Archivo de etiquetas| Nicolás Maduro

Otra vez Venezuela

Artículo publicado por El País el 05 agosto 2021

Venezuela resta seis ceros a su moneda ante la hiperinflación y lanza el “bolívar digital”. El Gobierno de Maduro anuncia la segunda reconversión monetaria en tres años

Por ALONSO MOLEIRO, Caracas – 05 AGO 2021

El Gobierno de Venezuela ha anunciado la segunda reconversión monetaria en el país en tres años y la tercera en lo que va de siglo. En un marco hiperinflacionario que lleva ya cuatro años, la operación que ejecutará el Banco Central de Venezuela y se concretará el 1 de octubre persigue quitarle seis ceros a la moneda: el billete de un millón pasará a ser de un bolívar. La ocasión ha sido utilizada para anunciar la llegada del llamado “bolívar digital”.

“Este cambio de escala monetaria, que se apoya en la profundización y desarrollo de la economía digital en Venezuela, constituye un hito histórico necesario en un momento en el cual el país comienza a transitar el camino de la recuperación económica, tras la crisis producida por el brutal ataque a nuestra economía, nuestra moneda nacional y la criminal aplicación de un bloqueo económico y financiero”, afirma el Banco Central de Venezuela en un comunicado.

El BCV afirma que la transformación de la moneda en su formato digital y su uso a través de los medios electrónicos “facilitará la mayor conexión de la población con el signo monetario, a pesar de los ataques externos y los procesos especulativos inducidos.”

Venezuela se queda sin dinero en efectivo. El economista Víctor Álvarez, quien fue ministro de Hugo Chávez y Premio Nacional de Ciencias, sostiene que esta reconversión no será la última .“A la primera reconversión monetaria se le quitaron tres ceros, a la segunda, en 2018, cinco ceros, y a esta se le van a suprimir seis ceros. En uno o dos años vendrá otra, y habrá que quitarle siete y ocho ceros. Esto seguirá ocurriendo hasta que no se corrijan las causas estructurales de la hiperinflación, que disuelve el poder adquisitivo de la población”.

Una opinión que comparte Rodrígo Cabezas, exministro de Finanzas de Chávez y promotor de la primera reconversión monetaria de 2008: “Es improcedente iniciar un proceso de reconversión monetaria sin atender antes las causas estructurales, monetarias, fiscales, cambiarias, que está produciendo el brutal aumento de los precios en Venezuela, y en el cual el Gobierno de Nicolás Maduro tiene una primera responsabilidad”.

El año pasado, la inflación en Venezuela alcanzó el 2900% en un año, una cifra que, si bien parece muy alta, presenta un aspecto más atenuado que el de años anteriores. El Gobierno de Maduro nunca emplea el vocablo “hiperinflación” para referirse al desbordado y cotidiano aumento de los precios en Venezuela, el primero de toda su historia.

El aumento de los precios comenzó a salirse de control en Venezuela en 2013, año de la muerte de Hugo Chávez. Entonces se concretó una costosa y millonaria crisis cambiaria salpicada de desproporcionados casos de corrupción en torno a ella, que el nuevo Gobierno de Maduro no quiso reconocer. La crisis se tradujo en un enorme déficit fiscal y la evaporación de la mayoría de los fondos estatales de ahorro en tiempos de altísimos precios petroleros. La prolongación excesiva del anclaje cambiario produjo también un grave daño al negocio petrolero nacional. La hiperinflación es una realidad desde 2016 y el anclaje cambiario fue derogado en 2018.

Maduro decidió entonces radicalizar el programa económico del chavismo, expresado en el denominado Plan de la Patria, y vino un draconiano proceso de persecución al sector privado comercial e industrial, con expropiaciones y tomas temporales, sanciones y cárcel a empresarios, que se tradujo en el derrumbe de la estructura productiva del país y el agravamiento de la escasez y la recesión.

Las sanciones internacionales a Maduro, vigentes desde 2018, año en el cual se hizo reelegir para un segundo mandato, han agravado la situación financiera del país, han dificultado el comercio de petróleo y cualquier perspectiva de recuperación.

El economista y analista financiero Orlando Ochoa describe: “El bolívar digital se lanza para cubrir la escasez nacional de papel moneda, que no pueden emitir con suficiencia desde acá, y tampoco en el exterior, porque tiene grandes deudas con las casas emisoras. La Casa de la Moneda puede fabricar muy poco y el resto de las transacciones se complementa con el bolívar digital y los dólares que estén en la economía”. El dólar es legal en Venezuela desde 2018.

Esta sería la quinta familia de billetes lanzada a la calle en los ocho años de Gobierno de Maduro. Las rondas de piezas emitidas pierden valor a una velocidad cada vez más alta y muy rápidamente son material de desecho, en una economía que depende como nunca del dinero plástico, de las transacciones digitales y de la existencia de dólares, muchas de cuyas piezas también escasean. La escasez de papel moneda ha producido disturbios sociales en varias ocasiones.

Desde 1940 hasta 1982, Venezuela, entonces una de las economías más estables del mundo, se acostumbró a disfrutar de minúsculos índices inflacionarios de 1 o 2% anual que se empezaron a resquebrajar progresivamente hacia los años 90.

Hambre y tortura en Venezuela

“Me habéis emocionado con ese vídeo (de Hugo Chávez), me emociona escuchar al comandante, se le echa mucho de menos”. Pronunciado por Pablo Iglesias en una entrevista de Venezolana de Televisión en 2013, “Lo que está ocurriendo aquí es la demostración de que sí hay alternativa” ….. “Es antidemocrático que los medios de comunicación sean de propiedad privada”, y acaba: “Qué envidia me dan los españoles que viven en Venezuela, es un ejemplo democrático”. Esta persona es el actual vicepresidente del Gobierno de España. ¡Casi ná ….!

He hablado en diversas ocasiones de la pobreza, hambre real, deflación de su moneda, una inflación (por favor, lean bien) de un millón setecientos mil por ciento en el año 2018, siendo la esperada para 2019 del doscientos mil por cien, y otros aspectos económicos de aquel país, en otro tiempo con las reservas petroleras más grandes del mundo y que, en un plazo de diecinueve años y asesorado por los que luego serían los líderes de Podemos, (por cierto, Podemos es el nombre de uno de los partidos chavistas comunistas de Venezuela desde antes de la creación del de España), ha llegado a la situación actual.

Podemos tiene seis años como partido político en España; tras prometer fidelidad al Rey y a la Constitución, una vez tomada posesión del cargo de Vicepresidente Segundo del Gobierno actual, Iglesias ha dicho que trabajará para que “en la próxima década” rija en España el “constitucionalismo democrático”, lo que, según ha explicado, implica “garantizar, blindar y ampliar” los derechos sociales. A sensu contrario, la Constitución actual no es democrática, por lo que se puede vislumbrar a medio plazo un proceso constituyente tipo bolivariano y realidad social similar a la actual venezolana. Y cuadran los periodos con el proceso seguido en Venezuela de la caída de libertades y la subida de la miseria, que se inició con las mismas cuestiones actuales en España:

  1. Sobreendeudamiento, a pagar a futuro con petróleo, España no sé con qué, a lo peor es con nuestra democracia.
  2. Controlar los medios de comunicación. “El País”, con gravísimos problemas financieros, apoyado por la banquera del régimen sanchista Dña Ana P. Botín, pretenden comprar “El Mundo” para silenciar una de las pocas voces discrepantes que todavía quedan. En el mismo caso se encuentran con Okdiario y el Grupo Vocento.
  3. Adoctrinamiento desde la más tierna infancia, como en los países marxistas de la antigua URSS o las actuales China o Corea del Norte.

El FMI ha dicho que Venezuela, en China, Suiza, Bélgica, Panamá, España, entre otros países, hay depositados 350.000.000.000 USD, vuelvan a leer bien, trescientos cincuenta mil millones de dólares USA, muchos de ellos a nombre de personas con menos de 24 años que, en conjunto, es mayor a las reservas internacionales de la gran mayoría de los países productores de petróleo que pertenecen a la OPEP. Ese dinero podría repatriarse si el Gobierno Nacional Venezolano lo solicitara, porque no tiene respaldo legal; de ahí, los fraudes en las elecciones para no cambiar al poder legislativo ni ejecutivo.

Maduro, siete años como presidente, asesorado por Zapatero, quien fue el inicio de la deconstrucción de la vigente Constitución Española y de la unidad de España, pide “diálogo” para que todo siga igual, como hizo con los secesionistas catalanes, para tratar de enmascarar el desprestigio acumulado, las violaciones de derechos humanos y la tragedia social y económica que ha expulsado a más de cinco millones de ciudadanos de un total de veintiocho millones que tenía Venezuela.

 

 

Mientras, según exclusiva de Vozpópuli, el ministro de Transportes y número dos del PSOE, Jose Luis Ábalos, se reúne en secreto y sin agenda ministerial con Félix Plasencia, titular de Turismo venezolano, que estaba de visita en Madrid con motivo de la pasada Fitur, y con Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Nicolás Maduro, que tiene prohibida la entrada en la Unión Europea, en secreto, con nocturnidad, en un avión en tránsito en el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas con destino a Turquía. Pese a las mentiras dichas por el Gobierno sobre esto, la realidad es que Ábalos fue, una vez más, el fontanero apaga fuegos de Pedro Sánchez, al que parece que Pablo Iglesias le jugó una mala pasada y que es, en realidad, quien se encuentra detrás de todo lo ocurrido.

Casi al mismo tiempo, y según información de Marcos López en https://www.lanaciondigital.es “el ex presidente de Bolivia y delegado ante la comunidad internacional del Gobierno, Jorge ‘Tuto’ Quiroga, desvela los nombres claves de Podemos que fueron encargados de recibir dinero del populismo y las narcodictaduras de Bolivia y otros países limítrofes: Carolina Bescansa como encargada para Nicaragua, Juan Carlos Monedero de Venezuela, e Íñigo Errejón de Bolivia. Todos ellos, según la misma fuente, habrían recibido dinero de estos países con el objetivo de expandir el comunismo en diferentes países como España” ….. “Los exministros de Presidencia y Justicia del gobierno de Evo Morales, Juan Ramón Quintana y Héctor Arce, respectivamente, según Quiroga, tienen en su poder toda la información de estos pagos a los fundadores de Podemos. Es por ello que en el partido morado estarían muy preocupados por si esta información sale a la luz y aparece toda la porquería escondida y exigieron a Sánchez que tomara medidas. El fracaso del intento de asalto a la embajada de México en Bolivia destapó toda la trama”.

Y, simultáneamente, Pedro Sánchez evita recibir al líder de la oposición venezolana y presidente interino reconocido como tal por la mayoría de países democráticos del mundo. ¿Qué tiene que esconder el PSOE para actuar de esta forma? ¿Será la “Operación Caballo de Troya”?, de acogida a soldados y mandos de Venezuela, que vendrían a vivir a España a disposición de gobiernos de izquierda, antes del traspaso de poderes al masón Guaidó, protegido de EEUU?

 

 

En cuanto a derechos humanos, vamos a tratar de resumir el “Informe anual del CASLA INSTITUTE 2019”, ante la Organización de Estados Americanos, titulado “Tortura sistemática en Venezuela 2019 y la participación de cubanos en los patrones de tortura”.

“Venezuela está sumida en un caos general, donde la crisis humanitaria se cruza con la represión sistemática que ejerce la estructura represiva encabezada por Nicolás Maduro Moros, y donde las masivas violaciones de DDHH y la ejecución de crímenes de lesa humanidad estuvieron descritos incluso en escenarios donde la comunidad internacional pudo observarlos de cerca, y seguir con atención las centenas de detenciones arbitrarias, el asesinato de manifestantes, la actuación de los grupos irregulares financiados y armados por el régimen a los que llaman colectivos, el señalamiento de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) como grupo de exterminio que ha ejecutado a miles de personas con descarada impunidad, las continuas denuncias de torturas a las que han sometido a presos y perseguidos políticos, y los tratos crueles, inhumanos y degradantes que sufre toda la población en general. Son miles las personas que han fallecido por falta de insumos o tratamientos médicos, son miles las que han fallecido por hambre y desnutrición” ……..

“Resumir en varias páginas de este informe lo que ha sido el 2019 para Venezuela solo puede hacerse en un corto párrafo: represión, represión y más represión. El enorme descontento social, los acontecimientos que han tenido lugar luego de la juramentación en el mes de enero del diputado Juan Guaidó como presidente interino, el descontento militar, las manifestaciones por hambre, por la total carencia de los servicios básicos, la muerte de miles de personas que fallecen clamando por insumos médicos, los asesinatos de manifestantes, miles de detenciones arbitrarias, encarcelamiento, torturas y muerte por ellas, las desapariciones forzadas, la violencia sexual, el desplazamiento forzado de miembros de una minoría étnica, son las pautas que marcaron este año nefasto para ese país” …….

El informe está dividido en diversos apartados, analizados pormenorizadamente con nombres, datos y patrones de actuación:

  1. Múltiples golpes y puntapiés
  2. Asfixias y ahogamientos
  3. Descargas Eléctricas
  4. Colgamientos
  5. Uso de sustancias psicotrópicas, tóxicas, inflamables o ácidos
  6. Lesiones producidas por las esposas o las amarra
  7. Encapuchados o vendados por días o semanas
  8. Cortaduras o lesiones a pies o miembros inferiores
  9. Disparos cerca del oído
  10. Heridas
  11. Torturas Psicológicas
  12. Violencia sexual

Acaba con las siguientes conclusiones textuales:

  1. La comisión del crimen de tortura, ampliamente desarrollado en este informe, ha sido fundamental para el régimen de Nicolás Maduro, utilizándolo para castigar a sus oponentes y aquellos que protestan contra él, y para conseguir de las víctimas confesión o acusaciones de otras personas …..
  2. El incremento del interés del torturador por dejar huellas físicas y psicológicas en las víctimas ha sido significativo en este último período evaluado. Esto sucede porque existe la intención de mostrar a la sociedad civil que observa, la capacidad del Estado para perpetrar estos crímenes con total impunidad de los ejecutores, sin un sistema de Justicia imparcial y creíble que ordene investigaciones sobre las torturas denunciadas por las propias víctimas o sus familiares. La impunidad ocasiona incremento del crimen, y el consecuente terror a sufrirlo por parte de la población civil y los miembros de las fuerzas armadas, Institución que presenta un importante número de víctimas de este crimen de lesa humanidad.
  3. Los descubrimientos de nuevos patrones, métodos y lugares de tortura nos afirman, que este crimen es conscientemente planificado para castigar a sus oponentes ……
  4. El Estado, además, ha traído a agentes externos para entrenar a funcionarios venezolanos y les ha permitido ser parte de la planificación estratégica del control social, mediante la persecución, intimidación, mecanismos de espionaje para utilizarlos contra la sociedad civil …..
  5. Referimos en este informe la comisión de crímenes de lesa humanidad contra una minoría étnica, la represión y persecución ejercida desde el Estado contra el Pueblo Pemón, que derivó en asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y desplazamiento forzado en el mes de febrero, de 1.200 de sus miembros.
  6. La actuación de grupos irregulares (civiles armados) llamados colectivos utilizados por el Estado para reprimir .….. que sirven como barrera de choque y que acompañan abiertamente a los organismos de seguridad para agredir a quienes protestan en las calles, incrementa el miedo al derecho ciudadano de manifestar su descontento sin ser agredido.

 

 

Avisados quedan aquellos que piensan que van a llegar a vivir como Pablo Iglesias, que ha pasado de ganar 900 euros mensuales como profesor universitario interino, a tener un chalet con piscina, servicio doméstico y nivel de renta de “la casta” a quien decía combatir, que él ha obtenido en solo cuatro años.

Antonio Campos