Archivo de etiquetas| renta mínima

Aprovechando la pandemia …

La pandemia mundial que estamos sufriendo, se está aprovechando por el Gobierno de España para tomar una serie de decisiones de tipo dictatorial, desde la censura encubierta bajo esa nomenclatura de “minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del gobierno” hasta limitar el precio máximo de venta de mascarillas en las farmacias.

El Edicto sobre Precios Máximos de Diocleciano en el año 301, por el que fijaba los precios máximos para más de 1300 productos, además de establecer el coste de la mano de obra para producirlos, fue el principio de fin del Imperio Romano.

En una ocasión le preguntaron a Milton Friedman, ¿Maestro, que es lo que hace que haya abundancia de bienes? Respondió: No estoy seguro de que sé responder esta pregunta tan compleja, lo que sí le puedo decir es que si sé como se crea la escasez. Basta con que el Gobierno controle precios, de inmediato ésta aparece, aquí y en cualquier parte del mundo. Vladimir Chelminski en “Los controles de precios”.

Yo, desde el primer momento, pensaba que el culpable de todo era Pablo Iglesias, por aquello que su verdadero objetivo es terminar con la Transición y la Constitución de 1978. Pero ayer fue mi hijo el que me advirtió: ¿No te das cuenta que Pablo Iglesias no sería nada sin la aquiescencia de Pedro Sánchez, que se sostienen mutuamente y que uno hace de policía bueno y el otro de policía malo, pero no dejan ambos de ser policías marxistas-estalinistas? Pues va a ser que lleva razón, porque si no fuera así, no se entenderían las decisiones que se están tomando.

 

 

¿Alguien piensa que los farmacéuticos son santos/as varones/mujeres que cuanto más vendan, más pierden? Hablo de dinero, de ese bien escaso por lo que las personas …… matan. Ellos/as son magníficos profesionales, amigos y asesores de sus clientes, pero nadie tiene un negocio en el que los costes sean mayores que los ingresos. Era yo un pipiolo recién salido del horno cuando la empresa en la que trabajaba me envió a un pueblo de Sevilla a intervenir una Suspensión de Pagos, como acompañante de lo que ahora se llama un senior, “el jefe” por entonces. Se trataba de un empresario de encurtidos de aceitunas, rellenas de anchoas o de pimiento morrón, primer exportador por entonces a Estados Unidos. El buen hombre solo llevaba un libro de bancos y su contabilidad era la de “la boina y el pincho”, método que otro día explicaremos; tuvimos que ir casa por casa, de deudores y de acreedores, preguntando cuánto le debían o cuánto a él debían. Cuando hicimos números, resultó que estaba vendiendo las aceitunas a un precio menor del que le costaban las materias primas. Y cuando se lo dijimos, asombrado, nos dijo: Pero si me levanto a las siete de la mañana y me voy a casa a las nueve de la noche, ¿cómo puedo estar perdiendo dinero? El senior, mi jefe, le contestó con una frase que nunca se me ha olvidado: Cuánto más trabaja usted, más dinero pierde.

El vicepresidente del Congreso, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, apuesta por «desechar» a quienes denuncian los errores del Gobierno. «La improvisación en el mundo es total»: «Ningún gobierno del mundo ni ninguno autonómico […] vio venir esta pandemia». «Es evidente que todos podemos cometer errores, pero hay que distinguir entre los que estamos por apagar ese fuego, destruir al virus, que yo creo que somos la mayoría, y los que están por destruir al Gobierno».

 

 

Desde el sábado pasado circula por internet un video, no censurado por la pastora que cuida del rebaño antigubernamental, con el logo del PSOE, en el que aparece el Hospital Universitario La Paz de Madrid con el rótulo de “34 años de sanidad universal” y el ministro socialista de entonces, Ernest Lluch que, dicho sea de paso, se sentiría avergonzado del PSOE actual. Todo ello como si la sanidad pública y dicho hospital lo hubieran hecho los socialistas. La Sanidad Pública fue creada en España bajo el régimen franquista, y el Hospital La Paz, se inauguró en 1964 y desde entonces, ha tenido varias ampliaciones y actualizaciones. Ya sé por qué se ha permitido que circule ese video: No es un bulo, es mentira.

¿Por qué los militares no pueden manifestar sus ideas políticas y sí los jueces, que han de ser igual de imparciales y distantes del Poder Legislativo y Ejecutivo? Con motivo del fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) sobre la podemita Isa Serra, Garzón y Martín Pallín lideran un manifiesto con más de 30 jueces y catedráticos, contra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que había manifestado un «profundo malestar» por las críticas del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. El citado manifiesto discordante, obviando las pruebas presentadas, opina que la sentencia responde a un «modelo irracional de valoración de la prueba». También valoran que la decisión judicial «incurre en graves errores de paradigma probatorio. Y cualquier ciudadano, incluso un vicepresidente del Gobierno, tiene derecho a opinar sobre ello, como por otra parte es una práctica común que se ha venido haciendo elogiosa o críticamente en otros asuntos judiciales sin que, razonablemente, el CGPJ haya juzgado conveniente alzar su voz tonante».

Según ha informado el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, el Gobierno ha decidido poner fin a las ruedas de prensa diaria de los uniformados de la Policía, la Guardia Civil y las Fuerzas Armadas, que solo comparecerán ante los medios cuando lo determinen sus respectivos ministerios. Así se evita cualquier descuido verbal, como ha sucedido con anterioridad.

El Grupo de Izquierda Confederal en el Senado (seis personas, formado por Adelante Andalucía, Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya En Comú Podem), ha registrado una proposición de ley en el que solicita que una vez conseguida la exhumación de Franco, el conjunto arquitectónico del Valle de los Caídos debe ser demolido. Igual que los talibanes que demolieron los tesoros arquitectónicos de Oriente Medio.

Se está aprovechando la pandemia del coronavirus para implantar una nueva escala de valores: Mientras se suspende la Semana Santa cristiana, el ministro del Interior cursa instrucciones para que los musulmanes puedan «finalizar el rezo en la vía pública» para «evitar alteraciones del orden». Destruimos la Cruz del Valle de los Caídos y nos aferramos al cubo del masón Stanley Kubrick (¿cubo Rubrick?), al cubo de La Meca, al cubo de la Kábala.

 

 

Acabo por hoy. Cada vez se cercena más la actividad privada. Informe realizado por el autor, con datos de libremarcado.com del 24-04-2020:

 

 

 

Esto quiere decir que 14,1 millones de ciudadanos tienen que mantener a 17,8 millones que no son activos en el trabajo; a esas cifras hay que sumar los nuevos parados por ERTE, Concursos y despidos que se producirán cuando se pueda volver libremente al trabajo, aunque también descenderán las de los ERTE’s actuales. Y la RENTA MÍNIMA, que ya ha dicho Pablo Iglesias que va a empezarse a pagar durante este mes de mayo a todo aquel vago, español o extranjero, legal o ilegal, que quiera vivir del cuento en España, además de las prostitutas, a las que la izquierda niega su legalización y regularización, con cotización de impuestos y de seguridad social, pero las incluye como “voto cautivo” en esta nueva dádiva para dependientes perpetuos del Estado.

Esto es lo que hay. ¿Quién va a pagar esta fiesta? O nos reciclamos rápidamente y se hace un plan de salvamento económico-financiero nacional, como Alemania hizo después de la Segunda Guerra Mundial, o lo vamos a pasar muy mal en los próximos años.

 

 

 

Renta mínima

 

La Renta Mínima de Inserción (RMI) actual en la CCAA de Madrid, es una prestación económica, integrada por la suma de una prestación mensual básica y un complemento variable, en función de los miembros que forman parte de la unidad de convivencia, con objeto de satisfacer las necesidades básicas de la misma, cuando éstas no puedan obtenerse del trabajo, o de pensiones y prestaciones de protección social.

Vuelvo a escribirlo: El paro reconocido en España no es tal, muchos trabajan en dinero negro y encima se mofan de los que pagan sus impuestos. El profesor austriaco Friedrich Schneider ha realizado un estudio del año 2015 sobre la economía sumergida en Europa. Dentro de la dificultad para cuantificar datos, ha estimado que la economía sumergida en España, pagada en dinero “negro”, equivale al 18,2% del PIB.

Una iniciativa legislativa popular (ILP) promovida por UGT y CCOO, apoyada por el PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDECat -antigua Convergència-, Compromís, EH Bildu, Nueva Canarias y Coalición Canaria, ha tramitado una proposición de ley para fijar una prestación de ingresos mínimos de 426 euros mensuales para más de 2,4 millones de personas desempleados que lleven más de un año inscritos como demandantes de empleo y hayan agotado sus prestaciones, que se prolongaría indefinidamente mientras el beneficiario carezca de empleo y de recursos económicos y supondría un gasto total de más de 11.000 millones de euros anuales.

En concreto, los requisitos de los beneficiarios son tener entre 18 y 65 años, encontrarse en situación de no ocupado, no percibir prestaciones por desempleo, que la renta per cápita sea inferior a 5.837 euros anuales y carecer de ingresos individuales y de los miembros de la unidad familiar establecidos en el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Haciendo una cuenta rápida, padre, madre y dos hijos mayores de edad, que ni estudian ni trabajan, sin dar un palo al agua, mil setecientos euros mensuales, prestación evidentemente no contributiva.

La ILP ha superado el primer trámite, pero ahora se inicia el periodo de enmiendas en comisión -que durará meses- y tendrá que volver al pleno para ser aprobada.

 

renta-minima

¿También si se produce un “efecto llamada” y toda la población de Somalia, Irán o Irak llegase aquí a no hacer nada? Porque nadie mira la nacionalidad de los inmigrantes ingenieros, arquitectos, informáticos, economistas, físicos o matemáticos. Muchos inmigrantes, verdaderos trabajadores, se están haciendo ricos o al menos, se han incorporado sin problema alguno a la clase media española. Albañiles marroquíes, charcuteros rumanos, técnicos polacos, comerciantes chinos, médicos cubanos y sirios, conductores turcos, pasteleros tunecinos, cocineros indios, y otros muchos honrados ciudadanos que nunca han tenido, ni tendrán, ningún problema de repudio, xenofobia o racismo. Pero además de los vagos españoles, que son muchos, llegan demasiados vagos extranjeros, que pretenden vivir vitaliciamente de las subvenciones.

Hay quien dice que la derecha ha abocado al sufrimiento a una parte de la población, a la que también hay que incluir en la Renta Mínima. ¿A la formada, a la preparada, a la que se ha esforzado, a la que no ha perdido el tiempo, a la que trabaja, a la que se levanta a las siete de la mañana para buscar trabajo, a esa clase media española, sin distinción política, que no ha tenido nunca becas ni subvenciones, paga las medicinas, y alguien pretende cercenar sus pensiones?

Desde hace años, mantengo que hay que convertir en productivo el gasto improductivo que es la prestación por desempleo y subvenciones a quienes no trabajan, introduciendo criterios de eficacia, cambiando el concepto por el de Renta Mínima, Salario de Subsistencia o de cualquier otra forma que se le quiera llamar, periodo transitorio, con contraprestación de colaboración social de obligado cumplimiento por parte de los perceptores, en horario de jornada completa: Mañanas, de nueve a catorce horas, arreglo de carreteras y caminos, ambulatorios, hospitales, escuelas, cárceles, limpieza de bosques, riberas y acequias, medio ambiente, acompañamiento de disminuidos, discapacitados, ancianos, y mil y una necesidades más que es necesario cubrir. Horario de tarde, de cinco a siete: Cursos de capacitación impartidos por y en escuelas, institutos y universidades, controlados por el Estado. Todo ello con el mismo rigor con el que se lleva a cabo el horario en cualquier empresa privada.

La Universidad de Alcalá de Henares ha realizado un estudio, año 2016, en el que cifra la cantidad de novecientos euros para poder vivir, sin lujos pero con dignidad, en España en estos momentos. Lo ideal sería que el Salario Mínimo fuera de ese importe, estudiando alguna formula de bonificación al pequeño y mediano empresario para que pudiera pagarlo. En el supuesto que aquellos que trabajan o sean pensionistas no lleguen a esos ingresos, complementarlo por parte del Estado.

“Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona. Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso, mi querido amigo, es el fin de cualquier nación. No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”. Dr. Adrian Rogers, 1931.

 

 

Publicado en Alcalá Hoy el 20-02-2017 http://www.alcalahoy.es/2017/02/20/renta-minima-por-antonio-campos/

Publicado en el Blog de Campos el 24-02-2017