Archivo de etiquetas| tsunami democratico

Democracia fallida

A mí no me ha pillado de sorpresa. Tras haber vivido en Bilbao y en Barcelona, llevo mucho tiempo diciendo que estamos otra vez en guerra entre hermanos, larvada, silente, no cruenta, pero en guerra. A los secesionistas les está pasando como a los musulmanes, que usan nuestra democracia para imponer su dictadura.

Los graves sucesos que están ocurriendo en Cataluña esta semana y la inoperancia del Gobierno socialista para reprimirlos, hacen de España una democracia fallida, un país en dónde sus ciudadanos no son libres para caminar por las calles de Barcelona, para portar la bandera de todos los españoles o para poder viajar libremente por carreteras, cortadas, entre otros, por el propio Presidente de la Generalitat, en donde se queman más de cuatrocientos contenedores o se incendia la entrada de la Delegación de Hacienda de Lérida.

 

 

Al Partido Socialista se le está yendo, se le ha ido, el tema de las manos. Iceta pide ahora la dimisión de Torra y nuevas elecciones autonómicas, cuando la semana pasada votó en contra de ello en la moción de censura, porque ve que también se les están yendo los votos.

Pedro Sánchez comparece en televisión para decir, más o menos, que el asunto está controlado y que no hay de qué preocuparse. Cómo se nota que no conoce el vivir diario catalán y el odio en la mirada de los separatistas a todo lo que no huele a sus ideas.

A todo esto, el CNI es el hazmerreír de los servicios secretos mundiales. No se sabe nada del Tsunami Democrático Catalán, pero el buen juez y mal ministro Marlaska dice que “lo acabaremos sabiendo”, guerra de guerrillas perfectamente organizada, que Torra dice son “infiltrados” en sus pacíficos CDR. Podría ser peor: Que el CNI sí hubiera hecho su trabajo, pero que masones catalanes protagonistas de los hechos y masones gobernantes de la nación, lo hubieran ignorado.

Quim Torra hecha más gasolina al fuego: Hoy ha anunciado un nuevo referéndum antes de que finalice la legislatura autonómica. Una prueba más para los crédulos de seguir negociando, agua al mar, absorbida por una ola que va a romper contra la Constitución y la unidad de España.

Alguien tiene que parar esto. No sé cómo ni quién. Pero a lo mejor es el momento de que los políticos descabalguen del pedestal de su ego y se unan constitucionalmente para que nuestro país vuelva a la normalidad democrática.