Archivo de etiquetas| Iceta

Tiempos recios

El 11 de febrero de 1873, en España, se produjo uno de esos acontecimientos que, de vez en cuando, suponen un punto de inflexión en la Historia de los pueblos.

Se vivían tiempos recios. Muy recios. Tiempos de cambios e incertidumbres.

Y, para aquellos jóvenes que hayan sido víctimas de la LOGSE, quiero aclarar que Franco no había nacido, ni tampoco don Manuel Azaña, y que aún no había rojos ni azules, ni fascistas ni antifascistas, ni milicianos ni falangistas. Y añado: todo lo que voy a contar sucedió medio siglo ANTES de nuestra Guerra Civil.

1871 y 1872 fue un bienio de puro disloque. Nunca, jamás, había estado tan dividida España como en esos dos convulsos años. Nunca. Aunque, bien es verdad, ignoraban los pobrecitos españoles lo que les aguardaba al año siguiente, en 1873. Ya saben: todo es susceptible de empeorar.

En 1871 y 1872, el panorama nacional era el siguiente:

1-Las provincias vascongadas estaban en guerra con el resto del país. A cañonazos. Ya saben: los Fueros, los Derechos y todas esas cositas.

2-Los catalanes pinchaban donde más podía doler: también andaban díscolos, y compinchados con los vascongados en la guerra de guerrillas.

3-Había una Constitución Española desde 1869, una monarquía constitucional y un rey constitucional que se llamaba don Amadeo de Saboya (por Dios, qué mala rima).

4-Aunque los monárquicos eran mayoría en el Congreso de los Diputados (70% de los escaños), una ruidosa minoría republicana (30% de los escaños) no cesaba de provocar algaradas por todo el país. Querían abolir la Constitución, echar al rey, proclamar la Primera República y que España fuese un Estado Plurinacional (ellos lo llamaban federal o cantonal).

5-La cosa se puso absolutamente insoportable en febrero de 1873. Jamás se habían dado cita en las Cortes Españolas tantos inútiles juntos, tanto irresponsable por metro cuadrado. Don Benito Pérez Galdós, que entonces era un joven columnista en un periódico madrileño, decía esto sobre el Congreso de los Diputados: “… las sesiones de las Cortes me atraen; y, las más tardes, las paso en la tribuna de la prensa entretenido con el espectáculo de indescriptible confusión que dan los Padres de la Patria. El individualismo sin freno, el flujo y reflujo de opiniones, desde las más sesudas a las más extravagantes, y la funesta espontaneidad de tantos oradores, enloquecen al espectador e imposibilitan las funciones históricas de la Cámara”.

Como no podía ser de otra manera, visto el desastre que se avecinaba, el rey don Amadeo de Saboya renunció a la Corona española y se marchó del país. Tenía esa suerte: era italiano.

Y aquí transcribo las palabras literales de la abdicación de don Amadeo. Fue la mañana del 11 de febrero de 1873 cuando las pronunció:

“Españoles: dos años ha que ciño la corona, y España vive en constante lucha, viéndose cada día más lejana la era de paz y de ventura que tan ardientemente anhelo. Si fueran extranjeros los enemigos en sus luchas, entonces yo, al frente de esos soldados tan valientes como sufridos, sería el primero en combatirlos. Pero todos los que con la espada, con la pluma y con la palabra, agravan y perpetúan los males de la nación son españoles. Todos invocan el dulce nombre de la patria. Todos se pelean y se agitan por su bien; y, entre el fragor del combate, entra el confuso, atronador y contradictorio clamor de los partidos políticos”.

Cuatro horas después de la abdicación del rey don Amadeo, se proclamaba la Primera República Española. Cuatro semanas después, la anarquía se adueñaba del país. Y cuatro meses después, España se fragmentaba en infinidad de Cantones: 39 provincias o ciudades españolas, arrogándose un supuesto “derecho a decidir” o de “autodeterminación”, se habían constituido en Estados, algunos con moneda y ejército propios.

Y entonces llegó la locura final: Cataluña expulsó al ejército gubernamental; Cartagena se apropió de los barcos de la Marina Española, bombardeó con ellos Almería y Alicante y comenzó a piratear en el Mediterráneo; Granada le declaró la guerra a Jaén; Cádiz, a Jerez; Jumilla, a Murcia; etcétera, etcétera, etcétera… Todos contra todos.

Y esa es mi historia de hoy, lector. ¿Te suena de algo? ¿No? Pues lee las declaraciones de don Miquel Iceta. Dice el ilustre político catalán que en España hay 9 naciones. Nueve. Él las ha contado y le salen 9. Exactamente 9.

Bueno. No desesperen. Ya faltan menos para 39. Todo se andará.

Firmado: Ricardo Rodríguez Fernández (*)

Magistrado, gallego, pero fundamentalmente, español.

(*) Inspector delegado de la jurisdicción penal en el Servicio de Inspección del órgano de gobierno de los jueces. Es uno de los magistrados más internacionales. Como consultor se ha recorrido gran parte de los países iberoamericanos. Es doctor en derecho, tiene un Máster en Criminología y es experto en derecho comunitario.

A las diez, en la cama estés

Tenemos nueva ministra de Sanidad, la anterior ministra de Política Territorial, una canaria que ha pasado totalmente desapercibida hasta ahora, de la que ni le suena el nombre a la mayoría de los españoles. No le será muy difícil hacerlo mejor que su antecesor Salvador Illa, una buena persona, educada, afable, trabajadora, pero sin conocimientos para liderar y controlar la pandemia del coronavirus en la que estamos metidos. Yo también soy una buena persona, creo, pero si me encargan construir un puente sobre el río Henares, se cae al primer pilar que ponga. Es la diferencia entre adeptos y aptos para desempeñar un cargo.

Mientras tanto, La Comunidad de Madrid ha agotado sus existencias disponibles de vacunas; Más Madrid, las migajas de Podemos, ha pedido la suspensión cautelar del Hospital Zendal de Madrid, pretendiendo que cierre las instalaciones y se echen a la calle a todos los pacientes. Según un reportaje publicado en El Mundo, el hospital cuenta con “67 médicos fijos, uno por cada 5,5 pacientes; 435 enfermeras, 1,2 por paciente; 355 auxiliares de enfermería, 0,96 por paciente; técnicos de laboratorio, de radiodiagnostico; técnicos de farmacia, etcétera, además de fisoterapeutas, trabajadores sociales, celadores… En total, en estos momentos trabajan en el hospital de modo permanente 1.150 personas, además del personal de limpieza, seguridad, administrativos, etcétera”. España es el país de la envidia, que no se toma ningún día libre: “Dale al diablo lo que es suyo, lujuria, envidia y orgullo.”

El nuevo ministro de Política Territorial es la constatación de que Celáa lleva razón con su Ley de Educación: Un muy mal estudiante, que repitió cinco años el primer curso de una carrera universitaria, expulsado de la universidad por haber agotado las convocatorias, sin haber trabajado nunca, viviendo de chupar en un partido político desde que tenía dieciocho años, puede llegar a ministro del Gobierno de España. Es la formulación que hace Carlos Glatt, mexicano, ingeniero de Diseño Industrial y MBI (Master of Business Innovation), que dice, entre otras cosas, que se regresa al esquema de contratar candidatos a los puestos por aporte personal, sin título universitario que lo avalen. En eso somos pioneros: Begoña Gómez, esposa de nuestro presidente Pedro Sánchez, ha dirigido nueve masters y una cátedra sin tener título universitario oficial. Estamos ante claros ejemplos de que la ministra Celáa pudiese tener ideas herradas, pero no yerra legislando cuantas indicaciones se le formulan desde el dúo marxista-comunista que nos gobierna.

Iceta es quien afirmó en su día: “Si el 65% de la población quiere la independencia de Cataluña, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso” y “¿Cuántas naciones hay en España? Las he contado. Según los Estatutos de Autonomía, ocho, y si sumamos el preámbulo de Navarra, nueve. Los Estatutos de Galicia, Aragón, Valencia, Baleares, Canarias, Andalucía, País Vasco y Cataluña dicen que son nacionalidades, o nacionalidades históricas. Nación y nacionalidad son sinónimos”. Se ha puesto el lobo a cuidar a los corderos.

Es destituido el JEMAD por vacunarse contra el coronavirus siguiendo las instrucciones de su Ministerio, por una ministra de Defensa sumisa ante su enemigo político Marlaska. Todos somos iguales ante la ley, pero no igual de importantes para la colectividad de los ciudadanos. En mi opinión, el Rey, la Princesa heredera, el presidente del Gobierno, la vicepresidenta primera del Gobierno, el JEMAD, el presidente del CGPJ, por su importancia y por los problemas que podrían presentarse si alguno de ellos muriese de forma repentina por el coronavirus, deberían haberse vacunado los primeros, televisado en directo para general conocimiento, dando ejemplo acerca de la seguridad de las vacunas y salvaguardando sus vidas por el puesto que tienen o desempeñan en la de todos los españoles, en unos momentos convulsos en los que la nación los necesita sanos, física y mentalmente.

Una vez más ha sido el honor, la disciplina, la obediencia debida, lo que este militar ha puesto de manifiesto con su dimisión; lo mismo que él, pero sin órdenes de su superior, han hecho 700 políticos y altos cargos, de los que, únicamente, nueve han dimitido, y no me hablen de colores que la cobardía no tiene ningún color definido.

Las decisiones tomadas por impulso pueden provocar resultados indeseados. Con el título de “Yo acuso” del escritor francés Émile Zola, circula por todas las Salas de Bandera del Ejército un escrito de un excompañero del JEMAD destituido, poniendo de manifiesto el disgusto de los militares (alguien dirá que son solo algunos) por cómo se les está tratando en este momento político, y que la ministra Robles, una de las pocas que se salvan del naufragio del Gobierno, no ha estado a la altura de las circunstancias y ha contribuido, probablemente, a que “alguien se dedique a desmontar las Fuerzas Armadas más al gusto de Podemos”.

Por eso de las coincidencias, ERC, EH Bildu, JxCat, la CUP y el BNG han registrado en el Congreso una petición para la creación de una comisión de investigación sobre la voluntad de los miembros de las Fuerzas Armadas, a las que acusan de “manifestaciones filofascistas” y, sin citarlo textualmente, de franquistas y golpistas. Lo que faltaba: ahora resulta que los buenos son los comunistas, independentistas, secesionistas y anticonstitucionalistas. Y el PSOE justifica el cierre de la cuenta en twitter de VOX con el siguiente mensaje:

“Hay ideas que incitan al odio. Hay ideas que fomentan la violencia sobre el diferente. Hay ideas que son amenazas. HAY IDEAS QUE SON DELITO. En Twitter, en la calle y en cualquier democracia. pic.twitter.com/A2utBp5Aqw — PSOE (@PSOE) January 28, 2021”

No seré yo quien defienda a VOX, pero ¿ya no se pueden tener ideas?, ¿ya no se puede ni pensar libremente? ¿Ha hecho VOX algo inconstitucional? Los que piensan imponer el secesionismo, el hembrismo, el comunismo (no olvidar nunca que mató a cien millones de personas en el siglo XX) y otras ideas o actos que van contra la Constitución, ¿qué, con ellos no va eso de que “hay ideas que son delito”?

Cuanto antecede, hay que enmarcarlo en una situación económica al borde del colapso: El FMI prevé que el déficit español sea del 11,7 % en 2020 y 8,2 % en 2021. La Deuda Pública Española respecto al PIB la sitúa en el 118,2% en 2020 y en el 118,9% en 2021. Son los peores datos habidos desde la Guerra Civil. “La deuda pública se disparó como resultado de la crisis y seguirá manteniendo las vulnerabilidades elevadas. Equilibrar el respaldo a la demanda a corto plazo para la recuperación con la sostenibilidad es crítico”. Otro aviso al “gratis total” y subvenciones indiscriminadas a los votos cautivos. El sistema actual se mantiene porque se retroalimenta:  Libertos, manumitidos en relación de dependencia respecto del patrono, al que debe respetar como padre, y ambos tienen la recíproca obligación de prestarse sustento en caso de necesidad.

Salvo en el tema de seguridad ciudadana, cada vez nos parecemos más a los primeros años sesenta del siglo pasado, incluido el silencio y el miedo de los ciudadanos, solo hemos cambiado el color de la camisa, confinados y vigilados, evidentemente “por nuestra seguridad”, acabando la jornada con el telesánchez a las nueve de la noche, que ha sustituido a “El parte” de RNE a las diez en punto, de conexión obligatoria: “a las diez, en la cama estés; si puede ser antes, mejor que después”. Un pueblo dormido no molesta a ningún gobernante.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 05-02-2021

La Presidencia del Senado

Pedro Sánchez, ganador de las elecciones generales pasadas, se ha creído que es el Jefe del Estado, el Presidente de la República o el dictadorzuelo de un país bananero. Saltándose el protocolo de que es el Rey quien tiene que llamar a consulta a los líderes de los diversos partidos en lid electoral, ha sido él el que se ha autoerigido en presidente in péctore, adelantándose a los acontecimientos.

 

 

Y había designado, por su índice (dedo) socialista que el futuro presidente del Senado sería el catalán Miguel Iceta. Había un problema, y es que el Sr. Iceta no es Senador elegido en las urnas, por lo que debería ser elegido en representación de la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Hoy se ha celebrado la sesión del Parlamento Catalán en la que debía decidirse dicha elección, en votación secreta, que es por la que se opta cuando nadie quiere que le señalen,  y la votación se ha saldado con el “no” de todos los grupos independentistas (65), la abstención de Ciudadanos y PPC (39), y tan solo el apoyo de socialistas y En Comú Podem, que junto con el PSC suman 25, por lo que Iceta no será Senador y, por tanto, tampoco Presidente del Senado.

Esta votación es una muestra de la fortaleza de los grupos independentistas catalanes, que no se fían de lo que Pedro Sánchez pueda haberles prometido y que corre el riesgo de no obtener los apoyos suficientes para poder superar las votaciones en el Congreso de Diputados.

Albert Batet, de JxCat, ha rechazado el “diálogo falso” de los socialistas. “Estamos cansados de la falsa retórica del diálogo”, ha puntualizado, al tiempo que ha reprochado la banalización de la situación excepcional de Cataluña, como cuando “se ríen o cuando se menosprecia el exilio”.

EL PSOE ha manifestado que van a presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional. A todos nos sabe mal perder.

En mi opinión, de esta situación se desprenden tres lecciones.

Pedro Sánchez se cree que está por encima del bien y del mal, que sus palabras son la ley, y que da por sentados hechos que solo son ilusiones en sus noches de colchón monclovita.

Los independentistas catalanes solo quieren la secesión, por cualquier medio, y se les está permitiendo cosas que, si ocurrieran en La Rioja, Castilla La Mancha o Asturias, serían repelidas con la contundencia que marca la ley.

Tan peligroso es, para el futuro de España, que Pedro Sánchez pacte con los independentistas como que lo haga con Podemos. Aunque no guste a muchos de sus votantes, el único pacto que no olerá a pólvora, sería con Ciudadanos: Recomposición de un centro, tanto de derechas como de izquierdas, que pusiera en el fiel de la balanza que todo el mundo tiene que ganarse el pan que come, una política efectiva de vivienda social y un extenso tejido industrial y empresarial que genere empleo de larga duración y remuneración suficiente para mantener dignamente a las familias, y un nuevo consenso general que se olvide de Viriato, El Cid Campeador, Los Reyes Católicos, Franco, Carrillo y, si me apuran hasta de Felipe González, Aznar , Zapatero y Rajoy, mirando a un futuro de una Europa envejecida, en edad y en cultura, que está empezando a consumirse en sus propios ideales.

 

Publicado en el Blog de Campos el 16-05-2019

 

 

Haz que pase … y no vuelva

Pedro Sánchez cede ante el PNV y les transfiere el tramo vasco de la autopista AP-68, la vasco-aragonesa que une Bilbao con Zaragoza y que atraviesa tierras de Álava y Vizcaya, o sea, como si fuera una frontera internacional. Además, la gestión de las ayudas previas a la jubilación a trabajadores afectados por un ERE (por lo que se ve, ese tema da mucho juego), la capacidad de legislar sobre productos farmacéuticos y todo lo correspondiente al seguro escolar. Y Otegui dice que el PSOE ha sido muy insistente en este asunto, a cambio, naturalmente, del apoyo vasco en el próximo gobierno a pactar tras las elecciones del 28-A.

Bildu, en la persona del parlamentario Julen Arzuaga, llama “nazis” y “asquerosos” a policías y guardias civiles en la Cámara Vasca, en el debate sobre la “Ley de abusos policiales”.

La Generalitat Catalana edita un manual para desobedecer y enfrentarse a la policía. El texto ofrece consejos muy esquemáticos para manifestarse y hacer frente a los agentes, y con teléfonos de gabinetes de abogados por si hubiera algún problema.

El socialista Iceta, en un lapsus ad propositum, propone un porcentaje mínimo para negociar la secesión: “Si el 65% quiere la independencia, la democracia la tiene que permitir”, apuntando un tiempo de diez años para que “Cataluña sea independiente”.

Pablo Iglesias pide a Pedro Sánchez “formar parte y liderar el Ministerio del Interior” en el próximo gobierno, a cambio de su apoyo parlamentario, rechazando así un gobierno monocolor socialista. Y aprieta con la religión: Funerales laicos, enseñanza islámica y ni rastro de crucifijos, limitando el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.

A este paso, la policía va a quedar únicamente para acudir a socorrer en caso de catástrofes naturales. Mal se le pone el ojo al caballo. Haz que pase … y no vuelva.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 04-04-2019

 

Hoy es la fiesta de la Constitución

Todos los días me levanto pensando en positivo, que la gente es buena y que nadie va a querer engañarme. Pero en el momento que escucho la radio o leo la prensa, me cambia el carácter porque descubro lo equivocado que estoy.

Aida Ginestar Pau, de Compromís, es concejal de Deportes y Cultura del Ayuntamiento de Alzira (Valencia), y en uno de sus comentarios en Facebook ha dicho “¿pero quedan Iglesias todavía? No las han quemado todas”. ¿Puede considerarse eso apología de la violencia?

En Balsarenys (Barcelona), una localidad de unos 3.000 habitantes, regidos por la CUP, unos desconocidos han prendido fuego y destrozado la entrada de la vivienda de unos ciudadanos que tenían colgada una bandera de España en su balcón. ¿Alguien se acuerda cómo empezó el nazismo señalando a los judíos?

La evolución de la deuda de Cataluña, fuente que se cita a pie de foto, es lo que el iluminado Iceta y el bambarria Sánchez pretenden asuma el Estado Español, perdonándosele a los catalanes.

 

 

La última foto de las que siguen a continuación es de Cataluña, simulacro de ahorcamiento de votantes del PP, CD’s y PSOE. Las dos primeras son de ahorcamientos reales. ¿Estarán dispuestos a dar el salto?

 

 

Rosa Díez, fundadora de UPyD, escribe en El Español.com que la singularidad que se quiere reconocer a Cataluña no es otra cosa que un privilegio y que Ciudadanos, calladito lo tenían, quiere que se establezca vía disposición adicional a la Constitución, porque presume que los españoles no estaríamos de acuerdo en que una nueva Constitución sirviese para profundizar en la desigualdad entre españoles. “En el lenguaje político de hoy lo que importa no es lo que dicen sino lo que ocultan las palabras que se eligen para que no descubramos las verdaderas intenciones”.

Y continúa diciendo: Como sigamos así la escalada de ruptura de España no va a tener buen fin. Porque la ruptura de España, de la España constitucional y democrática que es la que importa, se produce desde el mismo momento en que se rompe la igualdad entre españoles. Así que si queremos reformar la Constitución para que nos dure al menos otros cuarenta años habrá que hacerlo reforzando aquellos artículos que garantizan la igualdad real y efectiva entre los ciudadanos al margen de la parte de España de la que sean vecinos.

Hoy es la fiesta conmemorativa de la Constitución. Brindemos por ella y por los años de democracia, libertad y paz que trajo consigo a España.

 

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en el Blog de Campos el 06-12-2017

 

 

Todo a Cien – 268 Yo también quiero una quita

El Sr. Iceta, por favor ver https://ancamfer.wordpress.com/2017/11/22/todo-a-cien-265-el-bien-personal-y-el-general/ del pasado 22-11-2017, ha tenido la feliz idea de pedir una QUITA a la deuda que Cataluña mantiene con el Estado Español. O sea, que la embajaditas extranjeras contra España, que los mayores sueldos que ganan los Mossos d’Escuadra en relación a la Guardia Civil y Policía Nacional, que las madraças musulmanas de adoctrinamiento independentista, que las urnas, papeletas e infraestructuras ilegales del 1-O, que la inmersión únicamente en catalán en escuelas y rotulación callejera, que TV3 y Catalunya Radio, que insultan a España y a los españoles un día sí y el otro también, que los otros medios de comunicación, muchos, que reciben subvenciones a raudales para desprestigiar a España, que las banderas y los pitos que se traducen en silbidos al Rey y a la selección española de fútbol, por no decir los que se lo han llevado crudo, y así un largo etcétera de agravios y odios, lo paguemos los españoles que hemos jurado o prometido la Constitución y defender la unidad de España hasta derramar hasta la última gota de nuestra sangre, si fuera necesario. Antes, ahora es de mal hablados, como yo soy, se decía: Encima de puta, poner la cama.

Y es muy preocupante que Pedro Sánchez se haya dejado querer por la idea y la apoye. Y una vez más se pone de manifiesto la fractura de los socialistas, muchos de los cuales, algunos de tronío y taifa, se oponen clara y públicamente a ello.

Podría hacerse una larguísima fila de optantes a quitas financieras por haber vivido por encima de las propias posibilidades: Hipotecados, empresarios en quiebra y en concurso, clubes deportivos con deudas impagables, ……  hasta aquél al que le gustan, y compra, percebes, cuando su salario solo le permitiría comer pescadilla. Y yo, que quiero que me quiten los impuestos …

Queremos a Cataluña en España, pero con una premisa básica: Todos los españoles somos iguales.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 03-12-2017

Todo a Cien 265 – El bien personal y el general

Miguel Iceta es un político catalán, de 57 años de edad, profesional de la política desde su juventud, no ha tenido trabajo alguno en la empresa privada, socialista, socialdemócrata en su día y del Partido Socialista Obrero Plurinacional de hoy.

Candidato a la Presidencia de la Generalitat para las próximas elecciones autonómicas del veintiuno de diciembre, sin posibilidad alguna de obtener los votos suficientes para una mayoría en las urnas, maquina sobre su futuro.

Si ganase el voto constitucionalista (PP, Ciudadanos, los Unionistas de Durán i Lleida y el PSC), ya ha anunciado que no votará a la centrista Arrimadas que, en estos momentos, es la lideresa de la oposición y, según las encuestas, la fuerza constitucionalista que conseguirá más votos.

Si ganasen los independentistas, secesionistas, antisistema, okupas, bolivarianos, radicales, ultra izquierdistas y personal de similar posicionamiento e ideario, tampoco apostaría por ninguno de los supuestos optantes a Honorable (Puigdemont, Romeva, Colau, Santi Villa o Marteta Rovira, la de los “muertos en la calle”).

“Yo solo pactaré con quien me haga presidente”. Amb dos collons. Él no apoya a nadie, pero espera que le apoyen todos. Lo mismo le da que sea la izquierda que la derecha, los españolistas que los independentistas, los que propugnan el libre comercio que los que niegan la propiedad privada, cristianos, musulmanes, judíos, budistas que ateos, lo importante es que él sea presidente.

¿Dónde han quedado el honor, el patriotismo, la moral, la honradez, la rectitud, la ética, la confianza, la democracia en su más amplio concepto? El pueblo se la sopla, a ser posible por oriente, lo que él quiere es ser presidente, solucionar su futuro personal, pasar a la historia, aunque tenga que pagar prebendas desde la ultraderecha a la ultraizquierda, incluidos independentistas.  Lo importante es él. Después de él, no hay nada. Son declaraciones inmorales de un político, por buscar el bien personal y no el general. Y lo que es peor, nadie de su Partido a nivel nacional le ha corregido, ¿será porque piensan hacer lo mismo cuando llegue su momento?

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 22-11-2017