Archivo de etiquetas| Bilderberg

¿La traición de Ciudadanos se decidió en las logias?

Por Javier Navascués en https://elcorreodeespana.com el 14-03-2021

Todo lo que ha pasado estos días, con el chapucero intento de traición de Arrimadas, convertido ya en el mayor ridículo político que alguien ha haya hecho en España en décadas, tiene varias lecturas, que algunos están ya señalando. Y en el origen de lo que ha pasado podrían estar Bildelberg y las logias. Algunas fuentes están recordando hoy algo que ocurrió hace ya 2 años, pero que es ahora cuando ha cobrado sentido.

A mediados de 2019 un medio tan poco sospechoso de “facha” como El Confidencial, que pasa por querer ser la “cara amable” del aparato mediático de Sánchez, publicaba que tanto Casado como Arrimadas acababan de asistir a una de las ultrasecretas reuniones del club Bilderberg, a quien el mismo medio calificaba como “el gobierno en la sombra del mundo”. El mismo medio afirmaba abiertamente como en esa reunión se les había leído la cartilla tanto a Casado como a Arrimadas y se les había dicho claramente que se apartaran de VOX. Según la misma fuente sobre todo se les había dejado claro que no dejaran que VOX formara parte de gobiernos autonómicos o de grandes ciudades, ni que se siguieran apoyando en VOX para gobernar regiones. En aquel momento, después de las elecciones regionales andaluzas de diciembre de 2018 y las municipales y autonómicas, de la primavera de 2019, VOX ya había irrumpido en la política española como un huracán. El gran temor de Bilderberg, según el mismo digital, era que VOX, que entonces ya tenía 25 diputados, pudiera crecer descontroladamente. En las elecciones generales de noviembre de 2019, VOX pasó a sus actuales 52. Bilderberg tomó nota.

Casado finalmente decidió desobedecer a la gran logia de Bilderberg, aunque sólo parcialmente. No tuvo más remedio que desobedecer al “Club” en la cuestión de apoyarse en VOX, porque de otra forma el PP no podría gobernar prácticamente ninguna Comunidad Autónoma. Pero el discurso de Casado en la moción de censura de Abascal, demuestra que sigue en contacto con Bilderberg. Tal vez crea que puede engañar al “Club” pero si algo demuestra la historia es que las logias no perdonan. Y lo hemos visto estos días. Aunque el intento de golpe de Estado contra Ayuso y Vox, parezca estar en estos momentos, en vías de fracaso. Pero que nadie dude de que, de una forma o de otra, lo volverán a intentar.

Hace sólo tres días una noticia pasó inadvertida dentro del torbellino de muerte y ruina en que el socialismo ha sumergido a España. Pero solo un día más tarde, se vio que era una noticia realmente clave: el gobierno autonómico de Murcia, o al menos sus miembros del PP, encabezados por su presidente López Miras habían aceptado para aprobar los Presupuestos de la región, el pin parental que defiende VOX, cuyo voto era clave en el Parlamento regional. Al mismo tiempo se publicaba que Isabel Díaz Ayuso, en la Comunidad Autónoma de Madrid estaba a punto de acordar con VOX los Presupuestos y defendía o se mostraba comprensiva con la opción del pin parental.

¡Qué casualidad que la traición o el intento de traición de Arrimadas se haya precipitado a causa de la cuestión del pin parental! ¿Se le dio un últimátum a Arrimadas para que actúe ya contra Ayuso y VOX o que “se atenga a las consecuencias”, como apuntan algunas voces bien informadas? ¿Se le dijo al mismo tiempo por parte de los “polis buenos” de las logias que la UE va a forzar que Sánchez eche a Podemos como máximo en octubre y que entonces ella sería ministra?. No lo sabemos pero lo que está claro es que para Bilderberg y las logias la cuestión del pin parental lejos de ser una cuestión menor, es clave. El pin parental y en general, todo cuestionamiento de la ideología de género. ¿Es verdad que en alguna logia poco conocida, pero muy relevante, se pronunció el martes la frase?: “Esta tía ha de pagar lo que ha dicho. Ya basta de aguantarla. Se va a arrepentir”, refiriéndose a las palabras de Ayuso, en el sentido de que los hombres sufren más violencia que las mujeres. Hay cosas que las logias no perdonan y cuestionar la ideología de género desde el poder, es una de ellas.

El brazo político de la masonería en España, es decir, el PSOE, y sus portaaviones mediáticos, empezando por sus medios “independientes de la mañana” ya llevan meses y meses de acoso y guerra total contra Ayuso y VOX, pero es ahora, cuando por lo visto han recibido las órdenes para actuar sin esperar más. En fin, no sabemos cómo terminará esto pero sí sabemos que muchas de las claves de la política española e internacional solo se entienden desde la perspectiva de las logias y el NOM. Sánchez solo pone en escena lo que los guionistas le mandan.

Opinión de poder fáctico

El Club Bilderberg debe su nombre al primer lugar donde se celebró la reunión, en 1954, el hotel Bilderberg (Holanda). Asisten anualmente entre 120-150 personas, las más importantes del mundo en todos los sectores, unos porque forman parte del Comité Directivo del Club, y otros invitados por estos. Los Rockefeller, los Rothschild y Henry Kissinger, entre otros políticos y banqueros.

Cuatro españoles han llegado a lo más alto del Bilderberg desde su fundación: Jaime Carvajal y Urquijo, expresidente de Ford España y del Banco Urquijo, y marqués de Isasi; Matías Rodriguez Inciarte, exvicepresidente del Banco Santander; el expresidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián; y la presidenta de Banco Santander, Ana P. Botín, que es la que actualmente forma parte del Comité Directivo de dicho Club.

Sólo permiten hablar a los invitados durante un minuto; transcurrido ese tiempo, se enciende una luz roja en la sala que indica que tu momento ha terminado. Se parece a los métodos de algunos programas de televisión. Hayas acabado o no de exponer lo que querías, ya no puedes decir más.

Españoles que han asistido: Juan Carlos I Rey de España, la Reina Sofía, Fraga, Felipe González, Manuel Prado y Colón de Carvajal, Pedro Solbes, Javier Solana, Joaquín Almunia, Rodríguez Zapatero, Bernardino León, José Manuel Entrecanales, Alberto Ruiz-Gallardón, Enrique Barón, Ana Patricia Botín, Esperanza Aguirre, Juan María Nin, Federico Trillo, Rodrigo Rato, Narcis Serra, Jordi Pujol, Miguel Boyer, Antonio Garrigues Walker, César Alierta, Matías Rodríguez Incierte, Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, José Manuel García-Margallo, Luis de Guindos, Albert Rivera, Luis Garicano.

Juan Luis Cebrián, escribe en El País el pasado lunes día 23 de marzo el artículo que, por su interés, reproducimos a continuación.

 

 

“”En septiembre del año pasado, un informe de Naciones Unidas y el Banco Mundial avisaba del serio peligro de una pandemia que, además de cercenar vidas humanas, destruiría las economías y provocaría un caos social. Llamaba a prepararse para lo peor: una epidemia planetaria de una gripe especialmente letal transmitida por vía respiratoria. Señalaba que un germen patógeno de esas características podía tanto originarse de forma natural como ser diseñado y creado en un laboratorio, a fin de producir un arma biológica. Y hacía un llamamiento a los Estados e instituciones internacionales para que tomaran medidas a fin de conjurar lo que ya se describía como una acechanza cierta. La presidenta del grupo que firmaba el informe, Gro Harlem Brundtland, antigua primera ministra de Noruega y exdirectora de la Organización Mundial de la Salud, denunció que un brote de enfermedad a gran escala era una perspectiva tan alarmante como absolutamente realista y podía encaminarnos hacia el equivalente en el siglo XXI de la “gripe española” de 1918, que mató a cerca de 50 millones de personas. Denunció además que ningún Gobierno estaba preparado para ello, ni había implementado el Reglamento Sanitario Internacional al respecto, aunque todos lo habían aceptado. “No sorprende” —dijo— “que el mundo esté tan mal provisto ante una pandemia de avance rápido transmitida por el aire”.

Los llantos de cocodrilo de tantos gobernantes, en el sentido de que nadie podía haber imaginado una cosa así, no tienen por lo mismo ningún sentido. No solo hubo quienes lo imaginaron: lo previeron, y advirtieron seriamente al respecto. Ha habido sin ninguna duda una negligencia por parte de los diversos ministros de Sanidad y sus jefes, y en Francia tres médicos han presentado ya una querella contra el Gobierno por ese motivo. La consecuencia es que la mayoría de las naciones occidentales están hoy desbordadas en sus capacidades para luchar contra la epidemia. Se ha reaccionado tarde y mal. Faltan camas hospitalarias, falta personal médico, faltan respiradores, y falta también transparencia en la información oficial. En nuestro caso los periodistas tienen incluso que soportar que sus preguntas al poder sean filtradas por el secretario de Comunicación de La Moncloa.

El 24 de febrero la OMS declaró oficialmente la probabilidad de que nos encontráramos ante una pandemia. Pese a ello y a conocer la magnitud de la amenaza, ya hecha realidad con toda crudeza en varios países, apenas se tomaron medidas en la mayoría de los potenciales escenarios de propagación del virus. En nuestro caso se alentó la asistencia a gigantescas manifestaciones, se sugirió durante días la oportunidad de mantener masivas fiestas populares, no se arbitró financiación urgente para la investigación, se minimizó la amenaza por parte de las autoridades, e incluso el funcionario todavía hoy al frente de las recomendaciones científicas osó decir entre sonrisas que no había un riesgo poblacional.

No es momento de abrir un debate sobre el tema, pero es lícito suponer que además de las responsabilidades políticas los ciudadanos, que ofrecen a diario un ejemplo formidable de solidaridad en medio del sufrimiento generalizado, tendrán derecho a demandar reparación legal si hay negligencia culpable. Cunden a este respecto las dudas sobre la constitucionalidad en el ejercicio del estado de alarma. Se han suspendido en la práctica, aunque el decreto no lo establezca así, dos derechos fundamentales, el de libre circulación y el de reunión. No se discute el contenido de las medidas, del todo necesarias, sino la decisión de no declarar el estado de excepción que sí cubriría, sin duda alguna, dichos extremos, como también la movilización del Ejército. La impresión dominante es que el Gobierno es prisionero en sus decisiones de los pactos con sus socios de Podemos y los independentistas catalanes y vascos. En una palabra, la conveniencia política prima, incluso en ocasiones tan graves como esta, sobre la protección de la ciudadanía.

En descargo de nuestras autoridades puede apelarse por desgracia a parecidos errores cometidos en la Unión Europea, cuyo fracaso institucional, si no despierta a tiempo de la parálisis, amenaza con ser definitivo. La falta de coordinación entre los Gobiernos, la variedad de las decisiones adoptadas, la incapacidad para dar una respuesta global a un problema global, es ultrajante para la ciudadanía. La Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos deberían haber adoptado medidas homogéneas para el conjunto de sus miembros. Europa ya venía fracasando en las políticas sobre emigración o refugiados, y solo se ha mostrado firme y coherente en la exigencia de austeridad que garantice los equilibrios presupuestarios. Dicha austeridad, aplicada con criterios cortoplacistas, está en la base de la escasa inversión en los sistemas de salud, cuyas carencias nos conducen ahora al mayor desequilibrio económico y fiscal imaginable. A medida que se cierran las fronteras y se expulsa a los extranjeros, crece el nacionalismo de viejo cuño, incapaz como es de dar respuesta a problemas planetarios, y en el que se engendran desde hace siglos sangrientos conflictos.

Pero el desorden no es solo europeo. No se han reunido el G20 y el G7, los supuestos amos del mundo; los llamamientos del secretario general de la ONU a proteger a los países más desfavorecidos e inermes ante la amenaza letal no son escuchados; y al presidente de Estados Unidos no se le cae de la boca la acusación a China de ser la responsable de esta catástrofe porque el primer ataque del virus tuvo lugar en Wuhan. Uno de los principales deberes pendientes, cuando la situación se haya estabilizado, será tratar de analizar el verdadero foco del patógeno, y establecer si tiene su origen natural o fue un invento humano. Al fin y al cabo, también la pandemia de 1918 recibió el apelativo de “gripe española” cuando en realidad la transmitieron soldados norteamericanos que habían desembarcado en un puerto francés.

Dure dos semanas o dos meses (más probablemente esto último) la batalla ciudadana contra el virus, lo que se avecina tras la victoria, cuyo precio habrá que contabilizar en vidas humanas antes que en datos económicos, es una convulsión del orden social de magnitudes todavía difíciles de concebir. El poder planetario se va a distribuir de forma distinta de como lo hemos conocido en los últimos 70 años. El nuevo contrato social ya ha comenzado a edificarse además gracias al empleo masivo de la digitalización durante el confinamiento de millones de ciudadanos en todo el orbe. En el nuevo escenario, China no será ya el actor invitado, sino el principal protagonista. La eficacia de sus respuestas en las dos últimas crisis globales, la financiera de 2008 y la pandemia de 2020, le va a permitir liderar el nuevo orden mundial, cuyo principal polo de atención se sitúa ya en Asia. No por casualidad países como Corea del Sur, Singapur y Japón sobresalen en el podio de los triunfadores frente al coronavirus. Este nuevo orden mundial ha de plantear interrogantes severos sobre el futuro de la democracia y el desarrollo del capitalismo. También sobre el significado y ejercicio de los derechos humanos, tan proclamados como pisoteados en todo el orbe. Por mucho que griten los populistas es la hora de los filósofos. Uno de los más respetados en el ámbito del Derecho, el profesor Luigi Ferrajoli, llamaba precisamente desde Roma, apenas días antes de que la ciudad se cerrara al mundo, a levantar un constitucionalismo planetario, “una conciencia general de nuestro común destino que, por ello mismo, requiere también de un sistema común de garantías de nuestros derechos y de nuestra pacífica y solidaria coexistencia”. Palabras que me hubiera gustado escucharan los españoles días atrás en alguno de los mensajes a la nación, tan bienintencionados como poco inspiradores””.

El Grupo Prisa, al que pertenece El País, atraviesa por severas dificultades financieras, que solo pueden salvarse mediante financiaciones de terceros, públicos o privados. A mí me da la impresión que este artículo es el principio del fin del sanchismo.

 

 

Las casualidades existen

Copio de El País del 10-12-2018: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dado un paso más en la estrategia de ruptura con el Estado español. Ya no se trata de referéndums, ni de declaraciones unilaterales de independencia o multitudinarias performances para paralizar Cataluña. Ahora estaría dispuesto incluso a asumir un conflicto armado con víctimas mortales para lograr sus objetivos políticos, como ya ocurriera en las guerras de Eslovenia y Kosovo en los años noventa.

Así, tan tranquilo, lo dejó caer este fin de semana en Bruselas y sus palabras provocaron el correspondiente seísmo político en España y también en las instituciones europeas. “Los catalanes hemos perdido el miedo. No nos dan miedo. No hay marcha atrás en el camino a la libertad. Los eslovenos decidieron seguir adelante con todas las consecuencias. Hagamos como ellos y estemos dispuestos a todo para vivir libres”, dijo Torra.

Sin duda, se trata de un salto cualitativo en la hoja de ruta de los independentistas, que hasta ahora no habían apostado de manera tan rotunda y contundente por la vía violenta para conseguir el ansiado objetivo de la república catalana.

El caso de Eslovenia fue dramático. La guerra duró diez días y costó 75 muertos y 550 heridos. La secesión de la antigua Yugoslavia se declaró en 1991, tras el referéndum convocado por el gobierno regional un año antes y que terminó con un voto favorable al “sí” a la independencia del 88 por ciento de la población.

La propuesta de Torra de asumir la vía eslovena como una posibilidad se produce en medio de la ofensiva de los CDR, que el pasado fin de semana cortaron la AP-7 en Tarragona, provocando un gigantesco caos de tráfico con cientos de vehículos atrapados en largas colas. Fue la respuesta de los activistas de los comités de defensa de la república ante la invitación de Torra para que “aprieten” en sus actividades de sabotaje contra el Estado.

Otra muestra de la situación: “Me quiero ir de los Mossos porque el presidente de la Generalitat está llamando a un enfrentamiento armado en Cataluña y yo no quiero colaborar con eso. Yo me hice policía, no policía político fuera de la Constitución”. Lo dice Juan José Torrente, 39 años, licenciado en Criminología, sargento de los Mossos d’Esquadra, y quiere irse a la Policía Nacional.

Hay quien ha dicho, catalán, que ellos no pueden perder esta guerra porque detrás de todo el tema de la secesión de Cataluña está la masonería internacional. A ver si va a llevar razón aquel que hablaba del “contubernio judeo-masónico”.

Blog de Cristina Martín Jiménez, periodista, experta en el tema: “Pedro Sánchez, Soros, Indra Y Las Casualidades. En la democracia posmoderna occidental muchos advierten las incoherencias; no hay una correspondencia real entre la Constitución de un país, su órgano máximo de ordenamiento, y su cumplimiento por parte de las instituciones y personas a las que el pueblo les había otorgado su confianza, y por ello tenían la responsabilidad de merecerla.

Cuando estas instituciones y gobernantes no cumplen con las responsabilidades inherentes a su cargo se produce la corrupción. Los amos del poder permiten el ascenso de los mediocres y oportunistas, aún más, lo facilitan, pues estas personas carentes de integridad son esenciales para ejecutar sus planes. Es así, valiéndose de individuos intermedios, como el poder toma las riendas de la democracia y deja de lado al pueblo, abandonándolo a su suerte. Mediante estrategias de marketing construyen líderes políticos, fabrican mentiras y sucedáneos democráticos con los que mantener a los ciudadanos satisfechos, acomodados y entretenidos. La información se convierte en propaganda, un engañabobos para ocultar y maquillar los abusos del poder, usando medias verdades cuyo efecto es más devastador que una mentira.

 

 

El 10 de junio de 2013 el ministro sin cartera de la Oficina del Gabinete, Kenneth Clarke MP (conservador), respondió en nombre del gobierno a la pregunta formulada en el Parlamento Británico por el diputado laborista Michael Meacher sobre Bilderberg. Parte de su respuesta fue la siguiente: «El Comité británico (de Bilderberg) trataba de traer a una promesa en ascenso de una generación más joven, porque no queremos que todo el asunto se convierta en un centro de envejecimiento de las personas que solían ser algo importante en el Gobierno».

Este hecho no ocurre solo en Gran Bretaña. Con los tres fundadores de Bilderberg ya fallecidos y con Kissinger con una edad muy avanzada, en Bilderberg se afanan en reclutar jóvenes promesas para que continúen sus planes. Y en España, como más de una vez os he contado, Pedro Sánchez es una de esas jóvenes promesas. Una joven promesa que, además, tiene una estrecha relación con George Soros. Tanto que recién llegado a Moncloa, una de las primeras personas con las que despachó Sánchez fue con el fundador de la Open Society (entre otras muchas).

Desde la llegada de la crisis George Soros acumula activos en empresas españolas. Entre ellas, Indra (empresa de servicios consultoría, financieros, armamentística, telecomunicaciones…), de la que tiene el 2% del capital.

Pedro Sánchez estuvo semanas atrás en Nueva York participando en la Asamblea General de la ONU. Aprovechó para mantener reuniones con diferentes inversores. El presidente del Gobierno tuvo tiempo en hacerse un selfie con el hijo de George Soros, Alex, vicepresidente de Open Society, hijo de George Soros, que, como he comentado más arriba, tiene participación en Indra.

¿Sabes quién fue la empresa encargada de hacer el recuento de votos las pasadas elecciones del 28 de abril? ¿Sabes qué empresa será la encargada del recuento de votos en las próximas elecciones del 10 de noviembre? Indra. Que, además, resultó ser la adjudicataria para el 10N el mismo día del selfie de Sánchez y el hijo de Soros. Además, el gobierno en funciones le otorga la gestión de la participación de España en el nuevo avión de combate europeo, tarea que debería gestionar Airbus España.

A veces las casualidades existen…”

 

 

 

El centro político español

Se trata de un banco español, cualquiera de los que todavía sobreviven, en los años iniciales del siglo XXI. Se empieza a vislumbrar la crisis y como la Cuenta de Resultados no sale por arriba, hay que empezarla a hacer por abajo: Cerrar oficinas, alguna de ellas compradas por clientes al mismo banco, con una hipoteca que se pagaba con el alquiler mensual, apagar luces, poner claves a los teléfonos, vender inmuebles propios, enajenar los adjudicados cubriendo los precios contables, y prejubilar a empleados, principalmente a los que ganan más, sustituyéndolos por jóvenes licenciados con notas de sobresaliente en todas las asignaturas en primera convocatoria, con idiomas, a los que se les recibe por algún representante del Comité de Dirección y se les motiva diciéndoles que el futuro es suyo, que son los siguientes directores generales de la entidad, y se les asigna un trainer en las principales divisiones o departamentos, para que tengan una visión global del negocio y hagan una serie de contactos profesionales que determinarán su futuro, todo ello lo que los viejos del lugar denominan “Cómo hacerse banquero en quince días”.

Algunos duran poco tiempo en el trabajo; son los que envían a sucursales de pueblo, muchos de ellos en montes y montañas perdidas; no han estudiado ellos en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao …. para trabajar y vivir en un pequeño pueblo en el que aúllan los lobos a partir de las seis de la tarde en invierno.

Otros los destinan a sucursales de ciudades importantes, y van medrando, más lento de lo que ellos pensaban, para obtener un sillón de símil piel en el que recostarse y ganar un dinero suficiente para vivir de una forma holgada. Muchos de ellos consiguieron su objetivo vendiendo cosas invendibles, concediendo préstamos que desde el principio tenían pocas posibilidades de cobro, y añadiendo avalistas que no generaban recursos, solo una pequeña propiedad con la que se cubría el porcentaje de financiación y que los ha llevado a una desgraciada ancianidad. Todo ello, con el conocimiento de sus Servicios Centrales, para crecer más que el colega bancario de turno, fuese el que fuese ese colega. Y, también hay que decirlo, de los acreditados e hipotecados, que sabían de antemano que no podrían pagar en el momento que hubiera el más mínimo problema.

El resto, se quedaban en los Servicios Centrales. Primero, haciendo fotocopias; luego, pequeños trabajos de hojas de cálculo y presentaciones; como muchos de sus jefes habían llegado tarde a la informática, se quedaban con los ojos desorbitados cuando les presentaban un power point lleno de colorines, flechas y citas, en español y en inglés. De ahí pasaron a hacer pequeños informes; y se fueron colocando en puestos de poca importancia, pero muy cerca del poder, lo que algunos, además de su validez personal y profesional, aprovecharon para situarse en el nivel alto del escalafón, convirtiéndose en ejecutivos dinámicos y agresivos, dispuestos a pisar la cabeza de su padre si fuera necesario, para triunfar.

Uno de esos, de nivel poco importante, de pasante de letrado senior, de redactar demandas por ordenador en las que solo hay que cambiar el nombre, el importe y las fechas, de copiar párrafos de las leyes para las escrituras de activo y pasivo de los productos bancarios, todo revisado por su jefe, en un banco en dónde se reúnen cincuenta responsables (no se toma ninguna decisión a título personal) para transaccionar la compra de un negocio en el que la parte contraria éramos solo dos personas, uno de esos, decía, era Albert Rivera.

No se si fue él quién eligió el futuro o lo eligieron, pero el caso es que ha mejorado mucho, en preparación, expresión oral y corporal, vestimenta y presencia en general. Queda bien en cualquier foro y cae bien en el IBEX, en la masonería y en el Club Bilderberg, al que está invitado este año, donde asisten anualmente entre 120-150 personas, las más importantes del mundo en todos los sectores, unos porque forman parte del Comité Directivo del Club, como el español Juan Luis Cebrián, y otros invitados por estos. Los Rockefeller, los Rothschild y Henry Kissinger, entre otros políticos y banqueros.

Sólo permiten hablar a los invitados durante un minuto; transcurrido ese tiempo, se enciende una luz roja en la sala que indica que tu momento ha terminado. Se parece a los métodos de algunos programas de televisión. Hayas acabado o no de exponer lo que querías, ya no puedes decir más.

Españoles que han asistido: Juan Carlos I Rey de España, la Reina Sofía, Fraga, Felipe González, Manuel Prado y Colón de Carvajal, Pedro Solbes, Javier Solana, Joaquín Almunia, Rodríguez Zapatero, Bernardino León, José Manuel Entrecanales, Alberto Ruiz-Gallardón, Enrique Barón, Ana Patricia Botín, Esperanza Aguirre, Juan María Nin, Federico Trillo, Rodrigo Rato, Narcis Serra, Jordi Pujol, Miguel Boyer, Antonio Garrigues Walker, César Alierta, Matías Rodríguez Incierte, Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, José Manuel García-Margallo, Luis de Guindos, Luis Garicano.

Daniel Estulin es la máxima autoridad a nivel mundial en el estudio e investigación del Club Bilderberg. Recomiendo la lectura de su libro La verdadera historia del Club Bilderberg, en el que expone lo que, según él, son sus objetivos.

 

 

Desde la Transición, el centro político no ha tenido demasiado éxito en España, aunque si preguntas a los ciudadanos, la mayoría se considera “de centro”, que es el espacio en el que quiere situarse CIUDADANOS, un pequeño partido político nacido en Barcelona, constitucionalista, españolista y defensor de la unidad de España, lo que le valió ganar las últimas elecciones autonómicas catalanas liderado por Inés Arrimadas, joven, guapa, culta y trabajadora mujer, que ni siquiera presentó su candidatura a la Presidencia de la Generalitat ante la mayoría que representaban las diversas fuerzas independentistas.

El siguiente paso ha sido en las autonómicas andaluzas, donde obtuvo la tercera posición detrás del PSOE y PP, y donde un nuevo partido llamado VOX obtuvo diputados suficientes para ser la llave y la clave del próximo gobierno andaluz. Ciudadanos no quiere pactar ni hacerse foto alguna con el citado VOX, al que califica de ultraderecha aunque lleve en su programa algunos puntos que ellos planteaban defender no hace mucho tiempo. Pero es que VOX, ver https://ancamfer.wordpress.com/2018/11/10/ley-del-pendulo/ también presenta algunos temas con los que coinciden muchos ciudadanos, sobre todo en lo que atañe al separatismo, a la regulación de la inmigración, a las subvenciones descontroladas a sindicatos, patronales, asociaciones feministas y lobistas, independencia real del poder judicial del legislativo, leyes anti-okupación y anti-usura, derogación ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro, garantizar el derecho a ser educado en español en todo el territorio nacional … Aunque en el último planteamiento de “propuestas negociables” para Andalucía, se incluyan algunos temas absolutamente populistas y otros de competencia estatal.

Yo pienso que las tres formaciones (CD’s – PP – VOX) están haciéndose publicidad gratis con el asunto de ponerse o no de acuerdo, para apoyar la candidatura PP-CD’s a fin de constituir un gobierno de centro-derecha, que a la hora de legislar tendrá que pasar por el tamiz de VOX, como el PSOE depende del voto de Podemos a nivel nacional, en una España subordinada a los extremos y a los independentistas que quieren destruirla.

 

 

Todo ello traerá consigo desavenencias importantes, que servirán de excusa a Ciudadanos para pactar con el PSOE en futuras elecciones, pues el bancario lleva tiempo haciendo méritos y con la esperanza de la consecución inminente del deseo, para tocar sillón de cuero legítimo, y sus teóricos “jefes”, quienes sean, como todos los jefes e igual que en el fútbol, no dan un cheque en blanco a nadie, o se gana o se cambia de entrenador.

 

Publicado en el Blog de Campos el 12-01-2019

 

 

 

Sociedades secretas – 05 Grupo Bilderberg

El Club Bilderberg debe su nombre al primer lugar donde se celebró la reunión, en 1954, el hotel Bilderberg (Holanda). El 29 y 30 de mayo de 1954 tuvo lugar la primera reunión, propuesta por Josef Retinger. Este, preocupado por el antiamericanismo que estaba causando el Plan Marshall en Europa, decidió reunir a los líderes europeos y norteamericanos para promover el entendimiento entre ellos. Entre los invitados estuvieron el Príncipe neerlandés Bernardo, que decidió promover la idea, David Rockefeller, quien financió la reunión, y el primer ministro belga Paul van Zeeland. La idea era que los invitados fueran dos de cada país, uno conservador y el otro progresista.

El éxito del encuentro animó a los organizadores a preparar una conferencia anual. Se creó un comité de dirección y Retinger fue designado su secretario permanente. Al igual que organizaba la conferencia, el comité de dirección también mantenía un registro de los nombres de los asistentes y detalles de contacto, con el objetivo de crear una red informal de individuos que se podrían invitar unos a otros en privado. El economista holandés Ernst van der Beugel sustituyó a Retinger en el puesto en 1960, tras la muerte de este. El príncipe Bernardo fue presidente de la reunión hasta su muerte, en 2004.

Fuente: Wikipedia.org

Daniel Estulin es la máxima autoridad a nivel mundial en el estudio e investigación del Club Bilderberg. En su libro La verdadera historia del Club Bilderberg expone lo que, según él, son sus objetivos:

  1. Un sólo gobierno planetario, con un único mercado globalizado, con un sólo ejército y una única moneda, regulada por un Banco Mundial.
  2. Una Iglesia universal, que canalice a la gente hacia los deseos del Nuevo Orden Mundial. El resto de las religiones serán destruidas.
  3. Unos servicios internacionales que completarán la destrucción de cualquier identidad nacional a través de su subversión desde el interior. Sólo se permitirá que florezcan los valores universales.
  4. El control de toda la humanidad a través de medios de manipulación mental. Este plan está descrito en el libro Technotronic Era (Era Tecnotrónica), de Zbigniew Brzezinski, miembro del Club. En el Nuevo Orden Mundial no habrá clase media, sólo sirvientes y gobernantes.
  5. Una sociedad postindustrial de “crecimiento cero”, que acabará con la industrialización y la producción de energía eléctrica nuclear (excepto para las industrias de los ordenadores y servicios). Las industrias canadienses y estadounidenses que queden serán exportadas a países pobres como Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, etc., en los que existe mano de obra barata. Se hará realidad, entonces, uno de los principales objetivos del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América de Norte).
  6. El crecimiento cero es necesario para destruir los vestigios de prosperidad y dividir a la sociedad en propietarios y esclavos. Cuando hay prosperidad, hay progreso, lo cual hace mucho más difícil la represión.
  7. Cabe incluir en ello la despoblación de las grandes ciudades, según el experimento llevado a cabo en Camboya por Pol Tot. Los planes genocidas de Pot fueron diseñados en Estados Unidos por una de las instituciones hermanas de Bilderberg, el Club de Roma.
  8. La muerte de cuatro mil millones de personas, a las que Henry Kissinger y David Rockefeller llaman bromeando “estómagos inservibles”, por medio de las guerras, el hambre y las enfermedades. Esto sucederá hacia el año 2050. “De los dos mil millones de personas restantes, 500 millones pertenecerán a las razas china y japonesa, que se salvarán gracias a su característica capacidad para obedecer a la autoridad”, es lo que afirma John Coleman en su libro ¨Conspirators’ Hierarchy: The Story of the Committee of 300. El doctor Coleman es un funcionario de inteligencia retirado que descubrió un informe encargado por el Comité de los 300 a Cyrus Vance “sobre cómo llevar a cabo el genocidio”. Según la investigación de Coleman, el informe fue titulado “Global 2000 Report”, “aprobado por el presidente Carter, en nombre del Gobierno de Estados Unidos y refrendado por Edwin Muskie, secretario de Estado”. Según este informe, “la población de Estados Unidos se verá reducida a 100 millones hacia el año 2050”.
  9. Crisis artificiales para mantener a la gente en un perpetuo estado de desequilibrio físico, mental y emocional. Confundirán y desmoralizarán a la población para evitar que decidan su propio destino, hasta el extremo de que la gente “tendrá demasiadas posibilidades de elección, lo que dará lugar a una gran apatía a escala masiva”.
  10. Un férreo control sobre la educación con el propósito de destruirla. Una de las razones de la existencia de la UE (y la futura Unión Americana y Asiática) es el control de la educación para “aborregar” a la gente. Aunque nos resulte increíble, estos esfuerzos ya están dando “buenos frutos”. La juventud de hoy ignora por completo la Historia, las libertades individuales y el significado del mismo concepto de libertad. Para los globalizadores es mucho más fácil luchar contra unos oponentes sin principios.
  11. El control de la política exterior e interior de Estados Unidos (cosa ya conseguida a través del Gobierno de Bush), Canadá (controlada por Inglaterra) y Europa (a través de la Unión Europea).
  12. Una ONU más poderosa que se convierta, finalmente, en un Gobierno Mundial. Una de las medidas que conducirán a ello es la creación del impuesto directo sobre el “ciudadano mundial”.
  13. La expansión del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América de Norte) por todo el hemisferio occidental como preludio de la creación de una Unión Americana similar a la Unión Europea.
  14. Una Corte Internacional de Justicia con un sólo sistema legal.
  15. Un estado del bienestar “socialista” donde se recompensará a los esclavos obedientes y se exterminará a los inconformistas y alborotadores.

Son suyas también, en LaVanguardia.com del 09-06-2016, las siguientes afirmaciones:

“No te extrañe tan poca presencia española. España es un cero a la izquierda, dejó de existir a ese nivel hace tiempo. Ni siquiera tiene verdadera capacidad decisoria el presidente de EEUU en el nivel en que hablamos; tú no llegas a ser presidente de la mayor potencia si no estás hipotecado con ellos. Se trata de poderes fácticos mucho más poderosos los que mueven los hilos”.

“Podemos es masonería pura. De los símbolos a sus estatutos constitutivos. Cuando nace, hay dos partidos políticos completamente desacreditados, PP y PSOE, y una masa de ciudadanía enrabiada por todo lo que está ocurriendo en España. Si esa gente sale a la calle con ánimo de destruir, no habría ejército que pudiera pararla. ¿Cómo vas a parar a ocho millones de personas cuyos hijos pasan hambre? En el momento en que nace Podemos, existen UPyD, IU y Cs pero representan a muy pocos votantes. Necesitaban una tercera gran fuerza para encauzar esa rabia. Y España no ha sido el único ejemplo. En otros países se alimentaron las ‘revoluciones de color’: de Yugoslavia a Ucrania pasando por Filipinas, Tiananmén o los claveles en Portugal. Instituto Tavistock puro y duro. Te quitas un gobierno del medio controlando una revolución impulsada por el pueblo. Si la revuelta no nace de forma genuina, se crea artificialmente”.

Asisten anualmente entre 120-150 personas, las más importantes del mundo en todos los sectores, unos porque forman parte del Comité Directivo del Club, como el español Juan Luis Cebrián, y otros invitados por estos. Los Rockefeller, los Rothschild y Henry Kissinger, entre otros políticos y banqueros.

Sólo permiten hablar a los invitados durante un minuto; transcurrido ese tiempo, se enciende una luz roja en la sala que indica que tu momento ha terminado. Se parece a los métodos de algunos programas de televisión. Hayas acabado o no de exponer lo que querías, ya no puedes decir más.

Españoles que han asistido: Juan Carlos I Rey de España, la Reina Sofía, Fraga, Felipe González, Manuel Prado y Colón de Carvajal, Pedro Solbes, Javier Solana, Joaquín Almunia, Rodríguez Zapatero, Bernardino León, José Manuel Entrecanales, Alberto Ruiz-Gallardón, Enrique Barón, Ana Patricia Botín, Esperanza Aguirre, Juan María Nin, Federico Trillo, Rodrigo Rato, Narcis Serra, Jordi Pujol, Miguel Boyer, Antonio Garrigues Walker, César Alierta, Matías Rodríguez Incierte, Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, José Manuel García-Margallo, Luis de Guindos, Luis Garicano.

Elmundo.es

¿Y si la historia no fuera como nos la contaron? ¿Y si detrás de los grandes acontecimientos ocurridos en Occidente en los últimos 60 años no estuvieran la fatalidad o el viento de los tiempos, sino una oscura mano que diseña a conciencia el devenir de los países? El misterio que rodea al club Bilderberg -exclusivo cónclave que reúne cada año a algunas de las grandes figuras del poder político, económico y militar del planeta para mantener conversaciones cuyo contenido jamás trasciende-, alimenta las tesis de quienes ven en esta elitista camarilla al verdadero gobierno del mundo en la sombra. Hasta el punto de considerar que son ellos, y no el devenir de la historia, quienes quitan y ponen gobiernos, relevan a reyes en los tronos y eligen a los líderes que la gente luego vota en las urnas.

Fuente: Elperiódico.com

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 08-03-2018