¿Está España en suspensión de pagos?

Ayer, precisamente ayer día nueve, un virus informático manejado por alguien de origen ruso, ha atacado los ficheros base del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), secuestrando datos “compartidos” y por tanto “no se ha visto afectada la confidencialidad de los datos de los usuarios ni el sistema de gestión para el pago de prestaciones y de ERTE”.

Según ha manifestado el director de dicho organismo “los datos confidenciales están a salvo” y “no está afectando al sistema de nóminas”, por lo que “la prestación seguirá recibiéndose sin problema”, pero en cambio “causará un retraso en la gestión de centenares de miles de citas de parados en toda España”.

El CNI, a través del Centro Criptológico Nacional, se encarga de las investigaciones.

Casualidades de la vida, hoy día diez es fecha de pago; y se han pospuesto. El SEPE está saturado desde hace meses, por la antigüedad de sus sistemas informáticos que alcanzan los treinta años, por no haber incrementado las plantillas en proporción al aumento del trabajo, y al engrosamiento de personas en paro y en situación de ERTE.

La Hacienda española tiene menos ingresos por cierres de negocios y empresas, por la disminución de beneficios, por la deslocalización habida y por la morosidad en el cobro de impuestos.

Las dos principales actividades económicas del país, construcción y turismo, prácticamente paralizadas, reclamando ayudas e indemnizaciones, eso sí, siendo los negocios lícitos (excluyo drogas, prostitución, armas y delitos de cuello blanco) que más dinero negro generan, directa e indirectamente, pero que es mucho más difícil seguir por Hacienda que aquel que solo tiene por ingresos su nómina, y que, en el caso del turismo, pretenden obtener beneficios en medio año para vivir un año entero. Seguimos centrados en estos trabajos, esperando su resurgimiento y olvidando, una vez más, fomentar las empresas de mayor valor añadido, tecnológico y humano, investigación, nanotecnología y desarrollo puntero.

En la construcción, con tanto parado, inmigrante subvencionado y sueldos cada vez más ajustados, los préstamos hipotecarios es un producto a reducir en las carteras de los bancos, que en muchos casos han vendido sus operaciones morosas a fondos o inversores expertos en recobros, que tienen su beneficio, precisamente, en el desahucio del mal pagador y su venta posterior a alguien que piensa le va a pagar puntualmente.

En cuanto al turismo, España ha dejado de ser ese país barato y en el que nadie te molestaba, para pasar a ser competencia directa de otros muchos países que en estos momentos disfrutan de esos parámetros.

Por otra parte, todo el mundo reclama ayudas y subvenciones. Muchas de las ayudas que estoy viendo, por lo que publica la prensa, son a empresas zombis desde hace años, refinanciadas y vueltas a refinanciar por la banca en muchas ocasiones: es poner dinero bueno sobre dinero malo, que al final todo se convierte en malo, como mezclar vino peleón con un “reserva”, que acaba en un vino “picado”. Otras, sus dueños se han embolsado buenos dividendos durante años, que no han repartido con nadie, pero ahora pretenden repartir las pérdidas. La explicación para mantener esas empresas inviables financieramente hablando, es clara: Evitar el aumento del paro que se produciría.  Al ritmo que vamos y según mis cálculos, al menos durante el presente año, no va a quedar dinero de Europa para las PYMES y autónomos. 

En cuanto a las subvenciones a chiringuitos de todo tipo, es toda una administración política paralela, dónde colocar a adictos al régimen imperante, que al igual que en épocas pasadas éramos “la reserva espiritual del Occidente”, estos son “la reserva obrera”, presta a manifestarse y a hacer la revolución en la calle a instancias de quienes los sostienen.

Cuando un alumno quiere cuadrar un balance y no lo consigue, aumenta el importe de las existencias hasta que debe y haber se igualan. No sé hasta qué punto podremos seguir haciendo eso en España, pero lo que es una verdad incontestable para cualquiera que sepa lo mínimo de finanzas, es que la falta de liquidez es el inicio, sin parada, de la suspensión de pagos.

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: