Triunfó la democracia

Ayer día 23 de febrero hizo cuarenta años que se produjo el Golpe de Estado protagonizado por el Teniente Coronel Tejero, que es quien dio la cara y se jugó su bigote, dejando tras de sí un cúmulo de preguntas, suposiciones y opiniones, que van a tener que esperar hasta el año 2031, fecha prevista de desclasificación de los documentos como Secretos Oficiales, para que sepamos lo que verdaderamente ocurrió aquellos días.

En cualquier caso, fue el Rey Juan Carlos I el que salió en TVE y abortó el mayor ataque contra la democracia habido en España desde la Transición.

Foto: El País

En el discurso pronunciado por el rey Felipe VI en el Congreso, en conmemoración del fracaso de aquella intentona golpista, en una alocución breve, ha incidido en su compromiso con la democracia:

“El aniversario que hoy recordamos nos obliga a valorar con serenidad y rigor el principio democrático insustituible que fundamenta nuestra convivencia. Todos –ciudadanos e Instituciones– debamos sentirnos comprometidos y obligados a defender, proteger y preservar nuestra convivencia en democracia y libertad”.

“La Constitución de 1978 significa, en nuestra larga historia, el reencuentro y el entendimiento entre los españoles, su unidad en los valores democráticos y en nuestros derechos y libertades, y su confianza en una España en la que caben y se reconocen todos los ciudadanos. Hoy como Rey, símbolo de la unidad y permanencia del Estado, mi compromiso con la Constitución es más fuerte y firme que nunca. Como también es inequívoca la voluntad de la Corona de ser una Institución que incluya, integre y cohesione a todos los españoles”.

A dicho acto, como ya habían anunciado, no asistieron siete partidos políticos: PNV, ERC, CUP, Compromis, Bildu, JxCAT y BNG. Todos ellos, salvo el PNV, mientras se celebraba el acto del Congreso, han dado a conocer un manifiesto en el que dicen: “Hace hoy 40 años, tras los acontecimientos del 23-F, que una operación de Estado reforzó y blindó los pilares y valores del régimen establecido en la mal llamada transición democrática española, con la figura del Rey y el Ejército como sus mayores garantes. Pilares y valores antidemocráticos de donde nacen la represión, la desigualdad, la injusticia, la corrupción, la conculcación de derechos y el recorte de libertades que se mantienen hasta el día de hoy” (….) “El régimen del 78 y los pilares que lo sostienen, son el candado que impide que la ciudadanía catalana, vasca, gallega, así como las clases populares de este Estado, avancemos hacia un escenario democrático basado en la libertad nacional y la justicia social” (….) “Por eso nos reivindicamos frente a ellos con el compromiso de seguir trabajando para alcanzar soluciones basadas en el respeto a la voluntad popular, la libertad y la democracia en el camino hacia la construcción de repúblicas libres, independientes, soberanas y justas”.

En resumen, comunistas, secesionistas y anti constitucionalistas que, dicho sea sin ofender, si hubiera triunfado aquel Golpe de Estado, no harían ni dirían lo que ahora dicen y hacen, estarían callados y sumisos, como cuando vitoreaban a Franco cada vez que visitaba las ciudades de esos territorios.

A los jóvenes debería enseñársele la historia verdadera de cómo se vivía en España desde los años cincuenta hasta final del siglo pasado, lo que trabajaron sus padres y abuelos para sacar adelante un país destruido por la guerra y aislado de ayudas extranjeras, de lo que, con sus defectos, significaron Adolfo Suárez, Felipe González o Aznar en calidad democrática, mejora del nivel de vida y del estado del bienestar, algo a lo que, bajo ningún concepto ni circunstancia, podemos renunciar o doblegarnos si alguien quisiera ponernos un yugo, del color que sea y mediante cualquier fórmula, incluido el Boletín Oficial del Estado si cayera en manos inapropiadas.

Felipe VI dijo ayer: “El rechazo institucional y ciudadano a la ruptura de nuestro marco de convivencia fue decisivo para detener y vencer aquel golpe de Estado”. El presente es el peor momento democrático desde aquella intentona de golpe de Estado, pretendiendo destruir el sistema de libertades incluso desde dentro de las propias instituciones, tirando por la borda el perdón que nos dimos sin distinción de derechas ni izquierdas, reconciliación democrática de todos y para todos.

Toda la sociedad, civil, militar e institucional, ha de estar unida para que no tengamos que seguir el himno de un liberal, masón, icono de la izquierda española, en este caso para defender la Constitución, la democracia y la libertad: “Soldados la patria / nos llama a la lid, / juremos por ella / vencer o morir”, porque se empieza enviando a un imbécil a cantar amenazas de muerte y se puede acabar convirtiéndolo en realidad.

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: