Archivo de etiquetas| Alcalá de Henares

Ministerio de asuntos genitales

Alcalá de Henares, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, cuna de Cervantes, ciudad universitaria, diócesis obispal, doscientos mil habitantes, vigesimonoveno núcleo más poblado de España, sede del Archivo General de la Administración Pública, queda subsumida a nivel nacional por quienes entran y salen de la cárcel Alcalá-Meco, por noticias calamitosas o por hechos anclados en el pasado.

Lo último, por ahora, es el inicio de un expediente disciplinario y suspensión cautelar de empleo por un periodo de seis meses a un profesor de Biología por decir en clase que solo existen dos sexos, el masculino y el femenino, que los hombres nacen con cromosomas XY y las mujeres con cromosomas XX y, aunque se puedan transformar con operaciones, genéticamente siempre van a seguir teniendo los cromosomas XY o XX, por parte de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, a instancia del instituto público IES Complutense, el centro de educación secundaria más antiguo de la ciudad, data de 1933 y fue el primero abierto en la provincia de Madrid fuera de la capital, cuya directora ha manifestado tener “quejas por escrito” de padres de alumnos sobre las enseñanzas de este profesor. A posteriori, todo el mundo trata de justificarse y no sabemos qué fue antes, el huevo o la gallina.

La lucha de clases de los primeros años del siglo XX ha derivado en la lucha de géneros, en la que parece que las batallas se ganan en horizontal, no en el campo del razonamiento, en donde hombres que se siente mujer -eso es lo importante- van a poder boxear, correr los cien metros lisos o competir en levantamiento de peso con mujeres que, además de serlo, se sienten mujeres.

Y se inventan palabras como si fueran Premios Nobel de Literatura: binario, cisgénero, cishetero, despatologización, hetero patriarcal, intersexualidad, progenitora gestante, cónyuge supérstite gestante, trans, trans no binaria y otras por el estilo, desconocidas por nuestros clásicos del Siglo de Oro, los Académicos de la Lengua Española y por el DRAE.

“El feminismo que denigra al hombre no existe; eso es el hembrismo. La otra cara de la moneda del machismo, tan denigrante y rancio como éste. Y es importante que lo entienda todo el mundo: las feministas queremos la igualdad, sin prevalencia de ningún tipo”, dice una psicóloga alcalaína con amplia experiencia en libros y artículos publicados.

Se ha instalado en nuestra sociedad un trastorno obsesivo compulsivo alrededor del sexo, tratando de confundirnos con el género, dando patadas al DRAE que, de siempre, ha sido el “espabila burros” de los semianalfabetos, que son peores que los analfabetos completos, porque estos no han tenido acceso a la cultura, mientras que los otros saben leer y escribir, muchos han ido a la universidad, pero les falta lectura comprensiva, cultura general, equilibrio mental y psíquico, y les sobran mentiras curriculares.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Proyecto de Ley con el siguiente nombre: “Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI”, conocida a partir de ahora como “Ley Trans”.

En ella se invierte la carga de la prueba, “corresponderá a la parte demandada una justificación objetiva y razonable para probar su inocencia ante la persona que le acusa”  -para eso, mejor estábamos con Franco en cuyo régimen sí que eras tú quien tenías que demostrar tu inocencia, pero a cambio había mucha más tranquilidad y menos delincuencia callejera- como ocurre en lo legislado para los delitos sexuales, acuérdense del “yo sí te creo” y que el portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, acusado de violencia doméstica, ahora que le ha tocado a él en primera persona, dice que es víctima de una denuncia falsa, con una oposición política que mantiene la boca sellada como todo aquel que asiste a las reuniones de Bilderberg. Y prevé unas multas de hasta 150.000 euros, en el supuesto que el propietario de una vivienda rechace alquilarla a una pareja de gais o lesbianas porque, en su opinión, no haya seguridad en el cobro del alquiler, si ellas/os dicen que lo es en razón de sus circunstancias sexuales; casi sale más barato dar un golpe de estado en Cataluña.

Este proyecto de ley es de república bananera, de regímenes chavistas, nicaragüenses, cubanos, comunistas y derivados varios. Desde el Derecho Romano, la carga de la prueba corresponde a la acusación, lo que es lo mismo, todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

El colectivo TRANS y LGTBI se hacen las víctimas, con carácter general, de desafortunados hechos puntuales que todos lamentamos y que, estadísticamente, son muchos menos que los suicidios, los muertos en carretera, los accidentes laborales o los fallecidos por cáncer; y para ninguno de estos problemas hay un ministerio ni se gastan los millones de euros que se asignan a este Ministerio de Igualdad, mejor sería llamarlo de asuntos genitales, absolutamente desigual, porque ningún alto cargo, o carga, del mismo son personas heterosexuales, salvo la señora ministra, que esa sí que parece gran misionera de la causa.

Los españoles no somos xenófobos (aquí es bienvenido todo extranjero que venga a trabajar y a ganarse la vida honradamente; lo que nadie quiere es que vengan a delinquir y a vivir gratis de nuestros impuestos), homófobos (nadie se mete con lo que cada uno haga en su casa, muchísimos homosexuales ocupan puestos de relevancia política, económica o social, son respetados y conviven sin incidencias de ningún tipo, siendo, de la CCAA de Madrid, Alcalá de Henares donde más homosexuales hay después de la capital; lo que nadie quiere, ni los mismos homosexuales, es la mariquita putañera loca que va provocando a su alrededor), racistas (nadie se mete con nadie por el color de su piel sino por las actuaciones ilegales o delictivas que realizan algunos de ellos), antisemita (nadie se mete con los judíos) o antimusulmán (todo musulmán que se integra en la tierra de acogida es bienvenido y no hay problema de ningún tipo; lo que nadie quiere son guetos, prácticas medievales o atentados).

Que hay algunas personas que se meten, molestan e incluso agreden a estos colectivos, pues sí. Igual que hay algunos curas pederastas, algunos directores de banco infieles con su empresa, algunos militares que incumplen su juramento, algunos futbolistas o tenistas que se venden a las apuestas, algunos periodistas que se dejan sobornar (los famosos sobres de los toreros de los años sesenta, para que ninguno actual se dé por aludido), fontaneros que no pagan el IVA y defraudadores de Hacienda. ¿Son mayoría? No, rotundamente no. La única diferencia es que del tema de ese feminismo mal entendido y del colectivo LGTBI viven muchas personas, evidentemente a costa de subvenciones, que no valen ni para dar sombra al botijo. Antiguamente, cuando los labradores iban al campo a las siete de la mañana, se llevaban un botijo lleno de agua; y para que estuviera lo más fresca posible, lo ponían debajo de un árbol de tal forma que le diera la sombra para que se calentase lo menos posible. Pues eso, ahí hay mucha gente viviendo de agitar la calle que no encontraría ningún puesto de trabajo fuera de la canonjía que cobija ese falso feminismo.

Igualdad, SI. Prevalencia de hombre, mujer, LGTBI, transexual, cuotas por ser no por valer, NO. Y que cada uno, sin meterse con nadie, celebre lo que considere oportuno porque “todos somos iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Claro que todo esto son nimiedades al lado de la reforma de la Ley de Seguridad Nacional que se prepara por la que, si alguien no lo remedia, el Gobierno podrá movilizar obligatoriamente a los ciudadanos en caso de crisis, además de la obligación de los medios de comunicación de colaborar con las autoridades en la difusión de las informaciones que él les facilite. ¿Hay alguien a quien le suene esto?

Una parte importante de los ciudadanos no es consciente que está dándosele bocados a la Constitución, pellizquitos de monja, y podemos quedarnos sin ella.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 09-07-2021

El presidente tiene miedo

El pasado lunes 31 de mayo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudió a la ciudad de Alcalá de Henares para un encuentro con el Primer Ministro de Polonia, país con profundas raíces en la ciudad por la cantidad de personas de esa nacionalidad que allí viven y trabajan, incorporados plenamente en la sociedad complutense, en todos los aspectos.

La llegada de Pedro Sánchez a la ciudad, ocultada por los principales medios de comunicación por las circunstancias que en ella concurrieron, supuso el bloqueo, cierre y paralización total del mayor espacio histórico declarado Patrimonio de la Humanidad del centro de España, incluido la prohibición del paso de peatones para cualquier tipo de gestión o urgencia, en un contorno de varios miles de metros cuadrados y el cierre de las terrazas de los bares y restaurantes establecidos en las calles aledañas en un radio de medio kilómetro lineal al lugar elegido para el encuentro.

No sé hasta qué punto, una vez más, se conculca la Constitución Española sobre la libre circulación de las personas, porque una cosa es la seguridad del presidente y otra el desalojo total y absoluto de todo el centro comercial y financiero de una ciudad.

Es una situación de miedo por parte del mando que no se ha vivido ni cuando Franco inauguraba los pantanos. Ni cuando el Rey de España acude todos los años a entregar el Premio Cervantes al Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Claro, que hay una diferencia fundamental: El Rey es vitoreado y recibido entre aplausos y con banderas de España, y el cordón de seguridad, en algunos momentos, no pasa de diez metros; y Pedro Sánchez lo ha sido, a lo largo del recorrido hasta llegar hasta donde empezaba el bloqueo de personas, con gritos de todo tipo en el que El libro de los insultos de Pancracio Celdrán, se ha quedado en aprendiz de colegial. Hasta veteranos socialistas, de los que hicieron la Transición, he visto gritar ¡No a los indultos!

Nunca fue tan verdad la frase de Abraham Lincoln que encabeza estas líneas.

No me extraña que Pedro Sánchez tenga miedo, en Alcalá de Henares y en cualquier sitio al que vaya. Mientras termino de escribir este pequeño artículo, salta la noticia que el secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha abandonado España en un avión argelino, origen Pamplona, después de haber declarado telemáticamente ante el juez Pedraz, que no ha visto motivo de encausamiento por delitos de genocidio, torturas y lesa humanidad, no acordando medidas cautelares porque no se sostiene que pueda destruir fuentes de prueba relevantes teniendo en cuenta que no se ha solicitado diligencia de prueba alguna. Y es el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que igual vale para llevar maletas que para fumigar virus, el que trata de blanquear el asunto diciendo que “la atención humanitaria ha concluido”.

Veremos cómo se toma todo esto Marruecos, si como un enfrentamiento directo o de modo sibilino en plan árabe, apoyando a independentistas vascos y catalanes, hostigando Canarias y haciendo la vida imposible a los ciudadanos de origen peninsular en Ceuta y Melilla. Pedro Sánchez no sabe nada de relaciones bilaterales entre países, vecinos y teóricamente amigos, si cree que hoy, mañana, o de aquí a no sé cuántos meses, no va a pasar nada. Por favor, que alguien le recuerde aquello de “os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra. Elegisteis el deshonor y tendréis la guerra”.

 

Premio Cervantes – abril 2021

Como cada 23 de abril, conmemoración del enterramiento del mayor escritor en español de todos los tiempos, se debería entregar el Premio Cervantes en la Universidad de Alcalá de Henares. Un año más, fiel a la cita, dejamos constancia de la biografía del premiado y por segundo año consecutivo, de la suspensión del acto en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares por motivo de la pandemia por coronavirus, con lo que nos evitamos los laudatio, agradecimientos, abrazos forzados, sonrisas de hiena, pamelas horteras y resto de prosopopeya habitual, y yo escribir mi “ficción de autor” que desde hace muchos años vengo publicando tal día como hoy.

De forma alternativa, los Reyes presidirán un acto de celebración del Día Internacional del Libro en Alcalá de Henares, organizado por el Ministerio de Cultura y Deporte y que no tiene relación alguna con la entrega anual del Premio Cervantes.

Alcalá de Henares siempre tiene problemas de cordialidad política con Madrid: Si gobiernan los mismos en la ciudad que en la capital, por no molestar a los amigos, no vaya a ser que nos tachen de la lista de agraciados con canonjía remunerada; y si son de diferentes idearios, para no dar ni agua al adversario. Y con la entrega del Premio Cervantes se están creando peligrosos precedentes.

Primero, el director del Instituto Cervantes, con sede en Alcalá, vivía en Madrid; luego, la sede se trasladó a Madrid, con lo que los sufridos funcionarios y altos cargos no tenían que soportar los atascos de la N-II para llegar a su puesto de trabajo; su director Luis García Montero medra políticamente en la capital de España; la conmemoración del trigésimo aniversario de su creación se ha celebrado días pasados en Madrid, con la presencia de la Princesa Leonor y la ausencia de nuestra máxima autoridad el alcalde de Alcalá de Henares.

No es descartable que lo próximo sea que la entrega de los premios se haga en Madrid, pasando al olvido la Universidad de Alcalá como lo fue en su momento con la Universidad Complutense de Alcalá: En el desarrollo de la Constitución de 1812 promulgada por las Cortes de Cádiz, la Comisión de Instrucción Pública elaboró un informe en el que se contemplaba la existencia de universidades solo en algunas capitales de provincia: Barcelona, Burgos, Canarias, Granada, Salamanca, Santiago, Madrid (que no tenía ninguna), Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza. Y fue la Complutense de Alcalá de Henares la que se trasladó a Madrid, creando la Universidad Central en Madrid para que actuara como universidad de referencia en todo el país. El regreso al absolutismo de Fernando VII aplazó los planes, que se retomaron durante el Trienio Liberal de 1820-1823.

La UCM ha publicado hace exactamente diez días: “Hoy se cumplen 522 años de la creación de lo que es la actual Universidad Complutense de Madrid. El 13 de abril de 1499 el Cardenal Cisneros obtuvo la Bula del Papa Alejandro VI y en esa fecha podemos datar no solo el nacimiento de la Complutense sino también del Renacimiento Español. Llevamos más de cinco siglos formando a cientos de generaciones, ……..”

Es el “momento Fuenteovejuna” ante lo que se vislumbra pudiera acontecer; hay cartas que se “archivan” en la papelera, por mucho que el remitente sea un alcalde o un rector universitario; hay que poner los medios antes, luchar continuando el empeño y trabajo que llevaron adelante muchos alcalaínos, con perseverancia y tesón, para recuperar la universidad, no hace tantos años, aunque los que ahora estudian allí no sean conscientes de ello y, probablemente, no conozcan su historia.

El Premio Cervantes que se entrega este año es Francisco Brines Bañó, valenciano, 89 años, licenciado en Derecho, Filosofía y Letras Románicas e Historia, premio Adonáis 1959, Premio Nacional de la Crítica en 1966, Premio de las Letras Valencianas en 1967, Premio Nacional de Literatura en 1987, Premio Fastenrath 1998, Premio Nacional de las Letras Españolas en 1999, académico de la Real Academia Española desde 2001, Premio Reina Sofía de Poesía 2010, Premio Miguel de Cervantes de 2020.

Fue profesor de literatura española en la Universidad de Cambridge y más tarde de lengua española en la Universidad de Oxford; pertenece a la Generación de los 50 en la que, como él, figuran varios escritores homosexuales que tratan el tema con total naturalidad y buscando la pureza del amor, sin distinción de sexo, que no de género.

Poeta intimista, obsesionado con los recuerdos y el paso del tiempo. Lorena G. Maldonado lo describe como “Todos los poemas de Francisco Brines son, de alguna manera, el mismo poema. Un poema largo que dura toda una vida. Un poema exhausto, nostálgico, agónico: el poema del niño incomprendido que, al crecer, se siente desterrado del paraíso. El poema esponjoso del adulto incapaz de sentirse cómodo ya en algún sitio. Los deslumbramientos que sublimaron a Brines se dieron, sin excepción, en la infancia: ahí los destellos importantes, ahí los atardeceres más rojos, ahí el primer amor, ancho, húmedo e imbatible, como el día que uno ve por primera vez el mar”.

Sombrío ardor

No como las estrellas, que dan luz,

más también incontables cual los átomos

que habitan negros en las ondas cuevas,

los encuentros del cuerpo, sin amor,

sólo son actos de tinieblas. Nada

perdura en mí de aquellos miembros, dicha,

fuego, sonrisa. El sombrío ardor

desvaneció su huella en la memoria,

dejó solo un cansancio. Y ahora vuelvo

al encuentro del cuerpo en las tinieblas,

y en el sombrío ardor toco la vida,

espectro lujurioso. Rueda el tiempo

por las sordas paredes de este cuarto,

y siento que la vida se deshace.

Escucho el corazón, y su latido

oscuro nada dice, fuego implora,

mendiga eternidad para la carne.

Merecida la luz nos la destruyen,

¿en dónde está?; mirad con cuánta prisa

hemos llegado al hueco sofocante.

Con quién haré el amor

En este vaso de ginebra bebo

los tapiados minutos de la noche,

la aridez de la música, y el ácido

deseo de la carne. Sólo existe,

donde el hielo se ausenta, cristalino

licor y miedo de la soledad.

Esta noche no habrá la mercenaria

compañía, ni gestos de aparente

calor en un tibio deseo. Lejos

está mi casa hoy, llegaré a ella

en la desierta luz de madrugada,

desnudaré mi cuerpo, y en las sombras

he de yacer con el estéril tiempo.

Vuelve la hora feliz. Y es que no hay nada

sino la luz que cae en la ciudad

antes de irse la tarde,

el silencio en la casa y, sin pasado

ni tampoco futuro, yo.

Mi carne, que ha vivido en el tiempo

y lo sabe en cenizas, no ha ardido aún

hasta la consunción de la propia ceniza,

y estoy en paz con todo lo que olvido

y agradezco olvidar.

En paz también con todo lo que amé

y que quiero olvidado.

Volvió la hora feliz.

Que arribe al menos

al puerto iluminado de la noche.

Franco prohíbe manifestación feminista

Por fin se impone la coherencia y el interés general: el subdelegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, el socialista José Manuel Franco prohíbe todas las manifestaciones del 8-M-21 en Madrid. Hay que ser justos y alabar las cosas bien hechas.

Todo empezó el año pasado. El 31 de diciembre de 2019 la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China recibe una alerta de un nuevo tipo de neumonía de origen desconocido que afecta a 27 personas. El 23 de enero de 2020 China sorprende al mundo con una medida drástica. Confina a 11 millones de habitantes en la ciudad de Wuhan. Primeros casos en Tailandia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, todos en personas procedentes de Wuhan. El 25 enero se produce la primera reacción del Gobierno español, transmitiendo un mensaje de tranquilidad: El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del ministerio de Sanidad, el epidemiólogo Fernando Simón, considera muy poco probable que se importen casos de China; “No es imposible que vengan personas potencialmente infectadas, pero el número no es suficientemente alto como para pensar que va a haber una importación importante de casos”.

El 30 de enero, el Dr. Cavadas declara: “Cuando China, que no es el país más transparente del mundo, y mis dos hijas son chinas, por tanto, puedo permitirme hablar de ello, aparenta transparencia desde el minuto uno, a mí me preocupa. Construyen un hospital con 800 retroexcavadoras de cien toneladas y se construye un megahospital en tres semanas, esto no va en broma”.

“El virus circulaba en España desde mediados de febrero y nadie se percató de su presencia (….) hacia mediados de febrero han detectado una divergencia de algunos de los virus que entraron en España respecto a los virus originales (….) es probable que entraran varios casos de coronavirus al mismo tiempo, como demuestra la multiplicación de casos días después, y que no fueran detectados”. Declaraciones de Fernando Simón el 23-04-2020 y recogidas en esdiario.com

“El 90 por ciento de los casos en nuestro país son importados”, dice a principios de marzo Fernando Simón. Más allá de partidos a puerta cerrada con equipos de las zonas calientes, Sanidad no recomienda suspender eventos sociales. Sólo aconseja que quien tenga síntomas no acuda.  “Si mi hijo me pregunta si puede ir, le diré que haga lo que quiera”, asegura preguntado por la manifestación del 8-M; un acto masivo más en un fin de semana cargado de aglomeraciones sociales: el congreso de Vox, partidos de fútbol, cines, discotecas, restaurantes…

El 8 de marzo se celebran multitudinarias manifestaciones, a las que acuden diferentes miembros femeninos del Consejo de Ministros, con mascarillas. Al día siguiente, el presidente del Gobierno visita el centro de alertas sanitarias, sin más contenido que la imagen. A esa hora de la mañana el ministro de Sanidad “no contempla cerrar escuelas”. Tampoco ve necesaria la suspensión de actos y concentraciones.

Pero todo cambia súbitamente en cuestión de horas. A media tarde, tras la manifestación feminista del 8-M en Madrid, el Ministerio de Sanidad informa de 28 fallecidos y 1.200 positivos, más del doble que el día anterior. Madrid es el foco principal. Con estas cifras, el Gobierno regional y Sanidad anuncian el cierre de todos los centros educativos durante 15 días en Madrid.

10-15 de marzo: Todo se precipita en cuatro días. Sanidad eleva el escenario de “contención” a “contención reforzada”. La clausura empieza por los eventos deportivos y se extiende a lo largo de la semana con nuevos cierres de escuelas, locales de ocio, museos, comercios, iglesias… El turismo y la Bolsa se hunden. Cientos de empresas recurren al teletrabajo. Miles de personas acaparan alimentos. Las estanterías se vacían en algunos supermercados. 

Cunde el temor a que el sistema sanitario colapse. El sábado, después de un Consejo de Ministros de siete horas, el Gobierno de Pedro Sánchez decreta el Estado de Alarma que restringe los movimientos de 47 millones de españoles durante 15 días. Sólo podrán salir de casa para tareas imprescindibles.

El resto, salvo el número real de fallecidos y los importes, costes y sobrecostes pagados por el material sanitario adquirido, es de general conocimiento.

Bien por José Manuel Franco, anteponiendo el beneficio general a las ideas partidistas, sean estas las que sean.

Mientras tanto, Irene Montero acusa al Gobierno, del que forma parte, de cercenar su espectáculo, “la fiesta de Irene la pescatera”: “Hay quienes quieren negarnos el derecho a la calle que tanto nos costó conseguir. La calle para estudiar, para trabajar, para reivindicar y conquistar derechos”. Lidia Falcón, la más veterana luchadora feminista desde tiempos de Franco, ha dicho: “El ministerio de Irene Montero es una broma de amigas de barrio que van allí a jugar”.

Podemos, IU, PCE, Equo, Más Madrid, UGT, CCOO y FRAVM, han presentado recurso ante la justicia, desestimado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), basándose “en razones de salud pública que preocupan a todos los ciudadanos y ciudadanas por igual”. Y Pedro Sánchez critica que los “enemigos del feminismo” se “froten las manos” ante la prohibición de las manifestaciones, porque “el principal adversario del feminismo es la ultraderecha”. Se ha olvidado que el voto femenino activo fue aprobado durante la II República a instancia de Clara Campoamor y que Indalecio Prieto, socialista marxista como él, abandonó el Congreso gritando “Es una puñalada trapera a la República”.

En Cataluña, en donde el ministro Marlaska dice que los disturbios permanentes que allí se producen “no es terrorismo callejero”, sí ha habido concentraciones, que empezaron el domingo día siete al anochecer, de unas dos mil personas, entre las que había un grupo radical que destrozaron comercios y entidades bancarias, ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra. El caso es llevar la contraria a Madrid, porque ellos son “una nación independiente y republicana”. Veremos cuántos/as acaban en las UCI, allí y en otras comunidades autónomas en las que se han realizado manifestaciones el 8-M-21, lunes, la mayoría de ellas protagonizadas por ociosos/as laborales.

Siento decirlo, pero en España no somos demócratas, aunque tratemos de aparentarlo: Unos desconocidos han arrojado pintura contra el mural “Mujeres cambiando el mundo”, del Auditorio Manuel Azaña de Alcalá de Henares, para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres, inaugurado veinticuatro horas antes con la presencia de la VP del Gobierno, Carmen Calvo. Las feministas, arrimando la ascua a su sardina, han dicho que eso es machismo; en mi opinión, es delincuencia, vandalismo, incivismo, barbarie urbana, sin distinción de sexo o identidad sexual de quien o quienes lo hayan hecho, y sobre los que tiene que caer el peso de la ley, aunque dada su laxitud y tolerancia con el transgresor, dudo de su efectividad penal. Desgraciado lema nacional: “Todo el que no piense como yo, es mi enemigo”.

No podemos acabar este artículo sin hacer referencia al “hecho histórico” más importante de esta semana en el “mundo mundial”: -En el día de hoy, blanqueados y presentes en el Parlamento español, los terroristas etarras han presenciado desde su casa el simulacro de la destrucción de sus armas, oxidadas, antiguas, anteriores a 1977, catorce años después de haberlas entregado, cuando yo era un don nadie en la política española, sin la presencia de la bandera de España ni símbolos nacionales. La guerra ha terminado. En zona nacional de la ciudad de Valdemoro, provincia de Madrid, a cuatro de marzo de dos mil veintiuno. Firmado: Pedro Sánchez Castejón, presidente del Gobierno de España con los votos de los herederos de ETA-.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 12-03-2021

Estado de guerra de clases sociales

Los Sindicatos verticales franquistas estaban a las instrucciones del Gobierno, construían viviendas para los obreros de mono azul y empleados con corbata, y pactaban una subida anual de los sueldos de 300/400 puntos básicos por encima de lo que llamaban el precio de incremento de la vida, IPC, que era de dos dígitos.

Los dos principales Sindicatos horizontales obreros son la Unión General de Trabajadores (UGT) que se fundó en 1888, compartiendo origen histórico con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). En la Transición era Secretario General Nicolás Redondo; y Comisiones Obreras (CCOO) que empezó teniendo como referente el sindicato clandestino Oposición Sindical Obrera durante los años 1960 en Asturias, Cataluña, Madrid y las provincias vascas de Guipúzcoa y Vizcaya como movimiento surgido de conflictos laborales para su dirección al margen del sistema franquista, impulsado por el Partido Comunista de España (PCE), el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC), movimientos cristianos obreros (JOC y HOAC) y otros colectivos opuestos al régimen franquista. En la Transición era Secretario General Marcelino Camacho.

Tanto Nicolás Redondo como Marcelino Camacho fueron dos personas honradas, trabajadoras, luchadores por la libertad y los derechos fundamentales de los trabajadores, demócratas en el más amplio sentido de la palabra, respetando las ideas de quienes no compartían las suyas, y que antepusieron el bien general de la nación y el reencuentro pacífico y fraternal de todos los españoles, a cualquier interés personal.

Desde esa fecha ha llovido mucho y tanto uno como otro sindicato se han visto envueltos en algunos asuntos turbios, promoción de viviendas frustradas, problemas con los cursos de formación profesional, refugio de malos trabajadores para evitar su despido en la empresa, ERE’s en Andalucía ….. ligados a los partidos políticos de los que se nutren.

Como los afiliados que tienen cada uno de ellos son cada vez menos, y estos pagan una cuota muy reducida, su capacidad de resistencia en huelgas es prácticamente nula, pues no pueden atender los salarios que los trabajadores dejan de percibir en esos días. Para que puedan subsistir se crearon una serie de subvenciones a cargo del Estado, bajo distintas nomenclaturas y finalidades, algunas de ellas perdidas monetariamente por el camino. Como todo subvencionado es esclavo de quien lo subvenciona, el perro mueve el rabo cuando se lo indica su dueño, ellos se movilizan cuando los partidos de izquierda se lo ordenan.

CCOO de Alcalá de Henares (Madrid) ha hecho un comunicado en el que acusan a la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de “declarar el estado de guerra de clases en el Sur de nuestra Comunidad”, y que explicitó en “una frase que la acompañará en el resto de la escasa vida política que le resta “hay que evitar la declaración del estado de alarma, porque sería la ruina económica”. No alcanza a entender que la dicotomía entre salud o economía no existe”. Y acaban: “Exigimos que la vida de las personas se anteponga a los intereses económicos y que la gestión de esta pandemia se base en criterios científicos y sociales. No admitiremos ninguna medida que no venga acompañada de las medidas de refuerzo del sistema sanitario y de vigilancia epidemiológica que la situación demanda. Exigimos la dimisión inmediata de un gobierno regional incapaz de gestionar esta crisis sanitaria, cuya ineptitud está costando miles de vidas”. El comunista Pablo Iglesias se ha unido rápidamente a la censura de Díaz Ayuso.

 

 

Se olvidan del confinamiento llevado a cabo en las zonas del el Bajo Aragón, Bajo Cinca y las ciudades de Zaragoza y de Huesca; y de las ciudades de Andorra (Teruel) y Egea de los Caballeros (Zaragoza), sin ninguna protesta. Aragón está gestionada por el PSOE.

De cuatro barrios de Palma de Mallorca: Soledad Norte, Can Capes, Son Canals y Son Gotleu, y varias zonas de Ibiza, como el Eixample y San Antonio Abad, también sin protestas. Baleares está gestionada por el PSOE.

Confinamiento de Bolaños de Calatrava (Ciudad Real) y Villalamea (Albacete), en Castilla-La Mancha, gestionada por el PSOE.

Alcántara (Cáceres) y Villarta de los Montes (Badajoz), confinadas por consejo de los epidemiólogos de la región, también sin protesta alguna y gestionada por el PSOE.

En Benigànim (Valencia) los vecinos no pudieron entrar y salir libremente del municipio entre el 1 y el 14 de septiembre, también sin queja alguna por parte de nadie, y gestionada por el PSOE.

Alfaro en La Rioja, CCAA gestionada también por el PSOE.

Torrelavega (Santander), barrio de La Inmobiliaria, Comunidad gestionada por Miguel Ángel Revilla.

De todas estas zonas, Comisiones Obreras no ha dicho nada. Ni de la prohibición del Gobierno a que se hicieran pruebas PCR a los pasajeros llegados al aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas, ni a los que llegaban por tren, ni a los ilegales que se fugan de los CETIS y a los MENAS, que ni se intentan localizar y detener por parte de la Subdelegación del Gobierno (PSOE), ni a los que llegan todos los días a trabajar a Madrid procedentes de las Comunidades Autónomas circundantes, ni …… se acuerdan que el Gobierno Estatal reaccionó tarde y mal ante esta pandemia.

La primera declaración del Gobierno español fue el 25 de enero. En lo que va a ser la tónica dominante durante semanas, transmite un mensaje de tranquilidad. Hay que evitar el alarmismo. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del ministerio, el epidemiólogo Fernando Simón, considera muy poco probable que se importen casos de China; “No es imposible que vengan personas potencialmente infectadas, pero el número no es suficientemente alto como para pensar que va a haber una importación importante de casos”. Y que eurodiputados del PSOE pidieron a Bruselas test y mascarillas 45 días antes de la manifestación del 8-M liderada por Irene Montero, y que se compró tarde, mal y a precios fuera de mercado el material sanitario de la primera oleada del coronavirus.

A estos sindicalistas alcalaínos se les ve el plumero, el enemigo tiene la culpa de todo. Ojalá me equivoque, pero si esta segunda oleada deja los mismos muertos que la primera, si hay que volver a confinar todo el país o hay que volver a declarar otra vez el Estado de Alarma, la pobreza y la miseria van a dejar otros pocos miles de muertos, que a lo peor es lo que alguien quiere para que volvamos a otra dictadura en la historia de España.

No adicto al régimen

Cuando me licenciaron del Servicio Militar, no me ascendieron; era norma por aquella época, en la que casi la totalidad de suboficiales eran “chusqueros”, que los Cabos Primeros voluntarios, de reemplazo o de milicias, muchos de ellos con estudios superiores, ascendieran a Sargentos por si hubiese que reintegrarlos al servicio en caso de guerra. Me extrañó, pero acostumbrado a cómo funcionaba eso, había servido en la Plana Mayor del Regimiento, encajé el golpe y no dije nada. Pasados los años, cincuenta, pude comprobar en el Archivo Histórico correspondiente mi expediente militar, que se cerraba con un sello que ponía: “No adicto al régimen”.

El régimen sanchista-podemita tiene en preparación un proyecto de ley, sus proyectos son seguras leyes futuras porque, en todos los casos, benefician a sus socios separatistas, secesionistas, anticapitalistas, republicanos y anticonstitucionalistas, por el que, hablar de Franco, será un delito. Cuarenta y dos años de democracia (el periodo más largo en la historia de España), con la que ellos han llegado al poder, y ponen puertas al campo implantando la censura que tanto denostábamos en el régimen anterior. Un tic dictatorial más del camino ya iniciado hacia la “democracia oligárquica”, algo así como la “democracia orgánica” de la época franquista. Malo cuando a la democracia se le pone un adjetivo, sea el que sea.

Pero es que el tema es más grave.  La resolución del Parlamento Europeo condenatoria del comunismo (2019/2819 RSP) y su aplicación en España, en donde se condena expresamente los horribles crímenes cometidos por los comunistas en toda Europa sin excepción. Es un documento con rango normativo indirecto que apenas ha tenido eco en los medios de comunicación españoles, salvo en algunos digitales de la extrema izquierda de marcado carácter comunista donde ha provocado gran indignación.

El Parlamento Europeo “pide a todos los Estados miembros de la Unión, incluida España, que hagan una evaluación clara y basada en principios de los crímenes y los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas” y “pide a todos los Estados miembros que conmemoren el 23 de agosto como Día Europeo Conmemorativo de las Víctimas del Estalinismo y del Nazismo a escala tanto nacional como de la Unión”, además de señalar que en algunos Estados miembros siguen existiendo en espacios públicos (parques, plazas, calles, etc.), monumentos y lugares conmemorativos que ensalzan los regímenes comunistas.

Pero, en España, como el que oye llover. Lo dijo Pablo lglesias: “Es antidemocrático que los medios de comunicación sean de propiedad privada”. Antes, su querido Lenin en el apartado dos de su Decálogo: “Infiltre y después controle todos los medios de comunicación de masas”.

En realidad, lo que verdaderamente pretenden es prohibir todo estudio imparcial sobre la Guerra Civil, y sobre Franco y su obra, transmitiendo miedo cerval a decir lo que se sabe de cierto, o investiguen futuros historiadores con mejores técnicas y sistemas, bajo pena de cárcel, a todos aquellos que no participen del pensamiento único sanchista-leninista.

Antes que me consideren un delincuente, yo, que solo he hecho en esta vida estudiar, trabajar, tener dos hijos, estar afiliado a la Seguridad Social y pagar impuestos durante cuarenta y cinco años ininterrumpidos en la empresa privada, sin un solo día en el paro, que no pertenezco a ningún partido político y que escribo pretendidamente independiente, ideológica y socialmente, con la libertad de quien tiene libre el tiempo, el pensamiento y la palabra, y he visto las actuaciones que se llevaron a cabo en el régimen de Franco, del que estaba en contra, voy a contar lo vivido en primera persona a partir del año 1950, en el que nací, hasta donde llegan mis recuerdos.

Nadie puede negar los abusos y crímenes cometidos por el Régimen de Franco, principalmente en los años que siguieron a su victoria bélica; pero tampoco nadie puede negar los execrables crímenes consumados por los frentepopulistas, en algunos casos por el solo hecho de ir a misa o por rencillas personales ajenas a la política. Todos los españoles, y el mundo entero, hemos condenado esto, que pasó hace más de ochenta años, y que los protagonistas, todos ellos y sin excepción, se concedieron el perdón y un fraternal abrazo con la Transición. Pero parece que hay jóvenes que lo desconocen y muchos viejos lo ignoran, y por lo que se ve no se unieron a ese perdón y, además, odian a todo el que no piensa como ellos, esperando a un Godot que no llegará nunca.

Y tampoco nadie puede negar que Franco cogió un país en ruina, hambre y miseria, piojos, tuberculosis y colchones de lana, lo vistió, le dio de comer tres platos al día a partir de la mitad de los años sesenta, creó la clase media, que pasó de las zapatillas blancas de albañil al SEAT 600, construyó el sistema de pantanos que hay en la actualidad, y que cuando murió en 1975 dejó establecidos la mayor parte de los beneficios sociales que hoy disfrutamos: Seguridad Social y Seguro de Enfermedad, pagas extraordinarias, vacaciones de un mes para todos los trabajadores, la jornada laboral estaba sujeta rigurosamente a 8 horas, permitiendo horas extras en casos de emergencias y previa negociación, pagándose en su totalidad, el salario mínimo en España era el 90% del salario mínimo europeo, ahora es el 45% del salario mínimo europeo, el domicilio de los españoles era inviolable, bajo dura persecución penal, (ahora es patrimonio de ladrones y “okupas”), los bajos niveles de delincuencia, casi despreciables, ofrecían alta seguridad en poblaciones y en todo el territorio nacional, 15.000 presos en las cárceles, ahora 85.000 en las cárceles y otros tantos en las calles, bajo absoluta impunidad, España era la segunda potencia mundial en el sector servicios, teníamos la segunda flota pesquera del mundo faenando libremente en los principales caladeros del planeta, era el tercer productor mundial en astilleros, novena potencia industrial del mundo, la industria representaba el 36% del PIB cuando ahora no llega al 15% del PIB, y había 510.500 desempleados, con una tasa del 3,78% (hemos llegado hasta 26% de paro en la democracia).

Ante la pasividad altamente sospechosa de los socialistas que protagonizaron la Transición, por cierto, aprovecho para felicitar al amigo Curro, por la merecidísima concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad de Alcalá de Henares, de la que fue Alcalde, y protagonista importante de la Transición en diversos puestos socialistas a nivel nacional, y que sigue tan pobre como cuando entró en política hace más de cincuenta años, la situación descrita es un caso más de la sociedad controlada por el poder a la que nos vemos abocados por el Gobierno actual y sus socios, algunos con sangre manchada en sus venas y otros con cara de incestos generacionales continuados. Por mi parte, me agarro a una de las canciones de mi juventud, música y letra del Dúo Dinámico, que son diez o quince años mayores que yo.

 

Cuando pierda todas las partidas

Cuando duerma con la soledad

Cuando se me cierren las salidas

Y la noche no me deje en paz,

Cuando sienta miedo del silencio

Cuando cueste mantenerse en pie

Cuando se rebelen los recuerdos

Y me pongan contra la pared,

RESISTIRÉ, erguido frente a todo

Me volveré de hierro para endurecer la piel

Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte

Soy como el junco que se dobla,

                 pero siempre sigue en pie

RESISTIRÉ para seguir viviendo

Soportaré los golpes y jamás me rendiré

Y aunque los sueños se me rompan a pedazos

RESISTIRÉ …. RESISTIRÉ

 

Publicado el 28-02-2020 en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares

 

 

El socialismo en Alcalá de Henares en la Guerra Civil

Alcalá de Henares (III). La diversión de las milicianas: desnudar a las monjas y amenazarlas con traer a los milicianos

Los socialistas que controlaban Alcalá utilizaron a las dominicas como esclavas. Después de robarles, claro.

Javier Paredes 25/11/18

 

Alcalá de Henares – La iglesia Magistral y la bóveda de Santa María tras los ataques de los republicanos

 

El tren se detuvo en la estación de Atocha a las once de la mañana del 5 de agosto de 1936. Sor Blanca, monja de clausura de Santa Catalina, huía del infierno en el que los socialistas habían convertido la ciudad de Alcalá de Henares. Se había subido al vagón con la esperanza de encontrar tranquilidad en la capital de España, donde conocía a una familia que podía acogerla. Pero de inmediato comprobó que el odio satánico que la había expulsado de su convento, solo era parte del flujo de una marea mayor.

Unos hombretones con fusiles la encerraron en una dependencia de la estación, donde unas milicianas con el pretexto de registrarla la desnudaron completamente, pero nada encontraron de valor porque todo se lo habían quitado ya los socialistas de Alcalá de Henares. Las milicianas la torturaron con dejar entrar a los que ellas llamaban “sus compañeros milicianos”, para que la vieran desnuda. Y, tras esta afrenta a su virginidad consagrada, la ficharon. Escoltada por dos milicianos armados, la llevaron hasta el domicilio que ella les indicó.

-¡Compañero! A la casa donde la lleves, que te den un papel en donde respondan por ella. Y sin que respondan de ella no la dejes en ningún sitio… ¿Entiendes? ¡Compañero!

Tras esta orden emitida por el que hacía de jefe, Sor Blanca camina encomendándose al Señor y a su Madre Santísima. Va entre dos milicianos con los ojos bajos. Y en el trayecto, cuando se cruza con otro grupo de milicianos, uno de ellos lanza el saludo con el que la izquierda pretendía liquidar la existencia de Dios:

-¡Salud!

-¡Que Dios nos la de a todos!-respondió Sor Blanca. Y aquel grupo de milicianos bajó los puños, y no dijeron ni una sola palabra, ni ellos ni los que la conducían.

Sor Blanca comenzaba así su calvario, que iba a durar toda la guerra, refugiándose en distintas casas y en pensiones, siguiéndola siempre de cerca la policía. Incluso llegó a estar presa varios días en la checa de Fomento. Y a pesar de tan cruel persecución, se cumplieron en ella las palabras que le dijo un jesuita, con el que se encontró en uno de los escondites: “Dios tiene determinado el número de los que en esta guerra han de morir, y ni uno más ni uno menos morirá. Los que se mueran, sin duda en el Cielo, tendrán corona de mártires. Los que Él, por sus altos juicios, tenga determinado dejar en la tierra, los sacará de todos los peligros, si es preciso haciendo milagros”.

Y gracias a esos altos designios de Dios, Sor Blanca, cuando acabó la guerra, pudo dejar constancia por escrito del odio sectario de los enemigos de la Iglesia, y de la milagrosa protección del Cielo que ella tuvo en tantas ocasiones, que de narrarlas en este periódico de Hispanidad, tendría que emplearme en una larga serie de artículos… Pero no lo voy a hacer, ya que no son pocos los lectores que me han comunicado que ya no aceptan ni un “continuará” más, porque quieren conocer qué fue de las Catalinas de Alcalá de Henares en la Guerra Civil.

El sectarismo antirreligioso del PSOE no se detuvo ante nada: destruyeron la mayor parte del rico patrimonio artístico de Alcalá.

Hasta ocho monjas del convento de Santa Catalina viajaron a Madrid porque pensaban que algún conocido podía protegerlas. Dos de ellas, como vimos, volvieron a los pocos días. Otras permanecieron más tiempo, tres de ellas hasta el final de la guerra y vieron la entrada victoriosa de las tropas nacionales desde una casa de la calle de Serrano, donde estaban refugiadas.

El resto de la comunidad de las dominicas de Santa Catalina permaneció durante unos meses en Alcalá de Henares. Ya dijimos que fueron tratadas como esclavas por las autoridades municipales del PSOE, forzadas a coser ropa para los milicianos en el convento de las Siervas de María. Allí fueron concentradas hasta 85 monjas, sin permitirlas salir a la calle. Y, cuando salían, lo hacían siempre por alguna obligación concreta y escoltadas por milicianos armados. Y como más tarde hicieran los nazis con los judíos marcándoles la ropa con una estrella amarilla de seis puntas, para que todos los alcalaínos las reconocieran, las obligaban a llevar un brazalete rojo con las siglas AMA, que significaban Agrupación de Mujeres Antifascistas.

Entre tanto el PSOE desató en Alcalá de Henares la persecución cruenta de los católicos. Lo que se ha pretendido justificar como asesinatos ejecutados por incontrolados no cuadra con lo que pasó porque desde el Ayuntamiento gobernado por el PSOE emanaban las directrices para establecer un régimen de terror en Alcalá de Henares.

Y para que quedaran claras que el modelo de las maneras políticas del PSOE en Alcalá de Henares eran las de la guillotina de la etapa del Terror de la Revolución Francesa, una de las cuatro checas que funcionaron en Alcalá de Henares, la que se instaló enfrente del Ayuntamiento, exactamente en el Círculo de Contribuyentes, recibió el nombre de Comité de Salud Pública, en una pésima versión del francés de Le Comité de salut public, porque el salut de los franceses significa salvación y no salud, concepto para el que nuestros vecinos emplean el termino santé. Pues bien, el Comité de Salud Pública de Alcalá de Henares era una de las cuatro checas que hubo en la ciudad, también llamada del Frente Popular, y su comité estaba encabezado por el presidente de la Agrupación Socialista de Alcalá de Henares y presidente de la Casa del Pueblo, Felipe Guillamas Cámara, que también formaba parte de los comités de otras dos checas más.

Ya vimos que al capellán de las dominicas, antes de ser asesinado, el edil del PSOE Simón García de Pedro le apresó y se lo llevó al Ayuntamiento para interrogarle. Y desde las dependencias municipales, lo trasladaron en un coche hasta las tapias del cementerio donde le fusilaron en un basurero. Y lo del capellán de las dominicas, Eduardo Ardiaca Castell, se repitió con otros sacerdotes, ya que antes de asesinarlos los llevaban a las dependencias del Ayuntamiento o a una de las cuatro checas de Alcalá de Henares.

Al igual que Eduardo Ardiaca Castell y Pedro García Ezcaray, como ya vimos, fueron asesinados los que, como ellos, también eran miembros del cabildo de la iglesia Magistral, los sacerdotes Julián Fernández Díaz, Longinos Ortega Miguel, Pablo Herrero Zamorano, Rogelio Oliva Ruiz y Marcial Plaza Delgado. Además, fueron asesinados los sacerdotes diocesanos César Manero Zaro y Maximino García y García. Y perecieron víctimas de la persecución religiosa el filipense Mariano Sánchez Sobejano y los escolapios José Manuel García Paradelo, José Viñas Rodríguez, Gregorio Gómez Miguel, Juan Francisco Alonso Subiñas, Andrés Díaz Balmisa y Facundo Martínez Díaz.

“Vaya boquete que le he hecho en la tripa, dijo el socialista Joaquín Torres tras asesinar en plena calle al sacristánTomás Plaza.

También fueron asesinados por profesar su fe unos cuantos laicos alcalaínos. Quizás, el más conocido de todos sea Tomás Plaza Main, sacristán de la iglesia Magistral. El 22 de julio de 1936 se presentó en su domicilio de la calle Talamanca número cuatro un conocido socialista, Joaquín Torres Barco, acompañado de otro apodado “El soguero”. Los dos iban armados, pero no eran ningunos incontrolados, porque le detuvieron y le indicaron que caminara…  hacia el Ayuntamiento. Sin embargo, al paso obligado por la plaza de Cervantes, la gente al ver que iba detenido el sacristán se arremolinó, y entonces el socialista Joaquín Torres Barco apuntando el arma gritó con voz firme:

-¡Retiraos! ¡Que este no llega al Ayuntamiento! ¡Para que nos vamos a molestar!

A continuación, sonó un disparo y Tomás Plaza cayó al suelo, donde fue rematado por otra descarga. Y el socialista Joaquín Torres dirigiéndose a los que habían presenciado el crimen, les dijo con un tono de jactancia:

-¡Vaya boquete que le he hecho en la tripa!

A la persecución de las personas, los socialistas y sus cómplices de izquierdas añadieron la persecución de las cosas sagradas. El sectarismo antirreligioso del PSOE no se detuvo ante nada, y los socialistas y sus cómplices destruyeron la mayor parte del rico patrimonio artístico de Alcalá de Henares. Su barbarie la han tapado posteriormente con la mentira y siguen manteniendo la patraña inventada por Manuel Azaña y Antonio Machado de “la certera puntería fascista contra el sepulcro del Cardenal Cisneros”, a pesar de que la documentada tesis doctoral de Josué Llul Peñalba, publicada por la Universidad de Alcalá, haya desmontado tan torpe mentira. Ya vimos en un artículo anterior cómo se empleó gasolina para quemar la iglesia Magistral, donde entonces se encontraba el sepulcro del Cardenal Cisneros y sobre el que se desplomó la bóveda de la iglesia.

De la destrucción de la iglesia de Santa María Mayor, situada en la misma plaza de Cervantes, a menos de cien metros del Ayuntamiento, y de la que no queda nada más que un trozo de muro, la torre y una capilla, también se ha culpado a Franco sin ponerse todos de acuerdo, que dicen unos que la bombardeó desde el aire y otros que lo hizo desde tierra, con la artillería. Mentira también desmentida, en este caso por Damián Chacón del Castillo, que ingresó como guardia municipal en 1930 y permaneció en ese puesto durante toda la guerra. Damián fue testigo de cómo el socialista ya citado Joaquín Torres Barco, junto con Nicolás García Sánchez, Ángel García y Jesús Rodríguez sacaron una garrafa de arroba llena de gasolina del Ayuntamiento, para quemar la iglesia de Santa María la Mayor.

El PSOE había convertido la ciudad de Alcalá de Henares en un infierno, por lo que se entiende que las dominicas de Santa Catalina aceptaran incorporarse a los evacuados que fueron trasladados al Levante español, concretamente al pueblo de Agost de Valencia, donde las monjas fueron repartidas en diferentes casas de gente muy humilde, que les permitieron vivir con cierta dignidad hasta el final de la guerra, y desde donde volvieron a su convento en abril de 1939.

El trato que dieron a las Catalinas las buenas gentes, tanto las de Alcalá de Henares como las de Agost, desmonta esa mentira de que la Iglesia en España, a principios del siglo XX, se había separado de los pobres, porque se había aliado con los ricos. No, eso no es cierto. Fueron numerosas las personas de las clases humildes en toda España las que protegieron a las monjas y a los eclesiásticos, durante la persecución religiosa desatada en la zona republicana. Y les ayudaron por dos motivos; primero, por el agradecimiento a su labor educativa y asistencial. Y segundo y, sobre todo, porque eran los suyos, porque eran las clases humildes las que nutrían mayoritariamente los seminarios y las casas de los religiosos. El desapego de la sociedad española de la Iglesia en España, de la sociedad española alta, media y baja es un fenómeno mucho más reciente, tan reciente como que es el mal de nuestros días.

 

 

Javier Paredes

Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Alcalá

 

 

Nueva Corporación Municipal

No sé si alguna vez he dicho que vivo desde hace muchos años en Alcalá de Henares, ciudad de unos doscientos mil habitantes. Las elecciones municipales celebradas han dejado fuera del Consistorio a las formaciones políticas “Somos Alcalá” y “España 2000”.

Los que me siguen, saben que he tenido alguna que otra discusión pública con Olga García, lideresa de “Somos Alcalá”. Podremos tener ideas diferentes, pero eso no impide que reconozca la honradez, entrega y trabajo de ella y su equipo, que llegaron prácticamente verdes al Ayuntamiento y que han desarrollado su labor con tesón y con las manos limpias.

Lo mismo debo decir de España 2000 y el concejal Rafael Ripoll, al que todos los grupos le han hecho un “cordón sanitario” a cada una de sus propuestas, y al poco tiempo eran presentados los mismos proyectos por otro grupo político, corrigiendo tres comas y cambiando “pero” por “no obstante”, y se aprobaban. Y también acaba su representación municipal con las manos limpias y habiendo trabajado mucho y bien por la ciudad.

Gracias a ambos grupos por los servicios prestados.

Ha ganado claramente el PSOE con doce concejales, seguido de Ciudadanos con seis y el Partido Popular con cinco. Una vez más, ha triunfado “la marca” que es un intangible importantísimo para cualquier empresa. La gente vota “la marca”, sean quienes sean los que se incluyan bajo su rúbrica. Coca Cola, Google, Amazón, Visa, BBVA, Apple, Santander, Real Madrid, etc ….. Si BBVA abre una oficina en la Plaza de Cervantes, el primer día pasan 500 clientes; si la abre, en el mismo sitio, el Banco de Arroba de los Montes, en 500 días pasan 50 clientes, todos malos pagadores y morosos del resto de bancos.

 

 

Y entran dos concejales por VOX y otros dos por Podemos-Izquierda Unida. No conozco a ninguna de esas cuatro personas, pero sí los programas electorales que han publicado a nivel nacional. Muy alejado de ambas formaciones, a una que llaman ultraderecha pero, hasta ahora, yo no he visto nada que se pueda considerarse anticonstitucional, y a otra que, salvo unos cuantos, nadie llama ultraizquierda. Veamos algunas diferencias:

Vox no quiere acabar con la propiedad privada; Podemos, sí. Vox pretende acabar con los Okupas; Podemos los protege y apoya. Vox no prohibiría los medios privados de comunicación; Podemos, sí. Vox no prohíbe la libertad religiosa; Podemos persigue el cristianismo, desde la Semana Santa a la cruz del Valle de los Caídos. Vox no propone asaltar las tumbas de La Pasionaria, Negrín, Carrillo y Largo Caballero; Podemos ha sido y es la promotora de una política de reivindicación de uno solo de los bandos de la Guerra Civil, sin lamentar jamás checas ni Paracuellos. Vox no defiende para Europa ni pretende instaurar en España una dictadura fascista; Podemos nació y se financió en Caracas, defiende las dictaduras comunistas de Cuba o Venezuela y quiere imponer en España un régimen de «transición al socialismo» a lo Chávez. Vox defiende la integridad territorial que proclama la Constitución; Podemos defiende el derecho a la secesión de Cataluña y otras regiones. Vox defiende los derechos lingüísticos de todos los españoles; Podemos defiende la política de inmersión y exclusión de los que hablan español en comunidades bilingües. Abascal exhibe la bandera española; Iglesias dice que “no puede hablar de España”.

Estos nuevos concejales tienen que elegir al Alcalde de la ciudad. Al PSOE le falta un voto para obtener mayoría absoluta, situación que aprovechará Podemos-IU para obtener concesiones y canonjías en la nueva Corporación Municipal.

 

 

La Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, «BOE» núm. 147, de 20 de junio de 1985, firmadas por el presidente de Gobierno Felipe González y refrendada por el Rey Juan Carlos I, en el capítulo IX, artículo ciento noventa y seis, dice así:

En la misma sesión de Constitución de la Corporación se procede a la elección de Alcalde, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

  1. a) Pueden ser candidatos todos los concejales que encabecen sus correspondientes listas.
  2. b) Si alguno de ellos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los concejales es proclamado electo.
  3. c) Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el Concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente municipio. En caso de empate se resolverá por sorteo.

Queda claro, en mi opinión, que para que sea elegido Alcalde el líder socialista local, con un gobierno monocolor, no necesita, en segunda votación, los votos de Podemos-IU ni la carga que para su actuación futura ello supondría. Otra cosa será aprobar sus propuestas, que yo creo es bueno las negocie con Ciudadanos como, parece, van a hacer sus líderes nacionales, por el que Pedro Sánchez volvería a ser presidente del Gobierno, acompañado de algún ministro de Ciudadanos, siguiendo los “consejos” marcados por el masón judío Soros.

Sé que, como siempre que escribo algo sobre estos asuntos, tendré personas que estarán de acuerdo conmigo, y detractores y trolls que me dirán de todo menos bonito. Pero como únicamente tengo que dar explicaciones a mi conciencia y a mi mujer, con la que llevo casado 45 años y cada vez la quiero más, lo hago pretendidamente independiente, ideológica y socialmente, con la libertad de quien tiene libre el tiempo, el pensamiento y la palabra.

 

Publicado en el Blog de Campos el 31-05-2019

 

 

Navidad 2018

Hemos tenido un año políticamente muy movido a nivel mundial. El mundo ya no está controlado únicamente por Estados Unidos y Rusia. A ellos se les han unidos otras potencias mundiales como China, Corea del Norte, India e Israel, con armas de alta tecnología propia, ha vuelto “la guerra fría” y la prevalencia de intereses entre estos países y aquellos a los que cada uno protege o con los que disiente. Europa se hace vieja, no acaba de funcionar el invento de la Unión Europea, y está siendo invadida, todavía pacíficamente, por los musulmanes, los de los países ricos en jet privados y los de los países pobres disfrazados de náufragos abandonados en medio del mar, recogidos por barcos avisados por las mafias y supervisado todo por ignotos intereses mundiales.

En el panorama nacional, el cambio más importante ha sido la caída del gobierno del Partido Popular, sustituido por el PSOE, mediante una moción de censura parlamentaria ganada por muy estrecho margen, apoyada por todos los partidos marxistas, comunistas, independentistas y anti constitucionalistas. A ello contribuyó el orgullo de Mariano Rajoy, que prefirió que la oposición ganase la moción de censura antes de presentar su dimisión, aunque algunos dicen que fue el pago que hubo de hacer ante la basura que pudiera aparecer a la bajamar de la playa. Algún día los historiadores deberán profundizar en este asunto, que va a cambiar la historia de España para algunos años.

Los otros dos temas más importantes han sido la aparición de VOX en las elecciones autonómicas de Andalucía. Ahora son ya cinco los Partidos a nivel nacional a participar en el juego de pactos. Y la llamada a la guerra bélica del Presidente Torra de la Generalitat catalana, de forma clara y abierta, poniendo ejemplos de cómo hacerlo.

En siete meses, Pedro Sánchez ha enterrado la socialdemocracia de Felipe González y su Valido Pablo Iglesias, sin citarlo de frente, está dejando su impronta comunista-leninista, para establecer el ideario de los socialistas y comunistas de los años treinta del siglo pasado: República Ibérica compuesta de repúblicas independientes (Cataluña, Euskadi, Galicia, Andalucía, Canarias, Aragón, Castilla y León; y ojo a Portugal), anticlerical, de censura, y nueva Constitución de esas que tienen muchos artículos, entre los cuales existen algunos por los que no se les pueden descabalgar del poder.

Con estos hechos del presente año, el próximo se presenta movido en España, tanto política como económicamente, y me atrevo a pronosticar el inicio de una nueva crisis económica, empresarial y de particulares, contracción del crédito bancario, que sigue presentando unas tasas de Mora demasiado altas una vez amortizadas las “carteras malas” de la pasada crisis, y un aumento del paro. Ojalá me equivoque.

Pero estamos en Navidad, esa fiesta cristiana que molesta y disgusta a los musulmanes, a los comunistas y a todo el pijo-rojerío de muchos de nuestros líderes políticos a todos los niveles. Tengo que decirlo: En la ciudad en la que vivo, Alcalá de Henares, más de doscientos mil habitantes, el gobierno municipal es una coalición PSOE-Marca blanca de Podemos-Antigua afiliada de IU. Dejando al margen las ideas religiosas que puedan tener, no ha habido, ni hay, ninguna pega ni restricción para la celebración de esta fiesta católica, es más, promociona los belenes públicos y privados, el adorno de los comercios y un magnífico alumbrado navideño. A cada cual lo suyo, y estos munícipes alcalaínos consideran que el bien general de la costumbre navideña española está por encima de los intereses personales del partido político.

 

 

Una de las costumbres más respetadas entre la gente de mi generación, era la cena de Nochebuena. Presidía la mesa el abuelo, la abuela en el lado opuesto, y entre ellos, hijos, hijas, nueras y yernos, nietos y nietas, y bisnietos si los había. No fallaba nadie, aunque cada uno de ellos estuviera en diferentes sitios del planeta. Cuando empieza a marchar gente (este modismo se lo oí el otro día a un gitano de los que concursan en el programa La Báscula de Telemadrid), siempre hay algún mal momento recordándolos, que se supera brindando por los ausentes. En mi familia se sigue respetando esta costumbre, año tras año. Y no sé si será porque lo han visto desde el día que nacieron o porque así se han educado, pero sigue sin faltar nadie.

Quiero acabar este artículo con un precioso poema de Mario de Andrade (Sao Paulo 1893 – 1945), poeta, novelista, ensayista y musicólogo, uno de los fundadores del modernismo brasileño.

*MI ALMA TIENE PRISA*

Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora.

Me siento como aquel niño que ganó un paquete de *dulces*; los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Mi tiempo es escaso como para discutir títulos. Quiero la esencia, mi alma tiene prisa… Sin muchos dulces en el paquete…

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana. Que sepa reír de sus errores. Que no se envanezca, con sus triunfos. Que no se considere electa antes de la hora. Que no huya de sus responsabilidades. Que defienda la dignidad humana. Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas.

Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñaron a crecer con toques suaves en el alma.

Sí…, tengo prisa…, tengo prisa por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan. Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final, satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.

Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una.

Mis más sinceras felicitaciones para todos, salud y paz, que el año próximo se cumplan todos sus objetivos, que la convivencia sea pacífica e igualitaria, y que no desaparezca la sonrisa de sus rostros todos los días de su vida. Yo tomo un descanso para encargarme de un nuevo proyecto literario. Pero volveré. Hasta la vista.

 

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 21-12-2018

Publicado en el Blog de Campos el 22-12-2018

 

El futuro de la Plaza de Toros

Ahora que estamos en invierno y hay tiempo suficiente para preparar la próxima temporada taurina, quiero recordar lo que escribía yo en el año 2012 en estas mismas páginas: Debo identificarme como aficionado a los toros desde que tenía doce años, defensor de la teoría de que el toro de lidia no existiría si no hubiera corridas de toros, antiguo socio y presidente de dos peñas taurinas de Alcalá de Henares en ya pasadas y diferentes etapas y, como la mayoría de los buenos aficionados, proclamo que no sé nada de toros como decía nuestro paisano D. Fernando Sancho, que él sí que sabía algo de esto.

Las corridas de toros, además de fiesta nacional, es un espectáculo en donde conviven, y por favor que nadie se sienta aludido, mucho dinero, blanco, gris y negro, sexo, drogas, trampas, presiones, corruptelas y un sin fin más de situaciones ajenas a las únicas personas que verdaderamente se juegan la vida, los toreros, de oro y plata.

Y la organización de los festejos taurinos, en general y salvo excepciones de todos conocidas en las que se llenan algunas plazas en días de exhibición personal de políticos, cantantes, actores y actrices, tenistas, periodistas, fiscales, notarios, pintores, empresarios, hoteleros, toreros, ganaderos… Y maduros trajeados con explosivas segundas y terceras oportunidades con la mitad de años que ellos, total, lo habitual en las corridas de tronío de las plazas de categoría primera y especial de España, es deficitaria para el empresario.

 

 

¿Cómo se solventa económicamente esta situación? Pues con uno de los males incardinados hasta el fondo en la idiosincrasia española, las subvenciones. En España, todo el mundo quiere, y muchos viven, de las subvenciones. Desde películas bodrio que solo son vistas por la familia y unos cuantos amigos ¿por qué la subvención no es un porcentaje sobre lo declarado (y por tanto pagado a Hacienda) en taquilla de cada una de las películas?, hasta los toros, «panem et circenses» romanos. No es de recibo que un torero gane cincuenta mil euros, y hasta cuatrocientos cincuenta mil euros, torero digo no promesas ni eternas promesas, contando con que parte de sus emolumentos se paguen con subvenciones de todos los ciudadanos españoles.

¿Cuántos aficionados, verdaderos aficionados, que pagan su entrada a la plaza y que además ven algún otro festejo en otras ciudades, hay en Alcalá de Henares? Yo calculo que unos doscientos cincuenta; tengo amigos, también aficionados, que dicen que alguno más; y otros, que menos. En cualquier caso, el uno o el uno y medio por mil de los alcalaínos.

Volviendo a proclamar mi afición taurina, ¿es justo que se subvencione un acto lúdico por mucho que de arte esté catalogado, para satisfacción de unas cuantas personas, entre las que me encuentro? Creo, sinceramente, que no. Que los toros y los toreros, y el beneficio industrial de los empresarios, deben ajustarse a los ingresos que proporcione el libre mercado, para lo que el precio de las entradas tienen que bajar de una forma importante y los toreros someterse a una deflación de sus salarios.

Ya en diciembre de 2004 deje escrito en este mismo medio Puerta de Madrid que el mundo del toro tiene que cambiar su concepción. Y me afirmo ahora que, entre los precios de las entradas y las trampas no visibles a simple vista para el profano, o se reconvierte la fiesta o irá consumiéndose por inanición a medio plazo.

Volvía sobre el tema en 2015: Los toros ya no cuentan con las subvenciones municipales que los han mantenido en los últimos años, y que permiten a las primeras figuras tener unos emolumentos exagerados, fuera de cualquier comparación en los momentos actuales. Se acabaron las subvenciones, y ninguno de los ricos que pululan por este mundillo acepta una deflación de sus salarios. Los aficionados solo quieren ver a esas figuras. Los empresarios, ganar dinero. Además de jugarse la vida cada día, alrededor de los toros siempre ha habido muchos cuernos, sexo, hetereo y homosexual, fiestas, alcohol, drogas, dinero negro.

Y añado ahora: Mafia taurina que mueve a su antojo e intereses crematísticos el engranaje de los festejos, último ejemplo la precipitada retirada de un torero de relumbrón como Talavante.

Desgraciadamente, en Alcalá no hemos contado nunca con un torero que hiciera las cosas de una forma sencilla: que se estuviera quieto, que no usara el pico de la muleta y que el brazo que sostiene la franela se moviera de fuera a dentro. Eso, las circunstancias que concurrieron en la construcción de la actual Plaza de Toros y el aumento de los antitaurinos de bocadillo, pancarta y foto gratis, ha desembocado en la situación actual, que el gobierno municipal está llevando bien, con prudencia y paciencia, cuya solución, en mi opinión, pasa por dotarse de un buen equipo jurídico especializado en Derecho Mercantil y Concursal, que gestione el asunto de la forma que sea precisa, siendo conscientes que cuando una empresa se encuentra en Concurso de Acreedores los únicos que realmente tienen asegurado su cobro son los Administradores Concursales; una predisposición política seria, decidida y unida en el Consistorio, sin ambages de ningún tipo pensando en el voto futuro; y una reconversión del edificio que haga rentable su explotación, cosa imposible solo con la celebración de media docena de festejos taurinos al año.

La explotación de una plaza de toros en una ciudad como Alcalá de Henares, doscientos mil habitantes, sin prestigio taurino de ningún tipo y con una afición local más bien escasa, pasa por reconvertirla en locales multifuncionales, para invierno y para verano, en donde se puedan llevar a cabo diferentes actividades todos los fines de semana, como lugar de ocio y diversión, locales y establecimientos que completen la oferta del centro comercial que hay casi anexo; e interior para conciertos, teatro (profesional y aficionado), cine, la fiesta del Oktoberfest, la de la sidra y lugar de esparcimiento como restaurante, club de jazz o discoteca, para lo que habría que dotarla de techo y aire acondicionado.

Cuando uno se equivoca en una inversión, lo primero que hay que hacer es no echar la vista atrás, quedándose anclado en el pasado, sino buscar soluciones, que para eso se les paga a todos los que mandan, en la empresa privada y en la pública. Y aquí hay que tomar la decisión de si dar por perdido el dinero invertido, y el que habrá que pagar para que no se caiga el inmueble ni sea okupado por esos que se creen que tienen derecho gratis a todo, y los problemas que podría acarrear un macro asentamiento ilegal en aquellos lares; o invertir, o buscar un inversor, que de vida taurina, comercial y de ocio a aquellas instalaciones.

 

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Hemnares el 14-12-2018

Publicado en el Blog de Campos el 14-12-2018