Archivo de etiquetas| Suspensión de Pagos

Fondo de rescate empresas estratégicas

El Gobierno de España ha creado un Fondo de Rescate de Empresas, por importe de 10.000 millones de euros, con el fin de ayudar a superar la crisis financiera que se ha producido en muchas de ellas con motivo de la pandemia por coronavirus que, en el preámbulo de la Ley en el BOE dice: “No se trata de medidas de rescate de empresas que no eran viables antes del estallido de la crisis de la COVID-19, sino de una forma de inversión en favor de la recuperación y crecimiento de aquellas empresas que, a pesar de atravesar dificultades financieras, resultan viables por disponer de un plan a medio plazo factible y un modelo de negocio idóneo”.

Queda por tanto absolutamente claro que este fondo está destinado a negocios que se consideren “estratégicos” por motivos como, por ejemplo, su impacto social y económico, la salud de las personas o las comunicaciones, deben ser empresas viables a futuro, que atraviesan problemas transitorios de liquidez, pero que tienen capacidad de generar beneficio futuro que salde su deuda con el Estado español, o sea, con todos los españoles.

Este caso es muy diferente al rescate que se hizo a las antiguas Cajas de Ahorro, centenarias y de inmaculado proceder hasta que fueron tomadas al asalto por políticos, sindicalistas y caciques locales, pues de no haberlo llevado a cabo, quienes hubieran perdido su dinero serían los depositantes, porque el Fondo de Garantía de Depósitos no hubiera tenido montante para hacer frente a todos los reembolsos; por favor, no se dejen engañar por los que dicen que se rescató a la banca: ni fue a la banca, que fueron a las Cajas de Ahorro, ni a las propias Cajas, fueron a todos y cada uno de los millones de clientes que tenían allí depositados sus ahorros.

Ahora, como digo, es diferente. Se va a tratar de rescatar y reflotar empresas privadas, cuyos socios se han jugado su dinero y han perdido. Cuando todo iba bien y ganaban mucho dinero, no lo repartieron con los ciudadanos; pero si lo pierden en esta ocasión, sí vamos a ser todos los ciudadanos quienes lo perdamos. Hasta donde yo conozco, se han concedido ya las ayudas solicitadas por:

Air Europa, compañía aérea del Grupo Hidalgo, concedidos 475 millones de euros. Algunos analistas critican que se use dinero público para sanear la empresa sólo con el objetivo de venderla y que los accionistas puedan llenarse los bolsillos, cuando se podría reestructurar y sanear a través de un proceso reglado de bancarrota. El País avisa además que la actuación del gobierno pueda interpretarse directamente cómo un pago de dinero público a la familia Hidalgo.

Duro Felguera, compañía especializada en la ejecución de proyectos “llave en mano” para los sectores energético, industrial y gasístico, prestación de servicios especializados para la industria y la fabricación de bienes de equipo, concedidos 120 millones de euros. Cotiza en Bolsa, no reparte dividendos desde el año 2015, con una cotización máxima en las 52 últimas semanas de 1,50€ y actual de 1,20€. Los analistas le asignan un valor de 0,01 euros.

Ávoris, agencia de viajes que va a agrupar por fusión a las del grupo Barceló (B the travel Brand, Catai, Iberojet, Muchoviaje) y del grupo Globalia (Halcón Viajes y Viajes Ecuador). El nuevo grupo tendrá una facturación anual de 4.000 millones, una plantilla de unos 6.000 empleados y más de 1.500 puntos de venta, además de multicanal. Concedido un préstamo de 320 millones de euros.

Plus Ultra, línea aérea, fundada en 2011, tiene su sede en Alcobendas y su presidente es Fernando García Manso. De acuerdo con la columnista Beatriz Triguero, Plus Ultra solicitó antes un préstamo avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la banca se lo denegó, cuando llevan concedidos 975 mil operaciones a 600 mil deudores por importe de 118 mil millones de euros, de ellos el ICO ha avalado 89 mil millones de euros, de los que yo creo, estoy absolutamente seguro, van a ser morosos una parte muy importe. A destacar que el Gobierno decidió que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) fuera el encargado de analizar si los préstamos que superan los 50 millones de euros son aptos para entrar dentro de la línea de garantías del Estado creadas por la crisis del coronavirus. Em este caso dijo no y quien lo ha autorizado ha sido la SEPI – Sociedad Estatal de Participaciones Industriales.

Se dice que está participada por empresarios venezolanos que son usufructuarios de altos cargos del chavismo, como la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, o la mujer de Nicolás Maduro, Cilia Flores. Y que el abogado que ha gestionado la ayuda del Gobierno es el exjuez Baltasar Garzón, compañero sentimental de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado. Publica Voz Pópuli del 25-03-2021, “Según los últimos datos publicados en el registro mercantil, los empresarios venezolanos accionistas de Plus Ultra controlan el 56,8% de las acciones de la compañía” (…) “tres empresarios venezolanos (Rodolfo Reyes Rojas, Roberto Roselli y Raif El Arigie Harbie) controlaban el 47,23% de Plus Ultra a través de una sociedad denominada Snip Aviation, dedicada a la “tenencia de participación en el capital de otras entidades”, según las cuentas de la empresa relativas al ejercicio 2018. Sin embargo, los últimos datos del registro mercantil detallan que a 31 de enero de 2020, esa sociedad tenía el 45,33% de Plus Ultra. Pero, además, según consta en el registro mercantil, la sociedad FlySpain, propiedad 100% de Snip Aviation y de la que es administrador único Rodolfo Reyes Rojas, también controlaba a cierre de enero de 2020 el 11,47% de la aerolínea. De ser así, todos estos accionistas sumarían el 56,8% de Plus Ultra”. Con lo que se incumpliría uno de los requisitos para recibir estas ayudas.

Opera únicamente con un avión y en la ruta de Madrid a Caracas, pasando por Tenerife; también desde Caracas a Lima y Quito. Según AENA, transportó 99.885 pasajeros en 2018, que aumentó a 156.139 personas en 2019 y que se redujo a 47.194 en 2020.

En pérdidas contables desde el año de su fundación, a cierre del ejercicio 2020, la compañía tenía un fondo de maniobra negativo de 5,75 millones. Cerró el año con unas pérdidas de 2,78 millones. Su patrimonio neto era de tan solo 5,84 millones. A esta empresa se le han concedido 53 millones de euros del Fondo de rescate que nos ocupa y que, con los datos financieros que presenta, es imposible que devuelta el préstamo concedido.

Dadas las circunstancias que concurren en la misma, será noticia durante mucho tiempo.

Otras empresas o grupo empresariales que han mostrado su intención de solicitar estas ayudas, pendientes en estos momentos, son:

Celsa, el mayor grupo siderúrgico de España, con casi 10.000 empleados de forma directa, que ascienden a más de 33 mil si consideramos directos e indirectos, pidió un rescate inicial de 350 millones de euros, que ha aumentado este mismo mes de marzo a 700 millones de euros.

Abengoa, opera en los sectores de infraestructuras, medioambiente, energía y parques de placas solares, entre otros. En Concurso de Acreedores desde primeros de este año, tras encadenar rescates, acuerdos de reestructuración y aplazamientos en el pago de deudas durante años, con anuncio de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de abrir expediente sancionador al consejo de administración anterior por no remitir las cuentas de 2019, una infracción que se considera “muy grave”. El Pasivo que se le supone a la empresa es superior a los 6.000 millones de euros, de ellos más de 1.200 millones de euros a proveedores.

Solicita un rescate de 249 millones de euros que, casualidad, las peticiones de 250 millones de euros en adelante han de reportarse para su análisis a Competencia de la Unión Europea, que para las cifras en las que se mueve este grupo empresarial, es echar agua al mar, a nombre de Abenewco 1, la filial que agrupa los activos más productivos y valiosos de Abengoa, que no está en concurso de acreedores.

Fuentes conocedoras de la empresa dicen que Abengoa pasará a la historia por protagonizar la mayor quiebra en España.

Mediapro, el mayor grupo de producción audiovisual español, de contenidos para cine y televisión, la gestión de derechos deportivos y la gestión de servicios audiovisuales y otros servicios asociados. Produce contenido para las cadenas nacionales españolas TVE, Antena 3, La Sexta, Telecinco y Cuatro, entre otras. Tiene los derechos sobre la retransmisión del futbol, prácticamente de todos los países importantes.

Está controlada por el grupo chino Orient Hontai Capital con el 53,5% del capital social, el grupo WPP con el 22,5% y por sus fundadores, Jaume Roures y Tatxo Benet con el 12% cada uno de ellos.

Tiene deuda pendiente por unos 920 millones de euros mediante “varias obligaciones crediticias. La primera de 300 millones de euros vence en 2024 con Citi, Barclays, BBVA, CaixaBank y Bankia, entre otros bancos. La segunda de 380 millones de euros se debe devolver en 2025 a BlackRock y Goldman Sachs. La tercera, de 180 millones de euros, también en 2025 al fondo Barings. Pero eso no es todo, también tienen líneas de crédito de 60 millones de euros o créditos ICO por importe de unos 50 millones de euros”. Fuente: https://www.adslzone.net del 13-03-2021.

Negocia una reestructuración bancaria de dicha deuda, para lo que ha contratado a las firmas Rothschild y KPMG. La agencia de calificación Moody´s advirtió en octubre 2020 la difícil situación financiera que atraviesa Mediapro y le rebajó la calificación de su deuda a ‘Caa1’, dentro del bono basura.

Se estima va a solicitar el rescate a la SEPI por importe de 300 millones de euros.

Jaime Roures, catalanista, a través de su sociedad patrimonial Orpheus Media, completa, según publica Expansión, con 30 millones el aval para que Joan Laporta sea presidente del Barça ante el Banco Sabadell, para que esta entidad emitiera un aval definitivo por 125 millones de euros a la nueva Junta Directiva del CF Barcelona.

No cuadra mucho que una persona solvente avale el asalto del independentismo a un club de futbol, y no lo haga a los ciudadanos españoles en un préstamo a una empresa controlada por capital extranjero y en la que él participa.

Otras empresas que ya han solicitado el rescate a la SEPI son:

WAMOS es un grupo turístico que aglutina las siguientes compañías:

WAMOS AIR -antes Pullmantur Air- era la tercera aerolínea de largo recorrido más importante de España, con una capacidad aérea de más de 1.600.000 pasajeros al año. En ERTE desde junio del año pasado, por el que los empleados de la aerolínea trabajan el 30% de su jornada, pasando a ser aerolínea de mercancías.

La mayoría accionarial de Pullmantur, en Concurso de Acreedores, está en manos de Springwater (fondo de capital riesgo) desde 2016, año en el que su socio estratégico, Royal Caribbean, decidió desprenderse de más de la mitad del capital social de la firma española. El resultado es que Springwater mantiene el 51% de Pullmantur a través de Cruises Investment Holdings. Es una sociedad creada en Luxemburgo pero controlada a través de Springwater Capital LLC, con sede en Delaware (Estados Unidos).

WAMOS Tours era el primer Turoperador español con 50 años de experiencia. Se encuentra dentro de los tres principales operadores en Caribe y Centroamérica.

Wamos Circuitos ofrece una programación de circuitos exclusiva para pasajeros latinoamericanos hacia España, Portugal, Marruecos, Resto de Europa, Oriente Medio, Lejano Oriente y África.

Nautalia Viajes es una agencia de viajes generalista a través de franquiciados. Mantiene cerradas todas sus agencias por el desplome en las ventas

Top Atlántico se fundó en enero de 2003, como resultado de la fusión entre los Top Tours y Space Travel. Turismo en el segmento corporate, con una posición de liderazgo en Portugal.

Geo Star. Integra los operadores Sporski, Takeoff y Megaviagens y opera en varias áreas de negocio, principalmente en el segmento vacacional, de ocio, de turismo religioso y cultural o privado (Viagens Vip).

Springwater es un fondo dedicado a “rescatar empresas en crisis”, con amplio historial de problemas económicos, concursos, cambios de nombre y cuyo gestor principal es conocido por los ámbitos procesales.

El Grupo ha pasado de unos ingresos de 1.250 millones en el 2019 a tan solo 100 millones el año pasado. Solicita un rescate de 150 millones de euros.

NAVIERA ARMAS. Es una compañía canaria de transporte marítimo de pasajeros y mercancías, que opera entre las Islas Canarias, además de comunicar con puertos peninsulares como Motril, Huelva, Sevilla y con el norte de África en Melilla y el norte de Marruecos. Fundada en el año 1941. En el año 2017 compró, por 260 millones de euros, el 92,71% de las acciones de Trasmediterránea, que eran propiedad de Acciona.

Según las cuentas de 2018, las últimas depositadas en el Registro Mercantil, la compañía tenía una deuda de 720 millones y perdió 5,6 millones de euros. De esos 720 millones de deuda, 582 millones corresponden a dos emisiones de bonos. La primera es de 300 millones, expira en 2024 y ha cotizado al 45% del nominal. La otra tiene un importe de 282 millones y vence un año antes. Ambas colocaciones llegaron a cotizar al 35% del nominal durante el mes de abril del año pasado. En diciembre 2020 han reestructurado su deuda mediante un acuerdo de no agresión entre la empresa, bonistas y acreedores (standstill).

Ha solicitado rescate a la SEPI por 150 millones para apuntalar su plan de rescate, después de haber obtenido 52 millones en un préstamo con aval público del ICO.

HESPERIA. Transcribo de La Vanguardia del 13-03-2021. La cadena hotelera Hesperia ha solicitado 55 millones al Fondo de Apoyo a la Solvencia de las Empresas Estratégicas que gestiona la SEPI para hacer frente a la situación creada por la pandemia, la restricción de la actividad y la casi total ausencia de turistas y viajeros de negocios.

Hesperia cuenta con alrededor de 4.500 habitaciones repartidas en 28 hoteles tanto vacacionales como urbanos y unos 1.800 trabajadores en plantilla. En el 2019, antes de la crisis actual, los ingresos se situaron en los 137 millones, con un resultado neto consolidado de 15,5 millones. El coronavirus desplomó las ventas y llevó a la empresa a las pérdidas.

HOTUSA. El Grupo Hotusa es una compañía española con sede en Barcelona y que está integrada por varias empresas relacionadas con diversos ámbitos del sector turístico. Tiene su origen en la cadena de hoteles independientes Hotusa Hotels, fundada en 1977. El negocio de Hotusa pivota sobre el alojamiento urbano, que es el que más se ha resentido tras la pandemia del coronavirus de forma estructural, debido al auge del teletrabajo y de las videollamadas.

“Un juez ha ordenado el embargo de dos hoteles de la cadena Hotusa Lisboa (Hotel Eurostar Parque de las Naciones y el Hotel EXE Lisboa Parque) por arrastrar unas deudas de unos 50 millones. Hotusa había sacado a la venta ambos hoteles para obtener liquidez (Hotusa busca liquidez urgente y pone a la venta dos hoteles en Lisboa). Las sociedades del grupo Hotusa que tienen sus hoteles incautados por el tribunal, así como sus cuentas bancarias, son Requinte Executivo SA y Olhar Repousado SA. En el caso de Repousado, el juez ha ordenado el embargo de 35 cuentas bancarias de la sociedad, según la resolución judicial que obra en poder de Preferente.

El grupo Hotusa encargó a CBRE la venta sus dos hoteles de Lisboa, el Hotel Eurostars Parque de las Naciones y el Hotel EXE Lisboa Parque, con el fin de ganar liquidez ante su situación financiera adelantada por Preferente (Hotusa, la gran cadena con las finanzas más frágiles).

El Grupo Hotusa, propietario de la marca Eurostasr, entre otras, se encuentra en la fase de negociación de SEPI para obtener una financiación de 320 millones de euros”. Fuente: https://www.preferente.com/noticias-de-hoteles del 16-03-2021.

TUBOS REUNIDOS. Grupo industrial español fundado en 1968 con sede en el municipio alavés de Amurrio, especializado en la producción de tubos sin soldadura. Tiene 1.400 empleados y cotiza en el Mercado Continuo de la Bolsa de Madrid a 0,424 euros, que es el máximo anual, con un mínimo en los doce últimos meses de 0,106 euros, lo que significa que alguien se ha hecho rico con este valor.

En 2020 ha vuelto a presentar pérdidas que superan los 101 millones de euros en su sexto año consecutivo de caída de sus resultados. Y es que suben esos números rojos un 146% frente a 2019. Su cifra de negocios de 241,5 millones de euros, baja un 15%.

Tubos Reunidos fue de los primeros en paralizar su actividad industrial en sus plantas de Trapaga (Vizcaya) y de Amurrio (Álava) y anunciar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para todos sus empleados tras la declaración del Estado de Alarma. En febrero de 2021, solicitó el rescate al SEPI por importe de 112 millones de euros, que está pendiente de aprobación.

En total, hasta el momento de escribir estas líneas, hay 25 empresas pendientes de la aprobación del rescate solicitado, incluidas las detalladas anteriormente, por menores importes, pero en similar situación financiera:

Hoteles Room Mate, Hotelatelier, Soho Hoteles, Hoteles Grupo Abades, Grupo Juliá, la tecnológica Airtificial, la acerera Rugui Steel, la cadena de gimnasios Holmes Place, el astillero Hijos de J. Barreras, la empresa de cambio de divisas Global Exchange, la maderera Losán, la firma de cátering Mediterránea, catering Serhs, Helados Farggi-La Menorquina, agencia de viajes Pangea The Travel Store.

Ahora, la pregunta del millón: Si fuera con su dinero particular, ese que tiene en el banco sin que les rente nada, ¿habría concedido usted estos préstamos? El dinero es más peligroso que el plutonio, por lo que, si uno ha de ser muy prudente con el propio, mucho más ha de serlo con el ajeno.

En cuanto al desarrollo del Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19, la distribución de ayudas a los autónomos es como sigue:

Ni que decir tiene que todo este proceso debe hacerse con luz y taquígrafos, y con un seguimiento puntual y de general conocimiento público en cuanto a la evolución de su restitución al prestamista. Así debe ser también con los fondos de ayuda que se reciban de la Unión Europea, que se han visto paralizados hace unos días porque el Tribunal Constitucional de Alemania no ha ratificado el Fondo de Recuperación de la Unión Europea, a instancia de un conjunto de ciudadanos alemanes, un grupo de euroescépticos conocido como “Bündnis Bürgerwille” (Alianza de la Voluntad del Ciudadano), que cuestionan la legalidad de dicho fondo, de los que España tendría que recibir 140.000 millones de euros, sin fecha de resolución, que se estima no se producirá antes del próximo mes de septiembre.

El acuerdo sobre estos fondos ha de ser confirmado por unanimidad de los veintisiete países de la Unión Europea y, de momento, solo ha sido ratificado en Bulgaria, República Checa, España, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Malta, Portugal y Eslovenia.

Esto cambia todo el planteamiento económico del Gobierno español, salvo que verdaderamente estemos en manos de personas con “inteligencia límite”, pues si no se recibe ese rescate, España podría situarse al borde de una suspensión de pagos.

La situación no se arreglaría con la subida de impuestos, que nunca alcanzarían para saldar la Deuda, ni con unas nuevas elecciones generales, pues el problema sería el mismo con cualquiera que fuese el presidente del Gobierno, la solución habría de ser tanto de forma como de fondo.

Porque muy mala tiene que ser la situación cuando el Gobierno ha abierto una cuenta bancaria en el Banco de España para que ciudadanos y empresas hagan donaciones que contribuyan a la lucha contra el coronavirus. Es indicio indubitado de que no hay dinero en las arcas públicas, que mientras se atienden los caprichos y cohetes victoriosos de ideas marxistas y comunistas, falta para el pan y la sal de la vida, la salud.

De forma, un Gobierno de concertación nacional en el que queden fuera todos los radicalismos y extremismos, con dos únicos objetivos verdaderamente urgentes en este momento: la sanidad y la economía. De fondo, plantearse seriamente modificar la Constitución eliminando las Autonomías, habilitando una circunstancia especial para Cataluña y Euskadi, tal como fue concebida en los momentos previos a su aprobación en 1978, además de suprimir todo tipo de subvenciones que no aporten contraprestación de trabajos (privados o sociales, totales o parciales) y modificar el sistema futuro de pensiones. Esta propuesta es difícil de asimilar, sobre todo por quienes disfrutan de las canonjías autonómicas y de los que están convencidos de imponer sus ideas por cualquier medio a su alcance, pero la suspensión de pagos del Reino de España tendría aún peores consecuencias.

La mayoría de ciudadanos españoles no somos conscientes de la realidad financiera en la que vivimos, queriendo trabajar menos horas cuando lo que había que hacer es lo contrario, subvencionando a gente que no piensa trabajar en toda su vida en vez de hacerlo a las empresas para que generen puestos de trabajo, poner leyes restrictivas a la propiedad e iniciativa privada en vez de fomentar la inversión de capital nacional y extranjero, porque  estamos hipotecando, al menos, a las dos próximas generaciones, con una Deuda Pública insostenible

¿Está España en suspensión de pagos?

Ayer, precisamente ayer día nueve, un virus informático manejado por alguien de origen ruso, ha atacado los ficheros base del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), secuestrando datos “compartidos” y por tanto “no se ha visto afectada la confidencialidad de los datos de los usuarios ni el sistema de gestión para el pago de prestaciones y de ERTE”.

Según ha manifestado el director de dicho organismo “los datos confidenciales están a salvo” y “no está afectando al sistema de nóminas”, por lo que “la prestación seguirá recibiéndose sin problema”, pero en cambio “causará un retraso en la gestión de centenares de miles de citas de parados en toda España”.

El CNI, a través del Centro Criptológico Nacional, se encarga de las investigaciones.

Casualidades de la vida, hoy día diez es fecha de pago; y se han pospuesto. El SEPE está saturado desde hace meses, por la antigüedad de sus sistemas informáticos que alcanzan los treinta años, por no haber incrementado las plantillas en proporción al aumento del trabajo, y al engrosamiento de personas en paro y en situación de ERTE.

La Hacienda española tiene menos ingresos por cierres de negocios y empresas, por la disminución de beneficios, por la deslocalización habida y por la morosidad en el cobro de impuestos.

Las dos principales actividades económicas del país, construcción y turismo, prácticamente paralizadas, reclamando ayudas e indemnizaciones, eso sí, siendo los negocios lícitos (excluyo drogas, prostitución, armas y delitos de cuello blanco) que más dinero negro generan, directa e indirectamente, pero que es mucho más difícil seguir por Hacienda que aquel que solo tiene por ingresos su nómina, y que, en el caso del turismo, pretenden obtener beneficios en medio año para vivir un año entero. Seguimos centrados en estos trabajos, esperando su resurgimiento y olvidando, una vez más, fomentar las empresas de mayor valor añadido, tecnológico y humano, investigación, nanotecnología y desarrollo puntero.

En la construcción, con tanto parado, inmigrante subvencionado y sueldos cada vez más ajustados, los préstamos hipotecarios es un producto a reducir en las carteras de los bancos, que en muchos casos han vendido sus operaciones morosas a fondos o inversores expertos en recobros, que tienen su beneficio, precisamente, en el desahucio del mal pagador y su venta posterior a alguien que piensa le va a pagar puntualmente.

En cuanto al turismo, España ha dejado de ser ese país barato y en el que nadie te molestaba, para pasar a ser competencia directa de otros muchos países que en estos momentos disfrutan de esos parámetros.

Por otra parte, todo el mundo reclama ayudas y subvenciones. Muchas de las ayudas que estoy viendo, por lo que publica la prensa, son a empresas zombis desde hace años, refinanciadas y vueltas a refinanciar por la banca en muchas ocasiones: es poner dinero bueno sobre dinero malo, que al final todo se convierte en malo, como mezclar vino peleón con un “reserva”, que acaba en un vino “picado”. Otras, sus dueños se han embolsado buenos dividendos durante años, que no han repartido con nadie, pero ahora pretenden repartir las pérdidas. La explicación para mantener esas empresas inviables financieramente hablando, es clara: Evitar el aumento del paro que se produciría.  Al ritmo que vamos y según mis cálculos, al menos durante el presente año, no va a quedar dinero de Europa para las PYMES y autónomos. 

En cuanto a las subvenciones a chiringuitos de todo tipo, es toda una administración política paralela, dónde colocar a adictos al régimen imperante, que al igual que en épocas pasadas éramos “la reserva espiritual del Occidente”, estos son “la reserva obrera”, presta a manifestarse y a hacer la revolución en la calle a instancias de quienes los sostienen.

Cuando un alumno quiere cuadrar un balance y no lo consigue, aumenta el importe de las existencias hasta que debe y haber se igualan. No sé hasta qué punto podremos seguir haciendo eso en España, pero lo que es una verdad incontestable para cualquiera que sepa lo mínimo de finanzas, es que la falta de liquidez es el inicio, sin parada, de la suspensión de pagos.

Después de junio, viene julio

El texto que sigue a continuación está recogido de internet, de autor desconocido para mí, que publico en mi Blog por considerar que es un problema que se nos viene encima, ya, a todos los ciudadanos españoles.

 

 

Atentos al mes de julio. Se trata de un mes especial para la Tesorería del Estado porque van a coincidir pagos importantes en un escenario que ya empieza a tener síntomas de deterioro más que significativo:

* Además de la nómina normal hay que proceder al pago de la extra de las pensiones. Alrededor de 20.000 millones de euros. Recordemos que llevan un tiempo pagándose a crédito por falta de liquidez

* En julio hay que pagar también la extra de los funcionarios. Su importe supera al de las pensiones

* El número de parados en julio puede superar los 4 millones por lo que el importe total de la prestación por desempleo habrá subido significativamente

* Pago de los ERTES, pendientes los meses de abril, mayo, junio y julio

* Habrá acabado la campaña del IRPF. Los importes a devolver por declaraciones negativas suelen ser superiores a los de las positivas

* Aprobado el Ingreso Mínimo Vital, otro pago no previsto en un principio

* Consecuencia del parón de la actividad, se van a desplomar las recaudaciones del IVA, IRPF y cotizaciones a la Seguridad Social

Por consiguiente, se va a juntar una importante caída de los cobros con un aumento brutal de los pagos. Es una situación que de darse en una empresa privada tendría absolutamente alarmados y preocupados a todos los miembros del Comité de Dirección, pensando en que pudieran verse abocados a una Suspensión de Pagos.

En el Gobierno, dudo hasta que se hayan dado cuenta del problema, siguen gastando a manos llenas y prometiendo pagar lo que haga falta, aunque las arcas públicas están vacías.

No hemos hablado, porque no toca en este capítulo, de las colas que se están formando para pedir ayuda alimentaria, no en la sede del PSOE o de Podemos, tampoco en las de UGT o CCOO, ni en el PP, VOX o Ciudadanos, tampoco en las errikotabernas ni en ningún casal de los CDR, ni en las mezquitas musulmanas ni a los trolls gubernamentales, se va a pedir ayuda donde siempre y las aportaciones para financiarla, de los de siempre. Quo vadis?, España.