Sergio Ramírez – Libertad de expresión

Sergio Ramírez es Premio Cervantes 2017. Hombre de armas y letras. Empezó literariamente en 1960 escribiendo su primer cuento, El Estudiante.  Cuentos, novela, ensayos, crónicas periodísticas, su obra alcanza más de cincuenta publicaciones en formato libro, y diferentes premios y distinciones en varios países latinoamericanos, Francia y España. Sandinista, apoyó al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y formó parte de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. En 1984 se distanció del movimiento sandinista y desde entonces no ha cejado en sus críticas, habiendo obtenido el citado Premio Cervantes, entre otras razones, porque destaca «como intelectual libre y crítico, de alta vocación cívica».

Su última novela, Tongolele no sabía bailar, se centra en las protestas políticas antigubernamentales en su país de 2018, contra la censura de los medios de comunicación, la “ley antiterrorista” que prohibía las manifestaciones, la represión “brutal” del Gobierno que produjo la muerte de 325 ciudadanos, y otras acciones contra la libertad de expresión, y como  la crítica y la defensa de la libertad están reñidas con el actual poder gobernante en Nicaragua y su presidente Daniel Ortega, “el hombre que luchó con todas sus fuerzas para derrocar a un tirano que representaba la última fase de la dinastía tiránica que había nacido en 1937 bajo el apellido Somoza, hoy puede que se haya convertido precisamente en una remembranza de ese mismo dictador contra el cual peleo en todos los terrenos hace varias décadas. Daniel Ortega, otrora líder de un movimiento limpio y puro ante los ojos de sus seguidores, parece haberse diluido en la embriaguez que genera la experiencia de ver el mundo desde el poder y no desde la oposición”, en palabras del analista político Geovanny Vicente Romero.

El Gobierno nicaragüense ha dado orden de captura contra Sergio Ramírez imputándole delitos de “lavado de dinero, bienes y activos; menoscabo a la integridad nacional, y provocación, proposición y conspiración”.

Como Nicaragua es país “amigo” del actual Gobierno español, ni el ministro de Cultura, ni el Instituto Cervantes, ni la Asociación de Escritores de España, ni Partidos Políticos, ni Sindicatos, ni ningún medio de comunicación de masas, ni escritores profesiones o vocacionales, ni “el clan de la ceja” de Pedro Sánchez, esos cien escritores elegidos a dedo que van a ser becados para  “fomentar la movilidad internacional de los autores literarios” y “favorecer la reflexión artística y el enriquecimiento lingüístico, la investigación y el aprendizaje de nuevas técnicas, formas de hacer, corrientes de pensamiento…”, han abierto la boca para defender la libertad de expresión y el posicionamiento social contrario a la política marxista-comunista imperante en muchos países de Latinoamérica, amigos íntimos y protegidos de una España del mismo signo.

Esta es la España farisea que elogia a quien le interesa en cada momento. Tan buen escritor e igual persona era cuando se le concedió el Premio Cervantes que hoy.

PD – Una vez escrito el presente artículo, 96 horas después de los hechos, muestran su solidaridad y apoyo a Sergio Ramírez la RAE, el Instituto Cervantes, más de doscientos escritores y artistas, entre los que destaca Mario Vargas Llosa, y el ministro de Exteriores del Gobierno de España, José Manuel Albares, que ha manifestado: “La literatura representa la libertad. Quiero rendir un homenaje al gran escritor que es Sergio Ramírez, referente moral e intelectual, por la calidad de tu obra y por tu actividad personal”. Tarde pero contundente. ¡Alabado sea Dios!

Antonio CAMPOS          

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: