Los ERE de Andalucía

Voy a ver si soy capaz de escribir lo que pienso sin decir ninguna tontería. Resulta que en el año 2009 se produjeron una serie de hechos en Andalucía protagonizados por diferentes componentes de la Junta de esa Comunidad Autónoma, en los que desaparecieron 680 millones de euros, más de ciento diez mil millones de pesetas, que se repartieron entre amigos, conocidos, empresas en crisis afines al PSOE, ERE no ajustados a los procedimientos legales y, sobre todo, a comprar voluntades de ciudadanos agradecidos por ese maná que les cayó del cielo.

Tras trece años, repito, trece años, de proceso judicial y un millón de páginas, repito, un millón de páginas, escritas, el Tribunal Supremo ha fallado, por mayoría y luego hablaremos de eso, en contra de 19 de los acusados, entre los que se encuentran los expresidentes de dicha Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán. La sentencia, con el apoyo de la Fiscalía, considera acreditado que durante dos décadas los gobiernos autonómicos socialistas fueron responsables de un despilfarro de más de 680 millones de euros por el descontrol “absoluto” de los fondos destinados a los Expedientes de Regulación de Empleo.

Para llegar a este fallo, se han apartado jueces y fiscales que anteponían sus puñetas a sus ideas políticas, se han enmarañado las pruebas, ha habido que repetir las pericias, recursos judiciales de todo tipo y estamentos, un millón de folios no los escribe un becario en un rato suelto, calculo que puestos uno detrás de otro pudieran alcanzar unos 350 kilómetros en línea recta, no sé cuánto habrá costado al erario todo el proceso y la gente involucrada, policías, jueces, fiscales, administrativos, parte alícuota de los edificios y su mantenimiento durante todo este tiempo, gastos de papel, tinta, impresoras, encuadernadoras, etc, etc.

Es evidente que no he leído la sentencia, entre otras cosas porque se ha anunciado su publicación en el próximo mes de septiembre, pero, aunque se hubiera publicado, no pienso leerla, porque si tuviera que repasar todo el sumario, un buen lector, a una media de 300/350 folios diarios, en 280 días hábiles al año, tardaría unos 10/12 años en leerlo, a plena dedicación en jornada completa.

El fallo judicial ha tenido en contra el voto de dos magistrados de los denominados progresistas y este es un clarísimo ejemplo de partidismo pues juristas de reconocido prestigio no pueden sentenciar de forma tan divergente unos hechos que todos los medios de comunicación y tribunales menores han considerados ciertos y probados, causa por sí sola suficiente para que la judicatura, en todos sus escalones, deban de ser elegidos por ellos mismos, ya que no directamente por el pueblo, sin pertenencia a ninguna asociación profesional partidista, sindicato ni partido político de ningún tipo, igual que la ley ordena con los componentes de la fuerzas armadas.

Una vez conocida el adelanto de la sentencia, al sanchismo garbancero de Madrid le ha faltado tiempo para denostar la justicia, se entiende que la que no sentencia a su favor. La nueva portavoz del PSOE, Pilar Alegría, esa que está en contra de la escuela privada, pero lleva sus hijos al Liceo Francés, ha dicho que los condenados Chaves y Griñán son de una «honestidad demostrada»-y que ninguno de los dos se benefició «ni un sólo céntimo de euro», recalcando que «no solo el secretario general sino todo el partido defiende una honestidad que ha quedado demostrada». Estoy seguro, Putin no ha matado ni un solo ucraniano, pero es el responsable de la guerra ruso-ucraniana. Igualmente, Carlos Torres no ha despedido a nadie de BBVA, pero suya es la culpabilidad de que la cotización esté a cuatro euros la acción.

Un perdedor, el último candidato a presidente de la Junta de Andalucía Sr. Espadas, que al parecer sí se ha leído el millón de páginas del sumario, ha dicho que «Ha quedado demostrado que en ningún caso el PSOE se ha financiado de forma ilegal». En su opinión, la sentencia acredita que Chaves y Griñán «no se llevaron ni un solo euro de dinero público». Sin incluir los “alcances” producidos en la etapa de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, me permito recordarle al Sr. Espadas un pequeño inventario de temas poco claros habidos en su partido en la etapa democrática. Sí, ya sé que otros partidos también tienen que callar, pero ahora no hablamos de quién es peor, de quién es más feo, únicamente de lo feo que es uno.

Espadas justifica la actuación habida como lo haría un cacique en su cortijo: «Se ha juzgado un procedimiento administrativo para atender a empresas en crisis y a trabajadores que perdían su puesto de trabajo», obviando el pago a empleados ficticios que ni siquiera acudían a su puesto de trabajo, además de la concesión de pensiones de jubilación a personas que no habían trabajado nunca.

El abogado defensor ya ha proclamado que recurrirá al Tribunal Constitucional. O mejor, a solicitar el indulto para sus representados. Hemos llegado dónde íbamos. En España sobra todo el engranaje policial, judicial y pérdida de trece años de actuaciones de todo tipo y costo.

Mi familia está por encima de todo y los secretos son secretos hasta que dejan de serlo. ¿Me guardarás un secreto, amigo? Mejor me lo guardas si no te lo digo. En política siempre hay alguien que te ha visto tomar una copa de más, o bailar con quien no debías, o jugar a las siete y media a las cartas, o navegar en un barco pirata, o comprar un terreno que luego alguien califica como urbano y su valor se multiplica exponencialmente. O necesitas a nuevos guerra civilistas, recuerden que Franco sirvió lealmente a la república durante mucho tiempo, incluso fue distinguido con el mando contra la insurrección/golpe de estado socialista de Asturias, independentistas que si por ellos fueran tomarían las armas contra la Constitución y el poder establecido, y comunistas, que nunca abandonan el poder de buenas maneras.

En una democracia se puede disentir de una sentencia judicial, pero hay que acatarla. Y si el poder gobernante corrige una y otra vez, a su libre albedrío, al poder judicial concediendo indultos a sus adictos o a quienes necesita para mantenerse en el poder, que de alguna forma es comprar los votos parlamentarios de quienes en teoría deberían ser sus adversarios políticos, dejamos de ser una democracia imperfecta para situarnos al borde de una autocracia.

Antonio CAMPOS

Anuncio publicitario

Etiquetas: , , ,

2 responses to “Los ERE de Andalucía”

  1. jbaronkayahooes says :

    Mi querido amigo: Cada vez escribes mejor, con mayor sensatez y claridad. Un abrazo. Joaquín

    Me gusta

    • ancamfer says :

      Muchas gracias amigo. Qué lástima a dónde hemos llegado. Contra Franco vivíamos mucho mejor, con más ilusión de lo que estaba por venir, de un futuro esperanzador dónde todos tuviesen cabida, pero …. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: