Que no se nos olvide nunca

Marzo de 2021. Se pronuncia la mitad del Gobierno de España sobre los graves sucesos de Barcelona, tras el encarcelamiento de un rapero por enaltecimiento del terrorismo. Éstas son las palabras del diputado Echenique alentando a la chusma antisistema que, durante diez jornadas consecutivas, mantuvo en jaque a la policía, quemó neumáticos y contenedores, rompió escaparates y mobiliario municipal, asaltó comercios y casas particulares, rodeó comisarías e hizo una feroz guerrilla urbana en el centro de Barcelona:  

<<Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo libertad de expresión en las calles>>.

Marzo de 2022. Se pronuncia el Gobierno de España sobre las protestas de diversos colectivos ciudadanos por los insoportables precios de la gasolina, del gas y de la electricidad. Éstas son las palabras de desprecio de varios ministros hacia los camioneros, taxistas, agricultores, ganaderos, cazadores, comerciantes, autónomos, industriales y transportistas que están quejándose pacíficamente en las calles de la insostenibilidad o ruina de sus negocios:

<<La ultraderecha está detrás de estos paros>>.

Que no se nos olvide nunca la doble vara de medir de este Gobierno para sus gobernados: son “ultraderechistas” las buenas gentes madrugadoras; son “luchadores de la libertad” los quemacontenedores de Barcelona. 

Que no se nos olvide nunca cómo el Gobierno comparte afectos (cuando no complicidad) con los colectivos más letales para nuestra democracia: con los violentos, los incendiarios, los malotes, los golpistas catalanes, los antiguos etarras, los okupas, los vendedores de humo, los antisistema, los parásitos sociales, los revientamítines, los del ininteligible lenguaje perroflautico, los Rodrigo Lanzas, los Pablo Hasel, los del “arderéis como en el 36”. 

Y que no se nos olvide nunca cómo el Gobierno reparte sospechas, desprecios y adjetivos descalificativos entre las personas honradas, decentes y trabajadoras. Entre quienes pagan religiosamente sus impuestos. Entre quienes madrugan para ir a trabajar. Entre quienes producen riqueza para sí mismos, para los demás y para el conjunto del país. Entre quienes nunca salen a la calle a molestar a sus vecinos salvo que quiebren sus empresas o dejen de comer sus hijos.

Que no se nos olvide nunca lo que acabo de escribir.

Que no se nos olvide nunca.

Firmado:

Juan Manuel Jimenez Muñoz.

Médico y escritor malagueño.

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: