Cuatro chavales

Que nadie diga que son “cuatro chavales”; porque “cuatro chavales” son los que asesinan a sus compañeras sentimentales; “cuatro chavalas” son las que matan a sus hijos; “cuatro chavales” son los que atracan y lesionan a los viandantes por la calle; “cuatro chavales” son los que abusan de menores; “Cuatro chavales” son los políticos que desfalcan, roban o prevarican …. Todos son “cuatro chavales”, como empezó Terra Lliure, o ETA, cuatro chavales ….

“Cuatro chavales” magrebís son los que han amenazado con sabotear las procesiones de Semana Santa de Tarragona, y se han suspendido.

“Cuatro chavales” en la persona de dos jóvenes magrebíes como comandos de élite militar han sido detenidos en El Vendrell, en la provincia de Tarragona, necesitando cuatro policías locales grandes como armarios para reducirlos porque intentaron cortar el paso para evitar que la procesión se llevara a cabo. Y no he visto ningún reportaje en el que aparecieran los Mossos d’Esquadra para poner orden, esos que se presentan con rapidez inusitada cuando alguien pone una bandera de España en cualquiera colgadura en Cataluña.

Salvo “cuatro chavales”, España no es xenófoba ni racista, eso es un invento de la ultraizquierda para contaminar la mente de aquellos que anteponen su fe comunista a la razón de quien piensa por sí mismo. ¿Qué hubiera dicho -clamado- la ultraizquierda y los medios de comunicación social-comunistas subvencionados si el ataque hubiese sido a musulmanes que están ahora celebrando el Ramadán?

Lo que nadie quiere es gente que venga a vivir de los impuestos de quienes trabajan, mucho y duro, para sacar adelante a su familia y a este país, gratis total y sin pensamiento de aportar nada al bien común de todos los ciudadanos españoles, y que, encima, vengan a delinquir y el gobierno actual los trate mejor que a cualquier jubilado español de los que no ha cotizado por mucho importe, o que a las viudas, o que quienes siendo españoles de hecho y de derecho, no tienen las ayudas y subvenciones que esos “cuatro chavales” que no tienen ninguna pinta de ser refugiados políticos de ningún tipo, al revés, llevan un nivel de vida, están alimentados y preparados como si en realidad fueran “caballos de Troya” para empezar en cualquier momento esa guerra santa de conquista española.

Habrá quien piense que estoy equivocado, lo respeto, porque la grandeza de la democracia es respetar todas las opiniones, aunque no coincidan con la propia. Pero, como en otras muchas cosas, algún día lo lamentaremos.

Antonio CAMPOS

Etiquetas: , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: