Archivo de etiquetas| wellcome

La realidad del wellcome

Era junio de 2019 cuando yo escribía: “En todas las empresas serias del mundo, y en todos los Gobiernos sensatos del planeta, existen planes y soluciones alternativas a los mejores deseos de quienes mandan, que es la PMF – Posición Más Favorable, hasta la PmF – Posición menos Favorable, pues no siempre se cumplen los objetivos deseados.

El mundo está muy agitado, guerras con armas, con las finanzas y con palabras, están abiertas en diferentes frentes. España no es ajena a esa situación y, más que una nación unida y al unísono con la Constitución y con quien ostenta el mando, es un reino de taifas en el que cada “burro” tira para su lado. Imaginemos que pudiera pasar algo parecido a lo que sigue a continuación:

Yair Netanyahu, -hijo mayor del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha sugerido en Twitter a árabes y musulmanes que si quieren liberar “tierras ocupadas” empiecen por Ceuta, Melilla y otros enclaves españoles en el norte de África. “Queridos árabes y musulmanes. ¿Queréis liberar tierras árabes e islámicas ocupadas? ¡Aquí tenéis un buen comienzo!”, y adjuntaba un mapa con las ciudades españolas en el norte de África y otras islas en el mar de Alborán. El mapa remarca en cuadrados resaltados Ceuta, Melilla, el peñón de Vélez de la Gomera, el peñón de Alhucemas, la isla de Alborán y las islas Chafarinas.

Tendríamos una guerra contra Marruecos, que tiene mucho más potencial militar que España, sin posibilidad de ayuda por parte de la UE, porque esas ciudades “no pertenecen a Europa”. Primer gran problema.

Los presuntos golpistas catalanes independentistas son condenados a largos castigos. Al haberse traspasado a la Generalitat la responsabilidad de los asuntos penitenciarios, y en función del llamado principio de flexibilidad en la aplicación de la pena, que permite la incorporación del preso a un régimen de semilibertad al pasar a estar clasificado en el segundo grado. Tenemos que hablar … No te preocupes … Se reincorporan a la actividad y, ahítos y henchidos del triunfo, declaran la independencia de Cataluña. Segundo gran problema.

Bildu, y Euskadi en general, quieren anexionarse Navarra. Desde hace al menos veinte años, cuando las empresas financiaban aprender idiomas a sus empleados, querían aprender euskera en un altísimo porcentaje superior al inglés o a otras lenguas financieras o de futuro. El PNV quiere un referéndum con los catalanes y ser reconocidos como nación.  Aparecen reportajes de investigación periodística que relacionan al expresidente Zapatero con concesiones presuntamente anticonstitucionales y, desde luego, indignas de la segunda autoridad del país en su momento. EH Bildu exige el traspaso “inmediato” de 36 transferencias a Euskadi, prioritariamente la Seguridad Social y Prisiones, y de 25 a Navarra. Lo de Prisiones, ya sabemos, todos los presos de ETA a la calle; lo de la Seguridad Social, romper el sistema a nivel nacional es acelerar su desaparición. Tercer gran problema.

Podemos exige a Pedro Sánchez más impuestos y más gastos en subvenciones y “todo gratis” para quienes no dan golpe laboral en toda su vida, todo a costa de una lucha de clases contra lo que ellos llaman ricos. Alguna persona de su entorno dice que “las únicas iglesias que dan luz son las que arden”. Volvemos 85 años atrás, y ya vimos las consecuencias. Cuarto gran problema.

Cuando se dejan crecer los problemas sin poner remedio alguno, llega un momento en el que se hacen incontrolables. Si algún día alguien aplicara la ley acerca de la inmigración, las falsificaciones, las leyes musulmanas paralelas y contra el “todo gratis”, sería una rebelión en toda regla. Ayman Al Zawahiri cabecilla de Al Qaeda Central (AQC), dentro de la estrategia de enfrentamiento que mantiene con Daesh y su líder, Abu Bark Bagdhadi, ha lanzado un mensaje para que los musulmanes se unan en la reconquista de las tierras que en su día perdieron, entre ellas Al Andalus. Quinto gran problema.

Por cualquiera de las causas expuestas, el Ejército Español tiene que estar bien dotado y preparado por lo que pudiera ocurrir.

¿Que esto es muy difícil y parece el guion de una película de miedo? Sí. Pero la noticia más importante en España la semana pasada, fue la boda de Belén Esteban en una finca de recreo de Alcalá de Henares.

En agosto del 2020 insistíamos: “Ayer nos enteramos, por boca del coronel de la Legión Enrique de Vivero, en el programa “Buenos días España” que dirige Santiago Fontela, que Mohamed VI habría impedido visitar Ceuta y Melilla a los Reyes de España en el periplo que están haciendo por todas las Comunidades Españolas. El Gobierno de Marruecos “lamenta y rechaza” la visita oficial que los Reyes de España harán la próxima semana a Ceuta y Melilla, que Rabat considera “ciudades expropiadas” según dijo el portavoz del ejecutivo marroquí, que preside el nacionalista Abás El Fassi. Un portavoz del Gobierno marroquí ha afirmado que “no podemos olvidar un problema primordial, que es el de las dos ciudades ocupadas”.

El Dúo Diabólico (Pedro Sánchez y Pablo Iglesias), la antigua “Novia de España”, hoy la “Niña de Bilderberg”, y Casado, el “Príncipe de los Mediocres”, callan, están de vacaciones, con un incremento exponencial de contagiados por el coronavirus, una parte importante de ellos procedentes de pateras de inmigrantes ilegales, crecen a cientos de miles los parados, más subvencionados, más censura encubierta a través de medios afines, mentiras e incumplimientos de programas electorales en cuanto a sobornos y cuestiones judiciales, Cataluña y Euskadi cada vez más envalentonados con su secesión, y solo falta que los marroquíes, el hermano moro de tres besos en la mejilla, en el protocolo, que parece no es de la misma forma en privado, se descuelgue con una guerra contra España, porque todo el mundo se da cuenta de la debilidad del Gobierno Español, de la debilidad de la oposición y de la ciudadanía en general, que está muriendo lentamente con paliativos hasta que lleguemos al “éxito” por eutanasia pasiva.

Y hoy, que es el futuro de ayer, la realidad es que Marruecos se ha armado con las técnicas más modernas de guerra y cuenta con el apoyo de Estados Unidos, que ha establecido la mayor base militar norteamericana en África en la frontera con el Sahara Occidental, con trato preferente por su islamismo moderado y contención del radicalismo y refuerzo de las tropas francesas en el Sahel. Pero, además, tiene otras cuatro bases en el norte del país que son las que verdaderamente controlan el Estrecho de Gibraltar.

La disputa del antiguo Sahara español es lo que está en juego: Los saharauis se consideran una nación independiente, y los marroquíes una provincia de Marruecos.

Además de los desprecios diplomáticos que España ha realizado a Estados Unidos, hasta tal punto que el presidente Joe Biden no ha hablado todavía con Pedro Sánchez, el que España haya acogido como refugiado al secretario general del Frente Polisario, Brahim Gali, idea podemita comparable a que Cataluña y Euskadi pudieran ser países independientes, ha desencadenado la “invasión silente” por parte de más de seis mil personas que han llegado a nado desde Marruecos a Ceuta, en una táctica similar a la de La Marcha Verde del año 1975, aprovechando la debilidad de España en los últimos estertores de Franco. Ahora se aprovecha la debilidad de una España desunida, enferma, en dificultades económicas, con un gobierno social-comunista único en el mundo democrático y en clara desventaja en material bélico, en calidad y en cantidad.

En el momento de escribir estas líneas, los ilegales llegados a Ceuta han ocupado cuatro colegios, han incendiado uno de ellos, se han producido asaltos a viviendas y comercios, diversos medios de comunicación hablan de una avalancha de personas desde diferentes sitios de Marruecos hacia Ceuta, y al ministro Marlaska, el Niño de Las Cortes, no se le ocurre otra cosa que decir que “se perseguirán todos los delitos de odio respecto a esta crisis con Marruecos”.

¿Wellcome refugiados? ¿Alguien piensa que los que están llegando, bien vestidos, alimentados, con relojes y teléfonos móviles, son realmente refugiados? ¿Alguien piensa que son los que pagarán las pensiones de nuestros jubilados, que vienen con intención de trabajar?

Añádase a cuanto antecede la ¿incompetencia? de nuestros Servicios Secretos en todas sus variantes y diferentes nombres, del Ministerio de Exteriores, del Ministerio del Interior, y de la política general de España, pues un tema de esta envergadura no se improvisa en veinticuatro horas por parte de Marruecos. Y he mencionado incompetencia con un signo de interrogación, no vaya a ser que se trate de algo más grave, porque hay veces que la realidad supera a la ficción.

Solo falta que nos sodomicen, que a alguno le gustará.

Wellcome – Esto es jauja

El Gobierno flexibiliza las normas para evitar una expulsión masiva de inmigrantes. La Dirección General ha enviado esta semana tres extensas órdenes a las oficinas de Extranjería de toda España para facilitar el arraigo, la reagrupación familiar y las renovaciones.

Autor: Ángel Villarino en El Confidencial del 10-06-2020

El Gobierno ha flexibilizado esta semana los trámites para la regularización de inmigrantes, un paso que abogados especializados consideran “un giro de orientación brusco y muy trascendente”.

El lunes, la Dirección General de Migraciones envió tres extensas órdenes con instrucciones a las oficinas de Extranjería de toda España para facilitar las tres herramientas principales de las que disponen los extranjeros para legalizar su situación: el arraigo social, la reagrupación familiar y las renovaciones de permisos. Todo en el contexto de la pandemia y de la nueva renta mínima de inserción, que queda fuera del alcance de quienes residen en España en situación irregular.

“Dentro de este objetivo de que nadie quede atrás”, señala una de las órdenes, “se encuentran también, como no puede ser de otra forma, los ciudadanos extranjeros que residen en España”.

En España viven legalmente más de cinco millones de migrantes. Con el parón económico provocado por el covid-19, una aplicación estricta de las normas actuales —tal y como se venía haciendo— habría dejado a cientos de miles fuera del sistema, ya que serían incapaces de cumplir los requisitos de renovación de sus permisos. Sobre todo,los relacionados con su situación laboral y sus ingresos.

Para no abocarlos a la clandestinidad, la Secretaría de Estado de Migraciones ha dado órdenes de flexibilizar varios procesos y rebajar las exigencias. Así, ha instado a los funcionarios a ser “generosos en la interpretación de las normas para el mantenimiento de la situación legal de los inmigrantes”, en palabras de Francisco Solans Puyuelo, vicepresidente portavoz de la Asociación de Abogados Extranjeristas. Se trata de instrucciones internas del ministerio de José Luis Escrivá que no necesitan pasar por el BOE.

Una de las novedades más llamativas es que se renovarán de manera ordinaria los permisos de residencia de quienes cobran el paro o están recibiendo “prestaciones económicas asistenciales de inserción”, incluida la renta mínima vital. Es decir: en esos casos ya no será necesario presentar un contrato en vigor.

También se flexibilizan las exigencias para aquellos que no han conseguido trabajo o subsidios estables estos meses. A la hora de renovar los papeles, además, no será obligatorio cumplir ciertos trámites burocráticos —como el informe de integración, que se simplifica— que hasta la semana pasada se exigían sin excepciones. Por ejemplo, todas las extinciones de contrato ocurridas a partir del día uno de marzo, se considerarán por causas ajenas a la voluntad del extranjero. También se dará por cotizado todo el estado de alarma para los autónomos, se obviarán las reducciones de jornada, etcétera.

La orden no solo relaja las normas para quienes tienen que renovar sus permisos, sino también para aquellos que están tratando salir de la clandestinidad o reunirse con sus familiares en España.

Incluyen cambios sustantivos en la interpretación de las leyes sobre arraigo social, que es la única forma de regularización realmente operativa en estos momentos. Por ejemplo, se refuerza la figura de arraigo sin contrato de trabajo o con exención de contrato siempre que haya otros medios de vida familiares.

A quienes pretenden regularizar a sus familiares, Extranjería les pide acreditar que pueden mantenerlos a través de unos baremos económicos concretos. La nueva orden lo que hace es rebajar considerablemente los ingresos mínimos exigidos.

Lo cierto es que, hasta hoy, muchos inmigrantes con los papeles en regla no conseguían regularizar a sus cónyuges e hijos incluso aunque todos viviesen en España y aunque los niños estuviesen escolarizados aquí, ya que se les exigían “medios de vida” (salarios o rentas) que eran incapaces de alcanzar, sobre todo cuando tenían a su cargo a un elevado número de descendientes. A partir de ahora, dichos baremos se reducen sustancialmente “sin que perjudique negativamente el hecho de que el familiar o los familiares de los que derivan los medios económicos hayan quedado afectados por la crisis del covid-19”.

A partir de ahora, se aceptan como “medio de vida” las prestaciones económicas asistenciales de inserción, incluido el paro o la renta mínima vital. ¿Pero cuánto se reduce exactamente? Los funcionarios tienen órdenes a partir de esta semana de aprobar los expedientes incluso cuando el familiar que quiere regularizar a sus familiares ingresa menos del salario mínimo interprofesional (SMI). En concreto, basta con que dispongan del 80% del mismo (760 euros al mes) y que el dinero entre de manera estable en el hogar. Además, y al revés de lo que sucedía hasta ahora, se aceptan como “medio de vida” las “prestaciones económicas asistenciales de inserción”, incluido el paro, la renta mínima vital, “así como otras [rentas] extraordinarias que puedan introducirse a raíz del covid-19”.

En la práctica, esto se traduce en que un inmigrante que conviva con su mujer y sus hijos en España podrá optar a regularizar la situación familiar siempre que consiga demostrar ingresos estables de 760 euros al mes, subsidios incluidos.

En cuanto a la reagrupación familiar, figura por la cual un inmigrante puede traer a España a su familia de manera legal, se modifican también los baremos económicos. En concreto, mediante una rebaja del indicador público de renta de efectos múltiples.

El reagrupante tiene que contar con un empleo, aunque esté en suspensión por ERTE, y puede sumar igualmente los ingresos procedentes de la asistencia social. Del 100% del IPREM se baja al 60-75% cuando hay menores a cargo. Por ejemplo, una familia compuesta por una pareja y dos hijos requería hasta la semana pasada 1.344,60 euros al mes. A partir de esta semana, solo necesita 950 euros, y estos pueden proceder de ayudas.

“Esta fórmula”, valora Solans Puyuelo, “termina con una discriminación histórica en que el derecho a vivir en familia se deniega por ser pobre, sobre todo si nos referimos a ese nuevo tipo de pobre con trabajo y nómina pero al que se le exigían hasta ahora unas cuantías de renta difícilmente alcanzables para una familia. Además, tiene trascendencia sobre la figura del arraigo social, como hemos visto, y también para las renovaciones de permisos”.

Las ONG y las asociaciones de abogados de Extranjería valoran la decisión como un “primer paso en el camino correcto”, pero reclaman más: llevan meses exigiendo una regularización de inmigrantes en respuesta a la crisis provocada por el covid-19. “Para mí, y haciendo una valoración global, lo que cambia es sobre todo el espíritu. Hasta ahora, un extranjero era poco menos que una molestia y la norma se aplicaba a rajatabla. Ahora priman la flexibilidad, la generosidad y la racionalidad”, concluye Solans Puyuelo.

 

 

A los pensionistas, recortes; a los okupas, derechos; a los autónomos, nada; el formulario para solicitar el Ingreso Mínimo Vital estará disponible en árabe y también en español, todo un detalle; y a los que no han cotizado en su vida, ayudas de por vida. Cada uno que recibe dinero sin trabajar, debe entender que otro está trabajando para mantenerlo a él.