de comunicaciones más delicadas sólo deben realizarse en persona, o como mucho, por teléfono.

Gánate la confianza de la gente. “En la calle nunca confías en el primero con que te encuentras”, señala Blair. ¿Por qué hacerlo entonces en el también feroz mundo de los negocios? No debemos fiarnos de los demás sin que antes estos se hayan mostrado dignos de nuestra confianza. Al mismo tiempo, debemos hacernos creíbles a los ojos de los demás a través de nuestro propio comportamiento. La honestidad es lo más importante.

La gente pequeña trata de rebajar tus ambiciones, pero la gente grande te hace sentir que tú también eres grande. Uno de los grandes maestros de Blair es el escritor Mark Twain, al que se refiere con relativa frecuencia en las páginas de su libro. Dicha sentencia nos recuerda de qué clase de personas deberíamos rodearnos para llevar a buen puerto nuestras iniciativas. El autor señala que “necesitas librarte de esa gente tan corta de vista que no es capaz de apreciar tu potencial, o demasiado amargada para aprovecharlo”.

La sabiduría callejera es mejor que cualquier discurso rimbombante. Blair no se muestra impresionado por “la retórica, los currículos o las palabras de moda”, sino que prefiere que sea lo que sea que se le tenga que decir, se le comunique de manera directa y de manera práctica y aplicable a la vida real, no utilizando términos vacuos ni esa palabrería que no significa nada.

Sé rápido para despedir pero lento para contratar. No se trata de comportarse como un déspota al menor error –otro de los consejos de Blair es “no poner jamás a la compañía por encima de sus trabajadores”–, pero sí de que no te tiemble el pulso a la hora de eliminar al trabajador que puede poner en peligro la eficiencia de todo el sistema, una vez se le hayan dado las oportunidades y avisos necesarios. Al mismo tiempo, contratar a alguien por un pálpito o después de una mera entrevista es “como casarse con alguien en Las Vegas tras una noche de fiesta”.

La competencia no lo es todo. El autor señala que uno de los grandes problemas que suelen perjudicar a algunas start-ups es centrarse demasiado en destruir al rival y, de esa manera, descuidar lo que está ocurriendo en tu propia casa. Para Blair, en muchos casos es mejor centrarse en mejorar en términos generales sin pensar en lo que están haciendo en la casa de al lado.

La vida es un teatro donde todos tienen sus papeles: algunos son protagonistas y otros, secundarios. Blair considera que pretender que todos los miembros de un mismo grupo u organización se encuentren al mismo nivel y gocen de la misma capacidad de decisión es contraproducente. Hay gente preparada para mandar y otra para cumplir órdenes. Ello no quiere decir que estos últimos no sean importantes, pero sí que hay que saber el lugar que corresponde a cada cual. Como señala, “todo el mundo en una compañía comparte un fin común, que es el de crear un mejor producto para el cliente y, de esa forma, obtener beneficios. Pero no todo el mundo puede estar en la sala de juntas y tampoco todos pueden estar en la cadena de montaje”. Las leyes de la calle funcionan en las empresas.

 

Publicado en el Blog de Campos el 27-04-2017

 

 

Bolsa y ahorros

La Bolsa de Valores es un mercado en el que se negocian diversos productos entre vendedores y compradores. Sin complicarnos la vida en tecnicismos ni profundizar en aspectos profesionales, es el lugar en el que los inversores particulares compran y venden acciones de empresas, buscando una rentabilidad a sus ahorros mayor a la que, en teoría, obtendrían en productos de renta fija o depósitos bancarios. Las cotizaciones se fijan de acuerdo a la oferta/demanda, son públicos, con seguridad jurídica y fácilmente realizables en dinero efectivo. Debido a ello, los precios fluctúan, siendo productos de riesgo financiero.

En España siempre se ha confiado en dos productos que se creían eran una inversión segura a medio/largo plazo. Uno de ellos era la vivienda, de lo que hemos hablado en diferentes ocasiones y por cuya causa a nadie le pusieron una pistola en el pecho para comprar e hipotecar, a precio de mercado en su momento, con los resultados por todos conocidos, y la compra de acciones, de lo que vamos a tratar de hablar hoy.

El mercado de las acciones, por compra directa, por participación en fondos de inversión o en fondos de pensiones, afectan a una parte muy importante de la población. Quiero distinguir desde ya, a los profesionales del tema, gestores de fondos, analistas titulados y resto del personal que hace de ello su medio de vida, apartado especial los Fondos extranjeros, que copan un elevado porcentaje del total del mercado y son quienes verdaderamente fijan los precios, del ahorrador particular, ese que va formando una cartera de valores para poder disponer de ella “cuando se necesite”, incluso mejor “si es para la jubilación”.

Leer Más…