Archivo de etiquetas| Botxo

Todo a Cien – 290 En el Botxo

Ha sucedido en Bilbao, en dónde estuve destinado durante algunos años y dejé grandes amigos, pero podría haber sido en cualquier otro sitio.

23-12-2017. Dos adolescentes de 13 y 16 años acaban con la vida del exfutbolista Ibon Urrengoetxea durante un asalto en Bilbao. Los presuntos asesinos son un gitano y un marroquí.

03-01-2018. Identificados los cuatro menores acusados de agredir sexualmente a una joven en Baracaldo. Se trata de jóvenes marroquís.

11-01-2018. Los menores que agredieron sexualmente a una joven en Baracaldo y los que mataron a “Urren” se conocían, pues “se mueven en los mismos espacios” según la portavoz del Gobierno Vasco.

21-01-2018. Detienen a dos chicos de 14 y 16 años, de etnia gitana, por la muerte de dos ancianos de 87 años en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga el pasado 18 de enero. Ambos cuerpos presentaban signos de gran violencia, golpes en la cabeza y varias cuchilladas, y el piso estaba revuelto y con mucha sangre.

PNV, EH Bildu, PSE-EE y Podemos, es decir, la izquierda vasca, se negó a ayudar a los vecinos cuando lo pidieron para hacer frente a un clan gitano. “Por todos es conocida la situación de conflictividad y delincuencia enquistada desde hace más de una década en la zona de Ollerías en el barrio de Atxuri”, defendían en aquel entonces los vecinos.

Incluso SOS Racismo, salió a la calle para defender la llegada de este clan gitano, afirmando que “era racista impedir que una familia pudiera residir en el barrio simplemente por su origen étnico”.

Hace una década, estos chicos tenían cuatro y seis años. Hoy tienen múltiples detenciones, antecedentes policiales y los miembros de la ertzaintza los distinguen a distancia. Está claro el fracaso de la sociedad democrática española en su educación. Y también está claro que aquí todo el mundo se hace el tonto y mira para otro lado, pues quien es hombre para violar o matar, también lo ha de ser para penar con las consecuencias; hace cincuenta años, un chaval de 14 años era un niño que o estudiaba o estaba de aprendiz en cualquier oficio; hoy es un hombre para la mayoría de los actos, criados en la calle, familias desestructuradas, viven del robo y de la violencia, beben, fuman y follan, pero seguimos engañándonos y tratándolos como si fueran un alma cándida que hubiera que enterrarlos en féretro blanco.

Estas noticias siempre llegan a través de amigos, y enemigos, que viven en las tierras por las que ha ido transcurriendo nuestra vida. Probablemente será por eso por lo que no he visto ninguna voz disonante, como si estuviera prohibido llamar a las cosas por su nombre cuando quienes las realizan son los que nos votan.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 21-02-2018