Estados Unidos – ¿Señora presidente?

Están apareciendo comentarios en la prensa internacional sobre la salud del presidente de Estados Unidos y su dificultad para articular frases coherentes, que parecen filtraciones para ir preparando al mundo con vistas a una transición por sucesión en la presidencia de dicha nación.

Sus últimas declaraciones sobre la toma de Afganistán por parte de talibanes musulmanes, no son acordes a la realidad de la situación.

Como no tengo abuela, me lo voy a decir a mí mismo: Fui el primero, el ocho de noviembre del año 2020, que dijo, textualmente:

“Joe Biden, del Partido Demócrata, la izquierda, es el nuevo presidente de Estados Unidos. Senador a los 35 años, fue vicepresidente entre los años 2009 a 2017 con Barack Obama, por lo que es conocedor de la crisis de las hipotecas suprime, la compra de activos y préstamos con dinero público, impidiendo la depreciación de las reservas y la recesión del crédito, el acercamiento al mundo musulmán y la participación en las guerras de Irak, Afganistán y Libia.

Es una persona que ha pasado por muchos problemas personales, de fallecimiento de seres muy cercanos y de enfermedades graves en su familia. Quienes conocen bien su biografía, aseguran que está enfermo con un principio de senilidad y que, ojalá no sea verdad, no acabará su mandato y mucho menos una reelección.

Por eso, es fundamental la que va a ser la nueva vicepresidenta, Kamala Harris, de 56 años, casada por el rito judío, graduada en la Universidad Howard, fiscal en el distrito de San Francisco, fiscal general de California (fue entonces cuando defendió establecer la pena de muerte en California) y senadora por California desde 2017. De madre india tamil y padre jamaicano. es la primera mujer afroamericana y la primera asiática estadounidense en llegar a ese cargo, no descartando que sea la primera presidenta de Estados Unidos”.

Si llega el caso, que llegará, Estados Unidos quedaría en manos de dos mujeres, ella y Nancy Pelosy, presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, del Partido Demócrata, que es la izquierda política de la nación, que pretende cambiar la forma de hablar y escribir en dicho organismo, imponiendo una ideología transgénero, eliminando del Código de Conducta Oficial de la Cámara las siguientes palabras: «padre, madre, hijo, hija, hermano, hermana, tío, tía, primo hermano, sobrino, sobrina, esposo, esposa, suegro, suegra, yerno, nuera, cuñado, cuñada, padrastro, madrastra, hijastro, hijastra, hermanastro, hermanastra, medio hermano, media hermana, nieto y nieta», utilizando términos «neutrales» o modificando expresiones como «marinero» que será reemplazado por «gente de mar» o «presidente» por «Presidencia». A lo peor les suena esta gilichochez en la España actual …

Kamala Harris no ha necesitado de cuotas, de quejas, de feminismo mal entendido, de auto minusvaloración, de invertir la carga de la prueba, ni de ningún tipo de subvenciones ni chiringuitos como forma de ganarse la vida. Sus ideas personales están al servicio del bien general de los ciudadanos, con una carrera judicial en la que ha sido elegida por los otros jueces y fiscales para desempeñar los importantes puestos que ha ocupado. “God Bless America” (Dios bendiga a Estados Unidos), de salud a Joe Biden e ilumine a la señora Harris si llegara ese momento, pues cuando Estados Unidos estornuda, se constipa el resto del mundo.

Antonio CAMPOS

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: