Tag Archive | vacuna

No hay selección nacional de camareros

En enero de este año escribía yo un artículo titulado “Dimisión con honor” en el que decía que había presentado su dimisión, asumiendo la responsabilidad de sus errores y anteponiendo su honor, el general de ejército del Aire, Villarroya Vilalta, Jefe del Estado Mayor de la Defensa – JEMAD – máxima autoridad militar española, por haberse vacunado contra el coronavirus, junto a otros altos cargos militares dentro del plan de vacunación del EMAD, porque las Fuerzas Armadas tienen asignado por el Ministerio de Sanidad un cupo de vacunas, al margen de las que se reparten entre las comunidades autónomas para ser suministradas a la población civil, de las que al Estado Mayor de la Defensa le corresponde un porcentaje para el que se estableció un orden de prioridades: personal sanitario, militares que van a participar en misiones internacionales y la estructura de mando, siguiendo un criterio de edad.

Todos somos iguales ante la ley, pero no igual de importantes para la colectividad de los ciudadanos. En mi opinión, el Rey, la Princesa heredera, el presidente del Gobierno, la vicepresidenta primera del Gobierno, el JEMAD, el presidente del CGPJ, por su importancia y por los problemas que podrían presentarse si alguno de ellos muriese de forma repentina por el coronavirus, deberían haberse vacunado los primeros, televisado en directo para general conocimiento, dando ejemplo acerca de la seguridad de las vacunas y salvaguardando sus vidas por el puesto que tienen o desempeñan en la de todos los españoles, en unos momentos convulsos en los que la nación los necesita sanos física y mentalmente.

Me llovieron críticas por todos los lados, que Franco estaba muerto, que todos somos iguales, que nadie tiene que tener prevalencia sobre nadie, en fin, qué haría yo sin mis enemigos que, menos bonito, me dijeron de todo.

Ayer 8 de junio, saltándose el orden establecido por las autoridades, estas mismas autoridades autorizan a vacunarse a los futbolistas de la selección española de futbol, hombres entre 20 y 35 años, ninguneando al resto de españoles de esa edad, y no digamos a los comprendidos entre esos 35 y 59 años, pendientes aún de vacunación. No alcanzo a comprender por qué esos privilegios ante cualquier camarero, dependiente de supermercado, empleado de banca, fontanero o abogado de oficio. Y mucho menos que no se oiga ni una sola voz discordante de esos mismos que censuraban que se hubiera vacunado el JEMAD y la propuesta que yo hacía respecto a las máximas autoridades del país.

Y es que los intereses de “pan y fútbol” para que el ciudadano no piense en los verdaderos problemas que tenemos, y la presión de los medios de comunicación que viven de ello, que verían mermados sus ingresos de una forma importante, hacen que conculquemos, una vez más, el principio de igualdad que marca la Constitución.

Los futbolistas tienen mucho poder fáctico. También ayer, un medio de comunicación nacional publicó que diez jugadores del Real Madrid habrían vetado el fichaje de Conte como entrenador, porque es una persona dura en la exigencia y en el trabajo físico, en cuyo aspecto todos los equipos españoles llegan a Europa arrastrándose por los campos, señal de una deficiente preparación. Cuando un empleado alcanza tal poder en la empresa que se cree el dueño, que impone sus ideas por encima del empresario, ese empleado ha alcanzado su nivel de incompetencia y sobra en la empresa; y los futbolistas no dejan de ser unos empleados en unas empresas que se llaman clubs de fútbol. De ahí las malas formas que muchos importantes jugadores han tenido de salir de sus equipos, y las que nos quedan por ver.

Volvemos a comprobar que el metro no tiene cien centímetros para todo el mundo, que el que no tiene padrino no se bautiza y que seguimos anclados en un mundo caciquil, igual que en la etapa franquista y, lo que es peor, igual que en el siglo XIX. Más vale ser adicto que apto.

Inermes mentales

Imaginarse que tenéis una empresa para la que habéis contratado un Director General, treinta y tantos años, mucha palabrería, persona dinámica y agresiva, que va meneando su figura por los pasillos, pavoneándose ante sus subordinados, proveedores y clientes. ¡Ah!, se me olvidaba, es su primer empleo.

Hace cuatro semanas os dice que solo quiere empleados menores de 55 años.

Hace tres semanas os dice que no, que ahora quiere solo los menores de 65 años.

Hace dos semanas vuelve a rectificar y dice que tampoco, que se apaña él solo, que no quiere a nadie.

La semana pasada, otra vez rectifica y dice que ahora quiere a todas las edades, que todos les valen.

Esta semana, que solo los mayores de 60 años.

Antes de ayer, que únicamente los trabajadores que tengan entre 55 y 65 años.

¿No le mandaríais a hacer puñetas y directamente al paro?

Pues ese es nuestro Gobierno en el tema de las vacunas, en concreto con la de la marca AstraZeneca. Se delega el mando, pero no la responsabilidad, cuando las cosas van bien y cuando van mal. En la empresa privada se asumen responsabilidades. En la política, nos hemos convertido en inermes mentales para reaccionar ante los despropósitos que se están cometiendo.

Comienza el mes de marzo

Pedro Sánchez ha dicho que son inaceptables los “sucesos” de Cataluña. Los sucesos a los que se refiere, no son “sucesos” normales en una democracia, es violencia organizada utilizando técnicas de guerrilla urbana, cócteles molotov, quema de mobiliario urbano, incendios y robos en las instalaciones de BBVA, Banco Santander, CaixaBank, Hotel Meliá, Zara, Loewe y otras grandes firmas del Paseo de Gracia en Barcelona, ataque a una ambulancia que trasladaba a un enfermo, probable intento de homicidio a un policía al incendiar un coche de la Guardia Urbana con ese policía dentro, indefensión de los fuerzas de seguridad del Estado (los policías autónomos también son fuerzas del Estado, en su versión autonómica), no pueden considerarse hechos aislados ni nadie puede pensar que es una expresión improvisada sobre el encarcelamiento de un rapero imbécil, mal educado y antisistema. Es mucho más, es la forma de “tomar la calle” de la ultraizquierda dictatorial para que el resto de españoles sintamos miedo a lo que pudiera pasar si no se cuenta con ellos en el futuro político de este país.

La confirmación a esta afirmación, es que ni Podemos, ni la CUP ni ARRÁN (organización juvenil española de la izquierda independentista catalana), han condenado estos hechos; es más, Podemos alentó las protestas con el lema “Hasta que caigan” (….) “Porque sin futuro no tenemos nada que perder”, consignas que a mí me suenan a guerracivilistas.

El presidente del Gobierno de la Nación dice que son inaceptables, pero no pone ningún medio para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ponga fin a esta violencia, ni habilita las leyes como se hace en las democracias más avanzadas: En Francia, por ejemplo, quemar un coche de la policía, no hace muchas fechas, ha llevada aparejada una condena de siete años de cárcel. Debe ser porque no tenemos la conciencia tranquila y preferimos el enfrentamiento y que los delincuentes estén en la calle a que nos digan que no somos suficientemente democráticos. Hay gente que no comprende que por más que la abeja le explique a la mosca que la flor es mejor para libar que la basura, la mosca no lo entiende ni nunca lo va a entender y chupa permanentemente en la mierda.

La ministra de Exteriores, González Laya, ha ido a Colombia, a Cúcuta, frontera con Venezuela, al puente que une esos dos países, en viaje oficial. El comunista Enrique Santiago, diputado de Unidas Podemos ha calificado la visita de «provocación» y «grave error diplomático», tildando al Gobierno colombiano de «ultraderechista». Venezuela expulsa a la embajadora de la Unión Europea. Santiago manifiesta que si la Unión Europea «asfixia» a Venezuela con «sanciones ilegales», es correcta la respuesta de Maduro al haber expulsado a la embajadora. Y Maduro amenaza a España con la revisión «a fondo» de sus relaciones tras la visita de González Laya a la frontera colombiana.

No sabe la alegría que nos puede dar si se queda con Pablo Iglesias, Monedero, Enrique Santiago y otra media docena de personas de su ideario, que profundicen en sus estudios y asesoramiento a ese país, aunque se queden con algunas empresas españolas allí establecidas, incluido el BBVA, que no puede expatriar los resultados de su trabajo y que, probablemente, estaría encantado de quitarse ese problema de en medio. Ellos ganarían en su revolución bolivariana local y nosotros en tranquilidad, paz y sosiego, política, social y económica.

La Junta de Galicia, presidida por Núñez Feijoo, del Partido Popular, establece la obligatoriedad de la vacuna del coronavirus, abogando por imponer multas de hasta 60.000 euros para aquellas personas que decidan no vacunarse. Sobre el tema coronavirus y las vacunas, hay mucho que hablar, porque hay innumerables opiniones a favor y en contra. Yo he escrito un libro que se llama UN CUENTO GUBERNAMENTAL sobre ello, que estoy actualizando y se va a publicar con el nuevo nombre de UN CUENTO DEL GOBIERNO, en donde recojo multitud de opiniones de expertos sobre este asunto. No me pronuncio ni a favor ni en contra, porque no se nada de medicina, únicamente dejo constancia de lo que dicen los que sí saben.

Y los que sí saben dicen que el pasado 27 de enero, el Consejo de Europa aprobó un documento titulado “Vacunas Covid-19: consideraciones éticas, legales y prácticas”, que se puede consultar, en inglés, en https://pace.coe.int/en/files/29004/html que prohíbe a los Estados hacer obligatoria la vacunación contra el coronavirus o que pueda ser utilizada para discriminar a los trabajadores o a cualquiera que no se vacune.

Por otra parte, un informe de la Fiscalía del Tribunal Supremo señala que “ni en el marco de la legislación sanitaria ordinaria, ni en el de la normativa excepcional contenida o dictada al amparo del R.D. 926/2020 de 25 de octubre, por el que se declara el Estado de Alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el coronavirus SARS-CoV 02, ni en las disposiciones que lo aplican y desarrollan , se ha establecido por ahora con carácter obligatorio la vacunación de la ciudadanía en general ni de ningún grupo de personas en particular (….) En tanto no exista obligación legal de vacunarse, la decisión de hacerlo corresponde en principio a la persona afectada …..”

De todo esto, una cosa me queda clara; no hay distinción de colores en los tics dictatoriales de los genes españoles.

La incongruencia española es que se puede consumir droga, pero está penado cultivarla o comprarla. Ya me dirán ustedes cómo se puede consumir si no se puede comprar. Bueno, esta es disquisición para otro momento. Dos candidatos de Podemos, de Laredo, Cantabria, que fueron cesados a raíz de su detención, y que contaron con la colaboración de otros dos encausados, fueron detenidos por el cultivo ilícito de drogas, casi 500 plantas, filtros, extractores, temporizadores, transformadores, lámparas incandescentes, tubos para ventilación y dos bolsas que contenían hojas de marihuana. También había armarios para el cultivo, una báscula, una máquina de envasado al vacío, garrafas de fertilizante y tierra. El peso de las hojas de cannabis era de 1.660 gramos, con una riqueza del 3,4 por ciento.

El juez considera probado que los dos acusados, que eran pareja (mujer y hombre) y carecían de antecedentes penales, cultivaron desde octubre de 2018 a mayo de 2019 esa plantación, estimando que no hay delito porque la droga intervenida era para consumo propio, pero los condena al pago de una multa por defraudación de fluido eléctrico de 540 euros cada uno, a razón de una cuota diaria de 6 euros durante tres meses, el mínimo legal. Digo yo que ya han tenido “porra”, porque había para fumarse mucho “porro”.

Un inmigrante magrebí musulmán, sin hogar, mata a puñaladas al sacristán de una iglesia en Alcalá la Real (Jaén), cuando este procedía a cerrar la puerta. El alcalde hace un llamamiento a la calma: Son momentos difíciles y de lógica indignación, pero el presunto asesino ya ha sido detenido y debemos dejar que la Justicia siga su curso.

He realizado un seguimiento de esta noticia en los medios de comunicación. Entre los grandes, solo ABC y la SEXTA le han dado cierto protagonismo, este último ocultando la nacionalidad del presunto asesino. Una vez más, se nos trata a los ciudadanos españoles de débiles mentales, silenciando las verdades y haciendo bueno aquello de la época franquista “cuanto menos sepan, menos sufren”.

¿Qué hubiera pasado si hubiera sido al revés, que un sacristán cristiano hubiera matado a un musulmán indigente? Los estómagos agradecidos, los medios de comunicación, periódicos y periodistas subvencionados, tendrían “carne picada” no solo con el asesino, sino con las ideas sociales y religiosas en que pudiera militar, a título personal y general como organización.

La renovación del CGPJ es una lucha abierta, pública y sangrante para controlar el poder judicial, una de las columnas vertebrales sobre las que se sustenta la democracia. Una de las personas exigidas por Podemos para un puesto en esa alta responsabilidad, es la actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, vetada por el Partido Popular. Muy en la línea española de “haced lo que yo diga, pero no lo que yo haga”, esta señora tiene un juicio pendiente en Las Palmas de Gran Canarias por “despido improcedente” o “nulo” de una empleada del hogar que ha tenido sin contrato y cobrando en dinero negro, presuntamente por supuesto. Todo ello, muy en la línea de la novela picaresca española del Siglo de Oro.

La policía ha detenido en Granada a un hombre de 35 años, con 75 detenciones anteriores por robos en establecimientos comerciales, ¿qué esperamos si algunos de los que hacen y los que tienen que aplicar las leyes son los primeros que las transgreden?, ¿es esta la ley que queremos? La policía se juega la vida en la calle todos los días, para que las leyes que salen del Congreso permitan a los delincuentes seguir libres y reincidiendo en sus agresiones a la sociedad.

Dos delincuentes habituales, de nacionalidad española, que cuentan con numerosos antecedentes, asaltan el puesto de Guardia Civil de Villafranca de los Caballeros (Toledo) y sustraen pistolas y uniformes oficiales. Han sido detenidos rápidamente y puestos a disposición judicial.

El hecho no tendría más relevancia que otros muchos que se producen a diario en nuestra sociedad, si no fuera porque el protagonista pasivo es la Guardia Civil y las leyes que regulan el actual modelo policial, en la que se determinan las competencias, estructuras y modo de organización de los cuerpos policiales. La falta de medios materiales y humanos, la ausencia de inversión necesaria para la actualización de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en todos los aspectos y dotaciones, es manifiesta. Alguien prefiere subvencionar votos cautivos, prestos a tomar la calle, que dotar convenientemente a quien nos defiende a los que no transgredimos las leyes.

Todas estas noticias, en conjunto, son ejemplos de opacidad y que la ambición de mando no tiene color, que quien sea el que lo ostente, su propósito es mantener ignorante a la ciudadanía para que no moleste, para que no se oponga, para que personas sin escrúpulos mantengan el poder omnímodo, y que el peor sistema político existente es una dictadura con pátina de democracia.

A las diez, en la cama estés

Tenemos nueva ministra de Sanidad, la anterior ministra de Política Territorial, una canaria que ha pasado totalmente desapercibida hasta ahora, de la que ni le suena el nombre a la mayoría de los españoles. No le será muy difícil hacerlo mejor que su antecesor Salvador Illa, una buena persona, educada, afable, trabajadora, pero sin conocimientos para liderar y controlar la pandemia del coronavirus en la que estamos metidos. Yo también soy una buena persona, creo, pero si me encargan construir un puente sobre el río Henares, se cae al primer pilar que ponga. Es la diferencia entre adeptos y aptos para desempeñar un cargo.

Mientras tanto, La Comunidad de Madrid ha agotado sus existencias disponibles de vacunas; Más Madrid, las migajas de Podemos, ha pedido la suspensión cautelar del Hospital Zendal de Madrid, pretendiendo que cierre las instalaciones y se echen a la calle a todos los pacientes. Según un reportaje publicado en El Mundo, el hospital cuenta con “67 médicos fijos, uno por cada 5,5 pacientes; 435 enfermeras, 1,2 por paciente; 355 auxiliares de enfermería, 0,96 por paciente; técnicos de laboratorio, de radiodiagnostico; técnicos de farmacia, etcétera, además de fisoterapeutas, trabajadores sociales, celadores… En total, en estos momentos trabajan en el hospital de modo permanente 1.150 personas, además del personal de limpieza, seguridad, administrativos, etcétera”. España es el país de la envidia, que no se toma ningún día libre: “Dale al diablo lo que es suyo, lujuria, envidia y orgullo.”

El nuevo ministro de Política Territorial es la constatación de que Celáa lleva razón con su Ley de Educación: Un muy mal estudiante, que repitió cinco años el primer curso de una carrera universitaria, expulsado de la universidad por haber agotado las convocatorias, sin haber trabajado nunca, viviendo de chupar en un partido político desde que tenía dieciocho años, puede llegar a ministro del Gobierno de España. Es la formulación que hace Carlos Glatt, mexicano, ingeniero de Diseño Industrial y MBI (Master of Business Innovation), que dice, entre otras cosas, que se regresa al esquema de contratar candidatos a los puestos por aporte personal, sin título universitario que lo avalen. En eso somos pioneros: Begoña Gómez, esposa de nuestro presidente Pedro Sánchez, ha dirigido nueve masters y una cátedra sin tener título universitario oficial. Estamos ante claros ejemplos de que la ministra Celáa pudiese tener ideas herradas, pero no yerra legislando cuantas indicaciones se le formulan desde el dúo marxista-comunista que nos gobierna.

Iceta es quien afirmó en su día: “Si el 65% de la población quiere la independencia de Cataluña, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso” y “¿Cuántas naciones hay en España? Las he contado. Según los Estatutos de Autonomía, ocho, y si sumamos el preámbulo de Navarra, nueve. Los Estatutos de Galicia, Aragón, Valencia, Baleares, Canarias, Andalucía, País Vasco y Cataluña dicen que son nacionalidades, o nacionalidades históricas. Nación y nacionalidad son sinónimos”. Se ha puesto el lobo a cuidar a los corderos.

Es destituido el JEMAD por vacunarse contra el coronavirus siguiendo las instrucciones de su Ministerio, por una ministra de Defensa sumisa ante su enemigo político Marlaska. Todos somos iguales ante la ley, pero no igual de importantes para la colectividad de los ciudadanos. En mi opinión, el Rey, la Princesa heredera, el presidente del Gobierno, la vicepresidenta primera del Gobierno, el JEMAD, el presidente del CGPJ, por su importancia y por los problemas que podrían presentarse si alguno de ellos muriese de forma repentina por el coronavirus, deberían haberse vacunado los primeros, televisado en directo para general conocimiento, dando ejemplo acerca de la seguridad de las vacunas y salvaguardando sus vidas por el puesto que tienen o desempeñan en la de todos los españoles, en unos momentos convulsos en los que la nación los necesita sanos, física y mentalmente.

Una vez más ha sido el honor, la disciplina, la obediencia debida, lo que este militar ha puesto de manifiesto con su dimisión; lo mismo que él, pero sin órdenes de su superior, han hecho 700 políticos y altos cargos, de los que, únicamente, nueve han dimitido, y no me hablen de colores que la cobardía no tiene ningún color definido.

Las decisiones tomadas por impulso pueden provocar resultados indeseados. Con el título de “Yo acuso” del escritor francés Émile Zola, circula por todas las Salas de Bandera del Ejército un escrito de un excompañero del JEMAD destituido, poniendo de manifiesto el disgusto de los militares (alguien dirá que son solo algunos) por cómo se les está tratando en este momento político, y que la ministra Robles, una de las pocas que se salvan del naufragio del Gobierno, no ha estado a la altura de las circunstancias y ha contribuido, probablemente, a que «alguien se dedique a desmontar las Fuerzas Armadas más al gusto de Podemos».

Por eso de las coincidencias, ERC, EH Bildu, JxCat, la CUP y el BNG han registrado en el Congreso una petición para la creación de una comisión de investigación sobre la voluntad de los miembros de las Fuerzas Armadas, a las que acusan de «manifestaciones filofascistas» y, sin citarlo textualmente, de franquistas y golpistas. Lo que faltaba: ahora resulta que los buenos son los comunistas, independentistas, secesionistas y anticonstitucionalistas. Y el PSOE justifica el cierre de la cuenta en twitter de VOX con el siguiente mensaje:

“Hay ideas que incitan al odio. Hay ideas que fomentan la violencia sobre el diferente. Hay ideas que son amenazas. HAY IDEAS QUE SON DELITO. En Twitter, en la calle y en cualquier democracia. pic.twitter.com/A2utBp5Aqw — PSOE (@PSOE) January 28, 2021”

No seré yo quien defienda a VOX, pero ¿ya no se pueden tener ideas?, ¿ya no se puede ni pensar libremente? ¿Ha hecho VOX algo inconstitucional? Los que piensan imponer el secesionismo, el hembrismo, el comunismo (no olvidar nunca que mató a cien millones de personas en el siglo XX) y otras ideas o actos que van contra la Constitución, ¿qué, con ellos no va eso de que “hay ideas que son delito”?

Cuanto antecede, hay que enmarcarlo en una situación económica al borde del colapso: El FMI prevé que el déficit español sea del 11,7 % en 2020 y 8,2 % en 2021. La Deuda Pública Española respecto al PIB la sitúa en el 118,2% en 2020 y en el 118,9% en 2021. Son los peores datos habidos desde la Guerra Civil. «La deuda pública se disparó como resultado de la crisis y seguirá manteniendo las vulnerabilidades elevadas. Equilibrar el respaldo a la demanda a corto plazo para la recuperación con la sostenibilidad es crítico». Otro aviso al “gratis total” y subvenciones indiscriminadas a los votos cautivos. El sistema actual se mantiene porque se retroalimenta:  Libertos, manumitidos en relación de dependencia respecto del patrono, al que debe respetar como padre, y ambos tienen la recíproca obligación de prestarse sustento en caso de necesidad.

Salvo en el tema de seguridad ciudadana, cada vez nos parecemos más a los primeros años sesenta del siglo pasado, incluido el silencio y el miedo de los ciudadanos, solo hemos cambiado el color de la camisa, confinados y vigilados, evidentemente “por nuestra seguridad”, acabando la jornada con el telesánchez a las nueve de la noche, que ha sustituido a “El parte” de RNE a las diez en punto, de conexión obligatoria: “a las diez, en la cama estés; si puede ser antes, mejor que después”. Un pueblo dormido no molesta a ningún gobernante.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 05-02-2021

Vacuna coronavirus

El protagonista de la película se ha jugado la vida muchas veces persiguiendo a los enemigos de su país, en toda aquella misión especial a la que sus superiores le han enviado. Ahora está en la azotea de un edificio de cinco plantas,  le apuntan los “malos” con pistolas automáticas, las últimas en el mercado de armas, se acercan a él lentamente, recreándose en su el momento en el que van a empezar a abrir fuego, él sabe que morirá, que no tiene opción ninguna de salir vivo de allí; mira hacia la calle, hay un contenedor de obra, en menos que parpadea, tiene que elegir entre lo malo y lo peor; salta al vacío y cae sobre el contenedor, lleno de bolsas de basura que atemperan el golpe; de momento, se ha salvado, aunque parece que tiene alguna costilla rota, magulladuras externas por todo el cuerpo y tendrá que ir a que lo revise el médico no vaya a ser que esté dañado algún órgano interno.

Los malos es el coronavirus; el contenedor con las bolsas de basura es la vacuna que nos ofrecen; y el protagonista, de la vida, no de ninguna película, eres tú. Y tienes que tomar la decisión que consideres más acertada.

Dejando constancia que no tengo ningún conocimiento médico para poder opinar sobre todo esto y que lo que sigue a continuación es un trabajo de hemeroteca, recopilación de opiniones de reputados profesionales que sí están cualificados para ello, pero sin que nadie, hoy, pueda asegurar nada con certeza, es la alternativa de lo que podría pasar si saltas sobre el contenedor.

La primera persona en España que lo ha hecho ha sido Dña Araceli Hidalgo, de 96 años, residente en el centro de mayores Los Olmos de Guadalajara que, tras santiguarse cristianamente, ha recibido la primera inyección contra el coronavirus.

Opinión 01

J. Martínez – Internista: Como médico de atención directa a enfermos covid, quiero aclararle:

– Ninguna vacuna está contrastada.

– Ningún laboratorio ha publicado los resultados de los ensayos clínicos (EC) de sus vacunas.

– Los evaluadores de los EC de las vacunas, pertenecen al propio laboratorio.

– Los controles externos científicos preceptivos, no existen.

– Por los pocos datos que tenemos de Pfizer, Moderna, China-vac y Sputnik, sabemos que:

+ No se incluyen menores de 18 años.

+ No se incluyen pacientes con comorbilidades.

+ No se incluyen, apenas, mayores de 70 años (y los que se incluyen no están enfermos ni toman medicación)‍

+ No son EC simétricos (ejemplo: 4 vacunados / 1 control).

+ La aleatorización es discutible (más en China y Rusia).

+ Ningún EC tiene un seguimiento medio mayor a 3 meses.

+ Parece que la eficacia real de estas vacunas puede estar entre el 50 y el 65%.

Además de esto, recordad:

– El tamaño muestral para eventos secundarios no se alcanza, aunque todos los laboratorios compartiesen datos….

– Como dice The Lancet, recordad el desastre del «Tamiflu». Cuando se compraron millones de dosis que luego caducaron y se desecharon (el gobierno Vasco un millón de dosis).

– Recordad el Rendesivir. Millones de dosis compradas de algo que no sirve.

Finalmente, con todo esto no miento ni bromeo. Quiero una vacuna. Pero una vacuna validada científicamente. No quiero una vacuna políticamente útil.

Opinión 02

Margarita del Val, viróloga y científica investigadora del CSIC. “Eficacia es cuando se mira en un ensayo clínico si protege de síntomas. Solo cuando una persona manifiesta síntomas dentro de los voluntarios, los analizan”. Por el contrario, la efectividad es cuando la vacuna “se utiliza en la población general con gente mayor de grupos de riesgo, que no hay prácticamente en los grupos vacunados”, ha dicho. Por eso, habrá que esperar a ver la efectividad de la vacuna cuando se pruebe en la población general. “Vamos por pasos”, ha señalado, aunque la efectividad es lo más importante … “de momento no se puede hablar de “inmunidad de grupo” porque no se sabe si la vacuna protegerá “del contagio”.

La semana anterior a la Navidad, sigue aconsejando el lavado de manos, el uso de la mascarilla durante todo el año 2021, la ventilación en los espacios cerrados y la distancia social. «No se confíen en absoluto, la vacuna no cura. La vacuna lo que hace es entrenar a nuestro sistema inmunitario. En lugar de enfrentarse a pelo contra la infección, hace que lo puedas entrenar antes».

Opinión 03

Parálisis de Bell, la enfermedad que ha afectado a cuatro voluntarios de la vacuna de Pfizer. La parálisis de Bell es una forma de parálisis facial temporal que se produce por el daño o trauma a uno de los dos nervios faciales. El nervio facial es una estructura en pares que viaja a través de un canal óseo estrecho (llamado canal de Falopio) en el cráneo, debajo del oído, a los músculos a cada lado de la cara. Durante la mayor parte de su viaje, el nervio está encajonado en esta vaina ósea. Cuando se produce la parálisis de Bell, se interrumpe la función del nervio facial, causando la interrupción de los mensajes que el cerebro le envía a los músculos faciales. Esta interrupción produce debilidad o parálisis facial.

Opinión 04

Fuente: https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2020/11/11/coronavirus-antibody-dependent-enhancement.aspx

La vacuna COVID-19 destruye nuestro sistema inmunológico de forma permanente. En el informe “Informed Consent Disclosure to Vaccine Trial Subjects of Risk of COVID-19 Vaccine Worstering Clinical Disease“, publicado en el International Journal of Clinical Practice el 28 de octubre de 2020, se señala que “las vacunas COVID-19 diseñadas para inducir anticuerpos neutralizantes pueden sensibilizar a los receptores de la vacuna a una enfermedad más grave que si no estuvieran vacunados”. Según el estudio:

“Las vacunas contra el SARS, el MERS y el RSV nunca han sido autorizadas y los datos obtenidos durante el desarrollo y las pruebas de estas vacunas indican una seria preocupación: Que las vacunas desarrolladas empíricamente utilizando el enfoque tradicional (consistente en la espiga del coronavirus no modificada o mínimamente modificada que produce anticuerpos neutralizantes), ya sea que estén hechas de proteína, vector viral, ADN o ARN, e independientemente del método de administración, pueden agravar la enfermedad COVID-19 por medio de la amplificación dependiente de anticuerpos (ADE, por sus siglas en inglés).

Este riesgo se disfraza en los protocolos de los ensayos clínicos y en los formularios de consentimiento informado de los ensayos de la vacuna COVID-19 en curso, hasta tal punto que es poco probable que los pacientes comprendan adecuadamente este riesgo, por lo que no es posible un consentimiento verdaderamente informado de los sujetos de estos ensayos.

¿Qué es la amplificación dependiente de anticuerpos? Como señalaron los autores de este artículo en el International Journal of Clinical Practice, los anteriores esfuerzos de vacunación contra el coronavirus – contra el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV), el coronavirus del síndrome respiratorio del Oriente Medio (MERS-CoV) y el virus sincitial respiratorio (RSV, por sus siglas en inglés) – han suscitado serias preocupaciones. Estas vacunas tienen una tendencia a desencadenar una amplificación dependiente de los anticuerpos. Ello significa que la vacuna no refuerza tu inmunidad a la infección, sino la capacidad del virus para entrar e infectar tus células, lo que resulta en una enfermedad más grave que si no hubieras sido vacunado.

En el documento de resumen de 2003 titulado “Antibody-Dependent Enhancement of Virus Infection and Disease” se explica lo siguiente:

“En general, los anticuerpos específicos del virus se consideran antivirales y desempeñan un papel importante en el control de las infecciones virales de diversas maneras. Sin embargo, en algunos casos, la presencia de anticuerpos específicos contra el virus puede ser beneficiosa. Esta actividad se conoce como amplificación dependiente de anticuerpos (ADE) de la infección del virus.

El EDA de la infección viral es un fenómeno en el que los anticuerpos específicos del virus interactúan con los receptores Fc y/o del complemento para promover la entrada del virus en los monocitos/macrófagos y las células de granulocitos y, en algunos casos, la replicación del virus.

Este fenómeno se ha notificado in vitro e in vivo en el caso de virus que representan numerosas familias y géneros de importancia para la salud pública y la veterinaria. Estos virus comparten algunas características comunes, como la replicación preferente en macrófagos, la capacidad de establecer la persistencia y la diversidad antigénica. Para algunos virus, el ADE de la infección se ha convertido en un gran problema en el control de la enfermedad por medio de la vacunación.”

Los virus de la corona no sólo causan la producción de un tipo, sino dos tipos diferentes de anticuerpos:

Anticuerpos neutralizantes, también conocidos como anticuerpos de inmunoglobulina G (IgG), que combaten la infección

Anticuerpos aglutinantes, también conocidos como anticuerpos no neutralizantes, que no pueden prevenir una infección viral

En lugar de prevenir una infección viral, los anticuerpos aglutinantes desencadenan una respuesta inmunológica anormal, que se denomina “incremento inmunológico paradójico”. Otra forma de verlo es que tu sistema inmunológico no funciona para protegerte, sino que te enferma más.

Muchas de las vacunas COVID-19 actualmente en el mercado utilizan el ARNm para instruir a tus células para producir la proteína de punta CoV-2 del SARS (proteína S). La proteína de punta, que se adhiere al receptor ACE2 de la célula, es la primera etapa del proceso de dos pasos que los virus utilizan para entrar en las células.

La idea es que al formar la proteína de punta del SARS-CoV-2, tu sistema inmunológico comienza a producir anticuerpos sin enfermarte. La pregunta clave es, ¿cuál de los dos tipos de anticuerpos se produce por este proceso?

Y aquí hay un punto importante: las vacunas COVID-19 NO están destinadas a prevenir la infección. Como se describe en el artículo “How COVID-19 Vaccine Trials Are Rigged“, una vacuna “exitosa” sólo necesita reducir la gravedad de los síntomas. Ni siquiera se trata de reducir las tasas de infección, hospitalización o muerte.

Entonces, ¿de qué nos estamos protegiendo con una vacuna contra el COVID-19? Como ya se ha mencionado, las vacunas ni siquiera están diseñadas para prevenir la infección, sino sólo para reducir la gravedad de los síntomas. Mientras tanto, es posible que te enfermen más una vez que te expongas al virus. Esto parece ser un gran riesgo para un beneficio realmente cuestionable.

Opinión 05

Fuente: https://www.clarin.com/mundo/nueva-york-medicos-enfermeros-niegan-primeros-vacunarse-_0_BVXJVhtBF.html

En Nueva York, médicos y enfermeros se niegan a ser los primeros en vacunarse: ¿por qué? Tienen prioridad para vacunarse contra el coronavirus, pero por ahora prefieren ceder su lugar: a pesar de una epidemia galopante en Estados Unidos, parte del personal de salud, en general favorable a las vacunas, desconfía de las nuevas porque consideran que no han sido lo suficientemente probadas.

«Pienso que me haré vacunar más tarde, pero por ahora, desconfío», dijo a la AFP Yolanda Dodson, de 55 años, enfermera en un hospital del Bronx que en la primavera boreal estuvo en el centro de la batalla mortal contra el virus.

«Los estudios realizados (sobre las vacunas) son prometedores, pero los datos son insuficientes».

Opinión 06

Bill Gates, cofundador de Microsoft, ha dicho que lo peor de la pandemia de coronavirus está por venir y que lo comprobaremos los próximos meses. «Lamentablemente, los próximos de cuatro a seis meses podrían ser los peores de la pandemia». Y pronostica un mundo tras la pandemia con un 30% menos de horas de oficina y la mitad de los viajes de negocios.

Opinión 7

José Luis Jiménez, experto en aerosoles, profesor de la Universidad de Colorado: «En enero habrá una ola tremenda, un montón de muertos y los hospitales estarán colapsados».

Opinión 08

Eladiofernandez 18-12-2020: La Luciferasa contenida en las vacunas son nanopartículas de cobre que provocan luminiscencia y localización de espectro electromagnético de baja intensidad detectable por espectros 5G e infrarrojos proyectados con cualquier móvil con el software adecuado para saber si estamos vacunados para entrar en centros oficiales, sanitarios, y centros comerciales. Sabrán en dónde se encuentran los vacunados permanentemente y cuando hayan muerto. Así como su escasa movilidad por las próximas enfermedades darán un mapa de los efectos por enfermedad y muerte de las vacunas.

Opinión 09

Fuente: https://as.com/diarioas/2020/12/27/actualidad/1609071768_872917.html

Según explica la EMA, la primera vacuna que ha llegado a nuestro país está basada en la molécula llamada ARN mensajero (ARNm), cuya misión es producir la proteína de pico. “Esta es una proteína en la superficie del virus SARS-CoV-2 que el virus necesita para ingresar a las células del cuerpo”, aclara la agencia.

Al recibir la vacuna, algunas células del organismo leerán las instrucciones del ARNm y producirán temporalmente esta proteína de pico. Entonces, el sistema inmunológico de la persona reconocerá la proteína como extraña y producirá anticuerpos, activando las células T (glóbulos blancos) para atacarla. Así, si, más adelante, una persona vacunada entra en contacto con el virus SARS-CoV-2, su sistema inmunológico lo reconocerá y estará listo para defender al cuerpo contra él.

La EMA y la AEMPS coinciden en que los efectos secundarios registrados durante los ensayos eran, generalmente, leves o moderados y mejoraban pocos días después de la vacunación. En concreto, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, revelaba que las reacciones adversas observadas durante su etapa experimental fueron dolor en el lugar de la inyección (en el 84% de los vacunados), cansancio (63%), dolor de cabeza (55%), dolor muscular (38%), escalofríos (32%), dolor en las articulaciones (24%) y fiebre (14%). Asimismo, también puede producirse hinchazón en la zona donde se administró la vacuna.

Los datos difundidos hasta ahora reflejan que la vacuna de Pfizer y BioNTech sirve para prevenir el coronavirus en personas mayores de 16 años. Sin embargo, todavía no se ha podido demostrar si el fármaco puede evitar la transmisión. Tampoco se sabe cuánto dura la protección brindada por Comirnaty. Para descubrirlo, se realizará un seguimiento durante dos años a las personas vacunadas.

Opinión 10

«Es imposible que haya una vacuna testada como toca en meses, porque eso suele tardar años, como mínimo dos»

Fuente: https://buscandorespuestas.lne.es/salud/libro-instrucciones-vacuna-pfizer/

Traducción del documento de información sobre la ‘vacuna COVID-19 mRNA BNT162b2’ de la vacuna de Pfizer, que responde al nombre de Registro 174 y está destinado a los profesionales de la salud de Reino Unido.

REG 174 INFORMACIÓN PARA PROFESIONALES DE LA SALUD DEL REINO UNIDO

Este medicamento no tiene una autorización de comercialización en el Reino Unido, pero el Departamento de Salud y Asistencia Social del Reino Unido y la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios han autorizado su suministro temporal para la inmunización activa para prevenir la enfermedad COVID-19 causada por el SARS-CoV- 2 en individuos de 16 años de edad o más.

La vacuna de ARNm de COVID-19 BNT162b2 es ARN mensajero (ARNm) monocatenario con tapa 5′ altamente purificado, producido por transcripción libre de células en transcripción in vitro a partir de las plantillas de ADN correspondientes, que codifica la proteína de la espícula (S) viral del SARS-CoV-2.

Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción. No se han realizado estudios de interacción. En ausencia de estudios de compatibilidad, este medicamento no debe mezclarse con otros medicamentos.

Reacciones adversas de estudios clínicos:

Las reacciones adversas notificadas en estudios clínicos se enumeran en esta sección según la clasificación de órganos del sistema MedDRA, en orden decreciente de frecuencia y gravedad. La frecuencia se define de la siguiente manera: muy frecuentes (≥1 / 10), frecuentes (≥1 / 100 a <1/10), poco frecuentes (≥1 / 1.000 a <1/100), raras (≥1 / 10.000 a < 1 / 1.000), muy raras (<1 / 10.000), frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).

Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Poco frecuentes: linfadenopatía

Trastornos del sistema nervioso: Muy frecuentes: cefalea

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Muy frecuentes: artralgia; mialgia

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración:

Muy frecuentes: dolor en el lugar de la inyección; fatiga, escalofríos; pirexia

Frecuentes: enrojecimiento en el lugar de la inyección; Hinchazón en el lugar de inyección

Poco frecuentes: malestar

Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: Náuseas

España, como nuevo país filocomunista de listas negras, ha establecido a través del ministerio de Sanidad un registro para controlar a todas las personas, al que las comunidades Autónomas deberán informar diariamente con nombres y apellidos de quienes se han vacunado, así como los datos de aquellos que rechacen hacerlo, especificando los motivos por los que se niegan a vacunarse, si es por contraindicación médica, por motivos excepcionales o personales.

¿Lo malo o lo peor? ¿Lo conocido o lo desconocido? ¿El presente o el futuro? ¿La seguridad o el riesgo? ¿La mentira mundial del coronavirus o la mentira mundial de la vacuna? ¿Cuántos muertos tiene que haber para que acabe esto? ¿Qué se puede hacer cuando no se puede hacer nada? Estas “solo ante el peligro”. Tú decides. Yo lo que te deseo es salud y larga vida.

Paciencia versus Impaciencia

Autor: Joaquín Ramos López

Fecha: 13-12-2020

En la sociedad de la consecución inminente del deseo en la que vivimos, una reflexión como la que sigue a continuación es un oasis de esperanza.

En pro o en contra, la paciencia juega un papel decisivo en una mayoría de nuestras decisiones. Tener consciencia de administrar este concepto que complementa la oportunidad de la acción emprendida, es fundamental para el éxito perseguido.

El paciente (el que sufre) cuya salud somete al análisis, prescripción y cuidado médicos, puede ser también un enfermo impaciente. Porque llamarse paciente no supone necesariamente sentirse tranquilo de ánimo y esperar ser atendido a su hora e interés; en muchas ocasiones esa esperanza suele mutarse por inquietud y mal humor, porque se quiebra su paciencia.

El deseo de conseguir algo pronto o la necesidad de obtener un resultado inaplazable, puede producir una precipitación de qué arrepentirse. La diferencia, o el “pasillo”, entre actuar paciente o impacientemente, radica en la reflexión y ésta en la ponderación de lo adecuado/inadecuado del acto a llevar a cabo. “La espera prudente -paciente- sazona los aciertos y madura los secretos pensamientos” (Baltasar Gracián)

La impaciencia puede volverse en tormento. Es intranquilidad, es desesperación y hasta puede devenir en ansiedad e irritación; nada de esto es saludable por muy deseable que quiera ser lograr lo perseguido. La paciencia de pararse a pensar y resolver las dudas serenamente, sin necesidad de apurar extremos imposibles, que no imprescindibles, y de decidir razonadamente aquello que mejor nos conviene, dará resultado.

La cultura cristiana ha recalado en la paciencia a modo de virtud y condición de bonhomía. Es repetido el recurso al término y aplicación a hechos y postulados recogidos en la Biblia para con sus más relevantes personajes. ¿Quién no recuerda “la paciencia del Santo Job”, que tantas veces recuperamos para agradecer su beneficio a quien nos la brindó?

Generacionalmente está probado que la paciencia reside sobre todo entre los mayores. Mucho tiene que ver, evidentemente, la experiencia de la vida con sus altibajos de suerte y medida habidos. Queda, no obstante, para unos cuantos, de condición natural inquietos, mantener esa simpática impaciencia donde no acertar por el falso impulso queda solamente en una anécdota para comentar.

Para los jóvenes, con impaciencia positiva también por naturaleza, las ganas de alcanzar metas que los mayores disfrutan -o así creen- les precipita en juicios y acciones que el pasar del tiempo les parecerán “infantiles”. Tienen un riesgo medido, aunque evitable con la ayuda de sus tutores (padres y educadores) que bien deben unos y otros practicar.

Las nuevas generaciones, con algunas excepciones naturalmente, y su proceder, han acuñado un decir social para su referencia: generación “ahora” (now)”; incluso más, “ahora mismo” (right now). Las cosas, la moda, las ideas, todo es de uso inmediato, de gozo rápido, de conocer enseguida, de vivirlo “ya”. Ya no cabe “demora” (delay) Y su práctica es mayormente perecedera, con poco resquicio de futuro.

Por citar un tema de universal actualidad, la paciencia -y la impaciencia- está alcanzando cotas elevadas de manifestación ante la vital presencia y complicación del COVID-19. Ambas suertes, eficacia y debilidad, pueden resultar inconvenientes si falta la virtud y se contrapone la impaciencia. Y están presentes en prácticamente todos los escenarios de convivencia.

Quiero dejar aquí una frase que me ha llegado de un eminente y emérito neurólogo español residente en los EEUU, D. Joaquín Fuster, quien refrenda así la paciencia: “Sin paciencia no hay ciencia”, a propósito de la esperanza de la vacunación contra el COVID-19.