Tag Archive | muerte

Abdelardo Satíra

Se llamaba Abdelardo Satíra, había nacido en una familia de clase media, cursó los estudios que libremente eligió y fue destinado a Villatempujo del Monte después de hacer las primeras prácticas en la capital de provincia.

Fue muy bien acogido por todos sus conciudadanos. Tendría unos cuarenta años, evidentemente había nacido en democracia, alto, siempre con barba de tres o cuatro días de antigüedad, amparaba a los pobres, los parados tenían acceso directo a un puesto en su mesa, los jubilados que habían cotizado veinte años y tenían una pensión de cuatrocientos euros, las madres solteras que no tenían ayuda para vivienda, y un grupo de jóvenes a los que ayudaba en sus estudios y con los que se reunía todas las tardes en un viejo caserón abandonado a las afueras del pueblo. Era una persona dentro de los parámetros habituales y que la gente estaba satisfecha con él”.

Contemplaba una vida de esfuerzo, había prohibido beber vino, instaba a lapidar a las mujeres si tenían sexo fuera del matrimonio, indicaba a los maridos dónde y cómo tenían que pegar a sus mujeres para que les obedeciesen, no relacionarse con personas que no fueran católicas, como ese jovenzuelo marroquí que pululaba por el pueblo e iba diciendo que era estudiante porque se lo pagaba el Gobierno español, tenía vivienda gratis y una subvención mensual para comer, joderos si os da envidia, haber nacido en otro país y haberos venido a España, porque yo estoy disfrutando de los impuestos que vosotros pagáis.

El Comandante de Puesto de la Guardia Civil, un Sargento que había leído todas las historias de Plinio, el guardia de Tomelloso que resolvía los casos policíacos a base de observación, constancia y sencillos razonamientos sobre aquellos del pueblo a quien servía, consideraba que todo estaba en calma, que en su destino anterior en Melilla se respetaba y se permitía entrar en nuestro país a todo el que lo quisiera, que se les recibía con mucho cuidado y órdenes de no molestar excesivamente a quién así lo hiciera, que los políticos permiten cualquier cosa, siempre que no haya sangre por medio, para perpetuarse en el poder, unos, y los otros para destruir ese poder y reemplazarlos con la misma inoperancia y ambición. Si no hay novedad, paga segura.

 

 

Mes de agosto. Sol canicular. Media España de vacaciones. Millones de europeos al sol de las costas españolas. Fuengirola. Málaga. Andalucía. España. Ochenta mil habitantes censados. Su población se multiplica por tres en el verano. Centro Cultural Islámico. Inaugurado en 1993. Viernes. Horario de rezos de las 18:07 horas. Cinco encapuchados disparan con armas largas de repetición a los guardianes que se encuentran tras la verja de entrada. Otros cinco aparecen en el Haram – Sala de oraciones, lanzan botes de humo, confusión general, y disparan a discreción sobre todo lo que se menea. Huyen en una furgoneta alquilada cuarenta y ocho horas antes, a través de la Avenida Miramar hasta tomar la autopista del Mediterráneo.

Islamofobia. Xenofobia. Racismo. Asesinos. Fachas. Fascistas. Matarlos sin juicio. Balas a dos euros y no largos y costosos procesos judiciales. Algunos Partidos Políticos incitan a quemar iglesias. Algún ingrato reconstruido por la sanidad española le echa la culpa al Rey por haber presentado en su día sus credenciales al Papa. Personajes con sangre sucia manchan su lengua a la vez que sus manos contaminadas con tinta de dólares. Algunos políticos catalanes dicen que es un acto de Estado para que los musulmanes no voten a favor de la independencia de Cataluña, la alcaldesa de Madrid se ofrece a acoger en su chalet a los familiares de los muertos, igual esos otros presentadores de televisión que tienen no sé cuántas propiedades, cuatro cadáveres políticos se levantan de sus tumbas aún con carne colgando de sus huesos, los imanes y doctores al frente del islamismo dicen que es absolutamente inaceptable y llaman a sus adeptos a luchar contra la Cruzada Cristiana del siglo XXI, no se trata de un grupo asesino liderado por el cura de un pueblo perdido, son los cristianos, todos, los que han cometido el atentado, los asesinatos, asesinos integrales, muerte al cristianismo, cáncer del pueblo insuflado en los jóvenes desde su más tierna infancia.

Este cuento no tiene moraleja. Que cada uno considere la suya. Solo dos razonamientos.

  • Blas de Lezo y Olabarrieta. Almirante español, vasco, 1689-1741.

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden”.

  • León Felipe. Zamorano. Poeta. 1884 – 1968

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

Publicado en Mesa de Estudio Siglo XXI el 16-09-2017

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 16-09-2017

Publicado en el Blog de Campos el 18-09-2017

 

Anuncios

Todo a Cien – 239 Verte en la eternidad

España, laica oficial, sigue siendo cristiana de hecho, al menos durante unas cuantas generaciones más. El quince de agosto, bajo diferentes advocaciones marianas, es la fiesta mayor de muchas ciudades y pueblos de España.

Regresan a sus orígenes muchas personas que tuvieron que buscarse el sustento más allá de dónde nacieron. Vuelven hijos y nietos a sus juegos de infancia, porque sus padres no tenían otras vacaciones más allá de pasar unos días del verano en el pueblo.

Se rinde culto a la Virgen del lugar, y la puerta de la iglesia es el punto de encuentro en donde se repasa la vida y milagros de los que fueron, de los que ya no están entre nosotros, de los que acompañarán por siempre el tintineo de la carroza de esa Virgen de no sé qué nombre, que no sé qué tiene, que imprime ese carácter y ese sentimiento que, personas que se declaran ateas, tengan un desmedido amor y devoción por la patrona de su pueblo.

Hoy quiero recordar a todos los que nos faltan a nuestro lado, pero en especial, a ese hombre bueno, con un corazón grande, grande, tan grande como él, trabajador, honesto, entregado, paño y solución de lágrimas para todo el que a él recurría, buen hijo, buen esposo, buen padre y buen hermano. Mi hermano Luis, que se nos ha ido hace poco, todavía insultantemente joven.

Sé que estarás empujando la carroza, porque poco antes de morir me dijiste: Estoy esperando ver a Dios para irme con Él. Cuida de nosotros y espero verte en la eternidad.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 15-08-2017

 

 

 

Todo a Cien – 174 No existía para la sociedad

Una mujer de 81 años ha muerto en Reus (Cataluña) en un incendio de su casa provocado por una vela con la que se iluminaba, ya que tenía cortada la luz eléctrica desde hacía dos meses, por impago.

Esta señora sí que era pobre de solemnidad, demandada judicialmente de desahucio por impago del alquiler, no podía pagar el agua ni la luz.

Pero ni se manifestaba ni protestaba. No era joven sin ganas de trabajar, ni inmigrante, ni había estado en la cárcel, ni apoyaba el independentismo. Lo que es lo mismo, no existía para la sociedad.

Subvencionamos a facinerosos de todo tipo y de todas partes, vagos, insolidarios con quienes pagan impuestos, que se aprovechan de la idea imperante de igualdad entre desiguales, y nos olvidamos de quienes han vivido para que nosotros tengamos el estado de bienestar que ellos no tuvieron, o no pudieron conseguir.

Deberíamos reconsiderar nuestro concepto de democracia que, al igual que la caridad, empieza por uno mismo.

 

Publicado en el Blog de Campos el 15-11-2016

Día de difuntos

Otros años, en tal día como hoy, he escrito un artículo en recuerdo de las personas queridas que todos hemos perdido. Este año quiero rendir un homenaje a los que nos han dejado, con dos poemas: La muerte no es el final, de Cesáreo Gabaráin Azurmendi y Coplas a la muerte de su padre, de Jorge Manrique.

 

La muerte no es el final, Cesáreo Gabaráin Azurmendi

Tú nos dijiste que la muerte
no es el final del camino,
que aunque morimos no somos,
carne de un ciego destino.

Tú nos hiciste, tuyos somos,
nuestro destino es vivir,
siendo felices contigo,
sin padecer ni morir.
Siendo felices contigo,
sin padecer ni morir.

Leer Más…

Todo a Cien – 158 Cubierto de hierba

Había desaparecido ante, al menos, diez personas, que juraban ante su Dios y perjuraban ante sus correligionarios que estaba muerto, que las balas atravesaron su cuerpo un dieciocho de agosto, que nunca más se pondría su pajarita negra, que yacía para siempre junto a un maestro cojo, en algún lugar que todos conocían pero nadie identificaba con exactitud, hoy cubierto de hierba y rastrojos. Habían pasado muchos años, su historia se acrecentó con el tiempo, reconocidos hispanistas e interesadas revanchas subvencionadas buscaban con ahínco los restos, perdidos ante opiniones contradictorias, con la oposición de la familia que le sobrevivió, que mantenía su deseo de descanso eterno en campo abierto, desconocido para todos, icono poético y sin banderas de tiempos pretéritos. No hace tanto tiempo se publicó una esquela mortuoria en México, Distrito Federal, comunicando el óbito del compañero sentimental de un importante político, anciano como él, al que había legado sus escritos tantos años silenciados. Dejad que los muertos reposen tranquilos y dad trabajo a los vivos.

 

Publicado en el Blog de Campos el 18-08-2016

Todo a Cien – 151 Muerte en la arena

El pasado sábado murió un matador de toros víctima de una cornada que le rompió la aorta. Muerte fulminante y dolor en todas las personas de bien.

“Muere un tal Victor Barrio, de profesión asesino de toros en Teruel. Yo que soy muy educado hasta el punto de ser maestro, lo único que lamento es que de la misma cornada no hayan muerto los hijos de puta que lo engendraron y toda su parentela, esto que digo lo ratifico en cualquier lugar o juicio. Hoy es un día alegre para la humanidad. Bailaremos sobre su tumba y nos mearemos en las coronas de flores que te pongan. Cabrón”. Escrito en internet por Vicent Balaguer, valenciano, maestro. ¿Se puede ser más mala persona? Podrán gustarte más o menos las corridas de toros, incluso nada. Pero odiar a un semejante hasta tal punto, no es humano ni digno. Y además, es maestro. ¿En qué manos ternemos la educación de nuestros hijos y nietos?

A personas como ésta, debería devolverles sus ideas un espejo.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 11-07-2016

Todo a Cien – 149 Comparaciones odiosas

El cambio oficial es de 10 bolívares por dólar. El cambio real en el mercado negro es de 1.000 bolívares por dólar. La inflación, secreto de Estado pero comprobada in situ por quien sabe de ello, el 800% en lo que va de año. En los mejores hoteles de la capital se corta la luz desde las nueve de la mañana a las seis de la tarde. Fuera de allí, los cortes de luz son diarios. Falta el pan; la mayor productora de cerveza, La Polar, ha tenido que cerrar la producción por falta de materia prima; los productos básicos (arroz, harina, aceite, leche, pañales, etc …) se venden en los supermercados en días alternos según el número de identificación policial y conforme avanza la semana las estanterías se encuentran desabastecidas, colas de kilómetros para todo, infinitos trámites burocráticos para salir del país, no se puede salir de noche, la delincuencia campa libre, te pueden atracar por cualquier cosa y pueden matarte para robarte un teléfono móvil o un reloj; víctima de la violencia callejera, muere un ciudadano cada diez minutos; los ejecutivos de empresas, incluidos los españoles, con guaruras armados con subfusiles de asalto; de opinar contrario al poder establecido, ni hablamos; los medios de comunicación, comunicados directamente con la Revolución Bolivariana. Es de suponer que estamos hablando de Venezuela.

 

Conocidas son las excursiones venezolanas de los líderes de Podemos. Su nuevo monaguillo de Izquierda Unida, Alberto Garzón dice que “en Venezuela no hay dictadura, porque hay elecciones, y que Leopoldo López es un golpista”.

 

Todas las comparaciones son odiosas, pero es bueno estar informado para poder opinar y votar.

 

V1

Publicado en el Blog de Campos el 23-06-2016