Bankia, punto final

La semana pasada la Audiencia Nacional sentenció sobre el llamado “caso Bankia”, nueve años después de los hechos, absolviendo a Rodrigo Rato y a otros 33 acusados de los delitos de falsedad contable y estafa a inversores por la salida a bolsa de Bankia en 2011, concluyendo que “lo que resulta evidente a todas luces es que el proceso que culminó con la salida a Bolsa de Bankia fue intensamente supervisado con éxito por el Banco de España, la CNMV, el FROB y la EBA, contando en definitiva con la aprobación de todas las Instituciones.”

 

 

En 2012 escribía yo el artículo que sigue a continuación:

Bankia, con perdón

Continua la novela Bankia, a la que hemos dedicado con anterioridad diversos comentarios en estas mismas páginas. Ha sido admitida a trámite la querella interpuesta por UPyD contra Bankia, BFA y treinta y tres personas del total de las que formaban los anteriores Consejos de Administración de dicho grupo empresarial.

Se les acusa de delito de falsedad de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida en relación a blindajes personales y prejubilaciones.

El auto corresponde a diligencias previas y como indica la propia fiscalía “un criterio de imputación genérico … pero insuficiente para la atribución de conductas delictivas concretas”.

Los temas de los que se les acusa, en mi opinión, son muy difíciles de probar real y fehacientemente; aparecerán informes, auditorías, valoraciones que justificarán que en tal fecha tales activos estaban valorados en tales importes, autorizaciones de los órganos competentes al respecto, actas de responsabilidad compartida, etc, etc … y de aquí a mucho tiempo, cuando el juez Andreu Merelles que firma el Auto, sea ascendido porque es un profesional absolutamente competente y con futuro en la Magistratura, se sucedan los recursos hasta su agotamiento, y alguno de los imputados haya fallecido, la responsabilidad personal en el asunto se diluirá en la nada.

Pero el Auto contiene una serie de investigaciones a realizar verdaderamente interesantes:

  • Recabar documentación del Banco de España, FROB, CNMV, de la propia Bankia y de las siete cajas que dieron lugar a Bankia – aquí está lo más importante del asunto – de todos los créditos, avales y otras operaciones crediticias que concedieron a partidos políticos, a los propios consejeros, altos cargos y familiares, directa e indirectamente, a título personal o a través de empresas controladas por ellos.
  • Informes de las actas de inspección del Banco de España, tramitados o no posteriormente por el Gobernador, citando como testigos al anterior Gobernador del Banco de España y al Presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Y yo pregunto, con el ánimo de no ofender ni pecar:

¿Quién nombró a todos los involucrados para el desempeño de sus puestos? ¿Alguien piensa que en ningún momento esas personas no informaron a quien los nombró, a quien les deben el poder dar de comer a sus familias, sus superiores teóricos en resumidas cuentas? ¿Y quienes eran sus superiores?

La primera comunicación de la que tengo constancia escrita es de fecha 22-04-2005, número 11226/RG 24208 del MEH, siendo Gobernador del Banco de España el Sr. Caruana (nombrado por el PP), del Presidente de la Asociación de Inspectores de Entidades de Crédito del Banco de España al entonces Ministro de Economía y Hacienda Sr. Solbes (nombrado por el PSOE) que, por cierto, meses después dimitió oficialmente del Gobierno de la Nación.

Y porque conozco, en fechas posteriores, alguna entidad financiera que diariamente tenía que informar al Banco de España del dinero en caja (tesorería para poder hacer frente a los pagos y por pagos se entiende hasta la compensación de Cámara), y también diariamente tenía que comunicar las operaciones de riesgo crediticio que concedía. O sea, el Banco de España sabía, y sabe, todo de lo que sucede en los Bancos españoles.

¿Por qué ha sido UPyD el partido político que ha presentado la querella? ¿No será porque es el único partido que no tenía representación en el grupo Bankia ni en ninguna otra Caja de Ahorros, ni nombrado a nadie ni información de nadie?

Cambio la pregunta, ¿por qué los otros partidos políticos no han dado un paso adelante, judicialmente hablando, en estos asuntos? ¿Por qué cuando Bankia salió a Bolsa, ante la falta de interés, y de compra, por parte de las grandes gestoras, solicitaron a inversores nacionales acudir a dicha colocación?

¿Cuál es la diferencia en tapar “nuestras manchas negras” con la situación que había cuando mandaban “los flechillas” y su comprensiva frase de “Fulano ha tenido un alcance”?

¿Se va a hacer extensiva la misma actuación a los otros Bancos y Cajas intervenidos o vendidos a terceros con aportación dineraria de todos los españoles, cuya situación podría tener el mismo origen que la del grupo Bankia?

Los afectados por tener que declarar, cada uno en la situación que le corresponda, ¿tirarán de la manta y hasta dónde, o nos encontraremos con otro caso de sumisión absoluta a la obediencia, política, profesional, o de la historia, de militares y curas, entre otros?

Y la madre de todas las preguntas, ¿Por qué los partidos políticos han querido, y siguen queriendo, controlar las Cajas de Ahorros? ¿Cuál es el verdadero interés en el asunto?

Demos tiempo a los profesionales independientes, bancarios y judiciales, a ver si somos capaces de recuperar el prestigio perdido en los foros mundiales. Por mi parte, voy a procurar no volver a hablar más de Bankia hasta que la justicia dicte su última sentencia al respecto y compruebe si ha despejado alguna de mis preguntas.

Se ha dictado sentencia y no se ha despejado ninguna de las preguntas que yo me hacía, es más, abre otra serie de interrogantes de los que, desgraciadamente, no espero respuesta:

¿Quién y cómo va a resarcir a los acusados de las “penas de telediario” y “cárcel moral” a la que han estado sometidos durante estos años?

¿Los accionistas que fueron resarcidos, vía judicial o vía amistosa, de las pérdidas en Bolsa del valor Bankia, tiene que devolver esos importes?

¿Qué pasa con la reformulación de las cuentas de Bankia por parte del sucesor de Rato, ayudado por 24.000 millones de euros prestados por el Estado?

¿Es justicia la justicia aplicada con demora de diez años? ¿No necesitamos más jueces, médicos, policía y resto de servidores públicos y menos subvencionados?

Una vez más, España es diferente.

 

 

 

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: