Archivo de etiquetas| ciudad real

Todo a Cien – 282 San Antón

Hasta San Antón, Pascuas son. San Antón es como se conoce en Ciudad Real a San Antonio Abad, santo nacido en Egipto. Allí es típico la elaboración de un dulce llamado “caridades de San Antón”, cuyo origen se remonta a una Hermandad agrícola en el siglo XIII. En aquella época la “caridad” se entendía como una limosna repartida a los enfermos, pobres y a los niños, por su carácter curativo y preventivo de enfermedades debido a la intersección del Santo.

Hasta hace unos años, las “caridades” las hacían los propios hermanos de la Hermandad; pero ahora es un obrador artesano de Carrión de Calatrava, a unos diez kilómetros de la capital de provincia, el que las hace, parece que este año en cantidad igual al 25% de toda la población de Ciudad Real.

Se utiliza harina, aceite, vino blanco, agua, manteca, azúcar, anís, esencia de limón, levadura, huevos para pintar, matalahúva y anisillos de colores para decorar. De sayón.blogspot.com copio la receta: La elaboración comienza con el amasado, refinado y reducción de la masa (harina, agua, vino y aceite); a continuación, se lamina con un rulo y se procede a cortar las caridades mediante unos moldes que le van a dar la forma característica de este dulce; los moldes actuales tienen más de cincuenta años y llevan el símbolo Tau, de tal forma que dicho anagrama queda grabado en la parte superior de las caridades. Una vez cortadas las caridades mediante los moldes, se les unta con huevo, se espolvorean unos anisillos por la parte superior y mediante bandejas se introducen en el horno para su cocción en torno a cuarenta minutos.

Se venden únicamente en el barrio del Perchel, en la plaza de la Iglesia de Santiago, la más antigua de la ciudad. Y será por vieja tradición o por su buen saber y mejor sabor, tiene una demanda tal que asegura su venta total en cuarenta y ocho horas.

Todos los años llevaba “caridades” a su madre, desde que era un niño. Este año no podrá ser. A sus 96 años la madre llora en silencio cada día por el hijo que se marchó antes de tiempo. Será a él al que le llevaremos unas flores con olor a amor.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 17-01-2018

Cincuentenario de Juman Club 2/2

Un grupo de jóvenes, de ambos sexos, entre dieciséis y veinticinco años, con inquietudes más allá de la anodina vida diaria de pasear desde la Plaza del Generalísimo al Parque de Gasset, con parada en la barra metálica que había en la Plaza del Pilar, miradas indiscretas, auténticas cortezas crujientes de cerdo en casa Paco, berberechos en el Ideal y ensaladilla rusa en el Bar España, más cine los domingos, pensaron que había otra forma de vivir, de compartir, de involucrarse con la sociedad, de ocupar el tiempo de otra manera, de relacionarse, de coincidir en ideas con muchas de esas otras personas con las que te cruzabas diariamente y que eran ajenas a la existencia del resto.

En aquella época, todo estaba sometido a la Falange o a la Iglesia Católica. Idea inicial de Luciano González Ossorio y bajo pátina de una asociación católica, pronto se convirtió en punto de reunión de personas con inquietudes y cauce de ideas, junto a un estupendo ambiente de camaradería y amistad, y una serie de actos y actividades culturales hasta esa fecha no conocidos en la ciudad.

Leer Más…

Cincuentenario de Juman Club 1/2

El presente artículo CINCUENTENARIO JUMAN CLUB, dos entregas en semanas consecutivas, forma parte de un libro cuya publicación está prevista para finales del presente año 2017, escrito por diez personas que dan su opinión sobre la España del año 1967 y, en concreto, sobre la vida en una pequeña capital de provincia. La realidad de la situación descrita solo gustará a una parte de los hoy ya jubilados, que vivieron aquellos años. A los más jóvenes, no le sonarán ni nombres ni hechos, pero a todos nos vendría bien no olvidarlo.

 

 

Los padres no hablaban nunca con sus hijos de penurias pasadas. Nunca he sabido si era miedo, prudencia, alejarse de los recuerdos o evitar sufrimientos innecesarios a sus hijos. Lo que es verdad es que estábamos ignorantes de lo que había ocurrido en España en los años anteriores al nacimiento de cada uno de nosotros.

Para que todos sepamos de qué hablamos, voy a tratar de relatar lo que ocurría en el mundo, en España y en Ciudad Real en concreto, en el año 1967, en el que se fundó JUMAN CLUB.

 

Leer Más…

Nonagenaria

Era una mocita cuando las tropas nacionales tomaron la ciudad, de las últimas en caer en manos de los revolucionarios.

Hasta entonces, los comunistas campaban a sus anchas, fusilamiento al amanecer en las tapias del cementerio, paseíllos nocturnos a familias enteras en destartalados camiones rusos, por el solo hecho de pertenecer a lo que muchos años más tarde se llamó “la casta” por los neo-comunistas del siglo XXI, sacerdotes muertos, hambre, mucha hambre.

Los nuevos próceres venían acompañados de los moros, a caballo y a pie, espadas raras, fusiles relucientes, pantalones guarda pedos bombachos, y ojos que aterraban a los jóvenes de ambos sexos, pues sus deseos reprimidos eran evidentes desde la distancia, en todas direcciones.

Se cambiaron las tornas, ahora los desafueros eran a la inversa, y pronto fue evidente que el odio, el rencor, la envidia y el estar en posesión absoluta de la verdad, no eran ni de izquierdas ni de derechas, de comunistas ni de franquistas, era idiosincrasia genética española, y todos tenían naftalina en los armarios y muertos en las cunetas.

Leer Más…

En el planeta pandorga

“A La Mancha, manchego, que hay mucho vino, mucho pan, mucho aceite, mucho tocino. Y se vas a La Mancha, no te alborotes, porque vas a la tierra de Don Quijote”.

 

Miguel de Cervantes nació en Alcalá de Henares; pese a una inequívoca partida de nacimiento, todavía hay lugares que pretenden ser la patria chica del más importante escritor en español de todos los tiempos.

 

Don Quijote es, universalmente aceptado, manchego: Idealista en busca de la justicia perpetua, que camina parejo al filósofo del pueblo, razonamiento de quien ha vivido y sentido con paciencia los desvaríos de aquel a quien sirve, más culto y con más ambiciones que él, pero con acusado realismo personal, característica común a todos los manchegos.

 

Leer Más…