Archivo de etiquetas| ancianos

Todo a Cien – 264 Cárceles

La Fiscalía de Bruselas ha pedido a la Audiencia Nacional Española que le informe “cuál será el tamaño de la celda en la que ingresará Carles Puigdemont y si la comida que se le ofrecerá en prisión es suficiente y de calidad”.

Debería habérsele contestado si sabe dónde está España, si en Europa, en África, en Latinoamérica o en Asia. Hace ya un tiempo que circula por internet una propuesta popular para intercambiar los presos a las residencias de ancianos y los ancianos a las cárceles.

De vivir en una cárcel, nuestros ancianos:

– Tendrían acceso a una ducha todos los días, al ocio, paseos, medicamentos, exámenes dentales y médicos regulares.

– Recibirían sillas de ruedas, etc.

– Recibirían dinero, en lugar de pagar por su alojamiento.

– Tendrían derecho a vigilancia continua por videocámara, por lo que recibirían asistencia después de una caída u otra emergencia inmediatamente.

– Sus sábanas se lavarían dos veces a la semana, así como ropa lavada y planchada regularmente.

– Un guardia vendría cada 20 minutos y les llevaría sus comidas directamente a su habitación.

– Tendrían un lugar especial para recibir a su familia.

– Tendrían acceso a una biblioteca, sala de ejercicios, terapia física y espiritual, así como la piscina e incluso a la enseñanza gratuita.

– Pijamas, zapatos, zapatillas y asistencia jurídica gratuita bajo petición.

– Habitación privada y segura para todos, con un patio de ejercicios, rodeado por un hermoso jardín.

– Cada uno tendría derecho a un ordenador, televisión, radio y llamadas ilimitadas.

– También dispondrían de una habitación para sosiego sexual como medida terapéutica.

– Tendrían una “junta directiva” para escuchar las quejas.

Y a la inversa…

– Los delincuentes tendrían platos de comida fríos.

– Se quedarían solos y sin vigilancia.

– Las luces se apagarían a las 20:00 horas.

– Tendrían derecho a un baño a la semana.

– Vivirían en una pequeña habitación.

– Tendrían que pagar toda su pensión para vivir allí y poner más dinero aún.

¿No sería más lógico intercambiar la situación, protegiendo a quienes han dado todo en su vida para mejorar la situación general en España, antes que aquellos que han transgredido las normas de convivencia ciudadana que, además de su reinserción, deberían pagar a la sociedad por aquello por lo que la han ofendido? ¿Por eso no pregunta Bruselas?

 

Publicado en el Blog de Campos el 20-11-2017