El mundo va a explotar

Todas las personas tenemos algo por lo que se nos distingue, en algunas por lo que se le identifica y en otras porque tienen un mimetismo que, sin saber exactamente qué es, nos atrae: la mirada, la dulzura, la fotogenia, sus ojos, sus labios, su figura ….

Hay una periodista televisiva en la que todas las miradas coinciden en su forma de hablar y cómo pone sus labios, carnosos, sensuales, musicales, que parece un flautista esparciendo su melodía mientras se recrea en acariciar el instrumento del que salen las notas con ritmo y armonía.

Que los MENAS cuestan al Estado 240 euros diarios, lo ha proclamado a los cuatro vientos la persona que, posiblemente, más experiencia tiene en este país, el juez Calatayud de Granada, con menores de edad, nacionales y extranjeros. Ese importe asciende a 7.200 euros mensuales, que corresponden a 86.400 euros al año. España ha suscrito una serie de tratados internacionales por los que estamos obligados a ello, nada que comentar al respecto.

Pero ¿son todos menores de edad? ¿Son niños? Son menores de edad para responsabilidad civil, fiscal y penal, pero ninguno llega desvalido, flaco y famélico, sino muchachos altos y fuertes como hastiales que, en muchos casos, hacen frente a la policía con técnicas de defensa militar o pugilística. Estamos saturados.

Y existe un halo de misterio en todo lo que rodea a este tema que el progresismo ¿alguien me puede definir qué es este progresismo y para quién?, tapa y censura no ya cualquier comentario como este, sino noticia, acerca de los actos delictivos que algunos de ellos, evidentemente no todos, sino los más violentos, cometen: violaciones, robos, asaltos; pregunten a ver si hay quien quiera y pueda responder sobre la situación en algunos barrios de Madrid o Barcelona, en donde delincuentes de estas características han sido detenidos más de cincuenta veces y siguen en la calle.

Esa periodista de la que antes hablábamos, haciendo oposición a lo que supone el coste de los MENAS por parte de todos los españoles, ha dicho: «Un día de un anciano en la UCI nos cuesta entre 4.000 y 5.000 € al día y tiene la esperanza de vida muy corta…».

Perfecto, amiga macizorra cincuentañera, vigorizante de libido distante. Dejemos morir a los viejos, que han aportado esfuerzo, trabajo y dinero toda su vida para que esos otros tengan todo gratis, hagamos con ellos lo que pretendía Hitler, jabón con su desnutrida grasa, apliquemos la eutanasia en vena a los que han cuidado y protegido a quienes ahora pretender matarlos, el centro del universo soy yo y no importa acabar de forma traumática con todo lo que se me ponga por delante.

Cuando los sucesos de París de mayo 68, se extendió por todo el mundo aquello de “Que se pare el mundo, que me bajo”. Yo creo que ahora lo que va a hacer el mundo es explotar.

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: