Archivo de etiquetas| valores

La Bolsa de Valores

El año pasado, por estas mismas fechas y en este mismo medio, hablábamos sobre la Bolsa de Valores que, decíamos, es un mercado en el que se negocian diversos productos entre vendedores y compradores. Sin complicarnos la vida en tecnicismos ni profundizar en aspectos profesionales, es el lugar en el que los inversores particulares compran y venden acciones de empresas, buscando una rentabilidad a sus ahorros mayor a la que, en teoría, obtendrían en productos de renta fija o depósitos bancarios. Las cotizaciones se fijan de acuerdo a la oferta/demanda, son públicos, con seguridad jurídica y fácilmente realizables en dinero efectivo. Debido a ello, los precios fluctúan, siendo productos de riesgo financiero.

Reconozco públicamente que me equivoqué en mis previsiones para el año 2017. Es normal que tanto en política como en las empresas se digan cosas que luego no se llevan a cabo, que se olvidan con el tiempo, tanto por quién las dice como por quienes las oyen.

Hace años, yo tuve un jefe, de edad bastante mayor a la mía, que llegó tarde a la informática, ordenadores y agendas electrónicas. Cada vez que nos reuníamos el comité directivo, sacaba un cuaderno de espiral con bloques de hojas de distintos colores. Cada uno hablaba lo que tuviera que decir, o callar, y él, con cierta frecuencia y sin decir nada, iba apuntando, no sabíamos qué, en diferentes hojas.

Cuando pasaba cierto tiempo, sacaba su cuaderno e iba preguntando según los colores de cada hoja. Fulanito, ¿cómo está esto? Menganito, ¿en qué fase llevas lo otro? Evidentemente, nos dimos cuenta que cada bloque de hojas de cada color correspondía a cada uno de nosotros, y cuando alcanzamos cierta confianza nos dijo: Lo que no se escribe, no se hace.

Hace un año escribí: No soy analista y mis conocimientos se están quedando desfasados ante las técnicas predictivas que hoy existen. Pero leo, sigo estudiando y teniendo contacto con aquellos que saben, y creo que esto se tiene que acabar algún día, si el actual Gobierno se mantiene en el poder, con una oposición moderada y constructiva, se frenan las involuciones secesionistas y sigue disminuyendo la tasa de paro, la Bolsa debería subir a cotas cercanas a las del año 2009. Y un país va bien si la economía va bien, por mucho que lo nieguen algunos.

Sin que sirva de excusa, el dinero siempre tiene miedo, y la involución secesionista de Cataluña, la falta de moderación de la oposición política, tanto por Podemos con su radicalidad como por el PSOE por su plurinacionalidad y falta de posicionamiento claro en las elecciones autonómicas catalanas, y la laxitud del Gobierno con esa declaración de independencia, que si sí, que si no, incluida la actuación del CNI, que yo no creo que ni ellos ni ningún otro servicio secreto con buenas relaciones con España no supieran nada de las urnas chinas, llevan consigo una inseguridad jurídica de la que huyen los inversores.

Porque lo que yo al menos tengo claro es que la economía está creciendo, las empresas están aumentando beneficios y el consumo aumenta, tanto el de ocio como el de bienes y servicios.

Este año he analizado la rentabilidad de la Bolsa de forma estanca de los años 2016 y 2017, incluyendo en este último año la rentabilidad con dividendos, considerando que la crisis del 2007 se ha cerrado, aunque queden flecos que siempre existen en cualquier economía.

 

 

De los 35 valores del IBEX, suben 24 en el año 2017. En verde las rentabilidades positivas superiores al 30% anual y en rojo las negativas mismo porcentaje.

En cuanto al Mercado Continuo, en el que hay que tener aún mucho más cuidado que en el IBEX porque son acciones que las mueven muy pocas personas y en muchos casos un grupo familiar, o sea que pudiera haber un mercado sin liquidez, grandes pérdidas y grandísimos beneficios.

 

 

El crédito bancario después de varios años estancado, presenta un muy moderado repunte, con mayores exigencias bancarias tanto al promotor inmobiliario como a los compradores vía hipoteca, tanto en seguridad jurídica como en tipos de interés. Ya solo quedan doce bancos españoles, y mucho me temo que se reducirá alguno más.

En cambio, hay mucho dinero en efectivo, nacional e internacional, deseando invertir en España, y los depósitos a la vista y a plazo fijo prácticamente no tienen ninguna rentabilidad. Algo parecido pasa, y va a ir a más, en los Bonos y Fondos de Inversión que invierten en Renta Fija. Los tipos de interés se esperan que suban a partir de 2019, por lo que se depreciarán los instrumentos ya existentes a tipos de interés más bajos.

El paro disminuye y aumentan los cotizantes a la Seguridad Social. Siempre quedará pendiente ver cuál es una remuneración digna y justa para el empresario y para el trabajador.

Por el contrario, el tema de la independencia de Cataluña puede seguir trayendo algún disgusto político y económico.

A riesgo de volver a equivocarme, yo creo que hay que invertir en Bolsa, asesorándose convenientemente, pensando con el cerebro y no poniendo todos los huevos en el mismo cesto.

Antonio Campos

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

Bolsa y ahorros

La Bolsa de Valores es un mercado en el que se negocian diversos productos entre vendedores y compradores. Sin complicarnos la vida en tecnicismos ni profundizar en aspectos profesionales, es el lugar en el que los inversores particulares compran y venden acciones de empresas, buscando una rentabilidad a sus ahorros mayor a la que, en teoría, obtendrían en productos de renta fija o depósitos bancarios. Las cotizaciones se fijan de acuerdo a la oferta/demanda, son públicos, con seguridad jurídica y fácilmente realizables en dinero efectivo. Debido a ello, los precios fluctúan, siendo productos de riesgo financiero.

En España siempre se ha confiado en dos productos que se creían eran una inversión segura a medio/largo plazo. Uno de ellos era la vivienda, de lo que hemos hablado en diferentes ocasiones y por cuya causa a nadie le pusieron una pistola en el pecho para comprar e hipotecar, a precio de mercado en su momento, con los resultados por todos conocidos, y la compra de acciones, de lo que vamos a tratar de hablar hoy.

El mercado de las acciones, por compra directa, por participación en fondos de inversión o en fondos de pensiones, afectan a una parte muy importante de la población. Quiero distinguir desde ya, a los profesionales del tema, gestores de fondos, analistas titulados y resto del personal que hace de ello su medio de vida, apartado especial los Fondos extranjeros, que copan un elevado porcentaje del total del mercado y son quienes verdaderamente fijan los precios, del ahorrador particular, ese que va formando una cartera de valores para poder disponer de ella “cuando se necesite”, incluso mejor “si es para la jubilación”.

Leer Más…