Esto es España

España atraviesa en estos momentos una situación muy delicada, en todos los aspectos, probablemente la más débil internacionalmente hablando desde que Dwight D. Eisenhower visitó a Franco en el año 1959.

Después del triunfo socialista de Rodríguez Zapatero tras el infausto 11-M sobre el que el juez Bermúdez, que sentenció el caso en su día dijo que «La verdad es tan terrible que España no está preparada para conocerla», el gobierno de Mariano Rajoy que no rectificó en nada las políticas de su antecesor y que prefirió una moción de censura que sabía tenía perdida antes que traspasar el poder a alguien de su propio partido, llegó al poder Pedro Sánchez con el apoyo de los independentistas vascos -blanqueando etarras y asesinos de casi mil ciudadanos españoles- secesionistas catalanes -blanqueando asesinatos guerra civilistas pasados y urdiendo un engranaje legal para liberar a golpistas independentistas-, anticapitalistas que quieren acabar con el libre mercado y la sociedad liberal, anti constitucionalistas que pretenden derogar la Constitución que nos dimos todos los españoles en el año 1978 y que supuso un fraternal reencuentro, y comunistas de nuevo cuño, surgidos de la nada y que en gran parte se han hecho ricos en pocos años. Y todos, desde ese año 2004, callan, como si tuvieran que taparse sus vergüenzas entre ellos, como si tuvieran que ocultar inconfesables pecados compartidos, como si fueran conscientes que el pueblo nunca les perdonaría sus actuaciones personales y mucho menos gubernamentales de quienes han dirigido esta nación y han llevado a penurias económicas y desencuentros olvidados a su ciudadanía.

Las fricciones entre quienes componen el Gobierno son evidentes. Según Alerta Digital, Soros amenazó a Pedro Sánchez con dejar caer el Gobierno Español si no cedía a las peticiones de Marruecos sobre el Sahara. Rusia y China emiten orden internacional de arresto de George Soros por “terrorista global” e “hijo de Satanás”. No he visto ninguna embarcación de Open Arms recogiendo refugiados ucranianos y eso que las ONG de Soros tienen su base principal en Ucrania. Podemos y resto de comunistas españoles se oponen a la anexión del Sahara a Marruecos. Igualmente, a facilitar armas a Ucrania en defensa de los ataques expansionistas rusos, que podrían incidir sobre algún país de la OTAN y entonces sí que tendríamos “la guerra de las galaxias” en Europa porque, han avisado, “la pelea de fondo que la clase trabajadora (¿) y los pueblos debemos sostener, es la lucha por un orden alternativo al capitalismo”.  Independentistas catalanes y vascos se oponen al expansionismo ruso y marroquí pensando en su frustración personal y regionalista, y 7.000 fills de la puta mare del diable que gritan “puta España” se esconden cuando 35.444 catalanes y a la vez españoles, cantan y animan sin cesar a la selección española de fútbol en Barcelona, y el Grupo Z, ese fundado en 1976 por Asensio padre, escribe que son “colonia española que reside en Cataluña”, conculcando su propia identidad que en su página web dice: “contribuir a la formación de una opinión rigurosa y libre, plural e independiente, fomentando la libertad de expresión e información y los derechos humanos fundamentales … ser un diario libre, plural, progresista, laico, no dogmático, respetuosos con las decisiones de la mayoría …”. Sería muy interesante analizar los flujos bidireccionales grupo empresarial y región autonómica.

Los rusos son listos, muy listos. Acostumbrados como estaban al comunismo, mentes educadas para aceptar sin pestañear las órdenes emanadas del caucus dominante, ricos a costa del sudor obrero, con un receso provocado por la perestroika reformista de Mijaíl Gorbachov, caracterizada por una apertura hacia los países del bloque occidental, cierta liberalización del sistema económico y transparencia informativa, han vuelto a mear fuera del tiesto por el uso y abuso del vodka ingerido por su presidente, que ha acumulado tal riqueza personal que micciona sobre tronos urinarios de oro y que ha puesto de manifiesto, una vez más, que de un comunista cabrón solo se puede esperar una cabronada.

Pero el Nikita Rusek, que es el Juan Español ruso, solo que en cirílico, ha aprendido muchas lenguas extranjeras, entre ellas el español, porque ha pensado que no puede durar mucho un país que no quiere leer a Cervantes en su propio idioma, calculando que al final podrían hacerse con el poder en España, con quién tienen clavada una espinita desde que les paró los pies un tal franquito, a la vez que fueran guardianes eternos para la posteridad de El Quijote en su forma original, como hacen con Fiódor Dostoyevski, Lev Tolstói, Antón Chéjov o Nikolái Gógol.

Y ahora, que tienen cierto resquemor y mosqueo con Ucrania por aquello de no correrse, las fronteras, las cosas sabemos cómo empiezan, pero no cómo acaban, han metido el miedo en el cuerpo a todo el mundo, especialmente a Europa.

España que, como no podía ser de otra manera, forma parte de la defensa militar de Europa, la OTAN o NATO, y del mercado económico de 400 millones de ciudadanos, la Unión Europea, les ha enviado a los ucranianos ametralladoras Ameli del año 1982, de retroceso retardado, retiradas del Ejército Español en el año 2012 porque fallaban más que la escopeta Gañote, que era una barraca de ferias que había en mi pueblo que, como diría Gila, no matan pero asustan aunque, eso sí, descubres el puesto desde dónde has disparado. Porque otra cosa no, pues Rusia tendrá armas nucleares, pero nosotros tenemos pasos de cebra arco iris, bancos morados, golpistas en la calle, etarras blanqueados, perros con ADN, vagos a raudales, un gobierno resiliente, hemos inventado la fregona y el botijo, y  somos campeones del mundo en picaresca. Y la justicia, para aquellos que no se levantan a las seis de la mañana para ir a trabajar, tiene VAR, como en el fútbol, se sabe que el balón ha dado en la mano, pero desconocemos si fue de forma involuntaria o forzada.

Y Pedro Sánchez reclama “enfoque de género” y “salud sexual” en el ataque de Rusia a Ucrania. No se si se refiere a que las mujeres no participen en la guerra -vaya, resulta que para esto no hay igualdad- o a rehabilitar el Cuerpo de Pajilleras del Hospicio San Juan de Dios de Málaga, conocidas como las “Hijas de Nuestra Señora del Vergo Encarnado”, creado en diciembre de 1840 con especialísima dispensa del Obispo de Andalucía, para superar “el mal talante, la ansiedad y la atmósfera saturada de testosterona en el pabellón de heridos del hospital”, a las que se sumaron voluntarias seculares, atraídas por el deseo de prestar tan abnegado servicio. A estas voluntarias, se les impuso (a fin de resguardar el pudor y las buenas costumbres) el uso estricto de un uniforme: una holgada hopalanda que ocultaba las formas femeniles y un velo de lino que embozaba el rostro.

Mientras esto ocurre en el mundo, en España las ayudas y préstamos de la Unión Europea, en vez de dedicarlas a hacer viviendas sociales, de las que se necesitan muchos cientos de miles, e invertir en empresas de nueva tecnología y futuro, se están dilapidando en tapar parches y bocas independentistas, subvenciones a amiguetes, sin control parlamentario y con un contubernio entre partidos que ha llegado al Tribunal de Cuentas, aceptando que sea el Estado, a través de una Comunidad Autónoma, quien responda de las transgresiones jurídicas realizadas por alguien contra el propio Estado. Algún día, cuando pasen muchos años y algún historiador quiera profundizar en este tema, deberá leerlo más de una vez para poder comprenderlo.

Hemos abandonado el campo, sus hombres y sus productos, estamos entrando en un tenso periodo en el que los países subdesarrollados van a inundar nuestros mercados de frutas y verduras más baratas que el coste de producirlas en España; cuando llueve, por unos cuántos ecologistas sin representación parlamentaria de ningún tipo, lo que es igual, de insignificancia nacional, todos los años se viernes millones de hectómetros cúbicos al mar y no son recogidos en pantanos, porque eso son cosas franquistas, pero el agua va a ser el petróleo del siglo XXI, los precios van a subir de una forma exponencial, porque ya, ni llueve: la Agencia Española de Meteorología ha confirmado que España está siendo rociada por aviones con dióxido de plomo, yoduro de plata y diatomita, para que haga buen tiempo y vengan los turistas. Si es difícil hacer un cliente, es más difícil conservarlo, y España, opinión personal, nunca volverá a ser la potencia que fue en turismo, porque ya no existe la seguridad ciudadana que había, los precios se han desbocado al querer vivir todo el año solo trabajando únicamente seis meses en verano, y la competencia en calidad y servicio ha sido superada por muchos otros países.

Pero tranquilos, ya tenemos nuevo presidente de la oposición en la persona de D. Alberto Núñez Feijóo, que ha sido elegido con el 98,35% de los votos, mayoría más absoluta que cuando votábamos en la democracia orgánica de Franco. Y lo primero que ha hecho es nombrar presidente del Comité de Derechos y Garantías Nacional del PP a José Antonio Monago, el mismo que cuando fue Senador visitaba a su amiga Olga en Tenerife every two weeks con cargo al erario, según informó la Cadena Ser entonces. Mi suegro decía: Esto no tiene solución, porque esto es España.

Antonio CAMPOS

Anuncio publicitario

Etiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: