Tag Archive | justicia

Todo a Cien – 254 Diez de octubre de 2017 – Cataluña

Hoy día diez de octubre de 2017, el Presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha declarado en el Parlamento Catalán que “propone suspender la declaración de independencia para abrir un diálogo, asumiendo el mandato de hacer de Cataluña una república independiente”, sin haber declarado la independencia. Declaración que jurídicamente puede provocar dolores de cabeza a más de uno, por las diversas interpretaciones que se pudieran hacer. Parece que la opinión de la Unión Europea y la salida masiva de importantes empresas de la geografía catalana, le han empujado a “conceder” a España, y al mundo entero, un tiempo adicional para que los políticos nacionales, y la intervención internacional, se arrodillen a sus pretensiones, apoyado por radicales, anti sistema, okupas, vividores de los impuestos ajenos, del odio, podemitas, y de aquellos que quieren pasar a la historia negra como mártires de un sueño roto por la realidad.

Si el Gobierno Nacional no se muestra fuerte en la defensa y cumplimiento de la Constitución y la ley, estará transgrediéndola, agravado el asunto si lo que está en juego es la España asimétrica, plurinacional, federal o de concesiones económicas y fiscales a favor de unos y en contra del resto de los españoles.

Somos muchos los que juramos la defensa de España: “¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor cumplir fielmente vuestras obligaciones militares, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, obedecer y respetar al Rey y a vuestros jefes, no abandonarlos nunca y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?”.  “Si cumplís vuestro juramento o promesa, España os lo agradecerá y premiará y si no, os lo demandará”.

Estamos ante un Golpe de Estado, en el que todo el mundo se anda con mucho cuidado en sus expresiones, incluso con pronunciamientos favorables por parte de ciertas personas y organizaciones políticas y sociales, cuya defensa ante todo el que no esté de acuerdo con ellos, es que son/somos fascistas. Dejaremos para otro momento la definición de fascista. ¿Se vería con los mismos ojos de transigencia un Golpe de Estado de las Fuerzas Armadas para hacer valer el artículo 2 de la Constitución …  “se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”; y del artículo 8 que dice: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional?

No se puede negociar con los golpistas. Detención, juicio y cumplimiento de sentencia. Elecciones generales autonómicas en Cataluña y en España. Y nuevas negociaciones por diferentes personas de las que hasta ahora se han encargado de ello. Todo por ese orden. Por la unidad y la paz en España.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 10-10-2017

 

 

Anuncios

Cumplir la ley

Para decidir si algo está “bien” o “mal”, tenemos una regla muy sencilla: la redacción debe ser verdadera. Debemos escribir lo que es, lo que vemos, lo que oímos, lo que hacemos.

Por ejemplo, está prohibido escribir: “la abuela se parece a una bruja”. Pero sí está permitido escribir: “la gente llama a la abuela la Bruja”.

Está prohibido escribir: “el pueblo es bonito”, porque el pueblo puede ser bonito para nosotros y feo para otras personas.

Del mismo modo, si escribimos: “el ordenanza es bueno”, no es verdad, porque el ordenanza puede ser capaz de cometer maldades que nosotros ignoramos. Escribimos, sencillamente: “el ordenanza nos ha dado unas mantas”.

Escribiremos: “comemos muchas nueces”, y no: “nos gustan las nueces”, porque la palabra “gustar” no es una palabra segura, carece de precisión y objetividad. “Nos gustan las nueces” y “nos gusta nuestra madre” no puede querer decir lo mismo. La primera fórmula designa un gusto agradable en la boca, y la segunda, un sentimiento.

Las palabras que definen los sentimientos son muy vagas; es mejor evitar usarlas y atenerse a la descripción de los objetos, de los seres humanos y de uno mismo, es decir, a la descripción fiel de los hechos.

Los párrafos anteriores son de Agota Kristof en “Claus y Lucas”. Es la diferencia entre mi sentimiento personal y la realidad de lo que es.

Leer Más…

La Cataluña del 1-O

Como dejé escrito en “Historia de la Banca. Sus inicios. De Babilonia a los Templarios”, revisión 2016, en Cataluña, Ramón Berenguer III “El Grande”, conde de Barcelona, descendiente de los emperadores carolingios y de los reyes de la casa de Borgoña, que tuvo como primera esposa a María, hija del Cid, ingresó en el Temple en calidad de miembro asociado el 14 de julio de 1130.

En Aragón, el rey Alfonso I El Batallador había hecho un testamento en Bayona en el año 1131, que ratificó en 1134, tres días antes de su muerte, en Sariñena (Huesca), en el que declaró herederos y sucesores de todos sus reinos y señoríos, por partes iguales, al Santo Sepulcro, a la Milicia Templaria, y a los Hospitalarios de Jerusalén. Los templarios declinaron dicha soberanía, cediendo sus derechos a Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, que casó con Petronila, hija de Ramiro II de Aragón, hermano de El Batallador, que así ceñía en sus sienes la corona del Reino de Aragón.

Fruto de las negociaciones llevadas a cabo hasta obtener este desenlace, en 1146, con el acuerdo del Papa, el Temple acepta combatir a los musulmanes en un frente distinto al de los Santos Lugares, en la Reconquista de la Península Ibérica, a cambio de un quinto de las tierras conquistadas ó por conquistar, siendo el sitio de Tortosa en 1147 su primera intervención guerrera en España. Otras batallas en las que participaron fueron en la conquista de Lérida, la batalla de las Navas de Tolosa, las conquistas de Mallorca y del Reino de Valencia, …

Leer Más…

Todo a Cien – 252 Veinte de septiembre

En mi artículo “Cataluña está quebrada” del mes de mayo pasado decía que “si el objetivo final de Cataluña es separarse del resto de España, no le des más préstamos del FLA, no les hagas el Corredor Mediterráneo, no avales sus emisiones de deuda, noquéalos ahora antes que el boxeador se recupere y acabe haciéndote daño él a ti”. Era la alternativa a una guerra civil declarada.

El veinte de septiembre pasará a la historia de España como el día que el “pasmao” Rajoy ha demostrado no ser tan inoperante como se pensaba, y más estratega de lo que se presuponía.

La actuación del CNI y de servicios secretos de otros países, fundamental ambas cosas hoy en día en España, de la judicatura dictando órdenes de detenciones masivas, Guardia Civil y Policía Nacional, aguantando de forma impasible provocaciones de todo tipo, el requisamiento de nueve millones de papeletas de voto ilegal y el bloqueo de los fondos bancarios para pagar los gastos corrientes de la Generalitat, frente a la inducción a la insurrección de los medios de comunicación secesionistas catalanes, de los partidos independentistas, el tomar la calle poniendo de escudo a las mujeres, niños y tullidos en primera línea de resistencia, el abandono del Parlamento Español por parte de parlamentarios independentistas, la ayuda manifiesta de los extremistas de Podemos y la falta de contundencia estadista del PSOE (o PSOP). Falta que los Mossos d’Esquadra pasen a depender directamente del Ministerio del Interior. Esa es la situación hoy.

La democracia es el respeto y cumplimiento absoluto de la ley y de la Constitución establecida. Quien los transgrede es el golpista.  Votar es democracia, si se hace dentro de la Constitución. Botar a los golpistas es obligación de los verdaderos demócratas, con una actuación firme, adecuada y rigurosa.

Si el Gobierno Rajoy sale airoso de este embate, en la que la ciudadanía ha identificado la actuación que todos y cada uno de los concurrentes, podría obtener mayoría absoluta en las próximas elecciones generales.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 21-09-2017

 

 

Todo a Cien – 251 Bien o mal hecho

Una parte de los nacidos en democracia, han aprovechado al máximo las oportunidades que han tenido. Los han educado en su casa, porque sus padres no han hecho dejación de sus responsabilidades derivando esa función a maestros y profesores; han estudiado, no paseado los libros durante el duplo de años establecidos para obtener una licenciatura; han aprendido a tomar decisiones, a decir no, que es básico para conseguir objetivos personales y generales, sabiendo que nunca se puede contentar a todos en todas sus peticiones y deseos. Para que llore yo mañana, mejor que llores tú hoy, que dejó escrito Baltasar Gracián.

Son personas que asumen su formación continua, que quieren perfeccionar su carrera profesional, que aceptan que se les corrija, porque son conscientes que ignoran más que saben, que aprenden constantemente, que analizan y asimilan hasta de sus errores.

Son los que ocupan los puestos de mando y relevancia en las empresas de todo tipo y condiciones. Son el futuro, hijos de los que solamente tenemos presente, ilusión de permanencia de genes en el tiempo.

Curioso, salvo unas cuantas excepciones, no han llegado a la política, en la que se refugia gente mediocre que nunca ganaría en la empresa privada lo que les reporta esa dedicación a la pública que, en realidad, promete utopías y esconde engañar a los más para que se aprovechen los menos. Esto no quiere decir que no haya algunos políticos que ganarían en la empresa privada muchísimo más dinero que lo que ganan en política, esa inequidad de origen comunista que consiste en tratar igual a desiguales.

Cuando se acaba un trabajo, el que sea, nadie pregunta el tiempo que se ha tardado ni el esfuerzo que ha supuesto, solo si está bien o mal hecho.

 

 

Publicado en la Mesa de Estudio Siglo XXI el 15-09-2017

Publicado en el Blog de Campos el 16-09-2017

Iguales ante la ley

El colectivo ARRAN es una organización juvenil independentista catalana, grupo radical adscrito a la extrema izquierda, que se presentó en sociedad en el año 2012 y desde entonces ha reivindicado la autoría de una parte de los ataques que, en forma de pintadas, rotura de cristales, y lanzamientos de pintura, se han producido en distintos puntos de la geografía catalana y en Baleares contra las sedes de los partidos contrarios a la secesión de Cataluña (PP, PSC y C’s) y, actualmente, contra el turismo y a favor de la nacionalización de hoteles y grandes complejos vacacionales de Cataluña. Y la quema de un autobús turístico en Barcelona, sin que hasta la fecha (escribo estas líneas más de un mes posterior a que ocurrieron los hechos) se haya detenido a nadie por este motivo. Ideológicamente, a favor del Islán y en contra del cristianismo.

 

Ha publicado una guía en internet titulada Manual de Okupación – Manual d’okupació, el jovent contruïm alternatives que, en cincuenta páginas, enseña a elegir las viviendas a ocupar, forzar puertas, reventar cerraduras, pinchar la luz y el agua, y cómo reaccionar ante la presencia de la policía.

Hay que elegir las viviendas de las existentes en el stock de los bancos, que diluyen las diligencias de lanzamiento y, normalmente, deben las cuotas de la Comunidad de varios meses, o incluso años. Y estar preparados, con apuntes a pie de calle y planos correspondientes, de por dónde pueden venir las Fuerzas de Orden Público y prever una ruta de fuga.

Elegir pisos que no supongan grandes esfuerzos de trabajo, evitando edificios en rehabilitación o ruina, bloqueando el tráfico en el momento de la okupación para cubrir las espaldas del grupo de entrada. “Un coche estropeado con el capó abierto, alguien bebido que se caiga en medio de la calle… Utilizad la imaginación”. Llevar encima todo lo necesario para no tener que salir durante los tres primeros días y evitar un desalojo exprés. “Si se superan, habrá pasado la tormenta”. Y para superarlos, es necesario limpiar, arreglar parte de la casa, pinchar la luz y “solucionar los problemas” de la instalación eléctrica.

Enseña cómo forzar la cerradura agujereándola con un taladro, emplear una palanca o un pie de cabra para abrir la puerta. Engancharse a la luz comunitaria: “El cable que lleva la electricidad de entrada se llama fase y es de color negro, el de salida se llama neutro y es de color azul, y el de color verde o rojo es la toma de tierra”.

 

 

“Nunca hay que dejar entrar a ningún policía, de uniforme o de paisano, si no tiene una orden judicial y, aunque la tenga, es mejor apuntalar la puerta”, y añaden que el siguiente paso en esa situación será hacer un llamamiento convocando una concentración ante la casa ocupada para presionar a la policía y que desista. Si los agentes utilizan “técnicas represivas”, su única respuesta debe ser la denuncia pública de la represión que desde el ayuntamiento y las instituciones se hace hacia la okupación y hacia los jóvenes “que toman conciencia de su derecho a la vivienda y pasan a ejercerlo de forma autogestionada”. O sea, pena de telediario y medios afines, invirtiendo la carga de la prueba.

También incluyen un apartado en el que alertan de los delitos de los que pueden acusarles, como usurpación, daños, robo con fuerza sobre las cosas, desórdenes públicos, resistencia, desobediencia, violación de domicilio, fraude del fluido eléctrico y atentado a la autoridad, entre otros. “Se da cuando ejerces fuerza contra la policía, pero no es necesario, bastaría con insultarlos, intimidarlos o ejercer resistencia activa grave”.

Pienso en voz alta y me pregunto a mí mismo: Si esto lo hubiera publicado una Peña de las Ferias de mi pueblo, ¿habría intervenido la policía y la Fiscalía correspondiente? Si lo hubiera hecho un pelotón de La Legión, ¿habría intervenido el JEMAD? Si lo hubiera hecho una Asociación de Vecinos de Villamonte de Arriba, ¿se hubiera permitido? ¿Somos o no somos todos iguales ante la ley? Parece que, en Cataluña, no. Empezando por la Generalitat, que utiliza como papel higiénico las sentencias del Tribunal Constitucional, pasando por el gran líder Pujol, que parece ser no ha roto un plato en toda su vida, hasta estos pequeños monstruos, algunos hijos de ricos que viven desahogadamente en chalets con piscina privada, que atacan la convivencia diaria y socaban la riqueza que aporta el turismo.

Más arriba y mucho más grave, las personas e instituciones que dirigen la secesión catalana y su problemático encaje jurídico. El desencuentro, en todos los aspectos, entre españoles, es cada vez más evidente.

En esta ocasión, solo recordar cómo actuó la República Española en una situación semejante: Sin debilidad ni crueldad, pero enérgicamente.

En la exposición de motivos que se reflejan en el Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, nº 232, domingo 07-10-1934, a la que sigue el Decreto de declaración del estado de guerra, de la Gaceta nº 280, firmado por D. Niceto Alcalá-Zamora y D. Alejandro Lerroux, Presidente de la República y Presidente del Consejo de Ministros, Partido Republicano Progresista y Partido Republicano Radical, respectivamente, se dice textualmente:

“En Cataluña, el Presidente de la Generalidad, con olvido de todos los deberes que le impone su cargo, su honor y su responsabilidad, se ha permitido proclamar el Estat Catalá.

Ante esta situación, el Gobierno de la República ha tomado el acuerdo de proclamar el estado de guerra en todo el país.

Al hacerlo público, el Gobierno declara que ha esperado hasta agotar todos los medios que la ley pone en sus manos, sin humillación ni quebranto de su autoridad. En las horas de la paz, no escatimó transigencia.

Declarado el estado de guerra, aplicará sin debilidad ni crueldad, pero enérgicamente, la ley marcial.

… / …

Todos los españoles sentirán en su rostro el sonrojo de la locura que han cometido unos cuantos. El Gobierno les pide que no den asilo en su corazón a ningún sentimiento de odio contra pueblo alguno de nuestra Patria. El patriotismo de Cataluña sabrá imponerse allí mismo a la locura separatista y sabrá conservar las libertades que le ha reconocido la República bajo un Gobierno que sea leal a la Constitución”

Esperemos que, ochenta años después, se solucione el mismo problema, con equidad, justicia e igualdad entre todos los españoles, sin experimentos soñados en noche de ayuntamiento frustrado, sin sangre, pero con plena autoridad de corrección a quien transgrede la ley.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de ALCALÁ DE Henares, nº 2.483, pág. 13 del 09-09-2017

Publicado en el Blog de Campos el 11-09-2017

Todo a Cien – 242 Un fuerte abrazo para Barcelona

No se debe legislar leyes ni escribir nada con la sangre caliente. Pero tengo que unirme al dolor de todos los españoles por el atentado, presuntamente islamista, de esta tarde en Barcelona, en dónde hay una comunidad muy grande de musulmanes a los que los separatistas se han “trabajado” para que voten su escisión del resto de España.

Estos asesinos no han tenido piedad de nadie, cualquier sexo, edad, nacionalidad, rubios o morenos; lo digo para que cuando llegue, que llegará, el ataque estadounidense y/o europeo, nadie se rasgue las vestiduras por las “víctimas civiles inocentes”.

Como otras muchas cosas en España, no hemos tomado en serio esta amenaza religiosa, basta decir terroristas islamistas porque siempre son de esa religión, que está ampliamente instalada en nuestro país, a base de subvenciones pagadas con los impuestos de los españoles.

Mi repulsa para esos malnacidos que ya están inundando twitter e internet exculpándolos; y para la animadversión de la izquierda radical española que “exige el fin de las procesiones de Semana Santa porque ofende a nuestros hermanos musulmanes”.

Y un gran abrazo fraternal para todos los hermanos catalanes.

 

Foto Economiadigital

Publicado en el Blog de Campos el 16-08-2017