Archivo de etiquetas| mentira

Berreo independentista

Una vez publicados en el BOE los indultos a los políticos catalanes presos por sedición, Pedro Sánchez comparece en el Congreso de Diputados el 30 de junio de 2021 y dice que «la vía judicial no vale por sí sola para garantizar la convivencia en Cataluña» y que «la ley no resuelve el conflicto político en Cataluña». Y afirma que «no habrá referéndum de autodeterminación, a no ser que los secesionistas puedan convencer a las tres quintas partes del Congreso y luego lo ratifiquen los españoles con su voto», apostillando un nuevo reto a la hemeroteca, «el PSOE jamás apoyará este tipo de derivadas», dejando así en evidencia su falta de preparación y conocimientos sobre la Constitución, que en su artículo 168 dice que cualquier modificación de este tipo deberá ser aprobada por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras (Congreso y Senado).

Conociendo al personaje y la mentira permanente en la que está establecido desde que llegó a la presidencia del Gobierno, la trampa está en la expresión «referéndum de autodeterminación». No hace falta tal consulta si la Generalitat organiza una o varias votaciones, sin que sean legalmente vinculantes, preguntando sobre la independencia con una frase retorcida gramaticalmente, con censos a la medida y sin control democrático, para que el resultado sea «el sentir del pueblo catalán» y sirva de justificación, con pátina de mayoría en las urnas, para tomar la calle y reclamar o volver a proclamar la república catalana en nombre del pueblo.

Le ha respondido el líder de ERC, Gabriel Rufián, que le ha llamado mentiroso de una forma inusual en este parlamentario, o sea, con educación, diciéndole «Usted ha dicho que nunca habrá un referéndum de autodeterminación; la verdad es que también dijo que nunca habría indultos, así que, denos tiempo».

Los socios de Pedro Sánchez en el Gobierno, Podemos, manifiestan que «estos son los mínimos consensos con los que debemos ir a la mesa de diálogo, autodeterminación y amnistía».

JxCAT ha dicho: «Pensé que usted nos pospondría una solución para el conflicto entre los catalanes y los españoles» …. «Habla de diálogo con una mano, pero permite el robo y la represión con la otra». Y ha pedido al Gobierno «formalizar el divorcio y entonces si empezará una nueva etapa de reencuentro de estado a estado, de igual a igual, porque los ciudadanos catalanes no reclaman reencuentro, han votado independencia», olvidando que Cataluña es parte de un todo que se llama España.

Al día siguiente, el ministro Iceta defiende «votar en referéndum un gran acuerdo sobre autogobierno, financiación y participación de las comunidades autónomas en el diseño de las políticas del Estado» ……. «No tenemos estructuras de tipo federal, que es lo que permitiría compaginar el autogobierno con el gobierno compartido, esto que ahora se ha nombrado cogobernanza. Estamos en los inicios de un camino que nos debe llevar a un Estado verdaderamente federal». Todo ello, en el marco del proceso de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, como si fueran dos estados diferentes, del mismo rango y de nación a nación.

Colaborando a esa «generosidad» que ha pedido Pedro Sánchez a los españoles, aparece un gracioso en TV3 pidiendo «tirar a la cabeza» una piedra de hierro «a un guardia civil».

Y el «ejército separatista» en internet insulta y amenaza a un campeón, deportiva y humanamente, como es Marc Márquez por vestir la camiseta de la selección española de fútbol. Otro golpe en la mejilla de todos los españoles por parte de esos a los que hay que responderles con «generosidad».

Para poner la guinda a este sinsentido que estamos viviendo, la Generalitat de Cataluña ha aprobado un Fondo de Cobertura para Fianzas por importe de diez millones de euros, de los que va a pagar las fianzas impuestas a los condenados por el golpe de estado catalán por un total de 5,4 millones de euros, por malversación de fondos públicos. Jurídicamente podría considerarse una nueva malversación de fondos públicos para hacer frente a una condena personal de la misma calificación sentenciada por la más alta magistratura del Estado, y debería analizarse si se trata de una donación y devengar los impuestos correspondientes.

El presidente remodela el Gobierno mediante una prejubilación clínex, usar y tirar, de los ministros de más relevancia y capaces de discutir sus decisiones, rodeándose de jóvenes gacelas y becarios distinguidos que aceptarán con agrado cuantas indicaciones se le formulen, manteniendo la cuota comunista del 22% del Consejo de Ministros, para que él pueda seguir siendo quién es por «el bien del mundo».

La oposición, liderada por el estatuario Casado, se limita a pequeños discursos de repulsa en el Congreso, sin presentar a la ciudadanía un proyecto definido, una estructura ministerial in péctore que informe y defina qué piensan hacer si alcanzasen el poder, qué leyes corregirían y cuál es su proyecto de futuro para España. Y calla cuando una mesnada de marxistas, comunistas y homosexuales desmadrados y politizados señalan a Isabel Díaz Ayuso con «¡Ayuso, fascista, estás en nuestra lista!» por un crimen cometido en La Coruña por una pandilla de mafia juvenil, que no tiene nada que ver con la orientación sexual del asesinado.

Es momento de callar por nuestra parte y esperar acontecimientos. Comprobar si Pedro Sánchez miente una vez más y sigue haciendo concesiones a los secesionistas hasta que acabe todo en un proceso de independencia de Cataluña, al que seguirían otras (en plural) regiones de España con las mismas pretensiones, o si se le da un cachete al niño para que acabe de berrear como forma traumática de pedirnos un juguete. El tiempo lo dirá.

Publicado en PUERRTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 16-07-2021

El presidente tiene miedo

El pasado lunes 31 de mayo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudió a la ciudad de Alcalá de Henares para un encuentro con el Primer Ministro de Polonia, país con profundas raíces en la ciudad por la cantidad de personas de esa nacionalidad que allí viven y trabajan, incorporados plenamente en la sociedad complutense, en todos los aspectos.

La llegada de Pedro Sánchez a la ciudad, ocultada por los principales medios de comunicación por las circunstancias que en ella concurrieron, supuso el bloqueo, cierre y paralización total del mayor espacio histórico declarado Patrimonio de la Humanidad del centro de España, incluido la prohibición del paso de peatones para cualquier tipo de gestión o urgencia, en un contorno de varios miles de metros cuadrados y el cierre de las terrazas de los bares y restaurantes establecidos en las calles aledañas en un radio de medio kilómetro lineal al lugar elegido para el encuentro.

No sé hasta qué punto, una vez más, se conculca la Constitución Española sobre la libre circulación de las personas, porque una cosa es la seguridad del presidente y otra el desalojo total y absoluto de todo el centro comercial y financiero de una ciudad.

Es una situación de miedo por parte del mando que no se ha vivido ni cuando Franco inauguraba los pantanos. Ni cuando el Rey de España acude todos los años a entregar el Premio Cervantes al Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Claro, que hay una diferencia fundamental: El Rey es vitoreado y recibido entre aplausos y con banderas de España, y el cordón de seguridad, en algunos momentos, no pasa de diez metros; y Pedro Sánchez lo ha sido, a lo largo del recorrido hasta llegar hasta donde empezaba el bloqueo de personas, con gritos de todo tipo en el que El libro de los insultos de Pancracio Celdrán, se ha quedado en aprendiz de colegial. Hasta veteranos socialistas, de los que hicieron la Transición, he visto gritar ¡No a los indultos!

Nunca fue tan verdad la frase de Abraham Lincoln que encabeza estas líneas.

No me extraña que Pedro Sánchez tenga miedo, en Alcalá de Henares y en cualquier sitio al que vaya. Mientras termino de escribir este pequeño artículo, salta la noticia que el secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha abandonado España en un avión argelino, origen Pamplona, después de haber declarado telemáticamente ante el juez Pedraz, que no ha visto motivo de encausamiento por delitos de genocidio, torturas y lesa humanidad, no acordando medidas cautelares porque no se sostiene que pueda destruir fuentes de prueba relevantes teniendo en cuenta que no se ha solicitado diligencia de prueba alguna. Y es el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que igual vale para llevar maletas que para fumigar virus, el que trata de blanquear el asunto diciendo que “la atención humanitaria ha concluido”.

Veremos cómo se toma todo esto Marruecos, si como un enfrentamiento directo o de modo sibilino en plan árabe, apoyando a independentistas vascos y catalanes, hostigando Canarias y haciendo la vida imposible a los ciudadanos de origen peninsular en Ceuta y Melilla. Pedro Sánchez no sabe nada de relaciones bilaterales entre países, vecinos y teóricamente amigos, si cree que hoy, mañana, o de aquí a no sé cuántos meses, no va a pasar nada. Por favor, que alguien le recuerde aquello de “os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra. Elegisteis el deshonor y tendréis la guerra”.

 

I have a dream

Tengo un sueño. Martin Luther King tenía un sueño. Todos tenemos sueños, generalmente, mientras dormimos. Soñamos que somos el delantero centro de la selección española de fútbol, que somos el mejor piloto de carreras del mundo, que somos el mejor golfista del circuito, el mejor dirigente empresarial, que ligamos más que Julio Iglesias o que Juan Carlos I, que no hay cosa que se nos resista, que somos ….. Soñar es bueno, mientras dormimos.

Otra cosa es soñar despierto, creerse lo que no somos, pensar que estamos por encima de los demás, que todo el mundo tiene que levantarse a nuestro paso y que no hay nada que no pueda conseguirse, por el solo hecho de ser yo, el más grande, el más sabio, el más guapo, el más …..

Pocas veces nos paramos a pensar en ello, probablemente sea al final de cada año cuando la mente junta lo realmente vivido, tratando de recordar alegrías y obviando las tristezas, y la esperanza de buenos deseos personales y generales que, cumplido el ciclo anual siguiente, la mayoría de las veces no alcanzan el propósito deseado. O en Semana Santa, cuando es más palpable la transitoriedad de la persona y lo efímero de su existencia. Así es la vida, sueños y realidades, tristezas y alegrías, transitar de la mejor forma posible, cuidando hacer el bien o al menos el menor daño posible.

Por eso, en vez de soñar despierto, es mejor hacer proyectos, ordenar la vida en las cosas que tenemos, las que deseamos tener y las que verdaderamente podemos tener.

Tenemos una identidad, una estatura, un peso, un color, una cultura que, salvo raras excepciones, debemos acostumbrarnos, nos guste o no, a vivir con ellas. Si uno mide 155 centímetros de altura, no se puede pretender ser pivot en la NBA ni molestarse porque te miren si vas acompañado de una rubia de 1,80 de estatura; si no tienes trabajo, te levantas a las doce de la mañana y no tienes suficiente humildad para aceptar cualquier labor que te ofrezcan, no puedes pretender vivir económicamente como el CEO del Banco Santander.

A la vez, también tenemos una personalidad, unos valores, unos defectos, una serie de puntos fuertes y otra de puntos débiles, que sí podemos cambiar en cualquier momento de nuestra vida, eso sí, para conseguir resultados diferentes tendremos que utilizar métodos, formas y caminos diferentes, porque si seguimos haciendo lo mismo que cuando no hemos conseguido nada, o al menos no lo previsto, seguiremos obteniendo el mismo resultado, nada o no lo previsto.

Se trata de abandonar la zona de confort que designa un estado mental en que el individuo permanece pasivo ante los sucesos que experimenta a lo largo de su vida, desarrollando una rutina sin sobresaltos ni riesgos, pero también sin incentivos.

De acuerdo con Iñaki Kabato en Psicoadapta, “es una zona que sólo abarca lo conocido, ese ambiente donde estamos a gusto y nos hace sentir seguros porque todo está bajo nuestro control, pero la pasividad y la rutina provoca apatía y vacío existencial, impidiendo el crecimiento personal al renunciar a tomar iniciativas que ensanchen los límites de esa zona. El bienestar que se siente no es producto de la satisfacción o el orgullo personal, sino de la ausencia de emociones negativas como la incertidumbre o la inseguridad al refugiarnos en nuestro entorno conocido. Plantarle cara al miedo nos hace más fuertes psicológicamente porque nos damos cuenta a menudo que el temor imaginado no era para tanto, y al ir consiguiendo pequeños objetivos ganamos en autoconfianza.

Al escapar de nuestra zona de confort comenzamos a tomar conciencia de nuestros miedos y nuestras barreras mentales, de nuestros pensamientos limitantes. Cuando sintamos ansiedad o estrés reconoceremos que estamos en un terreno nuevo e inseguro que hay que explorar, o cuando sintamos envidia de otros que están en el punto al que queremos llegar sabremos qué dirección tomar, aceptando el esfuerzo como un reto. Atreverse a hacer las cosas de otra manera, atreverse a equivocarse y a ir más allá de lo conocido, amplía nuestro horizonte en conocimientos, emociones y crecimiento personal. La vida cambia y el cambio es incertidumbre, y podemos aprender a adaptarnos a situaciones nuevas aceptándolas como un reto, cambiando lo que se pueda de la situación o cambiando nosotros/as mismos/as, reconociendo tanto nuestros miedos como nuestras fortalezas para afrontar la situación. Se puede aprender a gestionar la incertidumbre”.

La humildad, la autoconfianza, la autoestima, la lógica, la convicción, la firmeza, el convencimiento, la fuerza mental, ser realista, no mentir a terceros y mucho menos a sí mismo, son fundamentales para poder efectuar el cambio de actitud personal necesario para abandonar esa zona de confort que, en muchas ocasiones, llevan a las personas a la depresión o al consumo de drogas y adiciones de todo tipo.

Mentir es frecuente en las personas con el tipo de carencias citadas, y las historias contadas tienden a presentar al mentiroso de manera favorable. Por ejemplo, la persona puede presentarse a sí misma como alguien increíblemente valiente, sabio, con un estatus superior al que tiene, mentiras que con frecuencia parecen bastante creíbles. Debido a la falta de confianza, la mayoría de las relaciones y amistades de los mentirosos fracasan. Las personas que sufren de trastorno de personalidad antisocial utilizan las mentiras sencillamente porque necesitan afecto. En la mentira patológica, por el contrario, el individuo constantemente miente sin obtener ningún beneficio personal.

Hablábamos al principio de estas líneas de hacer proyectos en vez de soñar despierto. Hoy en día, todas las empresas bien gestionadas del mundo trabajan por proyectos, utilizando la vieja estrategia militar de a dónde, por dónde, con quién, cuándo y cómo, todo escrito y planificado pues lo que no se escribe no se cumple.

Las personas que gestionan bien su vida hacen lo mismo, aunque algunas veces no sean conscientes de ello; pero las que no la gestionan bien, las que no están seguros de sí mismos, de dónde se encuentran, por qué han llegado a dónde no querían, que no son felices contemplándose en un espejo, tienen que reciclarse utilizando la descrita vieja estrategia militar, de forma decidida y sin que pueda desviarles ninguna piedra que pudiera surgir en su nuevo camino.

Cuando se recobra la confianza en sí mismo y se asienta la personalidad, surgen palabras y hechos sencillos hasta ese momento desconocidos o ignorados: Buenas días, buenas noches, qué tal estás, cómo te va, quieres algo de mí, te necesito, te quiero, y otros pequeños momentos que, juntos, es la felicidad que queremos alcanzar.

Todo ello es aplicable a cualquier aspecto de la vida, que premia los esfuerzos y no los pretextos, sin mentiras, sin pasados, en lo personal, familiar, social, profesional, como individuo y como colectivo.

Resurrección procede del latín resurrectio, a su vez de resurrectus, participio de resurgere ((volver a levantarse)), compuesto del prefijo re (hacia atrás) y del verbo surgere (surgir).  Es momento para tu resurrección porque tú eres el protagonista del milagro de tu vida.

Mentiras

Según el digital VOZPOPULI de ayer lunes, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha informado de las licencias de enterramiento expedidas por los registros civiles de la región con motivo de la situación originada por la pandemia del COVID-19, tasando en 1.921 las firmadas, una cifra superior a los 1.132 fallecidos oficiales registrados por la estadística ofrecida por el Ministerio de Sanidad con respecto a la Comunidad Autónoma. Esta cifra supone un 69,7% más que los guarismos oficiales.

En un comunicado, el TSJCM explica que estas actuaciones de conteo se inician a raíz de las informaciones solicitadas para garantizar el correcto funcionamiento de los registros civiles, en las que se apreciaba un desproporcionado incremento del número de licencias de enterramiento y defunciones con las consiguientes dificultades en la gestión de los trámites para la inhumación de los cuerpos.

En el expediente gubernativo abierto por la presidencia del TSJCLM se encomienda a los Institutos de Medicina Legal de Albacete, Cuenca y Guadalajara, y de Ciudad Real y Toledo, y a los médicos forenses, la colaboración necesaria con los registros civiles para que pueda quedar constatada la causa inicial o fundamental del fallecimiento en los supuestos de las defunciones ya inscritas desde el día 1 de marzo de 2020 en los que aparecieran sospechas o factores racionales de probabilidad de COVID-19.

Se ha acordado trasladar este Acuerdo al Consejo General del Poder Judicial y al Ministerio de Justicia a través de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública. El TSJCM resalta igualmente la función que están realizando los jueces encargados de los Registros Civiles y los funcionarios y personal a su servicio, así como la de los Juzgados de guardia que ejercen como Registros fuera del horario de los mismos, muchas veces sin medios de protección individual.

Hasta aquí, la noticia, que supongo nadie pondrá en duda por su procedencia. He rehecho las estadísticas, introduciendo dos parámetros:

  1. Misma desviación o error en la cuenta de los infectados en las siete Comunidades Autónomas con más casos, que suponen el 81,45% del total, con índice de corrección de 1,697 puntos que es el apuntado para Castilla La Mancha.
  2. Sin corrección en el resto de Comunidades Autónomas, por el número de fallecidos, lo que hace más difícil la omisión o error en el conteo.

Le semana pasada escribía: Están maquilladas las estadísticas, pues no se incluyen aquellos fallecidos en los hospitales a los que no se les ha realizado el test, a los que han muerto en sus casas, los sanitarios contagiados denuncian que la Seguridad Social tramita sus casos como enfermedad común y “a los guardias civiles contagiados estando de servicio, pues se ha recibido orden en todos los cuarteles de dicho cuerpo que no figure ninguna baja de enfermedad por coronavirus”.

Hay voces, algunas reputadas, aunque todas trolls sanchistas-comunistas, que piden un acto de desagravio a Pedro Sánchez y atacan a esa derecha cavernosa y siniestra que pone palos en las ruedas, para generar odios y tensiones inexistentes. Lo que faltaba. Un socialista histórico, José Luis Corcuera, dijo ayer mismo “la gestión de Sánchez sobre el coronavirus es la peor que nadie hubiera imaginado”. Podría haberlo dicho más alto, pero no más claro.

El Gobierno MIENTE desde el primer día en el tema del coronavirus, como el presidente ha mentido al pueblo español siempre, desde que está en política, desde cuando oculta las concesiones a los separatistas, desde que no dormía porque bajo ningún concepto iba a gobernar con los comunistas de Podemos. Y vuelve a mentir ahora con los muertos, aunque este tema sea fácil de controlar a través de los juzgados de toda España.

¿Quién fue ese que dijo “nos merecemos un Gobierno que no nos mienta”? Pues eso, tomamos nota.

Datos confirmados al 5 de abril 2020

 

 

Todo el mundo miente

Repasemos la prensa libre, que todavía queda alguna en España, aunque cada vez menos.

En Podemos ya hay quiénes lo reconocen abiertamente: la reforma del Código Penal que prepara el Gobierno socialcomunista tiene como objetivo que los separatistas condenados por sedición sean puestos en libertad de manera inmediata. Es el caso del portavoz de los podemitas catalanes en el Congreso, Jaume Asens, que cree que así se podrá volver a la «normalidad democrática». Okdiario.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sí ha respondido a las exigencias de ERC con la rebaja de la pena de sedición en el Código Penal. La petición fue trasladada en abstracto en los contactos previos a la firma del documento de apoyo a la investidura por parte de los de Oriol Junqueras. Pero esa petición fue instada, ya de forma concreta, hace dos semanas tras haber exigido el PSOE apoyo a los Presupuestos a cambio de infinidad de cesiones. El sector más duro de ERC había reclamado internamente medidas concretas en materia de indulto a los golpistas para apoyar las cuentas del Ejecutivo socialcomunista de Pedro Sánchez y el punto de encuentro fue un indulto camuflado por medio de la rebaja de las penas tipificadas: justo lo que ahora anuncia el PSOE. Okdiario – Carlos Cuesta

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido este miércoles que existe una «necesidad de reformar el Código Penal» para algunos tipos penales que «son anteriores a nuestra democracia». Unas afirmaciones que llegan después de que el Ejecutivo de Sánchez haya abierto la puerta a una reforma penal que acabaría beneficiando a los políticos presos por el procés independentista. En declaraciones a la Cadena Ser, Calvo ha asegurado que estos cambios en el Código Penal los ven como una «necesidad» y no «tanto como una urgencia». «Hemos visto como algunos tipos penales no están a la altura del derecho comparado en Europa», ha añadido. El independiente.

La sedición se castiga en Europa de manera similar a España. En algunos países de la Unión Europea (UE) las penas son incluso mayores. La inmensa mayoría de códigos penales de las principales naciones europeas castigan, aunque el término con el que se identifique al delito pueda variar, conductas como las que llevaron a los líderes del procés a ser condenados a entre nueve y trece años de prisión por los magistrados del Tribunal Supremo.

Al comparar el fondo de estos delitos, en algunos países de la Unión Europea (UE) las penas por comportamientos similares al delito de sedición español -entre ocho y quince años- son incluso mayores. En Alemania, por ejemplo. se contempla la cadena perpetua para intentos violentos de alterar el orden constitucional. En Italia, por su parte, los atentados contra la unidad del Estado están penados con condenas de prisión superiores a doce años. Y en Francia, los condenados por sedición también reciben severas penas de privación de libertad que pueden llegar hasta los quince años. ABC.

Pedro Sánchez ignora al Supremo y se reunirá con Torra porque “es el presidente, diga lo que diga el TS”. Oídos sordos. Es la actitud del Gobierno sobre la decisión del Tribunal Supremo que mantiene la inhabilitación del presidente catalán, Quim Torra, en contra del criterio de la Fiscalía y rechazando las medidas cautelares que pedían postergar la inhabilitación hasta que el Alto Tribunal se pronunciara sobre el fondo de la cuestión.

Un paso más en el desprecio que ya hizo el presidente del Gobierno en su comparecencia ante la prensa hace una semana llamando al desacato a las resoluciones de la Junta Electoral Central que motiva este pronunciamiento del Supremo. Según Moncloa, la reunión “no se suspenderá, diga lo que diga el Supremo” porque, en opinión del Gobierno, “la JEC ya aclaró que era sólo suspensión de diputado, no de presidente”. Libertad Digital.

 

 

Todo el mundo miente, dice el Dr.House. Y el sanchismo, permanentemente. Va a utilizar la democracia para llevarnos a las “dos Españas” de Antonio Machado, utilizando el lenguaje de forma torticera, retorciendo las leyes y despreciando a todos los que no piensan como ellos.

“La pasión por la Justicia ha vertebrado mi vida. Debemos luchar por tener una justicia pronta, eficaz e imparcial”, ha dicho el nuevo ministro de Justicia, Notario Mayor del Reino. Pobrecillo, ¡que te calles! le dicen desde el otro lado de la cama.

 

Impuesto de Sucesiones y Donaciones

El Congreso ha rechazado la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, presentada por Ciudadanos, con los votos en contra de todo el arco parlamentario que hizo presidente del gobierno a Pedro Sánchez, ultraizquierda, socialismo marxista, independentistas y anti constitucionalistas.

Este tipo de impuestos los pagan mayormente, las clases medias y bajas; la clase alta y las grandes fortunas, como algunos ministros del actual gobierno, utilizan sociedades y otros instrumentos jurídicos para evitar, o al menos minimizar de forma muy importante, su pago.

La clase baja vive como puede y los más trabajadores y honrados tratan de comprarse una vivienda. La clase media se pasa la vida ahorrando para la vejez, y para dejar algo a sus hijos y luego resulta que sus herederos, muchas veces, no pueden pagar los impuestos y renuncian a la herencia, saliendo los inmuebles a subasta con precios a la baja, cuyos compradores y personas que los habitan merecerían un estudio profundo, tanto en la diferencia de precio en la tasación de Hacienda y el de adjudicación, si los adquieren particulares y en qué circunstancias, “subasteros”, o empresas participadas por ayuntamientos, o ligadas a algún sindicato o partido político. Que no digo yo que haya nada raro, pero que sería bueno conocer el tema en profundidad.

Un 70% de la ciudadanía está en contra de estos impuestos y se ha movilizado protestando en diferentes ciudades, pero como quien mueve estos temas de movilización de la calle es la izquierda, como si llueve, porque todas las palabras de actos preelectorales (1) quedan en nada cuando hay que pagar el peaje a los independentistas, pagar dos mil millones de euros para la sanidad pública de los inmigrantes ilegales, atender al pacto PSOE-Podemos para los PGE 2019, mantener el despilfarro del gobierno y el enorme tamaño de un Estado que tiene a sueldo más políticos que Francia, Alemania e Inglaterra juntos. Para Pedro Sánchez, la ciudadanía que pide la desaparición o reducción de estos impuestos, la ha calificado de medida “populista y demagógica”.

Varios argumentos se esgrimen para rechazar estos impuestos. El primero es que ese impuesto obliga a tributar por lo que ya se ha tributado, lo que significa doble imposición. La segunda razón es que cada autonomía española cobra importes diferentes. En el cuadrante que sigue a continuación, fuente ABC, se aprecian las diferencias.

Bien, pues no acaba ahí la cosa; lo que pretender es subirlos, estableciendo un tipo mínimo en todas las Comunidades Autónomas. Claramente, en Madrid saldremos perjudicados.

El argumento de la izquierda es que los impuestos sirven para redistribuir la riqueza; si no hubiera riqueza, no habría nada que redistribuir. La mejor forma de distribuir la riqueza es favorecer que se cree riqueza, no penalizarla.

  • El cénit de la mentira lo alcanzó la vicepresidenta Carmen Calvo el pasado dos de noviembre diciendo que “El presidente del Gobierno nunca ha dicho que haya un delito de rebelión en Cataluña”, olvidando las hemerotecas y videotecas de mayo del presente año, cuando el entonces aspirante a presidente Pedro Sánchez dijo, por activa y por pasiva, “Yo creo que lógicamente es rebelión. Si no hay altercados públicos, eso no significa que no haya un delito de rebelión como efectivamente se produjo”. Nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino, y la Abogacía del Estado no incluye la rebelión en su escrito de acusación a los independentistas catalanes presos. Tontos, mentirosos hasta tal punto que, si antes había alguna duda, a partir de ahora no se puede creer nada de lo que digan estos personajes.

Pedro Sánchez “El Plagiador” y el Marqués de Galapagar, alias “El Chepa” nos llevan directamente a una nueva e inminente crisis política y financiera.

 

Publicado en el Blog de Campos el 05-11-2018

 

Todo a Cien – 322 Todo el mundo miente

El Dr. House lleva razón: “Todo el mundo miente”. Y en política, nadie se salva. El actual presidente del Gobierno Sr. Sánchez lleva dos meses en el puesto y ya ha colocado a unos quinientos adictos, que no más aptos, en la estructura de poder, la última, por ahora, a su esposa, contratada por una Escuela de Negocio de alto prestigio internacional (no sé yo a partir de ahora) con un título académico privado expedido por algo similar a “la academia de Don Camilo” de mi infancia o a CCC del 18% de analfabetos de mi juventud.

Es exactamente igual que cuando Franco. Quien está en el poder, sea quien sea, coloca a los suyos, provocando lo que viene en llamarse desencanto de la democracia. La diferencia está en que el “fresco general venido del norte” se dedicó a hacer pantanos y cuatro millones de viviendas sociales, y ahora la izquierda ahoga a los que producen los bienes, para pagar y tener contentos a quienes no producen nada, o muy poco, que son los que los votan, y a los camellos comunicadores que distribuyen la droga comunista leninista en sus medios. Pero quien no tiene nada que ver con la política, las pasa igual de putas, o más, que en aquellos tiempos.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 11-08-2018