Marruecos

Ha sido el digital VozPópuli el que ayer puso el dedo en la llaga de la herida producida en Ceuta por la invasión de unos ocho mil marroquíes, muchos de ellos con aspecto y en edad militar que fuentes extraoficiales consideran son oficiales y suboficiales jóvenes del ejército de ese país.

Una vez más, el culpable máximo es Pedro Sánchez, por omisión en el cumplimiento de sus deberes como presidente del Gobierno, permitiendo a sus socios actuaciones y disonancias políticas que han desembocado en la situación actual. Evidentemente, el móvil es seguir en la Moncloa, apoyado por comunistas, secesionistas, independentistas y sucedáneos de terroristas.

Puigdemont apoya a Marruecos: “Ceuta y Melilla son ciudades africanas” porque dichas ciudades “forman parte de la UE por herencia de un pasado colonial”, y ha defendido “el derecho” de Marruecos a plantear la cuestión de soberanía” sobre las mismas.

Y ha utilizado su cuenta de Twitter para, en francés, mostrar su apoyo a Marruecos en medio de la crisis diplomática desatada entre España y Marruecos por la avalancha migratoria que ha desbordado Ceuta. Además, considera “necesario crear una mesa de diálogo para resolver el conflicto” y “abordar la agenda de desacuerdos”.

En el mismo sentido, Podemos en la persona de la eurodiputada y secretaria Internacional, Idoia Villanueva, ha reafirmado la posición de su formación, favorable a la libre determinación del pueblo saharaui, que identifica con el Frente Polisario, del que el ahora refugiado en España, Brahim Gali, auspiciado por la antigua URSS, ha sido un personaje de mucho cuidado por su ferocidad criminal, y ha defendido no ceder al “chantaje” de Marruecos, a la que ha acusado de generar la crisis migratoria en Ceuta con el fin de “presionar” y provocar “tensiones” en España, incidiendo en que ahora “toca atender” con “garantías” y respeto a los derechos humanos a todos los migrantes, entre ellos muchos niños.

Como los Mandamientos, todo esto se resume en dos objetivos finales: Los saharauis tienen derecho a su independencia al igual que los catalanes; y de esa forma se rompe España y es más factible implantar un estado totalitario comunista en plena Europa del siglo XXI.

Pedro Sánchez advierte a Marruecos que defenderá “la integridad de España con todos los medios”; lo que calla es cuáles son todos esos medios, si se refiere al artículo 8 de la Constitución: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”, qué posibilidades de éxito representan y si se lo van a permitir sus socios independentistas y quienes, a título personal o societario, tienen grandes propiedades, inversiones millonarias, hoteles, olivares, hanegadas de naranjos e intereses personales en aquel país, alguno con tufo político.

La izquierda española siempre ha estado en contra del cristianismo, cuyos representantes en la tierra se han cebado históricamente en el sexto mandamiento, como si tuvieran remordimiento de conciencia por si fuera verdad que Jesucristo hubiera estado casado con la Magdalena. Sería lo normal pues para que un hombre esté equilibrado y centrado en sus objetivos, debe estar bien comido, bien bebido y bien follado. Igual la mujer. No hay distinción de ningún tipo.

En cambio, está a favor de la religión musulmana, que antepone y privilegia al hombre frente a la mujer, incluida la desfloración de niñas de nueve años, que el Nuevo Orden Mundial quiere imbuirnos a todos en todo el mundo. E intentan catalogar como odio lo que es defensa de nuestros principios, los fundamentos de nuestra libertad y el libre albedrío que no existe en los países musulmanes, pretendiendo que se les acoja de forma perenne mientras ellos no se integran ni trabajan en nada durante toda su vida.

El europeo, el español, es acogedor, no discrimina por razón de raza alguna, siempre que el que llegue lo haga legalmente y venga a formarse, a trabajar, a sostener a su familia con su esfuerzo. Al menos dos millones de inmigrantes, de todas las nacionalidades, colores y razas, trabajan legalmente en España, están incardinados en la sociedad, no constituyen guetos de ningún tipo, son emprendedores, empresarios, muchos se han hecho ricos y tienen negocios que dan de comer a su vez a otros trabajadores. Ellos no se meten con nadie y nadie se mete con ellos. Son felices y somos felices sus convecinos.

El ciudadano español quiere que se regule a los extranjeros que vienen a trabajar (con trabajo contratado en origen) y que la frontera de España se blinde por tierra, mar y aire, que se deje a las FCSE y FAS defender la soberanía del pueblo español y su tierra de cualquier enemigo externo o interno que quiera atacarla, dañarla, dividirla, deteriorarla o menospreciarla.

Pero lo que nadie quiere es que le tomen el pelo, que se tenga que levantar a las siete de la mañana todos los días para que otros vivan sin trabajar, ahora ni nunca, con más subvenciones y privilegios que cualquier español medio cuando llega a la jubilación, en importe dinerario, vivienda, médicos, farmacia, colegios, libros, gratis total. La solidaridad, que antes se llamaba caridad, empieza por uno mismo. Y todo, apoyado por medios de comunicación y periodistas subvencionados en la mayor parte de los casos, que vomitan el calificativo de facha a todo el que no esté de acuerdo con sus ideas, presentando exhaustos de cruzar el mar a los que han llegado a Ceuta cuando lo que han hecho ha sido nadar treinta metros que tiene el espigón que la separa de Marruecos.

Los tiempos cambian para todos. Estados Unidos está haciendo en Marruecos lo mismo que hizo en España cuando entabló relación con el régimen de Franco. Una dictadura controlada en lo que lo único inviolable es el jefe del Estado, mano de obra barata, grandes extensiones de terreno, con posibilidades de instalar industrias y sacar materias primas de valor mundial, a cambio de establecer sus bases militares y de espionaje para tener controlada una extensa región del mundo.

Marruecos es un país del que necesitamos ser amigos, por vecindad, porque llevamos sangre mora en muchos casos, porque es el tapón de alberca del yihadismo más radical hacia Europa, porque el Estrecho de Gibraltar no lo controla únicamente España, sino que hay que añadir al Reino Unido, Estados Unidos y Marruecos, porque existen intereses comerciales por ambas partes, porque España merece un presidente de Gobierno y un ministro de Exteriores que sean profesionales, que unan, no dispersen, que limen asperezas, no pongan clavos en el camino, que se relacionen diplomáticamente en función del puesto que desempeñan, con los países que sean importantes en el futuro, en vez de resucitar muertos del siglo XIX en países comunistas.

Si estuviera aquí PICHABRAVA, lo arreglaba en veinticuatro horas. En cambio, EL ESCAYOLA, como aquellas figuritas decorativas pintadas de colores de nuestra infancia, me parece a mí que no …..

Claro que, “hay mucho que hablar del bacalao” decía un anuncio en mi juventud, que incitaba a comer pescado, aunque fuera salado, que era el único que llegaba a las zonas del interior de España. Porque uno de los secretos de la democracia es el informe de la CIA norteamericana del 6 de noviembre de 1975 sobre las circunstancias que concurrieron en el ascenso al poder de Juan Carlos I y el pacto realizado con Hassan II de Marruecos, que sigue sin desclasificarse en España.

Etiquetas:, , , , , ,

Una respuesta a “Marruecos”

  1. unodeltendido dice :

    Antonio, muchas gracias por tu felicitación. En cuanto a tu comentario de hoy que decir, cuando el que supuestamente ha de mandar es un papanatas, engreído y sobre todo ignorante, con supuestas ideas no solo trasnochadas y periclitadas y que han fracasado , que por llamar la atención es capaz de significarse haciendo lo contrario de lo que absolutamente todo el resto del mundo hace ,pues los resultados son los de son. El cuanto a los tragones indecentes de periodistas o gacetilleros que viven de la subvención, para mí son culpables, en buena parte de lo que nos sucede. Por favor, sigue con tus denuncias y sobre todo con tu verdad. Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: