La mentira y el poder

La Orden de los Iluminados -Illuminati- se remonta al siglo XVIII como sociedad secreta, y sus solemnes juramentos eran: “Eterno silencio, firme lealtad, fidelidad y obediencia a todos los superiores y estatutos de la orden”. Junto al Club Bilderberg se disputan el control del llamado Nuevo Orden Mundial.

Como todo lo que atañe a estos temas, hay excesivas historias, a favor y en contra, y supuestas verdades y mentiras a su alrededor. Una de ellas es la que mantiene William Guy Carr, fundamentalista cristiano y escritor de teorías conspirativas y antimasónicas, en uno de sus libros de 1955, sobre la presunta existencia de unas cartas escritas entre los años 1870 y 1872, en las que se habla de un plan para el «futuro» del mundo, fomentando tres grandes guerras mundiales:

  • La primera permitiría derrocar el poder de los zares en Rusia y transformar ese país en la fortaleza del comunismo ateo necesaria como una oposición controlada y antítesis de la sociedad occidental.
  • La segunda se desataría aprovechando las diferencias entre la facción ultraconservadora y los sionistas políticos. Se apoyará a los regímenes europeos para que terminen en dictaduras que se opongan a las democracias (Nazismo, Fascismo, Comunismo y Socialismo) y provoquen una nueva convulsión mundial cuyo fruto más importante será el establecimiento de un Estado soberano de Israel en Palestina, reclamación inmemorial de los judíos.
  • La tercera y definitiva guerra se desataría a partir de los enfrentamientos entre sionistas y musulmanes. Este conflicto deberá orientarse de forma tal que el islam y el sionismo político se destruyan mutuamente y además obligará a otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto, a entrar en la lucha hasta el punto de agotarse física, mental, moral y económicamente.

Verdad o no todo ello, lo que sí está muy claro es que en la Ley número 32 de los Iluminati se lee textualmente algo que ya ha pasado en Hispanoamérica y que está avanzando a pasos agigantados en España: Juegue con las fantasías de la gente. Muchas veces se evita la verdad porque suele ser dura y desagradable. Nunca recurra ni a la verdad ni a la realidad, salvo que esté dispuesto a enfrentar la ira que genera la desilusión. La vida es tan dura y problemática que aquellas personas capaces de inventar ilusiones o conjurar fantasías son como oasis en el desierto, todos van hacia ella. Apelar a las fantasías de las masas es una fuente inmensa de poder”.

Si repasamos los líderes mundiales, y en concreto los europeos y españoles, desde la mitad del siglo XIX al presente, nombres de todos los signos y colores han movidos a las masas y han sido aclamados por ser capaces de inventar ilusiones, que es una forma elegante sustituta del verdadero concepto que esconde: mentir.

Y si de mentir se trata, en España tenemos uno que “Miente más que parpadea” -sigue a la venta en Amazon- y que salvo que en el futuro alguien legisle que el pasado no ha existido, quedarán para la historia sus declaraciones:

«No dormiría por las noches» con Podemos en el Gobierno.

«Con Bildu no vamos a pactar, si quiere se lo digo 20 veces».

«La Fiscalía depende del Gobierno».

«Invito a los españoles a desconfiar de quienes ofrecen falsos remedios a enfermedades reales”.

“Los políticos tenemos que afrontar nuestra propia regeneración, que tiene que ver con el fin del aforamiento, fin a los indultos de carácter político y, sobre todo, de esa injerencia en el poder judicial”.

“El Estado debe intervenir en el funcionamiento de los partidos políticos. Quiero que todos los políticos tengan aforamiento cero, así como primarias abiertas”.

“No encuentro ninguna razón que explique por qué los partidos están presentes en la institución que los fiscaliza”.

“Debemos mantener el poder adquisitivo de pensiones públicas. Nada de copagos de medicamentos”.

“Quiero que el Partido Socialista sea el partido de la honradez intransigente, y no se puede decir que el PSOE en Andalucía no haya actuado con contundencia”.

“Quiero cambiar mi partido para cambiar la política y dar un giro a la izquierda”.

“No tengo nada que ocultar”.

“Clarísimamente ha habido un delito de rebelión”. Fecha 17 de mayo de 2018 sobre el Golpe de Estado catalán.

«El indulto -refiriéndose a Cataluña- es una figura necesaria en determinados momentos. Ni cuestiona ni revoca la sentencia firme condenatoria. Simplemente se trata de otro plano, ya no el judicial» … «Por supuesto, no nos engañemos, no pensamos que quienes aspiran a la independencia vayan a cambiar de ideales. No esperamos tal cosa»

Las próximas mentiras que nos va a vender es la expulsión de la Guardia Civil del País Vasco, que es quién verdaderamente sabe la situación de “ETA durmiente” en aquel territorio desde hace muchos años; la legalización de las selecciones de surf y pelota vasca como país independiente porque, como son deportes no muy conocidos, sotto voce es el inicio de otras transferencias de deportes más de masas, hasta llegar al futbol; la creación de un tribunal autonómico vasco en el que acaben los recursos, sin que la ley quede sometida a los tribunales de España.

La expulsión, igualmente, de Cataluña de la Guardia Civil y Policía Nacional, esos que tienen controlados a los salafistas y a los previsibles futuros nuevos golpistas, algunos desde las propias instituciones autonómicas; la última, por ahora, haciendo un escorzo a la ley y modificando el Código Penal, para suprimir el delito de sedición y camuflarlo en un apartado en el que la condena judicial alcanzará penas menores. No sé si alguien en el Gobierno ha pensado que, si se suprime un determinado tipo de delito, no se puede volver a juzgar o ajustar la pena al penado por otro concepto que lo sustituya, debiendo archivarse los procedimientos con sentencia firme, o sea, si se suprime el delito, se extingue la responsabilidad penal.

Para mayor gloria y demostración popular que nuestra democracia está en manos de quienes se aferran al poder como si fuera un clavo ardiendo, Unidas Podemos, en connivencia con el PSOE sanchista, pide derogar el delito de malversación de fondos públicos por ser un “delito del medievo”. No sé si será del medievo, pero yo he cotizado durante cuarenta y cinco años al erario español, por la base máxima, y no he podido conseguir, ni de lejos, los recursos económicos ni el estado de bienestar financiero que algunos políticos han logrado en muy pocos años.

 El resultado de todo ello es que un exconvicto y confeso golpista puede ser presidente de una comunidad autónoma española a muy corto plazo.

Es de suponer que el empeño de los catalanes en conseguir esto es porque piensan volver a hacerlo, es más, han dicho y repetido que están dispuestos a poner 50.000 muertos en defensa de la independencia de Cataluña, sin que pase nada. ¿Pasaría algo si alguien dijese que habría que formar una División Roja y Gualda dispuesta a hacerles frente en defensa de la unidad de España?

Europa empieza a descomponerse porque, hasta el momento, los únicos perdedores de la guerra ruso-ucraniana somos los europeos. Hungría, Polonia, Italia y Suecia se han dado cuenta que la solución a los problemas actuales no es la Agenda 2030; las generaciones de europeos, y españoles en concreto, posteriores a la II WW, no estamos acostumbrados a sufrir, a tener que buscar el pan y la leche fuera de las estanterías de un supermercado.

La inflación desbocada, el interés de la deuda subiendo, lo de los contratos fijos discontinuos es una chorrada que ya ha demostrado no vale para nada al haber aumentado los parados procedentes de esa denominación, la gestión de los fondos europeos es digna del vendedor de pipas que lleva la contabilidad del pincho, y los mejores economistas nacionales afirman, ya no vaticinan, que España entra en recesión en el próximo trimestre y se mantendrá así durante todo el año 2023, o sea, situación de estanflación. Se avecinan tiempos difíciles y convulsos, con recetas populistas que no van al fondo del problema.

Estamos establecidos en la mentira permanente y lo peor de todo es que no se le ve fin, porque no hay una oposición digna de tal nombre, que asuma los riesgos de contar la verdad a la ciudadanía y proponer las soluciones que aplicaría en el supuesto de alzarse con el poder en las próximas elecciones.

Antonio CAMPOS

Anuncio publicitario

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: