La culpa la tiene Ucrania

El Consejo de Ministros celebrado ayer 29 de marzo de 2022 ha aprobado una serie de medidas como “Respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la Guerra en Ucrania”, poniendo así todo el énfasis en dicha contienda bélica de los males económicos-financieros, retroceso del estado de bienestar y aumento de la inflación en los que en estos momentos nos encontramos en España.

Entre las medidas aprobadas, destacamos:

Rebaja 0,20 euros por litro de combustible repostado, gasóleo, gasolina y gas para todos los conductores, con lo que calculan que el impacto será de 1.423 millones de euros, debiendo ser adelantado ese importe por los suministradores de carburantes y solicitar mensualmente su devolución al Estado.

En aquellas empresas beneficiarias de ayudas directas en las que haya aumento de los costes energéticos, ello no podrá constituir causa objetiva de despido hasta el 30 de junio de 2022. El incumplimiento de esta obligación conllevará el reintegro de la ayuda recibida. Igualmente, no podrán utilizar estas causas para realizar despidos las empresas que se acojan a las medidas de reducción de jornada o suspensión de contratos reguladas para ERE o ERTE.

Limitación de alquileres de viviendas. Contiene una limitación extraordinaria de la actualización anual del alquiler de la vivienda habitual, impidiendo subidas superiores al 2% hasta el próximo 30 de junio.

Se aprueba una nueva línea de avales de créditos ICO por 10.000 millones de euros, cuando todavía quedan por cubrir más de 25.000 millones de la anterior, puesto que los solicitantes no reúnen las condiciones de viabilidad a futuro de las empresas demandantes, por lo que, a la vez, se extiende el plazo de vencimiento de los préstamos avalados por el ICO y el plazo de carencia para los sectores más afectados. Mucho me tengo que equivocar si al final no somos todos los españoles quienes pagamos esta fiesta.

Ayudas para el sector agrario y pesquero: 193,5 millones de euros para los sectores agrarios y ganaderos en conjunto; la pesca extractiva y acuícola contará con unas ayudas de 68,2 millones de euros; y el sector productor de leche percibirá un total de 169 millones de euros en ayuda directa, de los que 124 millones de euros son para el sector productor de leche de vaca (210 euros por vaca hasta un máximo de 40 animales por beneficiario, 145 euros por animal entre 41 y 180 cabezas; y 80 euros por más de 180 vacas), 32,3 millones de euros para los productores de leche de oveja (15 euros por animal) y 12,7 millones de euros para los de leche de cabra (10 euros por cabeza).

Las ayudas directas del Estado para buques y empresas armadoras pesqueras para compensar por el incremento, sobre todo, del precio del combustible sumarán 18,18 millones de euros y oscilarán entre los 1.550,52 euros por barco (con un tonelaje bruto de menos de 25) hasta un máximo de 35.000 euros para los buques a partir de 2.500 de tonelaje bruto.

Hay otra serie de pequeñas ayudas y la posibilidad del aplazamiento en el pago de las cuotas de seguridad social por tres meses.

Se modifica, en contra de la opinión de cualquier ingeniero agrícola, la obligación de dejar en barbecho un 5 % de sus superficies de cultivo y se flexibiliza el requisito de diversificación. Con ello, se podrán movilizar más de 600.000 hectáreas declaradas como superficies de interés ecológico, así como 2,16 millones de hectáreas declaradas para cumplir el requisito de diversificación de cultivos.

Se aprueba una serie de actuaciones destinadas a ayudar a la industria gran consumidora de energía, consistente en una reducción en la factura eléctrica del 80% del coste correspondiente a los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución de electricidad aplicables en cada momento, hasta el 31 de diciembre de 2022 por un total de 225 millones de euros. Y se destinarán 125 millones de euros en ayudas directas a empresas gasintensivas, de lo que se beneficiarán unas 1.600 empresas, de las cuales el 88% son pymes. Otra medida adicional por 73,6 millones de euros serán subvenciones para compensar los cargos de la factura eléctrica destinados a la financiación de la retribución específica a renovables y cogeneración de alta eficiencia.

En un despropósito digno de parodia de Tip y Coll, como sus amigos de “la ceja” están caninos, se incorporan medidas para “paliar las consecuencias desfavorables de la guerra en el ámbito cultural, ya que se considera necesario apoyar a los artistas, empresas e instituciones afectadas por esta situación, para que continúen con su actividad, preservando su libertad de creación”. ¿Y por qué no una importante bonificación fiscal sobre el beneficio que declaren de su “obra artística”? ¿Tenemos los españoles que pagar los jueguecitos de quien hace películas que solo ven sus amigos y familiares?

El plan también refleja el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), con un paquete de medidas inmediatas para paliar las consecuencias del conflicto en Ucrania que supondrá una inyección de más de 1.000 millones de euros, incluyendo la bonificación al precio del combustible que supera los 600 millones para el sector. Y se incluye una línea de ayudas directas de 450 millones, que supondrán ayudas de 1.250 euros por camión, 900 por autobús, 500 por furgonetas y ambulancias, y 300 por vehículo ligero (taxis y VTC).

Y hace un apartado especial sobre las facilidades a los refugiados ucranianos que soliciten la nacionalidad española, que estarán exentos de aportar los certificados de nacimiento y antecedentes penales de su país de origen, asimilándose así a las personas refugiadas y apátridas reconocidas como tales por el Ministerio del Interior.

Entre esos refugiados, ¿no hay ningún delincuente, violador, asesino, incluidos los que liberó al antiguo payaso y hoy presidente de Ucrania a cambio de su actualizada película “Doce del patíbulo”? ¿Huyen de su país negándose a defenderlo y pretenden que los muertos los pongan la OTAN y Estados Unidos? ¿Con qué fondos dinerarios contamos en España para atender adecuadamente a esas personas? ¿No debíamos sentir con el corazón y pensar con la cabeza? Por favor, sumen el importe total de las medidas adoptadas “para paliar las consecuencias del conflicto en Ucrania” y compárenlas con el cuadrante que sigue a continuación, y díganme qué es más urgente y necesario.

Anuncio publicitario

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: