Archivo de etiquetas| Cantinflas

Cantinfleando

Anoche estuve viendo en la televisión la película Patton, filmada en el año 1970, cómo un prestigioso militar sin escrúpulos, falto de sentido político y diplomático, dirigía las tropas, cómo se luchaba en la II Guerra Mundial, cómo llevaban el control del número de muertos todos los días, cómo le dieron carros de combate sin gasolina para poder movilizarse, y cómo acaba con una reflexión sobre los grandes triunfadores guerreros de la época romana: Toda gloria es pasajera.

Antes, vi el telediario, en el que apareció un anuncio gratis de casi una hora de un personaje agobiado por la incompetencia, cantinfleando, que según la RAE es, coloquialmente, en Cuba y México, “hablar o actuar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada con sustancia”.

Pedro Sánchez nos dio un mitin echando la culpa a los demás de la situación provocada por el coronavirus, sin un mínimo de autocrítica cuando el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, un técnico metido a político, ha reconocido públicamente esta semana que el Gobierno conocía la gravedad del tema desde el pasado mes de enero, pese a lo cual no tomó ninguna medida para frenar su avance hasta después de las manifestaciones feministas del 8-M. Si a eso unimos que el ministro de Sanidad desconoce qué es la cloroquina como método preventivo para detener la expansión del coronavirus, un producto con muchos años en el mercado, utilizado en Wuhan, la zona cero de la pandemia, y del que hacen acopio países como Alemania o Estados Unidos, el resto son palabras huecas, instrucciones del diabólico Iván Redondo que, por cierto, no sé qué pinta en la Comisión de Control del CNI, preparando la defensa política de lo que vendrá cuando acabe esta pandemia, que ha de ser, necesariamente, exigencia de responsabilidades por las negligencias cometidas, y que se siguen cometiendo.

Está claro que el Estado de Alarma se va a prorrogar otros 15 días más, de momento; “casi un centenar de científicos entre los que figuran estadísticos, médicos, epidemiólogos o expertos en salud pública ha firmado un documento en el que insta al Gobierno a decretar un confinamiento total de la población. Alertan de que las medidas adoptadas no son suficientes para evitar el colapso absoluto del sistema sanitario” según El Mundo; de ayer a hoy han muertos cuatrocientas personas más; hay hospitales que tienen a los enfermos tumbados en el suelo de los pasillos; falta material médico, test masivos y ser conscientes que se ha empleado en “pan y circo” para los adictos al régimen imperante, antes y ahora, el dinero que se debería haber invertido en Sanidad, Investigación, Ejército o desarrollo industrial.

Del mitin-anuncio de nuestro presidente, solo me quedó claro una cosa: Que lo peor está por venir, que los muertos se van a multiplicar y que, ocupados como estamos en este tema, nos han colado en el BOE de ayer, reanudar por razones de interés general todos los procedimientos para solicitar y conceder la gracia del indulto que estuvieran en tramitación con fecha 14 de marzo de 2020 o que se hayan iniciado o vayan a iniciarse con posterioridad a dicha fecha, o lo que es lo mismo, de todos los condenados por el procés catalán.

Repito lo que vengo escribiendo desde hace días: Es el momento de estar todos unidos, de tratar de salir de este tema lo más rápido y mejor posible; pero una vez superada la urgencia sanitaria, hay que pedir responsabilidades y replantearse una serie de cosas que hasta ahora hemos dado como normales y que están muy lejos de la realidad del mundo actual.