Archivo de etiquetas| manteros

Pensando con la cabeza

Arabia Saudí es un país de Asia Occidental, gobernado por una monarquía absoluta, con más de dos millones de kilómetros cuadrados de superficie, de religión musulmana, es llamada «la tierra de las mezquitas sagradas» en referencia a la Gran Mezquita en La Meca y la Mezquita del Profeta en Medina, los dos lugares más sagrados del islam, a los cuales les está estrictamente prohibido el acceso a los no musulmanes. Es líder en la producción mundial de petróleo, lo que la ha convertido en una de las veinte economías más grandes del mundo.

 

 

Como tienen dinero en abundancia, han conseguido que el Rally Dakar se corra allí en el año 2020. Los participantes han recibido una “guía práctica” elaborada por la Autoridad General del Deporte saudí y la organización del rally, la empresa francesa ASO (Amaury Sport Organisation), quince millones de euros anuales durante cinco años.

 

 

En esa guía se establece una serie de recomendaciones y ruegos a los participantes para que adecúen su comportamiento al sistema normativo y la cultura del país anfitrión: Arabia Saudí. Un reino autoritario, regido por la ley islámica, que encabeza los rankings de vulneración de derechos humanos y de la mujer.

“Restricciones relativas al alcohol, las drogas y la carne de cerdo”, cuya “importación y consumo están terminantemente prohibidos y pueden ser objeto de un proceso judicial, de arresto y duras penas, incluida la pena de muerte”.

“Advertencias sobre sexualidad”: “Todo producto cultural importado (DVD, revistas, libros…) deberá ser compatible con las leyes locales de decencia (ningún contenido explícito)” … “Queda terminantemente prohibido todo contenido pornográfico o erótico del tipo que sea”.

“Se ruega tanto a hombres como a mujeres vestir con recato público, de acuerdo con las costumbres locales, evitando ropa ajustada o con palabras o imágenes vulgares”. Lo mismo para los tatuajes, que “se tolerarán dentro de lo razonable (sic), que no muestren imágenes o frases explícitas”. Y para las mujeres: “Deberán llevar los hombros y rodillas tapados en público; recomendamos llevar abaya (vestido parecido a una bata) fuera del vivac”.

Dado que en Arabia Saudí se persigue la homosexualidad (penada con lapidación), a los participantes del rally se les advierte que “las demostraciones públicas de afecto pueden ir en contra de la decencia pública y ser objeto de detenciones”.

 

 

La saudí Loujain al-Hathloul, líder del grupo «Women to drive», movimiento contra la prohibición de conducir, sigue detenida y en paradero desconocido. Loujain fue apresada el 15 de mayo de 2018 por dirigir la campaña en favor del derecho a conducir …. La joven saudí permanece detenida, acusada de un delito ya inexistente, y de otro más grave y genérico: promover el fin de la tutela masculina, pieza clave en el sistema social y religioso del reino. ABC del 11-12-2019.

Y los pijos-progres españoles, callados; ni una palabra, ni una declaración, ni una manifestación; eso sí, acogemos a muchos musulmanes, no sé por qué no van a Arabia Saudí que parece se vive muy bien, que no respetan lo que nuestra piloto española, una mujer, ha dicho: “Habrá que acatar sus normas” … “Veo lógico que quieran imponer su cultura, están en su casa”. Cuando ellos están en la nuestra, no solo no la respetan, sino que quieren imponernos la suya.

Quim Torra, el jefe del Ejecutivo catalán, ha exigido a Pedro Sánchez «amnistiar a los presos» y aceptar la «autodeterminación de Cataluña» a través de un proceso de negociación supervisado por una «mediación internacional». Todo de tapadillo, sin que nadie sepa nada de nada, como si se estuvieran repartiendo las rutas de la cocaína, eutanasia programada para la muerte de España como nación.

Felipe González, Alfonso Guerra, Rodríguez Ibarra, Emiliano García-Page y otros muchos profesionales y políticos, asustados ante la obsesión de Pedro Sánchez de mantenerse en La Moncloa a cualquier precio, han intentado buscar un líder socialdemócrata alternativo para que opte a presidente del Gobierno. Operación fallida; ayer tarde, mientras escribía estas líneas, el Rey Felipe VI, demostrando que tiene un palo romano más que su antecesor Felipe V, pero menos agallas que él, le ha encargado formar Gobierno; no se si es consciente que se juega el trono y que vamos derechos a un Gobierno de izquierdas frentepopulista republicano, que podría acabar en una España en tinieblas, económica y social.

Redada de la policía en el Polígono Cobo Calleja de Leganés de artículos chinos falsificados. Todos los manteros venden artículos falsificados, y ninguna autoridad policial los detiene y pone a disposición judicial, es más, Ada Colau aumenta un 25% la financiación al sindicato de manteros: 283.000€ del presupuesto municipal. Y encima quieren multar a quien les compre. ¿No existe ningún artículo en el ordenamiento jurídico español que castigue a las fuerzas públicas y responsables políticos que conozcan, sepan, sean conscientes y permitan que se esté cometiendo un delito, a título grupal, fiscal y de enriquecimiento a costa de empresas que pagan puntualmente sus impuestos y su copyright?

El nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, a la sombra de Cristina Fernández de Kirchner, ha dicho “que Argentina no puede pagar su deuda” … “no hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece. Tan simple como esto. Para poder pagar hay que crecer primero”, ha subrayado ante las autoridades del Estado y mandatarios extranjeros que asistieron a la ceremonia de su asunción en el Congreso, en Buenos Aires., o sea, default, Suspensión de Pagos.

 

 

Es el populismo de izquierdas que está arrasando en hispano américa, la expansión del comunismo cubano, la cosecha de plantó Evo Morales y el chavismo venezolano, al que tanto contribuyeron con sus ideas y dictámenes los actuales líderes de Podemos en España, y que con solo pensarlo hace temblar la bonanza social de la que disfrutamos en España.

Se acerca la Navidad, esperemos que el Niño-Dios mejore sus obras, y que esta no sea la última Navidad que pueda felicitarles en libertad y sin censura. ¡¡Dios, qué magnífica España si tuviera buenos gobernantes!!

Agosto, mes de sesteo

El mes de agosto es el canicular por excelencia en España, el calor incrementa el deseo sexual y se multiplican los casos de infidelidades, ocultadas de diferentes formas a la pareja habitual y que, con el tiempo, acaban en separación o divorcio.

 

Aprovechando este mes de sesteo, el presidente de Gobierno Sr. Sánchez, se ha dedicado a generalizar la vaselina, que como todo el mundo sabe es una fracción refinada de petróleo, entre los españoles. Por cierto, años después y ahora con mucha fuerza, parece ser que el interés de la masonería, de Rusia e Israel en Cataluña, podría venir porque hay petróleo en las costas gerundenses. Veamos algunos ejemplos de vaselina suavizante:

Decreto/Ley del 03-08-2018 de Medidas urgentes para el Desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que desprotege a los varones por su simple condición, dando veracidad a que una denuncia falsa puede hundir la vida de cualquier ciudadano de nuestro país, y a que diferentes organismos pueden decidir sobre las denuncias de violencia de género y tomar medidas preventivas contra el acusado, el cual, a posteriori, deberá demostrar su inocencia, y desde el momento de la denuncia, sin ningún tipo de prueba, será tratado como culpable. Y se habilitan a los Ayuntamientos para “aplicar la justicia del pueblo” en esta materia.

Entrecomillo “la justicia del pueblo” para señalar que el objetivo real es ir quitando competencias a la judicatura que, en un país verdaderamente democrático, son los únicos competentes para aplicar justicia. En España se ha creado un estado de ánimo ficticio por los medios de comunicación progres subvencionados por los mismos que subvencionan a las asociaciones feministas, que no coincide para nada con que sea uno de los países más seguros para las mujeres a nivel mundial. Y nadie puede ser condenado sin pruebas y tener que demostrar él su inocencia.

Muchos juristas han declarado la probable inconstitucionalidad de este Decreto/Ley, recomendándoles por mi parte lo publicado por Verónica del Carpio, profesora de Derecho Civil de la UNED.

Rumor no confirmado. Según la Asociación Unificada de la Guardia Civil, el ocho de este mismo mes de agosto, accediendo a las presiones de los partidos secesionistas y de Podemos, gracias a los que llegó a la Moncloa, Pedro Sánchez ha llegado a un acuerdo o pacto, para ir reduciendo paulatinamente los efectivos de forma tal que los últimos guardias civiles y policías nacionales salgan en marzo de 2.020 de Euskadi y Cataluña. Muy importante luz y taquígrafos para saber qué hay de verdad, o mentira, en este tema.

De la licenciatura universitaria y de los títulos de la presidenta consorte, no hablo. Solo me gustaría recordar que “el metro tiene cien centímetros para todo el mundo” y que el PP (Parte de Podemos, llamase “parte” a los informativos de la época de Franco), no ha dicho ni una palabra en esa televisión pública y democrática actual.

 

 

Se agudiza el problema de los inmigrantes ilegales y de los manteros. Dice un amigo que “No se si los manteros son delincuentes, pero al menos sí son infractores de la ley; la gran mayoría son inmigrantes ilegales con documentaciones falsificadas, venden artículos falsificados, carecen de permiso de venta ambulante, ocupan la vía pública sin permiso, no pagan impuestos de ningún tipo, tampoco las multas que le ponen porque son insolventes. Y sí, son negros, pero si fuesen blancos, chinos o esquimales serían igual de infractores o delincuentes”.

Yo añado: ¿No hay dejación de funciones y transgresión de no sé cuántos artículos de nuestras leyes por parte de la Policía Local, de los Ayuntamientos, de la Policía Nacional, de la Judicatura y de la Fiscalía, permitiendo esta situación de manifiesta ilegalidad e incumplimiento, entre otras, de la Ley de Extranjería?

Crónica de una muerte anunciada, perdón, de una subida de impuestos generalizada. El presidente del Gobierno ha dicho que “no hay más solución que subir impuestos”. Se le ha olvidado decir que es para poder mantener diecisiete reinos de taifas, algunas con ínfulas de estado soberano, sanidad universal para todo el que aquí llegue, subvenciones para el inmigrante que no quiera trabajar en todo su vida, para mantener organizaciones paralelas que agiten la calle a propia conveniencia, para duplicidades de organismos estatales y para elevar exponencialmente el número de funcionarios sin oposición.

Para eso no hay que ser doctor en economía con tesis ignota, solo hay que seguir anteriores ejemplos de cuasi quiebras financieras socialistas. Ahora la disputa con Podemos es a partir de qué importe, pues estos últimos pretenden que sea a partir de sesenta mil euros brutos al año, que no está mal, pero que después de pagar impuestos y cotizaciones sociales, corresponden a algo más de 2.250 euros mensuales, en catorce pagas. Luego “los ricos” no son tan ricos.

Por otra parte, la subida de impuestos a los verdaderamente ricos y a las grandes empresas, traerá consigo su deslocalización y, en muchos casos, el traslado final del gasto al consumidor e incremento de la inflación.

Comenzamos el cuarto trimestre del año, que es en el que todas las empresas se vuelcan en conseguir sus objetivos. Políticamente, lo hasta aquí expuesto no augura nada bueno, y es solo una pequeña muestra de los actuales problemas. Y es que nuestro presidente es cautivo de quienes quieren destruir España y la Constitución que nos dimos en su momento. Deseo vivamente que estas infidelidades veraniegas no le lleven al divorcio para con los ciudadanos.

 

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en el Blog de Campos el 25-08-2018

 

 

 

 

 

Manteros

La muerte de un joven senegalés en el barrio madrileño de Lavapiés, ha servido para que la ultra izquierda española culpe al “capitalismo y al racismo institucional” de su defunción, acusando a la Policía Municipal de haberle causado un infarto al perseguirlo como mantero a la fuga. He hablado en diferentes ocasiones del Decálogo de Lenin, del que recuerdo el punto ocho: Promueva disturbios y contribuya para que las autoridades constituidas no las repriman.

La autopsia del fallecido ha revelado que tenía una enfermedad congénita del corazón y que no había ningún signo de violencia. Y varios testigos han manifestado que cayó al suelo y la Policía Municipal se acercó a ayudarle, incluso un amigo que le acompañaba ha manifestado: “Me dijo que se encontraba mal y paré a unos policías que pasaban por la zona, nadie nos perseguía”.

Anarquistas, okupas y podemitas han manipulado la noticia y han producido una serie de disturbios y destrozos en el barrio, barricadas, coches quemados, pedradas a los comercios, sucursales bancarias saqueadas, marquesinas reventadas, árboles tronchados y otros signos de “guerrilla urbana”. ¿Quién va a pagar eso ahora?

La verdad es: Que los manteros son una mafia organizada; venden copias ilegales, con lo que roban los derechos de autor; hacen la competencia ilegal a los comercios y tiendas que pagan sus impuestos; no pagan impuestos ni seguridad social, con lo que roban a todos los ciudadanos que cumplen con sus deberes fiscales; se aprovechan del sistema, sin aportar nada al mismo, con subvenciones, ayudas y servicios sanitarios gratis.

La muerte de este hombre es una triste noticia, que lamento profundamente. El interfecto llegó hace doce años a España, en patera, ilegal, sin papeles. Doce años de permanencia en el país, viviendo del “todo gratis”, es tiempo más que suficiente para haber regularizado su situación e integrarse en la vida laboral y legal española.

Cientos de inmigrantes y militantes de extrema izquierda se congregaron en la plaza de Lavapiés y calle aledañas para participar en la concentración contra la Policía y en protesta por la muerte natural del mantero senegalés, coreando  consignas como “Policía asesina”, “Sí lo mataron”, “Vamos a quemar la puta ciudad”, “Sin piernas, sin brazos, maderos a pedazos”, “todos somos legales” y portando pancartas con la leyenda “Manta es vida”, “Europa racista mata” o “Contra el racismo, basta, basta, basta”. Ni que decir tiene que Podemos pretende legalizar a todos esos inmigrantes, voto cautivo para llegar al poder.

 

 

“Hartos de inmigrantes ilegales violentos. Y ahora me llamarán fascista, racista o nazi”, escribían en las redes sociales. El español no es racista ni xenófobo. Un niño marroquí le pregunta a su madre la diferencia entre democracia y racismo. Su madre le dice: democracia es cuando los españoles trabajan para que nosotros podamos gozar de casa gratis, sanidad gratis, educación gratis, subvenciones, y nos construyan mezquitas y centros comunitarios. A veces, recibimos más dinero que sus propios pensionistas. Eso es democracia. El niño, asombrado, pregunta: ¿Y los españoles no se enfadan por eso? Su madre le contesta: Claro que sí; y a eso lo llamamos racismo.

El español lo que no acepta es aquellos que transgreden las leyes, al que delinque, no acepta a los que viven a costa de sus impuestos, no acepta a quienes quieren imponer su mentalidad y creencias en una España democrática. Es clasista, sí, pero recibe con agrado a todo el extranjero que ha venido a trabajar honradamente, 1.837.901 personas a final del año 2017. Y le gustaría que se cumplieran las leyes y Reglamento de Extranjería:

Requisitos para la entrada en territorio español. El extranjero que pretenda entrar en España deberá hacerlo por los puestos habilitados al efecto, hallarse provisto del pasaporte o documento de viaje que acredite su identidad, que se considere válido para tal fin en virtud de convenios internacionales suscritos por España y no estar sujeto a prohibiciones expresas. Asimismo, deberá presentar los documentos que se determinen reglamentariamente que justifiquen el objeto y condiciones de estancia, y acreditar medios de vida suficientes para el tiempo que pretenda permanecer en España, o estar en condiciones de obtener legalmente dichos medios.

Autorización de residencia y trabajo. Los extranjeros mayores de dieciséis años precisarán, para ejercer cualquier actividad lucrativa, laboral o profesional, de la correspondiente autorización administrativa previa para residir y trabajar. La autorización de trabajo se concederá con la de residencia, salvo en los supuestos de penados extranjeros que se hallen cumpliendo condenas o en otros supuestos excepcionales que se determinen reglamentariamente.

Son infracciones graves: a) Encontrarse irregularmente en territorio español, por no haber obtenido la prórroga de estancia, carecer de autorización de residencia o tener caducada más de tres meses la mencionada autorización, y siempre que el interesado no hubiere solicitado la renovación de la misma en el plazo previsto reglamentariamente.

La Ley prevé las penas de multa, y establece en determinados supuestos, como sanción sustitutiva de la multa, la expulsión y prohibición de entrada en el territorio español por un plazo de tres a diez años para sanciones muy graves y para las graves que expresamente establece la ley. Como muchos de los extranjeros a los que se impone la multa están en situación irregular, el cobro de la misma es problemático, por no decir nulo: por ello, en la práctica se tiende a privilegiar la expulsión.

Se ha escrito mucho sobre la necesidad de los inmigrantes para equilibrar las cuentas de las pensiones. Lo que sigue a continuación es la opinión de Rafael Bardají, de ideas conservadoras, profesor de la Universidad de Zaragoza.

En la “tiranocracia” de lo políticamente correcto en la que se ha instalado España por el totalitarismo del pensamiento único de la izquierda y la cobardía y pereza de la derecha, nadie se ha atrevido a demoler los mitos que buenamente hemos asumido sobre las bondades de la emigración. Hasta ahora. Acabo de tener la oportunidad de prologar un estudio editado por el Grupo de Estudios Estratégicos titulado “El coste de la emigración extranjera en España”, en el que por primera vez se aborda el tema con una clara metodología que permite valorar de manera realista lo que aporta, lo que consume, lo que beneficia y lo que detrae la población emigrante en nuestro suelo.

Qué se considera una emigración positiva y cuál una negativa. Así, una emigración sería netamente ventajosa si se cumplieran las siguientes condiciones: A) cuando los emigrantes desempeñan actividades económicas de nivel mayor que la media española, o trabajan en empleos que los españoles no cubren, B) no generan conflictividad social o delincuencia en proporciones mayores que los propios españoles; C) Se asimila e integra con normalidad en la vida social, económica y política española; D) presentan un balance fiscal positivo con el Estado; E) tienen una nivel cultural similar o superior a la media de España.

¿Pero es este el caso y la realidad de la población extranjera en España? La conclusión no puede ser más que un terrible NO.

A pesar de no encontrar empleo, relativamente pocos emigrantes han salido de España y, de hecho, vuelven a venir en mayor proporción en el último año. Esto sólo se puede explicar por la gran generosidad con que nuestros dirigentes políticos utilizan el dinero público que extraen de nuestros bolsillos para asegurar ayudas y subsidios de todo tipo a los emigrantes.

La política de puertas abiertas que se ha seguido en España (y en Europa), con el consiguiente efecto llamada, donde la llegada de millones de emigrantes supone un lastre insostenible para las arcas del Estado. Pensar que los emigrantes van a salvarnos las pensiones y que van a trabajar para garantizarnos el futuro es un mito peligroso. De hecho, con los datos en la mano, empiezan a cavar la tumba de nuestro sistema, un sistema que hemos intentado mantener a flote durante generaciones gracias a las aportaciones al trabajo de los españoles.

Cuando se tiene en cuenta, además, el consumo neto de los emigrantes en términos de sanidad, educación y demás servicios sociales, el déficit para con el Estado se incrementa sustancialmente. Y el problema es que no se trata solamente de un desequilibrio para con las arcas del estado, se trata de una injusticia para con todos los españoles que han cotizado durante años, si no décadas, bajo el pacto social de que, al final de su vida profesional, contarían con un retiro y unas condiciones de vida decentes.

 

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 31-03-2018

Publicado en el Blog de Campos el 31-03-2018

 

 

Todo a Cien – 147 Insolidaridad de manteros y okupas

Uno de los apartados más interesantes de los periódicos, si no el que más, es el de Cartas de los Lectores. Barcelona es una magnífica ciudad que se está descomponiendo social y legalmente desde que la Sra Colau es su Alcaldesa. El periódico La Vanguardia del pasado domingo incorporaba dos misivas de otros tantos lectores acerca de los manteros en la Avda Joan de Borbón, 205 tenderetes atendidos por unas 400 personas, productos y marcas falsificadas en su mayoría. Hablaban de una mafia organizada, copiando, fabricando, transportando, importando, almacenando y distribuyendo tanta mercancía, vendiendo y blanqueando dinero sin pagar impuestos de ningún tipo. Y okupas, a los que el Ayuntamiento ha pagado los alquileres.

 

Los lectores proponen que los comerciantes no paguen sus impuestos, como hacen los manteros. Y que el Ayuntamiento pague la hipoteca, el alquiler, el agua, la luz y el gas a todos los ciudadanos, igualándonos a los de primera categoría que son hoy los inmigrantes manteros y los okupas.

 

En la página siguiente escribe Llucía Ramis: “Poco a poco, Barcelona va expulsando a su cliente habitual, que es el ciudadano. Prefiere el amante esporádico. Se vuelve inaguantable y cara. Que no es lo mismo que rica, sino todo lo contrario”.

 

¿No hay en nuestro ordenamiento jurídico ningún artículo que contemple la inacción de autoridades, jueces, fiscales y policía que permiten estos ilícitos, insolidarios con el resto de ciudadanos que pagan impuestos?

 

Publicado en el Blog de Campos el 07-06-2016

Todo a Cien – 109 Sindicato de manteros

Se ha constituido en Barcelona el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, colectivo formado por jóvenes manteros de origen africano, inmigrantes ilegales en España. Su sede está en el Raval, antiguo barrio chino de desahogo amoroso de medio mundo, hoy lugar libertario de todo tipo de personas. Con la aquiescencia de los poderes políticos municipales, quince por ciento de los votos y poder omnímodo en las decisiones, una vez más la ley se sesga a favor de quien la transgrede, ante la inacción de quienes la respeten y, además, la sustentan con sus impuestos. Una mafia más de las que pululan por España, en dónde la policía se juega la vida diariamente y las leyes, el Parlamento y el poder ejecutivo, permiten su incumplimiento sistemático.

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, nº 2397 del 07-11-2015, página 12