Archivo de etiquetas| polacos

El presidente tiene miedo

El pasado lunes 31 de mayo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudió a la ciudad de Alcalá de Henares para un encuentro con el Primer Ministro de Polonia, país con profundas raíces en la ciudad por la cantidad de personas de esa nacionalidad que allí viven y trabajan, incorporados plenamente en la sociedad complutense, en todos los aspectos.

La llegada de Pedro Sánchez a la ciudad, ocultada por los principales medios de comunicación por las circunstancias que en ella concurrieron, supuso el bloqueo, cierre y paralización total del mayor espacio histórico declarado Patrimonio de la Humanidad del centro de España, incluido la prohibición del paso de peatones para cualquier tipo de gestión o urgencia, en un contorno de varios miles de metros cuadrados y el cierre de las terrazas de los bares y restaurantes establecidos en las calles aledañas en un radio de medio kilómetro lineal al lugar elegido para el encuentro.

No sé hasta qué punto, una vez más, se conculca la Constitución Española sobre la libre circulación de las personas, porque una cosa es la seguridad del presidente y otra el desalojo total y absoluto de todo el centro comercial y financiero de una ciudad.

Es una situación de miedo por parte del mando que no se ha vivido ni cuando Franco inauguraba los pantanos. Ni cuando el Rey de España acude todos los años a entregar el Premio Cervantes al Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Claro, que hay una diferencia fundamental: El Rey es vitoreado y recibido entre aplausos y con banderas de España, y el cordón de seguridad, en algunos momentos, no pasa de diez metros; y Pedro Sánchez lo ha sido, a lo largo del recorrido hasta llegar hasta donde empezaba el bloqueo de personas, con gritos de todo tipo en el que El libro de los insultos de Pancracio Celdrán, se ha quedado en aprendiz de colegial. Hasta veteranos socialistas, de los que hicieron la Transición, he visto gritar ¡No a los indultos!

Nunca fue tan verdad la frase de Abraham Lincoln que encabeza estas líneas.

No me extraña que Pedro Sánchez tenga miedo, en Alcalá de Henares y en cualquier sitio al que vaya. Mientras termino de escribir este pequeño artículo, salta la noticia que el secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha abandonado España en un avión argelino, origen Pamplona, después de haber declarado telemáticamente ante el juez Pedraz, que no ha visto motivo de encausamiento por delitos de genocidio, torturas y lesa humanidad, no acordando medidas cautelares porque no se sostiene que pueda destruir fuentes de prueba relevantes teniendo en cuenta que no se ha solicitado diligencia de prueba alguna. Y es el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que igual vale para llevar maletas que para fumigar virus, el que trata de blanquear el asunto diciendo que “la atención humanitaria ha concluido”.

Veremos cómo se toma todo esto Marruecos, si como un enfrentamiento directo o de modo sibilino en plan árabe, apoyando a independentistas vascos y catalanes, hostigando Canarias y haciendo la vida imposible a los ciudadanos de origen peninsular en Ceuta y Melilla. Pedro Sánchez no sabe nada de relaciones bilaterales entre países, vecinos y teóricamente amigos, si cree que hoy, mañana, o de aquí a no sé cuántos meses, no va a pasar nada. Por favor, que alguien le recuerde aquello de “os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra. Elegisteis el deshonor y tendréis la guerra”.