Archivo de etiquetas| usurpación

Agua al mar

La forma de Estado neocomunista avanza en España, con nocturnidad, sin control parlamentario y a base de Reales Decretos. El Gobierno quiere acabar con la propiedad privada, base del sistema capitalista, como uno de los grandes frentes que tiene abiertos.

Al amparo de la situación actual, por Real Decreto-ley 1/2021, de 19 de enero, se modifica el Decreto-ley 37/2020, de 22 de diciembre, de medidas urgentes para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad social y económica en el ámbito de la vivienda, introduciendo el siguiente literal:

«Artículo 1 bis. Suspensión durante el estado de alarma del procedimiento de desahucio y de los lanzamientos para personas económicamente vulnerables sin alternativa habitacional    /… y en aquellos otros en los que el desahucio traiga causa de un procedimiento penal.

1. Desde la entrada en vigor del presente real decreto-ley y hasta la finalización del estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma …. en todos los juicios verbales en los que se sustancien las demandas a las que se refieren los apartados 2.º, 4.º y 7.º del artículo 250.1 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, y en aquellos otros procesos penales en los que se sustancie el lanzamiento de la vivienda habitual de aquellas personas que la estén habitando sin ningún título habilitante para ello, el Juez tendrá la facultad de suspender el lanzamiento hasta la finalización del estado de alarma.

Estas medidas de suspensión que se establecen con carácter extraordinario y temporal, dejarán de surtir efecto en todo caso en cuanto finalice el estado de alarma declarado por Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, prorrogado por Real Decreto 956/2020, de 3 de noviembre.»

Dos. Se modifican las letras b) y c) del apartado 7 del artículo 1 bis, que quedan redactadas del modo siguiente:

«b) Cuando se haya producido en un inmueble de propiedad de una persona física o jurídica que lo tenga cedido por cualquier título válido en derecho a una persona física que tuviere en él su domicilio habitual o segunda residencia debidamente acreditada.

c) Cuando la entrada o permanencia en el inmueble se haya producido mediando intimidación o violencia sobre las personas.»

Traducción: Se posibilita que en los casos de delito de usurpación pacífica (sin violencia ni intimación) el okupa pueda no ser desahuciado, eliminando la mención de delito alguno y se reduce solo a los supuestos (de delitos) en que exista violencia o intimidación sobre las personas. Así, si alguien rompe una puerta para entrar en un piso vacío, no se puede alegar que haya violencia o intimidación de las personas. Es un ataque sin precedentes a la propiedad privada y a la tutela judicial efectiva.

Es una reforma institucional muy importante, como otras que está llevando a cabo este Gobierno, bordeando la Constitución y utilizándola torticeramente. Simulando protección al más débil, que efectivamente hay que proteger, pero que tiene (obligación) de trabajar y el Gobierno de facilitarle la oportunidad que trabaje, se está trasvasando riqueza a quien no produce nada, ni piensa hacerlo en toda su vida, con un sentido ampliamente negativo para quien compra la vivienda, quien la financia y quien paga los servicios inherentes; no es de extrañar que se paralice la inversión en inmuebles, la construcción ante la falta de demanda y la concesión de hipotecas en bienes que no van a poderse recuperar.

Foto Galiciaunica.es

Son demasiados los ataques que se vienen produciendo contra quienes cumplen con honradez su transitar por la vida española, y algún día una gota podría hacer rebasar el vaso de la legislación que se produce, únicamente, para favor de cierto sector de la población, precisamente esa que cree que tiene derecho a todo por el solo hecho de haber nacido, y ninguna obligación, pretendiendo la redistribución a su favor, de la riqueza de quienes se levantan todos los días para ir a trabajar.

Pablo Iglesias ha insinuado que, si no se hace caso a sus planteamientos por parte del presidente, podría abandonar el Gobierno y agitar, tomar, la calle. Olvida que también podría tomarla una parte, con la bandera constitucional que, sin hacer uso de arma alguna para que nadie les pudiera acusar de sedición de acuerdo a la definición que pretenden para que queden excarcelados los golpistas catalanes, siente cómo la democracia, la justicia y la libertad se están yendo como agua que llueve sobre el mar.